Page 1

FUNDADORES

Jesús Álvarez del Castillo V. Jorge Álvarez del Castillo Z. EDITOR-DIRECTOR

Carlos Álvarez del Castillo G.

SECCIÓN

B

AÑO XCVI TOMO CCCLXVII NÚMERO 34421

GUADALAJARA, JAL., DOMINGO 2 DE JUNIO DE 2013

CUADERNO DE LECTURA mario vargas llosa escribe sobre MÉXICO DE MODA EN EL MUNDO, Página dos ¿MARKETING O REALIDAD? Página TRES la derecha chilena

los discos de vinil nunca Páginas CUATRO Y CINCO se fueron

Supervisor: Eduardo Castañeda H. eduardo.castaneda@informador.com.mx / Ana López ana.lopez@informador.com.mx

CRÓNICA

VANESA ROBLES

La clínica que cambió su cara al mismo tiempo que el sida La Unidad de VIH del hospital Civil de Guadalajara celebra, mañana, 20 años de vida. Fue una de las primeras del país y la que más genera conocimientos científicos en la actualidad

EL INFORMADOR • J. MENDOZA

D

ice que es vaquero, que tiene cuatro hijos, que pronto piensa embarazar a su mujer y que está más sano que yo. Todo es verdad, asiente Margarita,laenfermeraquelemidelapresión arterial, en una sala de consulta externa del antiguo Hospital Civil de Guadalajara. Lo único que este cuarentón saludable debe controlar es la cantidad en su sangre del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que le diagnosticaron aquí mismo, hace 13 años. Lo ha hecho muy bien. El “Vaquero” es uno de esos pacientes aplicados que los médicos aprecian tanto. La estima es correspondida. El “Vaquero” juró que volverá mañana, lunes, para cantar durante la misa por el aniversario 20 de la Unidad de VIH del hospital Fray Antonio Alcalde, que se inauguró el 3 de junio de 1993. Este servicio ha sido un testigo de cómo ha cambiado el panorama del VIH y del Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida). Los cambios han sido para bien. Igual que el “Vaquero”, hoy las personas con VIH pueden vivir lo mismo o más que quienes no han tenido contacto con él.

De mal morir a bien vivir En Jalisco las primeras detecciones del VIH y los primeros casos de sida se registraron desde mediados de los años ochenta del siglo XX. Pero no fue sino hasta casi 10 años más tarde cuando un imprevisto llevó a abrir el primer servicio de la región especializado para atenderlos, y uno de los primeros del país. El responsable desde entonces de la Unidad, el infectólogo Jaime Andrade, recuerda la escena de la casualidad: un muchacho con sida yacía, tirado sobre su excremento, en un rincón del servicio de Urgencias del nosocomio. Lo habían dado de alta unos días antes y nadie se animaba a atenderlo. Cuando vio lo que ocurría, el entonces director del hospital, Jorge Segura, le pidió a Andrade la creación de un “sidario”. Ambos pusieron todas las energías en el proyecto; en México no había algo que se le pareciera. La apertura de un servicio de VIH fue un acto extremo de osadía. Desde 1987, la Zidovudina o AZT era una de las pocas posibilidades para controlar el virus. Pero en México era cara, difícil de conseguir —muchas veces la PARA SABER mandaban familiares de quienes había muerEn números to en Estados Unidos—, y la combinación de ambos inconvenientes tenía efectos secundarios. Tras un tratamiento de dos o tres meses, ◗ Entre 1983 y 2010 se habían registrado en Jalisco 10 la medicina se acababa y a los beneficiados les mil 965 casos de sida. 82% iba peor, pues el VIH generaba resistencias, recuerda Jaime Andrade. ocurrió en hombres. La escasez del medicamento sólo era el ◗ En el mismo lapso se de- principio de un largometraje de horror. Por el miedo y el desprecio de su famitectaron en la Entidad 968 casos de personas con VIH lia, la gente con sida moría miserable, en el mejor de los casos, y miserable y abandode las que 74% fueron nada en el peor. hombres. Así, en junio de 1993 las personas con sida llegaban al Hospital Civil de Guadalaja◗ Más de la mitad, 58% de las personas registradas con ra a una sola cosa, que podía tardar más o menos: a morirse. sida desde 1983, había La Unidad se inauguró con nueve camas, muerto en 2010. un consultorio, cuatro médicos, especialistas ◗ Para 2012 había en Jalisco en oncología, medicina interna e infectología, 12 mil 268 casos de sida. La un par de enfermeras y una trabajadora soEntidad era la cuarta en ma- cial. Lo único que abundaba era los pacientes. Las camas, y hasta los pasillos, siempre estayor número de casos, desban ocupadas. Además a diario se atendía a pués del Distrito Federal, el Estado de México y Veracruz. unas tres personas en la consulta externa. Marisela Garnica, la trabajadora social fundadora, se acuerda bien de aquella época. ◗ En México, desde 1983 Tiene la mitad de su vida trabajando ahí. hasta 2012 se habían regisConoce los nombres e historias de muchos entrado 160 mil 864 casos de tre los casi cinco mil pacientes que han pasasida; cuatro mil 598 fueron do por la Unidad estos 20 años; cuando ellos del último año. necesitan algo no duda pedírselo a quien tie◗ Nadie tendría que morir de ne dinero o pagarlo ella; dejó a los novios que no entendieron su trabajo. Marisela está hemanera fulminante. México es de los países que propor- cha de madera de roble, pero llora cuando hacionan medicamento a todas bla de los primeros tiempos. “Hicimos un equipo para atender las nelas personas que han sido cesidades, que eran pura hospitalización. afectadas por la epidemia.

PANORAMA. A la Unidad de VIH del Hospital Civil, donde ahora el equipo es numeroso, llegan a diario dos o tres pacientes nuevos: cada vez más jóvenes, pero con un diagnóstico más temprano, que les permitirá vivir mejor.

Veíamos a dos o tres pacientes en la consulta para curarme. Me trajeron aquí. Yo venía to sobre el VIH como nosotros”, afirma Jaiexterna, pero la mayoría debía hospitalizarse muy triste y la trabajadora social me abrazó me Andrade. Los pacientes como el “Vaquero” y la Bicon aquellas diarreas, aquellos cánceres, y me dijo aquí te vamos a cuidar. Pero la meaquellas tuberculosis. Los dábamos de alta y dicina era mucha, muy cara y se conseguía sabuela X también contribuyeron. Renuncian a los dos días regresaban, muy malos. No ha- con muchos trabajos. Un año me enfadé y la a la lástima todos los días; desde sus humildes bía medicamentos. Nomás era esperar a que dejé: un doctor me había prometido que me trincheras hacen ejercicio; no dejan de tomarla gente se nos muriera. Eran tantos. A la par iba a componer con gotitas. Me puse peor y se la pastilla un solo día. se abrió el Mesón de la Misericordia, a donde volví al hospital”. El “Vaquero” invita a que su nombre y Los antirretrovirales eran tantos y tan apellido se publiquen hoy, acompañados muchos iban morir acompañados”, relata. caros que todos aplaudieron que de una fotografía de su cara. Lo ignoro. “Si Todo eso ocurrió hace apenas “Lo difícil fue en 1998 la asociación civil Fonsi- usted viera como era yo antes de que me 20 años. da costeara mil 100 tratamientos dieran mi diagnóstico! ¡No sabía ni hacer decidir a quién para todo México, de los cuales el amor! Me creía muy macho durmiendo Las intocables 70 eran para Jalisco y de esos 51 con todas. ¡Ahora mi vida es hermosa!”, di“¡Uy! Nos decían las intoca- íbamos a salvar, para pacientes de la Unidad de ce a gritos y entre risas que consuelan a VIH del Civil. “Lo difícil fue deci- los recién llegados a la Unidad de VIH, bles”, narra Margarita Gómez, dir a quién íbamos a salvar, así donde ahora el equipo es numeroso: cinasí que una de las enfermeras valientes que bautizamos aquel apoyo co- co médicos, dos trabajadoras sociales, que fundaron el servicio. Intocables significaba que muchos cole- bautizamos aquel mo el Titanic. Primero los niños una psicóloga, una nutrióloga, más de 15 y las mujeres”. enfermeras, tres asistentes administratigas y médicos no se querían acerNi así el Titanic alcanzaba vos, un mundo de becarios, internos y recar a ellas: no fuera a ser. “Yo les apoyo como para todos. sistentes. contestaba que la vida es una jaJaime Andrade admite que bonera: el que no cae, resbala”. Y el Titanic. La inmunóloga Luz Alicia González, una fueron los propios afectados por de las encargadas, afirma que atiende sólo a así es. El hijo de una de las enfermeras autoras del apodo desarro- Primero los niños la epidemia y las organizaciones alrededor de ocho personas en hospitalizaciviles quienes lograron que la ción y a 60 personas diarias en consulta exterlló el sida y murió, atendido por las intocables. y las mujeres” cara del sida cambiara de fatal a na. Esta mañana en la sala alargada y blanca controlable. No sólo era hijo de la enferhay parejas con hijos pequeños, profesionisEn el año 2000, la Suprema Corte de Jus- tas jóvenes, hombres maduros, abuelas, mumera. Aunque la epidemia mundial ha afectado más a los hombres jóvenes, pronto a las sa- ticia de la Nación falló a favor de un hombre jeres hermosas. las de la Unidad de VIH del Hospital Civil que exigió el derecho a recibir teA diario llegan dos o tres pacomenzaron a llegar amas de casa, embara- rapias avanzadas contra el sida. cientes nuevos: cada vez más jóPor el miedo zadas, abogados honorables, abuelas, bailari- Decenas de personas más se planvenes, pero cada vez con un diagnes adolescentes que adquirieron el VIH en su taron afuera del Congreso de la y el desprecio nóstico más temprano, que les primera relación sexual. Ricos y pobres. Reli- Unión y consiguieron lo que parepermitirá vivir mejor. giosos y ateos. Bisexuales y vírgenes. Libera- cía imposible; medicamentos de Entre los recién llegados esde su familia, última generación para todos los les y conservadores. El sida era de todos. tán Él y Ella, una pareja analfabeJaime Andrade asegura que en la histo- mexicanos con VIH/sida. la gente con sida ta de Ocotlán que se enteró que viLa ciencia también avanzó. ria mundial del sida hay un parteaguas entre ve con VIH el día que a Ella le el antes y el después de 1995. Ese año los cien- Hoy una o dos pastillas diarias son moría miserable, hicieron una prueba rápida, hace tíficos anunciaron que conocía la dinámica suficientes para controlar el Virus un año, cuando su segundo hijo del Virus de Inmunodeficiencia Humana y po- de Inmunodeficiencia Humana. estaba por nacer. Todo apunta en el mejor co después los laboratorios anunciaron que que los nenes están sanos. tenían la fórmula para controlar al VIH. Esa De las camas al laboratorio Él y Ella son pobres entre de los casos, fórmula se llama hasta nuestros días inhibilos pobres, pero dicen que le van dores de la proteasa o antirretrovirales. a echar ganas. Por suerte el “Vay miserable En el progreso el hospital CiEl tema era que en México ocurría igual vil ha puesto su grano de arena. Ya quero” anda cerca. Deberían que con el AZT. Sólo los ricos podían pagar el no se dedica sólo a la atención de y abandonada contratarlo como motivador. coctel de 20 o 26 píldoras que debían tomarse pacientes, sino a la investigación. “¡Se van a poner más guapos toa diario para sobrevivir. davía! ¡Yo hace 15 años tenía en el peor Las observaciones del equipo méLa Bisabuela X llegó a la Unidad de VIH dico han derivado en la publicauna panzota y ahora corro tres o del hospital Civil por esas fechas. Hoy tiene 74 ción de 25 artículos en revistas científicas in- cuatro kilómetros todos los días! ¡Ahora de edad —la esperanza de vida de las mexica- ternacionales, durante los últimos cinco años. puedo planear los embarazos de mi vieja!”. nas es de 77.8 años—, 18 nietos y varios bis- Las observaciones de los médicos tapatíos se Margarita, la enfermera que lo atiende, nietos. Su esposo, que no tenía sida, cumplió han considerado para determinar la eficacia asiente. 10 años de muerto. El sida es otra cosa desde el 3 de junio de de los tratamientos, la respuesta de las céluDespués de sacarle el dinero de tres con- las de defensa, las resistencias del virus. 1993. De hecho, el principal problema de la Bisultas a la Bisabuela X, un doctor de la colo“Han sido la base para la elaboración sabuela X es que dos de sus hijas dejaron de nia Zalatitán le dijo que tenía sida: “Le pre- de nuevos tratamientos en todo el mundo. hablarle hace poco tiempo: no le perdonaron gunté a mis hijas. ¿Y ora? No tengo dinero En México, nadie genera tanto conocimien- que cambiara de religión.


PÁGINA 2-B

EL INFORMADOR

PIEDRA DE TOQUE

¿La hora de las trincheras?

La súbita destitución de Arturo Fontaine como director del Centro de Estudios Públicos (CEP) ha causado un pequeño terremoto en Chile, a juzgar por la veintena de artículos sobre el tema que han llegado a mis manos. A muchos nos ha apenado esa mala noticia, más que por Arturo, por el CEP y por Chile. Arturo Fontaine es un hombre de varios talentos, poeta, novelista, filósofo, profesor, versado también en economía y en derecho, y uno de esos cuatro gatos liberales que desde hace muchos años nos reunimos periódicamente en España y América Latina para promover la cultura de la libertad, digamos que con logros más bien reducidos. Hasta ahora, el más exitoso de esos cuatro gatos parecía ser él, precisamente gracias al CEP, que dirige desde hace 31 años. Sin exagerar un ápice, este think tank es una de las instituciones que más ha contribuido a la formidable transformación política, social y económica de Chile del país subdesarrollado que era en la democracia moderna y próspera que es ahora y que araña ya las características de una nación del primer mundo. El Centro de Estudios Públicos lo fundaron un puñado de empresarios empeñados en modernizar el pensamiento político de su país y de fomentar estudios e investigaciones rigurosos de la problemática chilena en todos los ámbitos desde una perspectiva independiente. Arturo Fontaine hizo del CEP algo todavía más ambicioso: una institución de alta cultura en la que la doctrina liberal inspiraba los análisis, propuestas y sondeos de los especialistas más calificados al mismo tiempo que se promovían debates y encuentros entre intelectuales y comentaristas de to- demasiado independiente para su gusto y das las tendencias, sin complejos de supe- que se toma libertades ideológicas que no rioridad (ni inferioridad). Entre sus innu- convienen a su idea particular de lo que demerables aciertos, figura el haber creado be ser la centro derecha, es decir, una dereel sistema de encuestas de opinión públi- cha sin centro que la estorbe. Lo habrían ca más objetivo y confiable de Chile, a jui- advertido en el hecho de que Arturo aceptó formar parte del Directorio del Museo de cio de todos los sectores políticos. Enlasactividadesquepatrocinóyensus la Memoria que creó el Gobierno de Mipublicaciones el CEP ha combatido aquella chelle Bachelet, y, sobre todo, en sus opiaberración que hace del liberalismo nada niones sobre el tema de la política univermás que una receta económica centrada en sitaria,asuntoque,comoessabido,hadado el mercado, y ha demostrado que la filosofía origen a intensos disturbios y manifestade la libertad es una sola, en los ámbitos eco- ciones de estudiantes contra el Gobierno nómico, político, social, cultural e individual, de Piñera y es objeto de una polémica que y que la libertad, sin la tolerancia y la convi- lleva ya bastante tiempo en Chile (comenvencia,esletramuerta.Todosquieneshante- zó en los tiempos de la Concertación). Antes de escribir este artículo he leínido el privilegio de leer estos años la notable revista del CEP Estudios Públicos han do las dos conferencias y las entrevistas podido comprobar que estos principios in- que ha dado Arturo Fontaine sobre este formabanlascolaboracionesyqueenesapu- asunto y creo poder resumir con objetiblicaciónhabíasiempreundiálogovivo,con- vidad su pensamiento. Él piensa que la troversias sobre todos los temas de elevado Universidad es una institución que no sónivelintelectualyunrespetosistemáticocon lo prepara profesionales sino forma ciudadanos y personas y los adversarios, un afán de deslindar la verdad aunque Los patrocinadores del que por lo tanto requiere un régimen especial, y ello implicara corregir las propias convicciones. CEP habrían descubierto que no debería ser materia de lucro, porque, El CEP siempre se resistió a considerar, como que Arturo Fontaine es cuando lo es —cita al respecto abundantes estamuchos irresponsables, que el progreso social es demasiado independiente dísticas de Estados Unidos y de Brasil, dos fundamentalmente una países donde las univerempresa económica, y dio para su gusto sidades privadas con ániatención no menos importante que al mercado, a la libre competen- mo de lucro son lícitas—, incumple su cia, a la apertura de fronteras, a la discipli- función y suele preparar profesionales na fiscal y a las privatizaciones, al derecho deficientes. No está contra las universia la crítica, a los derechos humanos, a la dades privadas, ni mucho menos, a concultura, a las actividades literarias y artís- dición de que no distribuyan beneficios ticas. Los números monográficos de la re- entre sus accionistas sino los reinviertan vista del CEP dedicadas a Karl Popper, a enteramente en la propia institución, coFriedrich Hayek, a Isaiah Berlin y a mu- mo hacen Harvard o Princeton. Pero la crítica que hace Fontaine a la chos otros pensadores de la libertad son ejemplares. Por todo ello el Centro de Es- situación universitaria chilena es la situdios Públicos ha alcanzado en estos guiente: que, en un país donde las leyes años un enorme prestigio que desborda prohíben explícitamente que haya univerlas fronteras de Chile. Por su auditorio han sidades privadas con ánimo de lucro, mupasado figuras eminentes (y no solo libe- chas instituciones hayan encontrado la rales, sino social demócratas y socialistas) manera de burlar la ley haciendo pingües negocios en este dominio. ¿Cómo? Muy en todos los campos del saber. Ahora bien, ¿por qué alguien que pue- sencillamente: alquilando terrenos o vende lucir unas credenciales tan envidiables diéndolos a la Universidad o construyendo al frente de una institución que en buena los campus universitarios a través de emparte es hechura suya ha sido defenestra- presas que hacen las veces de testaferros do de manera tan inopinada e injusta? Al de los mismos propietarios. Las sumas que parecer, los patrocinadores del CEP ha- Fontaine señala que se habrían ganado en brían descubierto que Arturo Fontaine es los últimos años mediante esta burla de la

Antonio Ortuño

EL MUNDO ALUCINANTE 1. Es indispensable llegar a último momento a la presentación de un libro y darle un abrazo infinito a la primera persona conocida que uno se tope, para dar a entender que se ha atravesado el Gobi y el Amazonas para llegar. 2. Todo resulta mejor si no se pone uno de acuerdo previamente con el autor sobre la mecánica que seguirá el acto. De lo contrario, podría evitarse el caos que sobrevendrá. 3. Al tomar el micrófono es menester titubear y entrar en pánico. El pánico se controla carraspeando al micrófono y diciendo la sílaba “eh”. 4. No debe haberse leído más que superficialmente el libro que se presentará. Leer los libros que se presentan es una inelegancia. 5. Si el libraco en cuestión es una novela, hay que repetir, mutatis mutandis, las sabias consideraciones de la contraportada sobre la trama. Un giro estupendo: declarar que no se comentará el final de la novela para no arruinárselo al lector. En caso de que sea un libro de cuentos, hay que explicar sin pudor alguno que no se revelarán los finales de los 26 relatos reunidos, etcétera. Tampoco se revelarán los principios, desde luego. La única revelación posible es la imbecilidad del presentador. 6. Por tanto, será necesario eludir cualquier mención directa al texto y, en su lugar, recordar la historia de la relación personal del presentador con el autor, con énfasis en las becas compartidas, los viajes comunes y las borracheras pretéritas juntos (eso hará las delicias de las 12 personas reunidas).

Fernando Savater

Son de lo que no hay

R. PETERSEN

Mario Vargas Llosa

Domingo 2 de junio de 2013

legalidad(ladela“universidadfabril”lallama) son astronómicas. Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con esta postura de Arturo Fontaine —muchos liberales lo están y muchos otros no lo están—, pero nadie que cree que el respeto de la legalidad es un principio básico de la civilización podría discrepar con él cuando exige que en Chile se cumpla la prohibición legal de hacer negocios con la Universidad. O que, en todo caso, se cambie la ley y se autoricen las universidades privadas con fines de lucro. Pero, en ese caso, estas empresas deberán funcionar como las otras, sin las prerrogativas de que gozan ahora todas las universidades (exoneración de impuestos y subsidios estatales, por ejemplo). Lo que parece estar en juego en la defenestración de Arturo Fontaine es más complejo que una simple discrepancia: el temor de una parte mayoritaria de los patrocinadores del CEP de que, en las próximas elecciones, gane de nuevo Michelle Bachelet y que la Concertación que suba con ella al poder sea mucho más radical de lo que lo fue en su anterior Gobierno, como deja suponer cierto extremismo retórico de sus últimos pronunciamientos. Desde luego que si Chile retrocede hacia alguna forma de chavismo, sería una catástrofe no sólo para los chilenos sino para toda América Latina. Pero nada puede perjudicar más a la derecha, en esta circunstancia, que oponer a esta radicalización de la izquierda un extremismo paralelo, atrincherándose en la intolerancia de las verdades únicas y dogmáticas y purgando de sus filas a todos quienes osan discrepar. Nada daría más razón a quienes sostienen, desde el bando opuesto, que la derecha es egoísta, intolerante y autoritaria, que su adhesión a los valores democráticos es superficial y de coyuntura, que detrás de la propiedad privada, el mercado libre y la democracia burguesa, hay siempre un Pinochet. Chile parecía haber dejado atrás esa visión pequeñita y mezquina que, por desgracia, todavía alienta en la derecha iliberal de América Latina. Héctor Soto, uno de los más lúcidos analistas chilenos, escribió en su columna de La Tercera con motivo de este asunto, que el gran mérito de Arturo Fontaine fue “su aporte en términos de modernizar y civilizar a la derecha”. No la modernizó ni civilizó lo bastante, por desgracia.

Decálogo del presentador de libros ajenos 7. Otrasposibilidadesbrillantes:llamaralas12personas(enadelante, el pueblo) a levantarse en armas contra el supremo Gobierno; quejarse del Conaculta; combinar ambas y llamar al pueblo a levantarse contra el Conaculta 8. Enlazar chistes y/o comentarios jocosos al respecto de la apariencia del autor del libro es considerado de mal gusto, por lo que debe elegirse a una persona mansa y de preferencia estúpida entre los asistentes (un viejo amigo al que se lleve tiempo sin ver resulta ideal) y afligirla señalándola con el dedo y metiéndose con ella, a la vez que se le sonríe con el fin de tranquilizarla. 9. Cuandosehayaperoradosinsentidodurante12minutosexactos (menos que eso es considerado debilidad y más, abuso) señalará uno al autor y dirá: “Es ya momento de darle la palabra a menganito, que es para escucharlo que vinimos”. Si se ha titubeado en demasía, intentemos lavar nuestra imagen jalando un aplauso para menganito. El método para lograrlo es simple: si uno se pone a aplaudir, al menos cinco de las 12 personas lo seguirán maquinalmente. A todos nos gusta aplaudir. 10. Alconcluirelacto,invítesealautorabeberdesmecatadamente. Ya en la fiesta, confiésesele que no se leyó su libro (para hacerle evidente que uno ha llevado la lealtad por él al extremo heroico de hacer el ridículo) y espérese su gratitud. En el peor de los casos habrá golpes y la anécdota servirá para rellenar el tiempo en futuras presentaciones: “Una vez presenté a un sujeto que me agarró a golpes luego; por tanto, seré breve…”.

Cierto amigo, ya fallecido, cuando íbamos a un restaurante sin pretensiones — benditos sean— y alguien lo recomendaba diciendo “aquí comeremos como en casa”, siempre protestaba: “¡Ah, no, yo lo que quiero es comer bien!”. En efecto, ladietacotidianaprecisamenteporserlopuedenoresultarlamásapetecible.De igual modo, la vida a la que nos resignamos cada jornada, lo real empeñado en parecerse minuciosa y fatalmente a lo real, tampoco tiene por qué apasionarnos siempre como argumento literario. Es más, la descripción minuciosa y esforzadamente fiel de la realidad es insuficiente para comprender la realidad misma. Ocurre que lo auténticamente significativo nunca sucede fuera de nosotros, en el escenario fotográfico y pedestre, sino dentro, que es territorio fantasmagórico. Acudimos a lo fantástico no para huir de la realidad —objetivo tan digno como imposible— sino para ponerla mejor a nuestro alcance o, como diría el lobo a la realista Caperucita, “para entenderla mejor”. No debemos olvidar que Borges catalogó la teología y digamos que por extensión también la filosofía misma como pertenecientes a la literatura fantástica. En la misma línea, Paul Valéry — unpoetaracionalistadondeloshaya—escribióensuPequeñacartasobrelosmitos: “¿Qué sería de nosotros sin el auxilio de lo que no existe? Poca cosa, y nuestros espíritus desocupados languidecerían si las fábulas, los malentendidos, las abstracciones, las creencias y los monstruos, las hipótesis y los pretendidos problemas de la metafísica no poblasen de imágenes sin objeto nuestras profundidades y nuestras tinieblas naturales”. Desde luego es cuestión de carácter, como casi todo lo que respecta a gustos literarios. Entre quienes admiten el placer de la ficción, que ya es fantástico de por sí, los hay que sólo son realmente capaces de disfrutarlo si refleja con esforzado parecido el orden desordenado con el que suelen convivir: la vecina del tercero izquierda, esposa insatisfecha que busca consolarse con el hijo del portero, quien a su vez padece maltrato laboral en una empresa dirigida por un capitalista beneficiado por la guerra civil, que a su vez… Todo muy interesante para quien se interese por ello. Pero existen caracteres diferentes, reacios a la función del espejo o nostálgicos de atravesarlo para ver qué hay al otro lado, que nosidentificamosconloquedijodesímismoelgranHerbertGeorgeWells:“Quizá soy persona de excepcional condición. No sé hasta qué punto experimentan otros hombres lo que yo. A veces padezco extraños alejamientos de mí mismo y de lo que me rodea. Me parece que observo lo exterior desde parajes muy remotos, fuera del tiempo, del espacio, de la vida y de la tragedia de las cosas”. Para esos paladares está hecha la literatura fantástica, aunque a través de ella volvamos siempre a recaer en la vida y la tragedia (o comedia) de las cosas. Basada en la maravilla o el estremecimiento sobrecogedor, los tiempos no son propicios al género a pesar de la sobreabundancia casi industrial de artefactosliterariosquepretendenperteneceraél.Cuandocualquieradenosotros, por ramplona que sea su imaginación, lleva ahora en el bolsillo un objeto prodigioso del tamaño de un paquete de cigarrillos que permite comunicarse con cualquier parte del mundo, enviar sonidos e imágenes, tomar fotografías, ver películasoacontecimientosdeportivos,consultararchivosybibliotecas,orientarseenciudadesdesconocidas,recibirnoticias,solicitarayudasiseestáenpeligro, buscar novia o jugar al póquer, además de mil cosas más, creer en la magiasehavueltodifícilporsaturación.Noshemosfamiliarizadoconlomilagroso, cuya esencia consiste precisamente en romper con lo explicable y familiar. Las profecías innovadoras de Jules Verne o el propio H. G. Wells no nos transportan ya imaginativamente hacia el futuro sino que ahora tienen el encanto nostálgico de aquellos tiempos en que lo supuestamente imposible era todavía imposible de verdad y no una rama de las ofertas otoño/invierno de los grandes almacenes. Tal como decía el viejo chiste que le habría ocurrido de haber vivido en España o México, Franz Kafka se ha vuelto ya en todas partes un escritor costumbrista… Sin embargo, el encanto literario de lo fantástico sobrevive a su cumplimiento tecnológico: aunque hoy ya el submarino sea un vehículo tan prosaico como el autobús, el Nautilus sigue sienAcudimos a lo do el libertario enigma de los mares… Para los aficionados al género que no nos refantástico no para signamos a la manufactura idiotizadora de subproductos con elfos, dragones, conspiraciones de sectas que aspiran a dominar el mundo (¡vaya cosa!), huir de la etcétera, están nuestras editoriales de referencia. realidad , sino Por ejemplo Valdemar, en cuyas colecciones se encuentran en ediciones excelentes los mejores clásicos de nuestra afición. La última joya que han pupara ponerla blicado es Noctuario del sombrío y espléndido mejor a nuestro Thomas Ligotti, algunos de cuyos relatos podría haberlos firmado un Edgar A. Poe redivivo sin enrojecer. O La Biblioteca del Laberinto, animada por el alcance indomable Paco Arellano, gracias a la cual vamos conociendo todo lo escrito por ese narrador puro que fue Robert E. Howard, pero cuyo catálogo entero es puro tocino literario de cielo borrascoso: Edmond Hamilton, Henry Kuttner, Edgar Rice Borroughs, etcétera. Y además publica Delirio, la mejor y más erudita revista de ciencia ficción y fantasía de nuestro país que ya va, lo crean o no, por su entrega número 11. También contamos con la editorial Alamut, que entre otras obras más recientes de ficción científica nos ofrece lo indispensable de Arthur C. Clarke, Isaac Asimov o de Orson Scott Card. Claro que hay que permanecer alertas, porque a veces una editorial no identificada con el género nos brinda algo que no debemos perdernos: por ejemplo, Anagrama acaba de publicar Wild Thing, de Josh Bazell, una divertida sátira con monstruo del lago, pero también con sexo, narcotráfico y mil sobresaltos humorísticos más. Por lo general, la literatura española suele acostarse más del lado del realismo que del rincón fantástico y eso se nota sobre todo cuando los autores de recursos más modestos se empeñan en fabricar thrillers esotéricos y seudohistóricos al modo de las sagas más vendidas del mundo anglosajón. Pero eso no quiere decir que carezcamos de buenos ejemplos también en el terreno de lo imaginario, empezando por las Leyendas, de Gustavo Adolfo Bécquer. En su ilustre traza, ciertos autores reputados en otros campos han hecho excelentes incursionesenlofantástico,comoAnaMaríaMatute,consuOlvidadoReyGudú que haríamos mal en olvidar, José María Merino o Javier Marías (quien no sólohaescritobuenoscuentosdefantasmassinoqueesunexcelenteconnaisseur de ese mundo, el otro mundo). También Juan Benet ha firmado narraciones espectrales de gran originalidad, y Vicente Molina Foix ha acuñado leyendas urbanas intensas e irónicas, lo mismo que Antonio Muñoz Molina, quien es autor de una de las novelas de fantasmas (o novela breve con fantasma) mejores que conozco: Carlota Fainberg. Pero sobre todo hay escritores que se han especializado con bravura en los géneros de la fantasía, como la estupenda Pilar Pedraza, delicada, morbosa, inventiva y cruel, o José María Latorre, fiel al estilo clásico de los relatos terroríficos. En los dominios de la ciencia ficción, el gran veterano español del géneroesGabrielBermúdezCastillo,delqueLaBibliotecadelLaberintohapublicado la space-opera Espíritus de Marte y los cuentos reunidos en El mundo de Hókum. También tiene ya una larga trayectoria César Mallorquí, cuya última novela —La isla de Bowen, Premio Edebé de Literatura Juvenil 2012— reúneelencantoalgoantañóndelrelatotradicionaldeaventurasconunargumento de alcance extraterrestre. Aunque varía de un género a otro con versatilidad casi estresante, siempre he seguido con interés al intensamente imaginativo León Arsenal (¡qué buen seudónimo!) desde que en 2004 formé parte del jurado que le concedió el Premio Minotauro por Máscaras de matar. Una declaración de fe: estoy seguro de que hay muchos más, jóvenes y nuevos, que yo no conozco a causa de ser más dado a releer que a leer, por la culpa combinada del hedonismo que no se arriesga y la vejez que tampoco. Pero ahora lo confieso, como don Quijote en la playa fatal bajo la lanza del conjurado, “porque no es bien que mi flaqueza defraude esta verdad”. Cuando estaba escribiendo estas líneas, murió Ray Harryhausen, el mago paciente e ingenuo de los únicos efectos especiales cinematográficos que jamás olvidaré. Sobrevivió sólo poco más de un año a Ray Bradbury, su compañero de instituto y amigo de toda la vida. A ambos les debo tantos momentos felices que renuncio a decirlo con palabras. En una entrevista al alimón, Harryhausen hablaba de su adolescencia con el otro Ray, rememoraba la fecha lejana en que se conocieronyempezaronacompartirgustos—dinosaurios,platillosvolantes…— y concluía: “Desde entonces, hemos crecido juntos”. Bradbury le corrigió: “No, nos hemos criado juntos, pero no hemos crecido”. Soy uno de los muchos que hoy les recuerdan a ambos con gratitud, porque nos hemos criado con ellos, pero afortunadamente —¡Dios no lo permita!— sin crecer jamás.


Domingo 2 de junio de 2013

EL INFORMADOR

PÁGINA 3-B

ACTUALIDAD NACIONAL. ANÁLISIS

¿México EL INFORMADOR • E. PACHECO

está de moda?

CONTRASTE. El México estable, sin inflación y con poca deuda del que habla la prensa internacional choca con el país pobre, desigual y con poca generación de empleos.

Tras un sexenio convulso donde México fue declarado al borde del Estado fallido, la imagen del país en el mundo goza de cabal salud, pero ¿Se sostiene al escrutinio de los números? Por Enrique Toussaint as modas son efímeras, por definición. Obedecen más a una coyuntura caprichosa que a un cambio real de preferencias. Llegan sin la más mínima explicación y se van sin pretexto alguno. El Brasil pujante y dinámico de Luis Inácio “Lula” Da Silva es el hoy denostado y desequilibrado Brasil de Dilma Rousseff; la pragmática y desarrollista China de inicios de siglo es ahora la China desigual y opresiva; incluso, la Argentina arrojada y socialmente responsable de Néstor Kirchner es ahora la Argentina inflacionaria, atrasada y estatista de Cristina Fernández. La percepción se mueve 180 grados, aunque los números se mantengan. El México de Felipe Calderón logró dos años seguidos de crecimiento por encima del promedio en los últimos 30 años, sin embargo 2010 y 2011 fueron registrados por la prensa internacional como “el país al borde de la tragedia humanitaria por motivos de inseguridad” parafraseando a Foreign Policy. Hasta la democracia estaba en riesgo según la articulista norteamericana Shannon O´Neill. Alguna vez dijo Jorge Castañeda, ex canciller de México, que una cosa eran las estadísticas y otra muy distinta era la realidad. México es la reafirmación de esta hipótesis. El sexenio comenzó con una nueva narrativa. El discurso monotemático de la lucha contra el crimen organizado del calderonismo dejó al país con un deterioro alarmante de su imagen. No es extraño que durante los años del panista, el Eurobarómetro, instrumento que mide la percepción de los ciudadanos europeos sobre distintos tópicos globales, reflejará una pobre opinión sobre México y su futuro. En el plazo de unos meses, y sin un acontecimiento localizable más que el cambio del partido en el poder, las portadas y artículos de los principales medios de comunicación internacional comenzaron a mostrar a un país en pleno renacimiento. Atrás quedaron los descabezados y la nota roja, ahora la economía era el tema a discutir. En el periodo de agosto de 2012 a enero de 2013, el semanario liberal inglés The Economist, le dedicó a México una decena de artículos que van desde “el momento de México” (Mexico´s moment) hasta portadas donde sombreros típicos representan en forma de platillos voladores el ascenso económico y político del “Tigre Azteca”. México dejó de ser la promesa incumplida para convertirse en ese animal callado y calculador que a través de una política de ortodoxia y estabilidad económica aparecía con pies firmes en un entorno internacional asechado por la crisis. The Economist, el Wall Street Journal o el Financial Times utilizaban con arrogancia el ejemplo de México: “ya ven siguiendo el Consenso de Washington, se puede crecer, generar empleos y tener baja inflación”. Ante el ascenso del “Tigre Azteca”, Brasil quedaba con un país financieramente atrasado, Argentina como una nación media con problemas estructurales graves y Chile como un país atorado en tasas de crecimiento medio. Tres razones explican el atractivo de México en esta precisa coyuntura. Una razón económica, otra política y una más pragmática. El eje económico es sin lugar a duda la estabilidad macroeconómica nacional en un entorno de deuda y desaceleración de la economía mundial. Mientras Estados Unidos sigue presentando indicadores lentos de salida a la crisis, Europa parece sumida en una depresión que puede durar décadas y los países del BRIC (Brasil, Rusia, China e India) experimentan desbalances económicos e inflación alta, México parece el “niño bien portado”. Ningún país del segundo mundo, es decir del espacio de las naciones en vías de desarrollo, ha seguido la ortodoxia económica dictada por los mercados de forma tan obediente como México. Un país creciendo cerca de 4% anual con una inflación me-

L

nor, luce como un paraíso en un mundo de riesgos. Y con el exceso de liquidez inyectada por los bancos centrales (americano y japonés, primordialmente), México se muestra como una opción confiable y segura para invertir. La razón política tiene que ver con reformas y aspiraciones. Tras una década y media de parálisis legislativa (sobre todo en las llamadas “reformas estructurales”), el Pacto por México y la “eficacia” prometida por Enrique Peña Nieto significó un mensaje de movimiento y ambición reformista. En poco tiempo se cocinaron la reforma educativa y las transformaciones en el mercado de telecomunicaciones, lo que también constituyó un aliciente más para ver a México como un país donde se combina la Perestroika (reformas económicas como la laboral y el objetivo de la energética) con el Glasnot (reformas democratizadoras, la educativa o la política). El crecimiento económico se aparejaba con reformas políticas, un fenómeno poco común (el caso de China es el contraejemplo). Y la tercera razón, es interés mutuo. Por un lado, la prensa internacional afín al pensamiento de apertura comercial y económica, ven en Enrique Peña Nieto a un aliado en la consecución de cambios en el mercado energético, en las telecomunicaciones y en distintos sectores monopolizados por el Estado o concentrados por empresas dominantes. Y por el otro lado, ante el déficit de credibilidad en el retorno del PRI, el equipo de comunicación de Peña Nieto ha logrado una buena gestión con la prensa internacional: México se mueve y atrás quedó el país de la parálisis. Ambos se necesitan y los intereses se alinearon.

La realidad Sin embargo, “la realidad muerde” como tituló The Economist el artículo sobre México en su edición de la semana pasada. Lo cierto es que México nunca ha sido un “Tigre”, un calificativo utilizado para ilustrar el acelerado crecimiento económico de tres naciones asiáticas: Singapur, Corea del Sur y Taiwán. Estos países hicieron las reformas necesarias para crecer cerca del doble dígito durante un lustro, y arriba de 7% durante más de una década. México, por su parte, alcanzó su mejor tasa de crecimiento en 2011 y ni siquiera rebasó la línea de 5%. Y según economistas nacionales e internacionales, este crecimiento se debió más a un “rebote” tras la brutal caída del PIB en 2009 que a una mejora en la productividad o en la competitividad de la economía mexicana. En el mismo sentido, aunque se generaron empleos en 2010, 2011 y 2012, ni siquiera cubren la demanda del sector juvenil que se integra anualmente al mercado laboral. En este periodo se crearon poco más de 1.8 millones de empleos netos, lo que significa de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), una cifra muy inferior a las necesidades del país. En la pobreza y la desigualdad, tampoco hay buenas noticias. México no ha logrado romper la inercia de pobreza que históricamente afecta a la mitad de la población. Y aunque hay algunos resultados en materia de reducción de pobreza extrema y un marginal descenso de las inequidad social, lo cierto es que el “momento de México” prácticamente ha dejado sin cambios a los deciles más pobres del país. Un México estable, sin inflación y con poca deuda alabado por una parte de la prensa internacional, contrasta con un México pobre, desigual, con poca generación de empleos y con crecimiento mediocre criticado al interior del país. Si las modas son pasajeras, el “momento de México” comienza su declive sin ni siquiera haber arrojado resultados reales. En esta semana, el antes porrista y optimista del futuro de México, el semanario The Economist, titulaba su no-

ta sobre México: “La desaceleración económica de México” (Mexico´s economic downturn). Y se preguntaba en su centro de debate si México era un Tigre o más bien un gatito. Cuando las percepciones están cimentadas en pocos indicadores empíricos, una ligera brisa derrumba el castillo de naipes. México tuvo en este 2013 su peor trimestre en materia de crecimiento económico desde 2010: una tasa anualizada de 0.8%; la inflación en productos básicos presenta repunte y la generación de empleos está debajo de lo estimado. Encontrar el equilibrio es una odisea en este panorama esquizofrénico. Ni México fue el “Tigre” todo poderoso, sólido y boyante que pintó la prensa internacional durante las primeras semanas de este sexenio, ni tampoco es el “gatito” sin garras y atrapado en un espiral profundo

de reformas inconclusas y debilidad económica. Por supuesto que al día de hoy no es “la próxima potencia mundial” que describió Thomas Friedman en su editorial donde llamaba a la opinión internacional a ver a México como el siguiente gigante económico. México es un país que necesita reformas en materia económica: la reforma financiera, una profunda reforma energética y una urgente reforma fiscal. El México de hoy es un potente armazón de futuro sin los cimientos sólidos para asegurar un crecimiento económico sostenido durante las siguientes décadas. La opinión pública internacional no premió a México por lo que es, sino por lo que quiere y aspira a ser. Así, confundir realidad con precepción puede ser uno de los errores más graves que cometa la hasta hoy bien calificada Presidencia de Enrique Peña Nieto.


PÁGINA 4-B

EL INFORMADOR

Domingo 2 de junio de 2013

CULTURA CONTEMPORÁNEA. EN ESTADOS UNIDOS LAS VENTAS DE ESTOS DISCOS AUMENTAN CADA AÑO

Regreso al futuro de la música en vinil

Entre las bondades de los LP está al que uno escucha en vivo, ademá discos es muy particular, al necesit melómanos. En Guadalajara hay ti como equipo actual para escuchar

Por Alejandra Pedroza, Saúl Prieto e Isaac de Loza

F

ue hasta hace pocos días que JIS, Hay el conocido monero tapatío, melótiendas mano como pocos, se animó a entrar al universo digital de la com- famosas que se pra de música, y se asustó. Para él, han retirado que todavía tiene el hábito de hacer listas de los discos que le inte- del negocio (…) resa tener, para luego encargarlos y esperar su lle- La clave del gada, eso de que iTunes se lo entregue con sólo éxito es tener un clic, le pareció “peligrosísimo”. A él le ha tocado vivir los tres grandes cam- buenos discos y bios en el empaquetamiento de la música para el buenos precios consumo masivo. También tiene discos de vinil de clásicos del rock como Led Zeppelin o The Ricardo Villalpando, Beatles; en los “montoncitos de viniles” que des- Roxy & Roll.

cansan en su casa hay, además, repertorios de trova latinoamericana, grandes de la llamada “música del mundo” y jazz; calcula tener entre 300 y 500 discos. “Nunca estuve en una secta de adoradores del vinilo”, comenta José Ignacio Solórzano, su nombre de pila, pero a esa colección llegó por las adquisiciones que hizo en la década de los 80. Es un regalo a futuro; ahora se siente agradecido con ese JIS fascinado, que rondaba los 20 años y que hizo una recopilación que nunca escuchó con detenimiento. Si tendrá la disponibilidad para volver al vinil es algo que JIS no sabe todavía. Cuando tome esa ardua decisión lo anunciará públicamente, dice entre risas; mientras tanto, esos aires de resurgimiento llegaron hasta él y lo animaron a desempolvar el material que tiene y al que desde hace mucho no ponía la mano encima, de hecho, ya limpió su tornamesa e invitó a un grupo de amigos, sólo por placer de plantarse a escuchar música alrededor. Israel Martínez, artista sonoro y músico, explica que cada formato musical tiene una utilidad, incluso, el mismo silencio: en el lado b del disco de vinil que sostiene con la yema de los dedos, se reflejan sus gesticulaciones; en esa cara no hay nada grabado. Es una invitación a que el escucha participe y complemente la ausencia del sonido. Martínez, especializado en la música electrónica y experimental, explica que los viniles, además de la particularidad del sonido que guardan, tiene otras características laterales, como las atenciones que requieren a la hora de reproducirse, que invitan al espectador a participar de alguna manera en la ejecución. Empaqueta el disco que lleva por nombre nadaanda, un material suyo que lanzó el año pasado; pone especial cuidado en el lado b y lo refuerza en una bolsa de plástico a la medida. Para él no vale la pena prepararse a escuchar un vinil de música que puede encontrar en discos compactos o en internet, incluso se rehúsa con los viniles que se inició, a finales de la primaria, como de The Cure y Depeche Mode, los que ahora parecen retomar reflectores. Hay un fenómeno naciente, acompañado de un “rumor”, que afirma que muy pronto se detonará nuevamente la fiebre por el disco de vinilo, explica Yoshimark Zepeda, cantautor y encargado de la tienda “Submarino Amarillo”, que se ubi-

ca en la intersección de las calles Juan Manuel y Mezquitán, en el primer cuadro de la ciudad. “Vienen chavas vestidas con ropa y accesorios de colores chillones, como se usaba en los 80, y les gusta todo lo retro; entonces, las consolas y los discos son su elección”, añade una joven estudiante de preparatoria que se encuentra a su lado, ayudándole en la atención. La percepción de moda es porque hay música dirigida a las masas que, además de sus formatos regulares, se vuelve a lanzar en vinil, pero el sector de fieles seguidores siempre se ha mantenido en una escena selecta, comenta el coleccionista Víctor Hugo González Soto. “Ahorita, la gente cree que es moda, porque ya artistas como Adele, Depeche Mode, U2, Lady Gaga, o Radiohead, están sacando discos en vinil, de ahí toma la gente que es moda. En realidad la producción nunca ha parado en el underground”.

Las ventas alcanzaron su mejor momento

PARA SABER De compras y para escuchar ◗ En Guadalajara hay la posibilidad de adquirir tornamesas de diversos precios. En las tiendas consultadas en el Centro de la ciudad, la tornamesa más barata cuesta 500 pesos, de ahí el precio asciende hasta los tres mil pesos, aproximadamente. Además, hay variedad de estas tecnologías en el mercado en línea, así como en sitios como www.amazon.com y www.mercadolibre.com.mx ◗ Tiendas: Submarino Amarillo: Mezquitán No. 126 Zona Centro. Roxy and Roll: Juan Manuel No. 747 Zona Centro. Espacios dedicados al disco de vinil ◗ En caso de no tener una tornamesa para tocar esos discos de vinil, existen lugares donde programan ciclo de música en vinil, éstos son algunos de ellos: Primer Piso; viernes y sábados. En Pedro Moreno 947-1, esquina Escorza. El Cardenal; martes. En Prisciliano Sánchez 847, esquina Escorza.

Si le preguntan Israel Martínez, también miembro y fundador del sello Abolipop, si coincide en que la cultura del vinil regresa, él responde que siempre se mantuvo, pero con producciones a una escala mucho menor que los otros formatos. De hecho, distingue a los proyectos que se lanzan actualmente, con características planeadas específicamente para vinil, y al “negocio de la nostalgia”, que vende en vinils los mismos materiales antiguos que hay ahora en versiones digitales, aprovechado del romanticismo de lo que significa la música palpable. Desde hace 40 años, Ricardo Villalpando atiende su tienda “Roxy & Roll”, ubicada enfrente de Submarino Amarillo; y asegura que hay ventas bajas. Responsabiliza tanto a la piratería como a las posibilidades de “bajar” música por internet. “Hay tiendas famosas que se han retirado del negocio (…) La clave del éxito es tener buenos discos y buenos precios. Tiempos pasados fueron mejores; por ejemplo, cuando comenzó a nacer el CD (disco compacto) hubo buenas ventas, pero el disco de vinilo, que es lo que colecciono, se ha vendido siempre”, asegura Villalpando. “El Güero”, como se le conoce a Ricardo, explica que hay un grupo de usuarios que difícilmente verán opacado su deseo por gastar en música: los coleccionistas. Es así que la venta global de discos de vinil indica que este objeto musical está en su mejor momento desde los 90. En 2012, las ventas de discos de vinil alcanzaron los 171 millones de dólares, mientras que en 1997 se vendieron discos por 166 millones de dólares; el año más decadente para este formato fue en 2006, cuando no superó los 36 millones de dólares, de acuerdo con la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, y en comparación, las ventas de discos compactos han caído anualmente desde 2004: de dos mil 38 millones de dólares, a 833 millones en 2012.

El ritual “Si pongo un vinil, me gusta el ritual de preparar la tornamesa, preparar la aguja, de conectarlo, y de sentarme a escucharlo”, dice el coleccionista Víctor Hugo González Soto. Él es amante del rock, del metal que hacen bandas


Domingo 2 de junio de 2013

nórdicas que no son muy conocidas, las cuales, asegura, nunca dejaron de producir vinilos; de hecho gran parte de su colección de 150 vinils es importada de Suecia. Por su parte, Israel Martínez también tiene su ceremonia, se prepara una copa para escuchar un par de discos de vinil. Además de que le gusta participar en el ritual de la ejecución, más allá de dar un clic o pulsar el botón de play, como sucede en formatos digitales, él disfruta la concentración que amerita escuchar estos materiales, por eso le dedica preferentemente sus fines de semana. Realmente atiende la música, incluso, se reúne con amigos sólo para contemplarla. No es que le dedique mucho al cuidado de sus discos, pero con los años Israel ha aprendido que se protegen más si no se guardan uno encima de otro, y que, si en algún momento necesita hacerles limpieza, hay que tomar un algodón con alcohol y frotarlo en el vinil en dirección de las manecillas del reloj, como le enseñó un amigo en 1995. ¿Cuida sus discos de alguna manera en especial? “Más bien los voy amontonando”, responde con ligereza JIS. Parte del ritual es el mantenimiento del material y el monero melómano comenta que no les da un trato pródigo, pero eso sí: “He visto amigos que nos los vuelven a guardar en su paquete, eso se me hace una grosería”.

¿Por qué no otros formatos? Los precios accesibles, la nostalgia de escuchar el scratch (rayado) de la aguja, la sensación de que la música tiene cuerpo, son algunas de la razones que esgrimen los amantes de los vinilos. Pero la mayor bondad del también llamado formato gramofónico es su incorruptibilidad: todo disco adquirido es original; no se puede “piratear”, expone Yoshimark Zepeda mientras limpia los discos que son parte de la mercancía del Submarino Amarillo. “No hay piratería. Lo único que podría no gustar es la condición de la caja, pero en tanto el disco esté en buenas condiciones no hay ningún problema para escuchar”. Mientras que Everardo Nápoles, con 10 años en el mundo del vinil y 200 discos en su colección, afirma que el audio es de mayor calidad a cualquier otro registro musical: “El sonido es más cálido o más real, porque literalmente la música está impresa sobre el plástico, no son datos como un láser que se lee, o un archivo digital”. Concuerda con él el coleccionista Víctor Hugo González Soto; menciona que el audio es mucho más fiel y se puede distinguir de una manera más orgánica el instrumento. “Como si imprimieras la cuerda de la guitarra en el vinil, eso de le da más cuerpo. Y en el cd o la descarga pasa por una conversión electrónica que le quita lo orgánico”.

Las tecnologías que lo han acompañado Cuando el vinil llegó y decidió no irse, a la par y con el paso del tiempo salieron otros formatos como el casete o el disco compacto. El auge del vinil en México fue de los 60 a los 80, cuando el material de las bandas favoritas comenzó a obtenerse en producciones hechas en el país, explica Israel Martínez. Ahora, comenta el músico experimental, hay trabajos necesarios para el disco compacto porque así lo requiere el contenido auditivo -por ejemplo, la duración y organización de las piezasy gráfico –por ejemplo, el trabajo fotográfico en el librillo; como también hay proyectos musicales planeados para vinil con una composición necesaria para que quien escucha sea participante activo, por los requerimientos –incluso físicos- que implica tocar un producto de este tipo. Aunque JIS dice estar en un momento musical “guango”, de poco cultivo, eso no erradica el deleite por la música registrada en un objeto palpable, lo que él llama “fetichismo del coleccionista”. Cuando la atención del vinil la robó el disco compacto, el monero brincó de formato por la practicidad que representaba reproducirlos, pero no sucede así con la música obtenida desde la computadora, no se hace a la idea que sea cuestión de software. El mundo de las tornamesas también es muy extenso por los diferentes tipos que se pueden ob-

PÁGINA 5-B

CRONOLOGÍA 1806

> Se produce en masa el gramófono, con éxito comercial en la época.

1857

> Aparece el primer disco de vinilo, pero no obtuvo el éxito esperado.

> El físico inglés Thomas Young registró las vibraciones de un tenedor en un tambor cubierto de cera. > El fonoautógrafo fue desarrollado por el francés Leon Scott de Martinville. El dispositivo traducía laspresionesdeairecausadasporsonido en líneas onduladas sobre una superficie, pero esta trasncripción no era apta para reproducir el sonido.

1887

> Thomas Edison creó el primer fonógrafo capaz de grabar sonido y reproducirlo.

1889

1906

1930

1940

> A la Segunda Guerra Mundial se enviaron discos de vinilo para las tropas estadounidenses; a partir de este año se enviaron también encargados para animar musicalmente la misión: aparece la figura del DJ.

> El alemán Emilio Berliner patentó el gramófono, que, también como el fonógrafo grababa y reproducía sonido, pero ahora el soporte de la grabación no era un ci- > El ingeniero Peter lindro, sino un disco plano. Golmark crea el dispositivo como ahora se le conoce, en formato LP > Se venden por pri- (Long Play). Permite una duración mera vez 10 discos para gramó- máxima de 25 minutos por cara. fono en Europa, contenían música de ópera. FUENTE: BBC Mundo

1948

1902

LOS MÁS VENDIDOS Los reyes del renacimiento Los más vendidos en 2012 en Estados Unidos Blunderbuss / Jack White 34 mil discos Abbey road / The Beatles 30 mil discos Babel / Mumford & Sons 29 mil discos El camino / Black Keys 25 mil discos Sigh no more / Mumford & Sons 23 mil discos Bloom / Beach house 21 mil discos For emma forever ago / Bon Iver 19 mil discos Boys & girls / Alabama Shakes 17 mildiscos 21 / Adele 16 mil discos Bon iver / Bon Iver 15 mil discos Por quinto año consecutivo, más álbumes de vinil fueron comprados en Estados Unidos que en cualquier otro año de las mediciones de Nielsen SoundScan. ◗ En 2012, en Estados Unidos, las ventas de álbumes de vinil alcanzaron 4.6 millones de dólares, lo que rompió el récord previo de 3.9 millones de 2011. ◗ 67% de los álbumes de vinil fueron comprados en tiendas independientes de discos en 2012, en Estados Unidos.. ◗ Las ventas de álbumes de vinil en 2012 representaron 1.4% de la venta total de álbumes y 2.3% de la venta total de discos físicos, en Estados Unidos. Fuente: The Nielsen Company & Billboard’s 2012 Music Industry Report.

tener, dice Víctor Hugo González, el metalero apasionado del rock de Suecia. “Cada punta tiene su material y su forma: puntas con terminación cónica, esférica, etcétera. Todo eso influye en el sonido (…) Incluso hay variedad de brazos”. Para quienes tienen sus discos de vinil listos para sacar del empaque hay dos opciones: conseguir un reproductor antiguo en buenas condiciones; o alguno de los nuevos modelos que hacen lo mismo que los antiguos con aguja y todo, pero que cuentan con elementos digitales también para grabar lo que se reproduce, conexiones USB y de todo tipo. La principal diferencia que marcaron los nuevos aparatos reproductores de vinils fue la implementación delstrobo,esdecir,unaluzquepermitecentrar la reproducción del sonido, y el pitch, que son los controles de la velocidad de la reproducción, explica Salvador Martínez, quien tiene más de 15 años de vender discos de vinil.

EL DATO Su mejor momento En 2012 la venta global de discos de vinil llegó a los 171 millones de dólares por ventas, mientras que en 1997 alcanzó los 166 millones de dólares; el año más decadente fue en 2006, cuando no superó los 36 millones de dólares, de acuerdo con la Federación Internacional de la Industria Fonográfica.

EL INFORMADOR • J. LÓPEZ

á que el sonido es mucho más fiel ás de que la relación con los tar de más cuidados, defienden iendas que venden tanto viniles rlos

EL INFORMADOR

■ DISCOS DE ANTAÑO EN 2013

El precio de la perfección Pete Hutchison dice que haber invertido decenas de miles de libras esterlinas para montar un estudio de grabación y fabricación de viniles tal como era en los 50 y 60 del siglo XX, quizássumejorépocaentérminosde tecnología, no es sólo por el soporte, sino que es toda una filosofía. Desde 1991 Hutchison es dueño de Peacefrog, un sello independiente que ha cosechado cierto éxito por sus grabaciones de José González y Little Dragon, cuenta el diario inglés The Guardian. Su compañía distribuidora es EMI y a través de ellos ha conseguido hacerse de grabaciones de conciertos con música de Bach, cuyos viniles ha vendido en 300 libras esterlinas

(unos 5 mil 400 pesos) o una caja de colección con los trabajos parisinos de Mozart, cuyo tiraje es de sólo 300 piezas, a 2 mil 495 libras esterlinas (casi 45 mil pesos). El melómano y productor musical quiere vender discos de esa máximacalidad,grabadosnodeversiones digitales, sino de los mismísimos másters analógicos, a precios más bajos, para lo cual comenzará a producir también vinilos de rock y de jazz.Laesperanzaesqueconlasventas más grandes de géneros más populares pueda abaratar costos. Consulta: www.guardian.co.uk/music/2013/may/25/pete-hutchison-interview-new-vinylrecordin


PÁGINA 6-B

EL INFORMADOR

Jorge Zepeda Patterson

Domingo 2 de junio de 2013

Juan Palomar

DIARIO DE UN ESPECTADOR

¿Ya notaron? EPN perdió el control de la agenda No sé si ya notó usted, pero hace algunas semanas que Peña Nieto y su equipo perdieron la capacidad de conducir la agenda de la conversación pública. Durante los primeros cinco meses, luego del arranque estentóreo gracias a la presentación del Pacto por México, los priistas habían conseguido mantener la iniciativa en el flujo informativo. El ruido caótico y las informaciones dispares que caracterizaron los últimos meses (años) del sexenio calderonista parecían haber dado paso a una música sencilla pero discernible. El tema de la inseguridad pasó a segundo plano, y cada dos o tres semanas el Ejecutivo acaparaba la atención con un nuevo golpe mediático. Se había construido el mensaje de que por fin había llegado un hombre capaz de poner orden en la orquesta. Pero esa sensación se está extinguiendo. Primero, algunos sonidos desafinados aquí y allá, y luego una multitud de actores sociales cada uno con su propia música. El director de la orquesta ya no es capaz de coordinar a todos los que se sienten intérpretes y solistas. Lo que ha sucedido es que, por un lado, a Peña Nieto se le están acabando las buenas ideas para dar golpes mediáticos. Mete la mano al bolsillo de los proyectos y ya sólo encuentra morralla. Los anuncios del Pacto por México, la Cruzada contra el Hambre o a favor de los derechos humanos, no son infinitos. De hecho, cada una de esas iniciativas navega con ruta incierta una vez que abandonaron las alfombras rojas de la ceremonia inaugural. Y a los seis meses parecería que Los Pinos ya no tiene buenas nuevas que anunciar. El lunes pasado el Presidente instaló el Comité Nacional de Productividad con grandes aspavientos y con la asistencia de importantes políticos, empresarios y académicos. La idea fue presentada como la gran alternativa para que México alcance por fin todo su potencial y compita con éxito en la era global. O sea, narrativa no faltó. El problema es que la sensibilidad del respetable ya se agotó. Sólo dos periódicosledieronespaciosignificativo,ElUniversalyLaJornada,peroalgunosotros la ignoraron en sus portadas. Los hombres del Presidente intentaron sembrar el anuncio de la iniciativa en noticieros de radio y televisión a lo largo de esa noche y del día siguiente, pero las redes sociales y la comentocracia han estado mucho más pendiente de los abusos de Granier y su ex tesorero, la tacañería de Góngora a expensas de su mujer, la telenovela del PAN y sus guerras fratricidas, el América y el Cruz Azul o la celebración de un Azcárraga descamisado, que de todo aquello que los noticieros de Televisa tengan a bien decir del Presidente. De hecho eso es parte del problema del Presidente. Los escándalos sin control.Durantelosprimerosseismesesestallarondiversosaquelarres,peroalavuelta de dos días Los Pinos lograba invariablemente caer de pie o retomar la iniciativa.Avecesmedianteelrecursodefiltraralgunanotaasufavoroanunciaralguna medida llamativa. Pero de un tiempo acá, un escándalo sucede al siguiente sin que nadie parezca tener control sobre el tema. En el asunto de la #LadyProfeco por vez primera Peña Nieto leyó tarde el bullicio de las redes. Retrasó la remoción de Benítez Treviño, el llamado #PapyProfeco, y perdió la iniciativa. Los priistas pensaron que podrían retomarla con la denuncia de Pemex en contra de César Nava, ex presidente del PAN. Eso pudo haber tenido un efecto favorable al PRI y hacer olvidar el desaguisado de la Profeco. Pero rápidamente lo de Nava fue opacado por los excesos del ex Gobernador priista de Tabasco y sus 400 camisas, y por el parón que sufrió el Pacto Político por parte del PRD y el PAN. Habría que decir que todo el escándalo entre Cordero y Madero, que debilita al PAN en términos electorales, parecería favorecer al PRI, pero no a la Presidencia. Madero ya no puede garantizar a Peña Nieto que los legisladores panistas aprobarán sus reformas. Y eso son muy malas noticias para el Gobierno. Lo cierto es que éstas, las reformas, comienzan a hacer agua entre la enorme distancia que media de la buena intención a la aplicación. Se me dirá que era imposible que el Ejecutivo mantuviese en un puño la agenda informativa como lo había logrado en los primeros cinco meses. Quizá, pero lo cierto es que a falta de resultados en el mundo real, para Peña Nieto era clave alimentar la noción de que había llegado un piloto a la nave que coordinaba el ritmo y la dirección de la cosa pública. Hoy, esa sensación comienza a diluirse entre la opinión pública. El mayor riesgo para el regreso del PRI al poder es que el crecimiento y la modernización prometidas se queden muy por debajo de las expectativas generadas. La idea inicial era consolidar una imagen de seguridad y liderazgo mediante el anuncio de reformas y esperar a que los primeros cambios consolidaran y confirmaran con datos duros las sensaciones iniciales. Pero los datos duros no aparecen toda vez que las reformas se están diluyendo en trámites, y las sensaciones iniciales comienzan a esfumarse. Lo que hemos visto estas semanas es que, una vez más, el azar y el ruido comienzan a imponerse en eso que llamamos cosa pública. Mal asunto para Peña Nieto. @jorgezepedap www.jorgezepeda.net

Atmosféricas. El calor da sus últimos, bravos, apretones. Un par de veces llovió, agua de mayo, y la tierra ávida dio pronto cuenta deloscaudalesquesumemoriareconoce.Eljardínmanifiestalos rigores de la estación y la luna riega la plenitud de sus luces en la madrugada para consolar, de otra sutil manera, su sed. El gato, mientras todo sucede, se dedica a extender y perfeccionar su señorío sobre la casa. Revisa sus rincones, inspecciona todo entresijo, asegura sus dominios. Silencioso, se sienta en la entresombra a sacar sus inescrutables cuentas. ** Las cariátides de la Acrópolis. Nunca puede el viajero olvidar la visión, hacia el poniente de la acrópolis griega, de las esbeltas muchachas que sostienen sin esfuerzo una cornisa sagrada y liviana.Desdeentonceselportedelasmujerestieneunimparmodelo. Con cierto desencanto, aprende después el que pasa que las estatuas no son más que fieles reproducciones de las que, al abrigo de la intemperie ateniense, guarda el museo del sitio. Por estos días una muchacha relata lo que su madre, griega, vio —con sus ojos o con los de su propia madre— antes de que la operación del cambio de las esculturas sucediera. Así, por ciertas tardes, era posible mirar cómo las túnicas de las marmóreas doncellas, por instantes,ondulabansuavementeconelvientomediterráneo.Este leve milagro cesó cuando la sustitución tuvo lugar. Por más que las copias, en material, textura y forma, imitaron hasta la exageración sus modelos: la antigua magia producida por los centenares de miles de amaneceres contra el mar azul de las cariátides, por los giros del sol y la ronda de las estrellas, por la contemplación ferviente de generaciones que ininterrumpidamente llegaron a sus pies, se evaporó. Pero en las calles de Atenas todavía las abuelas repiten el relato del perdido prodigio. ** Dice Anne Michaels: “¿Cómo pudo componer Beethoven toda su música, sin haber visto jamás el mar?” Luego,unacitadeJorgeLuisBorges:“Alcabodelosañosheobservado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un solo día en el que no estemos, por un solo instante, en el paraíso.” ** Georges Moustaki. Se murió pues el querido griego de Alejandría, uno de los compositores perdurables de estos tiempos. Una sola canción, escrita para su admiradísima Édith Piaf, hubiera bastado para salvarlo del olvido: Milord. Queda la memoria de las letras de sus canciones primeras, traducidas por una bellísima muchacha —muy bonita letra de tinta azul, cuaderno francés de rayitas— que acompañaron los primeros deslumbramientos ante las composiciones de quien originalmente se llamara Giuseppe Mustacchi. Un natural buen gusto musical, con la fuerte influencia de Georges Brassens, un fino olfato para la poesía: resultado, una plétora de canciones que marcaron a varias generaciones. Con el 68 todavía en plena explosión realizó un concierto y un disco memorables:Bobino 70. Reunía allí varias de sus primerascancionesenlasquemezclabaunllamadoalainsurrección general contra la grisura de la vida, una ruda ternura y un raro humor. Publicó varios libros entre los que Les filles de la mémoire re-

Carlos Enrigue

AYER DECÍAMOS

suena aún con inteligentes reflexiones. Pero su lirismo alcanza, de repente, cotas muy altas. Va la traducción de una de sus obras más entrañables, dedicada a su santo patrono: Joseph: He aquí pues lo que es José/ haber tomado/ la más bonita/ de entre las hijas de Galilea/ a esa que se llamaba María// Hubieras podido, mi viejo José/ tomar a Sarah/ o Deborah/ y nada hubiera sucedido/ perotúhaspreferidoaMaría//Hubieraspodido,miviejoJosé/quedarte en tu casa/ tallar tu madera/ antes que de irte a exiliar/ y a esconder con María// Hubieras podido, mi viejo José/ tener chiquillos/ con María/ y enseñarles tu oficio/ como tu padre te lo había enseñado// Por qué ha tenido que ser, José/ que tu hijo/ este inocente/ haya tenido esas extrañas ideas/ que tanto han hecho llorar a María// A veces pienso en ti, José/ mi pobre amigo/ cuando se ríen/ de ti que no habías más que pedido/ vivir dichoso con María. Luego era 1977. Por una callejuela de una ciudad de provincias de Francia, había un café al que los estudiantes favorecían. A la salida de un concierto, el grupo recaló allí en busca de una cerveza y de la conversación que descifrara lo que antes se había oído. Ya tarde, el que pasa camina rumbo a la salida. De repente, entre las mesas, taciturno, apareció el artista: Georges Moustaki. El tiempo se ha llevado las pocas frases de la conversación. No así al talante bondadoso, el gesto lento de señor levantino, la sonrisa discreta de quien oye elogiar su trabajo, la chispa cómplice de quien se sabe entendido. Es todo. ** Tres calandrias bajan alegremente por la calle desierta. Hace rato que pardeó y el silencio poco a poco gana terreno. En el carruaje del frente, una pareja calla, muy sonriente. En las dos calandrias de atrás se reparte trabajosamente el mariachi completo. Trompetas y guitarrones emergen por los bordes de los vehículos.Entonanunacanciónmelancólica,lasvocesrebotancontra los muros de las casas en sombra. Tres caballos cumplen su oficio y arrastran el convite rumbo al Centro. Sus pasos se acompasan discretamente y el sonido de los cascos da el exacto contrapunto del huapango que se aleja. ** Letrero indicativo de una ventanilla en una oficina cualquiera del Registro Civil (visto en el feisbuc): “Búsqueda de inexistencias”. De la ontología burocrática profunda. Resuena ese otro letrero visto en un estacionamiento público: “No ocupe dos lugares a la vez”. Prevenciones contra los ubicuos. ** La vieja cantina marcha a su velocidad de crucero. En la barra, los parroquianos alternan portes huraños con gestos expansivosyalegres.Unolorinconfundibleeindefinidoembargaelambiente mientras un saxofón —no sin cierta incongruencia— entona Begin the beguine. Pero bien mirado, no hay tal desconexión: por las mesas, desde lo alto del nicho de la bicicleta, a través de las caras que buscan su reflejo, la llama del alcohol levanta, otra vez, sus espejismos. Y con cada trago recomienza. La mesa de los amigos, damnificada por el exilio forzoso de La Alemana, encuentra poco a poco su campo. jpalomar@informador.com.mx

Villa Purificación y sus tesoros

Estoy leyendo un libro escrito por mi buen amigo y colega dos temas principales muy de mi gusto personal. Uno soCrescencio Uribe García, Notario Público en “Autlan” bre los tesoros que se enterraban para protegerlos y otro, (conste que conforme a los sabios de la Gran Chilangostlán íntimamente ligado con estas historias, por razón de que no se dice Tenochtitlán sino Tenochtitlan, pues será Autlan era un gran enterrador de tesoros, mucho de la vida de Pey no Autlán), pero dígase como se diga, Crescencio ha es- dro Zamora, autollamado el General Pedro Zamora, incrito un libro delicioso en el que desborda sus investigacio- mortalizado entre otros, nada menos que por san Juan Rulnes sobre la Villa para lanzarse a recordar historias de esa fo en el cuento “El llano en llamas”, del libro del mismo parte del estado de la que tan poco se ha publicado; esa mi- nombre. Muchas, pero nunca suficientes, son las historias crohistoria que hace que cada pueblo, cada gente, cada que se han escrito sobre ese bandolero que entre muchas anécdota reunida consiga que tende las razones de mi interés es que, ga sentido la existencia colectiva. huyendo de sus acciones salvajes, Crescencio Uribe García, Notario Debo reconocer que siendo esa mi familia vino a dar a esta noble zona origen de mi padre y sus antey leal ciudad, de tal manera que Público en “Autlan”, ha escrito pasados, la obra de Chencho hace siempre existió ese temor a esa vibrar en mi ser, imaginarios que si un libro delicioso en el que desborda maldad acrecentada por el tiempo bien no me tocó vivir, sí me tocó seny la distancia. tir como propios. Nombres como La sus investigaciones sobre la Villa No hay calificativos suficienResolana, el corral de piedra y lo tes para describir al originario del arado me hacen recordar momenPalmar de los Pelayo, no hubo vitos de mi infancia que construía mundos que si no conocía llanía que no cometiera y sus crueldades son recordadas en físicamente, sí lo hacía en mi imaginación, tanto que mis la zona. Uribe narra muchas de ellas, apegado a la verdad hermanos en cierto tiempo decían pero, sin quitarle un átomo de dramatismo, lo narra con un que el que esto escribe había viajado sabrosísimo sabor de charla entre amigos. más a esa zona que mi padre, que sí Nunca he podido saber cuál es la causa por la que quienació allá. nes lo hacemos escribimos, tal vez es una falta de auditoEl libro, además de la historia de rio, pero escribir hace que nuestra charla se universalice la Villa, narra fundamentalmente hacia un público más amplio, que compartamos con muchos esos sentimientos que rondan nuestros mundos interiores. A mí el libro me atrapó y me invitó a lecturas posteriores del texto, con más detalle, gozándolo como debe gozarse, ya que no estamos ante una obra de orden perfectamente configurado, estamos ante un borbotón de recuerdos que permiten prácticamente leerlo donde quiera que abramos el libro y desde ahí disfrutarlo. Por tanto agradezco al autor, sin su voluntad, haberme hecho gozar el texto y con el orgullo de amigo decirle que con su obra ha cumplido con el deber para con su patria chica.


Domingo 2 de junio de 2013

EL INFORMADOR

Raymundo Riva Palacio

PORTARRETRATO Luis Miranda es tan cercano a Enrique Peña Nieto, que es la única persona con la que el Presidente se anima a tomar un whiskey. La relación es tan íntima, que el primer Año Nuevo como inquilino en Los Pinos, la pasó con él. De no haber estado restringido por el estatuto del PRI que exigía que para el cargo a gobernante necesitaba haber tenido un puesto de elección popular antes, habría sido el candidato al Gobierno en el Estado de México. Desde las sombras, Miranda es el hombre de todas las confianzas políticas de Peña Nieto, y uno de los mexiquenses más influyentes. Amigo de la infancia del Presidente, Luis Miranda se convirtió en el operador político florentino de Peña Nieto cuando fue gobernador del Estado de México. Era quien resolvía los asuntos delicados —como la forma como se fue administrando la crisis de la niña Paulette Gerbara, que apareció muerta al pie de su cama después de 15 días de que no la encontraban los investigadores mexiquenses—, o quien llevaba la relación con lo más alto de la clase política nacional —como el enlace con el ex presidente Carlos Salinas—. Miranda fue uno de los jóvenes funcionarios mexiquenses que integraron el llamado grupo de los Golden Boys, que rodeaba al gobernador Arturo Montiel, y que comandaba su secretario particular, Miguel Sámano. Miranda era entonces subdirector de Asuntos Jurídicos, debajo de otras figuras emergentes que después se apagaron, como Carlos Rello, coordinador de la campaña de Montiel y secretario de Economía, y Carlos Iriarte, que fue secretario de Desarrollo Social y actualmente alcalde de Huixquilucan. De ese grupo, que se enfrentó en su momento al secretario de Gobierno de Montiel, Manuel Cadena, que los responsabilizó soterradamente del espionaje político mexiquense a principio de la década para sacudirse los ojos que lo culpaban a ellos, sólo Miranda escaló proporcionalmente con Peña Nieto, que lo hizo secretario de Gobierno durante su sexenio. Durante la precampaña para el Gobierno estatal, Miranda operó para eliminar a Isidro Pastor de la presidencia del PAN mexiquense y eliminar a quien estaba bloqueando a Peña Nieto para obtener la candidatura, donde derrotó al último contrincante enfrente, Alfonso Navarrete Prida, actualmente secretario del Trabajo. Altamente confiable, emotiva y políticamente, Peña Nieto no pudo hacerlo candidato a sucederlo, pero lo colocó de manera permanente como una cuña debajo de su amigo el ex gobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong. De muy bajo perfil, Miranda tiene el oficio de los mandarines, que mueven la mano sin que se vea, mientras transfiere culpas y responsabilidades a otros. Peña Nieto lo nombró vicecoordinador político y de seguridad en el equipo de transición debajo de Osorio Chong, cuando

El mandarín de Peña Nieto

el hidalguense se ocupaba más de aspectos de seguridad y Miranda tejía las redes políticas. En la Secretaría de Gobernación, Peña Nieto lo impuso como subsecretario del ramo, y le encargó la parte más volátil de los escasos cinco meses de gobierno, al responsabilizarlo directamente de la negociación política con el magisterio para respaldar la Reforma Educativa que trabajaron el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño. Miranda es una pinza importante del grupo mexiquense enfrentado con el hidalguense, que son las dos regiones que predominan en el gabinete peñista, aunque con marcada predominancia del Estado de México. Osorio Chong tiene el acceso, pero no necesariamente el poder —o todo el poder. ¿Dónde está ese poder? Videgaray y Nuño lo tienen. También Miranda, a quien nadie fuera de los ojos más entrenados lo voltea a ver. Pero desde el Estado de México, fue un factor de equilibrio y poder detrás de Peña Nieto, y es considerado como el número uno en la fila para relevar al secretario de Gobernación, si se llegara a necesita. Hábil e inteligente, Miranda no tiene todas las cartas consigo. Sus críticos gustan recordarle su papel como el responsable de interponer las denuncias penales contra los comuneros de San Salvador Atenco que se rebelaron en contra de la construcción de un nuevo aeropuerto internacional en la Ciudad de México en sus terrenos, luego de querer pagar un precio ínfimo —sostienen— por el metro cuadrado, que fue lo que detonó el conflicto que terminó con el proyecto. También se le adjudica un mediocre manejo económico cuando fue secretario de Administración de Montiel, y propiciar una muy baja calificación crediticia del Estado. Miranda ha sido blanco de ataques políticos, como cuando lo acusaron en la prensa de querer cambiar la orientación de la investigación en el Caso Paulette, o poseer decenas de propiedades a través de prestanombres. Ninguna de las imputaciones que se le han hecho a través de los años ha sido respaldada por documentación, pero circulan intermitentemente en perjuicio de su honorabilidad. Hasta ahora, eso no ha sido relevante en su carrera ascendente, aunque nunca como ahora estuvo en la antesala del corazón político del país, ni había tenido rivales tan fuertes y cercanos a Peña Nieto, como algunos prominentes miembros del grupo hidalguense. Miranda, como lo ha probado sobradamente en el pasado, sabe operar sigilosamente desde las sombras, aguantar con paciencia oriental y, en algunos casos, hacerse a un lado para que pasen los demás. Después de todo, el Gobierno de Peña Nieto apenas está en sus primeros pasos. No hay prisa, y menos aún para el amigo y mandarín del Presidente. rrivapalacio@ejecentral.com.mx Twitter: @rivapa

María Palomar

DE LECTURAS VARIAS La Biblioteca Nacional de Francia, respaldada por el Ministerio de Cultura, emprendió hace poco una tarea gigantesca y a marchas forzadas: digitalizar cerca de medio millón de libros del siglo XX que no están disponibles ya en los circuitos comerciales. La fase operativa comenzó en marzo de este año, con la publicación de una primera lista del registro conocido como ReLire, que incluye 60 mil obras.* Los libros que se digitalizarán son los publicados en Francia antes del 1º de enero de 2001 que no estén siendo comercializados en forma impresa (en ediciones nuevas) ni electrónica. La digitalización no tendrá ningún efecto sobe la obligación de “explotación permanente y continua” del libro por parte del editor, lo cual tranquiliza a los autores; pero también se estipula que la presencia de un libro en el listado no prejuzga respecto de su agotamiento, pues el autor, como de costumbre, tendrá que probar que su obra está agotada para recuperar sus derechos sobre ella (se considera agotada cuando el editor no ha satisfecho dos peticiones de entrega en un plazo de tres meses). En un país donde cada año se publican decenas de miles de títulos nuevos, es normal que la mayoría de ellos caigan pronto en el olvido. Hay otros casos en que luego de un éxito inicial, las editoriales retiran la obra de circulación. También suele ocurrir que ciertos libros indispensables para estudiar a fondo algún tema, para escribir una tesis o para saciar alguna curiosidad personal sólo se hallan en unas cuantas bibliotecas. Pero en el listado de la BNF están también muchos libros de autores aún vivos, incluso entre los más populares (Quignard, d’Ormesson, Tahar Ben Jelloun...). Entre los escritores, el programa, desde el principio,

La digitalización de libros suscitó tanto esperanzas como resquemores. La Sociedad de Autores de Francia, que firmó un acuerdo con la BNF y con el Sindicato Nacional de la Edición, afirma que se trata de un proyecto de índole sobre todo patrimonial. La Sociedad planteó a sus miembros si no sería mejor, en lugar de tener que hacer medio millón de contratos detallados, confiar en ella como instancia de gestión colectiva capaz de garantizar el respeto al derecho de autor. La mayoría parece estar de acuerdo, aunque hay un buen número de opositores que hablan de “robo”, de “piratería oficial”, y afirman que el proyecto no sólo contraviene el derecho de autor francés y la Convención de Berna para la protección de obras literarias y artísticas, sino que hasta el sistema para ser excluido voluntariamente de la digitalización es incoherente y excesivamente complicado. El proyecto está siendo criticado porque aún está pendiente su formulación definitiva y quedan por contestar muchas preguntas. Los autores inconformes se centran sobre todo en la remuneración: ¿cuándo, cuánto, cómo? Parecería ser que las respuestas todavía no han sido elaboradas en detalle por las instancias oficiales. Pero es un gran proyecto al cual valdría la pena que en México se diera seguimiento. *http://relire.bnf.fr/

PÁGINA 7-B

Armando González Escoto

LOS COLORES DEL TIEMPO La administración pública no debe estar en manos de los partidos ya que su turbulencia crónica perjudica seriamentesubuenfuncionamiento.Méxicoesunodelos peores ejemplos de lo que ocurre cuando el servicio público se partidiza, ya que la eficiencia, rapidez, y continuidad de procesos, se paraliza cada tres o seis años; capaces e incapaces deben irse porque los capaces y los incapaces del triunfador vienen por todo con el peor de los propósitos: comenzar todo otra vez. Encima sucede que los que llegan están urgidos de llegar y los que deben salir se quisieran todavía quedar. El resultado de este estira y afloja es un caos administrativo que repercute, como siempre, en la economía de los contribuyentes, porque siguen ganando lo mismo losreciénllegadosquelosqueyaestaban,perotambién porque sus conflictos laborales obstruyen el funcionamiento de las instituciones. Adicionalmente el Gobierno mexicano ha venido arrastrando por incontables sexenios el hecho repetitivo de los llamados “aviadores”, personas que reciben un salario nominal pero no un empleo. Los legisladores deben promulgar leyes que tipifiquen este fenómeno equiparable al fraude, de tal forma que quienes incurran en él no solamente pierdan sus pretendidos derechoslaborales,sinoqueseanobligadosadevolverelsalario recibido y pagar la sanción correspondiente. Los detentores de los grandes cargos cantan en un tono diverso; debemos destacar que de un tiempo a estapartelosexpresidentesdelpaísrenunciaronaesavieja práctica, corrupta y enturbiadora, de seguir metiendo sucucharaenasuntosqueyanolescompetenporelsim-

Guillermo Dellamary

EXPLORANDO EL MUNDO Es una de las más importantes propuestas de todos los tiempos. Ya desde un inicio de la civilización, la preocupación por curar las enfermedades y más aún, el cómo prevenirlas, ha sido uno de los temas centrales de la cultura de los pueblos. Se ha llegado a muchas conclusiones y teorías, y desde luego la medicina ha sido la receptora de ellas. Sin embargo hoy en día hemos llegado a sugerencias muy interesantes que nos ponen a pensar sobre la forma de vida que tenemos. Uno de los aspectos esenciales, que sigue vigente, es el de guardar equilibrio y balance entre lo que comemos, lo que hacemos y la manera de relacionarnos con los demás. Amén de que todo esto integrado, forma nuestro estilo de vida y personalidad. Al alimentarnos correctamente y con base en un cuidado especial por nuestro sistema inmunológico, el hormonal y el nervioso, nos dedicamos a vivir centrados en la prevención de las enfermedades. Nuestro aparato digestivo y el cardiovascular, con el ejercicio nos darán un balance de vida que nos fortalece vivir

Los Eméritos ple hecho de haber dejado de ser lo que eran. Los más inteligentessefueronhastadelpaís,porlomenosentres casoscélebres.EncuantoanuestroEstadotenemosque reconocer que Emilio González, en primer lugar, no se haya quedado con la Casa Jalisco, haya dejado de dar declaraciones,yvivasucondicióndeGobernador“emérito” con dignidad, es decir, en silencio y lejanía. Anteslascosaserandistintas,presidentesygobernadores salientes se sentían con la obligación “moral” de conservar espacios de poder, mantener su protagonismo así fuera tras bambalinas, entrometerse sin escrúpulos en cuanto les viniera en gana, y por lo mismo arruinarle el trabajo al gobernante en turno. Para ello mantenían su clientela sumisa y cooperante, pues había que pagar los favores recibidos. Todo esto era parte de la corrupción típica de personajes políticos, megalómanosyobsesionadosporseguirsiendoaunqueenrealidad nunca hubiesen sido, lo cual lo demostraban tratando de perpetuar el poder del que disponían con evidente falta de honestidad; fue tan común esta desdichada práctica que hasta recibió el nombre de “maximato”, allá en los tiempos de María Conesa. Confrecuenciaelsíndromedeloseméritosespensar que solamente ellos gobernaron bien, que sus elegidos eran los mejores, sus decisiones infalibles y su actuación fuera de toda discusión, en tanto sus sucesores no hacen sino equivocarse. Lo paradójico es que este tipo de autocomplacencia en los eméritos inconsolables muestra que las cosas fueron del todo contrarias a lo que ellos creen. armando.gon@univa.mx

Cómo cuidar tu salud bien nutridos y con bajo nivel de tensión y estrés. La higiene mental, en pocas palabras, también está vinculada a la higiene corporal, y desde luego ligada a la pulcritud entre lo que comemos y bebemos. Enlamedidaenqueseamosconscientesybieninformados de lo que ingerimos y de la manera en que cuidamos de nuestro cuerpo, nuestra salud se mantiene equilibrada. Poresoestanimportantequedediquemoseltiempo y los recursos necesarios para comer lo adecuado, hacerlo en santa paz y dormir lo necesario para recuperar nuestras energías pérdidas. Si además conjugamos una nutrición correcta de nuestra mente, con alimentos sabios y positivos, al igual que la de nuestro cuerpo, entonces estamos trabajando para prevenir nuestras enfermedades y en su caso sabernos recuperar pronto de nuestras afecciones. Si cuidamos lo que entra en nuestra boca y lo que sale de ella estamos aprendiendo a mantener una salud equilibrada y sana.


PÁGINA 8-B

EL INFORMADOR

Carlos Cortés Vázquez

VISIÓN Y DECISIÓN Es contundente el peso de la comunicación. En todas susexpresionesdejaunaesteladeexigenciaaltérmino del primer semestre del Gobierno federal, presidido por Enrique Peña Nieto, abriendo secuencias de análisis por parte de la población. En el ámbito internacional, sobresale la política mexicana enfocada al robustecimiento de confianza para la inversión extranjera sustentada en la explotación racional de los recursos nacionales promotores de más y mejor empleo de mano de obra. Educación con prédica honesta, dignidad y respeto para la consecución de garantías de acuerdo a los derechos y deberes, conducentes a la normatividad no totalmente compartida y sí de manifiesto en múltiples expresiones desafiantes por parte de maestros inconformes con la legislación propuesta. Al interior sindical, la educación entró en proceso de potencial exigencia acorde a la cuantiosa asignación y el empleo de aportaciones del Estado a su dirigencia. La Cruzada contra el Hambre expuso intereses partidistas, con especulación sobre al crecimiento porcentual de pobladores insertos en estratos bajos, reflejando inconformidad social a la aceptación de paliativos emergentes de apoyo, mas no definitivos y congruentes con la magnitud del problema. El enfrentamiento de teoría y realidad expone para el año, un producto interno bruto inferior al 4%, definitivamente insuficiente de acuerdo al crecimiento demográfico y acceso de adolescentes a la edad adulta.

Presencia material y virtual La circunstancia social nos conduce al aprecio de actitudes enfocadas al materialismo consumista y muchos ismos más, exigentes adquisiciones de instrumentos y servicios que satisfagan la inmediatez de la nueva era, con claro reflejo en la economía sin el sustento de la instrucción con la capacidad para elevar la productividad particular solidaria al compromiso social. El Pacto por México y el Plan Nacional de Desarrollo proponen y suponen unidad y aportación de capacidades para alcanzar la respuesta social económica capaz de satisfacer, además los requerimientos básicos: casa, vestido y sustento, los nuevos vinculados al contexto actual de transporte y comunicación. En este marco circunstancial, la propuesta hacendaria promueve la inversión pública en infraestructura, gubernamental o privada, pugnando por un comportamiento bancario con enfoque al crédito a la Pequeña y Mediana Empresa con el empleo de recursos tendientes al desarrollo integral. En el campo de la reacción por la inseguridad, el Mando Único abriga la anuencia de los estados y municipios a fin de provocar el surgimiento efectivo de lucha contra la delincuencia amparada por la complicidad y la corrupción con impunidad. Conceptos de tan amplio espectro tienden a penetrar, en la voluntad, conducente a la creatividad y posteriordisposiciónrealentodoslossegmentosafectables que eviten el pernicioso vicio de la simulación. Dios nos guarde de la discordia. sicpm@informador.com.mx

Domingo 2 de junio de 2013

FATIGA CRÓNICA DAVID IZAZAGA

Juamski y Las Monjas Habitábamos en el departamento que estaba arriba de su casa: era flaco, alto, encorvado, pelo y bigote cano y, siempre, con un cigarro encendido entre sus dedos

J

Para Ana Luisa, Alan y Caro

uamski parecía la viva imagen de El Yeti “el hombre de las nieves”. Sólo que luego de hibernar unos 14 años: flaco, alto, encorvado, pelo y bigote cano y un cigarro, siempre un cigarro encendido, así fueran las seis de la mañana o las 12 delanoche.Llegamosapensarqueundíaibaamorir quemado en su colchón por culpa de esa colilla encendida que parecía uno más de sus dedos. Juamski vivía debajo de nosotros: más precisamente, nosotros habitábamos en el departamento que estaba arriba de su casa. Aún más precisamente: aquella era una casa antigua, grandísima, a la que habían dividido en cuatro partes para convertirla en una especie de conjunto habitacional, pero a partir de una sola casa. De ahí que los “departamentos” tuvieran una muy extraña distribución. Y de ahí también el extraño asunto de que las únicas ventanas de nuestra recámara dieran a un cubo de luz en el que abajo se encontraba la cocina de Juamski. Cuando nos acostábamos a ver el noticiero, a punto de dormir, Juamski acostumbra-

ba gritarle a su familia: “¿Van a querer los huevos con chorizo?” Cuando la respuesta era afirmativa, Juamski se ponía a cocinar los huevos con chorizo yhastacantabayhacíabromas.Cuandolarespuesta era negativa se ponía de pésimo humor y de todos modos cocinaba los huevos con chorizo (muy probablemente sólo los suyos) y entonces se ponía a gritar y a maldecir por cualquier nimia cosa a todos y cada uno de los integrantes de su familia. Durante siete años siempre conciliamos el sueño con el olor del chorizo frito. Los primeros años juraba que, a causa de la ingesta de chorizo diario —¡y por las noches!— Juamski moriría de exceso de colesterol en las venas. Pero al parecer la vida es incoherente, pues todavía hace unos días lo vi, “vivito y coleando”, agarrado de su colilla de cigarro como si de ella dependiera su vida.

Las Monjas La parte de atrás de nuestra casa daba a una enorme finca. No había que hacer mucho esfuerzo para observar un gran patio arbolado, con matorrales y macetones en el que bien hubieran cabido al menos dos canchas de vóleibol. Al fondo se veían unos grandes ventanales, lugar por el que se entraba (o salía, depende la perspectiva) a la casa. Esa gran finca albergaba a un puñado de monjas a las que se les veía muy poco, excepto cuando dos o tres veces al año organizaban una especie de retiros espirituales con puras niñas de entre 10 y 15 años a las que les ponían unas faldotas que les llegaban a los tobillos y a las que encerraban durante un fin de semana largo que iba del viernes al domingo. Pasaron años sin que tuviera noticia de las monjas de esa casa, fuera de los gritos de las niñas duranteelrecreodelosencierrosespirituales.Hasta que un día tocaron a la puerta, abrí y vi a una de las monjas que muy seria sostenía con sus deLa monja, muy ditos santos —pulgar e índice— una bolsita neseria, mientras gra. En esos segundos que pasaron entre que estiraba su mano ella dijo lo que dijo y yo para darme la quedara petrificado lo único que pensé fue bolsita y yo la que estaba ahí para obsequiarme algo. La agarraba, me imaginaba diciéndome:“queremosdealgu- espetó: “Esto es de na manera agradecerle su perro. Parece que que tolere los gritos de nuestras niñas invitaalguien ha estado das y le hicimos estas echándolas a galletitas”. Pero no, la monja, muy seria, nuestro patio” mientras estiraba su mano para darme la bolsita y yo la agarraba, me espetó: “Esto es de su perro. Parece que alguien ha estado echándolas a nuestro patio”, y se dio la media vuelta para irse. Juro que en ese momento no entendí nada. Y mucho menos cuando abrí la bolsa y vi que lo que contenía eran cacas de perro. Muchas. Secas. Sí: la monja había tenido el cuidado que seguramente tiene en procurar el bien al prójimo, para recolectar las heces de mi perro en una bolsita, salir de su casa, dar la vuelta a la esquina, subir las escaleras y, en lugar de bendecirme, devolverme las heces de mi mascota. Subí al lugar donde vivía el perro para tratar de explicarme lo que sucedía, pues no me imaginaba a alguien aventando los excrementos de “Benito” al otro lado, nomás por deporte. Y, efectivamente descubrí el misterio: existía, oculto en una esquina, un bajante que en enviaba el agua desde mi azotea hacia el patio de la casa de las monjas. En tiempo de lluvias el agua arrastraba todo a su paso —incluidas las heces de “Benito” — e ibanapararalasjardinerasdeesacasonasanta.Sucedióquederepenteellasquitaronlasjardinerasparaganarespacioensupatioytodoloquebajabadesde mi azotea iba a dar allá. Las monjas pudieron ir a hablar conmigo y pedirme que solucionara el problema, pero en cambio realizaron una acción que, según yo, las debe colocar, a su muerte, en el décimo círculo del infierno: en el que llueven eternamente cacas de perro. david.izazaga@gmail.com

Tapatio 02  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you