Issuu on Google+


Nublado y Jodido


Nublado y Jodido

NUBLADO Y JODIDO Palabras desde el centro de la mierda Invierno 2005/2009 Todos los derechos regalados Arte y sustancia: Sir Pröfessor. Textos: El Picante -W.M Schülz -Bosquecito. Musica: Sir Pröfessor - El Picante.


“No sun will shine in my day today” Robert N.M.

“Soy un desconocido, un ausente, no me interesa ningún trabajo, ningún estudio. No amo ni dejo de amar a las personas, no tengo patria. Estoy aquí como un extraterrestre imitando comportamientos indescifrables. Imitar la conducta de los humanos es algo tan complejo, que uno puede perder toda la vida en ello. Solo hay que aprender los modales mínimos y luego, desaparecer, vivir al revés.” Mei

7


Nublado y Jodido


Con respecto al enemigo no tengo más que agregar. No necesito reiterar sin paciencia su conciencia inescrupulosa, sus ganas de pasar de largo la vida, de zafarla. Con conocerlo no me basta, me sobra en absoluto, me desborda y me obliga a pensarlo. Con respecto a sus enemigos tampoco tengo más nada que agregar. Sólo espero despertar sin que tengan que odiarse y sin que me involucren en cada una de sus puteadas maquilladas. Con respecto a mi (el otro enemigo), si tengo que agregar pero eso hace que tenga que nombrar a mis contrincantes una vez mas, lo cual no me importa ya que iban a molestar de todas formas. Así las cosas... Quiero poder despertar sin que se me cuelguen de la cabeza Quiero acostarme sin tener que pedir perdón por nombrarlos Quiero poder caminar sin tener que esquivar las miradas -Estos no son mis reclamos, ni siquiera son advertencias, son simplemente deseos inoportunos, un intento de grito que se queda en un cauteloso susurro-

9


Nublado y Jodido


Bajar un poquito enmudecido por la niebla para ver como se siente todo cae pausado con el olor dulce en el lagrimal pidiendo mĂĄs, con el pecho absorbiendo el tranco Comenzamos abriendo los ojos redondos como lunas pensando sinuoso y estĂŠril luego nos preparan, para bajar y bajar saltando de espaldas y se va Abriendo el pecho lo saludamos con el Ăşltimo soplo sonriĂŠndole a la nada

11


Nublado y Jodido


Las risas macabras intentos de rabia conseguidos de fondo un árbol disfrazado de bosque, y tu muerte y tu muerte y mi muerte Esta casa o esta calle, desbordadas, totalmente violeta [Unas horas atrás todo se presagiaba insolente y verborrágico. El teléfono justificaba justo nuestra algarabía. Bosquecito saltaba de suspiro en suspiro contagiando la fiebre. se veía en el prado, era nuestra como otras veces. Mirando el techo todos relamíamos la gloria. No había tristeza que pudiera con la nuestra. Esta pena se empapaba en belleza, en música atravesaba el pasillo cabalgando el viento, sobrevolando el todo y nuestra hermosa nada, esa que Sartre nunca se atrevió a inspeccionar. Esa que no toleraría nunca aquel viejo trancado en su pálida biblioteca] Comelo comelo comelo A-jaaaa Agonizan los días y a nadie le importa Nucas pálidas contemplan esta belleza Arriba de todo caen los vasos, brotan las risas, llueven los abrazos, caen los soldados.

13


Nublado y Jodido


Algo se mueve puede ser un agujero mejor que traiga luz y no tu viciosa contractura

15


Nublado y Jodido


Destruyendo el verano con los dientes de sable abrigado de punta a punta acurrucado, acariciando el frío, y sus ramas Chau solcito Irse un rato y después volver volver cuando no jodan mas la cabeza volver cuando no haya minifalda volver cuando se imponga el pulóver clavado en piel viajando en el tiempo caigo siempre en mi invierno, nublado y jodido con la tarde siempre fría, y el humo picante acuchillándonos los ojos. Und affen,immer,und setzt die segel Lud sie beste y La Gente siempre y zarpada convidando su mejor placer

17


Nublado y Jodido


el pecho resiste el tranco una vez m谩s con las olas furiosas que siempre van y siempre vuelven ac谩 estaremos esperando acariciando el pr贸ximo sacud贸n

19


Nublado y Jodido


“ El sueño es el suicidio a corto plazo.” Bosquecito que a veces no verte lastima. Me confundí de sendero. Las flores estaban tan exquisitas, seguían un dulce color pero rara vez terminaban su forma, ca (si) empre se entremezclaban con la siguiente hasta que todas juntas caían y me hacían cambiar de dirección. ---Tanto camino tras el sueño olvidado--Y cuando tenia que volver a caminar se me atragantaba el principio y me acordaba que no verte lastima. Tan sutilmente como la despedida del camino, tan tranquilo como preparar la soga que te dejara tambaleando en plena vida. Es que cuando vos trastabillas, yo me astillo los dientes y cuando las flores me llevan se aleja el rió y la costa y la ruta y tu casa y la rutina y mi camino y las flores y ves, todo vuelve a arrancar, pero en cuanto pestañas... puc!

Se cae todo. De vuelta a mirar, de vuelta a oler y de vuelta las arcadas y la soga invitando a tambalear con ella. Dejo de mirarla, me agacho y sigo buscando las mentiras entre las que puedo bucear <sin ahogarme> pero todas están rebalsando agua tibia. Me obligan a tocarla aunque esta húmedo y se termina. Me mirás. Pero siempre después de que termina.

21


Nublado y Jodido

Siempre ahi, en el filo, al borde de la vigilia y pestañando el próximo vuelo que será sin duda entre flores, pero esta vez sólo una. Grande, pasiva, expectante, arrogante, titilante y habitualmente brillante. Me encandila, esta vez ni siquiera tengo donde colgar mis caprichos y mis unidireccionales deseos. u n i d i r e c c i o n a l e s pero lentos pausados aburridos y temerosos. Arriba la soga de acá para allá de Acá

para

allá

Y es que cada duda sigue a la otra, sigue el camino y este se abre, demasiado, tanto que vuelve a donde estaba y ahí cómo juntar fuerzas para volver a susurrar que te necesito?. Que esto no me gusta, que no me hace bien y que de nuevo no puedo atrapar tu mirada en el borde y a veces puc.

Te vas por un tiempo, sin anuncios, sin explicaciones, merodeas mi ciudad en espera de un rodillazo que te haga caer en medio del camino. Y que haya puente que nos pueda cruzar, por que sin alguien que cruce no hay puente y sin alguien que lo camine no hay camino y sin vos merodeando no habría desvió y seria todo recto, simple y aburrido . Me duele el ojo así que me voy porque siempre que me duele el ojo es que camino para atrás, y caminar para atrás es tan fácil que se vuelve necesario y me duele cada vez mas el ojo, tanto que ya se lo contó al resto del cuerpo.


Este va al trote disfrutando el momento, de Acá

para

allá

Sin detenerse nunca. NUNCA*

*Como la soga . siempre mas agachado que el sol con una rica excusa (Esa inercia que te arrastra de las pelotas y te deja flameando de culo a la vida) y ese amor que te mutila ayudándote a morir al sentir otro día que no sos mas que el sol

23


Nublado y Jodido


Pedro susurra en mi oído con desgano en la autopista mojada y si por la ventana pasa algo, o el día poco me importa. Es domingo de mañana y se siente hasta en el techo Afuera hiela el viento y el encuentra mi mirada ahí, del otro la do del vidrio, silbándole al frío, al domingo y al techo. No parece que el viento le pega en plena cara, se agarra fuerte y navega en lo absoluto del viento, aguantando el frío, la gravedad y este paisajito a ambos lados. Desafiante, su hogar es el todo, la incertidumbre lo ampara impune y el es feliz, y yo con el. Vamos doblando en la rotonda y baja la velocidad, mi cuerpo ya tenso lo observa con cuidado. Cuando todo se frena, el da unas vueltas, se despega unos milímetros del vidrio y acaricia el aire de su cara. Decide que ya es suficiente. Se canso de que lo lleven. Y no se si es el día, el frío o la música que se incrusta en mi oído pero siento que presencie parte de su viaje. Parte de su libertad. En medio de tanta mierda perdí su rastro, no me dejo nada, ni la forma exacta para contar esta historia. Por eso, este viaje de ida queda en sus alas y en su suerte, y por siempre en mi cabeza.

25


Nublado y Jodido


A veces la playa se aleja despacio, dejando a todos en plena nada, creyendo tener el control. Cuando se va la playa se detiene todo, o casi todo. Los ranchos se congelan en la arena, algo titila en el fondo de las cosas, y la luna siempre pide un mordisco de incordura. Solo algunos siguen, moribundos y hambrientos, intentando conciliar el sueño, aliviar la ausencia. Yo prefiero mirar. Y ver como el agua se despide de nosotros y carcome el horizonte pensando en no volver, pensando en siempre ir. Pero no se puede; y la fuerza caprichosa la trae y nosotros la recibimos conformes, maquillados, decrépitos y una vez más, orgullosamente humanos. Pero que lindo será cuando vuelva con ganas, cuando no se deje zambullir, cuando cada uno de sus habitantes destile odio contra sus observadores. En ese momento espero estar cerca del mar. O quizás no haga falta y hasta en Manicoré se sienta, cuando de apoco, uno a uno, el mar se vaya tragando toda la mugre. Para escupirla en algún lado.

27


Nublado y Jodido


Se inclina desde la punta derecho al bosque. Mira directo al fondo y acelera el paso. El picante salio de madrugada y el sol lo agarro en plena niebla, con los pies descalzos hundidos en el barro. Su mochila era su pasado, y su frente mareada encabezaba la cruzada. En cada árbol se ahogaba su angustia. El picante había nacido en pleno campo, entre mierda y maíz. Hasta los seis años no pronuncio una palabra, se deslizaba por el pasto gesticulando y balbuceando a la nada. La planicie campera le apretaba el corazón cada mañana y todo mosquito se le incrustaba en el cuero con pasión, curtido por el sol y la resolana de la tranquilidad más angustiante. No había ocaso que no doliera, su pecho se asfixiaba cada tarde esperando el día de la explosión, la noche en que el campo vomite su rabia y se convierta en bosque, en montaña, en mar o en el río mas turbio para nadar mano a mano con la muerte.

29


Nublado y Jodido


El pecho resiste el tranco una vez m谩s con las olas furiosas que siempre van y siempre vuelven ac谩 estaremos esperando acariciando el pr贸ximo sacud贸n

31


Nublado y Jodido


Amordazado, con el paladar vació, con ese gusto agrio del desencuentro constante. En medio del pasillo apenas se ve la calle y hasta ella me espera solo pared y dos puertas, una de cada lado. Con el tranco pesado y las ganas de volver al fondo, el camino se vuelve eterno (Con el mismo gusto que dos pasos atrás) Pero si te encontrara al final de este pasillo te diría lo mismo que al principio: Ya no te quiero ver En medio de todo esto clavo mis rodillas en el suelo y me dispongo a terminar todo de una vez, no quiero más camino, ni vuelta atrás. Pongo un ladrillo sobre el otro, despacio y sin sentido. La lluvia ablanda la cal y derrumba mi pared en medio de este pasillo derecho a vos: La única salida Detrás mió, lo que levanté para obligarme a no volver y que minutos después me acorralo contra el miedo, frió y calmo a avanzar, también cae rendido de brazos abiertos ante la llovizna. Caigo junto a esa lluvia, gota a gota, hundiéndome en el medio Lejos de vos Lejos de mí Arrodillado en el piso, rodeado de ladrillos que no sirven para nada. Mis paredes ya no te tapan, ni siquiera tapan mi absurda desazón. Vencido por esta lluvia de madrugada, acorralado a medio camino repito simétricamente la oración que debe convencerme antes de caer: Ya no te quiero ver Ya no te quiero ver Ya no te quiero ver

33


Nublado y Jodido


“Para vos seré nada. pero soy una gran nada. e inquietante. Es que quiero ser nada, eso que te despierte en la noche sin saber hacia donde correr quiero ser justo tu pesadilla esa que no te deje dormir, que no te deje ver esa nada que todos tenemos eso voy a ser la piedra en tu zapato el frío en tu sien el ultimo abrazo eso que nunca pensaste que iba a pasar eso quiero ser yo lo demás poco importa” El Nada

35


Nublado y Jodido


Atrás mió los tripletes como las otras ratas con las espinas revalsando pus salpicando todo el lugar las pared blanca es la primer victima la puerta entornada deja escapar el olor envolvente sin poder detener el torbellino Siguen ahí dentro de ellos masticando a todos pero sin embargo quedaron atrás acá atrás respirándole a la almohada despavoridos en el sueño meados en su angustia sin poder afrontar la realidad bosquecito insiste: “tenés que encogerte en el fondo tratando de masticar sin ceder siempre un paso adelante y un brazo roto al borde del precipicio” alborde siempre aquí en el filo el resto atrás tranquilamente anestesiado gritando al revés fiuummm se fue

37


Nublado y Jodido


La punta recorre todo su pavimento como queriendo lograr un dolor extremo, tumulto de piel salada, acondicionando al resto del cuerpo a lo peor. Un hombro dislocado suena tentador, ya que todo el cuerpo se inclinaría hacia un lado y hasta podría tumbarse un rato a la espera del pisotón justiciero o la mano austera. Pero nada llega, y a cambio este horizonte carcomido, este dolor sacudido en tristeza cotidiana; convertido en esa desesperación que hace aferrarse a lo más absurdo. Todo huele a comida congelada, a tranco apurado, a mirada desconfiada, a trabajo asalariado, a costumbre de la costumbre, a discusión insípida, a numeración de tragedias diarias. Continúa todo, A veces pasa un árbol, a veces dos, siempre cemento con todos sus pacientes y rituales. Y así todo, (cauteloso y exaltado) se extiende un brazo y ojos se abren bien. Esta delicia que no acaba y empalagado en cotidianeidad se zambulle en la cuchara… So deep So deep So deep Que hasta tu dios se tentó a estirar el brazo

39


Nublado y Jodido


a W.M Schülz El homenaje absurdo a todas las peleas despiadadas de las formas al frito enfermo frente a la pared al salto pausado sobre el pantano al amargo sabor de respirar al agujero siempre fiel debajo de los pies a las bocas flojas de la verdad al empujoncito tímido al borde de la mesa masticando la nuca al mismo héroe de siempre vomitando en el rincón al cielo que se cae encima, y que triste y muerto, endosamos con pasión homenaje a cada segundo de aire turbio que nos revuelve la carcasa y convida el morbo eterno, del quilombito de existir

41


Nublado y Jodido


Orbitas huecas no hay más la luz se fuga y no hay reflejo que habite en mis pupilas mi mirada muere me ayo un mundo que me interpela como integrante que me comunica mi pertenencia al inframundo Mis órbitas huecas de plenitud ya no encuentran tu inocencia Ya no hay distancia de cíclope creando vida en la vida contra esta muerte que nos rodea

43


Nublado y Jodido


Corrió sin mirar de cara al monte espeso con brillo ausente en su corazón con la niebla comiéndole los tobillos sin nada atrás mas que vos mirándolo correr Sabiendo que iba a volver sabiendo que no iba a aguantar sabiendo también que todo monte oculta su anestesia

45


Nublado y Jodido


No. Sin mentiras no podrías seguir. sino imaginá despertar todos los días pensando en que siempre deberás responder lo mismo SIEMPRE deberás justificar deberás disculparte deberás comer deberás amar deberás obedecer siempre la mirada en el piso siempre pidiendo perdón y siempre pero siempre una mentira que al no salir se incrusta en tu columna dejándote día a día mas inválido... sentado. postrado. sólo. aburrido. Sincero.

47


Nublado y Jodido


Estás en la punta del árbol roto acariciando sus hojas rojas soltate y dejate caer que yo te miro desde acá hola hijo soy tu padre (el que quiere que seas nada) el que compra espejos falsos ese que te mima sin saber para que desde la punta de este árbol te voy a dejar ser no tengas miedo tu madre espera en el fondo hondo fondo con un abrazo sinsentido y un espejo con su imagen -tomamos las precauciones pertinentes hijo miócuando te sueltes del árbol la soga te apretará la cintura y volviendo arriba ,seguro y a salvo, ya verás… (Que todos los bichos del mundo están acá) (en casa) 49


Nublado y Jodido


Los malvones pasan en loop con la noche casi muerta abriĂŠndose despacio frente a todo y se agitan los latidos del ultimo bicho bolita que cae muerto al no ver a nadie como el y ver siempre al dios sonriente del jardĂ­n apagar las brasas con el dedo de saliva para hundirse en la niebla una vez mĂĄs

51


Nublado y Jodido


el pecho resiste el tranco una vez m谩s con las olas furiosas que siempre van y siempre vuelven ac谩 estaremos esperando acariciando el pr贸ximo sacud贸n

53


Nublado y Jodido


El grito. Ojos, la carne muerta revive en una inspiración de furia y allá va dejándose ir en el grito que resuena. Un guerrero que convoca, un caraya atontado que invoca Dos mundos que se reclaman y se encuentran Los tiempos que como puntos lejanos de la línea de la Historia se miraban con desprecio, se interpelan para rescatarse de la muerte. Uno desempolvándose del sedimento de los años y el otro, asfixiado de humanidades, liberándose de su suicidio ignominioso. Así va descubriéndose nuestro Hombre, en otra absurda batalla de bestias bárbaras. Y mientras los caballeros lamentan el bochorno, el héroe de las guerras se asoma por los ojos de un borracho que deambula Un tiro de sangre bruja

55


Nublado y Jodido


Sentado en el cordón me vigila el portero buchón Otra mañana limpiándole el culo al barrio, vigilando el horizonte inventado por su rutina. Siempre la espero ahí, acurrucado entre la chapa de los autos. Escupo el humo dulce del rey mientras alguna vieja muerta mira de reojo apretando su cartera Cantando un blues en caballito, brotado de suave impunidad El auto arranca entregándome a la esquina llena de caca dura de perrito castrado del piso veinte. Me levanto El Vigilante me ve y cruza apurado, acelero el paso y lo enfrento, con los ojos hundidos en la sien. ¿La calle Cachimayo? Es ésta. Ah bien. Doblo la esquina y sigo la mecha mientras el vigilante esquiva una bici perturbado. Chau poli. Hola sol Que lindo suena el blues en caballito.

57


Nublado y Jodido


Se congela el techo. Misma mañana que ayer, misma muerte que mañana. La cama atrapa el tango de mierda que nunca fue y el sol está, por ahora, en el cuadradito de vida de este oloroso cuarto. También despierta con la mañana ese odio cotidiano incrustado en cada punta de la ciudad. El sereno angustiado en frío ve el sol como esperanza de algo, menos muerto que hace una hora y mas dormido que nunca se despide de la lucecita suave escaleras abajo. Nunca lo va a ver de verdad, siempre se le va a incrustar el pesar convertido en sueño, desgarrándole el culo en forma de papelito. El copadito sale encerrado en su auricular, olvidando el solcito bendito de este julio hecho mierda. Poco le importa el sereno y mucho menos su culo de papel. Es que su culo/papel pide más atención. Sus anteojos del nuevo milenio se le empeñan cada dos metros apurando el tranco para no perder de vista a la morocha apretujada. Se mueve el culo con pasión, con manteca y con oliva, Los dos van al mismo cajón a morir un poco. El boludito va a contar boludeces a terapia, a sentirse un poco mas excéntrico y un poco mas al día, con la mierda. La histérica incrusta el culo en la silla esperando que alguna espátula con plata la lleve a pasear. Pero se le mimetiza el culo al escritorio y su cara se derrite en la plancha sin que nadie la despegue. Cinco años derritiéndose, esperando a algún payaso con auto que nunca llega. Se les muere el día todo el día, todos los días Un empujón me devuelve, escarchado, en medio de la peste

59


Nublado y Jodido


Son cuadras y cuadras derritiendo las hojas. Llevando el mandado divino para la jaurĂ­a hambrienta esquivando la realidad, hasta las bolas de paranoia. Cinco se abre oscura, con el fuego negro arriba y abajo Mas de la una en mi reloj, mas de la ruina en el bolsillo Apretada a muerte Soy al que todos esperan Del otro lado de la rambla se huyen los latidos, la calle se cierra en picada y la luz azul repica cada tres segundosâ&#x20AC;Ś

61


Nublado y Jodido


Se levanta de nuevo el viejo puente muerde el horizonte de pleno rebotando en la helada La Luna que hamaca y hamaca el aire puede ver como morimos puede ver la caída en cámara lenta puede ver el puente y la luna de occidente también el horizonte, derritiendo el camino te levantas de nuevo para no seguir muriendo llenándote del aire que sirve, de las risas que contagian todo lo demás será igual que la luna o el puente o el sol mañana los veras cayendo otra vez

63


Nublado y Jodido


1. Los primeros pasos son lentos pero conociendo perfectamente el destino. Me deslizo contemplando mi fauna, mí enfermedad diaria, mí pequeña porción de cotidianeidad. Me es fácil observar las rutinas, orgullosas y expectantes de que algo las rescate. Pero no seré yo. No ahora. Solo observo. Al ingresar a Il Loqar me envuelve un viento. Es de noche y nadie anda ya. Ella ignorada por la multitud se zambulle solitaria. Solo unos pocos la conoce. Solo unos pocos observan Son muchos los colores comparado con unos minutos atrás. Intento apurar el paso, la ansiedad me consume. Esto huele como a ciudad. Pero vacía, y dentro de otra ciudad, como un hospicio pero sin enfermedad, solo la que trae el aire. Suficiente. Caminando hacia mi viene uno de mi especie, allí dentro es de los mios, afuera querrá matarme. Los otros lo siguen sin importar, el es su guía. Cayeron en este mundo dentro del otro sin opción. Muchas veces me mordiste y muchas volví pum pum pum pum 2. Mi cabeza aplastada, me aparta por un momento. Bosquecito es insaciable e invisible, siempre esconde su brazo roto para contagiarte su dolor. Al girar la cabeza, volviendo a la realidad, mis compañeros ya no están. Han pasado meses La mirada perdida en el bosque, sin notar que todo seguía y que en Il Loqar, como en otro lado las cosas se mueven, sin importarle mi aceptación. 65


Nublado y Jodido


En tu montaña con tu acantilado la naturaleza me atormenta. y creyendo siempre en vos tengo un futuro, y un camino que decía llegar al infinito pero ahí en el infinito es donde el sol quema sin excusas son las nubes las que pasan sin comprender me siento a tu lado, estirando las piernas sabiendo que me voy a ir y sabiendo que te voy a extrañar aunque duernas a mi lado, para siempre nada alcanza para la carne aturdida

67


Nublado y Jodido


Atravieso el campo a pie de frente a la helada, treinta kil贸metros quedan de soledad y fr铆o, de esplendor y alivio. Ebus ad imolude rvitam non Etra viviris vatum ut rem re esimmoricas diister ninatus more nontius, nortiame es is te auctu que pris. Scienique etrum se aus bonsica essente duciero ponsictam nossultors li, diurort iaedes ressidiendes ad dium ditam serissenici.

69


Nublado y Jodido


Index 09 ............... Cap. 0 11 ............... Cuanta algarabía 13 ............... En la cueva 15 ............... O 17 ............... Invierno 19 ............... Mas algarabía 21 ............... Cuando me astillo / Va agachado al sol 25 ............... Malaphora (viaje de ida) 27 ............... Se va la playa 29 ............... El picante 31 ............... Mas algarabía 33 ............... Sal 35 ............... Mas que nada 37 ............... Perturbado .........................................................................................................

39 ............... La punta recorre todo el pavimento 41 ............... Homenaje absurdo 43 ............... Orbitas huecas 45 ............... Corrió 47 ............... Mentira 49 ............... La punta del árbol roto (como en casa) 51 ............... Última parte de la noche 53 ............... Mas algarabía 55 ............... El grito 57............... Blues de caballito 59 ............... Observación 61 ............... Son cuadras 63 ............... Se levanta de nuevo 65 ............... Il Loqar 67 ............... En tu montaña 69 ............... Irse

71


Nublado y Jodido


Nublado y Jodido