Page 1


...EdiToriAl I Camine usted distraído por la vereda. Sin vacilaciones proceda con sus pasos a devorar kilómetros de cemento. Luego de eso tienda su mano hacia un costado, en el preciso instante en que el ciclista dobla la esquina, y la niña del vestido rosa persigue a su madre haciendo berrinche. Luego voltee su rostro hacia su mano extendida con su palma mirando el cielo, y contemple como una fugaz paloma emitiendo un ensordecedor graznido le caga la palma de su mano, volteando sobre ella esa bala intestinal infecciosa. Baje su mano con cuidado, evitando cagar el resto del mundo que queda. Con su pie derecho, de un paso al frente, y luego dos de costado hasta quedar firmemente ubicado sobre el mojón gigante de perro calentito y recién depositado. No pierda de vista su mano derecha. Tampoco intente rascarse con ella la cabeza. Salga ávidamente de las heces del perrito y con su mano izquierda tome el teléfono público que esta a su costado. Ingrese en el la moneda de cien pesos que le tragará posteriormente. Si ya se la trago, déle tres patadas como de costumbre, cuidando no resbalar producto de la mierda presente en la suela de su calzado. Mantenga la calma. De dos pasos mas hasta llegar a la esquina y compre un cigarrillo que encenderá con el fuego del vendedor que mira su mano derecha con cierta sorpresa. Fume pacíficamente el cigarrillo hasta el final, mientras el viento peina sus cabellos y le seca la mierda de manos y pies. No tire la colilla bajo el auto que tiene una fuga del estanque de gasolina. ¡¡Le dije que no la tirara!! Ahora debe huir, pero su olor lo delata. El dueño del auto lo persigue para matarlo. Usted da tres pasos apurados al norte y dos al este. No mira el camión que viene y le revienta el cráneo, como si usted fuese un mojón de perro. Llega la ambulancia que se lo lleva mientras yo le apunto con el dedo diciéndole ¡¡porfiado, no me hizo usted caso!!La lluvia comienza a caer, limpiando su mano y sus pies otrora sucios por la caca. Su cuerpo ha sido tapado con la edición numero cinco de pájaro verde dedicada al humor. Sonría. Todo ha sido una joda para la Televisión... II ¿Qué es eso del humor? El otro día me encontré con una paloma, muy fresca ella, pensando en que debía darle un pedacito de pan, a la manera de los viejitos de plaza, o sea, con la mano arrugada y tiritona. Antes de decidir si entregar el kilo de pan que llevaba en el bolsillo, o matarla, llega volando otra paloma con cara de querer pan, muy fresca ella. Y así sucesivamente llegaban palomas, y yo dudaba un momento si darles el kilo de pan de mi bolsillo, o matarlas. Todo mi gran problema terminó súbitamente y con la frente en alto, maté una por una, todas las palomas. Corté, deliciosamente, cada pata y ojo, cada pluma e hígado. Terminada mi tarea me sentí con ganas de seguir matando, así que ahora vienen ustedes. III Un rayo divino que descubre el mundo en su ambigüedad moral y al hombre en su profunda incompetencia para juzgar a los demás; el humor: la embriaguez de la relatividad de las cosas humanas, el extraño placer que proviene de la certeza que no hay certeza...

Equipo Editorial: Jorge Marín/ Miguel Trejo/ Daniel Punolef/ Felipe Bruna/ Paz Araya/ Luis Villegas/ Javier Vera/ Silvia Martínez/ Florencia Muñoz.

� �

� �

Diagramación:

Felipe Bruna zxwart@gmail.com

Fotografías:

Jorge Marín/Felipe Bruna

Textos:

El Poetransúnte/ Julián Chamorro/ Los Moteleros/ Nefele/ Éter/ Marcelo Valdés/ Aruro Playmóbil Nilhilista/ Daniela/ David/ Dahalpi/ Ana Valdebenito/ Leo Paredes/ Mogo/ Leviatán/ Rubén de Loa/ Jaime Araya/ Carepe Ñascazo/ El acomodador/ Ahmir/ Lorena, Bovary/ Lobo Garú/ Coronel Marmaduque/ Aliwen/ Darío Zeta/ Camilo/ Don Butaca Martínez.

Artistas invitados:Eduardo Anguita/ Osvaldo Soriano/ Mauricio Redolés/ Pepo/ Andrés Rillón/ César Vallejo/ Juan Luis Martínez,


La risa o Los funerales de Míster Smith ¿Por quién ríe el arzobispo cuando tam tam tañen las campanas de medio campanario al fondo de la luz? ¿Por quién muestra sus botones quebrados por la vegetación y la espátulaeste hombre con cuerpo de campana en madera? Por Mister Smith, que murió estando muerto, como desperdicio de cocina. Y ésta es la verdadera risa del rostro de cualquier hombre. Ved qué es la risa, sino un vegetal que farsantea. Ved cómo semeja una bestia torcida por el frío. La máscara se socarra, concheperla y cuero. El que ríe finge retirar sus bordes, pero uñas pequeño-brillantes murmuran sílabas. Mister Smith había pasado al fondo de un tablado, se mostró semidesnudo como un hueso entre frutas. Ver esto y largarse a reír fue todo uno, como si viera aparecer un agua cortada en ambos extremos. El que ríe muestra los dados, dados sensibles hechos de mama y de nene, ah, el traidor se enjuaga con ellos, como con ojos, como con yerbas, como si no fueran él mismo. Intensamente agazapado, ríe en la noche. Yo lo miro reír por vez primera en la vida. ¿Qué es la risa? Un libro se abre con las páginas cariadas, qué divertido, qué aire. Brillan las manillas, las aldabas, a lo lejos fuma la muerte, un pequeño fulgor es la risa de la bestia. En ella un desconocido se contempla el reverso. Se abre una rosa y el sermón continúa más serio Eduardo Anguita


04

Mis muy queridos Señores Paj aros verdes: De mi más gran considerac ión debo decir a usted pajaroverde que ante tan est he leído entre ayer y hoy enrambótica revista, que almuer zo, he sentido una pro el baño después de tengo muy claro de que, per funda inspiración, no su presencia. Yo tan admirab o lo que si es real es además rendir mis condolencle admiradora quisiera vuestro accionista mayoritar ias por la muerte de quien por lo que mis ojos io, Bonifacio Délano, ha muerto ahogado con unhan podido constatar, cocido. Debo contarles ade pedazo de loco mal más que entre él y yo hubo una relación muy cercan vez en cuando y vicever sa, a.... yo lo visitaba de así pasábamos noches interminables tomando borgoñ condoritos. Todo esto que les a y riéndonos con los es un preámbulo para decirlecuento no es en vano.... s que..... ñacañaca ¡!! Boni me dejo todo a mi y aho gran dueña de esta mugrosa ra yo soy la única y ahora en adelante todos ustederevista.... así que de tendrán que cumplir mis órd s mugrosos insectos enes ¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Jajajjajajj jjajaja jjajajjaja Señores de la Revista “El Pájaro Verd e”: No se donde compró mi hermano su revista, pero casuamente llegó a mis manos y no he podido evitar este impulso de hacerles llegar algunos importantes comentarios acerca de su publicación. Acerca de los artículos que se escriben en la revista se podrían deci r muchas cosas, se podría hablar de irreverencia, de original idad, podría decirles que son curiosos, interesantes para quienes nos consideramos cultos e intelectuales. Pero no haré yo ningún comentario, ya que cuando la revista llego a mis manos no leí los artículos. Pero sobre las fotos hay una particul aridad, seguro que la hay, pero no es mucho lo que puedo deci r ya que no abrí la revista. Quisiera sí hablar de la portada de la revista. Del diseño, de los colores, quisiera hablar, mas un asunto de mucha importancia me impide comentarla y es que la revista estaba en una bolsa. Sobre cómo fue que llego la revista a mis manos es un asunto difícil de comprender ya que no tengo manos. Y de mi hermano nada escribiré, porque en realidad no es mi hermano. Señores de la Rev ista “el pájaro verde”, en estos momentos me cuestiono si ésto es una revista. Pero quisiera hacerles llegar a ustedes mi comenta rio: ha sido comprada. Ahora dudo de todo Attentamente a usted. Rosa, la Valenciana

Señor Director: y, qué rico! !Mmmmmm¡ Me es muy grato saludarlo: ¡Hola!¡U 0’3mx7’8r2! ¡Uh, uh, uh! ¡AHHH;iu’rc8muijmwì< ¡Ufffff...! introducirme en el tema Bueno, luego de tanto placer, quiero s como humanidad; más que me atañe y, creo, nos atañe a todo seres morales dotados de aún, aquello que nos atañe como rrido, ocurre y ocurrirá en ocu logos, responsables de lo que ha vuestra revista, “El Pajarón el universo: la edición número 6 de sabio, más prudente, más Merme”. Cuéntase - pero Alá es más endéis lanzar una edición poderoso y más benéfico - que pret r, toda vuestra nimia deci es , extraña, con un tema estúpido de vuestras propias vidas, verdad, cada uno de los detalles resumen, un reality show vuestros deseos y frustraciones; en ¡oh Director de los siglos y de papel y tinta. He llegado a saber, mes de Ramadán vuestras del del tiempo!, que la noche última concebir la Gran Obra, la perturbadas mentes terminaron de cuatro pero innumerables Fórmula Alquímica del Alma, la Yahvé, en pocas palabras, letras del Nombre del Dios Hebreo enir de la Humanidad, y Dev la Magna Verdad del Origen y que se pudiese conservar y decidieron criptificarlo de tal forma a las futuras generaciones transmitir este conocimiento esencial ada “Edición número 6” de Pájaros Verdes. Tal forma es la llam lo que tiene relación todo a de vuestra revista, cuyo tema serí lmadamente imbécil desa tan ucto prod con vuestras personas: un y, menos aún, a tomar en que pocos se iban a atrever a leer, afortunado!, que, entre serio. Debo reconocer, ¡oh Director Pero, de alguna forma a. asom tanta estupidez, algo de astucia secreto se filtró por las que no viene al caso explicar, vuestro a mis compañeros, junto anchas avenidas del cahuín, y llegó hast del Mansur Al-Haytham con quienes conformamos la secta ifica Caca-Al-Pájaro), sign uaje (que en nuestro milenario leng a de los Haschaschim. He proveniente de la larga y tortuosa cast iaros, pues nuestro Libro aquí el motivo que me lleva a denunc , y hace muchos lustros ya hablaba de ustedes y de todo su mal . Por eso, he de deciros: sión esperábamos su inminente inva sisu hadadfadwa tuqan¡Yabra yabra qasimsi nasir muin-ba hadadfadwa-sargón, hay sargon bulusimur! (pero ahmur sala que acotar). TE, ¡EN NOMBRE DE ALÁ EL CREYEN EL MISERICORDIOSO! Se despide afectuosamente, rallah Al-Biruni Yumana Abdul Ibrahim Ibn Hazm Yahia Ali Nas Haddad Sadoun Muhsin Al-Ramli. Alá, Amo del Universo, y Luchador Incansable por la Causa de r y soberano Mahoma, seño stro del príncipe de los enviados, nue aytham. y líder autoproclamado del Mansur Al-H

Señor director, Me encantaría que publicaran esta carta en la sección Cartas al director ya que hay una pregunta que me asa lta y me roba la billetera cad a vez que pienso en ella. Mi pregunta señor director es la siguiente: ¿Quién es el dire ctor de la revista? Me da la impresión que estas mis ivas no las lee nadie, pues est oy casi segura que el director no existe y que est e ridículo pasquín lo manejan los subalternos. Señor Director, me despido agradeciendo alguna respue sta y la posible publicación de esta pregunta. Cristina Santendeberguer.


Hola editores de la Revista El Pájaro Verde: Por intermedio de mi novia Alicia lleg o a mis urticantes manos el número cuat ro de su revista. Me comentó que la obtuvo el día que se presentaron en la feria del libro usad o. Me permito felicitarlos, por que el nivel que han alcanzado es muy inesperado, supongo , para gente de la escuela de ingeniería de la universidad . Mi mail tiene como finalidad consegu ir los tres números anteriores de la publicación. Me impacienta saber como eran. Además quiero contarles que con unos amigos de la universidad de Tangamandapio también editamo s una revista, un poco mas modesta pero con mucho esfuerzo tras cada texto. Me gustaría saber si podría mandar yo algún text o que suponga apto para el pájaro verde, y ver si se puede publicar. Espero que algu no me conteste, pues de verdad encuentro que su revista representa ampliamente los valores republicanos de un gobierno socialista post mayo 68, mut ado en la época actual y adaptado al sistema económico capitalista que devora al mundo con gran rapidez. Tiene ese espíritu jesu ita que tanto le falta al mundo, casi visión opusdei, un poc o del Dalai, de Buda, de Sartre, de Bre ton y tantos otros que podríamos nombrar y representaría n la fiel mezcla que creo uds. pretend en elev ar en este siglo 21 que amanece, es decir una tendencia emanada de Parra en la criti ca con sarcasmo y sin ira, aderezado con el antiguo mov imiento del absurdo. Me parece gen ial la idea son casi existencialistas y nazis. Bueno espero que estén bien Se despide, un lector confundido y adm

irador de la cultura helénica

... O ...CARTAS AL DIRECTOR . ILUNGA* del averno Son todos Uds. unos ail para e les mandé un m La primera vez qu revista su e qu gritarles en la cara arrojarles mierda y respondieron. valía hongo no me empecinaban go de ver que se La segunda vez, lue mail en que idades mandé otro en publicar imbecil s de caca lde y a dispararles ba luso que volvía a escupirles inc o me contestaron, cre hirviendo tampoco e sus me perdonaron. al enterarme qu Y posteriormente cidos ble ta es s edecían a los cánone s y ta vis lanzamientos no ob Re de de Lanzamientos por la Comisión de Enchufado Correcto con sangre de les envié un mail lo; Pe de Secadores arrepentimiento, de vaca para su lombriz y vómito satenderme. a que volverían a de manera aunque ya con la ide mportaron de una Sin embargo se co n caca, co hi pic devolverme todo el dedos bastante ilunga al los tre añas y mugre de en ha de nc tierra, cerumen, leg ca la en s de una pichanga rme ta tra de los pies despué de ás día de enero. Adem s: ce ve s barrio un caluroso da ra iéndome en reite denigrantemente dic ni más HISTÉRICA. más vocablos míos Creo que no merecen mugre de mi parte. S. ILUNGA! S TODOS USTEDE MALDITOS ILUNGA ILUNGA! ILUNGA! Ester Icapar Taim rde Nº 6 * vease, El Pájaro Ve


06 Bajo la frase de Jean de la Bruyere (1645 – 1696), escritor francés y moralista damos comienzo a la quinta edición de nuestra bien ponderada revista El Pájaro Verde. En esta ocasión recordaremos el humor como una cualidad, una gracia que no todos poseemos. Se trata de una chispa, una habilidad innata que hace la cotidianeidad más llevadera e inclusive mejora el estado de ánimo. El humor ayuda en un sin fin de situaciones, es a veces fugaz, rápido y nace en muchos casos en momentos impensables. Hablar de humor en nuestro medio ambiente conlleva a observarnos y buscar ciertas cualidades que hacen que nuestro humor sea único, esta tarea es difícil lograrla desde nosotros mismos, son otros los que nos ven y realizan interpretaciones sobre nuestra forma de ser y hacer humor. Hace muchos años, el escritor Albert Camus, autor de las obras “La peste”, “El extranjero” entre otras, visitó nuestro país y a medida que conocía e interactuaba con personas de este sector geográfico pudo percatarse de que nuestra forma de hacer humor era muy peculiar (a modo de broma) debido a que nuestra existencia se siente en una constante vulnerabilidad y es eso lo que produce que seamos agraciados y del dicho corto. Camus deduce esta interpretación porque en el siglo pasado y antepasado nuestro país, a razón de su geografía, fue víctima de temblores y terremotos muchos más persistentes de lo que vivimos hoy en día. Tras el rescate de la visión de este escritor destacamos que nuestro lenguaje constantemente está inventado y creando oraciones que son aludidas a nuestro quehacer social, de allí nacen frases como: peinar la muñeca, rallar la papa, y muchas otras que utilizamos a diario y que son secuela del mundo moderno y acelerado que vivimos. Para culminar esta presentación quisiera recordar los eventos de El Pájaro Verde, en donde hemos podido participar de diversas celebraciones, con distintos contextos, ya que sus realizadores han llevado la originalidad hacia actos inimaginables, por ejemplo recordemos la ocasión en que los pajaroverdeanos realizaron la escenografía completa de un bar o una cantina, allí bebimos vino y compartimos de un show muy heterogéneo. También podemos recordar el gran lanzamiento de la revista número cuatro, en donde la fiesta se desarrolló en medio de un Set de TV, con pajarracos, luces y aplausos. En aquella celebración recuerdo una frase que deambulaba en varios pajarracos que clamaban y bailaban reflejando (en algunos casos) el teatro del absurdo, los fieles seguidores de El Pájaro Verde nos encantamos y recordamos con mucha gracia la frase: “Más o menos más o menos, que manera de pasarlo más o menos”. Silvia

En la tierna ciudad de San Agustín de Tango han ocurrido cosas inesperadas. El chino Fa, dueño del almacén de la esquina más céntrica de la ciudad, ha creado la maravillosa tinta china Fa. Tal brebaje, que no es para beber, contiene los personajes aun por escribir que vivirán en San Agustín de Tango, donde protagonizarán Cripsidol una historieta basada en la vida de dos de sus personajes y creadores: Loa de Tal y Aragorn. El primero, que escribe estas palabras, ha tenido una seguidilla de fracasos en el mundo de las historietas animadas y desemboca en esta historiecilla por mala suerte. El segundo, que en este momento mira como escribo, es considerado el más triunfador y desconocido de los dibujantes universales. En un concurso realizado en su casa, ganó con su obra La mañana con sueño, siendo el jurado su propia mamá. Heme aquí, querido auspiciador, escribiendo unas palabritas sobre algunos personajillos. Aquí van. El otro día, cagando, encontré la inspiración sobre un cúmulo de gran densidad sobre la continuidad mía en la historieta. La solución era evidente: yo Loa de Tal debía ser dibujado y escrito por el brebaje del chino Fa. Luego dibujado por Aragorn, que también permití que fuera un personaje (aunque de poca monta) por la misma tinta tonta. Todo como un acero, apto para soportar las más altas temperaturas y el llamado de cualquier cazuela. ¡Paf¡ y seguimos. Aparte de la lustrosa bandurria que ya describimos, se juntaron en la puerta de mi casa una pila de auquénidos a vender productos vencidos. Gran enojo de todas mis partes, pues interrumpí escribir acerca de los malditos auquénidos. ¡Nunca aprenden¡. Seguimos otra vez con los productos vencidos que no eran más que unas historietas viejas escritas por Aragorn, esas que le habían dado el más profundo e iracundo silencio por parte de la crítica especializada. Cansado de la continua lapidación de su malísima obra, el mazmorra de Aragorn, me pide que pasemos a la obra gruesa de los malditos personajes. ¡Abracadabrantes¡ y con esto ya lo hemos dicho todo. Chino Fa nos vamos a tu maldita tinta china. ¡No¡ el veraniego Jirafa Saltando; personaje que se nos olvidaba por lo feo y por haber caído como un plomo desde nuestros auspiciadores, a los cuales les debemos largos pasajes de adjetivos de diversos colores, tamaños y vellosidades. Él (la jirafa) salta. Pero ¿cuándo se ha visto una jirafa saltando? Esto y mucho más se verá a menudo en las cosas dispuestas por ese malévolo chino Fa. Productos oxidados que producen urticaria y romadizo se encuentran entre los más. Salto de jirafas, aunque raro, es el síntoma más notable de una seguidilla de estupores y vapores que han sentido quienes se han dibujado con la tinta china Fa. Ñau ñau volvamos a la indomable Jirafa Saltando; un resumen de

las intenciones maniaco-sicópatas de ese, ese que escribe ahora en este momento, aunque ya haya pasado. Pues, pues la tal jirafa esconde el maldito innombrable, que nombraré por primera y última vez el... Cripsidol... auch¡¡ me duele hasta el pelo de sólo escuchar ese precioso nombre. Normalmente una cosa tan maléfica con un nombre tan bello, bueno prosigamos. Luego de la jirafa de doble personalidad tenemos a la autárquica belleza llevadora de suspiros, a la maldísima Pestaña con yogurt. A tu lado absorto escribo y apenas te miro ya no puedo decir palabra, así que te miro de reojo y rapidito, para no perder estas puntas de lengua llenas de palabras que llueven aquí por aquí. Me invade un sudor frío de pensar en ella Filomena, aunque así no se llame. Claro¡¡ me gusta y encanta su Filomena que tiene en cada pestaña, unida al baño de yogurt mmm imagínense. Otra cosa que debe salir de la tinta china Fa es la fomedad de una abeja en la antártica, el fome de Caca con choclo. Fome porque tan aun no tengo nada que decir sobre él. Les transcribo la conversación que tuvieron Chino Fa con Caca con choclo el día de hoy martes 14 de enero de 2007. Chino Fa: ¡maldita tinta china Fa¡ Chino Fa: ¡maldito Caca con choclo¡ Chino Fa: quedó corrido y borroso, un manchón le tapa la cabeza y las medias tintas con sus vacilaciones lo desdibujan. ¡VEN¡ Para terminar esta cortísima introducción les cuento que decidí usar tan sólo mi sombra. Mi relación con la tinta china Fa será sombreada, pues no quiero verme perjudicado con tantos efectos secundarios que andan por ahí. Descripción de lugar. El Chino Fa me cuenta que el lugar es estrecho como una línea de su tinta china Fa. Árboles verdes no abundan tampoco los grandes mamíferos ni las típicas gacelas de joroba transparente, tan abundantes y deliciosas en la zona central. San agustín de Tango es una ciudad de un próspero futuro y un inexistente presente. Tanto es la cosa que de pequeños se les enseña a vivir en el futuro. Como el que escribe que viene del año 2007. Así linda, pequeña y cruzada por el río Bulux es la tierna San agustín de Tango. (continúa en El Pájaro Verde nº 6)

Loa de Tal


Flash Mob

17

15 de Abril, 17:50 Pedro de Valdivia con Providencia. Voy a la casa de una amiga a buscar unas cosas. Pañuelos blancos. Tres jóvenes mujeres agitan pañuelos blancos. Me parece curioso, pero sigo caminando. Me detengo en el semáforo. De pronto cerca de diez escolares que venían desde el lado contrario de la calle levantan sus manos con pañuelos blancos haciendo señas hacia las, hasta ese momento, solitarias jóvenes. Cambia la luz del semáforo. Ellos cruzan, yo me quedo quieto espiando tal situación. Las jóvenes se pierden en el grupo de los escolares, sólo se ve un gran género blanco que una de ellas sigue agitando cada vez con mayor fuerza. De a poco comienza a crecer el grupo. Desde todos los puntos cardinales existentes aparecen solitarios sujetos que se unen al grupo. El grupo ya es como de 25 personas. Pareciera que no se conocen mucho, pues no hablan entre sí, salvo los escolares y uno que otro que pregunta la hora. Son las 18:03. Mi curiosidad me hace cruzar la calle hasta donde se encuentra esa pequeña multitud, pienso entonces que tal vez todos fueron a averiguar el porqué de los pañuelos. Llego tímidamente y escucho a alguien mencionar que ya son más de treinta. Al costado se ve un fotógrafo, pienso entonces que toda esta gente está contratada para sacarse fotos. Pero nadie habla con el fotógrafo. Comienzo a mirar detenidamente las caras de los integrantes del grupo, del cual ya me siento parte, para buscar el rostro que me otorgue más confianza. Encuentro el de una niña muy joven que seguramente comenzó recién a estudiar algo ligado a las letras. La noto distraída y me acerco a preguntarle qué es todo ésto. Esquivo los pocos pañuelos que todavía algunos siguen agitando y justo en el momento en que voy a preguntarle, una de las jóvenes que se encontraba desde un principio dice: ¡Ya!

El Poetranseúnte

En ese momento se tiraron todos al suelo. Al encontrarme al medio de todo el grupo, sólo atine a tirarme al suelo para que mi intrepidez pasara inadvertida. Ya en el suelo comienzo a notar a mis improvisados compañeros que están, literalmente, revolcándose de la risa, apretándose la guata y enviando carcajadas a todo pulmón en esa concurrida esquina de Pedro de Valdivia con Providencia. La situación me pareció tan ridícula que no aguanté la risa y terminé como uno más del grupo mientras los transeúntes que por esa hora caminaban por ahí miraban tan extrañados como yo en un principio. Ya me estaba doliendo la guata de tanto reírme cuando noto que se paran todos y salen corriendo hacia todos lados disolviéndose mágicamente entre los peatones. Obviamente yo también corrí y crucé la calle hasta donde estaba en un principio. Miro hacia atrás y donde hasta hace unos segundos se encontraban los seres más alegres, ya no había nadie más que el fotógrafo que guardaba su cámara. Seguí caminando hacia mi destino inicial pensando en la comunión increíble que se puede lograr entre gente desconocida, pensé en lo hermoso de la risa, pensé en mi espalda sucia, en los pañuelos blancos, pensé en qué habrá estudiado la niña aquella y luego dejé de pensar para reir en solitario.

¡PELICULOSIS! Todos los datos para ir al cine de forma económica, cartelera cinearte, música de películas, comentarios y entradas de regalo para nuestros seguidores oyentes. Conducido por Lucho y Pachi ¡Porque nos llenamos la cabeza de imágenes y nos rascamos hasta sangrar por el buen cine! Lunes, 14:40 a 16:00

www.radiointegral.cl

Winamp y Real Audio

peliculosis@gmail.com


14

Vientre de vino Encerrado entre sollozos y mentiras con mis dedos tiznados de tu jadeo inclinado Nada me estremece más dibujo tu dolor en el aire cubierto de harina que la luz cubicando el vacío del alma que se desgrana y cae sobre este risco incompleto. Medición ajustada a viejos cálculos con Y ya clavado, se me antoja dulce reglas me toma de los dedos y me empuja al llanto de hombres primitivos me obliga a buscarte entre la almohada y mi cabello Teorías hay y a montón de como el aura al pie de un lunar y en la costura del vino del ojo y en cualquier rincón desbocado modifica la imagen al final de mi piel grávida. Objeto-distancia Pero yo sé donde está lo que busco Vemos lo medible: Está encerrado entre grietas mañosas -oración diaria a platos de sal con energía entre barrios descarriados y tardes en desorden eléctrica parado mirando al pretexto, escupiendo una sonrisa -distribución de periódicos con fechas de usurero de lo vivido, vertiente armónica de lo anhelado. defunción Está en esos sueños que se olvidan al despertar perfectamente divisibles tras ese muro insípido forjado sin mi permiso No fue Bohr ni Planck, ni Faraday que aunque puedo tocarlo con mis venas hinchadas quienes le dieron velocidad a los versos está más lejos que el borde de mis ojos. ¿Adónde más podrías estar, ánima lujuriosa, La materia ocupa un lugar en el espacio barro irreconocible, sombra de lo que falta? El espacio de la materia No he degustado ninguna de tus formas se conserva en relaciones poéticas pero sé que eres vientre de vino. De ahí: Y cuando mis pies cacen tu solapa, La energía de un fotón treparás entre mis dolores Mil caballos de fuerza en torque con hasta llegar a mis dedos. monosílabos Allí, hojearás la huerta de mis rutas pasadas El vacío del alma Y leerás, por ejemplo es una propiedad del universo ... y la leche bebe de tu cuello sólo cuantificable en nuestra la apetecible angustia desesperación de infinito. vedada por esponjosos espinos que bajo sus balbuceos luminosos Daniela y sobre tus rodillas anudaste mi oído y labraste mi sueño confuso con el dulce de pieles curtidas (pareciese ser nuestro ansiado vicio rojizo) que tiñe mejor cuando viene de tu boca. Mi amada apasionada mordida arrogante, te paras ante mí Aquel Perro con tu propio olor a cuerpo (cosa que jamás había visto ni he podido hacer) pero tu alma me parece desabrida Mientras miraba alrededor se ha trenzado con tu vicio nublado por las lágrimas de mis ojos, llenos de tristeza y está ebria de tanto destello pagano, y sólo acompañados por la tanto, que por su boca soledad, distinguí que alguien no salen más que brisas oxidadas. se me acercaba… aquel perro Yo, ataré mi juventud a una esquina de oscura mirada penetrante me volveré soldado de lo dulce que recorría la calle todos los treparé los muros días, impetuoso me mira con labraré los huertos compasión y dice: “gwuau”. curtiré las pieles hasta que tu alma se vuelva tan fragante Lorena. que tu cuerpo con el mío se volverán un solo color vicioso inclinado inmoral e interminable. David


¿Cuántos Perros son tres pulgas?

En mi mano yacía una esfera, de cristal traslúcido. Dentro de ella veía un mundo vivo, un árbol, una casa, un río, infinidad de cosas, infinidad de seres. Que solo tenían de nombre lo que eran, solo sustantivos comunes con un adjetivo perdido, en algún insomne diccionario. El árbol que vi era gigantesco, enorme; cuya sombra atravesaba la casa cubriéndola de una nocturna oscuridad, un camino rodeaba la sombra y pasaba por el río, llegando hasta la casa. Que a pesar de la sombra, blanca era su color. Por el torrentoso río pasaban dorados peces, que serían pescados por un alto hombre paciente que caminaba al río por el polvoroso y seco camino. Pescó gordos peces, en un tiempo largo o corto ni cuenta me di, pues miraba absorto la bella mujer desnuda que esperaba impaciente al paciente hombre que ya se dirigía sonriente hacia ella con su pesada carga. Un beso de saludo fue largo y ardiente, apasionadamente humano propio de los antiguos dioses, fue un beso de intercambio de una suave y exquisita ambrosía. Entraron por la redonda puerta y de mi mano cayó, la frágil esfera en mil pedazos quedó --Dahalpi--

Pues fácil Tres pulgas son casi exactamente (3n )/2 de perro (n = 1, 2, 3, …..) Pero además pueden ser un circo Una veintena de fumigadores con pega Tres oídos en problemas Todo cambia si medimos los perros en pulgadas Pues bastaría en ese caso con ver Cuantas veces cae un perro en una pulga Y después multiplicar por tres. Mogo

Lícito

15

Estoy dispuesto a dejar que me dejes Pero jamás… ¡nunca jamás ! Te dejare dejarme dejarte …No te lo perdonaría Leviatán LA VIDA SIMPLE

Abrí los ojos, me vestí y salí a caminar. Los primeros pasos y se aproxima una MUJER y un NIÑO. Parecen de origen humilde, sus ropas lo acusan. Más cerca, la mujer devela un encanto exótico, el (supuesto) hijo muestra similar hechura. Cruzo la calle y en la segunda cuadra me llama la atención la FAUNA doméstica: perros, gatos y hasta aves muestran la belleza animal. Una bandada de pájaros en el cielo me enseña la libertad. Tercera cuadra y el tener que mirar el firmamento, me muestra la luz del SOL agónico, la LUNA tímida, y el lucero solitario anunciando la noche. ¿Qué particular la geometría que distribuye a estos cuerpos celestes? Cuarta cuadra, un ÁRBOL me libra de la inclemencia horizontal de los rayos de la tarde. El parque que acoge la foresta, muestra la TIERRA, tan echada de menos en el exilio del concreto. Quinta cuadra, voy de espaldas al sol, y puedo contemplar sin temor ¡Ahora! el profundo azul del CIELO de atardecer: mis ojos se hunden en la deliciosa ingravidez gaseosa. ¡Detente! Sexta cuadra, nuevamente la LUZ se manifiesta furiosa, y pese al clamor de mis ojos, ¡Eres tan hermosa! constato cuanto la añoro en cierto momentos, como ahora la quietud de la NOCHE fresca. En este mismo: ¡ahora! Empezaba a caminar una séptima cuadra, que ya es un viejo antes cuando me encontré frente a mi casa debo fijarme en otro (había caminado en círculo) el que está a punto de llegar Pensé entonces en lo recorrido, pero ese y vi que todo era bueno. todavía no está. Decidí descansar. Y escribir sobre esto. Te veo venir y te veo alejar Jaime Araya ¿cómo sabré qué eres si nunca estás? ¿cuándo entonces? Cuando dos y dos sean cuatro Y un sombrero. Rubén de Loa


10

Hoy pensaba en mi muerte y pensaba que no me gustaría que al morir todo haya sido en vano, no me agradaría que ahí tendido inmóvil con el terno de palo , alguien dijera frases tan originales y asertivas como: “que bueno que era”, “y pensar que todos vamos para allá”, “ y pensar que sólo el sábado estuve tomando con él”, “chucha cagué con mis cinco Lucas”, “que dios lo guarde en su santo reino”, “por lo menos ahora descansa en paz”, “ y pensar que antes de muerto estuvo vivo”... La verdad es que en estos delirios creo que sería bastante molesto estar en tan deplorable condición, soportar llantos, comentarios absurdos, condolencias, historias fomes sobre lo que fui y lo que hice, esas horribles luces en forma de velas, ese cajón duro e incómodo de media plaza, aquellos hipócritas llorando en gran parte familiares y amigos que nunca pensé existían, los típicos ramos de flores como si yo fuera un desviado sexual junto a esas horrendas coronas del club de fútbol, la empresa, el grupo de borrachos conocidos, la junta de vecinos, los integrantes del no sé qué y la del típico oportunista que quiere quedar bien... etc, etc, y todo eso en medio de un mar de lamentos acompañados por la monotonía de rezos de un montón de viejas histéricas que tienen miedo a todo aquello que no conocen... personalmente preferiría estar “piola” en mi cajón sin que nadie se preocupe mucho, pasar lo mas desapercibido posible, me gustaría un velorio como aquellos a los que iba y que se hacían en el campo y duraban como una semana y hacían asados y tomaban y tomaban hasta quedar muertos claro no literalmente como el anfitrión extinto, pero si muertos de curaos. Se pasaba súper bien con todos los pecados incluidos dignos de la generación beat y era tanta la Sodoma y Gomorra que al final uno no sabía muy bien que se celebraba allí, si un matrimonio, un bautizo, el cumpleaños del tata, el primer diente de la guagua o el tercer lugar de chile en algo, nadie sabía, hasta que de algún lugar comenzaba a salir un olor a carne en descomposición y ahí, solo ahí recién uno sabía o recordaba porque estábamos en aquel lugar, los mas solidarios entonces hacíamos lo posible para consolar a la viuda, las hijas huérfanas y las hermanas del finado. Eran verdaderos bacanales al dios Baco, a todo Morrison, fiestas dionisiacas, como las que hacia De Rocka o los viejos cahuines de la tradición amerindia, o esas “despedidas de angelitos” de la tradición chilota y que en los albores de la patria fueron prohibidos por el sínodo de 1851. Recuerdo esos bailes que terminaban con los invitados en paños menores haciendo el trencito y cantando temas tan ad-hoc a tan especial momento como “no estaba muerto andaba de parranda”, “viviste mucho lucho” o el clásico “ese muerto no lo cargo yo, que lo cargue el que lo mató” después de varios días y cuando esos velorios concluían, pese a lo exhausto uno se quedaba con las ansias de volver pronto, ojalá se muera algún conocido luego para seguir con el parrandeo era la sensación.

Ahora nada es como antes, el capitalismo se encargó de hacerte infeliz hasta en el último día de tu vida y en los primeros de tu muerte, ahora existen servicios especiales como aquellos en que al recién fallecido lo maquillan, lo peinan, lo perfuman, lo afeitan(en caso de ser hombre), lo depilan (en caso de ser mujer), le revientan las espinillas, le hacen la manicure, le sacan los mocos, le cortan las uñas de los pies, le liman los cayos, lo visten con ropa ultima moda y luego usted puede sacarse una foto con su difunto abrazándolo como recuerdo a la posterioridad o post morten, pa puro andar creyéndose la muerte..es el colmo!!! ...ni hablar de esas promociones tipo muérase hoy y recibirá un 10% de descuento o junte 3 familiares muertos y exija gratis un seguro de vida y si no está contento con su campo santo le devolvemos su finado. Yo creo que en esas condiciones nadie podría descansar en paz...quiero al morir que mi familia mande a mis amigos una tarjeta en la cual yo salga sentado en un water diciendo algo así como... “gracias por estar junto a Marcelito mientras cagaba”… la familia. Quisiera que tomaran mi cuerpo y lo donaran a un hogar de huerfanitas o a la cárcel de mujeres... y que ellas practiquen conmigo la necrofilia y la antropofagia, que me corten el miembro y lo embalsamen y que cada 16 de enero día de san Marcelo ya veremos patrono de que cosa , saquen mi miembro a pasear por las grandes alamedas abiertas y que al paso de mi gran falo caiga una lluvia de flores y pétalos blancos lanzados por las pergoleras, que lo exhiban en el museo de historia natural o en el de las bellas artes, que lo registren en guinnes o en Rypley... (... y aunque Ud. no lo crea!!!...). Eso preferiría más a tanto mercadeo. Eso si, debo aclarar algo y es que creo que mas allá de su aparente absurdo la vida y también la muerte tiene un sentido, por alguna razón me resisto a creer que todo termina en que sólo seremos comida de gusanos, no creo que ésto sea solo una estafa o algo transitorio, así lo creía el gran Hesse que era menos optimista que todos nosotros y así lo creo un poco yo, que en materia de esperanza no soy precisamente un ejemplo a seguir.


11

Hubo un tiempo en que la televisión era inocente. El Guatón Francisco y su casi infinita estupidez, el Jáppening con Já y su soporífero humor dominguero, Pipiripao y sus monos sicodélicos, el patético Festival de la Una y sus cantantes de pacotilla, y un largo etcétera, todo pegoteado de candor y felicidad. Pero inevitablemente pasaron los años, y, con su huída, el modo de enfrentarse a los aturdidos televidentes tuvo que ir cambiando, de acuerdo con el nuevo espíritu de los tiempos. Ya no era cosa de llegar y chantar un caballero amable con look ochentero a hablar cabezas de pescado o a conducir concursos. De a poco la cosa se fue poniendo más agresiva y, lentamente, comenzó a nacer una casta maldita, un feto podrido antes de nacer, un engendro parido por el mismísimo pate’cabra: la raza de los irreverentes. Todo es irreverente ahora. El conductor de las noticia, el subdotado que da el tiempo… ¡Todos! ¡Hasta el pelagatos que hace la voz en off de la carta de ajuste! En fin, cada uno ha podido sacar afuera esa acidez, esa actitud cáustica que antaño jamás hubiese osado asomar en público, y menos aún en pantalla. Me doy cuenta ahora que todo esto se ha venido abalanzando, de manera progresiva, desde mediado de los años noventa, cuando se encontraba en su máximo esplendor el Canal 2. En ese entonces el estilo era nuevo, y la ironía hacía bien. A punta de carcajadas uno podía gozar de Gato por Liebre, Grado 28, Maldita Sea, El Factor Humano y tantos otros programas, donde se manejaba la irreverencia y el tiradero de caca con ventilador a diestra y siniestra con maestría. En el contexto de una televisión insípida y absolutamente no espontánea, el conjunto era chistoso. Años después aparecería C.Q.C., un combo televisivo comprado a los argentinos e instalado de forma literal en el canal mas acartonado de la televisión chilena, con los tipos más binarios y lateros del cosmos como conductores. No voy a negar que un par de leves sonrisas me pudiera haber sacado alguna de sus notas; pero la ilusión se desvanecía de inmediato, en el mismísimo momento en que salían con algún comentario notoriamente pauteado, lo que mataba cualquier pasión. No sé de qué forma, un día funesto la televisión se vio plagada de criaturas de breve seso y gran boca; algún idiota bautizó al colectivo como “opinólogos”. La cosa degeneró tanto que la mismísima y despreciable Maldonado y la grotesca Pamela Díaz comenzaron a ser platos apetecidos por los estelares de los canales grandes y católicos. Por otro lado, la edad mental de la prensa fue retrocediendo, hasta una etapa pre-natal, apoyando y dando cabida estos tontos y a sus aún más tontos dichos, en pasquines como Las Últimas Noticias y La Cuarta. La guinda que corona la torta de la irreverencia la representa un sujeto llamado Felipe Avello, monseñor de la bobada; será siempre un misterio para mí si su intensa tontera se sustenta sobre sí misma o sobre una prodigiosa inteligencia. Tanto escribir sobre televisión, el más fláccido de los medios, me dio urticaria; pero, según sospecho, de ahí salió la maldita actitud que comenzó a poseer a los súbditos de la caja bruta: una necesidad de hablar tonteras sustentadas solo por un tono agresivo, de opinar sobre lo que no se tiene idea, de criticar, de hablar más de la cuenta y sin conocimiento de causa. Pura basura… El elenco de santos en el cielo exorcice pronto al vulgo del mal de la irreverencia, para que tanto mononeuronal abandone al fin los medios, y, por sobre todo, que San Expedito en persona me mantenga a mí fuera de la opinología y de la dinámica de la agresión fácil. Amén. Arturo El Playmóbil Nihilista


El perverso Guillermo el Joven, malhechor desde los tiempos en que el mundo estaba calentito, ha escondido y quemado la revista El Pájaro Verde de uno de nuestros más preciados benefactores. Ayude al inigualable Bonifacio a encontrar la revista, guiándolo a través de este complejo laberinto diseñado especialmente por Guillermo para despistarnos

Cuando Alejandro Magno visita a Diógenes, le pregunta qué puede hacer por él, éste le contesta: “Apártate para que me llegué el sol, es lo único que puedes hacer por mí”....

“Pero, si no recuerdo mal... recuerdo bien” - Carlos Alberto Trujillo


En uno de nuestros famosos viajes en busca de talentos artísticos, y luego de una infructuosa caminata, convergimos en el Manicomio de Santiago. Destacaba por su facha de genio loco y policromáticas vestimentas. Descubrimos en su atril las proezas de su talento. Un joven de 97 años, pincel en mano, nos regaló para esta edición sus inigualables obras: Nuestro ilustrador, que firma con el seudónimo de C. Ratta, dice estar muy contento con nuestro interés. Esperamos disfruten de su talento.

Condorito nº27, 1969, Editorial Zig-Zag

Resulta notable realizar un seguimiento de la historia del país a través de Condorito. Con salidas impensables, comedia liviana, humor creativo y un bombardeo de plop!, este particular pajarraco se ha hecho cargo de representar al chileno común, al roto y cuanto personaje intente sobrevivir en la fauna-chilensis desde finales de los `60 hasta hoy. Como obra cumbre del ya fallecido dibujante Pepo, Condorito ha trasmutado la radiografía del chile tradicional a través del humor, y con ello explorado cada parte de lo que somos fuimos y debiéramos ser (tomarlo todo con humor…)

“Ver el horror, verlo en lo cómico y ver lo cómico en el horror... Ese es el juego”

-Leónidas Lamborghini-


- Oye amor - Dime - ¿Te has dado cuenta que las conversaciones más lindas entre nosotros han sido en una cama? - ..... verdad ...es cierto - ¿Te acuerdas cuando estábamos en el “Sol y Luna”? - ¿En el motel? - Si, ese que está en Grajales - Si, si me acuerdo ...nunca me olvido de los espejos. ...... llevabas una polera negra apretada que hacía resaltar tus pechos. Entramos con una tentación tímida en las venas y veo tu sonrisa balanceándose sin pudor a medida que nos perdimos en los pasillos y escaleras. La privacidad es como la muerte de un cura de pueblo, por un momento hay permiso para todo, nadie juzga, nadie peca. Al cerrarse la puerta siento un gran beso en el cuello mientras reviso la habitación buscando en cada espacio una opción. Te transformas en una niña al descubrir tu figura en el techo. Y mientras recibo los controles remotos más tu néctar y mi gin, de reojo te descubro modestamente vanidosa, te miras en el cielo y en la pared del costado, disfrutando aquella reflexión instantánea que sincera los dibujos. Busco el compilado de Jazz que suelo andar trayendo mientras tú juegas con los canales de la tele. Salto arriba de la cama y aprieto PLAY en el control. Dejas una porno, pero le bajas el volumen. Es divertido ver follar a unos franceses mientras se oye el saxo de Coltrane. El saxo y el sexo como muchos ya lo han dicho. Te sigues mirando en el espejo limpio que nos muestra enteros, con el sudor despertando y con las caras pitonisas, con las sábanas de fondo, con la ropa huyendo prenda por prenda hasta los lindes de la cama. Me detengo en tu cintura que toco y vislumbro exacta en la imagen seca del cielo que nos imanta. - Te acuerdas de la pintura colgada en la pared? - Era una foto - El de la pareja? - Si - Bueno, pero me gustó igual. Es raro, no suelo fijarme en las paredes, pero en los moteles parece que existiera más tiempo para notar esas cosas. - Puede ser ...era una foto eso si, ....lindo beso. ...... y ahí nos detenemos ambos un rato, ...finalmente estamos en el único lugar donde nos apreciamos como amantes de cuerpo entero y donde incluso a veces llegamos a escarbarnos hasta palparnos el alma. Nos interrumpe sólo nuestra hirviente sangre que termina por convencernos de ahuyentar toda la ropa ...y jugamos con los espejos ...y con el ritmo de la música. Y es que no es sólo estar consciente que ahí dentro se pierden los juicios, sino que sentir que una vez cruzada esa línea de la puerta tienes al tiempo disuelto en el aire, tienes el aire disuelto en labios y manos; y puedes inventar y colorear esa habitación con todo el ruido que quieras, porque no sonará ningún teléfono, ningún timbre, y se puede ser todo lo niño que se quiera en un acto sin infancia. Es verdad, nunca se olvida uno de los espejos, no podría ese día olvidar tu espalda, ni mi cara bajo tu espalda; tampoco me olvido de las cosas que hablamos luego. Si, las conversaciones más bellas las hemos tenido en una cama, y me acuerdo de esa marquesa “colonial” que nos tocó esa vez, me acuerdo de esa cama, sin ropa, con una sonrisa fresca en la boca, con el amor extendido entre dos veladores y luego con un feliz sudor enfriándose en la espalda. - ¿Cuántos actos habrá tras las ventanas selladas de un motel?. - No sé, pero estando nosotros dentro, para mí no hay nada afuera.


Éramos 12. Novatos, aunque ya bien formados. Morenos, de buen gusto, refinados y la gente nos quería quizás por eso, no estoy seguro. Y esa tarde de domingo en la noche pensé en una iglesia, en El mismo día que llegamos, mi hermana la 11° se fue. Una señora gorda nos las arrebató aquel templo cuyo interior se llena de la fe de aquellos que bruscamente y nos encerró. Apenas teníamos una creen en ese Dios, recordé que aunque no tenía yo aquella manta grisácea con adornos (acorde con nosotros religión, iba yo, también creyendo, a aquel lugar a respirar por su elegancia) para cobijarnos. aquel aire, a recuperar mi propia fe, recordé que otras veces Pasamos una noche helada, aunque dormimos encontré ahí la fuerza que a veces se agotaba, lo pensé y todos juntos el frío estaba siempre rondándonos. deseé de nuevo ir a una iglesia, sentarme a mirar, a escuchar, Muy temprano, a la mañana siguiente, una niña a entrar ...y salí a buscar tal templo, mi alma me lo pedía, apareció silenciosamente y con cautela tomó a mi mis pensamientos que alborotaban mi cuerpo me lo pedían, y hermana la 7° y mi hermano el 2° (cuyo rostro era crucé calles nocturnas y vacías en busca de un templo cercano. notoriamente diferente al de los demás pues de Esa necesidad de un rito que me permitiera por un momento sacarme él sobresalía una protuberancia muy contrastante cada cosa que llevaba dentro me guiaba los pasos, como cuando te con el color de su piel. Todos teníamos nuestra característica. Yo por ejemplo tengo una melena bañas en las mañanas y dejas un rato correr gotas de agua por tu blanca y mi hermana la 5° se vestía de rayas). cuerpo creyendo que aquello te limpiará un poco por dentro, como al Luego nos encerró dejando todo puesto en su creer que en las lágrimas se va aquello que te aprieta el pecho, como lugar, tal cual estaba antes de su llegada. cuando crees que en la voz desgarradora de un grito te sacas todo aquel Más tarde volvió la misma señora gorda y nos pensamiento. miró con enojo al notar que faltaban dos. Sin Pero entonces llegué a las puertas de la iglesia y me topé con las embargo, se llevó a mi hermano el 9° y a las puertas cerradas y un cartel que dice “No hay misa hoy”. Mi rumbo se gemelas, la 6° y la 3°, y nos encerró nuevamente volvió tambaleante, y erré un rato por la calles hasta llegar a un cartel quitándonos parte de nuestra manta elegante. luminoso que anunciaba una película gratis, y comienzo entonces una A pesar del calor reinante allá afuera y de contar vez más aquel rito. con nuestra manta elegante, teníamos mucho Entro al teatro, busco un asiento cómodo y fijo mi vista en la frío. Sin importar de donde veníamos, nuestra clase, nuestros gustos, sin importar nada de lo pantalla, mientras espero la película comienzo a ver mis propias que poseíamos, nos trataban como cualquiera que ideas en la pantalla negra hasta que empieza la película y me hubiesen traído de la calle, esos bastardos que se sumerjo completamente en ella, y el latido de mi corazón se venden por poco. adapta también a ella. Sólo un par de veces durante la película La tarde era larga. La señora nos sacó del encierro recuerdo que estoy ahí, sentada en el teatro, y me asomo desde la y nos llevó a una sala grande y calurosa, donde pantalla para ver un poco a la gente que esta ahí con su mirada fija había poca gente: un par de adultos y la niña. en aquellas luces y me veo a mi misma entre esa gente, y sonrío, y Nos pusieron al medio, para que nos vieran y nos vuelvo a la película. La película termina y me quedo un rato sentada separaron. recuperando mi respirar, un gran suspiro y salgo del teatro, miro el Conversaban de cosas triviales mientras nos cielo y sé que es distinto y que voy a recordar esas nubes junto a la miraban de reojo. Sabíamos que estaban película, y a la película como un recuerdo. Camino... respiro... poco a interesados en nosotros. Transpirábamos mucho. Pasaba el tiempo y no se decidían, quizás por la poco volviendo. Pero esta vez... sólo esta vez miro hacia atrás donde burocracia típica de los de su raza. va quedando el cine y me doy cuenta que ese es mi templo, tantas veces Cuando al fin dirigieron sus miradas ahí y recién me doy cuenta que estaba en mi templo, mi Iglesia. directamente hacia nosotros nos sentíamos Se que no puedo llorar, por alguna razón no puedo, pero tengo esa distintos. Estábamos acalorados y nuestra piel necesidad de que las lágrimas se lleven un poco de aquello que llevo cambió. La niña fue la primera en elegir y sacó dentro mientras vuelvo de la película a la calle y por la calle hacia mi a mi hermano el 4° y a mi hermana la 12° (con casa, y decido escupir, creyendo que quizás mi saliva se lleve un poco pequeñas protuberancias, quizás debido a su de todo aquello, y escupo de nuevo...y una vez más.` edad). Luego la mujer (cuyo cuerpo era delgado y la señora gorda decía envidiar) nos rechazó Nefele disculpándose por algo que no comprendí. El señor sacó a mi hermana la 1° y la señora gorda sacó a mis hermanos el 5° y el 8°. Me quedé sólo en el centro de la mesa, viendo como algunos de mis hermanos liberaban un líquido viscoso y de color verde y blanco, en tanto en otros se oía el sonido del quiebre de sus rellenos cuando eran masticados. Desaparecieron muy rápido y terminaron dando una sonrisa de satisfacción en la boca manchada de esas personas. Mientras tanto, me derrito... Eter


16

“Si tuviera un dólar por cada cerebro que no tienes, tendría un dólar” - Calamardo

En búsqueda de un ícono del humor que permaneciera en las mentes de los risueños chilenos es que llegamos a un consenso editorial y se me fue encargado embarcarme en la búsqueda de uno de los sujetos que más jugó con el absurdo en nuestra televisión para realizarle una entrevista. Me refiero al increíble

Este creativo, con todas sus letras, participó en el alguna vez humorístico “Japening con Ja” como el patrón Don Pío y también en el poco recordado “Medio Mundo”. Partí entonces en su difícil búsqueda, pues ha estado alejado de los medios hace años. Ni en guía telefónica, ni en Internet. Tuve entonces la brillante idea de ir a buscarlo a donde, creí, se encontraba su hogar: Winter Ya. Golpeé la puerta de Winter (ahí me di cuenta que se llamaba Winter y no Winter Ya; ésto me hizo admirar aun mucho más a este cómico calvo al inventar tan pegajoso slogan “yo tengo mucho Winter Ya” que todavía se usa en una que otra conversación de adulto-joven). Como decía, golpeé la puerta de Winter y le pregunté al portero si estaba ahí Andrés Rillón. Luego de sus carcajadas, que lo hicieron incluso torcerse en el suelo, me insultó con los ojos rojos y llorosos producto de su burla y me echó prácticamente a patadas*. Aturdido y abrumado con la duda del cumplimiento de mi propósito me fui a la casa de un amigo a beber una cerveza. Trajinando ya ebrio en su biblioteca hallé curiosamente un libro creado por el, hasta ahora esquivo, Andrés Rillón. Cual fue mi alegría al descubrir un teléfono del ahora además escritor en el interior del libro. Me embriagué como nunca esa noche celebrando mi hallazgo. Y al otro día luego de un café cargado me decidí a llamarlo cuidando cuales serían mis palabras para pedirle una entrevista. Debido al carisma de este ídolo del humor absurdo la entrevista se realizó exitosamente en menos que canta un gallo. He aquí el diálogo con un grande de la televisión: Notero: Don Pio: Notero: Don Pio: Notero: Don Pio: Notero:

Aló Aló Disculpe, acá vive Andrés Rillón? Sí Podría hablar con él? Con él está hablando Ah, hola. Soy un estudiante de la Universidad de Chile y queríamos solicitarle si nos podía conceder una entrevista para una revista literaria. Don Pio: ¿Cuánto pagan? Notero: Emmm, nada… Somos una revista universitaria. Igual sería algo cortito, 20 minutos. Don Pio: Emmm. No.., no, no. Notero: Bueno, mmmm... gracias Don Pio: Ya Notero: Chao Don Pio: … … … Carepe Ñascazo. * vease, El Pájaro Verde Nº 6


NEFELE

Ese sonido provocado por la repentina contracción de estómago que sale rápidamente por la nariz o la garganta, que se repite en Stacatto hasta que se acaba el humor, o hasta que lloramos, hasta que la contracción baja a la vejiga, o hasta que nos da hipo, si!, ese sonido!... ese esencial sonido. Cómo es posible que algunos lo simplifiquen a un tal JAJAJA. Dime tú: ¿Cuántos tipos de risas has escuchado? JAJAJAJA Digo cuando me río de un chiste, pero si si me burlo digo GUAJAJA con la boca bien abierta, y cuando me hago la malvada muevo algunas letras y digo con fuerza MUAJAJA, como las brujas de los viejos monos animados. SI quiero ser educada y mantener la compostura digo JEJEJE, aunque tanto me cuesta mantener la compostura que luego me muerdo los labios y el JEJEJE se transforma en un MMMFFFMMMFFF y pasa luego a la nariz como un NNNFFFNNNFFF. Otras veces me sale la ternura desde bien adentro y digo JIJIJI con la cara medio ladeada y mostrando bien mis dientes. A veces hago maldades y me rio con esa risa de cómplice infantil JOJOJOJO tapándome un poquito la boca, y esa misma complicidad a veces no es infantil sino la complicidad femenina de la coquetería, entonces me río de manera acuosa MMJIIJI. A veces me río con la culpa encima de saber que no debería reírme JUJUJUU digo y me siento mal por reírme de aquello que no debía. Y si la risa es mucha varío de una en otra, paso rápidamente de JOJOJO a JAJAJA, mientras me tomo la guata y digo entre medio AYY AYYY AYYY, y GUAJAJA vuelvo a reír, y me tiro al suelo, y me aprieto la guata AYY AYY.. y JUJUJUJU... y muero un rato de la risa.

Juguemos a las sumas escuché decir a un niño el otro día, y pensé en que termina el que juega cosas más y más complejas, visualicé aquel niño creciendo y jugando a las escondidas y a las divisiones de número romanos, ya adolescente de los cambios creí escuchar “juguemos a la sinergia” como queriendo convencerla, “juegos de manos son de villanos” dijo ella así caminaron tomados de la amistad y jugando y jugando le tocó jugar a que estudiaba, medio confundido se preguntó ¿qué juego es este? una voz en off respondió “uno de estrategia en primera persona” y se quejó el joven, “¡puta la huea no se vale!” como queriendo saber donde colocaba la ficha para tener otra oportunidad. Me pregunto yo ¿si cada vez los juegos tienes más matices y etapas secretas...? ¡aah! ¡Me cargan los juegos!, dije abandonando mi pregunta, no queriendo sumar y sabiendo que para el gran juego no estoy listo. Camilo.

Pleno paseo Ahumada y el calor de comienzos de verano impedía mantener la cordura. El ajetreo semanal intervenía en nuestras mentes y nos estrujaba energías, alegrías y calma. En semejante abismo de labor y consumo ya nada parecía importar. De los que seguíamos en pie, ninguno quería asumir el embate de la rutina. Esa tarde las veredas lucían saturadas en gente y un singular personaje comenzaba a resaltar su figura desde un pequeño claro en la multitud. Zapatos largos con puntas cuadradas terminados en flores brillantes comenzaban por caracterizarlo. Los pantalones rojos de soberbia holgura y poca caída lograban enseñar las medias a rayas que chispeantes se intercalaban en rojos y verdes… Según lo hacían parecer, su cintura le comenzaba a la altura del pecho; o por lo menos el límite del pantalón lo presentaba de esa manera. Una camiseta más bien apretada, traicionaba la vista con las miles de flores que parecían despegarse de la tela. Un par de suspensores gruesos sostenían sus harapos como bolsas de supermercado. Un par de guantes blancos similares a los del ratón Miguelito y una corbata tan ancha que jugaba como un pequeño delantal terminaban por engalanar al sujeto. La enorme nariz roja que le ocupaba un tercio del rostro parecía mimetizarse con los miles de lunares en la ya mencionada corbata. La sonrisa dibujada a la rápida secundaba en lo llamativo, y la calidez de su mirada terminaba por empuñarte el pecho y exprimirte una pequeña sonrisa. Era un espectáculo hermoso en medio de este pequeño infierno. Un simple mirar de reojo y la sangre volvía al cuerpo… aquel sujeto tenía el insólito poder de devolvernos las ganas de vivir, era un descanso en medio de una pendiente peñascosa y maltrecha. El solo hecho de recorrer sus ropas deshacía lo anudado de nuestras mentes en tamaño homenaje a lo absurdo. Sus frases insólitas y creatividad inherente disolvían tensiones y migrañas como sabiéndolo todo, conociéndolo todo y rescatando aquello que nadie ve, que nadie piensa, y menos aun, que nadie se molesto en tomárselo con humor…eso: con humor. Una pequeña carcajada era la respuesta obligada a su presencia y prestancia. Parecía llenar de alegría aquel pequeño espacio que ocupaba en la acera... y al mismo tiempo, aquel espacio vacío en cada uno de nosotros. Algo le sucedía… algo no marchaba como de costumbre y desde el cielo parecían responderle a gritos. Un par de nubes oscurecían la escena. Mientras, un par de hombres de dudosa reputación y vistosos uniformes lo empujaban contra un furgón de igual color. La gente miraba impávida rodeando con miradas y bocas abiertas. El cielo nublado y un par de gotas rozaron la mejilla de aquel hombre dejando borrosas expresiones y miradas. Parecía no oponer resistencia, pero a su vez, se sentía una exigua expresión de dolor en su rostro mientras lo alejaban de aquel lugar; su espacio. Las lágrimas se escondían entre las gotas de lluvia maquilladas. En segundos espantaron cual obrero, secretaria o transeúnte se hubiera detenido aquella tarde, frente aquel furgón, frente a aquel personaje. Las calles nos habían devuelto algo que años atrás habíamos dejado… Y con ello, apaciguaron lo poco de vida que nos quedaba... Ahora estaba triste… y ya no estaba.

Darío Zeta


18 ALIWEN

Es curioso, pero el hombre termina amando a su verdugo. Río y hago eco de tu risa de borracho río, río, llorando de tu risa. En el ocaso de mi vida con que razón declaro mi guerra a todo orden establecido, a la injusticia, al desamor y al desamparo. Cuanto más profundo es el pensamiento del hombre más tierno es su sentimiento. Basta ya de hacerte el incomprendido sino, trata de comprender tú a los demás. De Ines Yani Frieg

Desde un mirador en el cerro Colo-Colo observo el pueblo de Arauco unido con gracia al mar y al cielo. Es un día agradable el que me recibe. Desde aquí todo se me parece a una sonrisa de niño. Llegaba esa mañana a bordo de una camioneta llena de cachivaches y en la plaza principal me daba la bienvenida la banda del pueblo. Pronto encontraría nuevos amigos, esta vez era una pareja adulta de vendedores viajeros de libros, además de ser editores de poetas y escritores locales. Me los encontré en un pequeño puesto en la misma plaza, donde se organizaba una pequeña muestra cultural. Por estas fechas muchos pueblos aprovechan la temporada para exhibirse pintorescos y atractivos a los visitantes de paso. Con mucho asombro me entero de que mi amigo tiene la misma profesión que yo, la de Ingeniero Mecánico, profesión que finalmente había dejado de lado para hacer con mucho gusto lo que actualmente hacía con su esposa: dar a conocer las voces ocultas escabullidas entre las caletas, bosques, caminos de tierra y campos de trigo. Gracias a ellos me apertreché con una buena cantidad de textos de las más variadas procedencias. Uno que me gustó mucho era el de una señora llamada Inés, la que atesoraba frases que fue gestando durante todo su vivir y que finalmente recopiló en un libro que fue editado con una tirada de 80 ejemplares con el fin de repartírselos a toda su descendencia. Ahora una copia de ese legado me era compartida. Resultó además que mi amigo tenía cantidad inmensa de discos de vinilo por su melomanía que apuntaba más hacia el rock clásico por lo que tuvimos diálogos que sobrepasaron las expectativas. En la misma plaza daría con el dato de un lugar donde acampar gratis. Así seguí cargando mi mochila con más libros que con cualquier otra cosa y con una invitación a compartir textos, discos y vivencias en Talcahuano, lugar de residencia estable de la pareja amiga. Terminé instalando mi carpa en un bosque danzante junto a una solitaria playa. En la calma de la tarde que aún me quedaba, la costa de Arauco me susurraba al oído y me ofrecía a la exhuberancia de la noche. Por la mañana, un poco de sol, un poco de canciones y un poco de yerba acompañarían mi lenta despedida del tranquilo paraje, esta vez sin bombos ni platillos caminaría silenciosamente hasta las afueras del pueblo donde seguiría mi rumbo, arriba de una destartalada camioneta mientras miraba a un vigoroso Caupolicán cabalgando por aquellas verdes praderas a la par de mi ruta.


FOX TERRIER NO DESAPARECIDO NO REAPARECE EN LA NO INTERSECCIÓN DE LAS NO AVENIDAS GAUSS Y LOBACHEVSKY Suponga que su perrito fox terrier es visto por última vez cuando a razón de un trotecito constante de diez kilómetros por hora se dirige desde su no casa hacia la no intersección de las no avenidas donde debe desaparecer. Usted sale tras él a igual velocidad realizando la misma trayectoria pero sin lograr alcanzarlo. Usted regresa entonces a su no casa donde advierte que ya han transcurrido treinta minutos desde que el fox terrier iniciara su recorrido. Calcule exactamente la distancia que hay entre su no casa y la no intersección de las no avenidas Gauss y Lobachevsky. 1.

2.

3.

a) Las no avenidas Gauss y Lobachevsky son a tramos igualmente falsas o verdaderas. Visibles o invisibles. b) Los tramos visibles e invisibles de cualquiera de las dos no avenidas son también los tramos falsos y verdaderos de la otra no avenida y viceversa. a) En su trayectoria desde la no casa hasta la no intersección de las dos no avenidas el fox terrier atraviesa tramos falsos y verdaderos, tramos visibles y tramos invisibles. b) A tramos falsos y verdaderos a tramos visibles e visibles el fox terrier logra cubrir la distancia que mediaba entre la no casa y la no intersección de las dos no avenidas. c) La trayectoria del fox terrier a través de tramos falsos y tramos verdaderos, de tramos visibles y tramos invisibles, puede ser también falsa o ser verdadera, visible o invisible. d) Según atravesó en su trayectoria tramos falsos o verdaderos el fox terrier fue un perrito falso o verdadero. Asimismo cuando atravesó tramos visibles o invisibles el perrito solo fue un fox terrier visible o invisible. a) Es posible suponer que el fox terrier no haya desaparecido jamás en esa no fisura, no precisa, ni infinitesimal en que se intersectan las dos no avenidas , como en ese ningún otro punto donde no se intersectan las dos no avenidas. b) Dado que esa no fisura no precisa ni infinitesimal no pertenece a las geometrías euclidianas la única no solución es que el fox terrier no regrese jamás desde esa otra no dimensión donde jamás desapareció pero cuya entrada y salida seguimos encontrando en la intersección de las no avenidas Gauss y Lobachevsky. JUAN LUIS MARTÍNEZ

19 Siempre fui mediocre en los deportes, no era de los más malos, pero quizás hubiese sido mejor ser el más malo, porque así habría sido identificable de alguna manera; como igual le ponía empeño, y a veces quedaba fuera de los más malos, terminaba siendo uno más del montón, pero entre los del montón, era malo. Mi físico no era desaventajado a primera vista, pero a la hora de poner en práctica algo, la lentitud y lo descoordinado de mis movimientos ponían en evidencia lo que la primera vista no ponía en evidencia, que siempre fui mediocre en los deportes. Para los videojuegos era un poco la misma historia, nunca supe como era la seguidilla de movimientos para sacar el superpoder que destruía a tus adversarios, nunca conjugué el verbo “darvueltaeljuego” (hasta el entender del todo esa frase era un misterio para mi). Era mucho más prolongado y frecuente el tiempo que pasaba viendo a mis amigos jugar y jugar en las máquinas, que el tiempo en el que era yo quien estaba frente a las perillas; y si eso llegaba a suceder, mi parkinzoide forma de mover la manilla o apretar los botones lo más rápido posible con la esperanza que resultara “algo” ponía en evidencia mi poca experiencia y que era mejor que no siguiera perdiendo dinero en fichas. Afortunadamente al crecer eso dejo de importar, los videojuegos totalmente, y en el caso de los deportes, dejó de ser trascendental. Siempre quedaban resabios ya que eso no desaparece del todo en tu círculo de amistades, de hecho con los años algunos se vuelven más “juguito de pelota”, pero igual sobrevives socialmente si dices “no, no le pego al balón”. A pesar de esto, y en el enfrentamiento que yo diría es el más importante que he tenido, partí como todo un experto y con ventaja en la disputa crucial, cada paso que di iba apoyando al siguiente, y la dicha del que siente que está haciendo bien las cosas me daba confianza para creer que sí estaba pasando, que los días de pobre looser no eran más que un espejismo que hasta podía ser mentira o un recuerdo no tan claro de cómo se había desarrollado. La cosa es que por fin yo era el ganador, y como dije, en el enfrentamiento más importante. Cuando ya estaba por terminarse el partido, cuando la situación se veía dominada, cuando en la pantalla no aparecerían ni poderes mágicos ni sorpresa alguna, y cuan chiste de Fernando Alarcón, súbitamente, y prácticamente en el tercer tiempo, un gordo que no había visto en pelea de gallo pero que estuvo ahí presente todo el tiempo sin que me percatara, me hizo ver que no costaba nada que volviera a perder, y aun cuando esta vez haya puesto tanto esfuerzo y talento, y todo parecía andar bien; esta no sería la excepción a mi tradición de derrotas. Gordo será, pero juega más a la pelota que yo, y sabe como manejarla.

Fue como el colmo y el desgarro de mi paz el día en que encontré el cambiacanales de la tele en el baño. Es verdad que siempre he sido un distraído – o un poco más que eso (muchas mochilas perdidas, muchos vueltos olvidados, mucha horas al doctor inasistidas…)-, al punto que ya ninguna mujer quería lidiar con los estragos que causaba mi cabeza de pollo; pero nunca me había pasado algo así. Y es que este hecho justamente vino a comprobar mi tesis: que mi departamento está habitado por duendes o seres malignos, que se divierten moviendo mis cosas de lugar. Sé de más de algún escéptico que dictaminará mi chaladura. Aún así, lo que pasó fue que todo se precipitó el exacto momento en que vi ese control remoto sobre el vanitorio (la realidad se precipita en los momentos de crisis, leí alguna vez…). Mis principios de paranoia y el eterno tiritar de mi párpado izquierdo delataban ya una inestabilidad mental antes de hacer lo que hice: meter la cabeza en el water meter la cabeza en el water meter la cabeza en el waterrrrrr hastaaaa queeee nooooo puuuudeeee reeeeessssssspppp Coronel Marmaduque


20 Si llegamos antes de las tres Nos tomamos de las manos y simulamos estar juntos Nos miramos como si fuéramos los últimos en la tierra, los primeros en nuestras cortas vidas.

Podría escribirte miles de frases cursis para que te enamoraras de mí

Si llegamos antes de las tres Fingimos amarnos de pies a cabeza y viceversa Aplastamos nuestros pechos… abrazamos nuestra almas y viceversa

Pero como poeta debo dejar bien parado al gremio. Entonces me rebusco para decirte que me gustas y doy vuelta las oraciones y se me ocurren metáforas que quieren decir que te quiero y que me gustas

Si llegamos antes de las tres Es porque realmente nos apresuramos en estar Nos dimos cuenta de que nos hacíamos falta Si llegamos antes de las tres Nos presentamos serenos y enamorados Armados de fuerzas y simulando ser felices

Pero si estas ahí… Si aún sigues ahí, te darás cuenta que a las tres no es buena hora Que justo en ese momento del día Suceden las peores desventuras en la vida de todos y cada uno

Si aún mantienes los ojos abiertos, verás que a las tres no es asertivo Que al caminar bajo ese cielo aparente de amabilidad y calidez Todo se transforma en una carga de sudor, hambre y dolor

El problema es que ahora nunca entenderás que me gustas y que te quiero y ya no te enamorarás de mí pero ya no me echarán del gremio. Leo Paredes

Si aun sigues ahí verás que a las tres los Ángeles fallan Que caen embrutecidos desde sus puestos, para estrellarse en el pavimento Y lloran desventuras en la vida de todos y cada uno Te darás cuenta Que si todo sucediera a las tres nunca seriamos quienes somos Que nada podrá devolvernos segundos, minutos y miradas En que lo único que tenía en mente… es que fuéramos solo dos Solo dos… a las tres

Leviatán

-

.

Papá, se me perdió la bufanda lila, ¿tú la has visto por casualidad? Sí y no - Responde Don Eugenio. ¿Por qué sí y no? Porque tienes dos posibilidades, la una y la otra. Pero dime, ¿cuáles son esas dos posibilidades? ¡No ves acaso que estoy atrasada! Hija, tú ya conoces la respuesta, la una es que la busques meticulosamente donde está y la otra es que la encuentres ahora mismo en el lugar que la dejaste. Bovary

Nada es más fuerte Nada se compara Nada A la capacidad calórica de tu espalda O la resistividad eléctrica de tus ojos enchufados Ni la gravedad debida a la aceleración de tus labios Ni la densidad de tus besos, densamente denso Nada se compara A la permeabilidad de tu abrazo O la permitividad de tus manos O la longitud de tu onda, esa onda medio retro O la difusión de tus alaridos cuando hacemos… Bueno tu sabes… eso Nada se compara A la Movilidad de tu cuerpo en mi vacío Nada se compara nada Nada es más fuerte Bueno casi nada Salvo… La constante universal de mis gases nocturnos (R=8,314[J/Kmol]) Mogo


21 Estaban pues, en un largo comedor, franco inmueble, de fastuosas terminaciones, con pomposas lámparas iluminando límpidas, a discreción... eran eso de las cinco y media... oh, Susan, would you like to have a five o’ clock tea..

(dice un señor)

oh, my dear...

(responde la señora) ........ (continúan con la escena)

estaban pues, tomando la mas ceremoniosa y la mas deliciosa de las onces a mediatarde, en un lugar de Londres, todo acompasado...en la cadencia de modales que parecían cantar odas...a la parsimonia.. pero en realidad él, aunque la quería, no estaba pensando en ella, en realidad él no estaba concentrado en... intercambiar palabras, como tampoco en... beber el té, no, no estaba pensando en lo que harían mas tarde, ni en lo que tenían presupuestado, no estaba pensando tampoco, en alcanzar uno de los deliciosos bocadillos que descansaban en una finísima fuente sobre la mesa.., no, él estaba algo asi como disculpándose a si mismo, y estaba propiamente. ..imaginando, una, situación, estaba imaginando... a una pareja de moscas atascadas en un ... “fly paper” no eran mas que un par de pequeñas y asquerosas moscas.... ahí pegoteadas

no

pero las moscas ahí entre medio de la pegajosa goma, no estaban quejándose precisamente, pero las moscas sobre el asqueroso papel, no hacían caso a la dificultad,

El horóscopo chino asigna a cada año un animal representativo, de manera tal que si el individuo nació en el año del tigre será tigre o si es del año del conejo será conejo, etc. Con este sistema se deducen aspectos mentales y físicos de la persona. Este horóscopo posee defectos intrínsecos a su condición extranjera. En este momento, en que las tentaciones nacionalistas me invaden, no puedo aceptar un horóscopo hecho para seres del otro lado del mundo. Es por eso que propongo un nuevo horóscopo, uno que ha estado en el inconsciente de Chile por años. La idea es la misma, pero no hay animales exóticos, sino símbolos. De esta forma tendremos el año de la Cocoa, del Cuete, del Loly, de la Pera, del Ñauca, de la Coyoma, del Cuesco, etc, cada cual con su respectiva personalidad asignada. -Yo soy loly - dirá uno con mucho orgullo. -Y yo cuete -responderá otro. Todo horóscopo es una teoría de personalidad y la que propongo es otra igualmente válida. Los lolis serán de carácter dulce y los Coyoma, debido a que fue un año particularmente duro, tenderán a la seriedad y las visiones de largo plazo. Los Cuete serán personas muy ávidas de contemplación, los Cuesco creerán que un futuro brillante les espera. Para poner en evidencia ciertos matices del comportamiento se recurre al artificio de los ascendientes, o regentes, los cuales serán días del mes que influirán en el individuo. Implicarán también una forma de protección. Tendremos por ejemplo el día del níspero, el día del orto, día de la callampa, que genera a los cocoa con ascendiente níspero, los cuete regente callampa, los coyoma ascendiente orto, etc. No hay como perderse, busque en el calendario chileno su día y año y sabrá de que signo es. Pronto tendremos para usted predicciones diarias de cada uno de los signos. Julián

no estaban en lo mas mínimo, urgidas pues estaban...mas bien, bailando! Y bailaban la...mas cochina...cueca! Y aunque muy pegoteadas sus patas, sus peludas patas, la mosca siseaba siseaba, moviéndose picarescamente, en ochos y en círculos, y el mosco, aunque zapateaba, y brincaba... de puro caliente siseaba, siseaba, zapateaba, puig puig !....puig puig !.. puig puig !....puig puig !.. le voy a hacerle chupete mijiiiita, ...decia el mosco puig puig !....puig puig !.. puig puig !....puig puig !.. y zapateaban, la cueca sin asco, guija rendija... puig puig !....puig puig !.. puig puig !....puig puig !.. ( y les cuento que ya le dio asco, a un ingles allá en Londres! )

El Felipe

Ese Norte, donde esta mi nostalgia, donde las montañas solitarias en los atardeceres cambian de colores. Ese Norte, con su desierto, lleno de leyendas, donde vagan los espíritus. donde los muertos realmente descansa en paz. Ese Norte, donde no hay verde donde existió mucha vida donde el cielo esta empolvado de estrellas. En ese Norte ha cambiado la vida En ese Norte esta mi nostalgia Ana Valdebenito Robles Santiago, diciembre 4 de 2004


22

Muertos de la risa de Alex de la Iglesia

Título: Muertos de la risa Año: 1999 Nacionalidad: España Director: Alex de la Iglesia Guión: Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría Fotografía: Flavio Martinez Labiano Música: Roque Baños Reparto: Santiago Segura (Nino), El Gran Wyoming (Bruno), Alex Angulo (Julián), Carla Hidalgo (Laura).

El complicado arte de hacer reír, conjurar el misterio de descubrir las miradas beneplácitas y las carcajadas en la audiencia, puede llegar a ser una tarea muy arriesgada, en que se puede ganar tanto la admiración y el elogio como la denigración o el desprecio. Además puede ocurrir que con el tiempo los chistes terminen por ser repetitivos y no quede más que el temido olvido. Alex de la Iglesia (ver filmografía en cuadro aparte) toma este singular tema con su Filmografía de Alex de la Iglesia: característico humor negro, donde cuenta la - “Acción mutante” historia de una pareja de comediantes, Nino y - “El día de la bestia” Bruno, que por medio de un acto desesperado en - “Perdita Durango” su primera aparición logran desatar las inesperadas - “Muertos de la risa” risas de un público hasta ese momento insatisfecho. - “La comunidad” Todo continúa con la estrepitosa fama de la pareja de cómicos y también con - “800 balas” el surgir de los usuales conflictos entre ellos, que amenazan la continuidad del - “Crimen Ferpecto” estrellato, dando a la historia toques tragicómicos y desquiciados. Microcortometraje Hay que destacar la actuación del actor cliché del director, Santiago “Enigma en el bosquecillo” Segura, un gordito de cara simpática que es un verdadero ídolo en las tierras Cortometraje españolas por sus papeles freaks y su singular desplante. “Mirindas asesinas” Esta película da para mucho, para reír, para llorar y para agarrarse las mechas con de la novela: creador Además los actos desbocados y de locura de la pareja que, entre tantos shows y rencores, “Payasos en la lavadora” parecen odiarse y amarse a la vez. Bueno, ya le pasó también a grandes parejas como “Laurel y Hardy”, “Jerry Lewis y Dean Martín”, al “Indio y el Flaco” y “Melón y Melame”. Quizás sea este un requisito primordial para formular el mágico humor de las parejas comediantes. Aunque el humor es algo que busco en cada situación, me doy cuenta que no son muchas las películas que me han hecho reír de manera furibunda. Entre tanta porquería cinematográfica anoto acá los filmes que me hicieron salir de la sala con los músculos de la cara cansados: “Tiempos modernos” y “La Quimera del oro” de Charles Chaplin (1925) y(1935). Chaplin lejos lo más divertido del mundo. “La fiesta inolvidable” de Black Edwards (1968). Peter Sellers excelente actor, acá se luce. Escenas memorables. “Gato negro, gato blanco” de Emir Kusturica (1998). No es lo mejor de Kusturica, pero si la más divertida. “Despedida de soltero” de Neal Israel (1984). Tom Hanks era jovencito, un clásico de la televisión nocturna. La película no sé si era buena, pero todavía me río de escenas. “¿Quieres ser John Malkovich? de Spike Jonze (1999). Una joyita de guión, todo un absurdo bien contado llegando incluso a problemas metafísicos. “Muertos de la risa” de Alex de la Iglesia (1999). Ver Peliculiando. “M.A.S.H.” de Robert Altman (1970). Ácida crítica usando inteligentemente el humor como arma. “Los desconocidos de siempre” de Monicelli (1958). Gran comedia italiana, gritona y con un final de imbéciles que es para reirse un buen rato. Con Marcelo Mastroiani, Claudia Cardinale y Vitorio Gassman. “La vida de Brian” de Monty Python (1979). Una de las mejores parodias, aunque esta fue valiente al tomar como tema la vida de Cristo. Muy divertida.

“Cantando bajo la lluvia” de Gene Kelly y Stanley Donen (1952). Hay que desprejuiciarse de los musicales, gran película y una crítica al mismo cine. Funny. “Donde está el policía?” la 2 1⁄2 y la 33 1/3 de David Zucker y la última de Peter Segal (1988-91-94). Leslie Nielsen es el maestro de las parodias. Jamás podrá hacer un papel serio. “Toy Story 2” de Disney, “Shrek” y “Pollitos en fuga” muy bien hechas y con escenas que de acordarme me río solo. “El Gran Lebowski” de Joel Cohen (1998). Muy hermanos Cohen, grandes actuaciones y una historia que no importa mucho comparada con algunas escenas. “South Park - Bigger, Longer & Uncut” de Trey Parker (1999). Es una estupidez, pero el humor negro y cruel de esa animación es notable. “El 7 machos” de Miguel Delgado (1950). Aunque pareciera que cualquiera de Cantinflas da lo mismo. Esta es de mis preferidas. “Juntos son dinamita” de Marcello Fondato (1973). Uno de los clásicos de Bud Spencer y Terence Hill. Gran dupla del cine y que por más que se pegaban combos no me aburría. “Sopa de ganso” de Los hermanos Marx (1933). No me reí muy seguido, pero hay partes que me reí demasiado. “Beetlejuice” de Tim Burton (1988). Con esta se hizo conocido Tim Burton. Una historia muy loca, y donde se muestran las manías del director por los personajes raros. Sé que habrá muchas más, pero con estas yo me reí. Y como decían los poetas refiriéndose a las antologías: “No están todos los que son, ni son todos los que están”

Don Butaca Martínez


Bovary

23

En esta ocasión mencionaremos un libro que leí hace un tiempo titulado “La sabiduría de los chistes” del escritor Alejandro Jodorowsky. En esta obra el autor inserta al lector en la filosofía de los chistes, explica el sentido de ellos y el por qué de nuestras risas, que aparentan ser risas que nacen del propio chiste, pero que en definitiva nos hacen reír de nosotros mismos. Es un juego lógico, así como Nicanor Parra que juega con sus lectores y sus puestas en escena, como el tomate con un clavo enterrado en medio, queriendo decir que eso es “Naturaleza muerta”, por ejemplo. Otro autor desconocido para algunos es Juan Luis Martínez, que a través de su obra visual llamada “La nueva novela” enseña el lenguaje desde una nueva perspectiva, derribando todos los cánones establecidos por antiguos literatos. Pero no nos desviemos del tema. En el libro “La sabiduría de los chistes” el lector puede encontrarse con nuevos conceptos como la “Narración iniciática” que para Jodorowsky es una historia de la cual podemos extraer una lección de vida. Para el autor todo es iniciático. Una carta del tarot lo es no por la verdad que transmite, sino por las proyecciones, asociaciones de ideas y reflexiones que despierta. Un iniciado es una persona que utiliza todo lo que le cae en las manos como símbolo y objeto de sabiduría. En este libro el autor descubre una insólita profundidad espiritual en el aparentemente más modesto de los géneros orales. Además, este volumen contiene sorprendentes interpretaciones de historias japonesas y de las anécdotas de Mulla Nasrudin, aquel personaje de las leyendas populares orientales. A su vez, estas páginas se arriesgan a interpretar ciertos esenciales haikus (poemas iniciáticos) y, a dar respuesta a los antes impenetrables koans (adivinanzas zen). Alejandro Jodorowsky nació en Chile en el año 1929. Este escritor posee la capacidad de enfrentar el insondable mundo de los símbolos, ha incursionado en teatro, cine y literatura. Ha realizado un sin fin de actividades que intentan revolucionar la forma convencional que tenemos de ver las cosas. A modo personal, considero que este libro es, un

Se equivoca quien dice que la música de vanguardia es la electrónica…ésta no existe. La música ha sido siempre una sola, aquella que produce en tus oídos lo mismo que la poesía en tu estómago. Simplemente lo que sucede es una incesante renovación y metamorfosis de los elementos, hecho que no le quita mérito a los sonidos que se escuchan hoy en día. Un claro ejemplo de esto es “Endorfinas en la mente” de los españoles Chambao, una buena combinación de flamenco y chill out. Cuando la electrónica busca un aliado para justificarse a sí misma remece fuertemente porque se presenta con la fuerza de las miles de manos que forjaron las melodías que ahora pueden cambiar su forma pero que siguen desangrándose con la misma pasión. Ya veníamos escuchando ideas similares en otros proyectos como Bajo Fondo, Tangetto y Gotan Project al otro lado de la cordillera; el Brazilectro en el país de la samba y el bosanova y los sonidos nortinos

manojo de chistes, algunos más graciosos que otros los cuales tienen relación con el dinero, el sexo y las diversas culturas que el autor muestra a medida que uno se va insertando en su obra. Me parece que este autor posee una necesidad de sanación, para sí mismo y para los demás, y es tanto lo que ha logrado que su propia egolatría se perciba en su obra y casi molesta el oído de los lectores quisquillosos. Él vive en un amor odio hacia sí mismo, esto se deja ver en su lenguaje y su forma de interpretar el arte de vivir. Actualmente ha publicado nuevos libros, en donde la magia toma un real protagonismo y lanza nuevos conceptos relacionados con la terapia y la magia. Este escritor posee también algo de psicología, es un ser que intenta ser completo en respuestas, busca una constante evolución, crea e inventa nuevas historias, en definitiva hay que leerlo y para dar un adelanto aquí les dejo algunos de los chistes que aparecen en el libro:

“La cebolla y el sauce llorón” En cierta ocasión una cebolla se topó con un sauce llorón. Horrorizada, le dijo: ¡Oh! ¡Espero que no haya tenido yo la culpa! Pág. 96 “Podoterapia aplicada” Un judío sufre atrozmente porque usa zapatos demasiado chicos.- ¿Por qué no compras zapatos que sean de tu medida? ¿Por qué ahorrar? Le pregunta, sorprendido un amigo. -¿Eres antisemita o qué? ¿Acaso crees que soy avaro? Si uso zapatos demasiado chicos es porque mis negocios van mal; porque los racistas proliferan como la grama; porque mi mujer está por abandonarme y porque mis hijos me faltan el respeto. Entonces, fíjate, en la noche, en cuanto entro a mi casa, me quito los zapatos y me sucede la primera cosa agradable durante el día. Pág. 184

en el proyecto criollo de “La Miss Chile”…eso sólo en Latinoamérica. Endorfinas en la mente es un disco calmo, lleno de melancolía y fuerza. Melodías de días nublados, donde el sonido del mar acompaña de comienzo a fin, así como la extraña sensación de estar escuchando canciones

ya antes escuchadas. Ritmos simples se imponen a los sonidos electrónicos, las palmas se mezclan con la atmósfera creada por las computadoras, y todo coronado por una voz femenina que sabe cómo hipnotizar y encantar. El disco te transporta a un lugar donde el viento te da en la cara, mientras caminas sin ninguna prisa, asimilando cada paso, dejándote llevar para satisfacer la curiosidad de lo que viene. Sin embargo, no estamos en presencia de un disco depresivo, a pesar del desgarro presente y de los deseos a carne viva, este disco termina por entregarte una fuerza y paz interior que se agradece…en otras palabras: alivia el dolor, ocasiona euforia, sedación y depresión respiratoria. No pocos se han apresurado a etiquetar este tipo de música para ver nacer un nuevo estilo en la electrónica, a mi me basta con ser capaz de entender cómo es que la música, a veces, logra desgarrarte de esa forma.

Endorfina: Cualquiera de los péptidos opioides endógenos secretados o activados en el cerebro. Las endorfinas poseen las Ahmir. mismas propiedades que la morfina, es decir, alivian el dolor, y ocasionan euforia, sedación y depresión respiratoria.


PV_5  

Artistas invitados:Eduardo Anguita/ Osvaldo Soriano/ Mauricio Redolés/ Pepo/ Andrés Rillón/ César Vallejo/ Juan Luis Martínez, Textos: El Po...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you