Page 30

Una mirada a los planes de acción, sus contenidos y características básicas

Finalmente, hay un par de denominadores comunes que, por su ausencia o limitado alcance actual, se postulan como posibles campos de acción a futuro. El primero tiene que ver con la concentración de los planes de acción en torno al nivel central de gobierno. Solamente en cinco planes de acción se hacen explícitos compromisos ligados a promover la idea de gobierno abierto a nivel subnacional o local.24 Ello da cuenta de un enorme espacio de posibilidades para futuras iniciativas que, inclusive, puedan contribuir a asentar la apropiación ciudadana de la idea de gobierno abierto si partimos de entender que el servicio público más cercano a las preocupaciones y necesidades de las personas es el municipio en el espacio local. El segundo guarda relación con la participación de otros poderes del Estado más allá del Ejecutivo: en particular, los poderes Legislativo y Judicial. Por ejemplo, en el caso de Argentina se presentan reformas en materia del Poder Judicial, en Chile se propone una mesa de trabajo sobre transparencia con participación del Poder

Legislativo y otros actores, en Brasil se incluye el fortalecimiento del rol y de los instrumentos del Defensor del Pueblo, y en El Salvador se prevé la tramitación de una Ley de Partidos Políticos, por mencionar algunos ejemplos. Lo anterior va de la mano con el avance que ha significado el tema del gobierno abierto en la región hacia otras esferas estatales, como la iniciativa sobre parlamentos abiertos, que implica un punto de inflexión respecto de la cobertura y de los alcances que, en términos prácticos, vayan a tener las estrategias y su impacto potencial en el corto y mediano plazo. Esto se suma a la consideración de que muchos de los compromisos plasmados en la agenda regional suponen un trabajo coordinado y mutuo con los órganos legislativos en materia de aprobación de proyectos de ley u otras reformas que requieren quórum parlamentario, como la aprobación y/o el fortalecimiento de leyes de acceso a la información pública, de regulación del lobby, o del financiamiento de los partidos políticos, etc.

2.3 La visión de los protagonistas: la AGA vista por los actores gubernamentales y las OSC En función de la evolución de la AGA, se solicitó a los encargados nacionales y a integrantes de las OSC que brindaran su opinión sobre aquellos factores que no quedan explícitos o son difíciles de evidenciar si se observan solamente los planes de acción y los informes de evaluación.25 La información provista por estos protagonistas fue recogida siguiendo un modelo de análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas), lo que ha permitido complementar el desglose y el elemento descriptivo visible en las fichas que se presentan en el anexo 2. A continuación, se resumen las respuestas de los funcionarios públicos a cargo de la relación con la AGA. En la sección siguiente, se hace lo

propio con la opinión de las OSC que tomaron parte de este ejercicio. De las respuestas de los funcionarios públicos consultados y las vastas opiniones de las OSC, se puede inferir, a pesar de ciertas divergencias (por ejemplo, el grado de compromiso político de los países, el apoyo de la comunidad de donantes), que la AGA constituye una oportunidad para estar mejor comunicados y trabajar conjuntamente en torno a un objetivo común. Las respuestas y opiniones también coinciden en torno a algunas críticas realizadas al proceso de la AGA, que señalan la necesidad de contar con reglas más claras y obtener resultados.

24 Colombia, México y Honduras, como parte de la ampliación del control de la administración financiera; Paraguay, como parte de su estrategia de gobierno electrónico; y República Dominicana, bajo el modelo de transparencia fiscal en los gobiernos locales. 25 Véase la lista de entrevistados en la sección de Referencias.

22

Ics tn vientos de cambio  
Ics tn vientos de cambio  
Advertisement