Issuu on Google+

EN CASA CON DIOS

En Casa con Dios

Pasajes Paralelos GNT Mateo 6,6 «ςὺ δὲ ὅσαν πποςεύχῃ, εἴςελθε εἰρ σὸ σαμεῖόν ςοτ καὶ κλείςαρ σὴν θύπαν ςοτ ππόςετξαι σῷ πασπί ςοτ σῷ ἐν σῷ κπτπσῷ;…» SBCI Mateo 6,6 «En cambio, tú, cuando reces, entra en tu habitación, y, después de candar la puerta reza a tu Padre [que está] en lo oculto;…» NBJ Mateo 6,6 «Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto;…» NBJL Mateo 6,6 «Tu, en cambio cuando vayas a orar, entra en tu cuarto y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre que esta allá, en lo secreto,…»

GNT=The Greek New Testament SBCI=Sagrada Biblia Cantera-Iglesias NBJ= Nueva Biblia de Jerusalén NBJL= Nueva Biblia de Jerusalén Latinoamericana

Iniciacion Cristiana Recursos y Referencias

σαμεῖον

(tameion),

En Casa con Dios es estar un momento en la intimidad de nuestro ser con nuestro Padre que está en lo secreto. Es un momento especial para tener un encuentro personal con Dios, para reflexionar, meditar y conocer más de EL, es un momento donde nos abandonamos completamente en sus manos pues “en el vivimos, nos movemos y existimos”1. Es un instante en el que viviremos los puntos centrales de nuestra fe.

Almacén, cámara, habitación (oculta)… según el contexto, significa en general una habitación interior que queda oculta y en la que no pueden penetrar las miradas dirigidas desde el exterior…en Mt 6,6 se habla de la oración en el cuarto

Ayudados por el evangelio de Mateo 6,6 y Lucas 15,22 además de algunos recursos y ejercicios iremos trazando las ideas claves para vivir esta primera sesión, este primer momento.

interior(retirado).

La primer clave que tenemos a partir de Mateo es la palabra habitación o cuarto y que en el texto griego se encuentra como σαμεῖόν [tameion] por lo que antes que nada hay que ubicar el lugar en el que buscaremos ese encuentro; el texto griego nos propone entonces un σαμεῖόν [ una habitación oculta o cuarto interior ] (véase recursos y referencias) de acuerdo a esta palabra griega esta habitación tiene como primer característica que nos exenté de las miradas y donde nadie nos moleste; sin embargo cada quien podrá localizar ese lugar de acuerdo a sus posibilidades, lo importante será que sea precisamente ajeno a todo ruido y alejado de toda actividad que NO nos permita propiciar ese ambiente de interioridades entre Tú y Dios. Puede ser una capilla, el templo, un salón, el campo, la sala, tú recamara etc. Ahora siguiendo el pasaje de Mateo pero a manera de analogía tratemos también de ingresar a nuestra habitación interior de nuestro ser y cerrémoslo ante todo aquello que no nos permita silenciar y alejar ruidos, personas, cosas, actividades, pero sobre todo preocupaciones, y miedos, pues estos detalles no permiten que nos enfoquemos en los verdaderamente importante que es el encuentro con Dios. Si no lo hacemos así, en lugar de estar en nuestra habitación privada, gozando de nuestro ser interior colmado por nuestro Dios, nos encontraremos buscándonos y encontrándonos a nosotros mismos y no a Dios, nos encontraremos con nuestros ídolos que no son otra cosa que aquello a quien le damos el lugar de Dios y muchas veces solo veremos nuestro ego, nuestros fantasmas, nuestras vanidades y orgullos que circundan en nuestra habitación o peor aun buscaremos proyectar nuestros anhelos de gloria, de que nos vean, de enlistar una harta de palabras que más que un dialogo son puras ganas de acaparar la conversación con inútiles frases sin un ápice de contenido y sentido más que el que seamos vistos y seas alabado. He ahí el peligro del que Jesús nos advierte ante los que solo gustan de las palabrerías y de que los vean. 1

Como

A

la Casa de los

oyentes de Jesús solía tener una pieza sola, la HABITACION puede entenderse como un local aislado (despensa, bodega, pajar; en Lc 12,24 es “granero”) donde nadie molestara, ni admirara al orante.

B

 Jesús enseña en los vv. 5-8 que la oración debería ser una Sincera comunión personal con Dios, y que debería ser breve, puesto que es para nuestro beneficio y no para el de Dios, dado que El ya sabe lo que necesitamos. Esta enseñanza no menosprecia el culto público en cuanto tal, pues Jesús participa del culto de la sinagoga (Mc. 1.21), y lo incorpora en la oración del Señor, aunque también c oraba en privado.

A. Diccionario Exegético del Nuevo Testamento Vol. II #1675 B. Sagrada Biblia CanteraIglesias.3ra ed. Nota a Mt 6.6 C. Nuevo Comentario Bíblico San Jerónimo #38 Nota a Mt 5-8

Hechos 17,28b

Htaeli@hotmail.com

http://encasacondios.blogspot.com/

1


EN CASA CON DIOS

Iniciacion Cristiana

Escuchemos a Joseph Ratzinger en el comentario que vierte sobre la oración del Señor, que aunque no es nuestro tema sus indicaciones no advierte del peligro que corremos sobre lo antes señalado: “otra forma equivocada de rezar ante la cual el Señor nos pone en guardia es la palabrería, la verborrea con la que se ahoga el espíritu. Todos nosotros conocemos el peligro de recitar formulas resabidas mientras el espíritu parece estar ocupado en otras cosas. Estamos mucho más atentos cuando pedimos algo a Dios aquejados por una pena interior o cuando le agradecemos con corazón jubiloso un bien recibido. Pero lo más importante, por encima de tales situaciones momentáneas, es que la relación con Dios permanezca en el fondo de nuestra alma…”2 Pero entonces ¿cómo empezar este encuentro?, ¿cual es o como debe de ser esa comunión, esa charla, ese dialogo, ese primer acercamiento o esas primeras palabras? Jesús el hijo amado de Dios nos da la pauta para iniciar ese encuentro; «Ustedes pues recen así: Padre Nuestro…»3 Esta palabra que sale de la boca de Cristo encierra toda esa intimidad que Jesús tenia con Dios. Padre que en la lengua original de Jesús el Arameo, era ABBA. significa querido papito.4 Con esta expresión entregada por Jesús a todos nosotros ahora la recibiremos para dirigirla a Dios y tomaremos conciencia de esta otra gran verdad :<< somos sus hijos >> por lo que seguiremos de cerca la experiencia intima que Jesús vivió al reconocer a Dios como Padre. 5 Antes de hacer nuestra esta primera exclamación de la Oración del Señor, conviene purificar humildemente nuestro corazón de ciertas imágenes falsas de "este mundo". La humildad nos hace reconocer que "nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquél a quien el Hijo se lo quiera revelar", es decir "a los pequeños" (Mt 11,25-27). La purificación del corazón concierne a imágenes paternales o maternales, correspondientes a nuestra historia personal y cultural, y que impregnan nuestra relación con Dios. Dios nuestro Padre trasciende las categorías del mundo creado. Transferir a él, o contra él, nuestras ideas en este campo sería fabricar ídolos para adorar o demoler. Orar al Padre es entrar en su misterio, tal como El es, y tal como el Hijo nos lo ha revelado: La expresión Dios Padre no había sido revelada jamás a nadie. Cuando Moisés preguntó a Dios quién era El, oyó otro nombre. A nosotros este nombre nos ha sido revelado en el Hijo, porque este nombre implica el nuevo nombre de Padre. ( CATECISMO DE LA IGLESIA CATOLICA 2779)

Nosotros humildemente entonces reconocemos que Jesús nos ensena a decir Padre nuestro y que nuestra experiencia de Dios será como Jesús nos lo enseña. 2

Joseph Ratzinger –Benedicto XVI. Jesús de Nazaret. #162-163 Mateo 6, 9. Texto tomado de la Biblia latinoamericana. Ed 1995 4 «Era algo nuevo, algo único e inaudito el que Jesús se atreviera a dar este paso hablando con Dios como un niño habla con su padre, con simplicidad, intimidad, confianza, seguridad. No cabe duda, entonces, de que Abba, que Jesús utiliza para dirigirse a Dios, revela la base de su comunión con Dios. ABBA. como tratamiento dado a Dios, es la mismísima voz, una expresión autentica y original de Jesús, y ese Abba implica el titulo o la reivindicación única… Nos encontramos ante algo nuevo e inaudito que rebasa los límites del judaísmo. Aquí vemos que es lo que fue el Jesús histórico: el hombre que tuvo el poder de dirigirse a Dios como Abba, y que incluyo a los pecadores y a los publícanos en el reino, autorizándolos a repetir esta sola palabra: ABBA, oh querido papa» Joaquin Jeremías, Mensaje Central del NT., Sígueme Salamanca 1972, 29,37. 3

5

Muchos autores destacan la experiencia del Abba que tuvo Jesús como la fuente principal de su mensaje y vida (cf.R. Hamerton-Kelly, Concilium 143[3,1981]95-102; J.Jeremias, Abba. El Mensaje Central del Nuevo Testamento [Salamanca 1983]; E.Schillebeeckx, Jesus La historia de un viviente [Madrid 1981]463-66) Este planteamiento subraya que Jesús tuvo una profunda experiencia de Dios como su propio padre.Se atrevía a dirigirse a El con la intima y a la vez respetuosa expresión aramea ‘Abba (mi propio padre querido), un uso religioso –en cuanto podemos saber- desconocido por lo judíos piadosos y probablemente ofensivo para ellos. Un término usado para dirigirse a los padres humanos no se usaba para referirse a Dios en la liturgia de la sinagoga. Jesús también enseno a sus discípulos a imitar su intima relación con Dios como Abba. Desde este total confianza en Dios como Padre y el correspondiente abandono en sus manos surgían las sorprendentes praxis y enseñanza de Jesus. Sin embargo, se necesita prudencia en este punto (cf. Conzelmann, Jesús 49-50; J.A. Fitzmyer, en A cuase de l’Évangile [Fest.J.Dupont, LD 123, Paris 1985] 15-38 )… Es prudente, sin embargo, evitar la pretensión de que ningún otro Judío hubiera usado nunca el termino Abba en oraciones dirigidas a Dios. No sabemos prácticamente nada de la piedad popular privada de los judíos galileos del s.I d.c. que hablaban arameo y un paralelo parcial al uso de Jesús puede encontrarse en una fuente rabínica mucho más reciente (cf. Vermes, Jesús el Judío). En conjunto tenemos razones para afirmar que el sorprendente uso de Abba por parte de Jesús expresa realmente su intima experiencia de Dios como su padre y que este uso produjo una duradera impresión en sus discípulos… John P. Meier en . Nuevo Comentario Bíblico San Jerónimo [78:30-31]

Htaeli@hotmail.com

http://encasacondios.blogspot.com/

2


EN CASA CON DIOS

Iniciacion Cristiana

Pasaje bíblico Lucas 15,20-24 20Y, « levantándose, partió hacia su padre.«Estando él todavía lejos, le vio su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente. 21 El hijo le dijo: `Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.' 22 Pero el padre dijo a sus siervos: `Daos prisa; traed el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en la mano y unas sandalias en 23 los pies. Traed el novillo cebado, matadlo, y comamos y celebremos una fiesta, 24 porque este hijo mío había muerto y ha vuelto a la vida; se había perdido y ha sido hallado.' Y comenzaron la fiesta. »

Paralelos bíblicos

Un relato que no puede ayudar a ambientar nuestra habitación para continuar con nuestro encuentro con Dios y vivir esa experiencia del Abba, lo tenemos en la parábola del padre misericordioso o comúnmente conocida como el hijo prodigo. En ella encontraremos el amor y misericordia de Dios en su más grande expresión. Sin embargo solo saborearemos el versículo 22 del capítulo 15 del evangelio de Lucas: El relato esta tejido con expresiones de grande alcance. El hijo todavía está lejos, y su padre, al verlo, se conmueve profundamente. Corre, lo abraza, lo besa, siendo este gesto el símbolo del perdón y del cariño (2Samuel 14.33). Es aquí donde nosotros no situamos en la misma posición para que seamos envueltos del abrazo paternal de Dios que nos espera, que sale a nuestro encuentro en lo secreto. Haciendo un análisis del texto podremos encontrar algunas nociones que nos ayudaran a enfocarnos más vivamente en la presencia de Dios. El Padre perdona con toda su persona. Y no le deja terminar al hijo su confesión que había preparado. No le dirige ninguna palabra de reproche (alguna reprimenda que sonara a las que estamos acostumbrados a que se nos diga cuando fallamos <<ves te los dije>><<ya decía yo>>; tampoco ha puesto condiciones para que sea recibido. Al padre le basta ver a su hijo pidiendo perdón sinceramente. El Padre, sin un repliegue de rencor, deja atrás los momentos tristes y borra el pasado de su memoria, pues ha sido llenado su presente con la dicha de tener a su hijo de nuevo. Por eso quiere cuanto antes devolverle la dignidad de hijo. Tres dones van a marcar la recuperación de este hijo, mismos que nosotros haremos nuestros para vivir ese encuentro con Dios en nuestra habitación. Por consiguiente son tres las palabras en el texto griego que estudiaremos:

1.- ςσολὴν

[stole]

=

Tunica

2.- δακσύλιον

[daktulion]

=

Anillo

3.- ὑποδήμασα

[Hupodemata ]

=

Sandalias

ὁ πασὴπ ππὸρ σοὺρ δούλοτρ αὐσοῦ, Ταχὺ ἐξενέγκασε ςσολὴν σὴν ππώσην καὶ ἐνδύςασε αὐσόν, καὶ δόσε δακσύλιον εἰρ σὴν χεῖπα αὐσοῦ καὶ

ὑποδήμασα εἰρ σοὺρ πόδαρ» NBE Lucas 15.22 «22 Pero el padre les manso a sus criados: “Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo; pónedle un anillo en el dedo y sandalias en los pies» NBJ Lucas 15.22 «22 Pero el padre dijo a sus siervos: `Daos prisa; traed el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en la mano y unas sandalias en los pies. » GNT=The Greek New Testament NBA=Nueva Biblia Española NBJ= Nueva Biblia de Jerusalén

NBJ= Nueva Biblia de Jerusalén

Htaeli@hotmail.com

GNT Lucas 15,22 «22 εἶπεν δὲ

http://encasacondios.blogspot.com/

3


EN CASA CON DIOS

Iniciacion Cristiana

Indudablemente estas tres palabras evocan los dones otorgados al hijo y que están cargados de un simbolismo maravilloso: 1. LA TUNICA: Tiene la siguiente connotación, de que le vistan el mejor vestido, no el anterior que traía antes de irse, sino el primero en calidad que haya en la casa. Con este gesto se indica la plena reintegración en la familia dotándolo de nuevo de la dignidad de Hijo. 2. EL ANILLO. Colocar el anillo significa dotar autoridad, por eso al decir el padre pónganle el anillo le esta restituyendo la autoridad de ser hijo suyo. 3. Las sandalias son señal de un hombre libre. Los esclavos andaban descalzos. Ponerle las sandalias al hijo es un gesto que equivale a otorgarle la plena libertad.

En resumen, el que estaba perdido y muerto vuelve a casa, y su padre lo restituye plenamente y lo constituye hijo, con toda dignidad, autoridad y libertad. Tanta excelencia proviene gratuitamente y generosamente del Padre; de el parten las ordenes, el manda que se ejecuten sin dilación. La honra con que quiere enaltecer a su propio hijo parece quemarle por la urgencia con que quiere verlo como hijo del todo rehabilitado. El hijo prodigo, revestido de la mejor túnica, anillo y sandalias, es un ser nuevo, rescatado por el perdón y el amor del padre. Este profundo cambio interior debe manifestarse al exterior. Los tres dones serán señal visible. Estas pautas descubren en nuestro interior algo nuevo y desconocido por muchos de nosotros, el encuentro con Dios no es un trueque, una conveniencia de intereses egoístas, de una negociación de compra-venta, ni mucho menos un intercambio de actos y justificaciones por el gran Don y Gracia de Dios. Según nuestra reflexión hasta ahora hecha, hemos descubierto que el ambiente que se requiere en nuestra habitación exterior como interior es la RECONOCER A DIOS COMO ABBA, CON EL QUE BUSCAREMOS UN SINCERO ENCUENTRO CON AQUEL QUE SABEMOS QUE NOS CONSIDERA SUS HIJOS, CONFIRIENDONOS LA AUTORIDAD Y LA LIBERTAD PLENA. En resumen es ingresar a nuestro tameion particular para que ahí sea donde nos abramos a la presencia amorosa de nuestro Abba porque somos sus hijos muy amados. "La prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: Abba, Padre" (Ga 4, 6). “ Y vosotros no habéis recibido un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien, habéis recibido un espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre (Rm 8,15). Pero no nos engañemos, el que el Padre sea tan bueno con nosotros no nos da derecho a quedarnos tan tranquilos y seguir fallándole. Su misericordia no está en contradicción con su justicia sino que se acompañan mutuamente.

Htaeli@hotmail.com

http://encasacondios.blogspot.com/

Padres de la Iglesia

San Agustín, ut

sup. O el vestido primero es la dignidad que se perdió en Adán y los siervos que la traen son los predicadores de la reconciliación. El anillo colocado en la mano es el don del Espíritu Santo, por la participación de la gracia que se representa muy bien por el dedo. El calzado en los pies es la preparación a la predicación, para no tocar las cosas de la tierra. Acerca de esto prosigue: "Y calzado en sus pies". (Catena aurea ES 10517)

San Ambrosio. También el vestido es el amito de la sabiduría, con el que los apóstoles cubren la desnudez de su cuerpo; recibió la primera sabiduría, pero aún existe otra para la que no existe misterio. El anillo es la señal de la fe sincera y la expresión de la verdad, acerca de lo que prosigue: "Y ponedle anillo en su mano". (Catena aurea ES 10517)

4


EN CASA CON DIOS

Iniciacion Cristiana

Para finalizar nuestra reflexión haz un compromiso concreto. En la medida de lo posible localiza ese lugar que vas a utilizar y sobre todo el horario que se ajuste a tus necesidades en la que dediques media hora diaria para dedicarla a estar con Tu Padre. Terminemos con este pensamiento de San Anselmo: “Deja por un momento tus preocupaciones habituales, hombre insignificante; entra por un instante dentro de ti mismo, alejándote del tumulto de tus pensamientos confusos y las preocupaciones inquietantes que te oprimen. Descansa en Dios por un momento, descansa en Dios por un momento, descansa solo un instante en El.”

Ejercicio Espiritual para tu vida

Esta semana habrás de pedir la gracia de hacer de Dios la principal prioridad de tu vida y de tu oración: Llegar a comprender la anchura, la largadura y la profundidad del plan de Dios. Debes pedir, muy especialmente, generosidad y magnamidad para responder a Dios con todo tu corazón, de manera que en todo tiempo sientas la alegría de hacer su voluntad en todas las cosas. 5/1

ACLARAR MI VISTA

6

En el gran poema épico indio, Mahabarata, hay una narración interesante acerca de la habilidad que desplego Arjuna con el arco en una competición celebrada para comprobar la destreza de cada uno. Sobre un poste elevado se coloco un pez de madera, cuyo ojo serviría de blanco. Un grupo de príncipes valientes acepto el reto de disparar al ojo del pez. Momentos antes de que cada uno arrojara su flecha, su «guru» le preguntaba qué es lo que veía, y todos ellos respondían, invariablemente, que veían un pez sobre un poste muy alto… y describían la cabeza del pez, su color y cosas por el estilo. Cuando le hicieron esta misma pregunta a Arjuna, mientras este apuntaba, dijo: «No veo nada más que el ojo del pez». ¡Y fue el único que consiguió perforar el blanco con su flecha! El hombre planea su camino, Pero el Señor le dirige los pasos. Proverbios 16,9

Sugerencias para Oración / Temas de Reflexión ¿Tengo puesta la mira en Dios, en todo lo que hago? ¿Todas mis actividades tienen un único propósito? ¿Es Dios el objetivo de mi vida? ¿En que dirección va mi vida? En mi «vocación» o en mi «carrera», ¿estoy haciendo la voluntad de Dios? ¿Sigo aun tratando de hallar la voluntad de Dios en mi? ¿Tengo un objetivo claro en la vida? Conviene que lo exprese ahora, en una fórmula: Mi principal objetivo en la vida es……………………………………………………………………………………… y he de comprobar si mi formula tiene en cuenta la fidelidad de Dios en la Creación y si está orientada a edificar el Reino de Dios. Si realmente, quiero realizar este objetivo, ¿Qué es lo que ello me exigiría, en términos de tiempo, entrega, responsabilidad? ¿Qué determinaciones concretas e inmediatas habré de tomar para ponerme en camino de alcanzar este objetivo? Pide al Señor que te de una visión clara y una voluntad fuerte para amar, adorar y servir a Dios en todas las cosas. Antes de morir, todos deberían saber a dónde van, de donde vienen y por que. Thuber

6

Ejercicio tomado de Guía para los Ejercicios Espirituales en la vida ordinaria. En Casa con Dios .Hedwing Lewis, S.J.5ta. edición

Htaeli@hotmail.com

http://encasacondios.blogspot.com/

5


En Casa con Dios