Page 236

LA GLOBALIZACIÓN FINANCIERA A FINES DEL MILENIO,

1990-2006

No obstante, existía un ejemplo reciente que era muy llama­ tivo y que dejaba en evidencia el fracaso estrepitoso que se podría sufrir como consecuencia de la expansión desmesurada de los mercados financieros. Se trataba de Japón, la segunda economía del mundo: en 1990 había padecido una enorme crisis financie­ ra que pronto se transformó en una prolongada recesión. El ori­ gen del colapso provino de una serie de burbujas que se habían generado con rapidez desde mediados de los años 80 en los mer­ cados inmobiliarios y bursátiles de ese país. La gran especulación despegó con la apreciación del yen respecto del dólar en la pri­ mavera de 1985, después de lo cual el Banco de Japón inyectó liquidez a los mercados crediticios. Entre 1986 y 1987, el banco central volvió a bajar el tipo de descuento en cinco ocasiones, empujándolo hacia abajo desde el 5% hasta llegar al 2,5%, “el nivel más reducido desde la guerra”.209 El propósito principal de las autoridades financieras japonesas consistía en devaluar la moneda y ayudar a sostener las exportaciones, evitando que los productos japoneses se volvieran demasiado caros en los merca­ dos internacionales. El efecto de la baja en el costo de los créditos fue instantá­ neo, ya que las clases medias y altas japonesas se volcaron a invertir de manera masiva en valores en bolsa y en bienes inmuebles. Este poderoso movimiento fue impulsado, además, por las altas tasas de ahorro en Japón, que se contaban entre las más formidables del mundo. Los precios se dispararon: el índi­ ce Nikkei 225 de la bolsa de Tokio estaba en el nivel de 11.542 en diciembre de 1984 y pasó a 38.915 en diciembre de 1989. En el caso de los precios y terrenos la escalada fue mucho más abrupta. En 1989, el valor de los terrenos para uso residencial en Tokio alcanzó 150 veces el correspondiente a la zona m etro237

Nueva historia de las crisis financieras marichal  
Nueva historia de las crisis financieras marichal  
Advertisement