Publicacion Ciudad e

Page 1


Ciudad e, es un programa de la Alcaldía de Medellín y la Caja de Compensación Familiar de Antioquia - Comfama, esta es una estrategia creada para el fortalecimiento del ecosistema de emprendimiento de la ciudad. Medellín, Colombia. Febrero 24 de 2014 © Alcaldía de Medellín © Comfama Aníbal Gaviria Correa Alcalde de Medellín María Inés Restrepo De Arango Directora Comfama Este libro recopila diferentes temáticas alrededor de la financiación del emprendimiento en Colombia: contexto, alternativas y estrategias, a partir de los artículos de expertos y académicos, que con su conocimiento y experiencias aportan a la discusión y la reflexión. Fue elaborado con la financiación y el acompañamiento del programa Ciudad e, por lo tanto su reproducción total o parcial debe ser autorizada por sus autores y el programa. COMPILACIÓN DE CONTENIDOS

Equipo Ciudad e Catalina Rodríguez Garcés Juan Camilo Lainez Tobón Gina Castillo Sierra

AUTORES DE CONTENIDO Victoria Eugenia Santamaría, Jorge Montoya Sánchez, Eliana Hernández Echavarría, William Zapata Sánchez, Juan Camilo Lainez Tobón, Adriana Suárez Pardo, Gina Castillo Sierra, Juan David Guerrero Agudelo, Ana Milena Vera Girón, Óscar Manco López, Santiago Medina Hurtado y David Betancur Londoño. EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO

Unidad de Comunicaciones de Comfama Gina Castillo Sierra

CONCEPTO Y DISEÑO GRÁFICO

Ibonne Moreno Rodríguez

REVISIÓN TÉCNICA

Juan Camilo Lainez Tobón David Betancur Londoño

FOTOGRAFÍAS Alcaldía de Medellín Comfama Ciudad e www.compfight.com www.morguefile.com www.sxc.hu Alcaldía de Medellín www.medellin.gov.co webmaster@medellin.gov.co (4) 44 44 144 - 01 8000 411 144 Comfama www.comfama.com comfama@comfama.com.co (4) 2 16 29 00



Contenido Presentación 6 Prólogo 7

Tomás Cipriano Mejía Sierra Secretario de Desarrollo Económico, Alcaldía de Medellín

La financiación en el momento de emprender 8 Victoria Eugenia Santamaría

Socia fundadora Progal BT y coordinadora Unidad de Emprendimiento Universidad Cooperativa de Colombia Sede Medellín – Envigado

Fuentes de financiación, ciclo empresarial y el caso de inversión 14 Jorge Montoya Sánchez

Gerente general en Capitalia Colombia

Financiación del emprendimiento: ¿es posible? Cuatro países que lo han logrado 19 Eliana Hernández Echavarría Equipo Ciudad e IV fase

Fondos de capital privado: una alternativa de financiación para las Mipyme en Colombia 27 William Zapata Sánchez

Investigador de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín

Supervivencia e innovación empresarial ¿Dependen de la financiación? 36 Juan Camilo Lainez Tobón

Coordinador Gestión del Conocimiento Ciudad e

Emprendedores de alto impacto en proceso de consecución de capital 43 Adriana Suárez Pardo

Directora ejecutiva de Endeavor Colombia

Más crédito para las Mipyme colombianas 48

Entrevista a Luis Guillermo Vélez - Superintendente de Sociedades

Evaluación crediticia de una compañía en el sector financiero 51 Juan David Guerrero Agudelo

Analista de la Unidad de Estudios Económicos de Aktiva Servicios Financieros.

El rol del emprendimiento corporativo en la consolidación de nuevas empresas 58 Ana Milena Vera Girón

Profesional de área del departamento de Investigación y Pensamiento Social de Comfama


Estrategias para la financiación de pequeñas y medianas empresas 63 Óscar Manco López y Santiago Medina Hurtado

Director de investigaciones económicas y estructuración, y director de proyectos especiales y gestión de riesgos Trust Investment S.A.S.

Creando valor a partir de esquemas flexibles y de riesgo compartido 73 David Betancur Londoño

Asesor departamento de Desarrollo Empresarial de Comfama

Endeudamiento en el corto plazo de las empresas: características y recomendaciones 78 Juan David Guerrero Agudelo

Analista de la Unidad de Estudios Económicos de Aktiva Servicios Financieros


Presentación La Alcaldía de Medellín y Comfama se unieron desde el año 2009 para crear un programa que fortaleciera el sistema de emprendimiento de la ciudad, mediante el desarrollo y mejoramiento de plataformas de apoyo y articulación de actores y servicios para los emprendedores. Es así como nace Ciudad e, programa que durante los años 2009 a 2012 logró el fortalecimiento de las unidades de emprendimiento de las instituciones de educación superior que hacen parte del sistema, y que en el año 2013 orientó su estrategia hacia la gestión con el sector financiero, el acceso a mercados para emprendedores y la gestión del conocimiento, con el fin de ampliar el espectro institucional y articular entidades de diversa índole, cuyo aporte es indispensable para generar un entorno y condiciones favorables para la creación de empresas exitosas en la ciudad. La financiación del emprendimiento, uno de los puntos centrales de la gestión del programa Ciudad e durante el año 2013, dio inicio a un proceso de articulación de las instituciones del sector financiero de Medellín, para diseñar y poner a disposición de la comunidad emprendedora diferentes instrumentos que permitan el acceso a recursos financieros en las diferentes fases del ciclo de vida empresarial, sobre todo para etapas de inicio que, con frecuencia, no encuentran alternativas adecuadas a sus necesidades en el sistema tradicional de financiación. El relacionamiento con este sector permitió la vinculación de actores como bancos, cooperativas financieras, gremios, entidades de fomento al emprendimiento, fondos de capital privado, entre otros, con quienes, a través de actividades de sensibilización, formación y construcción conjunta, se logró trazar una ruta para la creación de nuevas medidas que en el mediano plazo logren trasformar el panorama de los emprendedores en búsqueda de recursos financieros. La presente publicación es el resultado de la reflexión y análisis realizada por académicos, investigadores y expertos del sector financiero, en torno a la financiación del emprendimiento en Colombia, su contexto, alternativas y estrategias1. Mediante la combinación de saberes técnicos y pragmáticos acerca de la financiación como soporte en la creación y desarrollo empresarial se busca trascender y multiplicar el conocimiento, para que sirva de insumo de trabajo e investigación a las entidades financieras, emprendedores, organizaciones públicas y en general a aquellas personas e instituciones que hacen posible el crecimiento económico y el desarrollo empresarial de la ciudad y el país.

1 Las opiniones contenidas en los artículos de esta publicación son responsabilidad de los autores. Su contenido no compromete a Ciudad e ni a las entidades donde desarrollan sus actividades laborales.


Prólogo Tomás Cipriano Mejía Sierra

Secretario de Desarrollo Económico, Alcaldía de Medellín

Hoy en día crece la conciencia en Medellín sobre la necesidad de desarrollar mecanismos que apoyen la creación y el fortalecimiento de nuevas iniciativas empresariales, los cuales estén enfocados, por la limitación de los recursos existentes, primordialmente en las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme). Actualmente se encuentran en Colombia mecanismos de promoción y apoyo para los emprendedores, que comprenden desde el acompañamiento en la elaboración de planes de negocio, pasando por los préstamos subvencionados y llegando hasta instrumentos más sofisticados como los ángeles inversionistas o fondos de riesgo, dirigidos todos ellos hacia las Mipyme. Es claro que a pesar de lo anterior, no es posible afirmar que el país cuente hoy con una eficiente red que provea recursos para la creación y el fortalecimiento de iniciativas empresariales como la existente en algunos países de Europa (Alemania, Francia, Holanda, Italia o el Reino Unido). Frente a los tradicionales obstáculos que afrontan a diario nuestros emprendedores, es importante destacar las acciones que desde la articulación de los sectores público y privado de la ciudad se vienen desarrollando en los últimos diez años. Acciones encaminadas a la promoción del espíritu emprendedor entre toda la ciudadanía y al fortalecimiento de un Sistema Regional de Emprendimiento en el que se conjuguen los esfuerzos con la intención de impactar positivamente no solo la creación de nuevas empresas, sino su fortalecimiento y permanencia en el tiempo. No obstante, obtener apoyo financiero o acompañamiento para sacar adelante una iniciativa empresarial sigue siendo una tarea titánica para nuestros emprendedores. Por ejemplo, el sector financiero tradicional ha incursionado recientemente en la oferta de productos dirigida al segmento Mipyme, pero aún no ha sido suficiente para garantizar a este tipo de empresas el acceso a los recursos financieros que requieren de manera adecuada y oportuna. Por lo anterior, la publicación que a continuación presentan la Alcaldía de Medellín y Comfama a través del programa Ciudad e, en su propósito de fortalecer el sistema de emprendimiento de la región, busca ampliar la frontera del conocimiento e invitar al análisis en torno a la financiación del emprendimiento a nivel nacional e internacional, identificando instrumentos innovadores y mecanismos alternativos de financiación para nuevas empresas surgidos en los últimos años, y que eventualmente podrían ser replicados a nivel local, evidenciando así avances logrados en la materia como buenas prácticas para el apoyo a la creación de nuevas empresas y al fortalecimiento de las Mipyme. Finalmente, esta publicación constituye un nuevo esfuerzo interinstitucional para sintetizar y difundir información en la que se plasma la experiencia y el trabajo de investigadores y consultores, para ponerlo a disposición de los emprendedores, entidades financieras e inversores de la ciudad, como un instrumento que esperamos, contribuirá a un mayor desarrollo del potencial de crecimiento de las Mipyme asentadas en la región, con el consecuente beneficio para la economía y el empleo de Medellín.


La financiación en el momento de emprender Victoria Eugenia Santamaría1

Socia fundadora Progal BT

1 victoria.santamaria@ucc.edu.co - Coordinadora unidad de emprendimiento Universidad Cooperativa de Colombia sede Medellín – Envigado.

8


Cuando se decide emprender una empresa, en muchas ocasiones se cree que lo más importante es el recurso financiero necesario para su montaje, el cual suele basarse en proyecciones de ventas futuras, relación de gastos asociados a la implementación, puesta en marcha y estructuración de la infraestructura de la empresa y, además, según costos y gastos de funcionamiento básicos como arriendo, salarios, prestaciones sociales, impuestos, honorarios, entre otros. Todos éstos, que son conocidos como los gastos pre-operativos, con frecuencia son desestimados en cuanto al tiempo, pues en realidad deben proyectarse para mínimo un año de funcionamiento de la empresa, sin contar con ingresos por ventas durante ese periodo. Solamente este aspecto, el cálculo del capital de

trabajo, puede cambiar por completo el monto requerido y, por lo tanto, las posibilidades de financiación o de obtención de los recursos para el montaje y puesta en marcha del negocio. Los ecosistemas de emprendimiento tanto nacionales como internacionales facilitan múltiples fuentes de recursos para el montaje de la empresa, dependiendo de la etapa, el sector al que pertenece y, por supuesto, el monto requerido.

Opciones actuales para la obtención de recursos Para entender mejor estas ideas, en la siguiente gráfica se presentan los ciclos de la empresa y los diferentes actores de financiación de acuerdo con la etapa en la que se encuentre.

Fuente: elaborado por el autor

9


En general los tipos de financiación que existen para emprendimiento son los siguientes:

Fuente: elaborado por el autor

1. Recursos propios Como su nombre lo indica, corresponde a todos los ahorros con los que el emprendedor cuenta para iniciar su proyecto. Suelen ser recursos reducidos y, por lo general, se utilizan más para la sustentación del emprendedor en las etapas previas de la puesta en marcha de la idea, que para la inversión en sí de la etapa de funcionamiento y desarrollo del proyecto.

2. Familiares, amigos y personas cercanas al emprendedor o 3F: Family, Friends and Fools Es una de las principales fuentes de financiación de los emprendedores que cuentan con la fortuna de que su familia y amigos crean en su empresa. Tiene la ventaja de que generalmente es dinero sin intereses y para pago a largo plazo; sin embargo, de acuerdo con la solvencia

de este grupo cercano, son recursos no muy significativos, que aportan a la puesta en marcha de la idea, pero se consumen rápidamente.

3. Capital Semilla En general, son recursos muy similares a los que se obtienen de los recursos propios o de los obtenidos por los 3F; sin embargo, pueden ser aportados tanto por el sector público como por el privado y regularmente están orientados al desarrollo de etapas tempranas de la idea, como prototipaje, estudios de mercado, legalización, formalización y montaje. Son escasos por su naturaleza y porque invierten en la fase más riesgosa del proceso.

4. Fondos de fomento Son recursos que los diferentes entes territoriales o sectoriales crean a partir de

10


políticas públicas establecidas y asociadas a programas de gobierno y planes de desarrollo, con el fin de financiar el adelanto de nuevos proyectos productivos o empresas. Los fondos de fomento regularmente se especializan por sectores y tienen un alcance mucho mayor frente al monto que financian en comparación con los tres puntos anteriores. Tienen la gran ventaja de que si se cumplen los objetivos propuestos en el proyecto, el dinero no debe reembolsarse; sin embargo, es necesario contar con modelos de negocio claros, estar dispuesto a esperar los tiempos de las convocatorias y a pasar por procesos, algunas veces bastante largos, para que finalmente los recursos puedan ser invertidos. Dado que en su mayoría son de carácter público, la inversión en activos con frecuencia no está cubierta y, por lo tanto, para el momento de la puesta en marcha no son los más recomendados.

5. Ángeles inversionistas Aunque pueden confundirse con los 3F, tienen una particularidad: son personas con conocimiento, experiencia y recursos, a quienes les gusta invertir y apoyar nuevos proyectos. Sus principales aportes son el conocimiento y los contactos. Es importante ofrecerles claridad acerca del tiempo que deben invertir en la empresa para fortalecer y acelerar su desarrollo. Los límites y las reglas son también un aspecto a evaluar con esta fuente de recursos.

6. Sector financiero En Colombia existe un amplio número de instituciones financieras; sin embargo, las que ofrecen productos para los emprendedores son pocas, quienes en general manejan la figura de microcréditos, los cuales son insuficientes para emprendimientos de un tamaño intermedio.

11

7. Capital de riesgo Existe una gran diversidad de fondos, tanto locales como internacionales, dispuestos a invertir en proyectos de emprendimiento, pero el riesgo que manejan todavía no es real, pues invierten en etapas en las que las empresas requieren aceleración y ampliación de su capacidad, y que representan un riesgo relativamente bajo para el fondo inversor.

Estrategias para financiar los proyectos de emprendimiento En general, cuando se busca conseguir recursos, los emprendedores deben no solo tener claro el monto requerido. Es importante también estar dispuestos a ceder, no solo una parte considerable de su participación y, por tanto, de la empresa, sino también parte del control y de las directrices.

Pero en la realidad, ¿Qué tan fácil es acceder a cualquiera de estas diferentes opciones? La clave para acceder a cada una de estas opciones es saber cuál es la indicada para el tipo de idea; no obstante, el emprendedor debe ser consciente de que existen muchos otros buscando los mismos recursos, y es en este punto donde las opciones se cierran y se vuelven escasas. Acceder a estos recursos implica disciplina y una visión clara de negocio en la que el modelo debe ser lo suficientemente innovador como para sobresalir. Son muchos los obstáculos que encuentra un emprendedor en el momento de acceder a los recursos. Entre ellos está la poca capacidad de endeudamiento y la falta de claridad en la aplicación final de los recursos solicitados. Pero el principal reto es la falta de respaldo, esto, en cuanto al acceso a recursos del sector financiero.


Si hablamos de recursos de fomento, la capacidad de endeudamiento y el flujo de caja son un factor común, pues se debe demostrar capacidad de pago de la contrapartida que por lo general este tipo de modalidad exige. Sin embargo, muchas veces el principal obstáculo para acceder a los recursos es el emprendedor mismo cuando no está dispuesto a ceder parte de su participación y de su control, o cuando no está preparado para recibirlos y administrarlos de manera adecuada, cerrando no solo las puertas de su empresa, sino las del resto de emprendedores. En resumen, para acceder a estos recursos es necesario tener claridad en:

útiles y constituyen instrumentos que hay que fomentar y aprovechar. En conclusión, las fuentes de financiación para el emprendimiento se han diversificado de una manera sorprendente. Cada día aparece una nueva forma u oferta de apoyo para la creación, desarrollo y puesta en marcha de nuevas ideas. La clave está en saberlas identificar y aprovecharlas de la mejor manera, sobre todo de una forma transparente, responsable y ética, que permita crear confianza y despierte en actores como el sector financiero, el interés suficiente para el diseño de productos ajustados a las necesidades reales de los emprendedores y, finalmente, reduzca el temor al riesgo trayendo grandes beneficios.

1. Modelo de negocio. 2. Necesidad real de capital o monto total. 3. Tipo de recurso al que va acceder y sus condiciones.

4. Hasta dónde está dispuesto a ceder. En cuanto al sector financiero, ¿qué podría cambiar o aportar? Lo ideal: servicios que se adecuen a las necesidades reales de los emprendedores, que cuenten con periodos de gracia, bajas tasas de interés, ideas como garante del préstamo, productos tipo leasing como fuentes para la financiación de activos y, lo principal, con pocas exigencias para respaldar la deuda. Eso sería lo ideal, pero entendiendo que el sector financiero no maneja productos de alto riesgo, es apenas lógico que no cuente con servicios adecuados para los emprendedores en etapas tempranas. Sin embargo, en procesos más avanzados y en momentos de consolidación y fortalecimiento o expansión del negocio, figuras como el leasing y el factoring son sumamente

12



Fuentes de financiación, ciclo empresarial y el caso de inversión Jorge Montoya Sánchez1

Gerente general en Capitalia Colombia

El capital financiero Las fuentes de financiación son todos aquellos mecanismos que permiten a una empresa contar con los recursos financieros necesarios para el cumplimiento de los objetivos de creación, desarrollo, posicionamiento y consolidación empresarial. Si bien hoy en día las empresas competitivas son en esencia un conjunto de capitales representados en recurso humano, redes de interacción y posicionamiento de marca, es natural que los recursos financieros sirvan de combustible esencial para el tránsito empresarial que todos los otros capitales requieren. Cualquiera de los capitales mencionados tiene en cada empresa una medida exacta y su déficit o exceso son situaciones difíciles que hacen la diferencia entre compañías perdedoras o exitosas. Aunque cuando se habla de recursos financieros la situación deseada es que éstos excedan las necesidades de la empresa, también veremos que si ellos sobrepasan niveles prudentes, es porque no se está cumpliendo con un mandato primordial del mundo empresarial: rentabilidad, o, lo que es lo mismo, generar máximas utilidades con la menor cantidad posible de activos o capitales. En el mundo tradicional hay dos tipos diferentes de dinero o capital financiero al que puede acudir una empresa: la deuda y los recursos aportados por los socios. Las formas de financiación las llamamos creativas en el

sentido de que escapan a lo tradicional y de alguna forma se sitúan en partes intermedias de estos extremos.

El ciclo de financiación empresarial Todas las iniciativas empresariales pasan por diferentes etapas de crecimiento y a cada una le corresponde un mecanismo adecuado de financiación. Esto es conocido como los ciclos de financiación empresarial. Las etapas de crecimiento de una empresa son cuatro:

Creación. Es el momento en el cual se

define y da vida al concepto de empresa, se dispone del talento humano necesario, un plan de negocios, una infraestructura básica de redes y producción, una estrategia inicial de posicionamiento y un mercado potencial atractivo y claramente identificado. En esta etapa, en términos de los recursos financieros, casi con certeza, no es posible recurrir con optimismo a un crédito, debido a sus altos costos y a que el equipo de trabajo no cuenta con los avales necesarios. El mecanismo adecuado debe constituirlo una mezcla de ahorro de la sociedad, fondos de fomento y aportes en especie de la industria soporte, entidades facilitadoras o de asesoría y consultoría.

Crecimiento. En esta fase ya existe un desarrollo de actividad comercial, y la estructura y cultura organizacional comienzan

1 jorge.montoya@capitaliacolombia.com - Capitalia es una firma de soluciones y servicios financieros, especializada en la nueva, pequeña y mediana empresa.

14


a tomar forma. Se genera flujo de caja y este muestra perspectivas favorables. El proceso productivo comienza a ser estandarizado y el plan de negocios se ha venido validando en confrontación con la realidad.

traducen en una reconversión de los principios del negocio. Cualquier elemento es cuestionado y validado. Es un momento crítico en el que la estrategia debe ser agresiva. Esta fase debe conllevar al desarrollo de un nuevo ciclo.

En estas fases, el mecanismo adecuado lo constituyen los ahorros de la sociedad, pero sindicados u organizados en fondos de inversión, como pueden ser los de capital de riesgo y los de capital de riesgo corporativo. Estos instrumentos aportan mayores recursos que los recibidos en la fase semilla, pero de igual forma existe un compromiso con el direccionamiento estratégico de la empresa. Estos nuevos socios aportan oportunidades de negocios, redes de contactos y alianzas estratégicas.

Se requiere de grandes inversiones, pero la empresa cuenta con los suficientes avales, garantías, posicionamiento y reconocimiento que le facilitan el acceso a los sistemas tradicionales de crédito como los bancos y la emisión de papeles financieros.

Consolidación. Aquí ya se tiene definido

y cautivo un mercado objetivo. La dinámica financiera genera sinergia operacional, existe una dotación de estructura administrativa y funcional, se consolida la dinámica empresarial a través de su propia sinergia o mediante redes integradas. Los indicadores señalan un gran potencial de crecimiento. La gestión del desarrollo productivo y de los clientes está basada en la innovación constante y, lo más importante, existe un posicionamiento y una marca. Este estado permite unos mecanismos más evolucionados y variados, y para el caso se hablará de los fondos de capital privado.

Reinvención y superación del agotamiento.

La empresa alcanzó su madurez. Los indicadores, aunque positivos, comienzan a decrecer levemente y es en este momento en el cual las áreas o líneas de negocio deben ser reinventadas y los cambios radicales se

15

El caso de inversión y la valoración de empresas como herramientas para la búsqueda de las fuentes de financiación El caso de inversión La formulación y estructuración de un caso de inversión permite a los diferentes terceros, que podrían actuar como alternativas de fondeo, interpretar de forma correcta el potencial de una empresa, determinando la combinación de recursos más eficiente y buscando la maximización de valor para los diferentes grupos de interés. Un caso de inversión se concibe mediante el estudio y análisis de la oportunidad identificada para el desarrollo de una empresa. Este análisis detalla los aspectos claves en la definición del mismo, y de ser necesario en el perfeccionamiento de la propuesta de valor planteada y la forma como su ejecución generará valor tanto al inversionista como a la compañía. Igualmente, busca identificar los requerimientos que generen un ambiente atractivo para un potencial financiador o inversionista.


A continuación se describen brevemente los componentes de un caso de inversión:

Componente 3: Oportunidades de la compañía

Componente 1: Descripción de la compañía

Una vez identificada la oportunidad de mercado y su alineación con el plan de desarrollo de la compañía, se definen las estrategias y actividades necesarias para desarrollar el proyecto e identificar los requerimientos de inversión.

Mediante la descripción de la empresa, se pretende desarrollar un marco informativo que contextualice a terceros sobre la razón de ser de la misma, el entendimiento de su estructura jurídica y societaria, los espacios de participación y toma de decisiones, y la formulación estratégica de una estructura que sea atractiva para un inversionista. La descripción de la compañía debe contar con los siguientes aspectos:

• • • • • •

Resumen ejecutivo. Descripción de socios. Estructura societaria. Estructuras de gobierno corporativo. Portafolio de productos y servicios. Modelo de negocio.

Componente 2: Sector económico La pertinencia en la ejecución de un nuevo proyecto o iniciativa de negocio se fundamenta en la identificación de la afinidad que tiene la solución que se ofrece a través del mismo, con las necesidades, expectativas y tendencias del mercado. Los aspectos que se deben analizar son:

• Contextualización del sector a nivel global, • • • •

regional y nacional. Características. Dinámica. Principales jugadores. Tendencias.

Las oportunidades de la compañía deben contextualizar los siguientes aspectos:

• • • • • •

Propósito central. Propuesta de valor. Oportunidades de mercado. Estrategias para lograrlo. Actividades a desarrollar. Definición de requerimientos de capital.

Componente 4: Análisis financiero y de riesgos En este componente se busca comparar un escenario de operación sin financiamiento, contra un escenario con los recursos que apalanquen el desarrollo del proyecto, teniendo en cuenta los posibles riesgos a los cuales se expone y los mecanismos de mitigación de los mismos. Se identifican también las posibles fuentes de pago que tiene la compañía, estructurando la mezcla óptima de recursos entre pasivos y patrimonio, para finalmente calcular el valor de la empresa y el potencial de generación de valor tanto para los inversionistas como para la compañía gestora.

16


El análisis se realiza con base en:

• Supuestos del proyecto. • Descripción de riesgos y mecanismos de • • • • • •

mitigación. Márgenes de la compañía. Flujo de caja de la compañía. Rango de valor de la compañía. Fuentes de pago encontradas. Estructura de capital propuesta. Flujo de caja del inversionista.

Componente 5: Escenario de negociación Una vez obtenido un rango de valor para la compañía y el volumen de recursos necesarios vía patrimonio, se establece un posible escenario de negociación que contempla los siguientes puntos:

• Cesión de participación accionaria. • Estructura de gobierno y espacios de participación.

• Desarrollo de los términos de la negociación • Próximos pasos. Valoración de empresas Se define valor comercial de la empresa al valor razonable por el cual los derechos de propiedad de una compañía podrían ser transferidos entre un comprador y un vendedor interesado en forma voluntaria, considerando que ambos conocen los hechos relevantes y circunstancias en que opera la empresa. La mayoría de las mezclas creativas exigen la entrega de una parte de la compañía a cambio del capital financiero, pero para definir qué porcentaje será cedido primero debe responderse a la pregunta: ¿cuánto vale mi empresa? No existen verdaderas empresas, ni mucho menos empresarios de verdad, si su información no incluye de forma dinámica y continua el valor de mercado de su empresa y de su capacidad de

17

generar caja y utilidades. O lo que es lo mismo, el primer paso para pretender financiaciones creativas es dominar minuto a minuto el valor de mercado de la empresa. A continuación se presentan algunos métodos utilizados en la valoración de empresas:

Valor en libros: se determina con base en el patrimonio contable de la empresa.

Valor de reposición: se determina estimando

el costo actual de reponer los activos de una empresa.

Valor de liquidación: se calcula con base en el estimativo del precio de venta de los activos, restándole el valor de los pasivos totales.

Valor de mercado: utiliza el precio en bolsa de la acción, multiplicado por el número de acciones en circulación.

Valor según negociaciones comparables:

consiste en estimar el valor de una empresa con base en el precio de venta de una empresa similar.

Valor según múltiplos: consiste en expresar el valor de la empresa como un múltiplo de una variable específica: EBIT (ingresos antes de intereses, impuestos y depreciaciones), EBITDA (ídem EBIT, más amortizaciones), o ventas.

Valor presente de los flujos de caja libre:

esta metodología determina el valor de una empresa en función de su capacidad de generar recursos a favor de sus accionistas en el largo plazo. El método requiere desarrollar un caso de inversión que concluya en unas proyecciones financieras, de las cuales se desprenden los flujos de caja libre operacionales, que traídos a valor presente a tasas que reflejen el costo de oportunidad, determinan su valor comercial o del mercado de los inversionistas que compran participaciones en empresas.



Financiación del emprendimiento: ¿es posible? Cuatro países que lo han logrado1 Eliana Hernández Echavarría2 Equipo Ciudad e fase IV Según el artículo Colombia, líder en emprendimiento, publicado por la revista Portafolio, basado en los resultados del Global Entrepreneurship Monitor –GEM–, Colombia se ubica en los primeros lugares de emprendimiento, dado que “el 89 por ciento de los colombianos cree que ser emprendedor es una buena opción de carrera, por lo que buscan entidades públicas y privadas que los apoyen”3.

abandonando su negocio por falta de apoyo del sector público y privado.

Sin embargo, hay varios aspectos por mejorar, pues según indica la misma red de investigación (GEM, 2012), Colombia es uno de los países más rezagados en infraestructura física, apertura al mundo exterior y apoyo financiero al emprendimiento. “En el indicador de financiación para el emprendimiento, Colombia obtiene la peor calificación de todos los países donde se ha realizado la encuesta. Hay microcrédito y hay disponibilidad de recursos para las grandes empresas, pero hay un vacío enorme en lo que tiene que ver con un sistema de financiación mediante deuda y capital para empresas con alto potencial” (Dinero, 2011).

“Si el paraíso existe en algún lado del planeta, ¡no podría estar muy lejos de aquí!”. Así lo expresó el escritor austriaco Stefan Zweig, en su obra Brasil, país de futuro5. Y si de buen futuro se trata, según los indicadores, este país es uno de los que ha implementado mejores prácticas en la financiación de sus emprendimientos.

Aunque han sido grandes los esfuerzos en educación y formación para el emprendimiento –Colombia es el país que recibe los puntajes más altos en estas categorías–, aún falta romper la brecha que hace que muchos emprendedores, a pesar de su motivación y formación, terminen

¿Qué hacer? Una de las alternativas es observar y aprender las mejores prácticas de países que lo han logrado: Brasil, Israel, Estados Unidos y Canadá.4

Brasil, país de futuro

“Es sin duda el ejemplo más elocuente de que sí se puede poner en marcha con esfuerzos propios un programa nacional exitoso de desarrollo económico y progreso del sector productivo, en paralelo con un fundado acato a la búsqueda de alternativas de solución a las necesidades imperantes de ascenso y armonía social con bienestar económico”, lo afirma el economista Juvenal Infante6. Brasil ha creado más negocios a partir de la oportunidad, en lugar de la necesidad. Las personas entre 25 y 34 años de edad,

1 Este artículo está basado en el documento “Prácticas del sector financiero para el financiamiento del emprendimiento: Brasil, Israel, Estados Unidos y Canadá”, elaborado por la firma Gestión y Competitividad para el programa Ciudad e. 2 eliana.hernandze@gmail.com 3 Colombia, líder en emprendimiento. Revista Portafolio, 2013. http://www.portafolio.co/negocios/colombia-lider-emprendimiento 4 Brasil, Israel, Estados Unidos y Canadá, son cuatro de los países más avanzados en el tema de financiación del emprendimiento, de acuerdo con la revisión documental en los reportes Global Entrepreneurship Monitor (GEM), Global Report 2012 5 Libro publicado en 1941 6 “Brasil: Un país que sueña. Desarrollo social con liberalismo macroeconómico”. Juvenal Infante. Economista y Magíster en Comercio Internacional, graduado de Alta Gerencia de la Universidad de los Andes y Especialista en Finanzas Privadas de la Universidad Javeriana. Creador y Director del “Centro de Estudios del Asia-Pacífico” de la Universidad Sergio Arboleda. http://www.usergioarboleda.edu.co/cronica_universitaria/brasil-desarrollo-social-liberalismo-macroeconomico.htm

19



han tomado la vocería del emprendimiento, demostrando que la población más joven en este país es la más activa en el mundo empresarial y en la actividad emprendedora7. El apoyo del sector público ha sido fundamental, gracias a entidades como como el Banco do Brasil, Caixa Econômica Federal y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social – BNDES –. Ello refleja la importancia de estas instituciones en la canalización del crédito hacia determinados sectores. (Banco Do Nordeste – BDN, 2008). Asimismo, según Kamiya, (2012), entre los organismos de apoyo al desarrollo empresarial en Brasil se destacan la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), el Servicio Brasileño de Apoyo a Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae) y el Banco de Desarrollo (BNDES). Finep cuenta con Prime –Primera Empresa Innovadora–, un programa para el apoyo al emprendimiento que busca apoyar a las empresas emergentes en la consolidación de su estrategia de gestión para el desarrollo e integración de productos innovadores en el mercado. Por su parte, BNDES es el principal agente de desarrollo en Brasil, teniendo presente al momento de apoyar a los emprendedores, tres factores como la innovación, el desarrollo local y el desarrollo del medio ambiente. El Banco Do Nordeste (BDN) promueve el desarrollo sustentable de la región del Nordeste del Brasil, a través del uso de recursos financieros y soporte en la capacitación técnica a emprendimientos regionales y apoyo a la comercialización, siendo una de las estrategias más exitosas su programa Crediamigo, que facilita el acceso al crédito a millares de emprendedores que desarrollan

actividades relacionadas con la producción y comercialización de bienes y la prestación de servicios. En resumen, los bancos y los organismos de financiación de Brasil apoyan al emprendedor con estrategias como la disminución de tasas de interés, flexibilidad en los pagos, programas de financiamiento para todas las etapas del emprendimiento, cuyo esquema sirve de modelo a otros países. Israel: un país de startup El año pasado, Medellín (Colombia) compitió con Tel Aviv (Israel) y Nueva York (Estados Unidos) por la denominación a la ciudad más innovadora del mundo y ganó. El premio fue otorgado en el marco del concurso City of the Year, organizado por The Wall Street Journal y Citigroup. Sin embargo, las cifras respaldan a Israel en materia de emprendimiento. ¿Por qué lo han logrado? Esto se debe a su abundante inversión en startups. Es el país número uno del mundo en gasto en I+D como porcentaje de su PIB, donde nacen dos startups nuevas cada día y existe una inversión per cápita en startups de 140 dólares por habitante, frente a los 70 dólares de EEUU, con el californiano Silicon Valley a la cabeza (Megia, J., 2013). Al igual que Brasil, este país emprende por oportunidad y no por necesidad. Su valor agregado está en la gran apuesta por la innovación e iniciativa empresarial y en la inversión de capital de riesgo: con una startup por cada 1.844 habitantes, Israel tiene la mayor concentración de innovación e iniciativa empresarial del mundo; y no solo más startups, sino también la mayor inversión de capital de riesgo del mundo: 2.000 millones de euros para una población de 7,1 millones de habitantes8.

7 Según el GEM Brasil 2012, al clasificar a los emprendedores por grupos de edad, se observa, que el grupo más importante corresponde a adultos entre 25 y 34 años, representando un 33.8%; seguido por los emprendedores de entre 35 y 44 años, con un 26.6%. 8 http://www.emprendedores.es/gestion/israel

21



El sistema bancario israelí es muy sólido, lo que ayuda a los usuarios a tener acceso al financiamiento con facilidades de pago adecuadas y tasas de interés bajas para personas comunes. También, el sistema educativo y la formación profesional son uno de sus mayores activos. El emprendedor israelí piensa a nivel internacional y no local, incluso desde el diseño del producto. La innovación en tecnología ha sido de gran interés para los bancos al momento de determinar si el emprendimiento es viable para financiación. Bank Leumi, Evergreen y Giza Bank, son algunas de las entidades que han apalancado a los emprendedores para hacer realidad sus sueños.

Estados Unidos: resurge de las cenizas como el Ave Fénix “El Ave Fénix de la economía ha renacido de sus cenizas después de que, en 2008, las hipotecas de alto riesgo desplomaran los pilares financieros del país. Cinco años más tarde, sus mercados bursátiles rompen máximos históricos y su crecimiento se acomoda en un 2,2 por ciento anual”9. Muchas áreas de Estados Unidos afrontaron esta situación y decidieron invertir por el emprendimiento, apoyando la creación de nuevos programas de formación y ayuda a los emprendedores. Una de estas garantías la otorgó la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA-Small Business Administration), que apoyó los intereses de las Pyme, para preservar la libre empresa competitiva y para mantener y fortalecer la economía en

general del país. Esta entidad asiste a los emprendedores en cuatro áreas: promoción, administración, apoyo para licitaciones y asistencia financiera. Por su parte, el reconocido Silicon Valley Bank (SVB) ofrece una completa gama de soluciones de financiación, gestión de tesorería, inversión empresarial y servicios de banca internacional a sus clientes en todo el mundo. Silicon Valley es el ideal de emprendimiento para muchos. Incluso, programas de emprendimiento de diferentes países han decidido estudiar dicho caso, para adaptarlo a su realidad. Uno de ellos es iNNpulsa Colombia que, con el apoyo de Connect Bogotá Región, ha decidido realizar una convocatoria para llevar a los emprendedores seleccionados a esta región con el fin de explorar su ecosistema de emprendimiento10. La tecnología e informática, biotecnología y ciencias de la salud, son sectores que prometen un retorno a la inversión más alto que el resto; son aquellos que gozan de una oferta más amplia de diversas fuentes de financiación en Estados Unidos.

Canadá: compitiendo con Silicon Valley “El Gobierno del país ha puesto en marcha el programa StartUp Visa, que forma parte de un esfuerzo continuo para atraer a empresarios extranjeros. El plan fue diseñado para que el territorio compita con el Silicon Valley como centro mundial del emprendimiento tecnológico”11. Esta es solo una de las estrategias que ha desarrollado este país, con una variada oferta

9 Estados Unidos, la cuna de los emprendedores - eleconomistaamerica.com http://www.eleconomistaamerica.com/reportajes-en-eAmusa/noticias/4880689/06/13/Estados-Unidos-la-cuna-de-los-emprendedores.html#Kku8ePxop1OpGUhp 10 ¿Quiere conocer Silicon Valley? Revista Dinero, 2014. http://www.dinero.com/empresas/articulo/convocatoria-innpulsa-colombia-paraconocer-silicon-valley/191395 11 Canadá dará residencia permanente a emprendedores extranjeros a través de StartUp Visa. TyN Enterpreneurs, 2013. http://www. tynentrepreneurs.com/368809-Canada-dara-residencia-permanente-a-emprendedores-extranjeros-a-traves-de-StartUp-Visa.note.aspx

23




de instrumentos de apoyo tanto técnicos como económicos para los emprendedores, provenientes de instituciones públicas y privadas. Estrategias como el Programa de financiación para pequeñas empresas de Canadá, ofrecido por el Gobierno y la Visa For Small Business, han permitido el crecimiento de los emprendedores en materia financiera. El Banco de Desarrollo de Negocios de Canadá (BDC), el Banco de Montreal y el RBC Royal Bank, también ofrecen un amplio portafolio de servicios que apunta a las diversas necesidades de financiación de las pequeñas empresas. Al igual que en Estados Unidos, el Gobierno se une al sector financiero para ser garante de los préstamos dirigidos a los emprendedores y pequeñas empresas que se acercan a los bancos con necesidades de capital para iniciar un emprendimiento o crecer en sus operaciones.

Y… ¿qué vendrá para Colombia? Aunque falta mucho camino por recorrer en el tema del apoyo financiero para los emprendedores, algunos países han puesto su mirada en Colombia en materia de emprendimiento, y en esta tarea han visitando ciudades como Medellín para detectar oportunidades de negocio.

de 790 organizaciones de apoyo al emprendimiento. Son de carácter públicoprivadas, lideradas por las cámaras de comercio, las gobernaciones y las alcaldías. En el país funcionan 31 redes, una por departamento, con excepción de Guainía13. Sin embargo, aún hay retos por afrontar. “El emprendimiento de la ciudad tiene varios desafíos: el primero, que los distintos actores trabajen articuladamente; el segundo, enfocarnos en los procesos económicos de emprendimiento, al acompañar a los emprendedores en la penetración de mercados desde el momento en que comienzan su proyecto; y, el tercero, el desarrollo de nuevos instrumentos de financiación. Si logramos trabajar articuladamente obtendremos estos resultados”, expresó Felipe Mejía, Subdirector de Servicios Sociales de Comfama14. En Medellín, diferentes entidades han logrado trabajar en equipo, desarrollando un ecosistema del emprendimiento. Hay logros, retos y dificultades, pero al ser conscientes de ello, este ecosistema busca superar las brechas, sobre todo en el tema de instrumentos de financiación, para que los emprendedores tengan más oportunidades de continuar con sus iniciativas empresariales.

Una muestra de ello ha sido el artículo Medellín, Transformed second city excites envy, publicado por el periódico inglés The Financial Times en mayo de 2012, en el que se destaca el cambio que ha tenido la ciudad, y la presencia de empresarios y empresas que han sido embajadoras en el exterior12. En la actualidad, en Colombia hay alrededor 12 Medellín, la segunda ciudad se transforma y provoca envidia, de acuerdo con artículo publicado en The Financial Times. http://www. medellin.gov.co/irj/portal/ciudadanos?NavigationTarget=navurl://48883fd97d624cbac28b88514245dae4 13 Colombia, líder en emprendimiento. Portafolio (2013). http://www.portafolio.co/negocios/colombia-lider-emprendimiento 14 Articulación y nuevos instrumentos de financiación, los retos del emprendimiento en Medellín. Pulso Social, 2013. http://pulsosocial. com/2013/01/29/articulacion-y-nuevos-instrumentos-de-financiacion-los-retos-del-emprendimiento-en-medellin/

26


Fondos de capital privado: una alternativa de financiación para las Mipyme en Colombia William Zapata Sánchez1

Investigador de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín

1 williamg.zapata@medellin.gov.co

27


El acceso al crédito es uno de los problemas de mayor incidencia dentro de las acciones de soporte que facilitan la permanencia de las micro, pequeñas y medianas empresas – Mipyme (ver gráfico 1). Lo anterior se debe a la dificultad que presentan las mismas para ser sujeto crediticio del sistema financiero tradicional,

y a la necesidad permanente de obtención de recursos por parte de estas empresas. Según el diario económico Portafolio, solo el 12% de las Mipyme en Colombia cuenta con acceso al crédito formal2, hecho que no hace justicia al gran aporte que estas empresas le hacen a la producción y al empleo del país.

Gráfico 1. Acciones de soporte que facilitaría la permanencia de las empresas

Fuente: Encuestas realizadas a empresarios que liquidaron sus empresas en el período 2010-2012. Unidad de Investigaciones Económicas, Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia.

Entre los obstáculos que enfrentan las empresas en busca de financiación bancaria se encuentran la falta de suficientes garantías u otros requisitos establecidos por los bancos como avales, seguida de intereses excesivamente altos. En Colombia, los empresarios son renuentes a la pérdida de participación sobre sus empresas, por lo cual han mostrado sus preferencias hacia las líneas ordinarias de crédito con entidades

bancarias frente a instrumentos alternativos de financiación, como lo son los inversionistas ángeles o fondos de capital de riesgo. La problemática fundamental de esta fuente de financiación es que no se encuentra disponible para este tipo de empresas, o que los intereses son demasiado elevados. La banca comercial, salvo casos excepcionales requiere de una garantía (en especial bienes raíces) para poder realizar un préstamo a una Mipyme.

2 Las Mipyme encuentran con mayores dificultades de financiación que las grandes empresas por razones como: su reducida dimensión; su mayor mortalidad durante los primeros años de funcionamiento; una mayor prima de riesgo, que se traduce en el pago de altas tasas de interés; y sobre todo, la exigencia por parte del sistema financiero, de mayores garantías hipotecarias para la obtención de créditos.

28


Para revertir esta tendencia, el Gobierno nacional ha venido trabajando a través de la figura de las garantías mobiliarias, con la aprobación por parte del Congreso, de la Ley 1676 (agosto de 2013) que pretende romper el clásico régimen de “hipoteca, prenda y fianza” al que han estado sometidas durante décadas las Mipyme colombianas. Esta Ley responde a necesidades actuales de las empresas, en materia jurídica y económica, al permitirles a los empresarios, brindar como garantía, como alternativa a los bienes inmuebles, bienes como: activos circulantes, bienes presentes y futuros, bienes corporales o incorporales, bienes derivados, cuentas por cobrar, inventarios, contratos y facturas, entre otros3. A pesar de lo anterior, es prematuro poder ver los efectos de la Ley 1676, pero lo que sí es cierto, es que las fuentes tradicionales no están siendo efectivas; lo que hace necesario buscar vías alternativas al mercado del crédito para financiar la expansión y crecimiento de nuestras Mipyme. Las políticas de acceso al financiamiento en Colombia vienen enfocándose durante los últimos años en lograr una mayor eficiencia en la asignación de los recursos públicos involucrados. Precisamente, la perspectiva de la política ha cambiado desde la asignación de crédito subsidiado, en las décadas de los ochenta y los noventa, hacia el desarrollo de instrumentos que garanticen el acceso en condiciones de eficiencia, incorporando también al sector privado4. Es así como en las dos últimas décadas la asignación de crédito a las Mipyme se ha venido realizando sin tasas

subsidiadas, pero haciendo énfasis en los plazos y en las garantías. La evolución de las investigaciones sobre mercados financieros y financiamiento de Mipyme en el ámbito internacional, ha venido enriqueciendo paulatinamente un marco analítico que nos brinda una comprensión más completa acerca de las necesidades financieras de estos actores en un cada vez más complejo y dinámico entorno económico, y sobre las limitantes a que se enfrentan en su cotidianidad desde el accionar público y su interrelación con su contraparte privada. En Colombia, desde hace varias décadas, las Mipyme tienen acceso al crédito a través de esquemas tradicionales de primer y segundo piso5. Recientemente se ha venido desarrollando un mercado de productos novedosos aún para nuestro medio, sobre todo para este segmento de empresas, entre los que se destacan el leasing, el factoring y los menos comunes aun, fondos de capital privado. Es sobre el incipiente desarrollo de este último mecanismo que vamos a enfatizar en los siguientes apartes del texto, que implica un cambio de enfoque en la mentalidad tanto de inversionistas como de emprendedores con miras a promover la movilización de recursos financieros hacia un tipo particular de Mipyme, que seguramente traerá consigo grandes transformaciones en la manera en que en el futuro cercano se financiará un importante segmento de las Mipyme, orientado hacia el conocimiento y las nuevas tecnologías de la información.

3 Recuperado en http://www.portafolio.co/economia/garantias-mobiliarias-impulsaran-creditos-Mipymes 4 En Colombia, la política pública de financiamiento a las Mipyme ha evolucionado en el tiempo, desde las décadas de los años setenta y ochenta del siglo pasado. En esa época existían entidades públicas especializadas que buscaban orientar el crédito a este segmento de empresas con tasas subsidiadas, utilizando recursos de primer y de segundo piso. La principal fuente de financiación de los subsidios a las tasas eran las inversiones forzosas de las entidades financieras en títulos del gobierno a tasas por debajo de las del mercado. Los recursos obtenidos con estos títulos se destinaban a financiar los subsidios. 5 Las Mipyme no logran acceder al crédito por fallas de mercado, provocadas por información insuficiente, dificultades para evaluar riesgos o carencia de colaterales. Lo anterior puede llevar a que el agente financiero restrinja la oferta de crédito (selección adversa) o a que se de un aumento de su costo (riesgo moral).

29


No se trata aquí de privilegiar un sistema de financiación de Mipyme sobre otro, sino de destacar cómo algunos se adaptan mejor a las necesidades de una empresa en un momento determinado de su estado de desarrollo o en función de las limitaciones de su actividad (investigación, etapa de desarrollo de un proyecto, entre otras); en donde hasta el presente ha sido importante la disponibilidad de fondos públicos con carácter de subsidio a cierto tipo de empresas, como una forma de facilitar el inicio de operaciones o permitirles evolucionar a etapas más maduras que de otra manera les sería imposible enfrentar. Estamos hablando de las llamadas empresas de base tecnológica6, orientadas hacia los negocios innovadores, fundamentadas en la puesta en el mercado de nuevos productos o nuevos servicios. Ante la pregunta: ¿Qué es el capital de riesgo?, nos encontramos que es un mecanismo mediante el cual, los inversionistas entran a participar en la financiación de ciertas empresas que se encuentran en su etapa inicial de creación, o sea, empresas que están naciendo y que no cuentan con un historial crediticio o carecen de las garantías financieras exigidas por el sistema financiero tradicional, además del grado de incertidumbre que conlleva la actividad que realizan, lo que no permite a terceros confiar en sus resultados futuros o tener un alto grado de certidumbre, de que se recibirán retornos por los recursos que se les presten7.

se enfocan en aquellas empresas con gran potencial de crecimiento y que dispongan de modelos de negocio altamente innovadores, que les permitan, de cierta manera, asegurar un buen margen de beneficio una vez que estas comiencen a funcionar y que, adicionalmente, estén en una etapa temprana de desarrollo. Cuando un fondo de riesgo invierte en una empresa, se transforma en su propietaria parcial o en accionista. Los fondos entregan a las empresas aportes en dinero, conocimiento, experiencia, así como las conexiones, lo que es mejor conocido como “Capital inteligente”. Por lo tanto, esta fuente de financiación no se limita exclusivamente a entregar unos recursos esperando un retorno; realizan aportes también en gestión para maximizar el valor de la empresa invertida. Una vez madurada la inversión y logrado el objetivo de la empresa, el fondo busca la manera de retirar y recuperar su capital para obtener la rentabilidad. La participación en esas empresas ya fortalecidas es vendida a los socios actuales de la empresa, a un socio estratégico, a otro fondo, o llevadas al mercado de valores8. En términos de inversión de capital privado, existen varias etapas de desarrollo de la empresa que requieren de diferentes montos de capital y perfiles de inversionistas, y que el empresario deberá tener en cuenta al momento de elegir el tipo de fondo de capital privado que su empresa necesita, y que pueden distinguirse en la siguiente gráfica.

Por lo anterior, los inversionistas que ponen su dinero en fondos de capital de riesgo,

6 Las empresas de base tecnológica se basan en el dominio intensivo del conocimiento científico y tecnológico para mantener su competitividad y posición en el mercado. Pueden ser definidas como organizaciones productoras de bienes y servicios, comprometidas con el diseño, desarrollo y producción de nuevos productos y/o procesos de fabricación innovadores, a través de la aplicación sistemática de conocimientos técnicos y científicos (Office of Technology Assessment, 1992; en Díaz Sánchez et al 2007). 7 Basado en: http://www.bancafacil.cl/bancafacil/servlet/Contenido?indice=1.2&idPublicacion=3000000000000059&idCategoria=9 8 Recuperado en: http://www.Mipymes.gov.co/publicaciones.php?id=4387

30


Gráfico 2. Etapas de desarrollo de una compañía

Fuente: Guía práctica de fondos de capital privado para empresas9

Basado en lo anterior, el empresario que busca la financiación de su proyecto, debe tener en cuenta, según la etapa de desarrollo en la que se encuentre, qué tipo de fondo de capital privado se acomoda mejor a la situación por la que atraviesa su empresa al momento de solicitar los recursos y que pueden resumirse de la siguiente manera: • Capital semilla: los inversionistas ángeles o los familiares y amigos, serían los mejores candidatos como fuente de financiación, ya que se requieren montos menores de capital y una gran confianza en la capacidad y voluntad del empresario para llevar a cabo el proyecto con éxito. • Inicio de operaciones (startup): si bien las empresas de startup son usualmente compañías de estructura simple en etapas iniciales de

desarrollo, existen en el mercado un número considerable de emprendimientos con grandes capitales iniciales. • Otras etapas tempranas: existen otras etapas tempranas del desarrollo de las empresas donde, si bien ya se ha comenzado con la producción, manufactura y venta de productos, aún no generan utilidades o la escala de actividad está muy lejos de los objetivos previstos. Las empresas con requerimientos de inversión iniciales muy altos pueden permanecer largos períodos de tiempo en esta etapa de desarrollo. • Expansión: las empresas en esta etapa ya cuentan con un producto o servicio probado, una cartera de clientes y un historial (quizá breve) de desempeño. En este punto buscan capital para expandir sus operaciones en forma significativa, sobre la base del negocio existente.

9 Recuperado en: http://lavca.org/wp-content/uploads/2010/02/Guia-fondos-capital-privado-para-empresas.-Colombia.pdf

31


• Consolidación: el objetivo es consolidar las operaciones, asegurar un crecimiento sostenido, alcanzar una posición de liderazgo en el mercado, mejorar la estructura de capital o bien comenzar un nuevo proceso de expansión sobre la base de un plan de negocios renovado. Esta etapa suele requerir, generalmente, montos mayores de inversión por la escala del negocio y puede involucrar cambios de equipo gerencial o en la estructura accionaria. Otra de las variables claves dentro de la política de inversión de un fondo de capital privado es el tamaño mínimo o máximo de la inversión. En ocasiones también se presentan restricciones en cuanto al tamaño de las compañías en las que pretenden invertir. En el mercado colombiano conviven fondos que realizan inversiones superiores a los US $15 millones por empresa, con otros fondos dispuestos a invertir montos significativamente menores. Es importante entender que el tamaño de la inversión de un fondo de capital privado, o sea el monto de capital requerido por la empresa intervenida, está condicionado por los requerimientos del plan de negocios y no por la política de inversión del fondo. Lo anterior significa que si una empresa determinada llega a necesitar menos capital que el mínimo que un fondo tiene dentro de sus políticas al invertir, la recomendación más adecuada no es decirle al empresario que solicite más capital, sino que se busque otro fondo de capital privado cuyas condiciones de financiación se adecuen más al tipo de empresa que busca la financiación. Ahora bien, ¿cómo se define la porción de la empresa que un emprendedor debe ceder a un fondo de riesgo a cambio de recibir recursos? o

de otra manera, ¿qué participación exigirá un inversionista de riesgo a un empresario para que este se decida a “apostar” por ella, inyectándole los recursos necesarios para financiar la puesta en marcha de su plan de negocios? Es claro que, ante la necesidad del empresario de un socio que entre a financiar su proyecto de empresa, seguramente va a encontrarse con una situación en donde los potenciales inversionistas de riesgo van a tratar de asegurar para sí la mayor porción del capital social de la empresa y, en este punto, es importante decir que esta es la forma en la que el negocio del capital riesgo está diseñado y así es como funciona este mecanismo, en donde, cuanto más recursos requiera la empresa para crecer, mayor será la proporción del control de la sociedad que el empresario deberá ceder. En este punto, debemos entender que la principal motivación de un empresario para ceder a un tercero una parte importante de la propiedad y el control de su empresa es el costo de oportunidad, en el cual se debe evaluar si es más importante para él concentrar la propiedad y la dirección de una iniciativa empresarial lánguida en recursos10, con pocas posibilidades de sobrevivencia en el medio11 y bajo potencial de crecimiento; o si por el contrario, puede ser parte de una empresa que va a crecer con rapidez y que cuenta con alta probabilidad de brindarle importantes utilidades en el muy corto plazo que satisfagan de buena manera sus expectativas de lucro. Existen grandes retos para los inversionistas de capital privado en países como Colombia, de cara a fortalecer aún más el mecanismo de este tipo de fondos de inversión que apoyen el surgimiento y la consolidación, sobre todo

10 Recordemos en este punto que por las características de su proyecto, para este tipo de empresario no es una opción recorrer el tortuoso, frustrante y casi imposible camino de buscar financiación bancaria; dado que no cuenta con garantías reales que le permitan cubrir el riesgo de impago ante las instituciones financieras tradicionales. 11 No podemos ignorar que en países como Estados Unidos, el 50 % de los nuevos fracasan en menos de dos años y que estas cifras de mortalidad empresarial, no son muy diferentes en países como el nuestro donde según cifras de la Cámara de Comercio de Medellín, durante el período 2002-2012 se crearon189.000 nuevas empresas, a la vez que se liquidaron 99.000 empresas ya existentes, de las cuales, el 98% eran microempresas.

32


de nuevas empresas de base tecnológica en nuestro medio y todos apuntan a la necesidad de incrementar el tamaño de los recursos de financiación existentes; mejorar la gestión y transferencia de conocimientos hacia las empresas nacientes, que les permitan enfrentar de mejor manera los problemas comunes de las primeras etapas del desarrollo empresarial. Finalmente, debe garantizarse el acceso de las Mipyme objeto de inversión de riesgo a diferentes mercados que les permitan distribuir con eficiencia sus diferentes productos o servicios.

mayoría fondos de pensiones, aseguradoras e instituciones financieras de fomento (como Bancóldex y Fomin), así como grupos financieros y empresariales privados14.

La industria de fondos de capital privado en Colombia 12

Fondo de Capital Semilla de Medellín:

Aunque la existencia de los fondos de capital privado/venture capital o capital emprendedor, es relativamente reciente en el país, estos han mostrado una evolución significativa en muy poco tiempo; tanto así que el capital comprometido en estos fondos ha mostrado un crecimiento anual compuesto de 71% entre el año 2005 y 2012, con lo que se perfilan durante los próximos años como una importante alternativa de financiamiento para los empresarios13. Tras la entrada en vigencia del Decreto 2175 de junio de 2007 (hoy contenido en la parte 3 del Decreto 2555 de julio de 2010 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público), el interés por estos fondos se incrementó notablemente en el país. Las considerables mejoras en el marco regulatorio y la facilidad de acceso a inversionistas son el sustento principal de la mejora del ambiente de capital privado/emprendedor en Colombia, donde los inversionistas de estos fondos son en su gran

Aunque el ámbito de acción de un fondo de capital privado, puede ser nacional o internacional, en Medellín, mediante la articulación de los sectores público y privado se viene trabajando en la conformación y fortalecimiento de algunos fondos, destinados a segmentos muy específicos de empresas, entre los cuales vale la pena destacar: es un fondo de capital de riesgo creado con recursos de la Corporación Ruta N, por $6.000 millones, administrado por Velum, para acelerar empresas que ya desarrollaron un prototipo pero lo necesitan escalar. Se espera que en 2014 reúna fondos por $25.000 millones. La firma administradora se encargará de la estructuración, el fundraising (arte de captar recursos) y la posterior gestión del fondo, que tiene como objetivo servir de fuente de financiación para los emprendimientos de base tecnológica con alto potencial de crecimiento en Medellín, bajo un modelo de fondo de capital privado en la etapa temprana de madurez de dichos emprendimientos.

Fondo Capital Medellín: es un instrumento de

financiación creado por la Alcaldía de Medellín, Comfama y Créame, para la puesta en marcha de nuevas empresas y el fortalecimiento de los planes de expansión y crecimiento de empresas de reciente creación. Capital Medellín busca proyectos y empresas de rápido crecimiento, que presenten modelos de negocios innovadores, en una etapa temprana de desarrollo.

12 De acuerdo con el artículo 3.1.14.1.2 del Decreto 2555 de 2010, “Se considerarán fondos de capital privado las carteras colectivas cerradas que destinen al menos las dos terceras partes (2/3) de los aportes de sus inversionistas a la adquisición de activos o derechos de contenido económico diferentes a valores inscritos en el Registro Nacional de Valores y Emisores – RNVE (…)”. 13 Recuperado en: http://www.bancoldex.com/documentos/2398_Catalogo_Fondos_de_Capital_Privado_en_Colombia.pdf 14 Para el año 2012, en Colombia existían 31 fondos cerrados que sumaban recursos comprometidos por US$ 3.395 millones, de los cuales habían invertido US$ 1.355 millones, teniendo aún USD$ 2.040 millones disponibles para inversión productiva en sectores como el energético y de hidrocarburos, infraestructura, salud y educación, consumo masivo, manufacturas, finca raíz y hotelería y turismo entre otros. En 2012, existían además, otras 15 iniciativas de este tipo de fondos en proceso de conseguir aportes de capital por US$ 803 millones.

33


Fondo de Capital Privado, Emprendimiento e Innovación SP15: EPM

anunció en el primer trimestre de 2013, una inversión de $100.000 millones, con el fin de apalancar los desarrollos de empresas colombianas que trabajen en procesos de emprendimiento e innovación relacionados con servicios públicos domiciliarios o TIC. El Fondo, que ya cuenta con el aval de la Superintendencia Financiera, tendrá como únicos inversionistas a EPM y a su filial EPM Inversiones. Fue constituido con un plazo de 10 años, cinco de inversión y cinco de maduración y desinversión. Se concentrará en negocios en etapa de crecimiento o de rápidos movimientos competitivos (Venture Capital), en los cuales el concepto esencial es establecer el negocio y hacerlo crecer de una manera acelerada. Se buscarán negocios maduros con crecimientos estables, que estén dentro del objetivo y política de inversión.

consolidar un modelo de negocios y un mercado inicial. Los emprendedores o empresarios que cumplan con los requisitos pueden acceder a inversiones que oscilan entre los 900 y los 3.600 millones de pesos por empresa. Los valores definitivos a invertir serán determinados de acuerdo con las necesidades particulares de cada compañía, tras efectuar un estudio financiero16. Finalmente, mediante el uso del formato de búsqueda en la página web de Colombia Capital (www.colombiacapital.com.co), un empresario colombiano podrá encontrar distintas herramientas que le permitirán identificar los fondos de Capital Privado, que, eventualmente, podrían estar más interesados en responder a su propuesta y llegar a realizar la inversión de recursos financieros que permitan llevar a cabo el proyecto.

Fondo de capital de riesgo Progresa Capital: gestionado por Promotora de

Proyectos y Univest (sociedad gestora de capital de riesgo en España). Los inversionistas de Progresa Capital son reconocidas organizaciones como Suramericana de Inversiones, Colombiana de Inversiones, Inversiones Argos, Bancolombia, Grupo Nacional de Chocolates y Comfama. El fondo está dispuesto a invertir en iniciativas de negocio que se ubiquen en los siguientes sectores económicos: ciencias de la salud, biotecnología, medio ambiente, nuevos materiales y tecnologías de la información y la comunicación. Este fondo de capital de riesgo busca invertir en empresas que se encuentren en la etapa preoperativa de negocio a través de capital semilla y/o inversionistas ángeles, las cuales requieran recursos para apalancar la introducción de productos y servicios ya desarrollados y aprobados, además de 15 http://www.medellin.gov.co/irj/portal/ciudadanos?NavigationTarget=navurl://a422b23272f3552ab3c2b598b9390335 16 http://www.culturaemedellin.gov.co/sites/CulturaE/QuieroSerEmprendedor/Noticias/Paginas/ProgresaCapital,unanuevaopci%C3%B3nparalosemprendedores.aspx

34



Supervivencia e innovación empresarial ¿Dependen de la financiación?1 Juan Camilo Lainez Tobón2

Durante los últimos años, el papel de las actividades de emprendimiento como motor de las economías ha recibido una importante atención de la comunidad académica y política. Atención que se deriva especialmente de la relación entre emprendimiento, innovación y desarrollo sostenible, y su presencia relativamente importante en términos de producción y generación de empleo.

Coordinador Gestión del Conocimiento Programa Ciudad e

Como se observa en la Tabla 1, Colombia es uno de los países latinoamericanos con mayores tasas de actividad emprendedora, por encima de Brasil y México, e incluso por encima de otros países como Estados Unidos e Israel. En 2012, aproximadamente el 20,1% de la población entre los 18 y 64 años de edad se encontraba involucrada en una actividad para poner en marcha su nuevo negocio (GEM Colombia, 2012)3.

Tabla 1. Evolución de la tasa de actividad emprendedora (TEA)4 en Colombia y otros países

Fuente: Elaboración propia a partir de GEM – Encuesta a Población Adulta (APS).

1 Este artículo está basado en el documento “Caracterización de la oferta financiera para emprendedores”, elaborado por el programa Ciudad e. 2 juanlaineztobon@comfama.com.co 3 Global Entrepreneurship Monitor (GEM) es un proyecto entre la London Business School y el Babson College que evalúa la actividad emprendedora, las aspiraciones y las actitudes de los individuos a través de una amplia gama de países alrededor del mundo. 4 La Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) mide la proporción de la población entre los 18 y 64 años de edad que se encuentra involucrada en una actividad para poner en marcha su nuevo negocio.

36


A nivel general, los países en desarrollo presentan una tasa de actividad emprendedora superior a países con niveles de desarrollo más alto, situación que se explica en que a medida que los países se desarrollan tienden a presentar un menor nivel de emprendimiento por necesidad (GEM Antioquia, 2012).

El gráfico 2 muestra la tasa de actividad emprendedora en Medellín desde el año 2010 al año 2012, apreciándose una evolución creciente. Este indicador muestra que la ciudad está viviendo un periodo de ascenso en la actividad emprendedora, dando señales del fenómeno de creación de empresas.

Gráfico 1. Tasa de actividad emprendedora en Medellín 2010 - 2012

Fuente: GEM Antioquia 2012

Al realizar un análisis en las distintas fases de actividad empresarial, Colombia presenta una baja participación de emprendimientos establecidos. De acuerdo con el GEM Colombia 2012, esto es el resultado de unas condiciones de entorno poco favorables para la supervivencia de las empresas durante sus primeros años, que afecta su sostenibilidad y gestión empresarial. El gráfico 2 muestra la proporción de la población en las distintas

37

etapas de actividad empresarial en el año 2012. Durante los últimos tres años, la proporción de emprendimientos en etapa de gestación ha presentando una variación positiva del 46,19% en 2010 al 58,46% en 2011 y sufrió una leve disminución en 2012, año en el cual se situó en 56,91%. La proporción de emprendimientos en etapa de puesta en marcha ha sido poco volátil, ubicándose en 13,58% en 2012.


Gráfico 2. Proporción de la población en las distintas etapas de actividad empresarial en 2012

Fuente: GEM Colombia 2012

Los resultados del GEM Antioquia 2012 indican que en Medellín los emprendimientos en etapa de gestación presentaron un comportamiento positivo al pasar de 41,6% en 2010 a 56,1% en 2012. Los emprendimientos en etapa de puesta en marcha presentaron una leve disminución al pasar de 7,3% a 6% en el mismo periodo. Los emprendimientos en etapa de crecimiento muestran una disminución del 8,8% en 2010 a 5,9% en 2012. Los resultados son críticos en la etapa de crecimiento, en la cual algunas empresas logran generar utilidades y son exploradas por el mercado, pero el flujo de caja puede no ser suficiente para continuar expandiendo la producción, por lo que la empresa requiere de recursos que le permitan continuar con sus procesos de transformación productiva,

mercadeo, desarrollo y mejoramiento de productos para generar mayor valor corporativo a través del escalamiento. Dicho proceso debe orientar los esfuerzos hacia la consolidación del crecimiento sostenido de la empresa, mediante la búsqueda de socios estratégicos. El éxito económico de cualquier región en Colombia depende de manera significativa de las Mipyme, de su potencial en la generación de empleo y su capacidad de supervivencia. Medellín, por ejemplo, en el año 2012 contaba con una estructura empresarial compuesta por 66.689 empresas, de las cuales un 87% correspondían a microempresas, un 10% a pequeñas empresas y un 3% a medianas empresas. Medellín concentra alrededor del 70% de las empresas de Antioquia.

38


Gráfico 3. Estructura empresarial Medellín

Fuente: Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia - Base del Registro Mercantil (69 Municipios)

Las Mipyme revisten gran importancia para la economía local por su aporte en la generación de empleos; sin embargo, el indicador de densidad empresarial de Medellín evidencia la falta de competitividad - 25 empresas por cada mil habitantes-, mostrando un fuerte atraso con respecto a países avanzados, donde la densidad empresarial se ubica en 50 empresas por cada mil habitantes (CCMA, 2013). La baja densidad empresarial se debe a que las empresas locales conllevan un alto grado de liquidación debido a que son actividades de inversión reducida y a las limitaciones que tienen para acceder a mecanismos de financiación . Cifras de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia revelan que el 79,9% de las empresas de Medellín cuenta con un total de activos que no superan los 50 millones de pesos.

Segarra y Callejón (2002) señalan que existe una relación directa entre los niveles de capital de una empresa y su posterior supervivencia en el mercado. En ese sentido, los fracasos empresariales pueden verse directamente afectados por el grado de inclusión financiera, ya que estas empresas son más vulnerables a las imperfecciones del mercado y, por lo tanto, más propensas a tener limitaciones financieras (Tsoukas, 2011). Lo anterior se ve reflejado en que cerca del 30% de las empresas desaparece dentro de los primeros tres años de vida (CCMA, 2013), lo cual demuestra que los emprendimientos presentan mayores dificultades para el desarrollo de sus actividades, las cuales se encuentran muy ligadas a necesidades financieras y a la falta de innovación, que finalmente se convierten en aspectos determinantes del cierre de actividades en más de la mitad de las Mipyme.

5 De acuerdo con la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, el 91% de las empresas del departamento de Antioquia corresponden a microempresas. Diversos autores señalan que existe una relación directa entre los niveles de inversión inicial y su posterior supervivencia en el mercado. En ese sentido, datos de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia permiten evidenciar que el 98% de las empresas liquidadas entre 2002 y 2012 corresponden a microempresas.

39


El acceso a la financiación es esencial para fomentar la innovación, la competitividad y el potencial crecimiento de las empresas, pero en el contexto económico actual, resulta cada vez más difícil. Según la gran encuesta Pyme aplicada en Medellín para el primer semestre del año 2013, el principal obstáculo que encuentran las Pyme para invertir en innovación se debe a la falta de financiación (30% de los entrevistados del sector industria, el 34% de comercio y el 33% de servicios). En este contexto, la falta de recursos suficientes hace que las empresas se enfrenten a prácticas operacionales ineficientes, independientemente del tipo de compañía y de la etapa en la que se encuentren, que altera la posibilidad de afrontar el mercado, desarrollar economías de escala y aumentar su capacidad de apalancamiento (Morales, 2011). Se ha observado que desde el sistema

financiero se puede promover el crecimiento de las Mipyme más que las grandes empresas (Guiso et al, 2004). Por tal motivo, factores como la falta de recursos para innovar o poner en marcha empresas de oportunidad y de alto impacto se ha convertido en un tema relevante de gestión y política. Colombia presenta un rezago importante y significativo en fuentes de financiación para el emprendimiento con respecto a otros países de la región como Brasil y Argentina. No obstante, como se observa en el gráfico 4, se destaca en la provisión de subvenciones públicas frente a los demás países. Por otro lado, presenta un desempeño bastante modesto en comparación con otros países más desarrollados como Israel, Estados Unidos y China, en los cuales existe una importante disponibilidad de recursos procedentes de las entidades financieras privadas y fondos de capital de riesgo.

Gráfico 4. Comparación internacional de la evaluación de los expertos sobre el apoyo financiero para el emprendimiento en 2012

Fuente: GEM Colombia 2012

40


Cuando se analiza la oferta procedente de entidades financieras sobre cada etapa del ciclo de vida empresarial se evidencian vacíos en las fases de gestación e inicio. De acuerdo con el estudio de caracterización de la oferta financiera para emprendedores, realizado por el programa Ciudad e, no existen productos de crédito para etapa de gestación, necesario para aquellas empresas que necesitan financiar actividades de prototipado. Por otro lado, en etapa de inicio o puesta en marcha solo existen 3 líneas de crédito a nivel nacional provenientes de fuentes estatales y de organizaciones sin ánimo de lucro. El leasing resulta ser uno de los instrumentos de financiación más adecuados para una empresa en etapa de inicio, especialmente por sus beneficios tributarios y porque los contratos normalmente son de mediano o largo plazo. Además, no requiere de altos desembolsos iniciales, permitiendo a los empresarios o emprendedores adquirir maquinaria o equipo sin afectar el flujo de caja de la empresa de manera significativa. Sin embargo, no existen productos de leasing para empresas en etapa de inicio, especialmente si se tiene en cuenta que en comparación con el crédito es un instrumento que conlleva menos riesgos y se adecúa más fácilmente a las necesidades de las empresas incipientes (Ciudad e, 2013). Por otro lado, en Colombia aun existe un sesgo en los fondos de capital privado a favor del capital de inversión, es decir, que el capital se está invirtiendo en mayor proporción en empresas con un nivel importante de madurez, dejando de lado la financiación de empresas en etapa temprana o que se hallan en una fase crucial de su desarrollo (Ciudad e, 2013). Dado lo anterior, las limitaciones que se presentan en el ámbito financiero se configuran como barreras que llevan a los emprendedores a tomar como medios de financiación de sus ideas de negocio sus propios recursos, ahorros familiares y otras fuentes informales

41

de financiamiento, cuyos recursos son insuficientes para considerar proyectos con un alcance importante que permita migrar a etapas superiores. En ese sentido, cuando se piensa en el emprendimiento como una manera sostenible de impulsar el desarrollo económico, se generan una serie de cuestionamientos en torno a cualquier tipo de iniciativa o proyecto, dado que bajo estos esquemas de financiación no logran alcanzar los niveles de madurez que requiere una estructura productiva sostenible. Para competir con éxito en un contexto de internacionalización es necesario contar con los recursos financieros adecuados, con el fin que las nuevas empresas realicen sus actividades económicas en óptimas condiciones para afrontar los retos de un entorno cada vez más competitivo. Dichos recursos se espera que provengan principalmente de iniciativas públicas y del sector privado. Pero ante la escasez de recursos y desde la perspectiva actual del sistema financiero, se hace necesario consolidar un sistema que proporcione nuevos mecanismos viables de estructuración financiera, que impulsen y promuevan el acceso al sistema financiero de los emprendedores de la ciudad de Medellín. Estos resultados constituyen un llamado a todos los actores del sistema de emprendimiento para revisar las políticas acerca de sostenibilidad empresarial que existen en el ámbito local, incluso nacional, ya que si bien Colombia mantiene una posición importante como país emprendedor y con alta vocación hacia el emprendimiento, las condiciones de financiación no son lo suficientemente propicias para la puesta en marcha de una empresa o para que las Mipyme constituidas adelanten programas de expansión y modernización que incrementen sus niveles de productividad y competitividad.


Bibliografía ANIF (2013). La gran encuesta Pyme, primer trimestre 2013. Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. (2013). Las 500 empresas más grandes de Antioquia. Revista Antioqueña de Economía y Desarrollo (Edición 7). Ciudad e (2013). Caracterización de la oferta financiera para emprendedores a nivel nacional. Cardullo, Mario (1999). Technological Entrepreneurism, Research Studies Press. Fracica, G. (2009) La financiación empresarial y la industria del capital de riesgo: Estructura y conceptos. Revista EAN (66), 31-66. Fracica, G; Matíz, F; Hernandez, G; Mogollón, Y. (2011). Capital semilla para la financiación de start ups con alto potencial de crecimiento en Colombia. Revista EAN (71). Global Entrepreneurship Monitor - Informe Colombia – 2012 Global Entrepreneurship Monitor - Informe Antioquia – 2012 Guiso, L., Sapienza, P., Zingales, L., 2004. Does local financial development matter? Quarterly Journal of Economics 119, 929–969. Kantis , H; Angelelli, P; Moorii, V. (2004). Desarrollo emprendedor: América Latina y la experiencia internacional. Banco Interamericano de Desarrollo & FUNDES Internacional. Colombia. Londoño, F; López, P; Montoya, D (2011). Caracterización de fuentes de financiamiento para empresas culturales en el ámbito público y privado. Universidad de Caldas. Manizales, Colombia. Matiz F. y Mogollón Y. (2008), La cadena de financiación: Una necesidad para el desarrollo económico y social a partir del emprendimiento. Revista EAN (63), 59-72. Morales, I. (2011). Las Pymes en México, entre la creación fallida y la destrucción creadora. Revista Economía Informa (366). UNAM. Segarra, A. y Callejón, M. (2002): New firms’ survival and market turbulence: New evidence from Spain, Review of Industrial Organization, 20, pp. 1-14. Tsoukas, S. (2011) Firm survival and financial development: evidence from a panel of emerging Asian economies. Journal of Banking and Finance, 35 (7). pp. 1736-1752. ISSN 0378-4266.

42


Emprendedores de alto impacto en proceso de consecuci贸n de capital

1 adriana.suarez@endeavor.org.co

43

Adriana Su谩rez Pardo1

Directora ejecutiva de Endeavor Colombia


Endeavor es una red global sin ánimo de lucro, líder en el fomento del emprendimiento de alto impacto. A través de este artículo, Endeavor expone las iniciativas que desarrolla para apoyar a emprendedores de alto impacto que están en proceso de consecución de capital. Los emprendedores de mercados emergentes que están en fase de crecimiento y expansión de sus modelos de negocio tienen que afrontar retos significativos para lograr una adecuada consecución de capital. “Una de las principales barreras que afronta un emprendedor que está escalando su negocio tiene que ver con la falta de contactos de potenciales inversionistas estratégicos y el limitado conocimiento de vehículos financieros adecuados a nivel local y global, que resulten en una opción atractiva de financiar el capital de trabajo necesario para dar un salto significativo en su negocio. Así mismo, dichos emprendedores que inician negociaciones con inversionistas sofisticados, en la mayoría de los casos, tienen conocimiento y experiencia limitada para realizar evaluaciones financieras y legales que beneficien los intereses de su compañía. Por lo que, contar con asesoría y mentoría de primer nivel encaminada a apoyar la fase de evaluación y debida diligencia, así como la negociación de condiciones óptimas que respondan a los intereses de ambas partes es fundamental”, dice Kenneth Mendiwelson, fundador y CEO de Refinancia, una empresa dedicada a proveer soluciones a personas que buscan alternativas especializadas de crédito. Ocho años después de fundar Refinancia, Kenneth se ha convertido en un modelo de rol en el ecosistema de emprendimiento de Colombia. Su interés de contribuir al desarrollo de la nueva generación de líderes empresariales en el país y su motivación personal de inspirar a emprendedores de alto potencial a pensar en grande, lo llevaron a integrar el prestigioso grupo de empresarios que forman parte de la Junta Directiva de Endeavor Colombia, una

red global sin ánimo de lucro, con oficinas en 19 países, enfocada en catalizar el desarrollo económico sostenible a través del apoyo, aceleración y mentoría de emprendedores de alto impacto. Hoy es un referente de emprendimientos de este tipo en Colombia y en América Latina. Endeavor define a los emprendedores de alto impacto como aquellas personas que, teniendo ideas de negocio innovadoras, son capaces de crear una empresa, crecerla y escalarla hasta convertirla en un proyecto exitoso. Se vuelven líderes en su industria, logran consolidar miles de millones de pesos en ingresos y posibilitan cientos o miles de empleos formales y de calidad. Estos emprendedores, además de su éxito personal y empresarial, se caracterizan por su compromiso de querer multiplicar su éxito e impactar a la comunidad local a través de inspiración, mentoría e inversión de generaciones más jóvenes de emprendedores. Los emprendedores de alto impacto, tienen una gran posibilidad de convertirse en la próxima generación de líderes empresariales del país, capaces de apalancar el desarrollo económico de largo plazo. Desde la fundación de Endeavor Colombia en 2007, han sido seleccionadas 22 empresas fundadas por 37 emprendedores, quienes generan ingresos anuales en ventas por valor de $600.000 millones, lo cual constituye el 0,13% del PIB del país, y han posibilitado más de 7.500 empleos de calidad. El portafolio de empresas Endeavor en Colombia se caracteriza por tener un crecimiento compuesto del 43% anual con modelos de negocio innovadores como BodyTech, PayU, Conexred, Siigo, Voice Bunny, Ecoflora, Gluky, Mario Hernández, entre otras. Si bien estos emprendedores hoy ya empiezan a ser modelos de rol a nivel local, han tenido que enfrentar múltiples barreras para ser exitosos. Estas dificultades por lo general tienen que ver con problemáticas como el costo del fracaso, la ausencia de modelos de rol, de mentores y

44


de redes de contactos; limitada experiencia gerencial, falta de confianza y limitado acceso a capital inteligente. Es por ello que Endeavor ha diseñado un modelo único de apoyo a emprendedores de alto impacto con programas y servicios a la medida, encaminados a disminuir las barreras del mercado y a acelerar el crecimiento de las compañías y las capacidades de los emprendedores. Sus servicios se prestan a través de un sólido programa de mentorías, generación de conexiones, asesorías especializadas, relacionamiento de alto nivel, eventos de inspiración locales e internacionales, entre otros. “Es a través de un programa GLAB2 que cuatro estudiantes de último semestre de MBA del MIT nos apoyaron en nuestra estrategia de expansión internacional, en la identificación de un socio estratégico con el cual finalmente conformamos un Joint Venture”, resalta Nicolás Cock, fundador de Ecoflora, empresa Endeavor establecida en Medellín, líder y pionera en el desarrollo de bioinsumos y servicios derivados de la biodiversidad para la industria agrícola. En el marco de estos servicios, Endeavor ha diseñado dos iniciativas para responder de manera oportuna y a la medida a las necesidades de financiación y consecución de capital que tienen los emprendedores seleccionados. Dentro de estas iniciativas se destacan el Investor Network y Catalyst, el primer fondo de co-inversión para acelerar emprendedores de alto impacto alrededor del mundo. El Endeavor Investor Network constituye una red de firmas de inversión líderes globalmente, quienes se vinculan con esta iniciativa para tener acceso a compañías de crecimiento acelerado, socios de inversión local y líderes

empresariales en todos los mercados en donde Endeavor tiene actualmente presencia. Esta iniciativa, lanzada en abril de 2011, es un programa de membresía anual en el cual se vinculan fondos de capital privado y de riesgo, de capital semilla e, inclusive, inversionistas institucionales interesados en tener acceso directo a los emprendedores Endeavor seleccionados en los 19 países en donde opera. Su vinculación se hace únicamente por invitación. Después de dos años y medio de lanzada la iniciativa, el Endeavor Investor Network ya cuenta con una red de más de 35 fondos globales y regionales entre los que se encuentran Abraaj Capital, Draper Fisher Juverston SAP Ventures, General Atlantic, Intel Capital, Omidyar Network, entre otros. La propuesta de valor para los fondos es atractiva ya que éstos tienen acceso a más de 800 emprendedores de alto impacto, quienes cuentan con ingresos en ventas a 2012 de US$6 billones y un CAGR3 de 168% dos años después de vincularse a Endeavor. Además, se les ofrece acceso a una red de más de 3.000 mentores en el plano global y 19 mercados (América Latina, Asia, África, Europa y Norte América). Por su parte, los emprendedores que están en búsqueda de capital inteligente, reciben de Endeavor apoyo permanente en la preparación previa a sentarse con los fondos o inversionistas, identificación y coordinación de agendas de reuniones con inversionistas potenciales, y asesoría de alto nivel a lo largo del proceso de negociación. Como impacto, en 24 meses de operación, el Endeavor Investor Network ha ayudado a que 72 compañías levanten más de US$300 millones de capital.

2 El Programa GLAB (Global Entrepreneurship Lab) consiste en la asignación de un grupo de 3 y 5 estudiantes de MBA a un Emprendedor Endeavor, para que desarrolle un proyecto al interior de la empresa. 3 La tasa de crecimiento anual compuesta o CAGR (por sus siglas en inglés) indica el crecimiento de una inversión en un determinado periodo de tiempo.

45


Otra iniciativa muy innovadora diseñada por Endeavor tiene que ver con Catalyst LP, un fondo de inversión de impacto fondeado por recursos de donantes cercanos al programa, el cual co-invierte con inversionistas principales en empresas Endeavor. Los rendimientos obtenidos por las inversiones realizadas por Catalyst LP no benefician a gestores de inversión sino que retornan a soportar la misión de Endeavor. Catalyst busca una participación minoritaria en las compañías del portafolio, de forma tal que se convierta en un inversionista pasivo sin derecho a voto o puesto en la junta directiva. Actualmente, Catalyst ha invertido en siete empresas Endeavor en el mundo, entre las que se encuentran Globant, Comparaonline.com y Restorando.com, entre otras. Durante el último año, Endeavor Colombia ha desarrollado iniciativas interesantes para complementar estos programas ofrecidos por Endeavor Global en relación con el componente de financiación y acercamiento a capital inteligente. Prueba de ello tiene que ver con el primer Foro de Inversión de Endeavor Colombia, realizado el 1 de noviembre de 2013, en el que participaron más de 80 asistentes que representaban 34 empresas y 24 fondos de capital de riesgo. La actividad propició 189 reuniones entre emprendedores e inversionistas, todas hechas en función de los intereses puntuales de las partes. El evento fue muy exitoso no solo por el acercamiento de inversionistas a emprendedores de alto impacto y potencial, sino porque un número significativo de firmas extranjeras de inversión visitaron el país por primera vez y sondearon el terreno y madurez de los emprendedores locales.

mercados, asegurando la calidad de los eventos y, sobre todo, el perfil de emprendedores de alto impacto. Hace un trabajo excelente para identificar empresas que ya tienen impacto local y que están en proceso de expansión en el ámbito regional”, expresó Zachary Finkelstein, inversionista en capital de riesgo para Lumia Capital en San Francisco, Estados Unidos. Finalmente, como recomendación para los emprendedores que están en búsqueda de capital, Endeavor sugiere que analicen previamente sus necesidades y el perfil de inversionista que desean antes de determinar la cantidad de equity a levantar, con el objetivo de disminuir la dilución (analizar niveles de apalancamiento, cobertura de deuda y tener en cuenta los flujos generados por la operación del negocio) y asegurar que el socio que se seleccione esté alineado con los intereses, visión y estrategias del emprendedor. Endeavor Colombia busca aumentar su impacto en el país con la selección y apoyo a un grupo mayor de emprendedores de alto impacto. Actualmente cuenta con una oficina nacional ubicada en Bogotá y está evaluando la posibilidad de abrir la primera oficina local en Medellín, con el ánimo de complementar el ecosistema de emprendimiento que ha desarrollado la ciudad. La sede de Medellín llegaría a ofrecer una propuesta de valor que dinamiza el impulso de nuevos emprendedores de alto impacto. Endeavor Colombia está convencida de que su presencia regional permitiría el logro de este objetivo.

“El evento fue un espacio perfecto para hacer contactos de emprendedores de muy buen nivel. Endeavor siempre ha sido un actor clave para nosotros cuando exploramos nuevos

46



Más crédito para las Mipyme colombianas Entrevista1 a

Luis Guillermo Vélez

Superintendente de Sociedades

En Colombia, hasta hace poco, si un empresario no tenía una propiedad inmueble, no podía acceder a un crédito, ya que la única garantía considerada idónea era la hipotecaria, es decir, que una bodega, un apartamento, un lote, una finca o un local eran el único respaldo válido para garantizarle al banco o a la cooperativa financiera que la deuda podría ser cancelada.

promotores de la ley, lo que está ocurriendo es un cambio muy profundo que va a beneficiar particularmente al micro, pequeño y mediano empresario.

Frente a este panorama, en el que rentabilidad de una organización parecía más asociada a las dimensiones de su planta física y no a su real capacidad de generar ingresos, surgió la ley 1676 de Garantías Mobiliarias, que busca que el empresario pueda respaldar un crédito con activos de su negocio, como la cartera, la maquinaria o el inventario, y de esta manera facilitar el acceso y mejorar el perfil de riesgo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

flexibilidad conceptual para dar en garantía una serie de bienes que pueden ser materiales o inmateriales. Cualquier bien mueble puede ser garantía; por ejemplo un tractor u otro tipo de maquinaria el inventario de un producto, o la mercancía futura. En cuanto a intangibles, es posible ofrecer un derecho de propiedad intelectual, una marca o un bien derivado atribuible, por ejemplo cuando se transforma un inventario de madera en sillas y mesas.

Con la entrada en vigencia de la ley, desde el 20 de febrero de 2014, se busca impulsar el desarrollo empresarial, frenar el crédito gota a gota o los agiotistas y abrir nuevas posibilidades para la creación de empresas, ya que estas, cuando recién inician sus actividades, aun teniendo alto potencial de crecimiento, presentan múltiples dificultades para acceder al crédito por parte del sistema financiero, debido a que durante sus primeras etapas sus activos más valiosos son de naturaleza intangible, por lo cual resultan bastante difíciles de valorar y de ser aceptados como garantía por parte del sistema crediticio tradicional2. Para Luis Guillermo Vélez, superintendente de Sociedades y uno de los principales

¿Cuáles son los bienes tangibles e intangibles que servirán como garantía? LGV/ Gracias a esta nueva ley hay mucha más

¿Los bienes deben registrarse constituir una garantía?

para

LGV/ La ley implica la creación de un Registro Nacional de Garantías Mobiliarias, al cual se podrá acceder de manera remota y estará a cargo de Confecámaras. Los empresarios deben registrar sus bienes muebles en esta instancia para hacer efectiva la garantía. Para bajar los costos de registro logramos que el impuesto de timbre se eliminara en este caso y solo tendremos un pago único que será en promedio de 15 dólares por registro, máximo 40 mil pesos por registro sin importar el valor del bien.

1 Entrevista realizada por Gina Castillo Sierra, comunicadora programa Ciudad e. 2 Fracica, 2009.

48


Así se logra que los acreedores puedan hacer efectiva la garantía de manera más expedita, por petición de pago directo, ante notarias o cámaras de comercio o por medio de una ejecución judicial.

¿Qué beneficios trae para el sector financiero? LGV/ Al sector financiero le beneficia en

la medida en que va tener la posibilidad de ofrecer crédito a más clientes, ya que se amplía el universo de personas a quienes les pueden ofrecer servicios financieros.

¿En qué experiencias internacionales se basaron para desarrollar la ley en Colombia? LGV/ La iniciativa se soporta en las

recomendaciones que sobre la materia ha expedido las Naciones Unidas a través de la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho mercantil internacional y en la Ley Modelo Interamericana sobre Garantías Mobiliarias expedida por la Organización de Estados Americanos. En términos prácticos, la ley se inspira en el modelo mexicano que ha funcionado muy bien y se ajusta al panorama colombiano.

¿Qué instrumentos financieros se ven impactados con la ley? LGV/ La ley de garantías mobiliarias no

sustituye la fiducia, el leasing, el factoring, ni ningún otro instrumento financiero, si no que los complementa. Seguramente a raíz de esta ley van a venir nuevos instrumentos y productos pero diseñados para el pequeño y mediano empresario.

¿Cuáles serán esos nuevos instrumentos o productos? LGV/ Normalmente cuando hay leyes de este tipo, nuevas entidades financieras entran al

49

mercado y las existentes se ajustan. En Estados Unidos este negocio lo mueven miles de Pyme financieras, que no necesariamente manejan ahorro del público pero sí realizan algún tipo de intermediación financiera. La ley abre una gran oportunidad para las entidades dedicadas a hacer crédito de libranza y microcrédito.

¿Esta Ley implica que se reduzcan los costos para los bancos? LGV/ Se reducen los costos de transacción más que el costo para los bancos, porque cobrar es mucho más fácil y en la medida que haya menos costos de transacción, habrá más crédito para quienes no podían acceder, mayor plazo para quienes ya tienen crédito y mejor tasa de interés en todos los casos.

¿Cómo se va a manejar la garantía mobiliaria frente a un régimen de insolvencia de las empresas? LGV/ La ley de garantías cambia un poco el

régimen de insolvencia que en Colombia, por razones históricas, había sido extremadamente desbalanceado a favor de los deudores. Teníamos un régimen de insolvencia que era prácticamente de crisis económica y ya no estamos en esa situación. A esto hay que darle un balance para que el tratamiento sea equilibrado entre deudor y acreedor en la solvencia, porque si no hay un balance entonces no fluye el crédito de la banca, de las entidades financieras a las empresas.


50


Evaluaci贸n crediticia de una compa帽铆a en el sector financiero Juan David Guerrero Agudelo1

Analista de la unidad de Estudios Econ贸micos de Aktiva Servicios Financieros

1 juan.guerrero@aktiva.com.co

51


Generalidades de las empresas en etapa temprana Para observar las características de empresas en etapa temprana (EET), es necesario comprender los grupos de clasificación en los cuales están inmersas. Generalmente los detalles de su comportamiento se pueden desprender de la dinámica de las micro y las pequeñas empresas. Para el caso antioqueño, y según las cifras de la Cámara de Comercio

de Medellín2 (CCM), aproximadamente el 97% de la base empresarial de la región, es decir cerca de 127 mil unidades productivas, se constituyen como micro y pequeñas empresas. Igualmente, la tasa de creación de empresas es más concentrada en las microempresas (en cuya naturaleza jurídica predomina la persona natural), que las pequeñas (en cuya naturaleza jurídica predomina la persona jurídica) y las principales dificultades en su creación se pueden observar en la gráfica 1.

Gráfico 1. Principales dificultades en la creación de empresas

Fuente: Cámara de Comercio de Medellín, 2013

El acceso al capital de trabajo también es importante en la mortalidad de una empresa, seguido por una débil planeación financiera, ausencia de planeación estratégica, alta competencia y baja generación de valor agregado que no permite que el servicio y el producto sobresalgan. Ahora, desde la oferta

para financiar el capital de trabajo, ¿Cuáles son los principales obstáculos que hay en la banca para conseguirlo? En Colombia se han documentado alrededor de nueve factores primordiales para que la banca no haga participe intensivamente a las EET en las operaciones comerciales de crédito.

2 Ospina Trejos, O. M. (2013). Causas de mortalidad de las micro y pequeñas empresas en Antioquia. Revista Antioqueña de Economía y Desarrollo, 7-52.

52


Cuadro 1. Principales obstáculos de los bancos para otorgar financiamiento.

Fuente: Banco Mundial

Las dificultades para otorgar financiación se encuentran en un contexto de creciente demanda, pero con restricciones y ausencia de incentivos por el lado de la oferta. A continuación se esboza el marco de referencia del sistema financiero y la brecha que existe con la financiación de EET.

Marco de referencia del sistema financiero colombiano El sistema financiero es el conjunto de instituciones y operaciones a través de las cuales se transfieren recursos de los agentes superavitarios a las empresas que lo requieren para el desarrollo de sus proyectos (agentes deficitarios)3. El otorgamiento de los recursos en el mercado se limita a los parámetros de riesgo definidos por la normatividad financiera nacional, los cuales definen criterios poco flexibles para el acceso de las EET puesto que no están en la capacidad de soportar, debido, entre otros aspectos, al poco tiempo que llevan en el mercado, a su débil estructura organizacional o porque los establecimientos

financieros no tienen los incentivos económicos que optimicen la relación riesgo rentabilidad del negocio; además, las EET puede que no necesiten financiación en muchos casos sino una inversión, por lo cual chocan con la oferta de deuda que puede ser negada o que su costo sobrepase la capacidad de pago y ponga en riesgo la continuidad de la empresa.

El proceso de evaluación crediticio. Y ¿qué es lo que se realmente se observa en el sistema financiero al momento de evaluar a las empresas que solicitan su crédito? A continuación se exponen en detalle aspectos clave desde la óptica de un analista que recibe la solicitud de financiación. El análisis de crédito es la herramienta de estudio utilizada por los establecimientos de crédito para evaluar una solicitud de endeudamiento. Este tiene como propósito determinar qué tan factible es que la empresa solicitante pague el crédito que se le otorga. Se trata de una herramienta determinante en las

3. Méndez L., C. F. (2011). Guía del mercado de valores. Bolsa de valores de Colombia.

53


instituciones financieras para poder garantizar que los créditos sean redituables, evaluando a las compañías tanto cualitativamente como cuantitativamente. Los análisis realizados por las instituciones financieras abarcan una gran variedad de estudios, los cuales constan de dos partes: un análisis de los factores externos e internos de la empresa. Los factores externos se recogen en:

Análisis sectorial El análisis sectorial comprende una visión del entorno económico y su influencia en la actividad de la empresa que es sujeto de evaluación; en este informe se destacan las características del sector, el crecimiento económico, los choques de oferta, el comportamiento de la cadena de suministros, la competencia, la demanda, la balanza comercial, los aspectos normativos que afecten de alguna manera su desempeño, debilidades y oportunidades del sector. Los factores internos se recogen en:

Análisis cualitativo Este análisis permite determinar los elementos constitutivos y particulares que componen una empresa, de manera que proporciona una herramienta para el adecuado conocimiento de una estructura organizacional y funcional, posibilitando la creación de un concepto integral sobre el negocio que es objeto de estudio. Principales aspectos cualitativos evaluados:

Antecedentes de la empresa. Este punto hace referencia a la antigüedad que es sustentable por la compañía (mediante el certificado de cámara de comercio - fecha de creación de la sociedad).

Grupo empresarial. Los bancos buscan

identificar las posibles sinergias que puedan tener las empresas que pertenecen a un mismo grupo. Adicionalmente, evalúan si puede presentarse triangulación tanto en pasivos como en activos, con el fin de mejorar los estados financieros de alguna de las empresas en particular.

Socios. La institución financiera valida la

experiencia de los socios en la actividad comercial de la empresa, la cual puede afectar significativamente el desarrollo futuro de ésta en el mercado. Adicionalmente, se evalúa la estabilidad tanto del representante legal como de los accionistas, ya que si son recientes o constantes pueden significar un cambio importante en el rumbo de la empresa y sus políticas.

Línea

de productos. Se busca tener conocimiento del producto o servicio, es decir, si sus productos están atados a demandas estacionales o en qué etapa del ciclo del producto se encuentra, pudiendo entender los riesgos que enfrentará la empresa en el futuro. Concesiones fiscales especiales. Se analiza

si las concesiones que pueden tener algunas empresas son de especial atención, ya que aunque en el pasado tuviera dichos beneficios, esto no es garantía de que en el futuro se tengan.

Competidores. Se debe tener un amplio espectro de los competidores, tanto directos como indirectos. Además, se deben tener en cuenta los competidores potenciales que puede enfrentar la empresa en los próximos años.

Clientes y proveedores. Aclarar cuál es

la posición de la empresa respecto a sus proveedores, políticas de financiación de éstos hacia la empresa y las demás condiciones que se negocian actualmente.

54


Análisis cuantitativo

Márgenes. Estos indicadores tienen como

El análisis cuantitativo de una empresa se basa en el estudio detallado de sus estados financieros, principalmente el balance general, estado de pérdidas y ganancias y el flujo de efectivo. Mediante este estudio se busca comprender las dinámicas entre las diferentes cuentas, pero más importante aún es comprender el cambio de participación en la estructura de activos a través de los años. Principales aspectos cuantitativos evaluados:

Análisis

de indicadores. Las razones financieras son utilizadas para evidenciar las relaciones que existen entre las diferentes cuentas de los estados financieros; sirven especialmente para la predicción del rumbo de la compañía y buscan anticipar las condiciones futuras. Adicionalmente, pueden ser utilizados como soporte para la toma de decisiones al momento de presentar un proyecto crediticio.

punto de partida los ingresos o ventas, por lo que se puede observar fácilmente cuáles son los rubros que afectan más la utilidad neta de una empresa, y permiten entender cómo es la dinámica de los costos, gastos e impuestos en la estructura.

Endeudamiento. En este apartado se evalúan

indicadores como pasivos/activos, los cuales evidencian el porcentaje de participación del pasivo en el total de la estructura de activos. Entre mayor participación se deduce, mayor riesgo existe para pagar las nuevas obligaciones.

Rentabilidad. En este caso se estudia la

rentabilidad o la utilidad que arroja la compañía después de la inversión realizada por los socios y también con relación a los activos disponibles. De ser muy bajos estos indicadores evidenciarán un difícil sostenimiento de la compañía en el futuro.

Cuadro 2. Evaluación crediticia

55


Liquidez. Se evalúa principalmente el capital

de trabajo, es decir, aquellos recursos que requiere la empresa para poder realizar sus operaciones diarias. En ese sentido, el capital de trabajo es lo que comúnmente conocemos como necesidades de recursos de corto plazo. En síntesis, al momento de constituir una nueva empresa debe tenerse presente que es indispensable cumplir los requisitos básicos de inscripción en la cámara de comercio, disponer de un sistema de contabilidad que refleje claramente la realidad financiera, cumplir de forma rigurosa las normas establecidas en el

sistema tributario del país y adoptar prácticas de buen gobierno. Estas son condiciones necesarias para, posteriormente, y en la medida en que la empresa desarrolle su objeto social, poder acceder con mayor probabilidad de éxito a los sistemas institucionales de financiación de su actividad y a los programas de apoyo al desarrollo empresarial del país. Además, siempre debe tenerse en cuenta al momento de elegir algún producto financiero, que este se ajuste a las necesidades y que sea el resultado de una planeación financiera de la empresa.

56


57


El rol del emprendimiento corporativo en la consolidación de nuevas empresas Ana Milena Vera Girón1

Profesional de área del departamento de Investigación y Pensamiento Social de Comfama

¿Cuál es el papel del sector privado en la financiación del emprendedor? ¿Sus acciones deben estar encaminadas solo a facilitar recursos o también a ejercer un rol de padrinazgo? La participación del sector privado dentro del emprendimiento puede ser vista desde la propulsión de nuevas empresas a través de este modelo corporativo. Este se produce cuando una organización se centra en el crecimiento mediante la búsqueda y explotación activa de oportunidades. El concepto indica los procesos a través de los cuales las empresas innovan, crean nuevos negocios (internos, externos o conjuntamente con otras organizaciones) y se transforman estratégicamente para renovar sus conocimientos y ambientes de negocios (Teng, 2007). Además, este emprendimiento implica necesariamente riesgos y altos niveles de incertidumbre, pero es un motor eficiente para el desarrollo de capacidades e iniciativas empresariales sostenibles. En ese sentido, las grandes organizaciones promueven las iniciativas de negocio como fuente de innovación, no desde el accionar de su responsabilidad empresarial sino desde la creación de valor. El emprendimiento corporativo se ha convertido en una importante perspectiva estratégica para

mejorar las capacidades de innovación de las organizaciones. Así se revela la necesidad de emprendimiento de las empresas, con el fin de explotar sus propias oportunidads de negocio. Sin embargo, no se limita a la creación de nuevas oportunidades de negocio dentro de las organizaciones existentes, sino que trasciende hacia un enfoque de renovación con la combinación de nuevos recursos, identificando oportunidades en fuentes externas, lo cual se refiere al esfuerzo por desarrollar ventajas competitivas en la organización a través de la adopción o apoyo de innovaciones generadas por otras empresas, adoptando una nueva faceta desde el padrinazgo, la financiación y otros elementos corporativos que potencialicen las iniciativas que tiendan a transformar una industria. Lo anterior implica que el concepto de emprendimiento corporativo adopta una dimensión más amplia, pero igualmente relacionada con la capacidad de la empresa para competir a partir de la innovación. Los nuevos negocios que se generan a partir de este tipo de emprendimiento residen, por lo general, dentro de la misma organización, pero pueden estar ubicadas por fuera como spin-offs2. Aunque el emprendimiento cuenta con todo el soporte de la empresa matriz, como lo es la gestión, la experiencia comercial y la transferencia de tecnologías “requiere movilizar nuevos recursos y/o cambiar la

1 Anavera@comfama.com.co 2 Un spin-off implica el surgimiento de una nueva empresa a partir de una preexistente. Generalmente, involucra una separación de negocios con el fin de que cada uno se concentre en sus planes de estratégicos y manejen una estructura de capital de acuerdo con sus necesidades.

58


asignación de recursos existentes” (CAF, 2006). Es así como se plasma la voluntad de asumir riesgos y la generación de nuevos negocios, no solo desde la identificación de una oportunidad, sino desde la viabilidad financiera. Este último

aspecto se enmarca en la dimensión de financiación, por medio de una forma especial de capital de riesgo (Corporate Venturing), en la cual las organizaciones invierten directamente en proyectos de innovación internos o en una empresa externa en etapa de crecimiento.

Figura 1. Emprendimiento corporativo

Fuente: Elaboración propia a partir de Sharma y Chrisman (1999).

Desde la perspectiva schumpeteriana, “el innovador debe tener fondos monetarios antes de iniciar su actividad dinámica”, como resultado de las necesidades emergentes en el desarrollo de un negocio, sumado al alto costo de los productos financieros por el aumento del riesgo asociado a estas actividades en el proceso de consolidación. Este riesgo se incrementa ostensiblemente cuando el negocio tiene una dirección hacia el alto desarrollo tecnológico, debido a los costos superiores de inversión en I+D, que pueden retribuirse a futuro en mayores ingresos, como también pueden verse truncados por la necesidad creciente de mayores recursos. Aunque desde el emprendimiento corporativo esto implicaría una revitalización de la actividad en ejecución de la empresa principal. El Corporate Venturing puede adoptar muchas

59

formas. La más común es cuando la organización apoya la I+D y los proyectos internos. Otra de ellas se refiere a las inversiones financieras dirigidas a tomar participación accionaria en una empresa más pequeña (en crecimiento o de reciente creación). Las tendencias más recientes son los joint ventures o inversiones conjuntas, en donde se asume un riesgo compartido con otras organizaciones o inversionistas sobre las inversiones realizadas en empresas de reciente creación con alto potencial de innovación y los fondos de riesgo corporativo (Corporate Venture Funds), que a diferencia de los fondos de capital de riesgo, generalmente constituidos por varios socios, suelen tener un solo socio: la empresa matriz. Las grandes empresas juegan un papel cada vez más importante en el capital de riesgo, poniendo de relieve una interesante tendencia


en la combinación de recursos y búsqueda de ventajas competitivas a partir de la innovación. En el plano internacional, esta tendencia se encuentra bastante marcada por grandes empresas del sector tecnológico, como lo son Google, Intel y Samsung. Por ejemplo, Intel Capital, fundada en 1991, ha realizado inversiones en cerca de 1.276 compañías enfocadas en la innovación tecnológica. Gran parte del éxito de este fondo se debe a que la compañía cuenta con una alta experiencia en tecnología, capital de marca y programas de desarrollo de negocios que

aseguran un éxito duradero de las startup en que invierten3. En Colombia, organizaciones como Nutresa se han puesto como objetivo fomentar y financiar proyectos que apalanquen sus ventajas competitivas a través de un fondo de capital de riesgo corporativo. Dicho fondo se enfoca de manera exclusiva en proyectos internos orientados al desarrollo de nuevos productos, canales de distribución, productividad del talento humano y desarrollo sostenible (La Nación, 2013).

Figura 2. Ranking principales fundos de riesgo corporativo en el mundo

Fuente: http://www.cbinsights.com/

Desde la perspectiva estratégica, dichos fondos pueden explicar el éxito y fracaso de algunas de las grandes empresas. Uno de los ejemplos más citados es el caso de Blockbuster, que en el año 2000 pudo invertir en una startup llamada Netflix, hoy en día una de las más importantes plataformas de películas en línea valorada en

US$8500 millones (Alt1040, 2010). En el año 2010 Blockbuster se declaró en bancarrota al no poder competir con Netflix. Hoy en día, el no escalar grandes ideas y realizar adquisiciones o mayores inversiones en I+D es uno de los puntos de mayor discusión, en el que muchas empresas pueden derrumbarse al no encontrar

3 El término startup hace referencia a una empresa en etapa temprana o que recién inicia sus operaciones.

60


respuesta por parte del mercado. De acuerdo con Gnyagaly y Fogel (1994), quien cita a Pennings (1982), el emprendimiento requiere del soporte financiero para al menos tres objetivos: diversificar el riesgo de la puesta en marcha, acumular capital inicial y financiar el crecimiento. El autor señala que los prestamistas prefieren invertir en empresas establecidas con éxito, en lugar de invertir en proyectos de alto riesgo. Por lo tanto, los objetivos de los emprendimientos pueden verse arruinados al no ser correspondidos en sus etapas de financiación. Asimismo, Gnyagaly y Fogel (1994) citan que “la disponibilidad de recursos financieros parece ser un importante predictor de la frecuencia de las nuevas empresas de nueva creación”.

Esta conclusión puede favorecer el impulso de la economía por la creación de nuevos empleos y la dinamización de los sectores económicos a los cuales se dirijan nuevas inversiones en la búsqueda de ventajas competitivas. Las organizaciones no deben conservar la visión estatista de fomento al emprendimiento, sino hacer una apuesta sistémica, en la cual los diferentes actores juegan un papel preponderante en la activación de la economía. El emprendimiento corporativo implica riesgos y altos niveles de incertidumbre, pero es un motor eficiente para el desarrollo de capacidades e iniciativas empresariales sostenibles. En este sentido, las grandes organizaciones promueven el emprendimiento como fuente de innovación, no a partir de su responsabilidad empresarial sino de la creación de valor.

Bibliografía: Ejaz Ghani, William R. Kerr, and Stephen D. O’Connell (2011). Who Creates Jobs? Gnyagaly y Fogel (1994). Environments for Entrepreneurship Development: Key Dimensions and Research Implications OCDE (2013). Policies for Seed and Early Stage Finance. Pennings, J.M., (1982). The Urban quality of life and entrepreneurship. Sharma P. and Chrisman J.J. (1999). “Toward a reconciliation of the definitional issues in the field of corporate entrepreneurship”. Entrepreneurship Theory and Practice. Teng, B. (2007). Corporate entrepreneurship activities through strategic alliances. Journal of Management Studies, 44(1): 119–142. La Nación, 2013. Recuperado el 12 de Febrero de 2014, de http://www.nacion.com/economia/ empresarial/Grupo-Nutresa-financiar-proyectos-empleados_0_1350065001.html Alt1040, 2010. Recuperado el 12 de Febrero de 2014, de http://alt1040.com/2010/09/blockbustery-netflix-historia-de-un-exito-y-un-fracaso

61



Estrategias para la financiación de pequeñas y medianas empresas Óscar Manco López1,

(c) PhD. Director de Investigaciones económicas y estructuración Trust Investment S.A.S

Santiago Medina Hurtado2

PhD. Director de Proyectos especiales y gestión de riesgos Trust Investment S.A.S

1 oscar.manco@tisas.co 2 santiago.medina@tisas.co

63


Este artículo pretende evidenciar las tendencias internacionales asociadas al financiamiento de la pequeña y mediana empresa. Su concepción hace parte de una propuesta estructural de impacto regional que puede dar un giro a las alternativas tradicionales de financiación en el sector Pymes, para lo cual es necesario que el Gobierno Nacional y las entidades encargadas se apropien del desarrollo y le otorguen el impulso requerido. En Colombia aún no existe una herramienta que ofrezca a las Pymes mecanismos de financiación diferentes a los tradicionales. Por lo tanto surge una gran necesidad de nuevos instrumentos ya que las compañías deben estar en la capacidad financiera y operativa para enfrentar los nuevos retos, tales como los tratados de libre comercio, la globalización de los mercados y la competencia nacional e internacional. En primer lugar se hace una revisión de la situación externa y local frente al problema de acceso a las líneas crediticias tradicionales, haciendo énfasis en las condiciones que limitan a los empresarios en el apalancamiento. En segundo lugar se presenta la situación interna alrededor de las distintas posibilidades de financiación y, finalmente, se propone la inclusión de una alternativa novedosa para el financiamiento de las empresas pequeñas y medianas. Las Pyme tienen altas necesidades de liquidez y de inversión para respaldar sus proyectos y mejorar su operatividad, siendo un gran limitante el difícil acceso al crédito de la banca y el endurecimiento de las condiciones en función de los problemas que atraviese determinada economía. Palabras Clave: Pyme, Mercado Alternativo

Apalancamiento,

Introducción La clasificación del componente empresarial en una economía puede ser realizada de diferentes formas; por ejemplo por sectores, tamaño (número de trabajadores, nivel de ingresos o activos), distribución regional, nivel de internacionalización, nivel de crecimiento o innovación, nivel de riesgo, entre otras. Su estudio y seguimiento por parte de entidades gubernamentales o privadas, permite definir políticas sectoriales de apoyo y protección a los sectores más sensibles o normas regulatorias para el control de las empresas y su operación en el mercado. Por su parte, las instituciones privadas podrían, a partir de estas caracterizaciones, definir sus estrategias comerciales o de negocio. Atendiendo a una clasificación basada en el número de trabajadores y el nivel de ingresos, las empresas mercantiles, industriales o de otro tipo que tienen un número reducido de trabajadores y que registran ingresos moderados son clasificadas como Pyme, (Pequeña y Mediana Empresa); sin embargo, esta definición varía según el país. Las Pyme desempeñan un papel fundamental en la economía, especialmente por su participación en el tejido empresarial, la contribución a la generación de empleo, su aporte a los procesos de innovación, así como su contribución al desarrollo social y la generación de riqueza, tal como lo muestran diferentes estadísticas sectoriales (Rodríguez 2003, ANIF 2013). Sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos realizados desde las instituciones públicas, los beneficios que estas empresas proporcionan a una sociedad se ven fuertemente condicionados por la tasa de mortalidad en sus primeros años de vida. Los datos al respecto muestran que la mayoría de las Pyme funcionan por corto tiempo: dentro de los primeros cinco años

64


de vida cerca de la mitad de las iniciativas empresariales fracasan (Castro giovanni, 1996; Reynolds, 1987), siendo este un fenómeno que afecta a muchos países. Generalmente, en las economías que se han visto golpeadas por fenómenos como las crisis, asociadas a problemas como el narcotráfico, la violencia o la pobreza; los bancos endurecen los criterios de aprobación de créditos e incrementan los diferenciales de tasas de interés, siendo el sector de Pyme el más sensible a estas políticas. Por ejemplo, durante la crisis de la Unión Europea los bancos han reducido en promedio un 47% los préstamos y han incrementado el diferencial de tasa de interés para las Pymes españolas, irlandesas, italianas, francesas, holandesas y portuguesas (en el caso de España la reducción del crédito a Pyme se sitúa en un 66% con un costo de financiación del 5,2%, mientras que en Alemania el costo es del 2,9% (En línea 1)). No obstante, la importancia de las Pyme para una economía, como lo demuestran los diferentes indicadores de empleo y productividad, es alta y, debido a su vulnerabilidad, este es un sector que necesita protección e incentivos para que pueda competir y sostenerse frente a la gran empresa. Por ello, las instituciones gubernamentales ofrecen líneas de crédito en condiciones especiales y beneficios impositivos así como servicios de asesoría y consultoría sin costo, como un estímulo al sostenimiento de las Pyme y como una estrategia para el desarrollo económico. No obstante, el acceso al crédito para la financiación del crecimiento o capital de trabajo es uno de los temas que merecen especial atención en el diseño y la implementación de políticas públicas. El desarrollo de un marco regulatorio que defina estatutos y unificación de los criterios de clasificación de empresas en cada país, es esencial para la preparación y ejecución de

65

políticas públicas asociadas a la promoción de la pequeña y mediana empresa (Cepal, 2010). De otro lado, el desarrollo de un mercado de productos financieros específico para Pyme, que promueva el aumento de los niveles de bancarización y la reducción de los altos costos del acceso al crédito, es necesario en la mayoría de los países de América Latina y Europa para el financiamiento de emprendimientos, y son determinantes en el proceso de reducir la mortalidad y dar sostenibilidad a estas empresas. Son varias las instituciones que vienen trabajando desde hace varios años en fomentar políticas públicas que permitan darle sostenibilidad a las Pyme: Fundes, Cepal, Fomin (Fondo multilateral de Inversiones, miembro del grupo BID), Comisión Europea, Banco Mundial, Naciones Unidas, Organización Mundial del Comercio (WTO), Small Business Administration (SBA), OECD, las cuales buscan promover la competitividad, la sostenibilidad, la innovación y el acceso a la financiación de empresas de emprendimiento. En Colombia, si bien la ley 590 de 2000 y la ley 905 de 2004, promueven el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas, las leyes realizan una formalización institucional por parte del Estado, plantean la creación de programas que promueven la capacitación, el desarrollo humano, el desarrollo industrial y la innovación, así como el acceso a crédito provenientes del Fondo Nacional de Garantías S.A. y el Fondo Emprender. Los recursos de financiación serán administrados por los establecimientos de crédito e instituciones como Mipyme, Fundación Compartir, Fundes, Fundación Innovar, Bancoldex, Proexport, Cinset. No obstante, en estos grandes avances en el marco institucional es todavía incipiente el apoyo real al sector de las Pyme como lo demuestra la evolución del sector (ANIF 2013).


Acceso a la financiación de Pyme en Colombia En Colombia, solo las grandes y medianas empresas tienen acceso a todas las modalidades de financiamiento. La prestación de servicios financieros a las Pyme por parte de las instituciones bancarias es limitada ya que, inicialmente, depende de que tengan historial crediticio que permita cumplir con los requisitos que se solicitan en cuanto a información y garantías exigidas, y, segundo, del grado de formalidad de las empresas. No obstante, los programas de crédito diseñados por instituciones públicas se difunden a través de los bancos comerciales. Estos generalmente presentan un sesgo que favorece el financiamiento a las empresas de mayor tamaño.

Por otra parte, los recursos que se destinan a inversiones de mediano y largo plazo son insuficientes y no llegan a las empresas pequeñas. Lo anterior, aunado a las altas tasas de interés de acceso al crédito debido a la percepción del riesgo, son las causas principales por las cuales las Pyme tampoco recurren al crédito bancario para financiar su actividad y crecimiento. La figura 1 muestra el total de solicitudes realizadas en la región durante el último año y evidencian que la proporción entre aprobaciones y rechazos es casi simétrica, lo cual da cuenta del endurecimiento de las condiciones para acceder al crédito

Figura 1. Porcentaje de aprobaciones regionales

Fuente: Superintendencia Financiera – Trust Investment

66


Entre los rasgos principales del sistema financiero en Colombia están su bajo nivel de profundización3; no obstante, su estructura financiera está orientada hacia un funcionamiento bajo reglas de mercado más que de intervención. Con el tiempo se han ido consolidando varios holdings de grupos financieros, junto a una tendencia paulatina del fortalecimiento de un esquema de multibanca, en el cual los principales servicios financieros se prestan bajo un mismo techo, por ejemplo, operaciones de crédito, leasing, seguros, operaciones cambiarias, entre otras. Si bien las entidades de crédito como los bancos comerciales, las compañías de financiamiento,

y las corporaciones financieras son cada vez más activas en el segmento de las Pyme, en condiciones de mercado son las cooperativas financieras las que más participan de este mercado. Sin embargo, su oferta de créditos se ve limitada por dos razones: primero, por las condiciones del crédito y, segundo, por la oferta de líneas de crédito (Rodríguez 2003). La Figura 2 indica las condiciones del crédito que más limitan el acceso al financiamiento para Pyme. Como puede observarse las razones que más limitan el acceso al crédito están asociadas a las tasas de interés, las garantías exigidas y el número de trámites.

Figura 2. Condiciones que limitan el acceso al financiamiento

Fuente: Rodríguez 2003

3 Medido como la relación entre la cartera bruta del sector financiero y el PIB, en Colombia este indicador se sitúa entre el 25 y 35%, entre los años 1996 y 2009, este nivel es muy bajo frente al de países desarrollados e inclusive en relación al de algunos países en desarrollo, que superan el 100%. Esto significa que la disponibilidad de recursos del sistema financiero con respecto al PIB es baja.

67


Respecto a las líneas crediticias, en general la política gubernamental está enfocada en el ofrecimiento de créditos tradicionales a través del sector bancario; sin embargo, desde el punto de vista de los empresarios, éstos no encuentran condiciones especiales en las líneas de crédito que se les ofrecen a pesar de que los costos se hayan reducido.

Si se analizan las cifras del financiamiento de las Pyme, la situación actual no es muy diferente de la encontrada hace 10 años (ANIF. 2013, Rodríguez A. G. 2003). En tal sentido, la última encuesta realizada por ANIF expone las preferencias empresariales respecto a sus fuentes principales de financiación, la figura 3 define los más importantes.

Llama también la atención el desconocimiento y desinterés por parte de las entidades crediticias para explotar este mercado, y la deficiente divulgación gubernamental de las líneas de crédito, orientadas hacia este estrato empresarial, como el leasing o el factoring. Solo el 42% de las Pyme acceden al crédito bancario, siendo los proveedores la fuente de financiación alternativa más importante, y en una menor proporción fuentes propias, crédito extrabancario, leasing o factoring.

En promedio, las necesidades actuales de financiación son en un 56 por ciento para capital de trabajo, 14 por ciento para compra de maquinaria y equipo, 12 por ciento para adquisición o mejora de estructura física, 10 por ciento refinanciación y el 7 por ciento para pago de impuestos (ANIF. 2013).

Figura 3. Fuentes de financiación mercado empresarial colombiano 2013

Fuente: ANIF

68


1. Alternativas de financiamiento de Pyme a nivel mundial

Durante la crisis de los años 2008-2009, las nuevas leyes propuestas por Basilea III aumentaron los requerimientos de capital y redujeron el apalancamiento del sistema financiero, lo cual dificultó a los bancos a extender las líneas de crédito. Para las Pyme en Europa (Small and Medium Enterpises – SMEs), donde las economías todavía están luchando con la crisis del euro, el crédito es escaso. Ante la falta de préstamos bancarios o líneas de crédito, muchas empresas de mediana capitalización están recurriendo al mercado de bonos para el financiamiento. En el mundo se vienen desarrollando alternativas novedosas de financiación y nuevos mercados para dar acceso un gran número de empresas solventes, que dado su tamaño y riesgo, no pueden acceder a los mercados financiero nacional o internacional, emitiendo obligaciones y bonos, ni tampoco pueden vender acciones en un mercado semejante a la Bolsa, además es una alternativa a la financiación bancaria. En este sentido, en los últimos años son varias las propuestas que se encuentran para impulsar el desarrollo de mercados alternativos de financiación para Pyme en etapa de crecimiento, y encaminadas a facilitar el acceso a recursos financieros de manera simplificada y de menor costo en los mercados de capitales. Esta tendencia puede ser observada en la mayoría de países de la Unión Europea como Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña o España, así como en los Estados Unidos. Como se ha visto, la falta de reglas, instituciones adecuadas y mecanismos de financiación supone una restricción al libre desarrollo de las empresas en el mercado, y tradicionalmente la financiación de Pyme está asociada al crédito tradicional. Los mercados alternativos de financiación

69

se dirigen principalmente a inversores institucionales nacionales y extranjeros que desean diversificar sus carteras con valores de compañías de mediana dimensión, habitualmente no cotizadas y con buenas perspectivas de negocio. Para ello, el ente regulador y los supervisores deben efectuar los cambios normativos necesarios para avalar el funcionamiento adecuado de estos mercados.

Características generales de operatividad Títulos negociados. La mayoría de mercados están centrados en la emisión de bonos corporativos, los cuales deben ser admitidos a cotización por el operador del mercado, pagar una tasa fija, emitidos en moneda legal y negociados en múltiplos de una emisión aprobada. En una pequeña proporción se permite la emisión de acciones. Plataforma electrónica de negociación y de información del mercado. El sistema de comercio electrónico es el núcleo de las operaciones con bonos electrónicos. En esta plataforma se acumulan las órdenes, se determina el precio de la bolsa de valores y, cuando proceda, se ejecutan las órdenes existentes. Desde una perspectiva técnica, el sistema de negociación electrónica es operado por el regulador del sistema. Tiene asociado por lo general un departamento de vigilancia del mercado que asegura que el sistema funciona sin problemas y asociado a la bolsa de valores. Negociación. El día de negociación se inicia con una fase de subastas que continúa durante toda la fase de apertura de mercado en horarios similares a los de la bolsa de valores. Asesores registrados. Dan soporte en el momento de preparación y a lo largo de la vida de la emisión, son quienes acompañan a las empresas en cuanto a requisitos normativos. Son personas jurídicas con experiencia en emisión de valores.


Creadores de mercado (market markets). Se dedican a cotizar precios de bonos durante los días de negociación, tanto para compra como para venta. Todas las operaciones deben ser registradas por el operador del mercado. Colocación de emisiones. Los bonos pueden colocarse a través de todas las instituciones de crédito, bancos online, corredores y otros prestadores de servicios financieros vinculados al sistema.

bonos; sin embargo, se realiza calificación para este tipo de inversión, lo cual pretende asegurar una transparencia al mercado. El índice refleja el rendimiento por precio de los bonos corporativos de empresas de tamaños medianas. Perfil de las empresas para ingreso al mercado. Las políticas están asociadas al nivel de ingresos, utilidades, nivel Ebitda, nivel de capital, años de actividad, calificación, entre otros.

Calificación de bonos emitidos. No hay un requisito mínimo de calificación de estos

Referencias Angel M.F., Pulido D.U. (2010). El éxito de las Pyme en Colombia: un estudio de casos en el sector salud. Revista Estudios Gerenciales, Universidad ICESI. Vol. 26, No. 114. Ene-Mar. ANIF, (2013). Gran Encuesta Pyme. Primer semestre. Castrogiovanni, G.J. (1996). PreStart up planning and the survival of new small businesses: theoretical linkages. Journal of management, 22(6), 801-822. CEPAL, (2010). La hora de la igualdad: Brechas por cerrar, caminos por abrir. C/G.2432(SES.33/3). Ferraro Carlo, Goldstein E, Zuleta L. A., Garrido C. (2011). Eliminando barreras: El financiamiento a las Pyme en América Latina. CEPAL. Noviembre. Larraín, C. (2007). “Banco Estado Microcréditos: lecciones de un modelo exitoso”, Serie Financiamiento del Desarrollo, CEPAL, Santiago de Chile. Pavón, L. (2010). Financiamiento a las microempresas y las Pyme en México (2000- 2009), Serie Financiamiento del Desarrollo, CEPAL, Santiago de Chile Reynolds, P.D. (1987). New firms: societal contribution versus survival potential. Journal of Business Venturing, 2(3), 231-246. Rodríguez A. G. (2003). La realidad de la Pyme colombiana. Desafío para el desarrollo. FUNDES INTERNACIONAL. Septiembre. Web: En línea 1: http://www.expansion.com/2013/10/17/empresas/banca/1382023723.html

70


En línea 2: https://www.boerse-stuttgart.de/en/tradingsegmentsandtradinginitiatives/bondm/ bondm.html En línea 3: http://www.bmerf.es/esp/aspx/Portadas/HomeMARF.aspx En línea 4: https://europeanequities.nyx.com/en/regulation/nyse-alternext En línea 5: http://www.borsaitaliana.it/obbligazioni/segmento-professionale/extramot-pro/extramot-pro.en.htm En línea 6: http://www.sba.gov/

71



Creando valor a partir de esquemas flexibles y de riesgo compartido David Betancur Londoño1

Asesor departamento de Desarrollo Empresarial de Comfama

Al mismo tiempo que mejora la organización de los mercados de inversión, aumentan, sin embargo, los riesgos del predominio de la especulación. Los especuladores podrían no resultar perjudiciales si fueran como burbujas dentro de una corriente empresarial estable; lo grave se produce cuando es la empresa la que se convierte en una burbuja en medio del desorden especulativo.

John Maynard Keynes Medellín presenta desde hace varios años importantes avances relacionados con el crecimiento económico y el posicionamiento de una nueva estructura empresarial, enfocada

esencialmente en la economía de servicios y el comercio, de forma tal que ha dejado a un lado el rol estratégico que décadas atrás tuvo la industria manufacturera. Hoy la ciudad experimenta un proceso de transición que está definiendo su nueva vocación productiva, y ante los retos de la competitividad se vislumbra la generación de nuevos valores agregados a partir del conocimiento y la innovación. La lejanía con los puertos, las cadenas de abastecimiento o el mismo mercado, se convierten en factores que elevan los costos y de ahí la necesidad de un nuevo planteamiento donde estos costos se sopesen con otras eficiencias.

Gráfico 1 Evolución real del PIB Nacional y de Medellín 2005 - 2012* (%)

Fuente: Departamento Administrativo de Planeación, Alcaldía de Medellín. Cuentas Económicas del Municipio de Medellín 2005-2012 y matriz insumo producto 2010. 2011 (preliminar), 2012 (proyectado) 1 davidbetancurlondono@comfama.com.co

73


En este contexto, aparece una nueva generación de emprendedores, quienes favorecidos por una nueva cultura, posibilitan políticamente la realización de las ideas de negocio, y le apuestan al cambio y a la generación de valor agregado. A pesar de que la ciudad ha avanzado en la implementación de una institucionalidad alrededor del emprendimiento, aún existen falencias de carácter estructural.

La ciudad de Medellín, tal como lo muestran los resultados históricos, ha venido presentando crecimientos económicos superiores a los de Colombia, razón por la cual se valida la permanencia de una economía solida, que favorece la inversión, vía nuevas empresas y consolidación de las existentes.

Gráfico 2 Densidad empresarial de Medellín

Fuente: Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, 2013.

La densidad empresarial en la ciudad viene mostrando una tendencia creciente desde el año 2005, con una variación positiva del 14,3%. De acuerdo con Olga María Ospina Trejos, jefe de Investigaciones Económicas de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, la base empresarial se constituye en la fuente de crecimiento de una economía por excelencia, y con ello también de la creación de empleo y de la generación de riqueza y bienestar, pues parte fundamental de la calidad de vida de la población pasa por tener acceso a oportunidades de empleo, e incrementar las posibilidades de insertarse productivamente en la sociedad.

Uno de estos problemas se relaciona con la financiación que requieren las nuevas ideas de negocio y las Mipyme de la región. La segmentación de los mercados financieros y la discriminación negativa hacia las pequeñas y medianas empresas son aspectos que prevalecen, en mayor o menor medida, en las economías latinoamericanas. La aplicación de diferenciales en las tasas de interés de los préstamos según el tamaño de la empresa, la escasa participación de las Pyme en el crédito al sector privado y la amplia utilización de proveedores y autofinanciamiento para obtener capital de giro o llevar a cabo inversiones, son elementos que denotan la existencia de

74


dificultades de acceso al crédito para este tipo de agentes (Carlo Ferraro et al., 2011).

oportunidad, especialmente los que tienen un alto contenido de innovación y conocimiento.

El racionamiento del crédito puede afectar la capacidad de producción de las empresas y limitar las posibilidades de nuevas innovaciones, e incluso puede conllevar al cierre de las empresas por falta de liquidez. Sumado a esto, el escaso desarrollo de las industrias de capital de riesgo para startup, condiciona aún más la posibilidad de contar con nuevas empresas dinámicas.

Este segmento debe ir necesariamente al sistema bancario, pero los recursos aportados allí no se hacen precisamente bajo la solicitud de apalancar una idea de negocio, sino como crédito de libre inversión, con altas tasas de colocación. Para el sistema bancario los emprendedores son un segmento de mercado que puede ofrecerle potencialidades pero con un alto riesgo, de ahí el poco énfasis que se evidencia2.

Uno de los argumentos más comunes que sustenta esta dificultad se relaciona con la escasa disponibilidad de información y su distribución asimétrica donde confluyen la “selección adversa” y el “riesgo moral”. El primero se relaciona con la dificultad de los oferentes de crédito para distinguir entre proyectos “buenos” (con una relación rentabilidad/riesgo aceptable) y “malos” (excesivamente riesgosos), con la posibilidad de que el financiamiento se concentre en estos últimos por su alta rentabilidad. El problema del “riesgo moral” se vincula a las dificultades para proveer incentivos en forma adecuada y una distribución eficiente del riesgo (Bleger y Rozenwurcel, 2000). El caso del emprendimiento es un fenómeno que se hace más plausible en aquellos que son de oportunidad, donde se requiere una inversión de mayor cuantía y unos retornos que se pueden llegar a demorar más tiempo. En el caso local, el Banco de las Oportunidades de la Alcaldía de Medellín, se ha convertido en una alternativa importante para los emprendimientos de subsistencia y de carácter asociativo, pero no un factor clave para los emprendimientos de

Los bancos públicos de desarrollo tienen la misión específica de atender a la mipyme y, al mismo tiempo, garantizar la provisión de créditos para apalancar inversiones. Es por eso que la mayoría de los países de la región cuenta con bancos de desarrollo o está en vías de formarlos. En cuanto al modo de intervención, en la actualidad algunas instituciones actúan desde un segundo piso, en tanto otras lo hacen directamente (Carlo Ferraro et al., 2011). En términos generales, el sistema bancario ha venido desarrollando un sinnúmero de instrumentos orientados a mitigar ese riesgo y a posibilitar esquemas flexibles de amortización. No obstante, han sido insuficientes; de un lado, por el alto costo transaccional y, del otro, por los complejos requerimientos de acceso. Una alternativa en este sentido, y que poco ha sido trabajada en el caso local, es que la institucionalidad se convierta en un garante a partir de unos requisitos básicos de acceso y el compromiso decidido del sistema bancario. Se podría pensar un esquema tal como se muestra a continuación:

2 Colombia presenta un bajo grado de profundidad financiera, entendida como la relación entre la cartera bruta del sector financiero y el PIB. Según los informes del Banco de la República al Congreso, la profundización financiera ha estado en un rango de entre 25% y 33% en el período 1996-2009. Destacando que este nivel es muy bajo frente al de otros países, donde el indicador supera el 100%. Lo que demuestra que la disponibilidad de recursos del sistema financiero con respecto al PIB es baja.

75


Figura 1 Un posible esquema de intervención

Fuente: elaboración propia.

Inicialmente el proceso debe partir por actividades de sensibilización, donde las partes se sienten y hagan explícito su compromiso de ser parte del sistema, y existan claridades frente a los roles que cada uno debe desempeñar. De un lado, es necesaria la voluntad política de la Alcaldía y, del otro, el sistema bancario debe comprometerse en un portafolio más económico, favorecido por la mitigación del riesgo. Con estos compromisos o acuerdos explícitos, se crearía una unidad de Evaluación de Proyectos, de orden pública, pero asesorada por el sistema bancario. Las funciones serían las siguientes: • Realizar convocatorias para facilitar el acceso a la financiación de emprendedores y empresarios. • Recibir las propuestas y evaluar las viabilidades de acuerdo con la metodología establecida. • Las propuestas con evaluación satisfactoria pasarían a la obtención del financiamiento, destacando que las empresas o emprendedores deben contar con unos requerimientos básicos de formalización empresarial y laboral, de modo que los impactos redunden en mayor bienestar para la población. • Realizar seguimiento a la entrega de recursos, destinación, pagos y a la operación de la empresa (verificar que la entidad esté operando

apropiadamente y bajo condiciones adecuadas de formalidad empresarial y laboral). • Planear y ejecutar ruedas de negocio, a las que se inviten posibles inversionistas locales, nacionales e internacionales (puntos de encuentro donde la Unidad sea un garante en el cumplimiento de los acuerdos). Es importante vincular a las grandes empresas para que vean en los emprendedores a posibles proveedores que favorezcan su cadena de abastecimiento. En este sentido, la financiación debe representar una vía de doble ganancia para la gran empresa, la cual además de ganar productividad en sus procesos, fideliza y obtiene un margen de intermediación por la financiación. Todo ello bajo un enfoque de valor compartido, que generará a futuro un círculo virtuoso de beneficios económicos y sociales. Con respecto a la creación del Fondo, se haría una inversión inicial que represente el 30% de los pronósticos de financiamiento para el primer año (o un porcentaje relacionado con la cartera vencida de los créditos de este tipo). Se esperaría que la implementación sea progresiva, con un piloto inicial de un año. El éxito de la iniciativa está en el compromiso que asuman los actores clave, que son la Alcaldía y Banca, y en procesos adecuados de acompañamiento técnico y participación activa de los emprendedores en la toma de decisiones y en la publicación de resultados.

76


Referencias Barcelona Activa (2007). Estudio sobre la financiación y el desarrollo de la microempresa. Buenas prácticas en Europa. Recuperado de http://www.barcelonactiva.cat/barcelonactiva/es/que-esbarcelona-activa/estudios-y-publicaciones/index.jsp. Bleger, L. y Rozenwurcel, G. (2000). Financiamiento a las pymes y cambio estructural en la Argentina. Un estudio de caso sobre fallas de mercado y problemas de información”, Desarrollo Económico, Vol. 40, No. 157 (Abril - Junio, 2000), pp. 45-71. Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia. Información empresarial. http://www. camaramedellin.com.co/site/Servicios-Empresariales/Informacion Empresarial.aspx. Departamento Administrativo de Planeación de la Alcaldía de Medellín. (2013). Cuentas Económicas del Municipio de Medellín 2005-2012 y matriz insumo producto 2010. Recuperado de http://www.medellin.gov.co/irj/go/km/docs/wpccontent/ Sites/Subportal%20del%20Ciudadano/Plan%20de%20Desarrollo/Secciones/ Informaci%c3%b3n%20General/Documentos/DesarrolloEconomico/publicaciones/ BoletinCuentaseconomicas20052012matrizinsumoproducto.pdf. Ferraro, C., Goldstein, E., Zuleta, L. y Garrido, C. (2011). Eliminando barreras: el financiamiento a las pymes en América Latina. En el marco del Programa de Cooperación CEPAL-AECID. Recuperado de http://www.eclac.cl/ddpe/publicaciones/xml/0/45220/Financiamiento_a_pymes. pdf

77


Endeudamiento en el corto plazo de las empresas: caracter铆sticas y recomendaciones Juan David Guerrero Agudelo1

Analista de la unidad de Estudios Econ贸micos de Aktiva Servicios Financieros

1 juan.guerrero@aktiva.com.co

78


Comportamiento de una concentrada en el corto plazo

deuda

la tasa de interés, como es el caso del impuesto a las transacciones.

El valor de las deudas adquiridas es un síntoma que permite determinar la salud financiera de una empresa, ya que ilustra si su situación es crítica o estable en determinado periodo de tiempo. Los indicadores de endeudamiento se determinan a través de los pasivos, los cuales se clasifican normalmente de acuerdo a su vencimiento. El endeudamiento de corto plazo se caracteriza porque debe pagarse en un término menor a un año e implica una presión permanente sobre el flujo de caja de las empresas, con el fin de atender el servicio a la deuda. Esta situación conduce finalmente a una necesidad de renovación constante de la deuda y en consecuencia a costos adicionales a los de

Existen riesgos asociados a la refinanciación. En efecto, en estas circunstancias las empresas dependen críticamente de la renovación que le otorgue la entidad bancaria. Los riesgos, además, pueden ir desde un aumento significativo en las tasas de interés, hasta una eventual falta de renovación y la posibilidad de enfrentar problemas severos de liquidez. Estudios sobre los determinantes de la concentración del endeudamiento en el corto plazo en Colombia, realizados por Gutiérrez (2010)2, indican que, además de los riesgos de refinanciación y de la tasa de interés, existe una relación negativa entre el ciclo del producto

Porcentaje de concentración de la deuda financiera de corto plazo 2012

Fuente: Aktiva con base en cifras de la Superintendencia de Sociedades 2012

2 Guitiérrez Valderrama, L. F. (2010). Determinantes de la concentración de deuda en el corto plazo para empresas del sector real de Colombia. Ensayos sobre política económica, 148-195.

79


interno bruto y la deuda en el corto plazo, es decir, que en periodos de desaceleración económica, el flujo de caja de las empresas disminuye, las necesidades de endeudamiento a corto plazo son altas y el factor de refinanciación se hace más difícil.

riesgos: incrementa los costos por tasa de interés o, en el peor de los casos, conduce a la negativa de la renovación de los créditos, lo cual expone a las empresas a entrar en incumplimiento de sus obligaciones financieras o a incurrir en retraso de los pagos a proveedores.

Esta conclusión fue motivo de preocupación durante los primeros meses de 2013, en los cuales Colombia enfrentaba una tendencia a la baja, que venía desde el tercer trimestre de 2012. Más si se tiene en cuenta que según las cifras reportadas a la Superintendencia de Sociedades, en promedio una empresa del sector del comercio al por menor puede llegar a concentrar aproximadamente el 60% de su deuda financiera en el corto plazo, seguido por la industria manufacturera, que en promedio concentra el 55%, muy similar a las empresas de los sectores de transporte y comunicaciones.

Recomendaciones

Esta dinámica también afecta la capacidad competitiva de las empresas, ya que las compañías con endeudamiento concentrado en el corto plazo deben destinar buena parte del Ebitda generado para el pago de las obligaciones financieras, lo cual limita la capacidad de crecimiento, porque no disponen del dinero suficiente para reinvertir en sus operaciones.

Dada la coyuntura económica del país, lo más adecuado para las empresas es contar con una estructura de financiamiento ajustada a las operaciones de la compañía, es decir, una porción de corto plazo para las operaciones del día a día, y el saldo restante entre el mediano y el largo plazo, acorde con los flujos de recursos y las necesidades de financiación. En el mercado colombiano existen créditos de mediano y largo plazo que ofrecen planes de pago adecuados al flujo de caja y al ciclo de negocios de cada compañía, y ayudan a forjar una estructura financiera eficiente sin comprometer la rentabilidad del negocio. Una óptima estructura de capital le permite a las empresas ser sostenibles en el largo plazo y contar con mayor capacidad competitiva.

Síntesis y conclusiones Los escenarios de desaceleración de la economía colombiana, que implicaron la pérdida de confianza del consumidor, la menor venta de bienes durables y la persistente contracción en la producción industrial, ejercen presiones al alza en el nivel de inventarios de las empresas y de la capacidad instalada ociosa. Como se indicó, las empresas colombianas concentran gran parte de su deuda en el corto plazo. En un ambiente de desaceleración, esta modalidad de financiación genera diversos

80