Issuu on Google+

5 problemas logísticos comunes en la empresa Cuando se carece de un departamento logístico en la empresa que desarrolle de manera profesional las operaciones de importación y exportación, o bien la cadena de suministros o aprovisionamientos, así como la distribución de productos, pueden suceder una serie de problemas en el área logística de cualquier negocio. Una de las posibles soluciones es delegar esta tarea en manos de una operadora integral que pueda desarrollar funciones de gestión empresarial, implicándose de lleno no sólo en el transporte, sino en el análisis de las necesidades logísticas del negocio. Para eso habrá que identificar primero algunos problemas de logística bastante habituales.

Problemas logísticos en la empresa En la empresa no siempre se trabaja de forma profesional, lo que provoca una serie de desajustes que acaba afectando a las ventas y las previsiones de la empresa. Algo que un buen operador logístico debe hacer es identificar dichos problemas y tratar de solventarlos, para garantizar que haya un buen flujo de información y mercancía desde el suministro de materias primas hasta la expedición. Describimos algunos: 1. Un proceso logístico poco profesional. Los problemas logísticos tienen un alcance global, ya que parten de una planificación. Cualquier imprevisión o incumplimiento puede


tener un "efecto dominó" que acabe perjudicando a todo el proceso. Esto sucede especialmente cuando hay una falta de coordinación entre los diversos departamentos que intervienen en el proceso logístico.

2. Problemas para gestionar el aprovisionamiento. El Departamento Comercial no puede desarrollar determinadas tareas en lo referente al aprovisionamiento o suministro, si no se aplican primero unos criterios de logística previos. Por ejemplo: la compra de una nave logística puede hacerse atendiendo a precios y disposiciones del mercado en lugar de las necesidades presentes y futuras de la empresa. 3. Mala gestión del almacén. Una incorrecta distribución de las mercancías en las plantas puede generar dificultades, así como un sistema de almacenaje inadecuado. 4. Escasa fiabilidad de la información. La información registrada en cuanto a materias primas como a productos finales puede contener errores si se hace de forma manual. Para esto, hay que diseñar una estrategia que permita racionalizar los procesos y controlar los flujos de información de manera óptima. 5. Retrasos en las entregas. La última fase del proceso, la entrega de la mercancía, puede verse afectada por una serie de razones, especialmente las malas previsiones en cuanto a trámites legales, problemas aduaneros o huelgas de transportes. Para desarrollar una cadena logística adecuada a los procesos que requiere la empresa, es necesario escoger de forma inteligente la operadora, que deberá conocer y analizar previamente de forma detallada los problemas logísticos de la empresa para garantizar una perfecta coordinación. ¿Tienes problemas logísticos en algún área de tu empresa? Cuéntanoslo en los comentarios


5 problemas logísticos comunes en la empresa