Issuu on Google+


A. “Vivimos en una carrera de ratas en la que las ratas van ganando la carrera.” 1. Lo vemos en las calles… 2. Lo vemos en las tiendas… 3. Lo vivimos tanto en la casa como en el trabajo… 4. Cuando llega fin de la semana … 5. Tal parece que no podemos quedarnos quietos ni un minuto.


B. ¿Qué significa la frase, “Estad quietos”? Literalmente significa “deja de luchar”. 1. ¿Qué es lo que estamos haciendo cuando Dios nos ordena hacer algo y nosotros lo ignoramos? 2.¿O cuando Él nos dice que algo debe ser hecho en cierta forma y nosotros nos empeñamos en hacerlo a nuestra manera? ¿No es eso ‘luchar’?


Salmo 46. Como texto base, el versículo 10, que dice: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios.”


Dios nos está diciendo que Él es nuestro amparo y fortaleza, y en el versículo clave claramente nos dice que tenemos que detener el carrusel para percibir quién es Él verdaderamente


Dios tiene maneras especiales para ponernos quietos y mostrarse ante nosotros en todo su poder.


ÂżCuĂĄles son algunos de los aspectos de la naturaleza de nuestro Dios de los que nos habla este pasaje?


Hay cuatro aspectos de la naturaleza de Dios revelados en este pasaje; necesitamos tomar nota de ellos, recordarlos y ponerlos en prรกctica en nuestra vida diaria.


Así nos será más fácil dejar de luchar y estar quietos. El primer aspecto nos dice que …


A. Los seres humanos ponemos nuestra confianza en cosas que realmente nos dan una falsa seguridad.


B. Nuestra Ăşnica esperanza de verdadera seguridad es nuestro Dios. Recordemos las palabras del Salmo 91.


A. Es un hecho que nosotros, muchas veces, nos consideramos autosuficientes.


B. Dios es nuestro proveedor La fe de Hudson Taylor


C. ¿Y qué es lo que Dios provee? 1.Descanso y provisión. Salmo 23:2. 2.Alimento. Salmo 36:8.


Dios es nuestro protector, y también nuestro proveedor. ¡Qué más es Él para nosotros, según este salmo?


A. Ilustraci贸n B. S贸lo debemos recordar que esa fuerza debe ser usada conforme a la voluntad de Dios y con los prop贸sitos adecuados.


Hemos visto que el SeĂąor es nuestro protector, nuestro proveedor y nuestra fuente de poder. Consideremos el cuarto y Ăşltimo aspecto de la naturaleza de Dios revelado en este Salmo.


A. ¿Qué me contestarías si te preguntara: Tienes verdadera paz en tu vida? ¿No hay preocupación? ¡No hay estrés? La paz a veces tiende a eludirnos.


B. Pero Dios dice, “Estad quietos”. 1.La traducción literal de esta

expresión es “Relájate, descansa, reposa, cesa de luchar, etc.” El concepto principal es que los músculos deben estar en un estado de relajamiento.


B. Pero Dios dice, “Estad quietos”.

2. En otras palabras, nada en ti puede alcanzar este propósito, es todo de Dios. Por tanto, “Estad quietos”.


C. Pero hay ciertas condiciones que Dios ha establecido para que se produzca esa verdadera paz.


1.Nuestra mente tiene que confiar en Dios. Dice Isaías 26:3, “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.”


2. Nuestra paz debe estar centrada en Cristo Jesús. Juan 14:27 dice, “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo.”


3. Esa paz verdadera y duradera sólo viene a nuestra vida cuando hemos recibido a Cristo Jesús como nuestro Salvador personal. Romanos 5:1, dice: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.”


4. Y esa paz debe ser la que gobierne en la iglesia del Señor. Colosenses 3:15, dice: “Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones…”


Dime honestamente, ¿estás luchando con Dios? ¿En qué área estás luchando? Escucha, Dios quiere que estés quieto y le conozcas más a fondo.



Conoced Que Soy Dios