Page 366

r

NOTAS

164 Robert Devlin, Debt and Crisis in Latín America, op. cit., p. 38. 163 William Cline, International Debt Reexamined, Washington, Institute fbr International Economics, 1995,Tabla 2.12, pp. 78-79. 166 Ibid., pp. 80-83. 167 Los economistas Barry Eichengreen y Albert Fishlow han des­ crito los años 70 como una fase de globalización financiera basada en los bancos (banking ftnance), mientras que desde 1990 sería desplazada por una fase de nuevos intermediarios en la colocación de bonos de países en desarrollo (equity fmance). 168 Entre 1978 y 1982, la mayoría de los préstamos latinoamerica­ nos era a corto plazo y el periodo de gracia de un promedio de apenas tres años. Luis de Sebastián, La crisis de América Latina y la deuda exter­ na, op. cit., pp. 81-84. 169 Cita en Luis de Sebastián, La crisis de América Latina y la deuda externa, op.cit., p. 83 170 Para detalles sobre la deuda peruana véase el libro clásico de Oscar Ugarteche, E l estado deudor. Economía y política de la deuda: Perú y Boliuia 1968-1984, Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 1986. 171 Hay muy poca información publicada acerca de los préstamos para los militares. Algunos datos son resumidos en el artículo “Batalla con las armas”, Visión, 20 de mayo de 1985, pp. 6-22. 172 Para información detallada sobre estos crímenes financieros en con­ tra de los pueblos africanos se recomiendan los estudios de Damien Millet, presidente del CADTM Francia (Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo), www.cadtm.org, quien es autor de Africa sin deuda, Icaria, Barcelona, 2007; también se sugiere leer los trabajos de Eric Toussaint, presidente del CADTM Bélgica, y su libro Banco Mundial, el golpe de Estado permanente, El Viejo Topo, Mataró, Barcelona, 2007. 173 Véase la obra reciente de Oscar Urgarteche, Historia crítica del F M I, México, UNAM, Instituto de Investigaciones Económicas, 2009. 174 La cantidad de fondos pedidos en préstamos por PEMEX todavía es materia de especulación. Como señaló un periodista: “PEMEX no publicita sus deudas y, además, ha insistido en que se mantengan secretos un buen número de los préstamos que ha tomado en el exterior”. En “Latin American Survey”, Euromoney, abril de 1981, pp. 55-56.

367

Nueva historia de las crisis financieras marichal  
Nueva historia de las crisis financieras marichal  
Advertisement