Issuu on Google+

B l o q u e 2 . L A B OR E S D E MA N T E N I MI E N T O E N L A H U E R T A. L A B OR E S D E C U I D A D O, C ON T R OL Y MA N T E N I MI E N T O D E L A H U E R T A . ELIMINACIÓN DE MALAS HIERBAS Y PLANTAS MUERTAS. RIEGO.

ABONADO.

CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES. ARADO.

APORCADO.

ACOLCHADO.

PODA Y OPERACIONES COMPLEMENTARIAS. ELEMENTOS DE SUJECIÓN: ENTUTORADO.


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE CUIDADO, CONTROL Y MANTENIMIENTO DE LA HUERTA.

El buen mantenimiento de la huerta asegura el máximo aprovechamiento del terreno para una adecuada producción. Las tareas básicas son el desherbado (eliminación de malas hierbas y plantas muertas), el riego, el abonado y el control de plagas y enfermedades.

Pero asimismo se realizan otras labores de mantenimiento como el arado, el aporcado, el acolchado, la poda y el entutorado.

D E S H E R B A D O: E L I MI N A C I ÓN D E MA L A S H I E R B A S Y P L A N T A S MU E R T A S . Entre las plantas cultivadas suelen nacer hierbas que compiten con ellas consumiendo los nutrientes del sustrato y disminuyendo la luz solar que llega hasta las primeras. La escarda se practica para eliminar dichas hierbas puesto que, de no hacerlo así, podrían incluso llegar a ahogarlas. Hay tres métodos para eliminarlas: manuales, mecánicos o químicos.

Manualmente

Cuando las malas hierbas aparecen, lo mejor es quitarlas a mano, tirando de ellas o escarbando un poco, ayudado por una pequeña azadilla y procurando quitar la raíz, para que no vuelva a aparecer. También se aconseja en pequeños huertos y cultivos destinados al consumo humano, para evitar las sustancias químicas. Procurar quitarlas con guantes pues hay algunas que son dañinas para la piel.

Mecánicamente

Cuando el huerto o jardín es pequeño o mediano, lo mejor es usar herramientas más potentes. Una desbrozadora de hilo quitará las malas hierbas, aunque no las arrancará de raíz. Para extensiones grandes suelen usarse motocultivadoras a las que se adosan arados, discos o fresadoras que al remover la tierra, sacan las malas hierbas.

Químicamente

CURSO 2011‐2012

Es la peor de las opciones, pero se usa cuando ya no hay otra solución. Son los llamados herbicidas o pesticidas y todos son tóxicos. Hay que tener cuidado donde se usa, pues si hay árboles o arbustos cerca, se verán afectados. Si se opta por la química se debe escoger un día sin viento para fumigar, para evitar que el herbicida pueda actuar sobre plantas que no queramos. Hacerlo cuando la temperatura sea templada y no se prevean lluvias. Es recomendable no regar hasta 3‐4 días después del tratamiento.

B l o q u e 2 . L A B OR E S D E MA N T E N I MI E N T O E N L A H U E R T A .

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE CUIDADO, CONTROL Y MANTENIMIENTO DE LA HUERTA.

R I E G O. El agua no sólo constituye una parte significativa de la composición de las propias plantas y de sus frutos, sino que también es el vehículo indispensable para obtener nutrientes presentes en el suelo que se disuelven en ella y que toman a través de los pelos absorbentes de las raíces. Sin embargo, también puede perjudicarlas el encharcamiento que conlleva su exceso, puesto que impide la presencia de oxígeno y que, por tanto, la planta respire. Las técnicas o sistemas de riego más usados en horticultura son tres: por inundación, por aspersión y por goteo. El riego por inundación, en surcos, bancales o acequias consiste en cubrir las zonas de cultivo con agua en abundancia. Es el sistema que más agua consume y que actualmente casi no se practica (¡el agua es un bien escaso!). El riego por aspersión consiste en la pulverización de chorros de agua a escasa altura sobre el suelo, de manera que cubra un área determinada del cultivo. El agua es conducida mediante tuberías hasta cada aspersor o difusor. Puede ser de accionamiento manual o mediante programación automática. El riego por goteo consiste en suministrar a las plantas pequeñas cantidades de agua ininterrumpida o intermitentemente, mediante tuberías perforadas provistas de goteros que se sitúan sobre el área que ocupan las raíces. De esa manera se reduce sobremanera el gasto de agua y se consigue mantener constantemente húmedo el sustrato de cultivo; así mismo, evita la proliferación de malas hierbas entre los cultivos.

En cualquiera de los casos, se aconseja regar con intervalos cortos, preferiblemente al amanecer y atardecer.

En primavera y en otoño es preferible regar por la mañana. En ocasiones las noches son frescas y las hortalizas pueden resentirse con la combinación de la humedad y el frío nocturno. En verano regar al atardecer. No sólo se producirán menos pérdidas por evaporación, sino que además, las hortalizas dispondrán de toda la noche para empaparse de agua y soportar mejor eldía siguiente. Si regamos con regadera, la roseta de la regadera debe apuntar hacia arriba. De este modo, al mover la regadera de detrás hacia adelante, el chorro será mayor. El agua se dispersará mejor y no caerá con tanta brusquedad sobre las hortalizas y el suelo.

CURSO 2011‐2012

B l o q u e 2 . L A B OR E S D E MA N T E N I MI E N T O E N L A H U E R T A .

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE CUIDADO, CONTROL Y MANTENIMIENTO DE LA HUERTA.

A B ON A D O.

Para poder desarrollarse y reproducirse de manera apropiada, las plantas necesitan alimentarse de determinados elementos. Algunos, como por ejemplo el carbono, oxígeno e hidrógeno, los obtienen del aire y del agua de riego; el resto los absorben del suelo, de la tierra sobre la que se cultivan. Una tierra fértil es la que mantiene equilibrado su contenido en minerales esenciales para la correcta nutrición y desarrollo de las plantas cultivadas. Sin embargo, los cultivos sucesivos van consumiendo dichos nutrientes en la medida que le son necesarios y hay que "reponerlos". En eso consiste la Fertilización. El nitrógeno promueve el crecimiento de la planta; el potasio es el responsable de la multiplicación celular y de la formación de tejidos más resistentes a la sequía y las heladas; el fósforo favorece la maduración de flores y frutos, y fomenta su perfume y dulzor. Estos elementos son los principales nutrientes vegetales que las plantas requieren en grandes cantidades para su buen desarrollo y por ello es necesario volver a incorporarlos al suelo con regularidad. Por otra parte, el estado fitosanitario ("salud") de la planta también dependerá en gran medida de su nivel nutricional, por lo que un correcto abonado no sólo posibilita el desarrollo óptimo de los cultivos, sino que también contribuye considerablemente a elevar su resistencia ante posibles ataques de plagas y enfermedades. La fertilización puede realizarse mediante la utilización de abonos químicos (productos de laboratorio), mediante la utilización de abono orgánico (el abono verde y el abono compuesto), o bien mediante la utilización de una mezcla de éstos (orgánico‐mineral). Un abono orgánico es un fertilizante que proviene de animales, humanos, restos vegetales de alimentos u otra fuente orgánica y natural: ‐ El abono verde consiste en siembras que no se utilizan para el consumo, sino que se usan exclusivamente para incorporarlas a la tierra como fertilizante. ‐ El abono compuesto se llama así porque se realiza con la mezcla de restos orgánicos como residuos de cocina, hierbas, paja, estiércol, ceniza, etc., mezclados con tierra. Es un abono que podemos obtener en forma casera y que en pocos meses se convertirá en una rica fuente de alimento para las plantas. Dado que no todas las especies necesitan idénticas cantidades de cada uno de estos nutrientes esenciales y a fin de conseguir que el agotamiento de cada uno de ellos se haga de forma equilibrada, además del abonado periódico, también conviene poner en práctica las apropiadas asociaciones y rotaciones de cultivos. De esta manera se evitará tener suelos descompensados en cuanto a la habitual proporción de unos nutrientes frente a otros.

CURSO 2011‐2012

B l o q u e 2 . L A B OR E S D E MA N T E N I MI E N T O E N L A H U E R T A .

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LA HUERTA.

C ON T R OL D E P L A G A S Y E N F E R ME D A D E S .

En la huerta orgánica y en la huerta ecológica no podemos hablar de un control de plagas. Porque, en realidad, lo que hacemos es un manejo de las mismas, ya que debemos comprender que todos los seres vivos se afectan unos a otros. Lo importante es aprender cuáles son buenos para el cultivo y cuáles no. Mediante este conocimiento, podemos actuar previniendo la aparición de las mismas o bien eliminándolas o reduciéndolas en el momento en que se consideren dañinas. ¿Qué son plagas? Son todos aquellos animales que, siendo adultos o larvas, pueden causar daño a los cultivos, como las babosas, insectos, arañas y nematodos. ¿Qué tipos de enfermedades pueden afectar a las plantas? Las afectan enfermedades producidas por hongos, virus, bacterias, nematodos y protozoos. Las plagas en las huertas pueden causar daños terribles a nuestras verduras, por lo que lo ideal, no es combatirlas, sino prevenir directamente su aparición. El primer consejo es promover la biodiversidad, pues existen especies que se protegen entre sí. Es perfectamente posible, y además recomendable que coexistan en la huerta especies florales, junto con aromáticas y hortalizas. La forma tradicional de hacerlo es con la siembra de plantas aromáticas y con flores entre las verduras. Esto formará un ecosistema natural en el cual la combinación de estas plantas evitará la aparición de plagas y permitirá la convivencia de aquellos insectos que son beneficiosos para la huerta. El segundo consejo es aumentar la fertilidad del suelo, especialmente con el uso de abonos orgánicos. Esto trae como consecuencia plantas más vigorosas y saludables, y por tanto más resistentes al ataque de los enemigos depredadores.

A R A D O.

CURSO 2011‐2012

Tras sucesivos riegos y con la intervención de las corrientes de aire y del sol, la superficie de la tierra de cultivo va creando una costra que dificulta el correcto y homogéneo drenaje. Con la bina buscamos romper la capa superficial del suelo entre los cultivos para reavivar y favorecer un drenaje homogéneo y el mantenimiento de la humedad.

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LA HUERTA.

A P OR C A D O.

A C OL C H A D O.

Al mismo tiempo que se realizan las labores de escarda (eliminación de malas hierbas) y si se cultivan plantas que así lo requieren (puerros, patatas, etc.), se debe llevar a cabo el aporcado; esto es, amontonar parte de la tierra removida alrededor del tallo de las plantas, a fin de blanquearlos, volverlos más tiernos o, simplemente, sujetarlos.

Una vez realizadas las anteriores labores de mantenimiento, complementariamente se puede llevar a cabo un acolchado de los cultivos, a fin de impedir o, al menos, dificultar el nacimiento y desarrollo de nuevas hierbas. Esta práctica consiste en esparcir determinados materiales como paja, corteza de pino, grava, mantillo, etc., sobre la tierra de los espacios libres entre las plantas cultivadas. Esta práctica también contribuye a dificultar la evaporación del agua y, por tanto, a mantener húmedo el sustrato.

P OD A Y OP E R A C I ON E S C OMP L E ME N T A R I A S .

La poda en horticultura consiste en despuntar el tallo principal de determinadas plantas a fin de que éstas ramifiquen y/o aumenten la producción. Igualmente, en algunos casos se eliminan los brotes auxiliares para favorecer el desarrollo del tallo principal o la fructificación.

E L E ME N T OS D E S U J E C I ÓN : E N T U T OR A D O.

Con algunas plantas trepadoras o de tallos frágiles se lleva a cabo el entutorado, a fin de evitar su contacto con el suelo, favorecer la iluminación y aireación, así como las labores de riego, escarda, recolección, etc. Consiste en colocar alguna estructura con materiales rígidos como las cañas, ramas de árbol, piezas de metal, etc., que permita la sujeción de las plantas y las sostengan.

CURSO 2011‐2012

Página


B l o q u e 3 . L A B OR E S D E R E C OL E C C I ÓN E N L A H U E R T A. LABORES DE RECOLECCIÓN.

1. PREVER LAS ÉPOCAS DE RECOLECCIÓN DE LOS CULTIVOS. 2. RECOLECCIÓN.

3. CONSERVACIÓN Y/O REPARTO DE LA RECOLECCIÓN.


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE RECOLECCIÓN EN LA HUERTA.

1 . P R E V E R L A S É P OC A S D E R E C OL E C C I ÓN D E L OS C U L T I V OS .

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE RECOLECCIÓN EN LA HUERTA.

1 . P R E V E R L A S É P OC A S D E R E C OL E C C I ÓN D E L OS C U L T I V OS .

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE RECOLECCIÓN EN LA HUERTA.

2 . R E C OL E C C I ÓN .

Dibuja una planta recolectada de cada especie:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE RECOLECCIÓN EN LA HUERTA.

2 . R E C OL E C C I ÓN .

Dibuja una planta recolectada de cada especie:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE RECOLECCIÓN EN LA HUERTA.

2 . R E C OL E C C I ÓN .

Dibuja una planta recolectada de cada especie:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

Nombre:

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

LABORES DE RECOLECCIÓN EN LA HUERTA.

3 . C ON S E R V A C I ÓN Y /O R E P A R T O D E L A R E C OL E C C I ÓN .

CURSO 2011‐2012

Página


P R E SU P U E ST O D E L P R OY E C T O


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

PRESUPUESTO DEL PROYECTO

CURSO 2011‐2012

Página


C AL E N D AR IO DE LA HUE R T A


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

CURSO 2011‐2012

Página


Proyecto de HUERTA ‐ P.C.A.

CURSO 2011‐2012

Página



Cuaderno del alumno, 2ª parte