Issuu on Google+

1


Investigación Jasbleady Castañeda Solano Jasbleady@gmail.com

Lady Johanna Melo Manrique ladyjmelo@hotmail.com

Dirección Carlos Arturo Sierra Diosa

Fotografía y diseño Guillermo Estrada D.

Universidad Pedagógica Nacional Departamento de Biología

Bogotá,D.C. 2008 2


GUIA PARA LA OBSERVACIÓN Y CARACTERIZACION DE ARAÑAS EN EL SENDERO DEL HUMEDAL LA CONEJERA

INDICE Pag Introducción

5

Generalidades Humedales

7

Historia General del Humedal La conejera

9

Los artrópodos

12

Las arañas

13

Morfología de las arañas

13

Anatomía externa

15

Anatomía interna

15

Reproducción y desarrollo

16

Comportamiento

17

Veneno

17

Ecología

18

La tela y sus clases

19

La telaraña

19

Tela orbicular

20

Tela irregular

20

Tela embudo

21

Diversidad de arañas en el Humedal la Conejera

22

Familia Araneidae

22

Familia Anyphanidae

26

Familia Clubionidae

27 3


Familia Linyphidae

29

Familia Palpimanidae

30

Familia Scytodidae

31

Familia Theridiidae

33

Familia Theridiosomatidae

39

Glosario

40

Bibliograf铆a

44

Clave dicot贸mica

46

4


INTRODUCCION

El planeta se encuentra habitado por millones de organismos sorprendentes que viven en las aguas, el aire, las plantas y hasta en las profundidades del suelo. Todos estos lugares sirven como refugio a los miles de habitantes que se encargan cada vez más de sorprender a los humanos, con sus colores, formas y variedad de hábitos.

Al observar en lugares con poca luz, es posible encontrar organismos inquietantes que en ocasiones pasan desapercibidos,

para algunos atraen la atención y para otros resultan

simplemente terroríficos.

¡Arañas! podrían estar en cualquier lugar; rocas, plantas, troncos y hasta en los rincones del hogar. Se han convertido en las protagonistas de fantásticas historias y cuentos de terror, donde en poco tiempo acaban con sus víctimas. ¡¡ pero no todo es cierto ¡¡ son mucho más que eso, conocerlas resulta aún más interesante, pues en realidad muy pocas son peligrosas, de hecho son ¡fantásticas! ¿Quien llegaría a imaginar que organismos tan pequeños puedan llegar a tener hasta ocho ojos y que además sean capaces fabricar hilos aún más resistentes que el acero? realmente son interesantes.

Hay tantas de ellas en el mundo que se han convertido en uno de los grupos más importantes y amplios sobre la faz de la tierra. Las hay de todos los colores, tanto así, que logran mimetizarse fácilmente entre el verde de la vegetación, los llamativos colores de las flores y los colores friso y pardos de las hojas secas, los troncos y las rocas. Tan variados como sus colores, son también sus formas y tamaños; pueden ser espinosas, con forma de globo, triangulares, cónicas y alargadas; tan pequeñas como la cabeza de un alfiler o aún más grandes que la palma de la mano.

Algunas arañas son tranquilas y se encuentran expectantes al acecho de sus presas, otras son activas saltarinas y prefieren perseguidas sin cesar hasta encontrar su cometido, otras simplemente ahorran en esfuerzos y permanecen a la espera de sus presas sin moverse de la tela o cavan hasta confundirse entre el suelo. Son capaces de fabricar con paciencia complejas formas que envidiaría cualquier obra de ingeniería humana.

5


se han descrito aproximadamente 35.000 especies de arañas y aunque para muchos han sido objeto de estudio y atención, la verdad aún es poco lo que se conoce de ellas, sobre todo en Colombia su investigación ha sido escasa.

Es así, como este trabajo pretende aportar un poco más en la construcción de una nueva mirada sobre el inquietante mundo de las arañas.

6


GENERALIDADES HUMEDALES

¿QUÉ ES UN HUMEDAL?

Son ecosistemas de gran valor natural y cultural conocidos también como ecosistemas anfibios, debido a que están conformados por un cuerpo de agua y franjas emergidas. La zona más cercana al cuerpo de agua se inunda en épocas de lluvia y recibe el nombre de ronda hídrica, enseguida se ubica una franja de terreno más amplia en la que se encuentran los senderos de interpretación y el bosque protector, esta franja recibe el nombre de zona de manejo y preservación ambiental.

HUMEDAL LA CONEJERA

1 Fotografía Humedal la Conejera

7


El Humedal La Conejera pertenece a la altiplanicie cundiboyacense (Sabana de Bogotá), sobre la cordillera oriental de los Andes Colombianos, en una ecorregión que presenta clima subhúmedo con tendencia a sequía hacia el sur y suroeste.

Este ecosistema se ubica a los 4° 45´ latitud norte y 74° 6´ longitud oeste en la Sabana de Bogotá, a una altura promedio de 2542 msnm y con una extensión aproximada de 65 hectáreas, de las cuales 35 corresponden al cauce y 30 al área forestal protectora.

En el humedal, dominan las terrazas bajas de la altiplanicie que se extienden hacia el norte y noroccidente de la sabana hasta llegar a las vegas del Río Bogotá, por el oriente limita con la vía Suba – Clínica Corpas; por el occidente con el Río Bogotá; por el norte con la Hacienda Las Mercedes, el Seminario Luis Amigó y la Finca Berice; por el sur con la Hacienda Fontanar del Río y al sur occidente y con el borde urbano de Bogotá (barrios Cedros de Suba, Compartir, Camino Verde de Suba, urbanización Las Mercedes entre otros).

2. Mapa Ubicación Humedal La Conejera

Ubicación Humedal La conejera

8


Historia del Humedal La Conejera

Las inmediaciones de El Humedal La Conejera fueron habitadas por los muiscas, quienes construyeron camellones para desviar el agua a manera de sistema de riego; en ese entonces, el agua era cristalina y albergaba peces como el capitan y la guapucha; estaba rodeado por bosques predominantes de alisos, arrayanes, mortiños, zarzamora, robles y muchas otras especies vegetales.

En el cuerpo de agua y dentro de los juncales se

encontraban grandes poblaciones de tinguas, patos turrios o patos de picos azul, patos zambullidores, cucaracheros de pantano y monjitas bogotanas, encontraban especies de mamíferos como venados

y en el bosque se

de cola blanca, curíes, ardillas,

comadrejas y musarañas. En los años 70s Bogotá fue creciendo hasta llegar a Suba y las urbanizaciones llegaron al Humedal, talaron el bosque protector, que fue desapareciendo bajo los desechos de construcción, la basura y muchas especies de fauna fueron perdiendo su hábitat.

Los habitantes de barrios cercanos contaminaron el cuerpo de agua con vertimientos de aguas residuales: desaparecieron los peces, las ranas y las lagartijas, las poblaciones de aves disminuyeron y algunas estás reportadas en el libro rojo de las especies amenazadas o en peligro de extinción como la tingua bogotana, la tingua de pico verde y el cucarachero de pantano.

En 1993, los habitantes del barrio Compartir se acercaron al humedal y además de encontrar mal olor, agua sucia y rellenos con escombros y basura, encontraron vestigios de flora y fauna representativos de Bogotá e iniciaron un arduo trabajo cuyo objetivo fue la defensa, recuperación y conservación del humedal, para beneficio de las comunidades cercanas, de la ciudad y del país.

Hacia el año 2000 se logró la descontaminación del agua en un 90% con el pacto de cumplimiento firmado entre la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) y La Fundación Humedal La Conejera (FHLC).

9


En todo este del tiempo ha sido relevante la gran participación de estudiantes de básica y universitarios que, a través de sus trabajos de grado de pregrado y postgrado en diferentes disciplinas, han hecho aportes significativos de la dinámica ecológica y social del Humedal y su Micro cuenca.

Flora

En 1994, se inició la restauración del bosque protector, con más de 120 especies de árboles y arbustos nativos, que se convierten en lugares de anidación, refugio y alimento para la fauna e igualmente han contribuido a la formación de microclimas. Actualmente el humedal la Conejera cuenta con 150 especies de vegetación terrestre y acuática.

Se encuentran 9 especies endémicas, 3 de ellas declaradas en peligro de

extinción.

La densidad del bosque consolidado en el Área Forestal Protectora del Humedal contribuye a la absorción de CO2 y a la purificación del aire en esta zona de la ciudad.

Fauna

Actualmente la fauna del humedal está constituida por 110 especies de aves registradas, 8 especies de mamíferos, 3 especies de reptiles, 2 especies de anfibios y muchas de peces e insectos.

En 1996, con la siembra de mora silvestre en la ronda del humedal, se produjo el incremento considerable de la población de curíes y comadrejas. avanzan los trabajos de rehabilitación de los espejos

En la actualidad,

a medida que

de agua, las poblaciones de fauna

acuática se han recuperado y algunas que ya no se observaban han regresado en los últimos años.

10


Clima

Los valores medios de

temperatura muestran un comportamiento estable con periodos

oscilantes entre 14°C y 15°,5C (DAMA 2000)

De acuerdo a los promedios obtenidos por INAJAME S.A. y la FHLC, los picos lluviosos presentan una primera temporada de máximas (promediadas) entre los meses de marzo, abril y mayo con valores de 116 y 97 milímetros respectivamente (datos promediados durante ocho años por la FHLC); la segunda temporada lluviosa se registra en los meses de octubre y noviembre con valores de 114 y 94 milímetros respectivamente.

Definiendo una

marcada tendencia de precipitación bimodal en el transcurso de los años. El valor más alto diario correspondió al día 25 de mayo de 2002 con 75 milímetros (FHLC).

Rehabilitación del cauce del humedal

La Fundación Humedal la Conejera ha gestionado recursos ante diferentes organismos nacionales e internacionales para la recuperación del cauce del humedal, que consiste en el retiro de lodos y vegetación acuática para ampliar la capacidad de embasamiento del agua. Hasta el momento se han habilitado 41.900 m2 del cauce del Humedal con hábitats acuáticos y 5 espejos de agua.

Importancia del Humedal La Conejera

La importancia ecológica del humedal la Conejera radica en su riqueza biológica, por la recuperación de las comunidades vegetales que facilitan la presencia de fauna autóctona o que se encuentra de manera transitoria, reflejando así un altísimo potencial de restauración frente a la mayoría de Humedales del Distrito y convirtiéndose en un hábitat fuente, que sumado a la posibilidad de conectarse

con otros hábitat facilitaría la formación de un

corredor biológico importante para la protección y conservación de la biodiversidad a lo largo del valle aluvial del río Bogotá.

11


LOS ARTRÓPODOS

Los artrópodos o Phylum Artrópodo (patas articuladas) constituyen el más extenso del reino animal; las tres cuartas partes de las especies conocidas. Se encuentra representado básicamente por cuatro grupos o subphylum que serían: el subphylum Trilobitomorpha, grupo de artrópodos extintos, el organismo más conocido es el trilobites; subphylum Uniramia en el que se incluyen cinco clases: la Diplopoda, los milpiés; Chilopoda, los ciempiés; Pauropoda, animales pequeños sin ojos y de cuerpo cilíndrico que llevan 9 o 10 pares de patas; Symphyla, los ciempiés de jardín; e Insecta. El subphylum

Crustacea, que comprende

organismos que tienen dos pares de antenas y son tanto marinos como de agua dulce, en este se encuentran las langostas, y cangrejos. El subphylum Chelicerata está conformado por tres clases que se distinguen por presentar el primer par de apéndices modificados en quelíceros y por carecer de antenas. La clase Pycnogonida; arañas de mar, tienen largas patas y se alimentan sorbiendo los jugos de animales marinos y la clase Merostomata; son los cangrejos cacerola. La clase Arachnida en el que se incluyen escorpiones, garrapatas ácaros y arácnidos que al parecer fueron los primeros artrópodos en colonizar la tierra. Se cree que los escorpiones aparecieron en el Silúrico y las arañas y ácaros al final del Paleozoico.

LAS ARAÑAS Las arañas son pertenecientes a la clase Arachnida y al orden Araneae., constituyen un grupo de 35.000 especies aproximadamente, distribuidas por todo el mundo, en todos los estratos de la vegetación y por supuesto en todos los climas.

Las arañas están divididas en tres órdenes inferiores: las Lifistiomorfas o arañas primitivas, Migalomorfas, en las que se incluyen las tarántulas y arañas de tela de embudo

y las

Araneomorfas, en las que se encuentran las llamadas arañas verdaderas, que comprenden todas las familias restantes y que son el objeto de este trabajo.

12


Las arañas son depredadoras, se alimentan de organismos vivos y variados, pueden comer insectos, ranas, peces, ratones, serpientes, aves

e incluso pequeños lagartos. Por tal

razón es posible encontrar arañas prácticamente en cualquier lugar en el cual haya presencia de estos organismos; por ejemplo, bosques, cerca a cuerpos de agua, zonas desérticas, páramos y frecuentemente en zonas urbanas, lo que indica que son organismos resistentes prácticamente a cualquier temperatura y ambiente.

La gran mayoría son de hábitos solitarios y casi nocturnos. Aunque todas producen seda, solo algunas fabrican telas como mecanismo de captura para lograr atrapar a sus presas; de las especies descritas muy pocas son peligrosas para los seres humanos. En su gran mayoría las arañas poseen ocho ojos, pero algunas poseen seis e incluso pueden carecen de ellos. Estos comprenden dos clases, un par principal que sirve para ver, pues posee cristalino y retina y los secundarios que únicamente poseen células sensibles a la luz, en general son ojos poco desarrollados.

El patrón ocular, es decir el color, tamaño y

ubicación de los ojos es una muy buena forma para lograr la diferenciación entre algunas de las familias de arañas.

MORFOLOGÍA DE LAS ARAÑAS

Anatomía externa

El cuerpo de las arañas esta formado por un cefalotórax o prosoma (cubierto por un caparazón) y abdomen u opistosoma; en el prosoma se encuentran el cerebro, las glándulas venenosas, el estomago y cuatro pares de ojos simples que tienden a ser más grandes en las arañas cazadoras y más pequeños en las que tejen telas elaboradas; en el abdomen u opistosoma,

se encuentra el corazón, el tracto digestivo, los órganos reproductores, los

órganos respiratorios o pseudos pulmones, las traqueas respiratorias las glándulas de seda y las hileras, consideradas apéndices modificados por donde sale la seda, estas hileras están dispuestas en dos o tres pares generalmente, sin embargo, en algunas arañas muy primitivas puede haber cuatro pares. Por delante de las hileras es posible que se presente otra 13


estructura productora de seda llamada cribelo. Las regiones del prosoma y el opistosoma se encuentran conectadas por un pedículo, por el cual pasan la aorta, el intestino, el cordón nervioso y algunos músculos. Las arañas como otros arácnidos, tienen 6 pares de apéndices articulados que se insertan en el prosoma; empezando por el extremo anterior, son: un par de quelíceros, un par de pedipalpos y 4 pares de patas locomotoras.

Los quelíceros presentan una sola articulación, entre la base, muy abultada, y una generalmente pequeña uña distal (en el extremo) y habitualmente portan glándulas venenosas. La uña suele quedar más o menos protegida cuando no se usa dentro de un surco del artejo basal. Los pedipalpos son semejantes a las patas, pero no se apoyan en el suelo, sino que los llevan levantados por delante del cuerpo. Los machos de muchas especies emplean los pedipalpos para cortejar a las hembras, en cuyo caso pueden ser grandes o vistosos, en forma de guante de boxeo y también como aparato copulador, que introduce una bolsa de esperma, el espermatóforo, en el cuerpo de la hembra. Además, estos les sirven como órganos olfativos y táctiles. 14


Las patas locomotoras se insertan por debajo del prosoma o cefalotórax, y están constituidas por siete piezas o artejos, que son, desde el extremo proximal (base) hacia el extremo distal: coxa, trocánter, fémur, patela o rodilla, tibia, metatarso y tarso.

Anatomía interna Las arañas son animales depredadores que paralizan a sus presas con el veneno de sus quelíceros. La mayoría de las arañas inyectan enzimas digestivas en la presa, realizando una digestión externa o al menos parcial. Muchas mastican a la presa parcialmente con dientes que forman parte del artejo basal de los quelíceros. Ahí se localizan también comúnmente pelos que permiten en muchos casos filtrar eficazmente el alimento, separando las partículas sólidas del líquido. Al comienzo del tubo digestivo se ubica una faringe o estómago de función suctora. Desde la mitad del prosoma y hasta el final del opistosoma se extiende el intestino medio, dotado generalmente de divertículos, que en algunos casos se extienden incluso a las patas. La digestión química se realiza sólo parcialmente en la luz del intestino, siendo fagocitadas partículas cuya digestión enzimática se completa de manera intracelular. El aparato circulatorio es de tipo abierto, como en todos los artrópodos, con un corazón dorsal tubular situado en la parte dorsal anterior del opistosoma, en cuya superficie se marca su presencia por un surco cardíaco. Es posible en algunos casos percibir sus latidos, de 30 a 100 por minuto, más numerosos en las arañas más pequeñas. La hemolinfa es bombeada al corazón desde una cavidad pericárdica y proyectada fuera de él con energía. La elevada presión se ha interpretado como signo de una función hidráulica, que podría jugar un papel en el movimiento de las patas. La presión se duplica durante la muda. La hemolinfa, según es normal en los artrópodos, carece de células pigmentarias, pero no de pigmentos transportadores, que son en este caso hemocianinas, de color azulado. La extensión de los vasos es limitada, y afecta, como es normal en sistemas abiertos, sobre todo a los órganos respiratorios.

15


La respiración se realiza por órganos internalizados, normal en animales de vida aérea, que en este caso son pulmones en libros (a veces llamados tráqueas en libro), uno o dos pares que se abren en la parte mediana y ventral del opistosoma anterior. Tienen una estructura plegada, lo que multiplica la superficie de intercambio, y a través de ellos la hemolinfa circula canalizada por vasos. La excreción se realiza por glándulas coxales no muy desarrolladas y por tubos que desembocan en el intestino, semejantes a los tubos de Malpighi de los insectos.

Reproducción y desarrollo Los machos, generalmente más pequeños que las hembras, las cortejan con danzas de sus palpos o incluso obsequiándoles como presente una pequeña presa envuelta en seda. Algunas arañas localizan a su pareja siguiendo la línea de arrastre dejada por las hembras maduras de la misma especie, con frecuencia las pueden distinguir por los hilos de seda. A pesar del tiempo y desgaste de energía que implica dicho ritual, en algunas especies la hembra devore al macho. Antes del apareamiento, el macho teje una pequeña tela en la que deja una gota de esperma que luego coge e introduce con los pedipalpos en las cavidades sexuales de la hembra, esta almacena el esperma en sus receptáculos seminales., donde los huevos ya son fecundados. La hembra deja sus huevos en una red de seda que ella misma fabrica y puede transportar en la parte dorsal de su abdomen, adheridos a los espineretes, o dejar fijada a una tela o planta, estos eclosionan después de dos semanas aproximadamente, aunque esto depende de la familia a la que pertenezcan. El cuidado parental se observa en pocas especies, bien sea portando sus ovisacos o bolsas de huevos por debajo o a sus juveniles. Pero son tan impredescibles que incluso en determinados momentos llegan incluso a alimentarse de sus propias crías, también se presenta el caso contrario en el que las crías se alimentan de su madre hasta matarla.

16


Las arañas mudan de exoesqueleto para lograr crecer, pero no sufren una metamorfosis. La diferenciación que existe entre los adultos y los juveniles se basa en su menor tamaño, falta de madurez sexual y en ocasiones presentan patrones de color que hacen la diferencia, a veces completamente diferentes o simplemente el oscurecimiento de los colores que presentan cuando se encuentran en su etapa juvenil.

Comportamiento El comportamiento de las arañas es muy variado; la gran mayoría se caracterizan por ser solitarias, aunque algunas forman pequeñas agrupaciones en un mismo refugio. Las arañas comúnmente son conocidas por la realización de telarañas, no obstante, este no es un comportamiento general, pues mientras algunas las fabrican como una trampa para la caída de sus presas, otras simplemente esperan al acecho hasta que alguna presa se cruza en su camino o se encuentran deambulando hasta conseguirlas.

Veneno Se considera que todas las arañas, excepto las de la familia Uloboridae (carecen de glándulas productoras de veneno), son venenosas. En general son más venenosas las arañas que cazan activamente que las que capturan sus presas al acecho o por medio de una red. El producto que inyectan los quelíceros tiende a satisfacer dos propósitos: primero, la inmovilización de las presas; segundo, la digestión externa de la presa, para que la araña absorba el producto resultante.

Es importante resaltar que el veneno proporcionado por la gran mayoría de arañas resulta prácticamente inocuo para el ser humano; se cree que resultaría mucho más peligroso el veneno de una avispa o abeja; además, la piel humana es tan fuerte que pocos quelíceros lograrían introducirse en ella. Sin embargo,

algunas arañas como las tarántulas

(Mygalomorphas) suelen atacar al hacer fricción de sus patas con la parte final del abdomen, desprendiendo algunos de los pelos urticantes que poseen en él y que pueden producir picazón y ardor al contacto con la piel. 17


ECOLOGÌA Las arañas son organismos muy beneficiosos, aunque no sean reconocidos como tal. Su importancia radica en el hecho mismo de ser depredadores de insectos y otros animales pequeños que podrían llegar a convertirse en plagas. También sirven de alimento a otros animales, en especial a ciertas avispas, que las paralizan y ponen sus huevos sobre su cuerpo. Aunque algunas arañas se alimentan de polinizadores importantes como las abejas, también son útiles al controlar organismos vectores de enfermedades como mosquitos, garrapatas etc. El ver telarañas se ha convertido en un hecho tan común para los seres humanos que simplemente pasa desapercibida la importancia que en términos de éxito ecológico y evolutivo este mecanismo de captura representa, pues ha sido una estrategia que se ha ido perfeccionando por millones de años. Hay algunos elementos importantes a tener en cuenta si de hablar de las telarañas se trata: uno de ellos es la resistencia en términos de peso de los materiales que son usados para su fabricación y por otro lado la elasticidad que tienen, pues aumentan considerablemente su longitud antes de romperse. La tela de una araña está compuesta principalmente de proteínas, los aminoácidos presentes

son la glicina y la

alanina. La construcción de la telaraña significa un alto gasto energético para el organismo; pero se ve remunerado a la vez que la araña queda a la espera de que su presa simplemente caiga y ella se acerque para alimentarse. En términos de competencia resulta mucho más efectivo estar a la espera a que las presas caigan en la red, que ir en su búsqueda, pues esto no garantizaría una captura exitosa. Además, el hecho mismo de encontrarse en su refugio “en su territorio” hace que se minimice el riesgo de otros predadores. Una tela de araña puede llegar a ser cinco veces más resistente que un filamento de acero de igual grosor. Incluso se ha dicho que si se tuviera un hilo de araña del grueso de un lápiz, ¡podría llegar a detener un avión Boeing 747 en pleno vuelo!.

18


Además, el hilo de una araña se puede estirar hasta el 30 por ciento más de su largo original sin romperse. Por lo mismo, está más que comprobado que las telas de araña son unos de los materiales más resistentes que se conocen.

LA TELA Y SUS CLASES Seda No se conocen especies de araña que no produzcan seda, material compuesto de proteínas complejas, que utilizan para muy variadas funciones: cazar presas y envolverlas en ella; como adhesivo de otros materiales de construcción de embudos o trampas; como áreas de locomoción, como materia prima para la construcción de refugios para adultos y crías y otras muchas utilidades. En el extremo posterior del abdomen se encuentran las glándulas secretoras de seda denominadas hileras o hilanderas, que producen un fluido que se solidifica al contacto con el aire (el fluido es una disolución concentrada de proteínas, cuya estructura se transforma justo antes de salir, convirtiéndose en una forma insoluble que rápidamente se deshidrata y constituye la fibra de seda).

La telaraña

Generalmente, las arañas tejen telarañas, aunque no todas lo hacen. Poseen una fuente de materia prima que produce el hilo de seda necesario. Se trata de glándulas especializadas gracias a las cuales pueden producir distintos tipos de hilos de seda.

Cada araña cuenta

mínimo con un par de estas glándulas en su abdomen y algunas pueden llegar a tener hasta cuatro pares. No todas las telarañas poseen la misma forma, hay algunas familias que se caracterizan por fabricar específicamente una clase de tela como es el caso de las Araneidae o “arañas de tela orbicular”. Además, de este tipo de tela también existen telas irregulares o en forma de embudo.

19


Tela orbicular

Este tipo de tela también se conoce como tela geométrica; no son muy frecuentes. Se encuentra construida con centro, radios, marco y espiral viscoso.

Son muy llamativas por su perfección, para su construcción la araña se ubica generalmente en la zona central, aunque algunas especies tejen un hilo que va desde el centro hasta un refugio camuflado. Solamente los espirales son pegajosos.

La araña empieza a producir una hebra larga de hilo de seda que el viento lleva hasta engancharse en una rama. El animal estira el hilo y camina varias veces por él, para alinearlo más. Se deja caer halando tela desde el medio y luego estirándola desde el suelo u otra rama, formando una figura parecida a una "Y". Siempre dejando tela no pegajosa, va formando marco y radios. Luego inicia un espiral provisoria desde el centro hacia afuera, con seda no pegajosa, que le servirá de sostén para hacer el espiral definitivo que se encuentra constituido por un material pegajoso para facilitar la captura de las presas.

Tela irregular

Esta tela es la más frecuente en el suelo, contra la pared, en rincones o debajo de escombros. Son construidas por arañas que generalmente habitan en los hogares sobre todo en las ventanas que es un lugar muy frecuentado por insectos que luego se convertirán en sus presas

20


La tela irregular casi siempre se encuentra escondida en refugios

de los árboles y su

material es más que pegajoso es de una apariencia algodonosa. Gracias a esta textura las presas quedan enganchadas como en una red sin salida.

Este tipo de tela suele ser la cubierta para las crías de algunas especies de arañas, constituyéndose en un tipo de cueva que no es muy visible.

Tela de embudo

Algunas arañas construyen sus telarañas en forma de embudo fabricado con tejido irregular y que puede ser ubicado en agujeros de suelo o entre el forraje o troncos de los árboles. Esta estrategia permite que los insectos que caigan en la trampa no cuenten con facilidades de escape, en ocasiones las arañas se ubican pequeñas cuevas en la tierra muy cerca de la telaraña y dejan uno o varios hilos que van conectados al centro del tejido, con el fin de sentir las vibraciones del impacto cuando una presa ha sido atrapada para acercase, paralizar a su presa y alimentarse.

21


DIVERSIDAD DE ARAÑAS EN EL HUMEDAL LA CONEJERA Las familias de arañas que se presentan a continuación, son el resultados de un trabajo realizado en El Humedal La Conejera entre los meses de noviembre y febrero, del año 2007 y 2008 respectivamente. Se logró establecer la presencia de 8 familias: Araneidae, Anyphanidae,

Clubionidae,

Linyphidae,Palpimanidae,

Scytodidae,

Theridiidae,

Theridiosomatidae, con el fin de realizar una aproximación a la diversidad en este lugar.

FAMILIA ARANEIDAE

/1 cm Son conocidas también como “arañas de telas orbiculares”, ubicadas en forma vertical. Constituyen un grupo con amplia diversidad. Es posible encontrarlas refugiándose entre hojas enrolladas, en las cuales tejen internamente.

22


El cuerpo es generalmente robusto, con patas gruesas y colores vistosos en el abdomen. Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Ocho ojos dispuestos en dos filas

Quelíceros robustos

Patas cortas y espinosas

Pueden medir entre 2-18 mm

Las arañas de la familia Araneidae y en general las de tela orbicular suelen iniciar la fabricación de su tela ubicándose en la zona central, aunque algunas especies tejen un hilo que va desde el centro hasta un refugio camuflado. En este tipo de telarañas solamente los espirales son pegajosos. Las telarañas de tipo orbicular son llamativas por su perfección y simetría, son construidas a parir de un centro, radios, marco y espiral viscoso.

FLOREZ (1996)

/1 cm

23


/ 1 mm

/1,2 cm

24


/ 6 mm

25


FAMILIA ANYPHAENIDAE

/ 5 mm Son hábiles cazadoras, suelen construir refugios enrollando y doblando las hojas de las plantas. Generalmente son de colores entre la gama del habano y el marrón. Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Ocho ojos dispuestos en dos filas, con los ojos medianos generalmente más próximos a los laterales que ellos entre sí, y por lo general los anteromedianos de menor tamaño que los demás.

Pelos engrosados (especulados) por debajo de las uñas tarzales.

Espiráculo traqueal avanzado hacia la mitad de abdomen o hasta 2/3 del surco epigástrico

Tarso con dos uñas y con penacho ungueal modificado con pelos lameriformes

Dimensiones de 2 – 25 mm

FLOREZ (1996)

26


FAMILIA CLUBIONIDAE

/ 7 mm

Son arañas cazadoras que es posible hallar en la vegetación; algunas de sus especies son mirmecófagas. El prosoma generalmente es oval. Muchos representantes de la familia Clubionidae construyen bolsas de refugio con elementos como hojas, pequeñas ramitas etc. bolsa que usan como cámara de apareamiento y cópula, refugio para las hembras y sus puestas, por ello son también conocidas como “arañas de bolsa”,

27


Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Ocho ojos homogéneos dispuestos en dos filas

Patas moderadamente fuertes, más largas en los machos que en las hembras, los dos primeros pares se dirigen adelante y los otros dos hacia atrás

Márgenes queliceradas dentadas.

Labio generalmente más largo que ancho

Énditos angostados hacia la parte media

Tarsos estipulados con penacho ungueal y con dos uñas

Espineretes contiguos y cónicos

Sus tamaños van de los 3 a los 15mm

FLOREZ (1996)

28


FAMILIA LINYPHIIDAE

/ 3 mm Son arañas tejedoras de telas de sábana, irregular, generalmente se les encuentra en el suelo, hojarasca o vegetación rastrera. Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Ocho ojos heterogéneos dispuestos en dos filas

Quelíceros relativamente grandes

Márgenes queliceradas oblicuas y denticuladas

Énditos paralelos

Labio rebordeado

Tarsos con tres uñas

Presentan cólulo

Patas delgadas con espinas finas

Tamaños menores a 7mm

FLOREZ (1996) 29


FAMILIA PALPIMANIDAE

/ 4 mm Son una familia de la que aún se sabe poco, la información concerniente a sus hábitos y morfología es mínima con respecto a las demás familias encontradas. La familia Palpimanidae, es una familia pequeña, que se caracteriza por tener el primer par de patas más robusto que las demás. Suelen hallarse debajo de las rocas, de cortezas de los árboles, en vegetación rastrera y hojarasca Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Ocho ojos heterogéneos distribuidos en dos filas

Un par de espineretes

Caparazón, esternón y área epigástrica fuertemente quitinizadas

El esternón se extiende lateralmente rodeando a las coxas

Tamaños de 3- 10 mm

FLOREZ (1996)

30


FAMILIA SCYTODIDAE

/ 4.5 mm Son arañas sedentarias, conocidas también como “arañas escupidoras”, no son peligrosas, simplemente escupen veneno cuando van a atacar a su presa. En realidad, las arañas de la familia Scytodidae son tan pequeñas que no podríamos observar dicho fenómeno, sus presas son algunos mosquitos y zancudos. Estas arañas poseen glándulas totalmente especializadas y divididas en dos secciones: una produce veneno, pero la otra segrega un pegamento especial. En el momento en el que la araña ya ha detectado a su presa, mide la distancia con sus patas delanteras, que son muchos más largas que las demás, y posteriormente lanza el chorro de veneno mezclado con el pegamento, adhiriendo su presa a la superficie más cercana de tal forma que solo se acerque y la coma. Pueden ser observados moviéndose de lado a lado, para cubrir su alimento formando un patrón entrecruzado con forma de "Z"; uno de dos poros en las quelíceros emite la mitad del patrón.

31


Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Caparazón convexo elevado en el medio

Seis ojos distribuidos en tres pares

Rayas negras o cafés en su superficie que se asemeja a la escritura árabe o china

Quelíceros quelados y fusionados en la base

Tarsos con dos uñas

Un espiráculo traqueal

Presencia de cólulo

FLOREZ (1996)

32


FAMILIA THERIDIIDAE

/ 3,5 mm

Las Theridiidae o terídidos son conocidas también como “arañas patas de peine” por poseer setas, consiste en pequeñas vellosidades aserradas

en sus tarsos de la cuarta pata

similares a un peine, que usan para la manipulación de los hilos de seda. Son una familia bastante muy diversa. Los individuos se hallan con frecuencia en la vegetación arbórea, ya sea deambulando o ubicadas en el envés de las hojas enrolladas con las que construyen sus refugios, pues son ágiles tejedoras, de tela irregular.

En su mayoría presentan coloración blanca en su abdomen globoso, con algunas pintas amarillas y negras en su abdomen, las patas y cefalotórax se caracterizan por ser casi transparentes, por esta razón los ojos de color negro se pueden ubicar de forma sencilla.

33


Una característica de esta familia es que son enteleginos (tienen un plato genital en la hembra) araneomórfos acribelados (usan hilo pegajoso para las capturas en vez de una malla).

Algunas arañas de esta familia, aunque muy pocas, como la Cosmopolita Argyrodes, se han especializado en robarle las presas a otras arañas, manteniéndose al acecho en sus telas, a este fenómeno se le conoce como cleptoparasitismo.

La familia incluye además al género Latrodectus, al que pertenece una de las arañas más temidas del mundo, la viuda negra que mide aproximadamente 1,2 cm. de color negro brillante, con una marca roja en forma de reloj de arena en la cara inferior del abdomen y muy reconocida por su peligrosidad para el ser humano, después de su mordedura se presenta dolor va dolor localizado e hinchazón, náuseas y dificultades respiratorias, y puede ser mortal. El veneno, una neurotoxina, suele afectar más a los niños que a los adultos. La araña, no obstante, no es agresiva y sólo ataca a los seres humanos para defenderse, se encuentra en zonas tropicales de América. A pesar de ello, los organismos encontrados no representan ningún riesgo para el ser humano. Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Ocho ojos heterogéneos dispuestos en dos filas

Quelíceros pequeños

Patas un poco largas, delgadas y sin espinas

Clípeo relativamente alto

Énditos convergentes

Sin cóndilo basal

Tamaños menores a 10mm

FLOREZ (1996)

34


/ 5 mm

/ 4 mm 35


/ 3 mm

/ 2 mm 36


/ 4 mm

/ 4 mm 37


/ 4 mm

/ 3,5mm 38


FAMILIA THERIDIOSOMATIDAE

/ 4 mm Se caracterizan por tejer telas orbiculares, suelen encontrarse entre la vegetación rastrera, rocas, hojarasca o en lugares con poca luz. Generalmente son de coloraciones oscuras. Morfológicamente las arañas pertenecientes a esta familia poseen: �

Ocho ojos heterogéneos dispuestos en dos filas

Abdomen globular

Presencia de cólulo

Clípeo generalmente alto

Quelíceros robustos

Márgenes anterolaterales adyacentes a la base del labio

Patas sin espinas

Fémur del primer par de patas más grueso que de del último par

Tamaños menores de 3mm

FLOREZ (1996) 39


GLOSARIO Artrópodo: un grupo importante de animales cuyas piernas tienen articulaciones y que tienen su esqueleto al exterior de su cuerpo (exoesqueleto); el grupo incluye los insectos, los crustáceos, las arañas, etc. Cefalotórax o Prosoma: como su nombre lo indica, en el cefalotórax se hallam fusionados la cabeza y el tórax. En él se alojan los órganos encargados de la alimentación, visión, locomoción, el sistema nerviosos central, así como las glándulas de veneno y las estructuras de inyección o colmillos.

Cólulo: estructura de forma cónica, localizada entre las bases de los espineretes anteriores, presente en muchas familias que crecen de cribelo. Su función aún no se conoce.

Clípeo: placa traversa localizada por delante de los espineretes, surcada por un gran número de espigas (muchas más que en los espineretes) de las cuales emerge un tipo de seda fibrosa. El cribelo solo se presenta solo en un grupo de familias de arañas del suborden Araneomorpha.

Cóndilo lateral del quelícero o cóndilo basal: prominencia lisa hacia la base lateral externa de cada quelícero, que se presenta en algunas arañas.

Coxa y trocanter: segmentos basales de las patas, pequeños y cilíndricos

Ecdisis:

proceso de rompimiento del exoesqueleto. Las arañas realizan varias mudas de

exoesqueleto a lo largo de su vida para lograr crecer, desechan uno y el otro al contacto con el aire se empieza a endurecer, formando un material quitinoso muy resistente.

Eclosión: momento en el cual se empiezan a romper los cascarones de los huevos para dar salida a los nuevos individuos

EAAB: Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá

40


Epiginio: apertura de los órganos reproductivos de las arañas, hacia la parte media del pliegue epigástrico; en las hembras se halla modificada en una placa esclerotizada de estructura variable, la cual resulta de una gran utilidad taxonómica en la diferenciación de géneros y especies. Espermatóforo: cápsula o masa creada por los especímenes machos de varios invertebrados, que contienen espermatozoides, siendo integralmente introducida al órgano sexual femenino durante la copulación. Espigas: microtúbulos dispuestos en la porción apical de los espineretes, a través de los cuales emeregen los hilos de seda

Espineretes: apéndices en forma de dedo, ubicados en la región ventral-caudal del abdomen, a través de los cuales emergen los hilos de seda. Generalmente, existen tres pares, aunque en algunos casos pueden presentarse dos, o aún un solo par de espineretes. Las variaciones en la disposición, el número y longitud, tanto de los espineretes como de los segmentos que los componen, son caracteres de utilidad en la clasificación de las arañas

Espineretes anteriores: son los más avanzados hacia el surco epigástrico. Por lo general consta de dos segmentos

Espineretes posteriores: se hallan localizados hacia el extremo posterior del abdomen y generalmente están formados por dos segmentos, pero pueden presentar hasta tres o cuatro

Espineretes medios: ubicados entre los otros dos pares, son los de menor tamaño y constan de un solo segmento

Exoesqueleto: armazón quitinoso que recubre la cavidad en la cual se alojan los órganos interenos del cefalotórax y sirve de sitio de inserción del sistema muscular y a los apéndices (quelíceros, palpos y patas)

FHLC: Fundación Humedal La Conejera

41


Hemolinfa: líquido circulatorio de los artrópodos, moluscos, etc. análogo a la sangre de los vertebrados. Su composición varía mucho de una especie a otra. Puede ser de diferentes colores o incluso incolora; los pigmentos suelen proceder de la alimentación o de los procesos metabólicos

Hileras: son apéndices que contienen glándulas productoras del liquido con el cual se forman los hilos, se encuentran situadas en el abdomen Fémur y tibia: segmentos intermediarios de las patas, de forma tubular y articulados

Metatarso: segmento alargado y tubular contiguo a la tibia

Mirmecófagas: MYRMECOPHAGE. Animal que se alimenta de hormigas.

Ojos homogéneos: cuando todos los ojos presentan la misma coloración

Ojos heterogéneos: cuando unos ojos presentan coloraciones diferentes a las de los otros ojos Opistosoma o abdomen: El opistosoma alberga en su extremo posterior glándulas sericígenas (productoras de seda) que se abren al exterior por unos pequeños mamelones llamados hileras. En la parte inferior y anterior del opistosoma (o abdomen) se abren el epigino (poro genital), los pulmones en libro, cavidades respiratorias con pliegues internos laminares que, según los casos, son dos o cuatro, y/o los estigmas del sistema traqueal. Ovisaco: saco de huevos, recubierto por hilos de seda que le dan una forma redondeada, es un lugar de protección para las futuras crias y algunas arañas los portan todo el tiempo ya sea en los queliceros o en el oabdomen

Patas: apéndices locomotoras formadas por la articulación de 7 segmentos: coxa, trocánter, fémur, patela, tibia, metatarso y tarso. Las arañas poseen cuatro pares de patas dispuestas radialmente, originadas en la región pleural de4l cefalotórax

42


Pedipalpos: constituyen el segundo par de apéndices del cefalotórax, de apariencia similar a una pata, pero con algunas modificaciones estructurales y con funciones diferentes a las de la locomoción. Están formados por seis segmentos: coxa, trocánter, fémur, patela, tibia y tarso. Los pedipalpos de las arañas exhiben un marcado dimorfismo sexual a nivel del tarso: en las hembras es simple y termina en una uña; mientras que en los machos está completamente especializada, proyectándose en una placa que forma el endito o máxima asociada al aparato bucal.

Peine: Hileras de setas curvas y aserradas sobre la superficie ventral del tarso 4 en arañas de la familia Theridiidae

Penacho ungueal: penachos de pelos entre y alrededor de las uñas tarsales

Quelíceros: Constituyen el par de apéndices más anterior del cefalotórax, ubicados por encima de la cavidad oral. Cada quelícero consta de dos segmentos, uno robusto y basal y otro apical en forma de colmillo. En el orden Araneomorpha los quelíceros están dirigidos hacia abajo y los colmillos se abren y cierran lateral o diagonalmente en movimientos perpendiculares con respecto al eje del cuerpo.

Tarsos: segmento Terminal de la pata que porta dos o tres uñas

43


BIBLIOGRAFÍA

� CARTHY, J.D. 1968. El Comportamiento de los artrópodos. Ed Alambra. Madrid �

CASTAÑEDA, J; MELO,M. 2003Crecimiento y desarrollo en cautiverio de la de Steatoda sp. (Falsa viuda negra), Proyecto semestral, Licenciatura en Biología, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá.

BONILLA, E. & RODRIGUEZ, P. 1995. La investigación en ciencias sociales, Más allá del dilema de los métodos. Ed Norma. Bogotá

FLOREZ, E et al. 2001. Guía de los arácnidos, miriápodos y crustáceos de Bogotá y sus alrededores. Alcaldía Mayor de Bogotá y Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente. Bogotá.

FLOREZ, E. 1996. Las Arañas del Departamento del Valle del Cauca, Un manual introductorio a su diversidad y clasificación. Instituto Vallecaucano de investigaciones científicas INCIVA, Instituto

Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y La

Tecnología COLCIENCIAS. Santiago de Cali. �

FLOREZ, E. Estructura y composición de una comunidad de arañas (aranae) en un bosque muy seco tropical de Colombia. Boletín entomológico de Venezuela 14(1):3751

JIMENEZ, J. 2004. Contribución al reconocimiento taxonómico y distribución geográfica de las tarántulas de la familia Theraphosidae (Aranae: Mygalomorphae) en Colombia, Tesis de pregrado. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá

J.PÉREZ-RIGUEIRO,M. ELICES y G.V.GUINEA Estrategias de la naturaleza en el diseño

de

materiales:

La seda de araña. Departamento de Ciencia de Materiales, Universidad Politécnica de 44


Madrid. Madrid. �

KINGSLEY, R. 1999. Arañas, Guias EDIMAT, Madrid.

LEVI, H. 1993. Arácnidos y otros artrópodos. Guías del saber. Ed Trillas. México

RAMIREZ J. & BASTIDAS M. 2006. Aproximación al estudio de la comunidad de arañas del PNN cueva de los guácharos, Tesis de pregrado. Universidad Pedagógica Nacional. Bogotá.

TRILLA, J et al. 1993. La educación fuera de la escuela, Ámbitos no formales y educación social, Ed Ariel educación. Barcelona

http://omega.ilce.edu.mx

http://insected.arizona.edu

http://natureduca.iespana.es/zoo_inverteb_aracnidos.htm

http://entomologia.rediris.es/sea

www.eurospiders.com/spider_family_gallery.php

www.uni-bonn.de/~bhuber1/spider_key/ARANEAE.html

www.grupoibericodearacnologia.com

45


CLAVE DICOTÓMICA

46


Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicaci贸n debe ser reproducida, ni almacenada en sistemas de recuperaci贸n de datos que puedan modificarla. La informaci贸n facilitada en este documento es correcta en el momento de la realizaci贸n y se publica con fines educativos y ambientales.

47


��������������������������������������������������������������������������� ��������������������������������������������������������������������������������� �����������������������������������������������������


Guía para la observación arañas del Humedal La Conejera