Page 1

POR JOSÉ RUBÉN ARANGO

LAS DIEZ FALACIAS DE LA NAVIDAD 1. 2. 3. 4. 5.

Jesús no nació en diciembre (Segunda parte) Errores del pesebre Origen del árbol de navidad Aguinaldos y regalos El espíritu navideño

6. Los villancicos 7. La novena de aguinaldos 8. Los reyes magos 9. Santa Claus o Papá Noel 10. El Niño Dios

2. ERRORES DEL PESEBRE “la imaginación es más importante que el conocimiento" Albert Einstein

Argumento: contexto bíblico-histórico El pesebre, nacimiento o belén es, en su origen, una representación de un evento histórico con carácter pedagógico, utilizando una herramienta de tipo teatral y visual. Pero con el tiempo, tomó un giro iconolátrico y comercial, en el marco del “espíritu navideño”. «Los belenes, pesebres o nacimientos navideños consisten en la representación del nacimiento de Jesús, mediante una maqueta de Belén y sus alrededores, en la que las figuras principales son el establo en donde nació Jesús, la Sagrada Familia, los animales y los pastores, también los 3 reyes magos y una estrella con una estela». «El pesebre es elementalmente la conmemoración del nacimiento de Jesús, en una expresión visual. […] es un altarcito a Jesús niño y, claro está, José y María, con la mula y el buey, pero como aquel día no había posada en el Belén de David, tocó en una gruta; también estarán los pastores, un ángel del cielo que acababa de anunciar su nacimiento… El pesebre es repito un altarcito a la bondad y a la humildad de Jesús, virtudes que supo magnificar en su nacimiento y que más tarde, en su vida pública, sobre ellas y el perdón, edificara su doctrina. […] Para llegar a la esencia del pesebre, ese altarcito más o menos pobre, más o menos rústico, que en cada diciembre construye la familia, tenemos que remontarnos a San Juan Crisóstomo, al obispo romano Liberio, a Francisco de Asís, a Giotto e incluso a Beethoven y al mismo Antonio Gaudí» (El Tiempo, 24 de diciembre de 1991, A. POSADA M.)

Errores: Esta tradición debe su origen a Giovanni Bernardote (Francisco de Asís) en 1223. Era entonces tiempo de un crudo invierno en la campiña de Rieti, donde predicaba el evangelio y decidió entonces buscar refugió en la ermita del pueblo de Greccio (Italia). Allí tuvo la brillante idea de recrear las escenas del nacimiento de Jesús relatado en el evangelio de Lucas.


Ambientó la escena en una gruta del lugar y consiguió animales que le prestaron los campesinos del lugar. Asimismo algunos colaboraron para representar los personajes, mientras Francisco narraba el episodio de Lucas. A finales del siglo XV, en Nápoles (Italia) se reprodujeron en figuras de barro los personajes que aparecen en el relato de Lucas. Con la llegada de los franciscanos a América entre el siglo XV y XVI, introdujeron las representaciones alegóricas del pesebre como método de evangelización. En cada pueblo latinoamericano y en los territorios ocupados por España en actuales estados de Norteamérica, fueron añadidas variantes anacrónicas de la escena del nacimiento, acompañadas de villancicos, según la creatividad y los recursos propios de cada comunidad católica. En 1465 se crea en París el primer taller de figuras belenistas que luego se extendería a otras ciudades de Europa, como Alcorcón, Madrid (1471), República de Siena (1475) y Lisboa, Portugal (1479). Desde entonces se fueron multiplicando las fábricas artesanales en muchos otros sitios de Europa. En España, Carlos III (1759-1788) introdujo la costumbre de los pesebres que se extendería luego a otros países de Europa (Portugal, Francia, Italia, Alemania, Austria, Hungría, Rep. Checa, Eslovaquia y Polonia) y América. Según antropólogos e historiadores, existen bastantes indicios que permiten demostrar la estrecha relación de los belenes con los objetos antropomórficos y zoomórficos del culto romano a la Venus prehistórica, como con las pequeñas esculturas griegas o tanagras, así como con los dioses del hogar o lares. Se han encontrado figuras de la representación de este acontecimiento en las Catatumbas romanas, evidenciando ya esta práctica entre comunidades cristianas hacia el siglo IV (379). Así, esta tradición está asociada a episodios paganos y tendencias idolátricas. La representación del nacimiento de Jesús es hoy bastante anacrónica y desfigurada, porque mezcla elementos bíblicos con los imaginarios de la tradición popular, la literatura apócrifa y las costumbres artesanales y artísticas de cada región y cultura donde este tiene aceptación, principalmente en las comunidades católicas de Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. Además, la presunción de darle un carácter alegórico para comunicar un mensaje y afirmar valores familiares trascendentales como la unidad, el perdón, la paz y la reconciliación a esta tradición desde que se “viste el pesebre hasta el 6 de enero (Epifanía o Reyes Magos), es insubstancial y fuera de contexto, toda vez que este evento se asocia a muchas situaciones desencadenantes en violencia intrafamiliar, agresión y todo tipo de alteraciones del orden y la paz.

Según La presentación del montaje

Técnicas de confección

CLASIFICACIÓN DE LOS PESEBRES Pueden ser Características Panorámicos o abiertos Dioramas o cerrados Escaparate o caja Populares y domésticos

Artísticos

Bíblicos o palestinos Modo y estilo de figuras y

Regionales

Visibles al menos por tres de sus caras, situados más bajos que el punto de vista del espectador. Con un cerramiento exterior. Con varios lados de vidrio que permiten ver su interior. Abiertos, sin perspectiva, utilizan materiales tradicionales y construcciones prefabricadas. Emplean técnicas sofisticadas de maquetismo y perspectiva, alineando su construcción lo más realista posible, siguiendo parámetros de la tradición cultural de la época.” acostumbran a construir los edificios, modelar el paisaje, poner la iluminación adecuada, utilizando materiales muy diversos como el yeso, la madera, el poliestireno expandido, las pinturas, etc., y utilizar técnicas de albañil, carpintero, pintor, electricista, etc. El belén artístico, además, ha de respetar las reglas de la escala y la perspectiva”. Recrean el ambiente, costumbre y paisaje propios de la época en que nació Jesús. Son anacrónicos porque recrean ambientes propios donde viven los belenistas, utilizando figuras que representan personajes locales y animales o elementos no bíblicos.


paisaje Personajes

Contemporáneos Vivientes Tradicionales

Son las construcciones no figurativas ni convencionales que utilizan materiales propios del arte moderno y trabajan la abstracción. Con personajes reales que recrean escenas del nacimiento. Pueden incluir animales y ambientes naturales. Con figuras que representan toda la escena, los que pueden ser fijos o inmóviles en diferentes materiales y tamaño, y animados o con movimiento, utilizando dispositivos mecánicos, electrónicos o tecnológicos.

A continuación presentó algunas precisiones sobre esta tradición: PRECISIONES Y ACLARACIONES

La figura conocida del Niño Dios (rubio y de ojos zarcos)

María El Arcángel Cuna de piedra1

Los pastores (en muchos pesebres se colocaban solo tres pastores)

Reyes magos .

Las comadronas Zelomi y Salomé (no aparecen en los pesebres de hoy)

José, el carpintero El buey y el asno o mula (corresponden a una creencia popular) 1

Los niños semitas tenían tez trigueña y al nacer eran envueltos o fajados con pañales de lino para adquirir fuerza en el cuerpo. Cabe recordar que, según las últimas investigaciones sobre las facciones de Jesús, se ha corroborado con mucha probabilidad que era trigueño y con todos los rasgos propios de la cultura semita. En las representaciones iniciales la Virgen aparece recostada. “Estaba recién parida y por eso no podía estar arrodillada como se ve ahora”. Pocos pesebres usan la figura del arcángel Gabriel, que aparece en las primeras versiones. Algunos lo reemplazan con un pajarito. Se le da el nombre de pesebre al escenario en general. Pero Lucas uso esa palabra para referirse únicamente al lugar donde María puso al niño, que era una especie de batea donde los animales comían, y a la que él llamó después con el nombre de ‘pesebre’ o ‘cuna de piedra’. Sobre la imagen bondadosa y obediente con que se representa, hay precisiones. En ese tiempo tenían mal aspecto e incluso se les consideraba como malhechores, no dignos de testimonio. Según la tradición fueron tres: Jacobo, Isacio y Josefo (que murieron vírgenes 40 años después de ver, adorar y contemplar a Jesús, y sus restos reposan en Salamanca, España). En el Evangelio armenio de la infancia dice que fueron quince (10:2). La Escritura no menciona cuantos fueron, y tampoco si eran reyes realmente. Pero sí se sabe que eran sacerdotes y sabios de Oriente que trajeron regalos para el niño. Finalmente la historia terminó reconociendo a Melchor, Gaspar y Baltazar (Véase tema ocho) → [Evangelio armenio de la infancia 11;1-25; Evangelio árabe de la infancia 7:1-4; Evangelio de Seudomateo 16:1-2; Protoevangelio de Santiago 21:1-4] El relato del Seudoevangelio de Mateo indica que Zelomi creyó y alabó el aparente nacimiento milagroso, mientras que Salomé, incrédula, quiso tocar las partes íntimas de María y su mano se le secó. Y que esta volvió a la normalidad cuando adoró y tuvo contacto con el niño (PsMt 13:2-6). En el Vaticano hay un bajo relieve de marfil con las dos comadronas, llamado II Génesis del año 1000 d.C. En las primeras representaciones aparece de espalda a la escena, con el fin de legitimar el origen y la concepción divina de María, como es presentada en varios de los evangelios apócrifos y en documentos ponticifios. «El tercer día después del nacimiento del Señor, María salió de la gruta, y entró en un establo, y deposité al niño en el pesebre, y el buey y el asno lo adoraron. Entonces se cumplió lo que había anunciado el profeta Isaías: El buey ha

Tras nacer Cristo fue recostado ciertamente en un comedero de animales. La palabra, fátne, tiene el significado cierto de pesebre.


El lugar de nacimiento2 (gruta natural o un aposento de almacenamiento)

La estrella (de Belén)

conocido a su dueño y el asno el pesebre de su señor [Isaías 1:3]. Y estos mismos animales, que tenían al niño entre ellos, lo adoraban sin cesar. Entonces se cumplió lo que se dijo por boca del profeta Habacuc: Te manifestarás entre dos animales [¿?]. Y José y María permanecieron en este sitio con el niño durante tres días» (PsMt 14:1-2). El códice escurialense de La Gran Historia General, de Alfonso X, relata que la mula se comía la paja del pesebre mientras el buey daba calor al niño. Esta tradición arraigó en el pueblo e hizo achacar la esterilidad de la mula a su perversidad. Ya en el siglo XIV, continúan con esta idea, y así, dicen que: "Ambos calentaban con su aliento a Jesús; la mula, ávida, se comía la paja del pesebre y por esta razón, el Niño Dios la maldijo y desde entonces este animal es híbrido, como castigo de su hambre y de su gula, no pudiendo tener descendencia". Otros enseñan que, el buey y el asno, “dándose milagrosamente cuenta de la calidad del recién nacido, se arrodillaron y le rindieron adoración". « A comienzos del siglo I, Belén sería una aldea en torno al millar de habitantes. La formaban un reducido conjunto de casas diseminadas por la ladera de una loma y protegidas por una muralla que estaría en malas condiciones de conservación, o incluso desmoronada en buena parte, ya que había sido construida casi mil años antes. Las casas de Belén eran humildes y, como en otros lugares de Palestina, los vecinos aprovechaban las cuevas naturales como almacenes y establos, o bien las excavaban en la ladera. En una de estas grutas se verificó el acto más trascendental que une el cielo nació con la tierra: nació Jesús, el Hijo de Dios (Lucas 2:6-7)» http:/www.Sagrada_Escritura.com/Belén A decir verdad, no era una estrella propiamente dicha. Véase estudio 1. No era, como algunas tradiciones afirman, una manifestación de Dios (teofanía) ni tampoco un ángel en forma de estrella. La estrella “que se detuvo” fue cuando llegaron los sabios de Oriente.

Finalmente, quiero presentar la simbología tradicional que se ha dado a las figuras principales de la escena del nacimiento de Jesús. Estas interpretaciones, aunque suenen a un discurso bondadoso y grandioso en el marco de intentar acercarse a una reflexión espiritual del tema, son incongruentes y fuera de contexto en relación con lo que realmente se realiza en torno al pesebre. Existe hoy desde una tradición devota y religiosa hasta una tradición mecánica, comercial, vulgar y folclórica que se distancia del mensaje cristiano en toda su extensión. Aunque sea válido reflexionar en torno al nacimiento de Jesús como un acontecimiento importante y trascendental en el curso de la historia de la salvación del hombre; sin embargo, no podemos olvidad que el mensaje de la redención se centra en la cruz, en su muerte y su resurrección como pilares de la salvación del hombre (Romanos 10:8-17) FIGURAS DEL PESEBRE Y SU SIGNIFICADO3

Figura Pesebre

Significado (qué representa, qué comunica o qué expresa) Sencillez y humildad. Pobreza extrema donde Dios quiso nacer, para enriquecernos a todos; marginalidad, alejado de nosotros, ese es el lugar que le dimos para nacer. “La noche de

2

Se presenta cierta dificultad para conocer la traducción correcta de «aposento», diversorio en latín, katályma según el texto griego del evangelio. Unas veces expresa la posada oriental de la época. Otras, la habitación alta y más espaciosa de las casas, que podía servir de salón o cuarto de huéspedes. Lucas parece referirse a la situación de María. Si hubiera querido decir simplemente que la posada no podía hospedar a más personas, le habría bastado con hacer notar que no había sitio. Sin embargo, dice que no lo había para ellos, para indicar que no era el lugar adecuado para María, cercana ya al parto. 3

http://infanciamisionerafranciscana.blogspot.com/2008/11/el-pesebre-sus-partes-y-significado-la.html


María José El niño Jesús Buey Mula o asno El ángel Pastores

Ovejas Estrella

magos

La noche

navidad tiene que ser el momento justo para acercarme a mi hermano pobre y marginado y así enriquecerme con su calor y brindarle mi amor”. Fidelidad y amor a Dios, mujer compresiva y bondadosa. Obediencia y fortaleza. Guía espiritual, que se aloja en el corazón del hombre para transmitirle su amor al mundo. Ejemplo a los hombres, para que mantengan en sus hogares un ambiente cálido y amoroso. Sujeción y obediencia. “la noche de Belén los animales brindaron al niño el calor que los hombres no supimos brindarle, en esa noche en que Jesús pedía otro sí al hombre, no lo encontró”. Bondad, el amor y la misericordia. Humildad, sencillez, servicio, ayuda y alegría de los humanos que cuidan con amor a su rebaño. Estaban cumpliendo su tarea, cuidando al rebaño, y desde allí el Señor los llama a adorar a Cristo y respondiendo al llamado, se acercaron a él con humildad, algo que caracteriza la tarea pastoril. Sumisión y mansedumbre, inspiran confianza. Una vieja tradición de familia hace que en la punta del “árbol” navideño o sobre el pesebre esté una estrella, es la estrella de Belén. Renovación, transformación, vida nueva. Representa la luz inagotable y refrescante que disipa las tinieblas para darnos esperanza. “Nosotros debemos ser como la estrella: guiar, iluminar a los hermanos para que lleguen a Cristo y una vez allí desaparecer”. A través de sus obsequios (oro, incienso y mirra), expresan la naturaleza real, divina, así como el sufrimiento y muerte del Señor. Tres actitudes: “salieron de sus castillos en Oriente, abandonaron sus comodidades para encontrar y ver al Rey de Reyes; […] confiaron plenamente en que era el mismo Dios que los guiaba; […] y la adoración al niñito”. Silencio, Dios se hace presente en nuestras vidas y en la historia de nuestro pueblo; está llena de oscuridad, pero Cristo es la luz: “Yo soy la luz del mundo”; encierra toda la mística de la calma que nos invita a la oración, que nos llama al autoexamen y al autoencuentro.” La noche de navidad tiene que ser para nosotros el momento justo para encontrarnos con Jesús”.

Errores del pesebre  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you