Issuu on Google+

Grupo musical del Cabildo Muisca de Suba Fuchunsua 22 de marzo de 2013

El día 22 de Marzo, Día Mundial del Agua, la administración del humedal Juan Amarillo o Tibabuyes realizó actividades de reflexión y sensibilización, con el fin concientizar e informar a las comunidades sobre la importancia de este valioso recurso, como fuente principal para la vida en la Tierra, y cómo lograr un uso responsable y sostenible de lo queda de agua en el planeta. EL AGUA PATRIMONIO NATURAL DE TODAS LAS CULTURAS En el marco de la celebración del Día Internacional del Agua, se contó con la representación del pueblo Muisca del territorio Sagrado de Zhuba, quienes compartieron a los asistentes la memoria histórica de la Laguna Neuque, Humedal Juan Amarillo o Tibabuyes en la actualidad, en donde ancestralmente se celebró “La Fiesta de las Flores”: ritual festivo que congregaba a las diferentes poblaciones Muiscas del altiplano Cundiboyacense, donde las niñas Muiscas después de bañarse en la laguna, simbólicamente iniciaban su camino como FURAK, mujeres en lengua Muisca. En esta ocasión, los jóvenes que hacen parte del grupo de música tradicional del Cabildo Muisca de Suba, FUCHUNSUA que significa en español “El Templo Sagrado del Zorro”, por medio de cantos tradicionales, propios de la tradición oral del territorio de Suba y de la verdadera historia de la comunidad, no contada por libros "formales", sino por los actores implicados en estos hechos históricos, los Muiscas de Suba; sensibilizaron a los visitantes acerca de la importancia del agua para la vida, de su significado cosmogónico y de su vital cuidado. La madre SIE para la comunidad Muisca simboliza la fertilidad, la vida y la fuerza natural del espíritu Muisca aun presente en el territorio de Muyquita, hoy Bogotá.

Participación de los estudiantes del Liceo Globerth en la celebración del Día Mundial del Agua 22 de marzo de 2013

Lo que hoy concebimos como espacios naturales, como accidentes geográficos, eran para los Muiscas el principio femenino, el cuerpo de la madre: humedales, cañadas, vertientes hidrográficas, saltos de agua, nacimientos, lagunas; eran considerados como lugares sagrados, donde la vida ha sido posible.


Los efectos ecológicos del cambio climático, el deterioro y la contaminación de los ecosistemas especialmente los humedales, tienen consecuencias para la conservación de las aves, especialmente las aves migratorias y para la vida silvestre en general. Estas aves viajan miles de kilómetros desde sus sitios de reproducción en Norteamérica o el extremo sur de Suramérica, cruzan diferentes sitios y países, más conocidas como rutas migratorias; vuelan sobre montañas, ríos, mares, bosques, desiertos, etc.; hasta encontrar un lugar donde refugiarse, descansar, anidar y criar sus polluelos. El humedal Juan Amarillo o Tibabuyes, es referenciado dentro de estas rutas migratorias como el hogar preferido de numerosas aves viajeras, donde es posible encontrar un sitio de descanso, refugio y suficiente alimento para continuar estos largos viajes, que en ocasiones van desde el norte de los Estados Unidos, hasta las Pampas Argentinas y la Patagonia.

Con este servicio ecosistémico que presta el humedal, ha sido posible observar algunos individuos de tiránidos (Tyrannidae) conocidos como “atrapamoscas”, entre los que se encuentran el Pibí oriental (Contopus virens), la Elenia montañera (Elaenia frantzii), el Sirirí norteño (Tyrannus tyrannus) y la tijereta sabanera (Tyrannus savana), observadas entre la vegetación en los diferentes sectores del humedal desde el pasado mes de marzo e incrementándose el número de registros durante el mes de abril.

Pibí oriental ( Contopus virens) Tercio alto del humedal Juan Amarillo Alejandro Paz – Profesional de Monitoreo - 23 de Abril de 2013

Sirirí norteño (Tyrannus tyrannus) Tercio alto del humedal Juan Amarillo Alejandro Paz – Profesional de Monitoreo -25 de Abril de 2013

Tijereta sabanera (Tyrannus savana) Tercio medio del humedal Juan Amarillo Alejandro Paz – Profesional de Monitoreo 5 de Abril de 2013

Con acciones sencillas como entregar las basuras y escombros generados en cada uno de los hogares y negocios solo al operador de aseo el día y hora correspondiente al sector, barrio o cuadra, se evita que estos residuos lleguen a los humedales y de esta forma contribuir para que las aves tanto residentes como migratorias, puedan encontrar un lugar donde anidar y encontrar alimento suficiente que garantice su supervivencia.


Las olas invernales ocurridas en los años 2010, 2011 y 2012, causaron el aumento de nivel del río Salitre, el cual en más de una ocasión se desbordó a la altura de los rebosaderos de la laguna de Tibabuyes, trasvasando hacia la laguna sus aguas con altas cargas de nutrientes y sustancias contaminantes, provenientes de los vertimientos de aguas residuales domésticas e industriales y toda clase de residuos sólidos y líquidos. Las masas de buchón (Eichhornia crassipes) que se conformaron a partir de estos eventos, comenzaron a crecer y acumularse en los bordes de la laguna y han sido extraídos manualmente por los equipos de mantenimiento de las administraciones: pero lo que en la actualidad se observa y concluye es que la tasa de crecimiento acelerado del buchón supera la de extracción, por lo cual es importante considerar otros métodos más efectivos por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, una vez se realicen los estudios correspondientes.

La combinación de las aguas, causó la muerte de gran cantidad de peces y de aves que anidaban al borde sur occidental, pero a la vez contribuyó para que el “buchoncito de agua” (Limnobium laevigatum), y el “buchón, jacinto o lirio de agua” (Eichhornia crassipes) conocido por su flor de vistosos colores, especie de difícil erradicación, se multiplicaran fácilmente en la laguna del Tibabuyes.

Sector de la laguna cubierta de buchón (Eichhornia crassipes) Tercio alto del humedal Juan Amarillo Rafael Prieto Ramírez – Profesional de Mantenimiento Abril de 2013.

La administración del humedal ha redoblado sus esfuerzos en el retiro y control del buchoncito de agua (Limnobium laevigatum), especie que al sacarla de su hábitat natural se declara invasora, además de salvaje, el buchón o jacinto de agua (Eichhornia crassipes), es considerada la única especie de su género estrictamente flotante.

Extracción manual de buchón (Eichhornia crassipes) en la laguna de Tibabuyes. Tercio alto del humedal Juan Amarillo Rafael Prieto Ramírez – Profesional de Mantenimiento 11 de Abril 2013.

Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas más dañinas del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; proveniente al parecer de la Amazonía y Brasil, que por su rápido crecimiento dificulta su intervención no solo en los humedales de Bogotá, sino en otros cuerpos de agua como la laguna de Fúquene y el embalse del Muña, entre otros.

Es importante informar que la superficie cubierta por especies como buchón o jacinto de agua (Eichhornia crassipes) es de aproximadamente 5 hectáreas, un 27% del área total del espejo de agua, pero el impacto visual que genera el verdor de la gran masa de buchón que viaja por toda la laguna,. funda una impresión de descuido y falta de mantenimiento. Sin embargo la administración continuará sus labores para mejorar el aspecto de la laguna.


Además del impacto visual que genera el gran tapete verde en la laguna de Tibabuyes, es importante mencionar los impactos que el buchón (Eichhornia crassipes) ocasiona al ecosistema y la importancia de su control y manejo; especie exótica que en altas densidades disminuye la penetración de la luz dificultando el intercambio de oxígeno, indispensable para otros organismos, atraen insectos los cuales son transmisores de enfermedades, reducen la calidad del agua y su capacidad de mantener diversas formas de vida, entre otras. Sin embargo, es necesario resaltar que estas plantas siempre y cuando se controlen y manejen adecuadamente, cumplen algunas funciones importantes como tener la capacidad de formar suelo y evitar la erosión de los bordes de los cuerpos de agua, aportan oxígeno y nutrientes aprovechados tanto por peces como aves presentes en el humedal, son capaces de absorber metales pesados como el cadmio, el mercurio, el cromo, el plomo y otras sustancias presentes en el agua contaminada.

Extracción manual de buchón (Eichhornia crassipes) en el primer rebosadero de la laguna Tercio alto del humedal Juan Amarillo Rafael Prieto Ramírez – Profesional de Mantenimiento Abril de 2013.

Adicionalmente con el material extraído de la laguna, la administración está elaborando abono orgánico, el cual será utilizado para la fertilización de los árboles existentes en la ronda del humedal. Buchón ( Eichhornia crassipes) extraído de la laguna y dispuesto en el compostadero Tercio alto del humedal Juan Amarillo. Rafael Prieto Ramírez – Profesional de Mantenimiento Abril de 2013

Buchón ( Eichhornia crassipes) en el proceso de compostaje Tercio alto del humedal Juan Amarillo Rafael Prieto Ramírez - Profesional de Mantenimiento Abril de 2013.

Teniendo en cuenta lo especial de la situación, ya que no se había observado gran cantidad de buchón en la laguna, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, está estudiando algunas alternativas técnicas viables, para hacer una extracción eficiente y equilibrada de este material para recuperar el espejo de agua, sin causar una disminución importante del nivel de agua en la laguna, la cual solo tiene el agua lluvia como único ingreso del recurso al sistema.


Si por un momento las personas reflexionaran al respecto, además de comprender la importancia de este elemento indispensable para la vida, cada uno debería tomar la iniciativa de cambiar los hábitos de consumo y generar acciones que conduzcan a materializar el ahorro y uso eficiente del agua, para garantizar la supervivencia y el porvenir de todos los seres vivos En este sentido el propósito de la administración del humedal, es promover y difundir en las comunidades, algunas recomendaciones que contribuyan para que el agua se ahorre y se cuide; acciones sencillas que no implican esfuerzos innecesarios, desgastantes o quizá molestos, ya que el correcto uso de este recurso natural se debe asumir como un compromiso de todos porque, en últimas todos saldremos beneficiados, al realizar las siguientes acciones:

Mientras la población crece y crece, se deben aunar esfuerzos para brindar a todos este servicio esencial, por eso pedimos tu colaboración, a través del simple cuidado y buen uso del agua, patrimonio natural indispensable para la vida . CONVENIO DE COOPERACIÓN No. 9-07-24300-0627-2012 EAAB –ESP- FUNDACIÓN ALMA Carrera 91 A No. 127-63 Tel: 5360848-5360198 Correo electrónico: admonhumedaltibabuyes@gmail.com


Boletín No 4. Humedal Juan Amarillo o Tibabuyes