Issuu on Google+


IBIS IBIS Dinamarca, presente en Honduras

desde 1987 hasta finales de 2010, año en el que finalizó su programa de cooperación en el país, desea compartir los resultados, los procesos de cambio y las dificultades en este trabajo de cooperación emprendido.

El capítulo II presenta los resultados y las limitaciones encontradas en la ejecución del programa “Participación ciudadana para la gobernabilidad local e incidencia política”, ejecutado entre 2003 y 2008. En ese periodo se apoyaron los temas de la participación ciudadana de organizaciones locales, el fortalecimiento de gobiernos municipales y mancomunidades, así como la incidencia en políticas agrarias y educativas; sin dejar de mencionar las acciones de educación y prevención del VIH-SIDA.

En atención a lo anterior, la presente publicación incluye un CD con la memoria institucional ibis en Honduras 1987-2010 “Contribuyendo con organizaciones de la sociedad civil en la promoción y defensa de sus derechos”; y un breve resumen impreso de El capítulo III explica los resultados, los contenidos de dicha memoria. El capítulo I explica los antecedentes retos y actividades desarrolladas bajo de IBIS en Honduras (1987-2002), los tres Programas Temáticos Regioidentificando el periodo en el que las nales ejecutados en Honduras en el actividades pasaron a formar parte de período 2008-2010, que hacen refeuna estrategia regional en Centroamé- rencia a derechos colectivos, educarica, y el periodo en el que inició la ción intercultural para el cambio y modalidad de programas temáticos. gobernabilidad intercultural, en el


marco de la Estrategia Regional 20082012, cuyo enfoque se orienta hacia los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes. Finalmente, el director regional de IBIS en Centroamérica, Klavs Wulff, explica las razones de la clausura del programa, la estrategia de salida y las perspectivas para el futuro de IBIS en Honduras. Adicionalmente, el documento en formato digital incluye un listado con los nombres de las principales contrapartes que han trabajado con IBIS desde 1987 y con la asistencia técnica brindada como parte de la cooperación a los proyectos y programas.


¿Qué es Ibis? Es una organización danesa solidaria que contribuye al desarrollo de países pobres de África y América Latina. Desde su fundación en 1966 (entonces conocida como SUM –Servicio Mundial Universitario/Dinamarca), es una organización con principios democráticos, independencia política y sin fines de lucro. Su principal aporte ha sido que mujeres y hombres excluidos y oprimidos mejoren sus condiciones de vida.

IBIS y sus socios trabajan para que los pobres disfruten de mejores oportunidades sociales, económicas y culturales, facilitando el acceso a la educación, a la salud; y participen en proEl trabajo que realiza se orienta por su cesos democráticos para decidir sobre visión 2012, que expresa valores básisus propias vidas. cos, visiones y principios. La visión de IBIS al año 2012 es que los pobres y Además, IBIS trabaja para la eliminalos marginados se representan a sí ción de desigualdades entre mujeres mismos, a pesar de su condición so- y hombres para que ambos géneros cial, raza, género y etnicidad. IBIS con- participen en la toma de decisiones, tribuye a que esta población exija con iguales derechos y acceso a los respeto a sus derechos individuales y recursos. colectivos para tener una participación justa en el poder político y participar equitativamente de la riqueza del planeta.


Aparte de la movilización de sus propios recursos y las alianzas con otras agencias de cooperación, el trabajo de IBIS ha contado, principalmente, con el apoyo financiero de DANIDA (Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca) y de otros donantes como la Unión Europea.

Visión de IBIS Trabajamos por un mundo justo en el que todas las personas tengan acceso igualitario a la educación, los recursos y puedan incidir sobre las decisiones que afectan sus vidas.

Misión de IBIS Mediante apoyo a la sociedad civil en África y América Latina, buscamos asegurar el acceso igualitario para todas las personas a la educación, los recursos y los espacios de toma de decisiones. Mediante la socialización e incidencia en derechos, deseamos influir en la agenda política de los gobiernos y las sociedades, ampliar la comprensión de los problemas que enfrentan los países en el Sur, y señalar opciones específicas de acción.

IBIS y Alianza 2015 IBIS es parte de la asociación Alianza 2015, en conjunto con seis otras organizaciones no gubernamentales internacionales. Entre los miembros de la Alianza 2015 están: CESVI de Italia, Concern Worldwide de Irlanda, Welthungerhilfe de Alemania, HIVOS de Holanda, People in Need de la República Checa y ACTED de Francia.


IBIS y las causas estructurales de la pobreza La pobreza y la opresión privan a hombres y mujeres de oportunidades para el bienestar material, acceso a la educación, derechos individuales y colectivos, un ambiente limpio, poder e influencia política. En ese sentido, para IBIS un enfoque orientado a la pobreza significa la necesidad de prestar atención a las causas fundamentales por las que algunos grupos sociales, hombres, mujeres y etnias, son pobres y están oprimidos. IBIS apoya el desarrollo de la sociedad civil para asegurar contrapartes con capacidad de interlocución frente a las autoridades oficiales. Asimismo, trabaja en cooperación con autoridades gubernamentales, en el ámbito local y nacional, para promover un entorno democrático que beneficie a la sociedad civil. Fomenta la educación y capacitación como medios indispensables para empoderar a los grupos excluidos, promueve el reconocimiento y respeto a la diversidad cultural, y aboga por la justicia social para todas y todos.


Antecedentes de Ibis en Honduras 1987-1996

Proyectos de desarrollo local IBIS inicia su labor de cooperación en y fortalecimiento institucional Honduras en 1987, cuando se valoró 1996-2002 la necesidad de ampliar la cooperación a otros países de Centroamérica (solamente se trabajaba en Nicaragua), para fortalecer el incipiente proceso de democratización en la región, la integración centroamericana desde la sociedad civil y, además, fortalecer la revolución nicaragüense. En ese momento se identificó al movimiento campesino, mediante sus organizaciones, como la expresión más fuerte que luchaba por la democratización y la desmilitarización, junto a las organizaciones de derechos humanos y organizaciones sindicales.

En correspondencia con los planteamientos de su estrategia regional de Fortalecimiento de la sociedad civil y el proceso democrático en la región: Fortalecimiento político y económico, IBIS, a partir de 1996, orienta su trabajo en Centroamérica hacia las áreas de Desarrollo Local y Fortalecimiento Institucional/organizacional. Es así que en Honduras se ejecuta el Proyecto de Desarrollo Local Integral en Colomoncagua, Intibucá (19982005); y se apoya al Consejo Coordinador de Organizaciones Campesinas de Honduras (COCOCH), primero con un pequeño proyecto (1996) y, después con un proyecto más amplio (1998-2001), que también incluyó un componente técnico con un asesor danés ubicado en la organización.


Con una oficina y personal en Honduras, IBIS desarrolla la cooperación con organizaciones nacionales en temas como el fortalecimiento de sus capacidades organizativas y de incidencia, trabajo con gobiernos locales en participación ciudadana e incidencia política, elaboración y seguimiento a iniciativas para la reducción de la pobreza, y desarrollo local con énfasis en participación ciudadana e incidencia local.

El inicio de programas temáticos en Honduras En 2002, IBIS comienza a trabajar bajo la modalidad de los programas temáticos, visualizados como un espacio estratégico de coordinación con sus contrapartes, que les permite planificar y realizar una serie de acciones para provocar cambios a favor de los derechos económicos, políticos, sociales y culturales de mujeres y hombres pobres. En Honduras IBIS formula los programas temáticos: “Democratización y descentralización local” e “Incidencia en políticas públicas”. El primero buscaba contribuir a fortalecer la participación ciudadana en el marco de los procesos de descentralización, sobre todo en ciertas zonas fronterizas entre Honduras y El Salvador. Y el segundo apuntaba a fortalecer las capacidades de los sectores pobres y marginados de la sociedad civil en el ámbito local, departamental y nacional, para incidir en políticas públicas relacionadas con la deuda externa e iniciativas en el marco de la Estrategia para la Reducción de la Pobreza (ERP).


Programa temático “Participación ciudadana” 2003-2008 En 2003 los dos programas antes mencionados se fusionan en uno solo denominado “Participación ciudadana para la gobernabilidad local e incidencia política”.

Para su formulación IBIS partió no solo de un análisis exhaustivo del contexto nacional, de las experiencias de cooperación desarrolladas en el país y del desarrollo alcanzado por las organizaciones de la sociedad civil en sus esfuerzos por mejorar sus condiciones de vida, sino también de las experiencias de otros países en Centroamérica. El programa se propuso trabajar con un enfoque de derechos en varias áreas: a) Fortalecer las capacidades organizativas y técnicas de organizaciones de sociedad civil local, para mejorar la participación ciudadana, los procesos de democratización y desarrollo local.


b) Fortalecer las capacidades políticas y técnicas de los gobiernos municipales y mancomunidades (asociación de municipalidades) y para lograr una mayor apertura a la participación de la sociedad civil. c) Apoyar el fortalecimiento organizativo, técnico y político de las organizaciones campesinas e indígenas para la ejecución de acciones de incidencia en políticas agrarias. d) Fortalecer las capacidades de organizaciones de sociedad civil e instituciones educativas para mejorar la calidad y acceso a la educación, principalmente de la población rural empobrecida. e) Fortalecer las capacidades de las contrapartes para desarrollar procesos de concienciación, educación y prevención del VIH-SIDA.

A través del programa se logró fomentar procesos estratégicos para la inclusión de la población excluida y marginada, y para la incidencia y demanda del cumplimiento de sus derechos fundamentales y básicos ante el Estado.


“Derechos indígenas: hacia la democracia y la equidad” 2008 - 2010 En marzo de 2007 IBIS aprueba la Estrategia Regional para Centroamérica “Derechos indígenas: hacia la democracia y la equidad”, cuyo período de ejcución es 2008-2012. El fin de la estrategia es focalizar las acciones de desarrollo en uno de los grupos sociales más vulnerables y excluidos, mejorar su eficiencia en el uso de los recursos disponibles y desarrollar una perspectiva regional coherente.

dígenas y de las comunidades afrodescendientes. • Educación intercultural para el cambio. • Gobernabilidad intercultural.

La estrategia regional tiene dos objetivos principales: • Contribuir al empoderamiento de hombres y mujeres de los pueblos indígenas y de las comunidades afrodescendientes, para que fortalezcan su capacidad de autogesEn el marco estratégico se definen tión y sean los protagonistas en la cuatro áreas de enfoque: los derechos construcción de sociedades democolectivos de los pueblos indígenas y cráticas, interculturales y equitatide las comunidades afroescendientes, vas. la educación intercultural para el cambio, la gobernabilidad intercultural y • Acompañar a los pueblos indígenas y a las comunidades afrodesla equidad de género. cendientes en la promoción de Y con base en los lineamientos estrapolíticas públicas, en alianza con tégicos se perfilan los programas las organizaciones de sociedad citemáticos regionales: vil, para la erradicación de la dis• Promoción y defensa de los derecriminación étnica y de género, y chos colectivos de los pueblos in-


para reducir los niveles de inequi- y mecanismos de presentación de dedad económica, social, cultural y nuncias ante la Corte Interamericana política en la región. de Derechos Humanos- CIDH.

Promoción y defensa de los derechos colectivos de los pueblos indígenas y de las comunidades afrodescendientes El programa contribuyó al fortalecimiento del conocimiento de mujeres y hombres indígenas y afrodescendientes sobre derechos humanos individuales y colectivos, a través de talleres sobre el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (2007), así como sobre los derechos de las mujeres indígenas

En los medios de comunicación masiva se ha contado con una importante participación de las mujeres y los jóvenes indígenas y afrodescendientes; y es oportuno mencionar la activa participación de las mujeres en los programas radiales de CONIMCHH , COPINH, OFRANEH y APDI. La evaluación final del programa se realizó en octubre de 2009. Durante 2010 IBIS en Honduras enfocó sus esfuerzos en los programas de educación y de gobernabilidad intercultural.

Educación intercultural para el cambio El grupo meta del programa estaba integrado por organizaciones de pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes y sus entidades trabajando en educación. Eso incluye las ONG que apoyan la Educación Inter-


cultural Bilingüe o proyectos de educación técnica. Otros actores importantes han sido las universidades, redes de universidades y centros de aprendizaje superior involucrados en la capacitación de recursos humanos en Educación Intercultural Bilingüe (EIB) y redes de comunicación involucradas en EIB y en trabajo de derechos. El programa se ejecutó entre junio de 2008 y diciembre de 2010. El objetivo general de este programa apuntaba a que los pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes ejerzan sus derechos para desarrollar su proyecto político educativo. La estrategia general del programa se concentró en el fortalecimiento de las capacidades de mujeres y hombres de

los pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes para que pudieran desarrollar su propio proyecto educativo.  El programa contribuyó a la elaboración de dos diagnósticos de la situación educativa del pueblo lenca y de comunidades garífunas, que fueron coordinados por COPINH y OFRANEH respectivamente. En el caso del pueblo lenca, el diagnóstico permitió documentar los contenidos de la cultura y la educación endógena lenca. Se valora que ambos diagnósticos servirán como herramientas estratégicas para la gestión e incidencia ante las entidades educativas correspondientes.

Gobernabilidad intercultural IBIS en Centroamérica considera la Gobernabilidad Intercultural como la articulación entre las formas de gobierno de las comunidades indígenas y afrodescendientes y el Estado, respetando sus culturas, identidades y


derechos colectivos para así responder a las necesidades de la sociedad en su conjunto. Es mediante la Gobernabilidad Intercultural que los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes pueden gozar de su derecho a preservar y fortalecer sus propios procesos políticos, sistemas jurídicos y de gobierno y, al mismo tiempo, participar plenamente en la vida política, económica, social y cultural del Estado. Las principales estrategias del programa se orientaban a utilizar la incidencia política como metodología para el cambio en varios contextos, que incluyen autoridades locales y nacionales y la cooperación internacional.

genas. Otros temas principales han sido la capacitación para fortalecer el liderazgo político indígena en gobiernos municipales y los procesos de democratización interna en las organizaciones indígenas con un enfoque de género e inter generacional.

El programa también ha contribuido al fortalecimiento de autoridades indígenas y de los procesos de gobernanza territorial. Además, ha apoyado IBIS ha apoyado la creación de espa- a varias organizaciones de mujeres cios para el diálogo entre la sociedad indígenas en Honduras en relación civil, el Estado y los pueblos indígenas con temas como violencia de género y las comunidades afrodescendientes y derechos de la mujer. de Honduras. Los principales temas de trabajo del programa de gobernabilidad intercultural están referidos a capacitación y educación de líderes de base, jóvenes, mujeres y ancianos, con el fin de incluirlos en las estructuras de liderazgo de organizaciones indí-


Ibis cierra la puerta y abre las ventanas en Honduras Klavs Wulff, Director Regional de IBIS en Centroamérica

La clausura del programa de Ibis en Honduras En 2008-2009 el consejo directivo de IBIS en Dinamarca tomó la decisión de hacer una serie de cambios a nivel global en el trabajo de los programas: dar mayor énfasis y prioridad a los programas en África debido a la fuerte problemática de pobreza que existe en el continente africano, el más pobre y subdesarrollado del mundo; y, pasar de programas regionales a programas nacionales.

cluyeran a finales de 2010. Sin embargo, los cambios no implican que América Latina haya dejado de ser prioritaria para IBIs, sino que habrá un enfoque diferente.

La estrategia de salida

Desde que se tomó la decisión de cerrar los programas temáticos en Honduras, IBIS empezó a definir una estrategia de salida para concluir las actividades de una manera responsable y, al mismo tiempo, asegurar que las contrapartes tuvieran opciones para En este contexto se decidió hacer al- continuar su trabajo. gunas transformaciones en IBIS América Latina, disminuyendo los países IBIS está consciente de que las orgade programa de 6 a 3, por razones de nizaciones de los pueblos indígenas y capacidad y de fondos de la organiza- de las comunidades afrodescendientes están marginalizadas y que no siempre ción. tienen las mejores opciones para capLo anterior significó que los progra- tar financiamiento de la cooperación mas en Ecuador, Perú y Honduras con- internacional.


Consecuentemente, IBIS contactó otras organizaciones internacionales en Honduras para facilitar una cooperación entre ellas y las contrapartes de IBIS. Entre estas organizaciones internacionales se encontraba la ONG danesa DanChurchAid, con la que se aseguró el involucramiento organizaalgunas de las contrapartes de IBIS en tivo de Dinamarca en Honduras más la Alianza 2015 pueden dar continuiallá del cierre de los programas temádad al trabajo para asegurar los dereticos de IBIS. chos de los grupos marginados del IBIS y DanChurchAid desarrollaron una país. estrategia común para asegurar las actividades de varias contrapartes de Perspectivas para el futuro IBIS durante 2011 y, en algunos casos, de Ibis en Honduras durante parte de 2012. A pesar de la clausura del programa, IBIS también ha garantizado un cofi- no estamos saliendo de manera definanciamiento con el Fondo ACI-ERP, nitiva de Honduras. IBIS ha creado un que proviene de 27 Agencias de Co- nuevo programa de incidencia llamaoperación Internacional en Honduras do LAPI (Latinoamérica contra la Popara dar seguimiento a la estrategia breza e Inequidad), que tiene un alpara la reducción de la pobreza. cance regional y global. El financiamiento está dirigido a las Los temas principales de LAPI son las ONG de los pueblos indígenas y las industrias extractivas y los cambios comunidades afrodescendientes en climáticos, temas que IBIS ya ha trabaHonduras para continuar las activida- jado en Honduras, pues afectan a los des en gobernabilidad, tema funda- pueblos indígenas y a las comunidades mental para IBIS. De la misma manera, afrodescendientes.


A través de LAPI, IBIS también apoyará iniciativas orientadas a mejorar el estado de la democracia en Honduras, que ha sido dañada gravemente como consecuencia del golpe de Estado de 2009.

Pionero en trabajo con pueblos indígenas IBIS fue la primera ONG internacional en Honduras que contribuyó a la creación de una estrategia nacional para los derechos de los pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes a través de su estrategia regional “Derechos indígenas: hacia la democracia y la equidad”. IBIS ha apoyado una serie de proyectos

Con esa base, tenemos la esperanza de que las iniciativas continúen y que sean inspiradoras para que otros organismos internacionales y las organizaciones de los mismos grupos marginados en conjunto enfrenten la pobreza y la desigualdad en HonduIBIS ha iniciado un proceso importan- ras. te en conjunto con los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes. pilotos para cooperativas de mujeres indígenas, así como procesos de reformas territoriales y agrarias de comunidades indígenas y divulgación del conocimiento de los derechos colectivos.


IBIS en Honduras 1987-2011 - Resumen de la Memoria Institucional