Page 1


54

CAPÍTULO 1

• Apple ColorSync • Monitor Calibration Wizard (http://www.hex2bit.com) • Calibrize (http://www.colorjinn.com) • ColorWizzard (http://www.colorwizzard.com) Existen otros programas menos conocidos y, en algunos aspectos, muy interesantes, como los siguientes: • QuickMonitorProfile (http://quickgamma.de) • SuperCal, para Macintosh (http://www.bergdesign.com/supercal) • Monica, para Linux (http://www.pcbypaul.com/linux/monica .html) En este libro explicaré los que me parecen más interesantes y/o populares: Adobe gamma (AG en adelante) en Windows y ColorSync que llevan los MAC. No existe ningún programa que consiga un resultado perfecto y, por ello, nunca se podrá conseguir una calibración realmente buena con ellos, aunque son un buen punto de partida. Calibrar por software es mejor que no hacer nada (eso es evidente), pero no alcanza ni de lejos la finura que permite un calibrador. Si quieres tomarte este tema en serio, puedes saltarte el capítulo 3 (dedicado al software) e ir directamente al 4 (calibrar con hardware), pero no te saltes la teoría que viene en el capítulo 2, que es imprescindible para entenderlo todo. HARDWARE: UN OJO QUE NO SE DEJA ENGAÑAR La gran ventaja del calibrador es que mide realmente lo que el monitor muestra y no se basa sólo en ajustar parámetros por software (que pueden -o no- acabar ajustados como creemos que quedan al hacerlo por software). Además, es mucho más preciso, mide la curva tonal, el blan-


55

PRIMEROS PASOS

co, negro y los primarios del monitor. Y una de sus mejores ventajas es que no se deja engañar por el entorno. Tanto si el escritorio es claro como si es oscuro o de color fucsia, calibrará siempre igual. Es decir, es un ojo electrónico que no se deja engañar fácilmente.

Algunos de los calibradores más populares del momento. Todos ellos permiten conseguir unos resultados muy superiores al calibrado por software, como Adobe Gamma.

Existen empresas como BasICColor, que ofrecen un software de gran calidad, muy completo y riguroso, compatible con varios calibradores. Asimismo, con algunos monitores viene un software propio, que a veces es el único que permite calibrarlos por hardware. Es el caso de NEC Spectraview Profiler o EIZO Color Navigator, que vienen incluidos con los monitores SpectraView de NEC y ColorEdge de EIZO, respecti-


68

CAPÍTULO 2

Espacios de color de trabajo, con tamaños que van desde el grande (Prophoto) hasta el pequeño (sRGB).

Antes de continuar, quisiera aprovechar para comentar que a veces se producen confusiones debidas a la terminología, puesto que el término “gama” puede malinterpretarse. El problema es que, por ejemplo, al hablar de la “gama de colores” de un dispositivo, podemos pensar que se refiere a la saturación de sus colores más intensos (es decir, a la amplitud de su espacio de color), pero también al número de matices intermedios entre el blanco y el color de máxima saturación, y son cosas distintas. Además, dentro de poco veremos el término “gamma”, que viene a “echar más leña al fuego”. Por eso, usaré la siguiente convención: • para referirme a la “amplitud” del abanico de colores de un dispositivos (dicho de otra forma, del tamaño de su espacio de color), usaré el término inglés “gamut”, y


COLORIMETRÍA BÁSICA

69

• para referirme al número de matices intermedios entre el blanco y el color más alejando dentro de su espacio de color, usaré “gama de color” o “gama de matices”. Por ejemplo, con imágenes de 8 bits sin degradación, habría unos 256 matices distintos entre el blanco y el primario.

ESPACIOS DE MONITOR Se entiende por espacio de monitor la gama de colores mostrada por un monitor. Como seguramente ya sabrás, existen dos clases de monitores: las pantallas planas y los tradicionales o “de tubo”. En el argot fotográfico se conoce como “TFT” (Thin Film Transistor) a los primeros y “CRT” (Catode Ray Tube) a los segundos.

Con relación a una impresión digital sobre papel químico, el espacio del monitor engloba la mayor parte de colores, pero mientras que en el grupo de monitores CRT hay un gran parecido entre sus espacios de color, siendo todos muy similares al sRGB, en el mundo de las TFT hay grandes diferencias según el modelo concreto. Así como las panta-


96

CAPÍTULO 2

Normalmente todos los monitores se pueden calibrar con precisión si tienen un menú que muestre en qué punto de la escala se encuentra cada ajuste en cuestión. El único problema puede aparecer con aquéllos que no lo tengan. Y en este grupo tendríamos que colocar a prácticamente todos los portátiles y a los equipos de Apple. Antes de entrar a detallar cómo se calibran, creo que es interesante detenerse un momento a explicar cómo funcionan los mandos de brillo y contraste que la mayoría de monitores tienen. BRILLO Con este, en teoría, mando se ajusta la luminosidad, de forma que cuanto más alto está el brillo, más luz desprende la pantalla. Y decía “en teoría” porque lo curioso es que, mientras que en una pantalla TFT controla la intensidad de la retroiluminación (lo que afecta especialmente al blanco y muy poco al negro), en un monitor CRT, su función es bien diferente: regula el nivel general de la señal enviada al monitor, lo que afecta especialmente al tono más oscuro: el negro. Es por eso que en estos últimos se usa para ajustar los negros. Por eso, auque el nombre es el mismo para ambos, las consecuencias de su ajuste son casi diametralmente opuestas.

En los portátiles suele existir este mando, aunque algo “camuflado”. A menudo hay que pulsar la tecla “Fn” (que suele estar marcada en azul) en combinación con otra tecla que suele llevar el símbolo del brillo también en azul.


COLORIMETRÍA BÁSICA

97

En los equipos Mac (tanto iMac como portátiles) se accede a través de las teclas F14 y F15, de F1 y F2 (depende del equipo) o a través de las preferencias de pantalla. Con las pantallas Cinema, se ajusta bien mediante teclado o con los botones que tienen en el lateral derecho. En algunos equipos antiguos, como los eMac, sólo se puede ajustar con el regulador del panel de preferencias de pantalla. CONTRASTE Es la diferencia entre el tono más oscuro y el más claro. En la práctica, lo que un fotógrafo busca en relación al contraste, es conseguir el mayor posible con el fin de que la pantalla pueda representar la realidad lo mejor posible. Un mayor contraste puede conseguirse de varias formas: aumentando el brillo del blanco, disminuyendo el del negro o ambos a la vez. La forma fácil de conseguirlo para un fabricante es con lo primero, pero es algo que al fotógrafo no le interesa; lo difícil es alcanzarlo mediante lo segundo: a través de un negro


110

CAPÍTULO 2

Y ahora regula la luminosidad de la pantalla:

Si más adelante quieres abrirlo, fíjate que habrá aparecido un icono nuevo en la barra superior; es el menú de este programa; deberás desplegarlo y hacer clic en Preferences:

TONALIDAD DEL BLANCO Se refiere al color de este blanco. En principio, lo que busca un fotógrafo es que éste se perciba como totalmente neutro. Para ello, aunque en fotografía se suele afirmar que esto se consigue a unos 5.500 K1 de temperatura de color, en realidad el blanco neutro se considera que es D50, unos 5.000 K (5.500 K es el 1

La temperatura de color es un ajuste muy utilizado en fotografía para medir numéri-

camente el color de la luz en una escala creciente que va desde los tonos cálidos (rojos) hasta los más fríos (azules).


COLORIMETRÍA BÁSICA

111

tono adecuado para que una película color del tipo “daylight” reproduzca el blanco correctamente bajo luz solar de mediodía). El blanco puro se aproxima mucho a los casi 4.900 K que tiene el sol de mediodía como valor promedio. Pero un curioso fenómeno asociado a la psicología de la visión produce un efecto extraño: si el blanco de un monitor se ajusta a 5.000 K, aparenta cálido. Así pues, la solución es ajustarlo frío “aposta” para que se aprecie como neutro, y ese valor de frío es 6.500 K. La mayoría de monitores tienen varios ajustes posibles de la temperatura de color, que suelen ser los siguientes (yendo del más sencillo al más preciso): 1. Preajustes o predefinidos: suelen ser tres valores diferentes: 5.000, 6.500 y 9.300 K. 2. Temperatura variable, típicamente entre 4.000 y 10.000 K. 3. Ajuste fino de los tres canales por separado. Es el más fino de todos y también el más difícil de afinar. Sin un calibrador es prácticamente imposible ajustarlo bien.

Además de estos modos, muchos cuentan con un modo “sRGB”, que supuestamente consigue que el monitor responda igual que este popu-


184

CAPÍTULO 4

Gracias a la gráfica que hay en la parte central, podrás ir viendo cómo se comporta el monitor con el paso de las semanas y meses, lo que va muy bien para ir siguiendo su vida útil. SPYDER El Spyder3 (de Datacolor) es otro de los calibradores más populares.

Calibrador Spyder3Pro de Datacolor.

NOTA: Aunque muestro las capturas en PC, la versión de MAC es prácticamente igual. Una vez instalado el programa Spyder3 Elite (he utilizado la versión 3.1.4, concretamente), ábrelo y comenzarás con la bienvenida:


CALIBRAR CON CALIBRADOR

185

en la que se te explica en qué consistirán los pasos del programa y, como recordatorio, varias recomendaciones que son de agradecer. Para que no te estorbe cada vez que lo abres, puedes marcar la casilla que ves abajo, a la izquierda:

Para ir avanzando por el proceso, pulsa:

IDENTIFICANDO LAS PANTALLAS Seguidamente, el programa tratará de identificar tu/s pantalla/s, para poder denominarlas correctamente:

Para comenzar, debes escribir la marca y modelo de tu monitor (el principal si tienes más de uno):


200

CAPÍTULO 4

Cuanto más parecidas a la recta de 45º sean las curvas, mejor habrá sido todo el ajuste: menos correcciones debe llevar a cabo el perfil para conseguir que se vean los colores correctos en pantalla, y mejor es el monitor por haber permitido esto. En la pantalla siguiente se te pide que introduzcas un nombre para el perfil. Mi recomendación es que lo hagas siguiendo mis indicaciones (pag. 177):

VALIDACIÓN Antes de cerrar el programa, puedes validar la calibración, pero los datos aportados son muy pobres, y no merece la pena, Pero, para comprobarla, ve a Acción > Validar calibración:

Prepara el calibrador para tomar lecturas y continúa. Cuando termine, encontrarás algo así:

Los resultados de la validación son casi ridículos, al no aportar casi información. Además, la poca aportada está incompleta.

Para terminar, continúa y escoge Salir para cerrar el programa.


CALIBRAR CON CALIBRADOR

201

CALIBRAR LA TV también es posible y, aunque a priori suene un tanto “estrambótico”, es útil. ¿Quién no ha querido hacer un pase de fotos a los amigos en la TV en vez de usar el monitor del ordenador? Pues si quieres que los colores se vean perfectos en la TV, también debe estar calibrada. Como siempre, todo depende del nivel de exigencia y perfección que quieras alcanzar. En general, el procedimiento es igual que con el monitor y eso permite crear presentaciones con las fotografías optimizadas para mostrarse en esa televisión.

EyeOne calibrando un televisor de plasma conectado a un portátil.

Lo primero es conectar la “tele” al ordenador mediante la salida de vídeo de la tarjeta gráfica. Para ello es necesario, lógicamente, que esté


256

CAPÍTULO 5

Podrás ver la lista de perfiles ICC instalados en tu sistema:

Justo debajo verás una breve descripción del mismo (con la ruta donde se encuentra) y, además, una representación 3D del espacio de color asociado al perfil seleccionado (aunque no siempre funciona con todos los perfiles):

Lo más divertido es examinar el gráfico en 3D, pudiendo rotarlo a tu gusto con sólo arrastrarlo con el ratón (la línea que aparece debajo de él


LA CONFIGURACIÓN CORRECTA

257

es la proyección “sobre el suelo” del volumen, lo que permite hacerse una idea aproximada de su tamaño en el mapa CIE XYZ):

Rotando el gráfico 3D del espacio de color.

También puedes ampliar el gráfico para examinarlo en detalle, compararlo con otros espacios de color o verlo en modo “wireframe” (rejilla):


Profile for Hugo Rodriguez

Calibrar el monitor 2ª edicion  

Calibrar el monitor, 2ª edicion, es el 6º miembro de la coleccion BIT&PIXEL. Es un libro (casi) de bolsillo, pensado para poder llevar encim...

Calibrar el monitor 2ª edicion  

Calibrar el monitor, 2ª edicion, es el 6º miembro de la coleccion BIT&PIXEL. Es un libro (casi) de bolsillo, pensado para poder llevar encim...

Advertisement