Page 1

De popotes, burbujas y física 6 Dos de nana y dos de buche pa´empezar 10 Entrevista post-mortem a Epigmenio González 12 Nuevos desafíos 20 Conocer para amar y cuidar a los colibríes 24 "Conoce tu cielo queretano" El sol nuestra estrella 34


IMAGEN: Phuong Nguyen


DICIEMBRE-FEBRERO Editorial 5 De popotes, burbujas y física 6 Galería Huapanguera La Mujer en el Huapango: Belleza de la Mujer 8 Dos de nana y dos de buche pa´empezar 10 Entrevista post-mortem a Epigmenio González 12 La cronología de Platón 18 Nuevos desafíos 20 ¿Quiénes son los ñäñhos? 22 Conocer para amar y cuidar a los colibríes 24 Cosas que deberías saber acerca de la producción de alimentos 26 "Conoce tu cielo queretano" El sol nuestra estrella 34

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


HUMANITAS. Revista Trimestral.

El contenido de esta publicación representa la opinión de los autores y no involucra necesariamente el pensamiento de la revista. Se prohíbe la reproducción parcial o total de esta publicación sin la autorización por escrito del editor, excepto para uso estrictamente académico. Centro Educativo y Cultural del Estado de Querétaro (CECEQ) “Manuel Gómez Morin” Av Constituyentes esquina Luis Pasteur S/N Col. Villas del Sur Tel (442) 251 9600 http://gomezmorin.queretaro.gob.mx/ Facebook/CECEQro @CECEQGomezMorin Secretaría de Educación Próspero C. Vega 54 Col. Centro http://www.queretaro.gob.mx Humanitas No. 018 Suscripciones: humanitasceceq@gmail.com (442) 251 9603 Gobernador del Estado M.V.Z. Francisco Domínguez Servién Secretario de Educación Lic. José Alfredo Botello Montes Dirección General M.D.T. José Vidal Uribe Concha Dirección de Administración y Planeación Ing. Lucio García Arteaga Dirección de Informática Ing. Antonio Rosales Ledesma Dirección de Biblioteca “Francisco Cervantes” Lic. María Cristina Morales Domínguez Comunicación Social Lic. Laura Liliana Mota Huitron Coordinación Imagen y Diseño Lic. Carlos Ismael Castillo Puertos

Consejo editorial: Licenciada en ciencias de la comunicación Araceli Ardón Licenciada en ciencias de la comunicación María Monserrat Guerrero López Licenciada en ciencias de la comunicación Laura Liliana Mota Huitrón Maestro en desarrollo rural y antropólogo José Antonio Mac Gregor Maestro en administración Édgar Alberto Sánchez González Maestro en derecho del trabajo José Vidal Uribe Concha Licenciado en diseño gráfico Carlos Ismael Castillo Puertos Licenciado en publicidad Fernando Pérez Valdez Colaboradores Alberto Sánchez Moreno Reynaldo Mota Molina

Roberto Aurelio Núñez López en colaboración con Ewald Hekking

Patricia García Horsman

Bárbara Reachy Valdés

Fernando Pérez Valdéz

Andrea Díaz de León

José Luis Álvarez López Rodrigo López González

Juan Martín Morales Camarillo

Portada bimestral

Christopher Willey

“Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa”.

Página 4

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


La constancia y la labor de los colaboradores fundadores y los nuevos participantes que integran las ediciones de Humanitas Querétaro, hacen un gran esfuerzo por llevar artículos de interés a la población, desde sus áreas de especialidad en lenguajes amigables con artículos cortos y de alto valor informativo con la finalidad de difundir el conocimiento desde sus áreas de investigación. La edición 18 presenta una edición especial con el Doctor Carlos A. Blanco, agrónomo en México con postgrados en biología desarrollados en los Estados Unidos. Durante más de una década ha trabajado para la industria química desarrollando plaguicidas y cultivos genéticamente modificados en nuestro país y los EUA. Desde hace más de 12 años trabaja para el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en investigación agrícola, regulación de biotecnología y el movimiento de plagas. Además de ser autor de libros publicados por el Fondo de Cultura Económica y un centenar de reportes científicos. Les invitamos a disfrutar de la entrevista “Cosas que deberías saber acerca de la producción de Alimentos” que sin duda alguna, es una invitación directa a explorar nuestro punto de vista respecto a nuestra alimentación diaria. En el contexto anterior, es importante mencionar que la Edición 18 es muy importante y con valor doble, estará recibiendo simultáneamente usted la edición 17 como parte de la continuidad que se vió contenida durante el periodo de contingencia en meses pasados y que ahora podremos disfrutar por partida doble. La Revista Humanitas Querétaro “adicción a las letras” refiere a la naturaleza humana, la civilización en su origen y evolución, así también en sus diferentes áreas de expresión, convergencia y bondad en un mundo de seres vivientes que convergemos en un mismo habitad, por ello, actúa su línea editorial sobre cinco ejes fundamentales de interés que son: cultura, educación, arte, ciencia y tecnología. El compromiso fundamental de “Humanitas Querétaro”, es estimular las mentes de los lectores hacia el encuentro con procesos que motiven la integración del tejido social, hacia nuevas y mejores realidades en torno a contenidos de divulgación de alta calidad que los lectores deseen leer, compartir, comentar y coleccionar. Invitamos a ser promotores de la lectura a través de la Revista Humanitas Querétaro y sea ésta un aliciente que aporte novedad e interés a quien la tenga en sus manos.

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 5


De popotes,

burbujas y Física. Alberto Sánchez Moreno

Disfrutar de una bebida en los diferentes restaurantes, cafés y bares de Querétaro es uno de los tantos placeres que se ofrecen en esta ciudad, entre dichas bebidas se encuentranlas gaseosas, como el refresco. Un aditamento con el que se servían era el popote, sin embargo, esta costumbre tendrá que cambiar. A partir del 1 de octubre de 2019 se prohibió la entrega de popotes de material plástico en los establecimientos del municipio de Querétaro, como parte del compromiso ambiental y el cuidado a la flora y fauna del gobierno del estado1. Esto es una decisión que seguramente celebramos, pues estamos conscientes de la contaminación de nuestro planeta por el uso delplástico, en particular bolsas y popotes2. Sin embargo, algo que seguramente extrañaremos algunos de nosotroses observar el comportamiento de los popotes en las bebidas gaseosas, pues, ¿quién de nosotros se ha resistido a la experiencia de sumergir un popote y verlo elevarse a través de dicho líquido? Desafortunadamente, ese experimento será cada vez más difícil de observar. Pero, ¿por qué pasa esto con los popotes sumergidos en las bebidas gaseosas? ¿Alguna vez se lo preguntó, o se lo preguntaron? La respuesta tiene que ver, por supuesto, con Física. Conceptos como densidad, volumen y peso están involucrados en por qué los popotes suben en el refresco. Para entenderlo piense en una pelotita de ping-pong en el agua, que flotará porque su peso es mucho menor que el empuje hacia arriba del agua sobre la pelotita. Debido a que el peso del volumen de agua desplazado por la pelotita es mayor que un volumen de agua igual a la pelotita, decimos que la pelotita tiene menor densidad que el agua. ¿Y qué pasa con el popote y el refresco? Bueno, cuando metemos el popote en el refresco observaremos que algunas burbujas suben, puesto que son menos densas que el agua; pero otras se van adhiriendo al popote y se va formando un nuevo cuerpo “popote más las burbujas adheridas” cada vez menos denso hasta que llega un momento en que es menos denso que el agua y por tanto el popote sube. Esta explicación está basada en un principio descubierto en el siglo III A.C, por Arquímedes3 el científico griego más impresionante de la era helenística, y que lleva su nombre. Arquímedes descubrió que un cuerpo flotante se hundía hasta un nivel tal que el peso del agua desplazada sería igual al de su propio peso. Se cuenta que este principio le permitió saber si una corona estaba hecha de oro macizo o de oro al que se le habían añadido metales más baratos. Durante siglos este conocimiento fue utilizado de manera práctica para juzgar la composición de los objetos3. De esta manera la Física, a través de sus principios y conceptos, nos ha permitido no solamente el placer de entender, sino también, ha sido de extrema utilidad práctica.

1 Márquez, M. (2019, 1 de septiembre) A partir de hoy, se prohíbe el uso de popotes de plástico. El Universal,Querétaro.https://www.eluniversalqueretaro.mx/metropoli/partir-de-hoy-se-prohibe-el-uso-de-popotes-de-plastic 2 John B. Thomas (2018) What’stheDealwithPlasticStraws?LinewaitersGazette, Volume MM, Number 18. 3 Martínez-Pons, J.A. (2012) La corona de Gerión y el Eureka de Arquímedes, An. Quím., 108(2), 119–125.

SECCIÓN CONCIENCIA Página 6

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


¿Quién de nosotros se ha resistido a la experiencia de sumergir un popote y verlo elevarse a través de dicho líquido? IMAGEN: verywellfit.com

SECCIÓN CONCIENCIA www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 7


H U A P A N G U E R A

La mujer en el huapango:

belleza de la mujer Reynaldo Mota Molina

SECCIÓN GALERÍA HUAPANGUERA Página 8

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


Con la entrada de la primavera, cuando el campo y el monte empiezan a transformarse y llenarse de los colores que sólo la naturaleza es capaz de brindarnos y llenar el espíritu de quienes admiran las maravillas de la Creación, es motivo para dedicar este espacio a la también maravillosa belleza de la mujer, siempre presente en el ámbito de la música y el verso del huapango, sin cuya esencia no tendría sentido nuestra existencia. Hacemos eco a los versos de don Juan Francisco Nieto Gómez, q.e.p.d. en su exaltación de esas virtudes, como un homenaje por el Día Internacional de la Mujer.

Yo le canto a la mujer Por su esencia vaporosa. Tiene pétalos de rosa Que parecen envolver Con invisible poder A mi pobre humanidad. ¡Le canto a la majestad Que manda en mi corazón! Le prodigo mi canción A mi soñada beldad. La fragancia de estas flores se extiende por todas las serranías, desde Pinal de Amoles, Querétaro, hasta la Sierra Norte de Puebla y las comunidades que conforman el mágico entorno.

SECCIÓN GALERÍA HUAPANGUERA www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 9


Dos de nana y dos de buche pa´empezar. Patricia García Horsman

¿Una frase muy familiar, verdad’.. así es como nos la pasamos comiendo y comiendo…vivimos en el país de los tacos, las tortas, las enchiladas, las quesadillas. No cabe duda que el comer, es uno de los comportamientos, que más disfrutamos ya sea a solas o acompañados. Comemos para sentirnos mejor si estamos tristes, comemos si estamos estrenados y volvemos a comer cuando festejamos algún acontecimiento, cumpleaños, bautizos, quince años o simplemente lo hacemos por convivir. ¡Comer, es en sí, un verdadero placer! y lo disfrutamos con tanto gusto que lo practicamos en todo momento, incluso aunque no lo necesitemos. Sin embargo, el comer sin medida hoy en día nos ha llevado a un callejón sin salida: a enfermedades metabólicas, obesidad, problemas cardiacos y en muchos casos a una muerte lenta y dolorosa. De acuerdo a los datos reportados por la ENSANUT, el INSP y la OCDE tenemos el primer lugar en obesidad infantil y el tercero en sobrepeso en adultos, lo que nos coloca en una posición muy preocupante para el futuro en la salud de nuestra población. Aún cuando se dice que la obesidad, existe desde que el hombre apareció sobre la faz de la tierra, a medida que fuimos evolucionando, la facilidad de acceso al alimento y el sedentarismo vino a arruinar el panorama del sobrepeso convirtiéndolo en un verdadero dolor de cabeza que aún no sabemos si podremos detenerlo. Según los datos, desde los años 70s, ya se reportaba en la población un aumento en la ingesta de azucares refinadas específicamente de refrescos y jugos procesados posteriormente no prevenimos tampoco que la voracidad con la que incrementábamos año con año el consumo de “alimentos” industrializados, ultra-procesados o productos “chatarra” iba a llevarnos a estados gravemente alarmantes. Hoy sabemos que en la dieta, de más del 25% de los niños menores de 10 años, predomina el azúcar y la grasa, y el consumo de frutas y verduras está muy por debajo de los requerimientos necesarios para su edad lo que significa que, para cuando lleguen a la edad adulta, la mayoría de ellos sufrirá de diabetes y/o alguna otra enfermedad que acabará con sus vidas de manera desastrosa. Desafortunadamente, no estamos haciendo nada para frenar este aterrador escenario… ¿Cómo recuperar el camino de la alimentación saludable? ¿Cómo romper con los malos hábitos que tenemos de comer cuanta cosa encontramos a nuestro paso? ¿Qué podemos hacer frente al bombardeo del consumo de comida chatarra?…. Lamentablemente en México, es mucho más barato comer basura que comer sano, nos hemos tornado adictos a consumir sin medida toda “porquería” que se nos presenta en el camino y no sabemos decir ¡no!. Como sociedad debemos detenernos a reflexionar sobre este problema y forzarnos a hacer cambios importantes en nuestra alimentación. La respuesta está en nosotros, evitemos a toda costa los excesos, tratemos de consumir preferentemente frutas y verduras, proteínas de origen animal y cereales no procesados. Recuerda esto la próxima vez que te encuentres frente a tu taquearía favorita.

SECCIÓN SINAPSIS Página 10

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


IMAGEN: cavimex.com

SECCIร“N SINAPSIS www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Pรกgina 11


Entrevista post-mortem a

IMAGEN: mexicodesconocido.com.mx

Epigmenio González. Fernando Pérez Valdéz

Página 12

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


Fernando Pérez Valdez (FP): Señor Epigmenio González, mucho le agradecemos que nos conceda esta entrevista post-mortem. Epigmenio González (EG): Al contrario, muchas gracias a usted por darme voz nuevamente, después de más de sesenta años de permanecer en silencio. (FP): Don Epigmenio, en algunos escritos y conferencias se le conoce a usted como ‘el héroe olvidado’. ¿Por qué ese apelativo? (EG): Yo creo que es muy cierto. Pienso que la Patria no ha hecho real justicia de mi labor en la gesta de Independencia. (FP): Bueno, hay que decir que en varios lugares podemos encontrar su nombre, como lo es una Delegación del Municipio de Querétaro y una calle en la misma ciudad. Incluso se ha emitido un sello postal con su efigie y algunas escuelas llevan su nombre. (EG): Yo lo invito a que pregunte usted a los habitantes de esa ciudad, por no hablar de los habitantes de todo el país, quién es Epigmenio González. Seguramente el noventa y nueve por ciento no lo saben y el uno por ciento apenas tendrán algunos pocos datos incompletos. (FP): Tiene usted razón. ¿Qué le parece si a través de esta entrevista, conocemos un poco más de su vida y de su obra? (EG): Me parece excelente y le agradezco su interés en mi persona. (FP): Vamos a empezar por el principio. Usted nace en Querétaro ¿verdad? (EG): Sí, nací en estas tierras, en el año de mil setecientos ochenta y uno. (FP): ¿Y aquí mismo fue bautizado? (EG): Así es. Mi nombre completo

es José María Ignacio Juan Nepomuceno Aparicio Epigmenio González Flores. Pero prefiero que me llamen simplemente Epigmenio. (FP): ¿Sus padres también fueron queretanos? (EG): No ellos eran peninsulares avecindados en esta ciudad. Mi padre don José María y mi madre doña Rosalía nacieron en España. Mi padre murió cuando yo tenía cuatro años de edad y mi madre murió pocos meses después. (FP): ¿Y a qué se dedicaba usted, Don Epigmenio? (EG): Era cajero en una pulpería, llamada “La Concepción”. Así se le llamaba a las tiendas de indios en donde se podía conseguir de todo. Era una tienda muy grande y bien surtida. (FP): ¿Y cómo fue que llegó ahí? (EG): Al morir mis padres, mi abuelo Manuel nos recogió a mi hermano Emeterio y a mí. Y al morir él, nos acogió Doña Carmen Covarrubias, que en ese entonces era la dueña de esa tienda. Yo trabajaba con ella de cajero, porque sabía hacer muy bien las cuentas. Al morir, nos la heredó por partes iguales a mi hermano Emeterio y a mí. Llegó a ser como nuestra madre y ella nos quería como si fuéramos sus hijos. También nos heredó su casa. Tenía un gran aprecio por nosotros. (FP): ¿Y cómo es que siendo usted hijo de españoles y teniendo buenas propiedades, apoyó la Conspiración? (EG): Porque no me parecía correcto la forma en que se trataba a los indígenas. Se les maltrataba y sobajaba mucho. Al toparse con un español en la calle, ya fuera peninsular o criollo, debían agachar la cabeza y cederles el paso. Eso me indignaba. Tenía tanto aprecio por los indios que incluso me casé con una mujer de raza indígena. (FP): ¿Se refiere a Anastacia Juárez?

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 13


(EG): En efecto, ella fue mi esposa. (FP): ¿Y no tuvo hijos? (EG): Sí, tuvimos tres hijos, dos varones y una mujer. Pero ninguno sobrevivió. Todos murieron al nacer. Y al poco tiempo murió mi esposa, de la terrible enfermedad del cólera. (FP): ¡Qué barbaridad! (EG): Así es. Pero siempre recordé que mi abuelo nos repetía constantemente una frase: “Siempre puede ser peor” y desafortunadamente comprobé a lo largo de mi vida, que después de una tragedia, podía venir otra mucho peor. (FP): Volvamos al tema de Conspiración. ¿Cómo es que se une a ella? (EG): A invitación de Ignacio Pérez, que en aquella época ocupaba el puesto de Sota Alcaide de las Reales Cárceles, pero era enviado secreto de Doña Josefa Ortíz de Domínguez. (FP): Esposa de Don Miguel Domínguez, Corregidor de Querétaro. (EG): Tiene usted razón. Mi hermano Emeterio y yo firmamos cartas de adhesión a los conspiradores y éstas fueron remitidas en forma clandestina al Capitán Ignacio Allende, en San Miguel el Grande, en donde comandaba el batallón de Dragones de la Reina y formaba parte de los conspiradores, junto con Doña Josefa, el Cura Hidalgo y otros más. (FP): ¿Y en qué forma apoyaba usted a la Conspiración? (EG): Junto con mi hermano Emeterio pusimos una fábrica clandestina de armas y municiones en una bodega trasera de la pulpería. Se entraba por una puerta secreta. (FP): ¿Ustedes las fabricaban? (EG): No, contratamos a un cohetero

Página 14

IMAGEN: pinterest.com.mx

llamado Juan, para que junto con dos ayudantes, fabricara la pólvora para las municiones que se utilizarían en la guerra. (FP): ¿Y qué sucedió después? (EG): Fuimos denunciados por un ayudante de Juan, al que despidió por inepto. Llegaron las tropas y nos tomaron presos el catorce de septiembre de mil ochocientos diez. (FP): ¿Y es cuando se dan cuenta que la Conspiración había sido descubierta? (EG): Así es, pero para entonces mi hermano Emeterio y yo, junto con Juan y otras personas que ni tenían nada que ver, ya estábamos presos en el calabozo de los sargentos, en el cuartel de la Alameda. Después fuimos llevados a otras prisiones, como las cárceles Reales, la de San Francisco y La Cruz. Así pasé seis años encerrado en diferentes prisiones de Querétaro.Mi hermano murió tres años después de que lo detuvieron, víctima de las enfermedades. (FP): Y a usted ¿por qué no lo liberaban? (EG): Porque encontraron en mi celda algunos escritos en los que alebrestaba a la gente con lo que la Santa Inquisición calificó como:‘libelos infamatorios, incendiarios, cismáticos, heréticos y ofensivos al Santo Oficio’. Debido a esos escritos fuí condenado a muerte en la horca. Pero antes de acudir al patíbulo, me enviaron a la terrible bartolina del convento de La Cruz. (FP): Entiendo que una bartolina es un calabozo estrecho y oscuro. (EG): Exactamente así era esa celda de castigo en el Convento. Era un calabozo extremadamente frío, en el que apenas se atisbaba un pequeño reflejo de la luz del sol. Se colaba un permanente viento helado que calaba hasta los huesos. Ahí me despertaban a puntapiés y con baldes de agua fría. La ropa húmeda me

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


hacía temblar y mis quijadas no cesaban de castañear. Aquel terrible lugar minó mi salud para siempre. Quizá hubiera preferido la muerte. (FP): ¿Y por qué no murió? (EG): De última hora llegó un indulto. Fue gracias a la intervención de don Juan Sánchez de la Barquera, quien convenció a los jueces de conmutar la pena de muerte por un castigo de diez años en el exilio. Por ello me trasladaron a la cárcel de la Ciudad de México, en mula, pero con la deshonra de ir sentado al revés, sin mirar al frente, sino viendo hacia la grupa del animal. Allá también sufrí el terrible castigo de lo que llamaban la celda ‘del Divino Rostro’. (FP): ¿En qué consistía? (EG): Me colgaron dentro de una jaula a unos cuatro metros de altura. Ahí dentro debía estar encerrado, sin comer, ni beber. Sólo cada tercer día me daban un par de tortillas y un poco de agua. Así permanecí colgado durante largos diecinueve días mirando un gran cuadro de Cristo, en la pared de enfrente. Desde el interior de aquella jaula, día y noche sentía que se me clavaba la mirada vigilante y acusadora de Nuestro Señor. (FP): ¿Y qué sucedió una vez decretado su exilio? (EG): De la Ciudad de México me llevaron a las sombrías y húmedas tinajas de la prisión del fuerte de San Diego en Acapulco. Ahí permanecí un tiempo, donde pensé que el general Morelos iba a ser mi salvación, ya que estaba por tomar aquella ciudad. Sin embargo, antes de que llegara él, me trasladaron al puerto de San Blas para embarcarnos con otros reos a las islas Marianas y después a Filipinas, donde habría de cumplir la condena del exilio.

(FP): ¿Y qué sucedió allá? (EG): Nos sometieron a trabajos forzados, trabajando en los arrozales. Pero lo más terrible de esa prisión en la isla de Guam, era dormir en el suelo, con los calabozos inundados de agua hasta los tobillos. El óxido de los grilletes carcomía mi piel. Por ello quedé severamente dañado y tullido. (FP): ¿Y ahí fue donde cumplió su condena? (EG): No. Decían que yo era un reo peligroso por incitar a la rebelión y no querían dejarme más de dos años en cada una. Así que me fueron trasladando de una a otra de aquellas infames prisiones, en diferentes islas de aquel lugar. (FP): Debe haber sido una terrible experiencia ¿no es así? (EG): Esa experiencia fue como para volverse loco. En las cárceles de aquellas tierras convivían los más extraños seres que puedan encontrarse en este mundo: piratas de todas las latitudes con simios entrenados para robar las monedas y las pertenencias de la gente. Había quiénes guisaban y se comían a las ratas. Todo ello en medio de un calor sofocante y de una incomprensible cantidad de idiomas. Pero lo peor de todo, fue cuando me encerraron en el calabozo del Malconfort. (FP): ¿Puede explicarnos en qué consiste? (EG): Es el castigo más terrible que se puede sufrir.Consiste en una pequeña celda en la que no se puede estar de pie sino encorvado. Tampoco se puede sentar por ser estrecha. A los pocos minutos en aquella celda comencé a sentir calambres en la espalda. Quería estirarme, pero no podía. Luego los calambres se extendieron a la parte baja. A las pocas horas todo mi cuerpo estaba totalmente acalambrado y entumecido. No podía dormir, ni descansar. Al tercer día de este suplicio pensé que el cansancio me permitiría dormir, pero en cuanto me vencía el sueño, mi cuerpo trataba de estirarse ynuevamente me venían calambres terribles.

IMAGEN: pinterest.com.mx

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 15


Esa celda no sólo era un castigo para el cuerpo, sino para el alma. En los diez años que llevaba en prisión jamás había conocido semejante infierno. (FP): Siento escalofrío sólo de imaginarlo. (EG): Quizá usted haya sufrido alguna vez un calambre y sabrá lo doloroso que es. Pero sufrir calambres en todo el cuerpo, durante todo el día, a lo largo de varios días, es la muerte en vida. Mis aullidos de dolor se escuchaban en toda la prisión y no dejaban dormir a los demás reos. Jamás, ni en sueños, podría imaginarse la tortura tan espantosa que aquello es. Cuando a los quince días de encierro me sacaron de aquel infame lugar no podía sostenerme en pie. Me arrastraba por el suelo y las paredes como una cucaracha. Ni siquiera escuchaba, ni atinaba a fijar la mirada: estaba como un loco demente, abstraído de la realidad. Ni al delincuente más sanguinario, ni a mi peor enemigo, le desearía aquel infierno en vida. Después de eso, señor mío, ya no volví a ser el mismo. (FP): Un castigo inhumano. (EG): Sin embargo, no terminaron ahí mis sufrimientos. Tiempo después volvieron a condenarme a muerte por participar en un intento de fuga. Pero en el último momento lo conmutaron por la pena de treinta azotes. Las marcas en mi espalda permanecieron hasta el resto de mis días. (FP): ¿Y cómo sobrevivió tantos años en aquella locura de prisiones? (EG): En primer lugar, traté de aprender lo más pronto posible la mayor cantidad de idiomas, el tagalo sobre todo, que es la lengua que se habla por los habitantes de las Filipinas. Luego el francés y otros idiomas. Ello me hizo indis-

Página 16

pensable para que los reos de muchos lugares pudieran entenderse entre sí. Y luego, recurriendo a la escritura. Durante mi encierro, redacté una infinidad de cartas contando mis experiencias. (FP): Aunque es necesario decir que esas cartas nunca llegaron a los destinatarios. (EG): Yo lo sabía de antemano, pero el imaginar que platicaba con alguien me permitía conservar la poca cordura que me quedaba. (FP): ¿Y después regresó a México? (EG): Yo pensaba que cuando me dieron la noticia de que nuestro país había logrado de independencia de la Corona Real, mi regreso iba a ser inmediato. Ya no había razón para seguir encarcelado. (FP) Era lo más lógico ¿no? (EG): Pues no fue así. Según ellos yo seguía siendo súbdito de Su Majestad. Me aclararon que la Reina no reconocía la independencia de las colonias y con burla añadían que,además, iba a recuperarlas. (FP): ¿Así que siguió usted prisionero? (EG): No sólo eso. Resulta que como la Corona perdía sus posesiones rápidamente, querían aplicar un castigo ejemplar a quienes incitaran a la emancipación, tal como lo había hecho yo. Por ello, como castigo ejemplar, me aplicaban otro tormento llamado ‘la lengua’. (FP): ¿En qué consiste este castigo? (EG): Me sentaban en una banca, con unos cepos en las piernas para que no pudiera moverlas. Después me untaban los pies con agua y sal y acercaban a un chivo para que las lamiera. Pero a fuerza de irlas lamiendo, me iba arrancando la piel y luego seguía con la

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

carne hasta llegar a los huesos. El dolor era insoportable. Pero lo era aún más el tratar de caminar durante las siguientes semanas. A veces pasaban hasta dos meses en que no podía dar un paso. Era un suplicio infernal. En esa cárcel vi los castigos más espantosos que puede usted imaginar, como el garrote vil o el empalamiento. Las Cárceles Reales de América, aún con sus calabozos, podrían parecer feas, pero aquellas eran sanguinarias e inhumanas. (FP): Qué terrible! (EG): Años más tarde la Corona por fin reconoció la independencia de México y dos décadas después de permanecer encarcelado, fui indultado. (FP): Y por fin pudo regresar a nuestro país. (EG): No de inmediato. No tenía dinero para el pasaje y tuve que pedir limosna durante varios meses, hasta que finalmente un comerciante español aceptó llevarme como grumete. Cuando llegué a México no cabía de felicidad. (FP): Y al llegar a nuestro país ¿se le hizo justicia? (EG): En Guadalajara me dieron el empleo de cuidador nocturno de la Casa de Moneda y con ello pude mantenerme hasta mi muerte, dos décadas después de mi llegada a México. Pero la justicia de reconocerme como ‘Padre de la Patria’, aún está pendiente. (FP): Sin duda alguna es una deuda que nuestra Nación tiene pendiente con usted. (EG): Así lo creo. (FP): Esperamos y deseamos que muy pronto sea subsanada esa omisión. Muchas gracias por su tiempo y por sus palabras, señor Epigmenio González. (EG): Muchas gracias a usted.


FOTO: Yoshi Travel Photography


La cosmología de

Platón. José Luis Álvarez López

SECCIÓN ENTINTADOS Página 18

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


Se podría juzgar a Platón (427-347 a. C.) y a su discípulo Aristóteles (384-322 a. C.) como los herederos de la lógica pitagórica1, en cuyo caso varios elementos de esta escuela fueron transportados a la llamada fundamentación de la filosofía de la naturaleza platónica, es decir, la doctrina de las figuras geométricas ideales -la esfera y el círculo-, del Cosmos como armonía musical, entre otras. No es por demás decir que a Platón se le debe la supervivencia de la matemática y de su desarrollo posterior, sobre todo porque al fundar su bien afamada Academia, que se mantuvo durante nueve siglos hasta que fue clausurada2 por el emperador Justiniano en el año 529 d. C., sólo se estudiaba filosofía y matemáticas. Respecto de la cosmología platónica, según una observación particular, hay más de contemplativo y poético que de especulativo y científico, dado que el Universo nace cuando el demiurgo (una especie de transmutador o albañil del mundo) dota de orden racional al caos inicial (el demiurgo necesita de un material “preexistente” para poder echar mano de él, en muchas culturas el caos es tratado como el agua primigenia -el mar, el océano o el abismo-) y le otorga una especie de “animación” (la producción de alma). El Universo se presenta como “un ser único visible que comprende a todos los seres vivos discernibles y que no admite otro a su lado”3. Si se revisaran los diversos escritos platónicos, los Diálogos (una de las obras universales más conocidas y menos estudiadas4), existe una evolución en suconcepción cosmológica, ya que al abordar la estructura del “cuerpo del mundo” se observan descripciones distintas: el Universo como sistema geocéntrico o como el “fuego central” en donde los demás cuerpos celestes, incluyendo la Tierra, giran a su alrededor o como alusión a un sistema heliocéntrico. Aunque tomado en su conjunto, su Universo era geocéntrico, y al gran Aristóteles se le debe haber puesto la configuración definitiva y clásica de ese Universo en la bien conocida filosofía natural. Continuando con el desarrollo del concepto de Universo, las ideas fundamentales de Platón podrían ser sintetizadas como bien apunta Tursunov5: la unidad de la estructura espacial del mundo como conjunto (aquí se contempla la unidad de lo homogéneo y lo heterogéneo), “tipos” diversos de tiempo en los sectores de un espacio físicamente heterogéneo del Universo y, finalmente, la unidad de lo finito e infinito (lo que es limitado e ilimitado en un todo reunido). No es de extrañar, y aquí radica la importancia del rescate histórico-filosófico del pensamiento platónico, que estos supuestos constituyen los elementos, quizás esenciales, en la concepción actual de la estructura espacio-temporal de nuestro Universo.

1 2 3 4 5

Al viajar a Egipto y al sur de Italia entró en contacto con los pitagóricos Arquitas de Tarento y Teodoro de Cirene, quienes fueron sus maestros, y de donde se presume que nació el interés por la matemática. La Academia se clausuró por considerar que el conocimiento ahí impartido era pagano y perverso. A. Tursunov, Del mito a la ciencia: La evolución de la cosmología (Buenos Aires: Ediciones Pueblos Unidos, 1975), 43. M. Lara, Los matemáticos griegos (México: Universidad Autónoma de Querétaro, 1991), 71. A. Tursunov, Del mito a la ciencia: La evolución de la cosmología (Buenos Aires: Ediciones Pueblos Unidos, 1975), 43. Acerca del autor:

José Luis Álvarez López es Físico por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), campus Ensenada. Realizó estudios de posgradoen Ciencias (Física) en el Instituto de Ciencias Nucleares

(ICN) de la UNAM. Ha sido profesor de física y matemáticas a nivel básico, medio superior y superior, invitado por la UNAM a continuar su labor docente como profesor de asignatura en la Facultad

de Ciencias. Cuenta con el Perfil Deseable para Profesores de Tiempo Completo (PRODEP) otorgado por la SEP. Actualmente es Profesor de Carrera Titular “C” de Tiempo Completo e Investigador del Departamento de Posgrado en la Especialización en Aprendizaje y Enseñanza de las Ciencias Básicas (EAECB) del Centro Interdisciplinario de Investigación y Docencia en Educación Técnica

(CIIDET) del Tecnológico Nacional de México (TecNM), con sede en Querétaro, así como Editor de la Revista de Ciencias Básicas “Tlahuizcalli” («La casa de la luz») del CIIDET con ISSN: 2448-7260.

SECCIÓN ENTINTADOS www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 19


Nuevos desafíos Rodrigo López González

Encuentro ahora un mundo diferente al que conocía hasta hace poco tiempo. Eso me lleva a cuestionar mi forma de pensar, hablar y actuar para reflexionar qué es necesario adecuar – frente a escenarios distintos – con la finalidad de alcanzar un resultado que satisfaga no únicamente mis necesidades e intereses particulares, sino también los de mi entorno para contribuir como un agente positivo de cambio. Inspirar a otros con mi ejemplo lo concibo más que un mero protagonismo, es la convicción que nace de un convencimiento moral para construir comunidad y así ayudar a l@s otr@s a ser una mejor versión de SÍ MISMOS, sirviendo desde el ejemplo del hábito operativo para aprender a compartir, independientemente de nuestras ideologías, y así crecer - invariablemente - juntos. Únicamente desde la certeza de que necesitamos de los demás podremos, en verdad, tener la disposición para aprender de los otros. En 2011 Nassim Taleb escribió un libro que se convirtió en un hito: “El cisne negro”, donde desarrolla la tesis de que los cisnes negros son aquellos sucesos que ocurren por sorpresa, siendo improbables y que para bien o, generalmente, para mal, terminan teniendo un gran impacto y repercusiones trascendentales a nivel mundial. Es un suceso que se caracteriza por los siguientes atributos: Es una rareza, porque está fuera de las expectativas normales. Produce un impacto tremendo. Pese a su condición de rareza, la naturaleza humana hace que inventemos explicaciones de su existencia posteriormente. Por lo anterior, asumiendo como cierto que: “lo que no sabemos es más importante que lo que sabemos”, la invitación es al escepticismo, entendiéndolo como la capacidad del ser humano por fundar un espíritu crítico que cuestione lo que reciba para, a partir de un análisis propio, formar una opinión personal, sólidamente argumentada, que le permita hacer frente a los desafíos actuales.

SECCIÓN CONLOQUIUM Página 20

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


SECCIร“N CONLOQUIUM www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Pรกgina 21


¿Quiénes son los ñäñhos?

Roberto Aurelio Núñez López en colaboración con Ewald Hekking

Los ñäñhos son los otomíes de Querétaro. Así se denominan en su propia lengua. Otomí, es una palabra españolizada que puede tener dos orígenes, uno desdela lengua náhuatl y otro desde la lengua otomí. Desde el náhuatl, otomí podría derivar de Totomitl(Totol: pájaro + Mitl: flecha) que significa “Flechador de Pájaros”, término despectivo con el que los

mexicas se podrían haber referido a los otomíes y que los españolesregistraron durante la conquista y época colonial, palabra asimilada, adaptada al castellano y usada hasta la actualidad. Desde la propia lengua,otomí podría derivar de dos palabras: Othoque significa “no hay”y ‘Mu̲i que significa “vivienda” por lo que otomí significaría “los que no tienen vivienda”. De ser así, esta palabra

SECCIÓN ALBEDRÍO Página 22

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

no pudo ser acuñada por los propios otomíes pues es una palabra peyorativa que indicaría que los otomíes son un pueblo errante, cuando fue uno de los pueblos agricultores, más civilizados del centro de México.Sin embargo, el gentilicio “otomí” ha sido aceptado incluso por un gran número de otomíes de todo México, aunque muchos prefieren ser denominados con el gentilicio en su


propia lengua: ñäñhos, en Querétaro y ñähñus a nivel nacional. En su propia lengua los otomíes de Querétaro se autodenominan ñäñhos y a su lengua hñäñho. Ñäñho podría tener dos significados: “El que habla bien”(de Ñä: hablar +Ñho: bien) o “El que habla por la nariz”(de Ñä: hablar + Ñho, que a su vez derivaría de xiñu: nariz). Hñäñho se explicaría de la misma forma sólo que Hñä significa Lengua, por lo que Hñäñho podría significar “Lengua que se habla bien” o “Lengua nasal”. A nivel nacional, los otomíes se autodenominan Ñähñus y a su lengua Hñähñu. En este caso Ñähñu significa “El que habla por la nariz”(de Ñä: hablar + Hñu>Xiñu: nariz) y Hñäñhu, “Lengua que se habla por la nariz” o “Lengua nasal” (de Hñä: lengua + Hñu>Xiñu: nariz). Los ñähñusu otomíes constituyen uno de los pueblos originarios del centro de México. Junto con los mazahuas, matlatzincas y ocuiltecas fueron fundadores de las grandes civilizaciones establecidas en el Altiplano, Bajío y Valle de México, muchos siglos antes de que llegaran los aztecas provenientes del norte. Actualmente, los ñähñus se distribuyen en los Estados de Hidalgo, México, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Puebla, Tlaxcala y Veracruz. Por cuestiones de migración se han desplazado a las grandes urbes de México y de Estados Unidos, particularmente a la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Mazatlán, y del otro lado de la frontera norte, a Los Ángeles, Texas y Chicago. La lengua materna de los ñähñus es el hñähñu. Junto con el mazahua, matlatzinca, ocuilteca, pame y chichimeca pertenece a la familia lingüística Otopame, emparentada con todas las

lenguas Otomangues, incluidastriki, zapoteco, popoloca y mazateca, entre otras, todas lenguas tonales. De acuerdo al Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, en México existen nueve grupos de variantes regionales del Otomí: 1) Otomí de la Sierra, que comprende los estados de Hidalgo, Veracruz y Puebla; 2) el Otomí bajo del Noreste, que comprende el otomí de Amealco, Querétaro; 3) El Otomí del Oeste, que comprende el otomí de Michoacán; 4) El Otomí del Oeste del Valle del Mezquital, Hidalgo; 5) el Otomí del Valle del Mezquital, Hidalgo; 6) El otomí de Ixtenco, Tlaxcala; 7) El Otomí de Tilapa, Estado de México; 8) El Otomí del Noroeste, que comprende el Otomí del semidesierto Queretano y Guanajuato, y 9) El Otomí del Centro, que comprende el Estado de México. Todos estos grupos de variantes regionales constituyen la lengua otomí, y cada una de ellas tiene su propia autodenominación. Hemos visto que a nivel nacional los otomíes se nombran así mismosñäñhus y a su lengua hñähñu. Este es el gentilicio también para un grupo de otomíes del Valle del Mezquital, Hidalgo. Pero en el mismo estado tenemos otros grupos, tal es el caso de los Otomíes de Tenango de Doria, que se autodenominan ñuhus y a su lengua hñuhu. Este grupo de otomíes también se encuentran en la sierra de Puebla y Veracruz. En el Estado de México y Michoacán los otomíes se autodenominan ñäthos y a su lengua hñatho. En Tlaxcala, los otomíes se autodenominan yuhmus y a su lengua ñuhmu. En Querétaro, existen cuatro grupos diferentes: los ñäñhos de Santiago Mexquititlán, los ñöñhos de San Ildefonso Tulte-

tec, ambos en Amealco y los ñöñhös de Toliman y Cadereyta. Entonces en Querétaro tenemos cuatro variantes de la lengua otomí: Hñäñho y Hñöñho de Amealco, y dos varianes del Hñöñhö del semidesierto. Así de compleja es la lengua hñähñu. Existen diferencias de vocabulario y pronunciación entre las variantes regionalespero en general los otomíes de las distintas regiones se pueden entender entre sí. La lengua hñäñhutiene más vocales y consonantes que el español. Además es una lengua tonal, esto es que tiene tonos, los cuales dan cierta entonación a la lengua y marcan diferencia de significado entre las palabras. Por su número de hablantes el hñähñu es la séptima lengua indígena más hablada en México, sin embargo, por el racismo y discriminación que padece la población ñäñhu es una lengua amenazada y en riesgo de desaparecer. Los ñäñhus, no solo son raspadores de pulque, sino también los agricultores que fueron capaces de domesticar plantas de importancia cultural para los mexicanos como son el maíz, la calabaza, el frijol, el chile, el jitomate y el maguey. También fueron los fundadores de grandes civilizaciones como son Teotihuacán y Tula.

SECCIÓN ALBEDRÍO www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 23


Esta triste epidemia nos ha dado numerosas lecciones y sin duda alguna ha puesto al descubierto una descarnada verdad: el planeta no nos necesita, de hecho estaría mejor sin nuestra presencia. Pero como nosotros si lo necesitamos debemos aprender a convivir mejor con él y en él. Nuestra ausencia, al menos parcial, ha permitido cierta recuperación de la naturaleza, ¿cómo podemos lograr que nuestra vuelta a la vida “normal” no revierta esta leve recuperación? Tal vez sea este un buen momento para replantearnos cómo regresar, cómo volver renovados, con una mejor actitud para salvar a la Tierra. Las antiguas culturas nos pueden enseñar mucho sobre cómo mejorar nuestra relación con la naturaleza. En náhuatl colibrí se dice Huitzillin, y para esta cultura los colibríes representaban a los guerreros muertos quienes durante cuatro años acompañaban al sol en su camino al cenit, después regresaban a la tierra en forma de colibríes, y su colorido plumaje se debía a haber estado tan cerca del sol. ¿Por qué no regresar nosotros de esta pandemia como guerreros iluminados con nuevas ideas y mejores actitudes, una mayor conciencia para cuidar mejor a nuestro querido y necesario planeta? Creo que un primer paso en esa dirección es conocer mejor la naturaleza, en particular a los seres vivos que la conforman, en este caso los colibríes. Los colibríes en México y ¿en el mundo? ¡Sorpresa son aves únicas del continente americano! Se encuentran desde el sur de Alaska hasta Argentina y de las aproximadamente 330 especies que

Página 24

Conocer para amar y cuidar a los

colibríes. Bárbara Reachy Valdés

IMAGEN: nydailynews.com

existen, tenemos la fortuna de que 57 habitan en México y 14 son endémicas (es decir que solo viven en México). Viven en diversos ecosistemas, desde bosques, selvas, desiertos, semidesiertos, playas, costas, llanuras hasta en jardines y parques de ciudades. Pequeños, iridiscentes, veloces y aventureros. Son aves pequeñas (de en promedio 10 cm) de plumaje iridiscente, es decir que su color cambia dependiendo cómo incida en él la luz del sol. En la oscuridad parecen pardos pero cuando se iluminan nos ofrecen bellos colores tornasolados. Tienen un fino y largo pico

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

con una lengua tubular larga y extensible que utilizan para libar el néctar de las flores, su principal alimento aunque en ocasiones pueden alimentarse de pequeños insectos, arañas, gusanos. De aleteo ágil, sus poderosos músculos pectorales les permiten batir las alas hasta 200 veces por segundo y pueden volar en cualquier dirección, inclusive hacia atrás. Alcanzan velocidades de hasta 50km/hr o durante el cortejo en picada de hasta 95 km/ hr. Para lograr estas hazañas poseen un metabolismo muy alto (frecuencia cardiaca alta) así como temperatura corporal elevada (40 ºC). Son muy inteligentes -su cerebro


es grande en comparación al de otras aves- y de visión aguda. Son aves migratorias, trazan su ruta usando referencias como las estrellas y algunos puntos geográficos. Algunas migraciones espectaculares son la del colibrí rubí que espera un frente de viento para cruzar el golfo de México y la del colibrí rufo (Selasphorus rufus) que viaja hasta 8000 km para cruzar desde Alaska hasta México por la costa oeste ¡Una hembra anillada en Florida fue recapturada solo 5 meses después en Alaska! Llevan 22 millones de años en el planeta ¿nosotros? Los colibríes llevan 22 millones de años en nuestro planeta, el Homo sapiens tan solo 100 mil años aproximadamente. Es increíble el nivel de depredación del ser humano en el poco tiempo que llevamos en este planeta. En menos del 1% del tiempo que llevan los colibríes en la Tierra, el ser humano se ha encargado de poner en riesgo la supervivencia de estas bellas aves. La industrialización así como nuestro consumismo exacerbado han reducido en gran medida su hábitat y disminuido las poblaciones de flores de las cuales se alimentan. Hemos contaminado el agua, aire y tierra de los cuales dependen. El cambio climático afecta los patrones de floración, lo que afecta la

alimentación y supervivencia de estas aves. Varias especies de colibríes están amenazadas o en peligro de extinción –particularmente aquellas con una distribución geográfica restringida como Lophornis brachylophus y Doricha eliza- y todas las especies de colibríes se encuentran enlistadas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), puesto que su supervivencia requiere la reglamentación de su comercio. Si bien la amenaza más importante sigue siendo nuestra ignorancia e inconsciencia. ¿Cómo ayudar? Jardines para colibríes. Estas pequeñas aves son importantes polinizadores de una gran variedad de plantas, al libar el néctar de sus flores se impregnan de polen el cual transportan de flor en flor favoreciendo la reproducción de dicha especie de planta. Dada la forma de su pico los colibríes se alimentan de plantas con flores tubulares tales como aquellas de la escobilla (Callistemon), tabaquillo (Nicotiana), velo de novia (Duranta erecta), salvia (Salvia), platanillo (Heliconia), trompetillas (Penstemon), aretillos (Fuchsia), colorines (Erythrina) y nopales (Opuntia) entre muchas otras. Para

contribuir al cuidado de estas hermosas aves es recomendable sembrar estas plantas, así además de ayudarlas podremos admirarlas y hasta fotografiarlas. Aunado a esto se pueden colgar bebederos para colibríes con agua sin endulzar, los cuales son muy apreciados por dichas aves. Los jardines para colibríes y bebederos son excelentes maneras de observar a estas aves y con un poco de práctica aprender a identificarlas. Las observaciones se pueden registrar en la página de AverAves http://www.conabio.gob. mx/averaves/ lo cual ayuda a generar conocimiento para su conservación. ¡Así podemos contribuir con nuestro granito de arena a la supervivencia de estos bellos animales! ¿Se pueden observar colibríes en Querétaro? Tenemos la fortuna de poder deleitarnos con estas aves en el bello estado de Querétaro. Según la guía de colibríes mencionada en la bibliografía, algunas de las especies de colibríes que podemos observar son: colibrí orejas violetas, colibrí magnífico, colibrí lucifer, zumbador mexicano, colibrí pico ancho, zafiro orejas blancas, colibrí corona violeta, entre otros.

BIBLIOGRAFÍA -Arizmendi, M.C. y H. Berlanga. 2014. Colibríes de México y Norteamérica. Hummingbirds of Mexico and North America. CONABIO. México. 160 pp. internet -Barahona, A. 2001. “Origen y evolución del ser humano”. ¿Cómo ves? 32:10-14 -https://www.lavanguardia.com/natural/20140407/54404782966/colibri-pajaro-estudio-evolucion.html 6 mayo 2020

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 25


Cosas que deberías saber acerca de la producción

de Alimentos Una entrevista al agrónomo Carlos A. Blanco por Andrea Díaz.

Comer es una decisión fácil para muchos, mientras que otros pasan horas, días y tal vez meses analizando cada fibra de los alimentos que serán ingeridos a lo largo de un día. En la actualidad se tiene alcance a diversa información que no de todo es clara y además termina “bombardeando” el intelecto de quien consulta porque mucha información se cruza. Lo cierto es que cuando de alimentos se trata, debemos observar a quienes están dentro del proceso de producción y pueden como el reconocido escritor e Ingeniero Agrónomo Carlos A. Blanco, ahondar en una verdad que limpia la “basura mental” y nos reconcilia con nosotros mismos a la hora de seleccionar alimentos que nutran el cuerpo y desde luego a nuestras familias. Andrea Díaz: ¿Qué es lo que más nos preocupa realmente cuando comemos, el proceso o el contenido calórico? Dr Carlos A. Blanco: Me atrevo a pensar que es el contenido calórico lo que nos preocupa, ya que tenemos más información, y se nos recuerda muy a menudo que México es ahora uno de los países con mayor obesidad, y que más de la mitad de la población no hace ejercicio. Eso lo puede ver uno directa-

IMAGEN: objetivobienestar.com

LA RECOMENDACIÓN Página 26

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


mente en la talla de nuestra ropa o en lo cansado que nos sintamos. Aclaro, no hacer ejercicio nos mantiene más cansados que si lo hiciéramos. Esto último me viene de las pláticas con mis amigos que hacen ejercicio y mi experiencia. La segunda parte es sobre el proceso de la comida, que es ignorado por la mayoría de la población. Tendemos a pensar y preferir en muchos casos la comida comprada en mercados porque creemos que es de mayor sanidad, ya que la del supermercado es provista por grupos de productores ‘industriales’ los cuáles aplican más plaguicidas. Otros piensan exactamente lo contrario. Esto solo se puede saber examinando detalladamente caso por caso. AD: ¿Cómo desmentir los mitos sobre el empleo de plaguicidas en cultivos, ya que creemos que son empleados en todos los cultivos y por ello tememos de su consumo? C A. B: La mayoría de los cultivos son tratados con alguna clase de plaguicida, eso es un hecho en México y alrededor del mundo. Los plaguicidas le sirven al agricultor para proteger su cultivo y su inversión, o hacer más fáciles las labores en el campo. Existen lineamientos internacionales específicos sobre cómo y cuándo hacer uso de los plaguicidas. Las instrucciones que vienen en la etiqueta de los envases, las cuales están basadas en estudios científicos muy rigurosos, indican la manera apropiada de utilizarlos. Por ejemplo, el insecticida X se puede usar a una dosis máxima, cantidad bien establecida y aparece en la etiqueta, ya que sabemos que es: 1) la que mata a la plaga; 2) la que económicamente le conviene al produc-

tor; y más importante, 3) y la que se ha establecido que nos asegura que el plaguicida no va a estar presente en niveles peligrosos en los productos que comamos. Claro, si se usa siguiendo las indicaciones del intervalo que tiene que respetarse entre la última aplicación de este plaguicida y el día de la cosecha. Esta información también aparece claramente en la etiqueta. Si un agricultor emplea el insecticida X cerca de la fecha de recolección de su producto, sabe que NO lo puede cosechar hasta que el intervalo entre la última aplicación y la cosecha haya transcurrido. Esto varía con el producto que aplique, ya que en algunos casos el intervalo de espera puede ser de 21 días, mientras que con otros productos se puede cosechar el campo el mismo día que se hizo la aplicación. Organismos regulatorios internacionales establecen: a) los días entre última aplicación de plaguicidas y la cosecha, mientras que otros b) dictan el nivel de residuos de éstos en la comida. Como con otras sustancias potencialmente dañinas que ocurren naturalmente (por ejemplo arsénico en la comida y agua), su posible efecto negativo en la salud depende de su concentración y la frecuencia a la que estemos expuestos a estos químicos. AD: Llegamos a pensar que los mejores alimentos que cultivamos en México son exportados y los de menor calidad son los que conservamos, ¿por qué surgen estas dudas y cuál es la verdad sobre este asunto? C A. B: Esto es un hecho, los mejores productos en términos de apariencia o lo que podemos entender como ‘calidad’ se exportan. Sucede con muchos productos y este asunto es complejísi-

mo. En comienzos del 2020 fue la final de futbol americano, y desde hace años por asuntos publicitarios y comerciales, se ha difundido una nueva tradición en Estados Unidos, ver este juego por televisión comiendo guacamole. Se ha desarrollado un mercado potencial de más de 300 millones de personas que felices comen este delicioso platillo. La semana anterior a la final anual es difícil encontrar aguacates buenos y baratos debido a tal demanda. Esta fruta llega a ese país principalmente de México donde el precio de un aguacate en esas fechas es de más de dos dólares por pieza. Eso nadie lo paga en México, por lo tanto los productores mexicanos destinan su producto de mayor tamaño y calidad al mercado extranjero que: 1) les ofrece mayores ganancias, y 2) les garantiza que por lo menos a finales de enero va a tener una demanda sin precedente. Es como comprar flores la semana del día de los novios, los precios se disparan y el 14 de febrero tal vez no encontremos un solo racimo de rosas. Esto es a nivel de mercadeo; no es malinchismo. Los noruegos exportan su salmón de mejor calidad a Asia, los argentinos su mejor carne a Europa, las ‘mejores’ frutas y verduras mexicanas encuentran mercado fuera del país. Nuestros mejores atletas juegan en el extranjero. Es cuestión de dinero. Ahora veamos este asunto por parte de los aguacateros del país, como sucede con casi cualquier producto agrícola de gran precio y demanda internacional como suele ser el café, limones, fresas, uvas, etc. Los árboles producen aguacates de diversos tamaños los cuales fueron crecidos y tratados de la misma manera en el campo. Durante la cosecha

LA RECOMENDACIÓN www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 27


toda la fruta se recoge y se manda a una empacadora, donde el personal se dedica a seleccionarla para diferentes mercados. Probablemente los más grandes y de apariencia perfecta se destinen al mercado chino en donde se intenta animar a más de mil millones de personas a consumirlos. Los Emiratos Árabes son también un nuevo mercado con la posibilidad de pagar precios que en México serían impensables. Los aguacates de ‘calidad estándar’ bien pueden dirigirse a Estados Unidos y Canadá o a mercados específicos internos. Por ejemplo las tiendas del tipo “City Market” tienen productos más caros y tal vez de mejor calidad que otro tipo de tiendas, a pesar de que son de la misma compañía. Los aguacates más pequeños y con algunos signos de maltrato durante la cosecha, o por el ataque de plagas no tienen mercado internacional y se quedan en México a surtir la demanda. Eso NO quiere decir que la fruta chica sea de menor calidad nutritiva, ni se le hayan puesto otros químicos, ya que provienen del mismo árbol que aquellas que terminaron acompañando un plato de pollo chowmein en Beijing. ¿Para qué pagar más por un aguacatote que terminará siendo guacamole si lo mismo puedo conseguir con unos más pequeños de menor precio? Cuando regreso a la casa en Querétaro, mis compañeros de trabajo que inspeccionan fruta mexicana de exportación con frecuencia me mandan cajas de estos productos. Ya ve cómo somos en México de atentos. Los aguacates que recibo y que son de la ‘calidad’ de mercado doméstico, son los mismos y saben igual que aquellos mexicanos que consumo en Estados Unidos. Lo

mismo sucede con los mangos y otros productos nacionales que he podido probar en ambos países. Hace unos meses vino a Estados Unidos uno de mis compañeros mexicanos que me mandan fruta a casa. Le llevé un mango mexicano comprado en EEUU para que lo probara. “Es de la misma calidad y sabor” fue el comentario profesional de mi colega. No he probado aguacates en China así que no puedo aventurarme a decir si existe alguna diferencia entre los aguacates digamos ‘Cadillac’ y los que se venden en México. Lo que sí le puedo asegurar es que su manejo fue el mismo en la huerta. AD: ¿Cuál es su principal objetivo al difundir mensajes acerca de la importancia de conocer lo que hay detrás de la producción y cultivo de alimentos? C A. B: Como agrónomo me he dedicado al control de plagas y uso de cultivos genéticamente modificados durante décadas, tiempo durante el cual se me ha cuestionado constantemente. De esas preguntas he sacado motivación y he obtenido retroalimentación muy importante. Como profesional le puedo dar varias respuestas detrás de mi motivación: Me alimento de los mismos productos que usted. Yo no hago el súper en marte, ni produzco mi propia comida en una burbuja aislada del mundo, así que si supiera que hay alguna teoría de la conspiración válida de que ‘las grandes corporaciones y el capitalismo rapaz nos quieren enfermar con sus plaguicidas y organismos genéticamente modificados’, yo sería el primero en evitar ciertos alimentos y decírselo a mi familia y amigos. No es así, conozco a cientos de agricultores y personal regulatorio de

LA RECOMENDACIÓN Página 28

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

muchos países que están detrás de la producción y aprobación de los alimentos que usted y yo consumimos, y tengo completa confianza en que cada día comemos mejor en términos de menor contaminación de alimentos, un mejor abastecimiento, y menores precios. Me resulta súper frustrante que las noticias alarmistas sean las que se difundan y que confundan a la gente. Debido a nuestra predisposición a asustarnos con ‘fantasmas’, nos bombardean los medios con toda clase de desinformación sobre la peligrosidad de los plaguicidas, nuestras prácticas agrícolas, y cualquier calamidad que nos altere el ritmo cardiaco y nuestros niveles endócrinos. Conozco el origen de muchas de estas tretas de desinformación ya que en mi trabajo tengo que estar informado para refutar esas mentiras. Constantemente trato de indagar de dónde ha salido la desinformación, lo que es fácil, pero sus aseveraciones por lo general no llevan muy lejos. Casi cada semana sale un nuevo plaguicida culpable de nuestros males. Hace unos meses era el herbicida glifosato, ahora se trata del insecticida imidacloprid, y quién sabe cuál será el próximo año. Estas sustancias se usan para MATAR malezas en el caso de glifosato y para MATAR insectos con imidacloprid. Si lee la etiqueta de estos productos ahí se indica claramente su efecto y las posibles consecuencias con otros organismos. Eso lo saben los agricultores desde hace 3 décadas, la información ha aparecido en las etiquetas desde entonces, y el servicio regulatorio de aprobación tiene toda la información para redactar las etiquetas. El uso de plaguicidas AFECTA a otros organismos, no hay duda en ello,


pero hay manera de minimizarlo, mientras que el beneficio de su buen uso sobrepasa este daño al incrementar la producción de alimentos. Basado en estudios científicos se sabe que si no se controlan las malezas, la producción de alimentos disminuye 30%. Si no se atacan las plagas nos reduce la comida en 10%. Imagine 40% menos comida sin usar plaguicidas, ¿a cuánto subiría el precio de los alimentos? ¿Cuántas más personas se irían a dormir con hambre? No está nada sencillo prohibir el uso de los plaguicidas si no estamos preparados para darles opciones a los agricultores, o reducir la cantidad de alimentos. ¿Tenemos un plan alternativo que sea efectivo al quitar los plaguicidas de la producción de alimentos? Importar la comida, como se hace en todos los países, no nos garantiza que ésta se haya producido sin plaguicidas. Por ejemplo, alrededor del mundo se ha decidido, con base en estudios científicos rigurosísimos, el límite máximo de

glifosato en varios productos que son parte de nuestra dieta. Esta concentración máxima se basa en la cantidad que comemos de cierto producto, y la manera de cómo puede llegar a nuestra boca. Para los aguacates de ha determinado que el límite máximo permitido de glifosato es de 0.2 partes por millón*, mientras que para el maíz es de 3.5. Las concentraciones difieren porque a pesar de que comemos más maíz que aguacate, al grano lo tenemos que procesar, mientras que el aguacate se come directamente. Un exportador o productor sabe de estos límites, y antes de mercadear su producto efectúa un análisis químico para verificar que la presencia del herbicida no rebasa los niveles permitidos. Cuando se habla de contaminación de la comida por plaguicidas, es muy común confundir la detección de cierto químico lo que puede suceder por debajo de las 0.2 partes por millón, con los niveles prohibidos del producto; treta muy usada por

IMAGEN: gob.mx

los organismos de desinformación. Por ejemplo, si un análisis químico indica que el maíz tiene una concentración de 1 parte por millón de glifosato, eso quiere decir que su concentración no nos va a dañar la salud, a pesar de que se encuentre presente en el grano, ya que el límite permitido es tres y media veces más alto. Un estudio científico reciente en el cual hicieron análisis químicos de residuos de docenas de plaguicidas indica que de 50,000 productos evaluados, en el 99% NO se detectaron residuos de plaguicidas por arriba de lo autorizado. De este mega estudio casi nadie habla porque no nos altera el sistema nervioso, ni se le puede dar un giro calamitoso. ¿Usted cree que en algún periódico o red social aparecerá una noticia como “El 99% de nuestra comida no tiene residuos de plaguicidas”? ¿Qué tal una que diga “se detecta glifosato en la dieta del osito panda”, aunque la concentración no sea peligrosa? ¿Cuál de las dos pudiera tener mayor difusión? *Una parte por millón equivale a un miligramo por kilo, algo así como un centavo en 10,000 pesos. DM: ¿Considera que los mitos sobre la producción de los alimentos repercuten en la forma poco sana de alimentarse del mexicano tomando ésto como un “pretexto”? C A. B: Sé que con este comentario le voy a ‘caer en las muelas’ a más de uno, pero muchos somos muy hipócritas, y a la hora de comer seguimos siéndolo. Por ejemplo, a mí me encanta el vino tinto y cuando lo bebo olvido que una octava parte de la copa contiene un solvente carcinogénico llamado etanol, que por ser una sustancia dañina a la salud se le han establecido límites máxi-

LA RECOMENDACIÓN www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 29


mos; me refiero al alcohol, por supuesto. Las 120 calorías en cada copa también las ignoro porque pienso que tengo una vida activa y con poco esfuerzo las quemo. Cuando me veo en el espejo meto la barriga y sigo igual de esbelto que cuando era joven. Nunca busco un vino que sea producido con técnicas orgánicas ya que sé que estas prácticas también emplean plaguicidas y en muchas ocasiones en más volumen y toxicidad que en la agricultura no orgánica, así que la manera de criar uvas, y el empleo necesario de agroquímicos tampoco me preocupa o no pienso en ello. El uso de levaduras genéticamente modificadas durante el proceso de fermentación es otro aspecto que suelo ignorar. Aunque estoy a favor del uso de éstas, el beberlas no pasa por el proceso de elección ni de preocupación. Tampoco el productor de vino va a decir que su producto las contiene por la mala reputación que han hecho a los organismos genéticamente modificados, así que aunque lo busque en la etiqueta no

lo voy a encontrar. Cuando selecciono el vino en el supermercado tiendo a no pensar en los viticultores mexicanos porque francamente no quiero pagar mucho por mi vicio. Mi elección por esta bebida se basa principalmente en su precio, en probar algo diferente, y en que a alguien se le ocurrió decir que una copa de vino diaria es buena para la salud. Como científico debería indagar si el efecto positivo a mi salud es cierto, pero conozco lo difícil que es hacer e interpretar un estudio médico válido, y me preocupa que el único pretexto que tengo para justificar el beber vino tinto se haya basado en información incorrecta o que no exista. Me adhiero al dicho ‘la ignorancia es una bendición’. Ah, pero tratándose de manzanas, mi fruta favorita, por lo general solo las compro de un productor local al cual he cuestionado hasta el cansancio durante años y me ha convencido de que es honesto. Usa plaguicidas para controlar enfermedades que sé son casi imposibles de combatir sin ellos. Yo también

IMAGEN: webmd.com

LA RECOMENDACIÓN Página 30

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

tengo unos árboles, por lo cual entiendo la necesidad de emplearlos. Me preocupa el origen y producción del producto que me hace bien, las manzanas, pero ignoro todo lo que tiene que ver con el tóxico que me bebo muy a gusto. Habremos muchos mexicanos que comemos bien en términos de alimentos apropiados para la salud, y otros no tanto. También nuestra dieta puede variar por las circunstancias, época del año u hora del día. Mi cereal con fruta en la mañana, mi sándwich con verduras y mi manzana diaria al medio día, y puerco con vino y una rebanada de pastel en la noche, ¿soy consistente con mi dieta y salud? Vivo con el lema que todo se debe tomar con moderación. Muchas veces soy muy moderado con mi moderación. AD: ¿Considera que es “doble moral” la constante queja de productos de baja calidad en cultivos respecto a la preferencia por la “comida chatarra”? C A. B: Hace unos meses hice una encuesta entre amigos, y amigos de amigos, y obtuve respuestas muy interesantes. De las ~250 personas que participaron, los que rebasaban los 50 años se preocupan principalmente por el precio y disponibilidad de los alimentos. Los más jóvenes son los que cuestionaron el uso de plaguicidas y los cultivos genéticamente modificados. Dentro de los jóvenes, lo que eran estudiantes de biología o agronomía no les preocupaban estos aspectos. Quisiera pensar que mientras más ignoramos tendemos a preocuparnos más. Aunque la nula preocupación sobre la producción agrícola por parte de la gente mayor no refleje esta tendencia en mi mini encuesta.


Cuando pregunto a algunos de mis compatriotas por qué su aversión a la biotecnología, repiten ideas que les han transmitido sin pasarlas por ningún filtro. Por ejemplo, es un hecho que la mayoría del maíz que se consume en México es importado de Estados Unidos, al menos dos terceras partes. En ese país más del 90% es genéticamente modificado o transgénico, por ende más de la mitad del maíz que consumimos en el país es precisamente transgénico. Cuando les hablo de estas estadísticas me refutan, o mejor dicho me recitan, con lo que han oído en los medios pero sin pensar en ello. ‘Mira Carlos, el maíz importado, el amarillo se usa para alimentar animales, pero el blanco usado exclusivamente para las tortillas, de producción nacional, no es transgénico, ¿entiendes?’ Como estos argumentos por lo general suceden en la mesa les pregunto ¿y de qué color son las tortillas que nos estamos comiendo? Me he dado a la labor de documentar el color de las tortillas en el súper, tortillerías y restaurantes y he constatado que 85% son de color amarillo. No sé si esto sea doble moral, o falta de filtro o cuestionamiento. ¿Nos preguntamos acaso si el maíz con el que se hace la comida chatarra es transgénico? Llevamos 25 años de comer maíz transgénico en México, más de 120 millones de compatriotas, ¿no es acaso un argumento sólido de que no pasa nada con su consumo? Pero esas inconsistencias, por ponerlo de alguna manera amable, no son exclusivas de México. Los temas sobre plaguicidas y cultivos transgénicos los he platicado con gente de otros países en donde la desinformación también ha penetrado. Hace unos años

recibimos en mi trabajo a un grupo de investigadores muy entusiastas que nos presentaron los avances de un proyecto para eliminar las proteínas del cacahuate que producen fuertes reacciones en una pequeña parte de la población, sobre todo en los niños. Estos científicos habían logrado eliminar su producción, que son responsables de la muerte de al menos 150 personas en el mundo. Al oír estas alentadoras noticias pensé en el dicho mexicano ‘muerto el perro se acaba la rabia’. Si el cacahuate no produce estas proteínas no existe la posibilidad de choques anafilácticos en 2% de la población, tal vez en 250,000 mexicanos afectados por esta condición. Se me hizo uno de los mejores empleos de la ingeniería genética para resolver un problema de salud serio. Unos años después me encontré a uno de los investigadores que nos había visitado con estas noticias tan promisorias y le pregunté en qué fase del proceso se encontraban. Lo hemos abandonado -me contestó- no hay mercado para una variedad de cacahuate genéticamente modificado. La mantequilla de cacahuate en Estados Unidos es parte importante de su cultura. Es un alimento disponible en todos lados, de bajo precio, y que contiene un gran contenido de proteína y calorías. Bueno, es tan apreciado, sobre todo por los de tendencias más ‘jipis’ y las amas de casa, que se le ha compuesto hasta canciones. Es como el amaranto para algunos mexicanos. Este producto ‘natural’, en diferentes presentaciones ‘orgánicas’ perdería parte de su ‘encanto’ con la posibilidad de haber una versión no alergénica pero genéticamente modificada; al menos eso

parece indicar las fuerzas del mercado. Esta semana acabo de leer la noticia de la aprobación de un fármaco que reduce a dos terceras partes la posibilidad de choque anafiláctico al consumir cacahuate. Su aprobación se basó en un estudio hecho con solo 372 niños, pero que ha hecho las primeras planas de los periódicos y ha sido aplaudido por diferentes grupos ciudadanos. Le platico todo esto porque puede responder su pregunta sobre la doble moral. ¿Qué acaso el uso de un fármaco, con efectividad limitada, aprobado en base a un número limitado de participantes, no va a tener efectos secundarios como todos los fármacos tienen? ¿No sería más recomendable eliminar los genes del cacahuate que producen estas proteínas, o usar técnicas genéticas más modernas que ni siquiera requieren de la eliminación de los genes, sino de solo impedirles que produzcan las proteínas alergénicas? Estos ignorantes, con sus predilecciones absurdas y basadas en la comodidad de no hacer una reflexión o informarse, prefieren medicar a sus hijos, gastar más, o prohibirles comer crema de cacahuate, con tal de no pensar o cambiar de opinión. AD: ¿Cuál es el impacto del uso de plaguicidas en los cultivos y de qué depende el uso de los mismos? C A. B: Como le mencionaba, las hierbas son los competidores de agua, nutrientes, luz y espacio de los cultivos y pueden mermar en promedio una tercera parte del rendimiento. Las plagas y las enfermedades disminuyen en promedio 10% la producción, un total de pérdidas del 50% si no se hace nada para controlarlas. El agricultor utiliza los plaguicidas

LA RECOMENDACIÓN www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 31


llamados herbicidas para facilitarle el control de hierbas. Debe decidir cómo y cuándo emplearlos, basado en su vasta experiencia, su presupuesto, y los estudios científicos que le pueden ayudar a tomar una decisión. Lo mismo sucede con los insecticidas y las sustancias fungicidas y bactericidas que se usan para combatir enfermedades. Su empleo se basa en los conceptos que agronómicamente llamamos umbrales. Por ejemplo, sabemos que la plaga XY come tantos gramos de grano, y tenemos tantas plagas XY en nuestro cultivo, muy fácilmente podemos calcular cuánto van a mermar mis ganancias; digamos $500 porque el kilo de ese producto tiene ese precio. Llamo por teléfono a la distribuidora de agroquímicos y platico con el agrónomo quien me recomienda usar el insecticida tal-por-cual. Me pongo a hacer cuentas y llego a la conclusión que comprar el insecticida, usar el tractor y pagarle al operario me costaría $800. Entonces muy seguramente no haga nada porque el remedio sale más caro que el perjuicio. Ya para cuando la plaga aumente y me amenace con perjudicar mi cultivo en más de $800, entonces vuelvo a llamar a la distribuidora para que me manden el insecticida a mi terreno. Así funciona el concepto de análisis de riesgo y la toma de decisiones, lo que en la realidad resulta mucho más complejo. Imagine que ahora se trata de una fruta muy vistosa, digamos fresas, donde las plagas rara vez llegan a disminuir la producción en términos de kilos, pero si pueden dañar la apariencia ‘cosmética’ del fruto, lo que menciono arriba como calidad. Nos han acostumbrado a que las fresas se vean como en cuentos de

hadas, intensamente rojas, perfectas en su apariencia, como para convencer a Blanca Nieves. Esa malísima costumbre que tenemos de descartar frutas y verduras con pequeñas imperfecciones fuerza al agricultor a aplicar y aplicar plaguicidas. Ahí la plaga somos nosotros por las demandas que le ponemos a la producción agrícola. ¿Usted se imagina preguntándole al mesero, ‘oiga señor, los aguacates que usaron en este guacamole estaban muy bonitos’? ¿Usted cree que en las tortillerías seleccionan el maíz que no tenga un solo hoyito de gorgojo para hacer el nixtamal? Si nos comiéramos el brócoli producido en esta región con 1 larva de insecto, eso bajaría el uso de hasta ocho aplicaciones de insecticida. Las larvas que uno no encuentra en el brócoli que se vende en el mercado, son tan difíciles de ver en el campo porque tienen un camuflaje perfecto, que hasta los que estamos bien entrenados para encontrarlas se nos hace difícil localizarlas. ¿No preferiría usted, si es que las viera, quitarlas y comer brócoli al que no se le aplicó insecticida, que tal vez resulte más barato? El impacto del uso de plaguicidas se debe también a nuestra demanda por frutas y verduras libres de cualquier imperfección. Deberíamos reflexionar en este hecho y re educarnos para no ser tan inflexibles con nuestras preferencias. AD: La sociedad llega a preferir comprar frutas y verduras empaquetadas que en los mercados, pero ¿realmente existe gran diferencia entre ambos productos, además del precio? C A. B: Quisiera pensar que eso obedece a la conveniencia. En el supermercado encuentro no solo frutas y verduras, sino otros productos que

LA RECOMENDACIÓN Página 32

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

necesito, eso me ahorra tiempo y tal vez dinero en el traslado de un mercado a otro. Pero creo que su pregunta se puede responder en parte con lo que le comentaba de la selección de los productos antes del salir al mercado. Las manzanas producidas por el mismo árbol al cual se le trató de la misma manera todo el año, se pueden dividir en las de ‘calidad’ que utilizó Eva para tentar a Adán, como la han plasmado en tantas pinturas. Otras con un color no muy uniforme, un poco deformes, y de tamaño inferior son las que no se empacan y seguramente terminan en el mercado de abastos, a menor precio. Las maltratadas, tal vez un poco enfermas o atacadas por insectos terminarán en mermelada o sidra. Nosotros con nuestras demandas de perfección o calidad nos hemos puesto la soga al cuello. ¿Queremos fruta perfecta, brillante y empaquetada? Hay que gastar más en ello y aceptar que se tienen que usar más plaguicidas. Es casi como traer un bordado de una marca en la playera. Esa inversión minúscula del fabricante, repercute en el precio del producto. AD: ¿Considera que la baja producción agrícola está involucrada con las repercusiones económicas? C A. B: Es difícil responder a esta pregunta con un categórico sí o no, tal vez un depende sea más apropiado. La producción agrícola mundial ha crecido. En la última década han nacido 1,500 millones de personas que cada día comen más, no necesariamente mejor. El promedio de calorías consumidas al día por persona se ha incrementado 10% en la década pasada. Esa energía (calorías) viene de la comida donde también se ven tendencias interesantes: 1) la tasa de


mortalidad ha disminuido lo que hace que los viejos sigamos comiendo durante más años; mayor demanda. Esto aunado a mi comentario anterior sobre 2) la obesidad que incrementa la necesidad de comida en 20%. Otro problema interesantísimo y triste. En Latinoamérica se ha reducido significativamente la pobreza, lo que le permite a la gente comprar más comida. Eso nos ha puesto ‘a la cabeza’ en obesidad. Trabajamos más, podemos comprar más, pero eso repercute en el tiempo que le podemos dedicar a producir nuestra comida, por ello la conveniencia de comer algo rápido, del lado de la ‘chatarra’ que nos provee de calorías al instante para seguir con nuestro ritmo acelerado. 3) El cambio climático puede tener una disminución de 12% en el rendimiento del maíz, 23% en arroz, y 13% en el trigo, nuestras calorías básicas a nivel mundial, con incrementos a los precios de estos granos básicos que pueden rebasar el 75% debido a su escasez. Sin embargo, seguimos teniendo excedentes de producción agrícola. El escenario de producción agrícola en México no es muy halagüeño. Cada mexicano consume 600 gramos de comida al día, 10% por debajo del promedio mundial, pero en términos de calorías diarias (2,850 en México), sobrepasamos 10% el promedio mundial. Esto responde en parte a la pregunta sobre los alimentos chatarra, o al menos de alto contenido calórico y la falta de actividad física, lo que puede ser parte de la obesidad. Las personas dedicadas directamente a la agricultura muestran una tendencia similar; en las últimas dos décadas el porcentaje de la población dedicada a la agricultura en México ha

disminuido a la mitad, mientras que en el resto del mundo la pérdida de mano de obra en el campo ha sido menos pronunciada. La población de México ha crecido en 33 millones de bocas, de 94 a más de 127 millones, ¿y ahora nos alimentamos con la mitad de los trabajadores agrícolas? ¿Nos hemos vuelto más eficientes al producir comida, o dependemos cada día más de las importaciones? Ciertamente no comemos menos que hace dos décadas, y la explicación de la reducción de la fuerza laboral agrícola involucra principalmente el aumento en la eficiencia. Estos números también pueden ser engañosos o difíciles de clasificar, porque un ingeniero en computación que se dedica a hacer sensores para calificar la calidad de las frutas en las empacadoras trabaja directamente en la agricultura, aunque su lugar sea un escritorio produciendo sensores, y no un tractor arando la tierra. Este empleo se considera bajo otro rubro y no necesariamente agrícola. A pesar de todas estas consideraciones sobre las posibles limitaciones en la producción de comida, sobre los factores que la limitan, y la gran eficiencia a la que hemos llegado, datos no muy robustos todavía, indican que una tercera parte de la comida se desperdicia, ya sea porque se echa a perder, o simplemente se tira para evitar problemas o bajas en los precios, o porque nos parece de baja ‘calidad’ y no la compramos. Somos un país meramente importador de granos básicos y exportador de frutas y verduras, y estas tendencias siguen los caprichos de los mercados. En lo que cada día estamos menos preparados, es precisamente mirar hacia el futuro y trabajar en posibles solucio-

nes. Cada día vamos a tener menos agua para beber y regar, eso ya se ve todos los días. Con el poder de desinformación de los medios, un ‘periodicazo’ es capaz de parar las exportaciones de nuestros productos. Las soluciones a grandes problemas de producción se pueden encontrar en técnicas que por motivos políticos y económicos no se adoptan. Por cada peso que la producción agrícola nacional aporta al producto interno bruto, México apenas invierte un centavo en investigación agrícola. Se necesita un buen planteamiento de nuestras necesidades y mayor apoyo al sector agrícola. Esas respuestas deben venir de los que trabajan el campo, no de los cabildeos políticos. Llegamos a la conclusión de que alimentarnos siempre será una decisión de por vida y ya sea que adquieras tus productos en el mercado o en el super deberás obedecer al principio del equilibrio y el balance para tener una sana alimentación a cualquier edad, que si bien, no depende del tratamiento de producción, si depende de la frecuencia de consumo de frutas y verduras. Posees ahora información valiosa que ayudará a tomar decisiones de consumo mejor informadas.

LA RECOMENDACIÓN www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 33


“Conoce tu Cielo Queretano”

El Sol, nuestra Estrella. Juan Martín Morales Camarillo

SECCIÓN CONOCE TU CIELO Página 34

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


De entre los miles de millones de estrellas que hay en la Vía Láctea (nuestra galaxia), el Sol es la estrella más importante para nosotros, gracias a su luz y calor es posible que haya vida en la Tierra. La palabra Sol proviene del latín que significa exactamente lo mismo Sol o Solís. En la antigüedad el Sol era una divinidad de diversas culturas, así tenemos que en la mitología griega, Helios era la personificación del Sol; en el antiguo Egipto, Atón era una deidad solar que representaba al disco solar en el firmamento, así mismo era llamado también Ra que era el símbolo de la luz solar, dador de vida y de él dependía el ciclo de la muerte y la resurrección; Inti era el dios solar en la mitología Inca; en la cultura azteca el Sol era llamado Tonatiuh, era la deidad principal del cielo. Los aztecas creían que habían existido cuatro eras cósmicas anteriores dominadas por un Sol cada una, que habían sido destruidas y que su era correspondía a la de Tonatiuh el “Quinto Sol”. La teoría más aceptada sobre el origen del Sol, es La Teoría Nebular propuesta por primera vez por Emanuel Swedenborg pero en 1775, Immanuel Kant amplio dicha teoría, que propone que el origen del Sol tuvo origen en una nube de gas molecular. Se estima que el sol se formo hace 4,600 millones de años y le restan unos 5,000 millones de años para seguir fusionando hidrógeno. Después, se expandirá hasta convertirse en una estrella gigante roja para terminar convirtiéndose en una enana blanca y sus capas exteriores formaran una nebulosa planetaria, que puede tardar hasta un trillón de años en enfriarse. En cuanto a la composición del Sistema Solar, el Sol representa el 99.85%, los demás cuerpos celestes: Planetas: 0.135% Cometas: 0.01%? Satélites: 0.00005% Planetas Menores: 0.0000002%? Asteroides: 0.0000001%? Medio Interplanetario: 0.0000001%? Como se puede apreciar el sistema solar es prácticamente el Sol y unos cuantos escombros. ¿De que esta hecho el Sol? El Sol está compuesto en cuanto a su masa de 71 % de Hidrógeno, 27.1 % de Helio y el resto de otros metales. El Sol se encuentra ubicado en el brazo de Orión de la Vía Láctea y está a situado a unos 25.800 años luz de distancia, le da una vuelta completa a la Vía Láctea cada 225 millones de años y se mueve hacia la constelación de Hércules a 30 Km./s. Nuestro Sol es una estrella enana amarilla de clase espectral G2. ¿Cuáles son las partes del Sol? Núcleo. Con una temperatura 15.7 millones de grados centígrados. Aquí tienen lugar las reacciones de fusión al convertirse el hidrógeno en helio y liberar energía. Zona radiante o radiativa.Es la zona que rodea al núcleo. Zona de transición (tacoclina).Es la capa que separa la zona radiante y la zona convectiva. Zona convectiva. Es la capa superior del interior solar. Fotosfera. Es la superficie visible del Sol.

SECCIÓN CONOCE TU CIELO www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 35


Semblanza de los colaboradores Patricia García Horsman

Jefe del Departamento de Divulgación del Instituto de Neurobiología (INB) UNAM, Juriquilla Querétaro. Desde el 2004 produce el programa radiofónico “SINAPSISUNAM” en Radio UAQ. Coordinadora de diversos eventos de divulgación de la ciencia: “Noche de las Estrellas”, Semana del Cerebro, EXPOCYTEQ, Sábados de Ciencia, entre otros. Contacto sinapsisunam@hotmail.com

Bárbara Reachy Valdés

Maestra en Ciencias Biológicas. Titulada en la Universidad Autónoma de México en Biología. Autora de diversas publicaciones editoriales y articulista. Catedrática, tallerista y diseñador de programas y estrategias en áreas de la ciencia. Pintora, conferencista e instructora en reconocidos colegios en la ciudad de Querétaro. Contacto regasbar@gmail.com

Laura Liliana Mota Huitron

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Diplomada en Desarrollo y Gestión Empresarial por la Universidad de Estudios Avanzados en Querétaro. Coordinadora de proyectos de comunicación social y empresarial. Estratega de mercadotecnia digital y social media manager. Articulista, fotógrafa y locutora en diversos espacios radiofónicos. Contacto Tw/@Ly_Motta

Página 36

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


Andrea Landeros Díaz de León

Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Cursante en la Universidad Cuauhtémoc en Querétaro. Realizadora del programa radiofónico Cultura 360. Realiza su Servicio Social en el Centro Educativo y Cultural del Estado de Querétaro “Manuel Gómez Morin” como editora de diversos contenidos para proyectos del CECEQ.

Roberto Aurelio Núñez López

Biólogo egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco; Maestro en Ciencias por el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas y Maestro en Estudios Amerindios y Educación Bilingüe por la Universidad Autónoma de Querétaro. Colaborador del programa de investigación “Rescate y revitalización de la Lengua Otomí de Querétaro” en la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Profesor de Lengua y Cultura Ñäñho. Promotor cultural del Festival de la Lengua Arte y Cultura Otomí (FLACO), en Querétaro. Responsable de la sección “Dya yu̲hu̲ / Somos raíces” de la Gaceta Universitaria de la UAQ y colaborador en la sección “Rosa en Bengala” del periódico Noticias de Querétaro. Contacto pemahetsi@gmail.com

José Luis Álvarez López

Doctor y Maestro en Ciencias Físicas. Catedrático de física y matemáticas a nivel básico, medio superior y superior en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Investigador del Departamento de Posgrado en la Especialización en Aprendizaje y Enseñanza de las Ciencias Básicas (EAECB) del Centro Interdisciplinario de Investigación y Docencia en Educación Técnica (CIIDET) y Editor de la Revista de Ciencias Básicas “Tlahuizcalli” con ISSN: 2448-7260. Contacto jalvarez@ciidet.edu.mx

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 37


Alberto Sánchez Moreno

Doctor en Física y Maestro en Ciencias. Por la Universidad Autónoma Metropolitana. Investigador Nacional Nivel I, distinción otorgada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Sus áreas de investigación son: física teórica y enseñanza de la física. Actualmente es Investigador en el Centro de Investigación del Tecnológico Nacional de México (CIIDET). Contacto asanchez@ciidet.edu.mx

Reynaldo Mota Molina

Licenciado en Administración de Empresas, Periodista y Promotor Cultural. Integrante del Comité de Planeación y Seguimiento del Patrimonio Intangible de la Música Huasteca y Sierra Gorda Queretana. Autor del libro “Galería Huapanguera”. Ponente, articulista para diversos medios televisivos, revistas y periódicos locales y nacionales. Locutor, productor y realizador de Galería Musical para Radio y Televisión Querétaro. Contacto rmotmol_2@yahoo.com.mx

Fernando Pérez Valdez

Licenciado en Publicidad. Tiene más de treinta años de experiencia en medios de comunicación. Escritor, productor de audiovisuales y conductor de programas de radio y televisión. Autor de novelas históricas y de arte. Ha colaborado en diversos medios de comunicación. Contacto fpvaldez@outlook.com

Juan Martín Morales Camarillo

Licenciado en Química Agrícola. Fundador del Club Astronómico Bernal, A.C. Miembro de la Red para la Divulgación de la Ciencia en Querétaro (REDICIQ). Fundador del Club Astronómico de Querétaro “José Franco”, A.C. Ha formado parte de diversos talleres para certificación del “Evento Noche de las Estrellas 2010” en el Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica en Puebla, México y el Diplomado en Estrategias, desarrollo y habilidades para la Divulgación Científica (2012/2013). Contacto jmmcp63@hotmail.com

Página 38

www.gomezmorin.queretaro.com.mx


Rodrigo López González

Maestro en Liderazgo Estratégico y Licenciado en Administración. Egresado de maestría por la Universidad San Pablo, Madrid. Socio fundador de la empresa de formación “Communico S.C”. Docente de Posgrado en la Universidad Anáhuac Querétaro y la Escuela Bancaria y Comercial. Facilitador ICAMI. Colabora como Consejero en la Fundación Kristen I.A.P. Coordinador de “Círculos de Lectura ”para adultos. Contacto rodrigolg@communico.mx

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Página 39


Pรกgina 40

www.gomezmorin.queretaro.com.mx

Profile for Humanitas adicción a las letras

Revista Virtual Humanitas "adicción a las letras" Edición 18  

Advertisement
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded