Issuu on Google+

ENRIQUE BUNBURY Su andadura musical comenzó a los doce años, cuando se compró su primera guitarra eléctrica con cinco mil pesetas que había ahorrado. Empezó a tocarla en 1980 en un grupo de colegio llamado Apocalipsis. Entre 1981 y 1983 tocó la batería, fue cantante de una banda llamada Rebel Waltz, y tocó el bajo en Proceso Entrópico, nombre que se les ocurrió viendo un viernes la aparición de un faquir comiendo cristales en el programa "Un, dos, tres" de Chicho Ibáñez Serrador.


HÉROES DEL SILENCIO Héroes del Silencio (a veces abreviado Héroes o por sus iniciales HDS) fue un grupo español de rock radicado en Zaragoza, formado inicialmente por Juan Valdivia (guitarra solista) y Enrique Bunbury (voz y guitarra rítmica), y completado con Joaquín Cardiel (bajo) y Pedro Andreu (batería), a mediados de los años 80. Experimentaron un gran éxito en España y Latinoamérica, así como en varios países europeos, incluyendo Alemania, Bélgica, Suiza, Francia e Italia, convirtiéndose en uno de los grupos más exitosos de la historia del rock en español. Después de doce años en los que vendieron más de seis millones de discos en más de treinta y siete países, y en los que ofrecieron más de mil conciertos, la banda se separó en 1996.5 En 2007, conmemorando el vigésimo aniversario de sus primeras grabaciones y once años después de su ruptura, anunciaron su regreso con una gira de diez conciertos en España y América, titulada genéricamente Héroes del Silencio Tour 2007. Después de la gira se separaron definitivamente.10 Sus cuatro álbumes de estudio han sido incluidos por la revista musical Al Borde en la lista de los 250 mejores de todos los tiempos del rock iberoamericano: Senderos de traición (n.º 5), Avalancha (n.º 35), El espíritu del vino (n.º 117) y El mar no cesa (n.º 119). Su canción «Entre dos tierras» ha sido considerada por la revista digital Satélite Musical como la decimonovena mejor de todos los tiempos del rock latino en general.


RADICAL SONORA

Bunbury grabó en Los Ángeles, San Juan de Puerto Rico y en Ciudad de Guatemala. Meses después se marchó a Marruecos con ese material y allí compuso nuevos temas y dio forma a los que ya llevaba bajo el brazo. Con el apoyo de Phil Manzanera se marchó a Londres para concebir Radical Sonora (1997), su álbum debut como solista. Manzanera fue el productor y Enrique actuó de co-productor para un disco que finalmente no convenció del todo al cantante en cuanto al sonido que tenía. Bunbury ha manifestado que quería que se percibieran más matices mediterráneos de los que se pueden percibir en la grabación editada. En todo caso, este primer disco en solitario de Enrique lo separó totalmente del sonido de Héroes. Su apuesta se acercaba a la electrónica, a la música árabe y al tecno-rock más psicodélico, acorde a grupos como NIN, Depeche Mode o Massive Attack. A nivel de estructuras, letras y formas de cantar, no estaba tan alejado de su producción anterior.


PEQUEÑO

La respuesta a Pequeño comenzó a ser diferente que la recibida con Radical sonora. Si bien el apoyo de la discográfica al disco fue más bien relativo, el disco fue calando entre el público. Canciones como "Infinito" o "El viento a favor" devolvieron paulatinamente a Bunbury al primer plano de la actualidad musical. El disco se grabó en Málaga en la primavera de 1999 y fue producido por el propio Bunbury. Para ello creó la que fue su banda durante los siguientes seis años, formada por los integrantes de la banda de "Radical Sonora" salvo el guitarrista Alan Boguslavsky, más otros músicos, principalmente zaragozanos. Además contó con varias colaboraciones, entre ellas la de Eva Amaral. El álbum contenía doce canciones, y convenció a crítica y público; la gira de presentación se alargó durante dos años, realizando en total casi cien actuaciones. Se editaron cd-singles que contenían varios temas, inéditos, remixes, pruebas de sonido, maquetas, en lo que finalmente se denominó "Caja de singles". En total eran cinco discos que contenían más de treinta canciones, entre las que destacan las "caras B" de Pequeño como "Luna" o "Voy a perder la cabeza por tu amor". Las canciones inéditas eran en total quince, repartidas a lo largo de los cinco discos.


FLAMINGOS

Enrique se tomó casi nueve meses para realizar su siguiente y complejo disco, Flamingos (2002), en el que hay canciones con más de ciento cincuenta pistas de sonido. La preproducción del disco tuvo lugar en Molinos (Teruel) en el otoño de 2001, y en ella se grabaron todas las canciones del corte final más una serie de temas que hasta el momento no han visto la luz de forma oficial, aunque sí están disponibles en el disco pirata Flamingos vs Bizarros (2003). Algunas de las pistas grabadas se emplearon en la producción final aunque la gran mayoría se volvieron a grabar en los estudios Music Lan. Allí, en Avinyonet de Puigventós (Gerona) Bunbury contó con su banda de nueve músicos y la colaboración de numerosos amigos como Jaime Urrutia, Quimi Portet, Shuarma (Elefantes), Carlos Ann, Kepa Junkera, Adrià Puntí, Pedro Andreu, etc. Todos dejaron su huella en un disco denso, marcado por la ruptura matrimonial de un Bunbury que posa vestido de boxeador para la portada. Canciones como "Contar Contigo" o "No se fíe" responden a esa imagen de luchador aún con ganas de pelea. Se ha considerado que en el disco en su conjunto es una metáfora de su separación sentimental. La apuesta da sus frutos: Flamingos es disco de oro de salida, consiguiendo el éxito en México y Argentina. Se llenan los primeros conciertos en España. En varias capitales mexicanas se forman largas colas para que Bunbury firme autógrafos.


EL VIAJE A NINGUNA PARTE

El que fue cuarto disco de estudio de la carrera en solitario de Bunbury se gestó a lo largo de 2003. Una gran parte de las composiciones cobraron forma durante el viaje que el propio Bunbury

realizó

a

lo

largo

de

toda

Latinoamérica ese año, y otras se compusieron en su ciudad natal y otros lugares de España. La preproducción del disco se realizó en Cuarte de Huerva (Zaragoza) durante el otoño de 2003, y a ella se presentó Bunbury con casi cien temas de los que finalmente eligió diecinueve, más una versión («Voces de tango») del grupo zaragozano "Más Birras" que lideraba el malogrado Mauricio Aznar. En 2004 se edita El viaje a ninguna parte, un disco doble con múltiples influencias provenientes de diversos lugares, con ritmos, música y letras en las que podemos encontrar desde tangos a corridos, pasando por el blues. El propio Bunbury ha confesado que es uno de sus discos más representativos. El disco volvió a llevar aparejada una larga gira, en la que volvió a recorrer ambas partes latinas del Atlántico en toda su extensión.


FREAK SHOW

Esta mini-gira (cinco ciudades y seis conciertos) se desarrolló a finales del año 2004. Se puede decir que fue un "spin-off" del El viaje a ninguna parte, materializando la idea que previamente tenía Bunbury en mente, una gira ambulante en su más pura expresión. Para ello contó con la caravana circense del circo Raluy, que ya antes había servido para la sesión de fotografías del disco. El recinto que se preparó contaba con una carpa para el concierto en sí mismo, junto con un cuadrilátero donde se simulaba una lucha mexicana, una zona para hacer lucha de pulso y otras areas. Los conciertos en sí, con un repertorio basado en el disco editado ese año, contaban con una serie de artistas invitados que cantaban tanto temas propios como del propio Bunbury de forma conjunta. Carlos Ann, Nacho Vegas, Adrià Puntí, Iván Ferreiro y Mercedes Ferrer participaron de esa forma en la gira


EL TIEMPO DE LAS CEREZAS

En 2006 Enrique Bunbury y Nacho Vegas se encontraron en el Puerto de Santa María (Cádiz), y con la ayuda de Paco el Loco grabaron un disco doble, El tiempo de las cerezas. Bunbury rescató algunas canciones del que iba a ser su próximo disco de estudio, Judas, que finalmente no vio la luz. Con otras nuevas composiciones lanzó un disco que recibió buenas críticas en general. El título inicial era Bunbury y Vegas (aunque también se barajó la posibilidad de que fuese al revés, Vegas y Bunbury). Finalmente se publicó, con su título definitivo, el 18 de septiembre de 2006. Se lanzó como primer single "Días Extraños", del propio Nacho Vegas. Además se editaron como videos oficiales los de las canciones "No fue bueno, pero fue lo mejor" y "Welcome to callejón sin salida". En México se filmaría también el videoclip de "Puta Desagradecida", para promocionar el disco en dicho país.


HELLVILLE DE LUXE

El título del quinto álbum de estudio de Bunbury, Hellville de Luxe, proviene del nombre de la casa-estudio que el cantante tenía en El Puerto de Santa María, su residencia hasta que decidió mudarse a Los Angeles. Salió a la venta el 7 de octubre de 2008, después de empezada la gira de presentación y con varios meses de retraso respecto de la grabación, que tuvo lugar durante

la

primera

parte

de

2008.

La

producción corrió a cargo de Phil Manzanera, fue grabado y mezclado en los estudios Music Lan de Avinyonet de Puigventós (Gerona), y masterizado en Sterling Sound (Nueva York). Curiosamente, Bunbury volvió a contar con Manzanera en la producción después de estar con Héroes del Silencio, al igual que hiciera con Radical Sonora en 1997. En este caso delegó totalmente (en Radical Sonora actuaba de co-productor). El disco fue editado también en vinilo, siendo el primero desde Avalancha con Héroes, en una edición más completa que el formato CD (quince canciones en vez de once), limitada y que se pudo volver a conseguir con la caja de vinilos editada en 2011, la cual recoge toda su discografía de estudio hasta el año 2010. El primer single fue "El hombre delgado que no flaqueará jamás", que se presentó el 20 de agosto de 2008 en un programa especial de la cadena Rock & Gol, presentado por Juan Pablo Ordúñez, El Pirata. Distintos medios de comunicación acusaron a Bunbury de plagio en este tema al utilizar versos extraídos de dos poemarios de Pedro Casariego.4 El artista reconoció la utilización de dichos versos, y se defendió del mismo argumentando que "dos frases no hacen plagio"5


LAS CONSECUENCIAS

A principios de junio de 2009, se anunció que el nuevo disco de Bunbury, producido por él mismo, vería la luz a finales de octubre. Finalmente el lanzamiento del disco, Las consecuencias se produjo el 16 de febrero de 2010.7 Nuevamente se editaba en formato vinilo, y además el orden de las canciones del disco estaba orientado a satisfacer las características de este formato, con dos caras diferenciadas para un total de diez canciones. La versión digital del álbum contó con una canción adicional, "Los amantes". Los más aficionados han especulado con la posibilidad de que algunos temas ya estuvieran compuestos cuando se grabó Hellville de Luxe; el propio Bunbury reconoció que presentó a Phil Manzanera para la producción bastantes más temas de los quince que finalmente se grabaron para aquel disco, y que su productor y amigo rechazó varios, quizá porque no encajaban con el perfil de sonido que quería dar a aquel disco.


GRAN REX Gran Rex, que salió a la venta en 2011, supuso el disco en directo de la gira de presentación

de

Las

Consecuencias.

Producido por el propio Bunbury, contó con la ayuda de Ramón Gacías, su mano derecha en toda su etapa en solitario. Para editarlo se grabaron los tres conciertos que ofrecidos en el teatro Gran Rex de Buenos Aires (3, 4 y 5 de noviembre de 2010), y se lanzó al mercado en el formato de dos CD o tres vinilos (este último en una serie numerada y limitada, lo que según parece no agradó al cantante). Una vez más la distribución de las canciones estaba más pensada para el vinilo que para el CD. Se trataba de un disco de veinticuatro canciones, que contenía temas de todos sus discos. También ofreció cinco temas adicionales en su página oficial de Facebook, lo que daría un total de veintinueve canciones para una duración aproximada de dos horas y media. No hubo edición en formato vídeo de todo el concierto, pero sí se acompañó la edición de vinilo con un DVD ("Lo que más te gustó de mí") con algunas escenas grabadas por el cantante junto con cinco temas en directo.


LICENCIADO CANTINAS

El séptimo disco de estudio de Bunbury en solitario, se grabó en los estudios Sonic Ranch de Texas; producido por él mismo, se rodeó de la banda habitual más el percusionista Quino Béjar y algunas colaboraciones especiales (Dave Hidalgo, "Flaco" Jiménez y Elíades Ochoa) en la primavera de 2011. Se puso a la venta el 15 de diciembre del mismo año, editado por OCESA-Blanco y Negro y con quince canciones, versiones todas ellas de temas latinoamericanos. Nuevamente, como en los discos anteriores, se editó en formato CD y dos vinilos, y otra vez con el vinilo de edición limitada. Como primer single se eligió el tema "Ódiame" al que siguieron "Llévame", "Animas que no amanezca", "El solitario (Diario de un borracho)" y "Pa'llegar a tu lado". De este último se han grabado dos vídeos distintos. De forma previa al lanzamiento se pudo visualizar el documental "Las venas abiertas del Licenciado Cantinas", cuyo título emulaba al de la obra del uruguayo Eduardo Galeano, Las venas abiertas de América Latina. En él se recogía el proceso de grabación del álbum y se entrevistó al propio Bunbury y el resto de los integrantes de su banda. Durante la gira de presentación se estrenó el cortometraje "Licenciado Cantinas: The movie".


PALOSANTO

El día 29 de octubre de 2013 salió a la venta su nuevo material, Palosanto, un disco de cambio personal y sonido particular. Editado por OCESA, y distribuido por Warner Music. Fue compuesto entre 2010 y 2013, y se da la particularidad de que las primeras maquetas originales fueron robadas cuando asaltaron la vivienda del cantante en Los Angeles y se hurtó su PC. Bunbury tuvo que de alguna forma volver a grabar aquellas maquetas y según ha comentado el mismo, se perdieron ciertos matices originales, pero se añadieron otros nuevos. El disco se grabó en los Phantom Vox Studios de Los Angeles con su banda habitual Los Santos Inocentes, y fue producido por el propio Bunbury. Cuenta con arreglos de cuerda, que se pueden encontrar en grabaciones previas de Bunbury, pero como novedad hay arreglos vocales en algunos temas a cargo de un trío gospel femenino. Esto sí es una novedad dentro de la dilatada carrera musical de Bunbury. El álbum está formado por 15 canciones editadas en formato CD, CD digipack y en doble vinilo. El vinilo explica mejor la estructura que Bunbury ha querido dar al disco. Palosanto, que según ha comentado el cantante pudo ser doble con al menos 20 temas, está dividido en dos partes. En su escrito personal de presentación del disco explica que la primera parte es de un sonido más tecnológico y digital, y la segunda es más orgánica.10


Enrique bunbury