Page 1

Alejandro Montoya M. Once C Español Gimnasio Campestre La casa de García Márquez, a través de Cien años de soledad. Capítulo 1: José Arcadio Buendía, solía vivir en un pueblo en el cual nunca pudo poner en práctica aquello que lo apasionaba. Posiblemente sus ansias de liderazgo y de cambio, buscando un lugar donde hubiera agua (mar), lo llevaron a trasladarse a un lugar en donde iniciar una ciudad. Junto con un grupo de personas y animales fundó su pueblo: lo llamó Macondo. Inmediatamente ordenó que la igualdad caracterizaría a la ciudad: cada casa tendría el mismo color y estarían en la misma dirección para recibir la luz de sol. La ciudad limitaba con un río y estaba rodeada por montañas. El lugar de fundación tiene que ver con el momento en el cual José Arcadio sueña con una ciudad ruidosa, organizada y alegre. Tiempo después, la ciudad ya está establecida y es visitada por gitanos. Traían utensilios raros y únicos, procedentes del nuevo mundo. Uno de los gitanos, llamado Melquíades, desarrolló una estrecha relación con José Arcadio Buendía, a quien le presentó aquello que conocía del mundo entero, según él “proveniente de los siete mares.” Melquíades le regala objetos como el imán, el telescopio, y la lupa, y al cabo de un tiempo, decide entregarle el laboratorio de alquimia. En él, comenzaría a descubrir cosas nuevas, para mejorar la ciudad, la familia, su salud, y donde desarrollaría el conocimiento. Conoce a Úrsula Iguarán, con quien poco a poco establece una relación que terminaría en matrimonio. El año en que Melquíades visita nuevamente a Macondo, trae una novedad que captura la atención de todos los habitantes: el hielo.


Capítulo 2: José Arcadio Buendía, habitante y fundador de Macondo, se casó con Úrsula Iguarán a pesar de ser primos. Existía un mito en el cual si había un matrimonio entre familiares, el descendiente tendría una cola de cerdo. Evitaron tener relaciones directas durante muchos años. José Arcadio Buendía se enfrentó con Prudencio Aguilar, un vecino del pueblo, y lo mató. A partir de ese momento decidió irse y fundar su propio pueblo: Macondo, al lado de un río y rodeado de montañas. No obstante, se le aparecía como fantasma y por algún motivo lo atormentaba. Sin embargo, un día, bajo su propio riesgo, decidió tener relaciones con Úrsula. A pesar del miedo de engendrar un hijo con cola de cerdo, nunca sucedió. Nació José Arcadio, el mayor, en perfecto estado físico; luego tuvieron a Aureliano, el menor, quien tampoco nació con alguna malformación en el cuerpo; y por último nació Amaranta, la hija, quien al igual que sus hermanos, era normal. A medida que fue creciendo, José Arcadio conoció a Pilar Ternera, quien acostumbraba a leer las cartas en el pueblo. Se convirtió en la iniciadora sexual de los Buendía, y al poco tiempo no tardó en quedar embarazada de José Arcadio. En el momento en el que llegaron los gitanos al pueblo, el hijo mayor de Úrsula y José Arcadio Buendía, se enamoró de una gitana con la que al poco tiempo se fugó. Úrsula se fue en busca de él. José Arcadio Buendía quedó encargado de Aureliano y de Amaranta. Al cabo de unos meses, ella regresó sin su hijo pero con nuevas personas que conoció en su viaje de búsqueda. Se dio cuenta que Macondo estaba rodeado de muchas montañas y de agua.


Capítulo 3: El hijo de Pilar Ternera nació. Úrsula Iguarán y José Arcadio Buendía no querían recibirlo al principio, pero cedieron: lo llamaron Arcadio. Aureliano, Amaranta, y Arcadio eran cuidados por Visitación, una indígena que había escapado de su pueblo por culpa de una peste de insomnio. De repente llegó una niña con una petición de ser adoptada. Úrsula y José Arcadio Buendía aceptaron y la llamaron Rebeca. Era una niña extraña, comía tierra y se chupaba el dedo constantemente. Además, trajo al pueblo la enfermedad del insomnio. Ésta contagió a todo Macondo. Utilizando el equipo de alquimia de Melquíades, José Arcadio Buendía, descubrió la cura, y al poco tiempo todo retorno a la normalidad. Al cabo de unas semanas, llegó Apolinar Moscote, el primer corregidor de Macondo enviado por el gobierno, quien empezó a tomar decisiones que iban en contra de lo establecido al ser fundado el pueblo. Decidió pintar todas las casas de azul, a lo que José Arcadio Buendía y Úrsula se opusieron rápidamente. Indignados, hicieron lo imposible para que el nuevo habitante del pueblo dejara de tomar decisiones, ya que nunca habían necesitado la ayuda del gobierno para hacer que el pueblo prosperara. Del mismo modo, Úrsula tomó la decisión de ampliar la casa, de tal forma que fuera más cómodo para los niños y para ellos.


Capítulo 4: Para aprender a manejar un nuevo instrumento traído a Macondo para una fiesta que se está planeando, llega Pietro Crespi. Un italiano que se enamora de Rebeca. Del mismo modo, Rebeca se enamora de él, sin saber que Amaranta se ha enamorado también. Pietro Crespi y Rebeca planean casarse, y para que Amaranta no dañe ni evite la boda es enviada por Úrsula de viaje. Muere el primer habitante de Macondo: Melquíades, quien ya estaba bastante viejo. Por lo tanto, es el primero en ser enterrado en el terreno destinado al cementerio. Aureliano se enamora de una de las hijas de Apolinar Moscote, el corregidor, llamada Remedios. Para calmar el amor que siente por ella, se encuentra con Pilar Ternera, quien esperaba a José Arcadio. Para calmar esa falta de amor de ambos, tienen relaciones. Aureliano le cuenta a Pilar Ternera lo que siente por Remedios, y decide organizar la boda lo más pronto posible. José Arcadio Buendía vuelve a ver el fantasma de Prudencio Aguilar quien lo sigue atormentando; y se enloquece. Por consiguiente, es atado a un árbol para evitar que destroce la casa o dañe a alguien.


Capítulo 5: La boda de Pietro Crespi y Rebeca habría sido el mismo día que la de Remedios y Aureliano, de no ser que la madre de Pietro muriera. Aureliano y Remedios Moscote se casaron con ayuda del padre Nicanor, quien decidió empezar la construcción de un templo que estaría listo en unos años. Hasta entonces, Pietro y Rebeca deberían esperar. Sin embargo, el templo debió esperar un poco más de tiempo, después de la sorpresiva muerte de Remedios. Amaranta se culpa sin motivo por la muerte de Remedios, temiendo que su deseo de que Rebeca muriera hubiera sido malinterpretado por Dios. José Arcadio regresa a Macondo más fuerte y grande. Al verlo, Rebeca se enamora y decide casarse con él. Aprovechando que ésta abandona a Pietro Crespi, Amaranta comienza a seducirlo y éste le propone matrimonio. Sin embargo, ella decide esperar un tiempo para la boda. Por primera vez, se llevan a cabo elecciones políticas en Macondo. Aureliano, por su cercanía con Apolinar Moscote (el padre de la difunta Remedios), descubre los partidos políticos y específicamente que los conservadores controlaban las elecciones; por lo tanto decide estar a favor de los liberales e iniciar una revolución que le da el título de Coronel Aureliano Buendía.

Cien años de soledad: La casa de García Márquez  

Resumen capítulos 1 al 5

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you