Page 1


Bendición de Navidad Para rezar en familia Señor Dios, Padre nuestro, que tanto amaste al mundo que nos entregaste a tu Hijo único nacido de María la Virgen, dígnate bendecir este nacimiento y a la familia cristiana que está aquí presente, para que las imágenes de este Belén nos ayuden a profundizar en la fe. Te lo pedimos por Jesús, tu Hijo amado, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.


SUMARIO 4

6

8

10

EDITORIAL

ORDEN HOSPITALARIA

NAVIDAD

EDUCACIÓN

El mensaje de la esperanza en el Año de la Fe

La Orden celebró su LXVIII Capítulo General

Cuando el proyecto personal y el proyecto de Dios se encuentran

Conflicto y agenda de las instituciones educativas

13

16

18

20

SALUD PREVENTIVA

PASTORAL Y VOLUNTARIADO

PSICOLOGÍA

ODONTOLOGÍA

Un cachetazo al corazón

Abordaje preventivo de la hipertrofia gingival en pacientes con patologías psiquiátricas

28

30

Cómo cuidarnos del golpe de calor y la insolación

23

Diálogos desde la fe: una experiencia de catequesis

26

EN PRIMERA PERSONA

Psicopedagogía en el Centro de Rehabilitación San Juan de Dios PASTORAL

PSICOLOGÍA

SALUD MENTAL

El acompañamiento espiritual

La personalidad: ¿cómo somos?

Programa de Proyección Comunitaria en Cochabamba

32 NUTRICIÓN

¿Cuál es el rol del nutricionista?

FICHA TÉCNICA REPRESENTANTE Hno. Luis Alberto Mojica Paz - Curia Provincial - Ardoíno 714 - B1704EIP - Ramos Mejía - Buenos Aires - Argentina EQUIPO DE REDACCIÓN Hno. Luis Alberto Mojica Paz - Hno. Jaime Gutierrez - Lic. Carlos Maximiliano Nieto - Matías Casano ADMINISTRACIÓN comunicacion@hsjd.org - www.hsjd.org DISEÑO E IMPRESIÓN SYNAPSIS C.I. - www.synapsis.com.ar

3


EDITORIAL

EL MENSAJE DE LA ESPERANZA EN EL AÑO DE LA FE A todos los Hermanos, Colaboradores, Voluntarios, Bienhechores, Pacientes, Familiares y Amigos de la Provincia Sudamericana Meridional.

Estimada Familia Hospitalaria: Cuando el filósofo Kierkegaard dijo que para “comprender el presente hay que mirar hacia el pasado y para vivir el presente hay que mirar hacia el futuro” no hizo sino traducir lo que los cristianos creemos y tratamos de vivir en este tiempo que se llama el ADVIENTO: tiempo que habla de pasado, de presente, de futuro. De Jesús decimos: LLEGÓ, de Él podemos decir que Él ESTÁ con nosotros y de ÉL afirmamos que VENDRÁ. Y en ese arcoiris de pasado, de presente y de futuro nuestra Fe y nuestra Esperanza se apoyan EN ÉL, nuestra Fe y nuestra Esperanza se viven CON ÉL y POR ÉL vivimos la Fe y la Esperanza. Esperanza que nace en nosotros de una FE que quiere dejarse sacudir e interpelar en estos días en que la Iglesia celebra el AÑO DE LA FE, esa Fe de la iglesia, esa Fe de nuestras comunidades de consagrados y sobre todo esa Fe, vivida y crecida en el corazón de cada uno de nosotros. En su Carta Apostólica sobre el Año de la Fe, el Papa Benedicto XVI escribe: “Esta puerta está siempre abierta para nosotros”. Puerta abierta es puerta que permite entrar, es una puerta que invita a pasar para, al entrar, reencontramos a quienes como nosotros han creído, a quienes como nosotros han dado su vida al servicio de los pobres movidos por la FE y el AMOR en Quien creían y a Quien amaban. Nuestra Orden ha vivido su Capítulo General en este contexto del AÑO DE LA FE, en un lugar significativo para los cristianos como es Fátima en Portugal. Desde allá las ventanas del Capítulo se han abierto para hacer un llamado a concientizar nuestra FE y a traducirla en los compromisos que el momento presente de la humanidad, de la Iglesia, de nuestra Orden y de cada una de nuestras provincias nos esta exigiendo, porque una FE que no se traduce en un ACTUAR COHERENTE es Fe muerta, como lo ha dicho el apóstol Santiago y el Papa lo retoma en su mensaje eclesial. Ese “Padre en la fe”, como los cristianos llamamos a Abraham seguirá siendo el modelo de nuestro caminar, como lo indica la carta a los Hebreos 11,8.: “El creyó, el obedeció y se puso en marcha hacia un país que Dios le mostraría” Su testimonio nos muestra que el final del camino no lo sabemos, pero debemos confiarnos en lo que el Señor nos mostrará. Pero en un mundo de crisis de fe y de esperanza nuestro reto será muy difícil de acoger si nos dejarnos invadir por el cansancio humano y espiritual que en la Iglesia o en nuestras comunidades corroe tesoros que hemos recibido. Un cansancio humano y espiritual que ha conducido a un “relativismo en el creer, en el ser, en el vivir y en el actuar”. El Capítulo ha querido ser una conciencia que despertase como eco a la invitación de la Iglesia en este AÑO DE LA FE. 4

Quisiera que este mensaje fraternal sea durante este tiempo del Adviento una invitación a solidificar las razones de nuestra Esperanza, porque el adviento es y debe ser tiempo de esperanza EN Alguien…. es y debe ser tiempo de esperanza CON Alguien… es y debe ser tiempo de esperanza POR Alguien. Somos llamados a ser testigos de la Fe y de la Esperanza que Jesucristo supo entregar al mundo y para siempre aunque tantas cosas no han hecho sino resquebrajarlas llevando a adultos o jóvenes a encontrarse sin brújula en el camino de la vida. Adolescentes, jóvenes, adultos son víctimas de esos vacíos que hacen sentir como si del pasado nada hubiera que conservar, del presente pocas cosas para valorar y del futuro poco que pueda estimular.


EDITORIAL

La familia de la Iglesia conoce estos sufrimientos de los humanos, nosotros los encontramos con frecuencia en nuestra misión de servicio al enfermo, pero no podemos detenernos ahí. El ADVIENTO quiere relanzar nuestro caminar porque nuestra esperanza se apoya EN ÉL, se vive CON ÉL y en medio de las noches de la vida la esperanza se sostiene POR ÉL… y GRACIAS A ÉL. Esperanzador es el texto de Jeremías: “Mira que vienen días, oráculo del Señor en que confirmaré la buena palabra que dije a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquella sazón haré brotar para David un germen justo” (Jr. 33,14-16). La invitación “mira” es palabra que despierta, que obliga a reaccionar a cortar un espacio de letargo. Los verbos en futuro son ventanas abiertas, cielos que se esclarecen, voz que llega de lejos para acercar espacios de pasado, de presente y de futuro. La carta a los Tesalonicenses que se nos ofrece en la liturgia de este domingo podría leerse como un desafío a traducir la esperanza en gestos que dan calor a la vida, en gestos que abren ventanas, en palabras que al escucharlas reaniman el corazón. “Que el Señor os haga progresar y sobreabundar en el amor de unos con otros y en el amor para con todos…como es nuestro amor para con vosotros para que se consoliden vuestros corazones con santidad irreprochable ante Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos” (1 Ts 3,12-4,2). Las rutas del presente abren los espacios a las promesas que sostienen el caminar de los creyentes que esperan EN ÉL, que esperan CON ÉL y se sostienen en la Esperanza POR ÉL. Tal vez podamos pensar que el texto del evangelio de Lucas, oscurece los mensajes de esperanza que Jeremías y Pablo nos han ofrecido. El lenguaje de este y de otros textos de los evangelios no quisieron nunca aterrorizar a nadie. Quienes los escribieron vivían en contextos donde estos temas no buscaban sino despertar la conciencia frente a los desafíos de la historia humana, como historia dentro de la cual Dios quiere estar siempre presente y estar como Señor que guía la historia. Lenguaje evangélico que invita a “orar y a esclarecer debidamente la conciencia y la conducta para ser acogidos en el reino de Dios”. Lucas lo dice claramente: “Cuando estas cosas sucedan, cobrad ánimo y levantad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación…Cuidad que no se emboten vuestros corazones por el libertinaje. Permaneced atentos, orando en todo tiempo para que tengáis fuerza” ( Lc. 21,25-28.34-36). Mucho más que simple puerta de un tiempo litúrgico fuerte, la Palabra de Dios es puerta de entrada a una experiencia que ha de trascender el día a día porque el mensaje de esperanza que lleva dentro tiene que ser alimento de cada día y para toda la vida. Si Dios está cerca de verdad nuestra esperanza es EN Alguien… Ella se vive CON Alguien… Y no obstante tantos momentos difíciles se vive POR Alguien. Es lo que afirmamos al consagrarnos a Dios, es lo que profesamos cuando pública y comunitariamente proclamamos el CREDO, es lo que dejamos conocer cuando ofrecemos nuestra vida generosamente al servicio de los Pobres. El camino no será fácil pero estamos ciertos recuerda el Papa al terminar su carta apostólica del AÑO DE LA FE que “Jesús ha vencido al mundo” y que en esta certeza podremos proseguir nuestra ruta. Con el Papa nos acogemos a la protección de María para que en este tiempo de gracia que debe ser el AÑO DE LA FE renovemos la FE en quien creemos, fortifiquemos nuestra Esperanza y seamos más activos en el testimonio del amor. HNO. LUIS ALBERTO MOJICA PAZ Superior Provincial provincial@hsjd.org

5


ORDEN HOSPITALARIA

6

LA ORDEN CELEBRÓ SU LXVIII CAPÍTULO GENERAL Nuestra Orden Hospitalaria de San Juan de Dios celebró, del 11 de octubre al 9 de noviembre, su LXVIII Capítulo General en Fátima, Portugal. Allí, los Hermanos Capitulares analizaron la realidad de la Orden –a partir del Instrumentum Laboris–, eligieron el nuevo Gobierno General para el sexenio 2012-2018 y plantearon sus inquietudes de cara al futuro.


ORDEN HOSPITALARIA

El Capítulo eligió como nuevo Superior General al Hno. Jesús Etayo Arrondo, de 53 años, quien –desde 2006– se desempeñaba como segundo consejero general. Anteriormente, de 1985 a 2005, el Hno. Jesús fue Superior de la Provincia de Aragón-San Rafael, en España. Además de la elección del nuevo gobierno, el Capítulo General -cuyo tema central fue “La familia de San Juan de Dios”- tuvo como objetivo profundizar, clarificar y buscar nuevos horizontes para el futuro de la Hospitalidad en todos las regiones donde tiene presencia la Orden. Durante las tres semanas del Capítulo, se trabajó sobre la identidad de la familia hospitalaria, su estructura y las formas de concebir el concepto de familia, su sentido, dedicación y camino hacia el futuro. El Capítulo realizó una evaluación de los últimos seis años, destacando aquellos retos que se plantearon en el Capítulo General de 2006 y se han llevado a cabo, en todos los ámbitos (Formación, Bioética, Pastoral de la Salud, Postulación General, Cooperación Internacional, Economato y Secretaría General) y por regiones (Asia Pacífico, África, Europa y América). Los Jóvenes de San Juan de Dios tuvieron un papel destacado en este Capítulo plasmando acciones encaminadas a que la hospitalidad pueda llegar cada vez más al corazón de los más jóvenes. En representación de nuestra Provincia, participaron como Capitulares los Hnos. Luis Alberto Mojica Paz, Joaquín Sánchez y Hermit Aguayo Garcés. También concurrió a Fátima, en representación de los Colaboradores, la profesora Patricia Manzur quien participó de todas las actividades relacionadas con la Familia Hospitalaria. NUEVO SUPERIOR GENERAL, HNO. JESÚS ETAYO ARRONDO El Hermano Jesús Etayo nació el 26 de mayo de 1958, en Fustiñana (Navarra), España. Procedente de la Escuela Apostólica de Zaragoza, comenzó el Postulantado en septiembre de 1974 en Sant Boi de Llobregat (Barcelona). Pasó al Noviciado de Carabanchel Alto (Madrid) en septiembre de 1975 y allí realizó la profesión temporal el 29 de septiembre de 1977 y la profesión solemne el 12 de octubre de 1983, en la Escuela Apostólica de Zaragoza, donde ejercía como formador. Durante su preparación técnica realizó los estudios elementales, preuniversitarios y se diplomó en Enfermería en Barcelona, a finales de junio de 1980. Comenzó los estudios de Teología y la especialidad de Vida Religiosa en Zaragoza y Madrid (entre 1980 y 1985). En 2002, en Barcelona, realizó un postgrado de Pastoral de la Salud y posteriormente, un máster de Bioética en el Institut Borja de Bioética de Barcelona.

Fue ordenado diácono en Zaragoza por monseñor Elías Yanes, arzobispo de Zaragoza, el 13 de abril de 1985, y de presbítero por monseñor Javier Osés, obispo de Huesca, en su pueblo natal el 21 de septiembre de 1985. Desarrolló la Hospitalidad en distintos centros de Formación (Escuela Apostólica, Responsable del Prepostulantado, Maestro de Novicios y de Escolásticos) y en la actividad pastoral con personas afectadas neurológicamente, disminuidos psíquicos y ancianos en Madrid; realidades de marginación en el Albergue de Barcelona y con inmigrantes en Sant Vicenç del Horts (Barcelona); salud mental en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y en uno de los centros penitenciarios de Barcelona. De 1985 a 2001 ejerció como Consejero Provincial, Responsable de las Áreas de Pastoral Social y de la Salud, Bioética, Voluntariado, Formación, Estilo de Vida, en distintos períodos, y Superior Provincial. Participó en varios capítulos generales y el 16 de octubre de 2006, en el LXVI Capítulo General fue elegido 2º Consejero General, asignándole las áreas de Bioética y de Formación de Hermanos. Geográficamente tuvo encomendada la animación de las Provincias de España, Portugal y Francia hasta ahora en que fue elegido Superior General. NUEVOS CONSEJEROS GENERALES Después de haber sido elegido Superior General de la Orden Hospitalaria, el Hermano Jesús Etayo propuso al Capítulo el número y los nombres de los Consejeros a elegir para que lo acompañen en el gobierno de la Orden durante el sexenio 2012-2018. El Capítulo aprobó la propuesta del nuevo Superior General. Los nuevos consejeros son los hermanos Rudolf Knopp, Giampietro Luzatto, Benigno Ramos y Pascal Ahodegnon. El Hermano Rudolf Knopp nació en Kahl (Alemania) el 18 de enero de 1958. Emitió la profesión solemne el 12 de octubre de 1986. Hasta ahora era primer consejero y ecónomo general. El Hermano Giampietro Luzatto, nació en Asolo (Italia) el 15 de junio de 1950. Emitió la profesión solemne el 8 de enero de 1978. Es Superior Provincial de la Provincia Lombardo-Véneta desde 2007. El Hermano Benigno Ramos, es sacerdote y pertenece a la Provincia de Castilla y desde febrero de 2010 es el superior de la comunidad del Hospital San Giovanni Calibita de la Isla Tiberina. El Hermano Pascal Ahodegnon, licenciado en medicina, hasta ahora era director general del Hospital San Juan de Dios de Afagnan (Togo).

7


NAVIDAD

ÁNGELA DE MARTINELLI (CATEQUISTA) Y HNO. ELÍAS REALES, OH

CUANDO EL PROYECTO PERSONAL Y EL PROYECTO DE DIOS SE ENCUENTRAN UNA REFLEXIÓN SOBRE LUCAS 1, 26-38 8

Se acerca diciembre y con ello la perspectiva de las fiestas con toda su carga cultural, afectiva, religiosa e –incluso– consumista. Para nosotros, cristianos, éste es un tiempo esencial en nuestra fe, se acerca la Navidad. Ella viene a nosotros cada año para asombrarnos, maravillarnos, despertarnos, animarnos.


NAVIDAD

La Navidad hace que resuenen en nosotros las palabras del apóstol Pablo: “al llegar la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y sujeto a la ley, para redimir a los que estaban sometidos a la ley y hacernos hijos adoptivos” (Gál 4, 4-5). Es el misterio de la Encarnación, de Dios que se abaja, se humaniza, para que nosotros nos divinicemos, como solían decir los primeros Padres de la Iglesia. A través de su obrar Dios nos regaló nuestra mayor dignidad: ser sus hijos. Al expresar esta convicción de fe, Pablo dice “nacido de mujer”. En ella, en esta mujer, deseo centrar nuestra reflexión. Conocemos su nombre por los Evangelios sinópticos -Mateo, Marcos y Lucas (Mc 6,3; Mt 1,16; Lc 1,27). Se llama María. En este tiempo de preparación a la Navidad, el adviento, aparece su figura en el cuarto domingo en una escena qué tantas veces habremos imaginado: la Anunciación (Lc 1,26-38). Los invito a volver a imaginar… Lucas nos sitúa en Nazaret, un humilde pueblo de Galilea, hace poco más de 2000 años y presenta a una joven virgen comprometida con un varón de la familia de David, José. En esa época los matrimonios se decidían por voluntad paterna en la edad temprana de los hijos y mediaba un tiempo entre el compromiso y el matrimonio, propiamente cuando empezaban a convivir. A esta joven, continúa diciendo el texto, se le aparece el ángel Gabriel que, luego de saludarla y al notar su desconcierto por su presencia, le dice: “No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios. Concebirás y darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús… “. En realidad, si estaba desconcertada, no parecen ser, éstas, palabras que serenen mucho… Sin embargo, ella sólo hace una pregunta más “¿cómo podrá ser esto? “ Y a la respuesta del ángel no vacila en responder: “yo soy la servidora del Señor, hágase en mí según lo que has dicho“. Es difícil para nosotros ponernos en el lugar de esta joven virgen; cuáles serían sus sentimientos en ese momento; cómo estaría viviendo esta etapa de su vida previa al matrimonio. Desde nuestra cultura podríamos decir: bueno, era lo común para una mujer, se lo aguantaría-; pero eso es poner nuestra perspectiva (la situación de las mujeres ha cambiado enormemente, podemos decidir, elegir, opinar, etc.). Si bien era una costumbre que nos cuesta aceptar, las niñas eran preparadas para el matrimonio y se les elegía un esposo, pero, en su tiempo eso no tenía por qué privar a una joven de vivir esa etapa con ilusiones y expectativas: la de ser una buena esposa y una mamá prolífera, especialmente si era una mujer creyente -porque los hijos son la bendición de Dios hacia los esposos- y ella lo era; María tenía fe. Podemos decir entonces que el sencillo proyecto de las jóvenes de su época, era también su proyecto. La propuesta que viene a transmitir el ángel desestabiliza la situación. María hizo una sola pregunta, aunque podría haber hecho más: ¿Qué diría José? ¿Qué pasaría con él? Y la familia, los vecinos, ¿entenderían? (No olvidemos que en esa época una mujer podría ser apedreada por adulterio.) Sin embargo,

ella se abre al proyecto de Dios, se hace disponible, abierta, en servicio; sin calcular, sin medir, sólo en la seguridad que da la fe. Nosotros conocemos el final de la historia. María fue la madre de Jesús, gozó con su niño alimentándose en su pecho, con su niño creciendo, con el joven maduro, pero también conoció el sufrimiento, la muerte, la humillación, la cruz y, por fin la victoria final. ¿Qué pasó con el proyecto inicial de María? ¿Se frustró? No, por el contario, se hizo pleno. Esa vocación de aquella niña de pueblo se realizó de una manera tan particular que mereció ser llamada bienaventurada porque creyó, porque no se acomodó y se encerró en sí misma, porque no fue egoísta, porque no temió cuánto más podría pedirle Dios. Se abandonó a algo que no era comprensible a una mirada corta; creyó y confió y su proyecto “desbordó”, su sueño desbordó, porque, en la cruz su maternidad se extendió a un nuevo pueblo; una pueblo de hijos que siguen naciendo. Porque así es la misericordia de Dios. Nuestro padre San Juan de Dios, a María la presenta como la Madre de Dios, Reina de los ángeles y Señora del mundo y no obstante esto se dedica al trabajo. Lo hace en una de sus Cartas dirigida a la Duquesa de Sesa: “Queréis seguir el ejemplo de nuestra Señora la Virgen María, siempre entera que a pesar de ser Madre de Dios, Reina de los ángeles y Señora del mundo, ocupaba el día en el trabajo, para procurarse el sustento, y por la noche, y también parte del día, oraba en su retiro, para enseñarnos que, terminada la jornada, hemos de dar gracias a nuestro Señor Jesucristo” (2DS 18). Queridos amigos, miremos a María, nuestra madre, en esta Navidad, pidámosle que interceda por nosotros, que nos contagiemos de su fe, de su confianza, de ese poner y “ponerse” en manos del Señor; y seguramente, así nuestros sueños se encontrarán con el sueño de Dios y podremos cantar junto a ella la grandeza del Señor que mira con bondad nuestra pequeñez.

9


EDUCACIÓN

ROCÍO HIDALGO ESCOBAR ESCUELA ESPECIAL SAN JUAN DE DIOS SANTIAGO DE CHILE rociohidalgoescobar@gmail.com

10

CONFLICTO Y AGENDA DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS Toda organización educativa debe trabajar en los lineamientos comunes que le dieron origen para sustentar desde ahí su tarea prima, canalizando positivamente los conflictos entre directivos, maestros de aula, alumnos y familias y aceptándolos como una realidad inherente a todo grupo humano y potenciadora de cambios, innovación y mejora de las prácticas.


EDUCACIÓN

La considerable singularización que promueve la sociedad “moderna”, mediante la promoción e imposición de valores en extremo individualistas respecto a lo que se supone éxito, bienestar o confort, propicia de forma brutalmente palpable cómo es que muchas personas pueden ser excluidas del orden social sin que sufra el sistema; situación que afecta los escenarios sociales y laborales en general, sin que la escuela sea una excepción. Por ello, desde el plano educativo se vuelve más imprescindible que nunca evitar la exclusión trabajando por la interdependencia y la convivencia, a partir de enfoques que acentúen el establecimiento de lazos de comunicación y de vínculos significativos y afectivos entre las personas, ya que si esto no se desarrolla de forma intencional la sociedad no lo reclamará y cada día veremos en las comunidades, sobre todo en las laborales y escolares, más excluidos. Desestimando el potencial propio que todo miembro puede aportar a la institución. En cuanto al ámbito escolar, cabe la pregunta respecto a cómo se están abordando estas situaciones puntuales o bien cómo podrían abordarse los conflictos a modo general, identificando el lugar que ocupan en la agenda de la organización. Planteándose como interrogante si son o no entendidos como “un fenómeno de incompatibilidad entre personas o grupos” (1) que pueden incluso llegar a nublar la razón con emociones y sentimientos personales respecto al hecho conflictivo propiamente tal. A sabiendas que “el conflicto es un hecho inherente a la interacción humana porque la diferencia de opiniones, deseos e intereses son inevitables entre las personas y que ello no significa que su consecuencia natural sea la violencia, la destrucción, o el empeoramiento de las relaciones, sino que también puede convertirse en un elemento positivo que permita la evolución y transformación de las relaciones entre las partes hacia un mayor acercamiento, comprensión, respeto e incluso colaboración.” (2) Es necesario entonces afrontar el conflicto desde los derechos individuales, la igualdad de poder en opinión y la diferencia que singulariza y por ende dinamiza las organizaciones. Por tanto “la manera como se comunica el conflicto debe reflejar un profundo respeto por la dignidad humana.” (3) “Del mismo modo, aunque el conflicto, tal como lo defendemos, puede ser un elemento positivo dentro de la organización, si se hace crónico y no se resuelve deja de tener sus propiedades ‘vitalizantes’ y democráticas para el grupo, pudiendo llegar a ser un elemento desestabilizador del mismo.” (4) Aun cuando existe variada literatura que permite informar respecto a los factores que podrían incidir en hechos violentos, de comportamiento antisocial o de conflictos, poco se sabe en relación a los factores preventivos. En el ámbito escolar, la inclusión de todos los miembros para la resolución de esta problemática, destacando su protagonismo en las medidas a considerar, favorece una cultura participativa y colaborativa entre los integrantes, originando o a lo menos proyectando un clima

de desarrollo social y laboral asegurado en un estado pacífico de interrelaciones. Por tanto, el rol ejercido desde el liderazgo, marcará e influirá de forma determinante el curso y tratamiento cedido a la situación conflictiva. Un liderazgo amparado sólo en la condición de mando, o por otra parte, sólo en su naturaleza individual, singular o de persona, tenderá a enredar la situación y llevarla a conflictos o choques de índole personal, en circunstancias que la unión de los miembros de la organización educativa se sustenta sobre la base de un proyecto educativo establecido y delimitado, al cual todos se adhieren desde sus particularidades, más si su sustento no está necesariamente cimentado sobre las relaciones de afinidad íntima o amistad profunda propiamente tal entre los integrantes. “En otras palabras, el temor tecnocrático al conflicto (Lawrence y Lorsch, 1987) ha llevado a considerar peyorativo su adjetivo, cuando se aplica a individuos, grupos-clase o centros educativos. Sin embargo, esta visión del conflicto como algo necesariamente negativo, contraproducente y fuente de destrucción, debe modificarse para ser interpretado desde un constructivismo que no lo penalice” (5), siendo para ello, como primera necesidad, disminuir la sensación de posicionamiento inestable, reduciendo proporcionalmente el aseguramiento propio a favor de la promoción grupal. Una organización, sobre todo educativa, debe necesariamente trabajar en los lineamientos comunes que dieron como origen al grupo, para sustentar desde ahí su tarea prima, aceptando los conflictos como una realidad inherente a todo grupo humano y potenciadora de cambios, innovación y mejora de las prácticas. “Suponiendo que en las instituciones escolares existen grados de malestar, sin que ello las mantenga inactivas o las extinga, el reto, pues, radica en abordar ese malestar docente y organizativo de una manera efectiva y práctica, aprender ‘de y desde el conflicto’. Las posiciones discrepantes deben generar debate, servir para la crítica pedagógica y como ámbito de ideologías diferentes, desde el cual articular prácticas sociales y educativas liberadoras.” (6) Entre las múltiples causas que pueden originar el conflicto en la institución escolar, es posible clasificar las siguientes (7): • de tipo ideológico-científico: es decir, aquellos relacionados con las diversas opciones pedagógicas, ideológicas, organizativas e incluso las diversas culturas escolares que convivan en el centro • relacionados con el poder: identificando acá el control y la toma de decisiones, la promoción profesional, el acceso a los recursos, etcétera. • relacionados con las estructuras: debilidad organizativa, celularismo, ambigüedad en las metas a corto plazo, inexistencia de objetivos a largo plazo, carencia de proyecto educativo y funciones difusas, contextos y variables organizativas. • relacionados con cuestiones personales y de relación interpersonal: como la estima propia, seguridad, satisfacción/insatisfacción profesional, comunicación deficiente.

11


EDUCACIÓN

propio de las organizaciones extrayendo desde ahí las soluciones a conflictos que interfieran en el desarrollo y vivencia de dicha cultura, favoreciendo los procesos comunicativos y lazos afectivos entre las partes, pretendiendo educarlas para la autonomía en la resolución de determinadas situaciones conflictivas. Se basan además, en la mejora del desarrollo moral y de las habilidades de empatía, promoviendo estilos reflexivos y pensamiento consensual, reconociendo las necesidades e intereses individuales e identificando determinados valores compartidos que sirvan de sustento a un proceso dialógico que contribuya a buscar la verdad como fuente de “sanación”, tanto para el victimario a modo de “reparación” del agravio, expiación de la culpa y la toma de conciencia; así como también (y especialmente) para la víctima quien consigue paz y reduce el remordimiento.

Convendría resolver qué se puede hacer frente a estas circunstancias que, pareciera ser, afectan de manera proporcional tanto a directivos, maestros de aula, alumnos y familias que apoyan (o a lo menos siguen) el proceso. “Dicho en breve, la respuesta educativa tiene un dilema previo: someter a escrutinio la propia práctica o dar esto por hecho y concentrar el esfuerzo en aplicar y ejecutar algún programa innovador que se ha demostrado como ‘buena práctica’ en sitios y entornos similares.” (8) Queda claro que esta línea reflexiva frente a la violencia, trata de pensar en las posibilidades de una canalización positiva de los conflictos, de manera que se conviertan en motor de cambio y de creación, a partir de la fundación de nuevas solidaridades entre las partes involucradas en problemáticas que pudieran llegar a convertirse en disputas, favoreciendo el espíritu o clima social denominado “cultura de paz”.

Finalizando, es fundamental entender que la escuela surge en sí misma, desde su naturaleza conflictiva por el hecho de ser una organización social, pero sobre todo por el hecho de ser la institución encargada por excelencia en promover la convergencia de políticas macro estructurales referidas al proceso educativo, en contextos específicos de identidad y cultura propia, sumando a esto la multiplicidad de estilos que se encuentran entre los diferentes actores y las intencionalidades que cada uno tenga respecto a la escuela y su función, volviendo nuevamente al choque de valores entre los diferentes miembros y la necesidad de un liderazgo competente, tanto afectiva como profesionalmente, que sepa situar el conflicto en un lugar privilegiado de la agenda institucional, conocedor de que justamente desde él puede dinamizar y potenciar la cultura interna, lo que tendrá como consecuencia natural la mejora de las prácticas. Referencias bibliográficas (1) JARES, Xavier (1993). “El lugar del conflicto en la organización escolar”. Revista de Educación, nº 302; p.114 (2) TORREGO, Juan Carlos (Coord.) (2001). “Mediación de conflictos en las

12

Importa entender, que la elaboración de un plan de convivencia o afrontación pacífica, supone el convencimiento que la violencia es sólo una manifestación o una conducta que puede observarse, y que sin embargo, los conflictos son mucho más abstractos que ello. Por tanto, su implementación debe ser concebida por los centros como una forma de reconducirlos y transformarlos bajo un halo de paz, que a su vez no puede ni debe entenderse sólo como la ausencia de conflicto. Consciente de que pueden desencadenarse diferencias profundas, sin la necesidad empírica de la manifestación violenta.

instituciones educativas: Manual para la formación de mediadores”. Madrid: Editorial Nancea España; p.11 (3) BOLIVAR, Manuel. “Conflicto, convivencia y autonomía en las instituciones educativas”. Red de bibliotecas virtuales de ciencias sociales de América latina y el Caribe, de la red de centros miembros de Clacso; p. 7 (4) JARES, Op. Cit., 1; p.123 (5) PAREJA, José (2009). “Liderazgo y conflicto en las organizaciones educativas”. Revista Educación y Educadores, n°1, vol.12; p.143 (6) Ibid. p.143 (7) JARES, Xavier (1992) “Conflicto y organización escolar”. Citado en JARES, “El lugar del conflicto en la organización escolar”. Op. Cit., 1; p.124

Las mejoras aportadas por enfoques de resolución de conflictos, para promover la convivencia y disminuir o evitar la violencia en los centros escolares, utilizan y potencian el capital cultural

(8) TORREGO, J.C. y MORENO, J.M. “Convivencia y disciplina en la escuela”. Madrid: Editorial Alianza: p.21


SALUD PREVENTIVA

CÓMO CUIDARNOS DEL GOLPE DE CALOR Y LA INSOLACIÓN El golpe de calor es una emergencia médica y causa tratable de fallo multiorgánico, caracterizado por un incremento de la temperatura corporal central por encima de 40º y alteraciones del sistema nervioso central con predominio de la encefalopatía. DR. FRANCO ZÁRATE RAMOS, MÉDICO GENERAL HOSPITAL CRISTO DE LAS AMÉRICAS - SUCRE, BOLIVIA

13


SALUD PREVENTIVA

La tasa de mortalidad por golpe de calor es alta (70%), las manifestaciones neurológicas tan dispares son las que pueden eludir el diagnostico precoz y provocar la muerte si no se toman medidas oportunas. Las dos formas habituales de presentación son: • La forma clásica (que afecta a ancianos o individuos debilitados), ocurre durante una ola de calor. Estos pacientes suelen tener algún deterioro del centro termorregulador así como un descenso en la capacidad de sudar siendo éste el principal factor etiológico. Esta forma clásica ocurre cuando la temperatura ambiental máxima excede los 32ºC y la mínima no desciende por debajo de los 27ºC. El riesgo es mayor en las áreas urbanas. • En relación con el ejercicio en ambientes calurosos (que afecta a individuos jóvenes sanos que hacen ejercicio a temperaturas ambientales anormalmente altas y /o con importante concentración de humedad), los mecanismos de termorregulación están intactos pero sobrepasados por el ambiente cálido y el gran incremento endógeno de producción de calor. Su presentación es el fracaso del centro termorregulador y el tratamiento se basa en el enfriamiento inmediato junto con el soporte de órganos y sistemas. CAUSAS DEL GOLPE DE CALOR

14

AUMENTO DE LA PRODUCCIÓN DE CALOR

DISMINUCIÓN DE LA PÉRDIDA DE CALOR

ALTERACIONES DE LOS MECANISMOS REGULADORES

Ejercicio físico

Aumento de la TºAmbiental

Discapacitados físicos

Fiebre

Ambientes húmedos

Disminuidos psíquicos

Tirotoxicosis

Deshidratación

Metabólicas

Drogas

Drogas

Disminución de la sudoración

Manifestaciones cardíacas: Elevación del gasto cardíaco, taquicardia e hiperventilación, hipotensión asociada a insuficiencia cardíaca, hemorragias y /o necrosis miocárdica.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS El daño primario en el golpe de calor es debido a la toxicidad celular directa, producida por el incremento de la temperatura por encima de los 42º (temperatura máxima crítica). Por encima de esta temperatura, se deteriora la función celular debido al cese de la actividad mitocondrial, alteraciones en los enlaces químicos implicados en reacciones enzimáticas e inestabilidad de la membrana celular. Este efecto tóxico de la temperatura desencadena el fallo orgánico. La deshidratación, acidosis metabólica e hipoxia local potencian el daño.

Manifestaciones renales: Cierto daño renal ocurre en todos los pacientes hipertérmicos potenciado por la deshidratación, el colapso vascular y la rabdomiolisis. La insuficiencia renal aguda es infrecuente aunque tiene una mayor incidencia en el golpe de calor en relación con el ejercicio.

Manifestaciones sobre el Sistema Nervioso Central: Alteraciones del comportamiento, confusión o delirio, estupor y/o coma.

Pueden presentarse convulsiones durante la fase de enfriamiento o en relación con el edema cerebral y las hemorragias. Manifestaciones musculares: Degeneración muscular, necrosis, rabdomiolisis grave (más frecuente en el golpe de calor en relación con el ejercicio).

Manifestaciones hematológicas: leucocitosis, aumento de la viscosidad sanguínea, diátesis hemorrágica y anemia la CID (coagulación intravascular diseminada) está presente en las formas fatales del golpe de calor (más frecuente en la forma secundaria al ejercicio). Manifestaciones pulmonares: Distrés respiratorio (SDRA), ede-


SALUD PREVENTIVA

ma pulmonar, bronco aspiración en relación con la alteración del nivel de conciencia. Manifestaciones del tracto gastrointestinal: Isquemia intestinal, necrosis hepática y colestasis (de aparición tardía, al segundo o tercer día). Manifestaciones endocrinas: Hipoglucemia (rara en la forma clásica), disfunción adrenal. Alteraciones electrolíticas: Relacionadas con la afectación renal y la rabdomiolisis, hiperpotasemia, hiperfosfatemia, hipocalcemia. DIAGNÓSTICO El diagnóstico debe ser precoz. Debe intuirse por la anamnesis (fenómeno ambiental y/o ejercicio físico intenso), la hipertermia (> 40ºC), la diaforesis y/o la depresión del SNC. El diagnostico diferencial incluye otras causas de hipertermia (Hipertermia maligna, Sdr. Neuroléptico maligno, hipertermia inducida por drogas, Infecciones, Endocrinopatias, AVC, Hidrocefalia aguda). TRATAMIENTO Los dos objetivos fundamentales son el enfriamiento inmediato y el soporte de la función de órganos y sistemas. Métodos de enfriamiento externo directos: • Conductivo: Trasladar al paciente a un lugar más sombreado y fresco, aplicar compresas de agua fría en cuello, axila, ingles y cabeza. • Fármacos: Pueden usarse antipiréticos, pero su uso es discutible. Puede administrarse clorpromazina para intentar controlar el escalofrío. Las taquiarritmias supra ventriculares no requieren tratamiento específico. Responderán al restablecimiento de la temperatura corporal y a la corrección del estado metabólico. La hipotensión se corregirá con suero salino, siendo contraindicados los expansores plasmáticos, tipo Dextrano. La situación hemodinámica se controlará mejor con la colocación de un catéter de Swan-Ganz. Las crisis comiciales responden a las benzodiacepinas. Habrá que proteger la vía aérea en los pacientes comatosos mediante IOT y llevar un control hemodinámico y de la función renal. PRONÓSTICO La morbilidad y mortalidad están en relación directa con el pico de temperatura alcanzada y el tiempo expuesto a tal temperatura. Un retraso, de tan sólo 2 horas, en el inicio del tratamiento puede dar lugar a una probabilidad de muerte del 70% pero, cuando el golpe de calor es reconocido y tratado la mortalidad puede ser mínima.

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DEL SOL SIN RIESGO Para poder aprovechar los efectos beneficiosos del sol hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones. • Tomar el sol de forma moderada. • Evitar tomas prolongadas de sol, sobre todo en las horas de máxima intensidad entre las doce del mediodía y las cuatro de la tarde. • Exponerse al sol de forma progresiva, empezando con poco tiempo de exposición y aumentando de forma progresiva. • Adoptar medidas de protección, buscando espacios de sombra, utilizando ropa de algodón, sombreros, gafas de sol, que protejan de las radiaciones ultravioleta A/B y utilizar foto protectores adecuados a cada tipo de piel. • Los niños deben protegerse del sol y todavía más si están cerca del agua, ya que se incrementa el efecto de las radiaciones solares. Los niños menores de un año no deben ser expuestos directamente a las radiaciones solares. • Utilizar foto protectores adecuados a cada tipo de piel y en cantidad suficiente, renovando su aplicación. Su uso no debe considerarse una forma segura de prolongar la exposición solar. Ingerir líquido abundante y frecuente, preferentemente agua. • Recordar que, en los días nublados, también existe el efecto de las radiaciones solares y hay que seguir las mismas normas de protección que en los días soleados. • En la montaña, al estar a mayor altura, la intensidad de los rayos solares es mayor y por lo tanto hay que extremar las medidas de protección.

Referencias bibliográficas - MARBAN. Dr. José Luis Rodríguez, Servicio de Medicina Interna - Diagnóstico y Tratamiento Médico. Ediciones 2011(Albacete España). - Asociación Médica Argentina: www.ama-med.org.ar

15


PASTORAL Y VOLUNTARIADO

16

Compartiremos en el presente artículo la experiencia catequística que se lleva adelante con un grupo de residentes de la Casa Nuestra Señora del Pilar, Centro de Salud Mental ubicado en Luján, Provincia de Buenos Aires, gestionado por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, por parte del Servicio de Pastoral y Voluntariado.

Entendemos la catequesis como “toda forma de servicio eclesial de la Palabra de Dios orientada a profundizar y a hacer madurar la fe de las personas y de las comunidades” (Alberich. 1991: 48) y a la pastoral como “la Iglesia en acción que actualiza a lo largo de la historia el movimiento de amor salvador iniciado por Jesucristo” (Orden Hospitalaria. 2012: 15).

El grupo de interlocutores, de 10 a 15 adultos jóvenes y mayores que se reúne cada sábado es muy heterogéneo, con experiencias de vida distintas, vivencias de fe también muy variadas, algunos de familias religiosas y otros en que los rudimentos de la fe lo han interiorizado en este mismo espacio donde residen.

Teniendo en cuenta estos dos grandes conceptos, el Servicio de Pastoral promueve este espacio como una herramienta de reflexión de los procesos de vida concretos de cada una de los interlocutores, especialmente la realidad de enfermedad que los aqueja, en clave cristiana, donde redescubrir la imagen del Dios de Jesús, misericordioso y hospitalario, es el objetivo propuesto.

La Orden Hospitalaria en general y cada Centro Sanitario en particular intentan abordar la atención de las personas que se le confían con problemas de salud, en forma integral, atendiendo a cada una de sus dimensiones, desde el modelo propuesto ya hace casi 500 años por el fundador San Juan de Dios. Por esto, la dimensión espiritual y la religiosa son especialmente tenidas en cuenta.

La metodología es muy simple y va modificándose de acuerdo a los imprevistos que el coordinador logra identificar: estados de ánimos, temáticas especiales a tratar, situaciones difíciles en alguno de los participantes (es común que llegue alguna de las personas con una carga emocional negativa por dificultades en la semana que se exacerban sábados y domingos).

En este espacio catequístico denominado “Diálogos desde la Fe” consideramos particularmente ambas dimensiones, ya que la religiosa aparece por el mismo hecho de ser personas de fe, independientemente de la religión que profesen. En el grupo, la mayoría son católicos pero también participa algún residente de confesión judía.

La propuesta consiste en presentar un tema que siempre tiene que ver con un valor, con una virtud o con una persona, por ejemplo, la esperanza, la fe, María, Jesús, algún Santo en particular, la paciencia, la alegría. Su desarrollo se realiza mediante el relato de un cuento o una biografía, lo que permite recrear situaciones de vida para luego compartirlas, establecer relacio-


PASTORAL Y VOLUNTARIADO

“El hombre sólo puede valorarse valorando, amarse amando y encontrarse encontrando en el otro un sí mismo.” Barbieri. 2008: 28

DIÁLOGOS DESDE LA FE:

UNA EXPERIENCIA DE CATEQUESIS HNO. GUSTAVO MUCHIUTTI, OH

nes con el hoy concreto de cada uno, ejercitar la escucha activa (cosa que necesita de mucho ejercicio), el poder brindar claves para que unos y otros salgan enriquecidos. Siempre el elemento que unifica es volver a pensar la imagen de Dios porque justamente en la mayoría de los interlocutores de esta catequesis predomina un Dios lejano, observante de las acciones “pecaminosas” de las personas, siempre en espera de un juicio, etcétera. Aquí, el concepto de espiritualidad sanante entra a jugar un rol importante: “la espiritualidad es la suma de todos los esfuerzos para cultivar la relación viva con Dios, hasta convertirse en la actitud de fondo de nuestra vida” (Orden Hospitalaria. 2012: 27). Se trata de favorecer un espacio de espiritualidad generadora de serenidad para el afrontamiento positivo de las situaciones existenciales de enfermedad con que nos encontramos en el grupo. Luego, la instancia celebrativa, ya sea con la participación en la eucaristía dominical, grupo de oración, otros, permite ensanchar la dimensión espiritual con su repercusión en la integridad de la persona y en sus vínculos.

res la Biblia, libro Sagrado, es una herramienta que les permite también la oración. Queda el propósito de generar otros recursos para aprovechar y plasmar ideas, reflexiones, intuiciones que van apareciendo en el interior del grupo. También, es un aprendizaje constante discernir las dificultades que van surgiendo y que son de interés para los equipos terapéuticos, en vista al abordaje integral que nos proponemos. La mirada de esta catequesis muy particular es multidisciplinar: es sembrar la semilla de la Palabra, iluminar con ella la existencia golpeada por la enfermedad, para ir cultivando instancias de salud desde los interesados mismos, pasando por todos aquellos que incidimos de alguna manera en sus vidas. Los Diálogos desde Fe se presentan como un desafío evangelizador permanente. La confianza en el Señor, que es hospitalidad y misericordia, es lo que permite la perseverancia en la siembra. Referencia bibliográficas

La Palabra de Dios es el centro de los Diálogos desde la Fe: al comienzo, en su desarrollo o en el final del encuentro, siempre se proclama un texto bíblico, se recogen los ecos y resonancias que suscita, se aclaran en la medida de lo posible dudas, estableciéndose así vínculo Palabra de Dios-vida cotidiana. Es este justamente el momento más rico, porque para los interlocuto-

- Alberich Sotomayor E. La Catequesis en la Iglesia. Central Catequística Salesiana. Madrid. 1991. - Barbieri J. De qué hablamos cuando hablamos de valores. Serie Al Límite. Consultorio Paidós. Buenos Aires 2008. - Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Comisión General de Pastoral. La Pastoral según el estilo de San Juan de Dios. Roma. 2012. En: www.oh-fbf.it

17


PSICOLOGÍA

UN CACHETAZO AL CORAZÓN Como un “cachetazo al corazón”, así definió un paciente del programa de rehabilitación cardiológica al infarto sufrido unos meses atrás. Fue a partir de ese “cachetazo”, que comenzó lentamente a realizar algunos cambios en su estilo de vida, luego de cuestionarse la forma en que ésta se venía desarrollando. No sólo en cuanto a sus hábitos alimenticios, su atado de cigarrillos diarios, la escasa actividad física, sino también al nivel de tensión y estrés en que desarrollaba su actividad profesional. LIC. GRACIELA E. IERVASI, PSICÓLOGA

El músculo cardíaco es nutrido por las arterias coronarias. Éstas le aportan al corazón sangre rica en oxígeno y los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento. La falta de este aporte es lo que produce una cardiopatía isquémica, más comúnmente llamada enfermedad coronaria. Básicamente la enfermedad coronaria es una enfermedad causada por un estilo de vida poco saludable. Entre los factores de riesgo coronario, algunos de ellos no son modificables: la edad, el sexo, la herencia. Otros, en cambio, sí lo son: el tabaquismo, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes, la obesidad, el sedentarismo y los factores psicológicos.

18

En las últimas décadas, se ha fortalecido la consideración de lo psicológico tanto en el desarrollo como en el desencadenamiento de la enfermedad coronaria y su rehabilitación. Definida como una enfermedad del estilo de vida, los factores psicológicos que se tienen en cuenta son: la incidencia del estrés y las emociones negativas como actitudes estables (ansiedad, hostilidad, depresión). El estrés negativo ha sido objeto de investigaciones que lo vinculan con diferentes patologías cardíacas, actuando como desencadenante de modo activo y agudo de episodios cardíacos,

en la medida en que influyen en las funciones somáticas volviendo al organismo más vulnerable a la enfermedad. Los estresores cotidianos son las pequeñas amenazas rutinarias que exigen poco esfuerzo para su superación y que sólo constituyen factores de riesgo en virtud de la asociación entre varios de estos agentes y su acumulación. En los últimos tiempos, las catástrofes naturales y artificiales, han llevado a considerar acontecimientos de especial relevancia que se perciben como incontrolables para todos. Por ejemplo, la guerra, las devastaciones de origen natural como terremotos, inundaciones, las crisis económicas y sociales. El estrés social, el estrés laboral, la interacción con los otros y, en general, los cambios sociales impactan en la salud cardíaca. Se considera la noción de estrés como un término genérico que estaría dando cuenta de un fenómeno fisiológico, psicológico y sociológico, con sus respectivas conceptualizaciones en cada caso. El estrés emocional es una de las conductas emocionales más ampliamente investigada en psicología debido a su incidencia en muchas enfermedades.


PSICOLOGÍA

Para algunos autores, el estrés es un estado psicopatológico del individuo. Para otros, simplemente es una mera activación. Incluso hay autores que lo han considerado como un rasgo de personalidad. Como fuere, en lo que podemos estar de acuerdo –más allá de cualquier escuela– es que el estrés es una reacción que se produce ante determinados estímulos, que pueden o no provocar nuestro rechazo, pero que en todo caso nos resultan amenazantes. Esta reacción o respuesta por lo general se presenta de una forma adaptativa. Los significados psicológicos de los estímulos pueden variar. Una situación se considerará estresante o no en virtud de lo singular de cada sujeto involucrado, y particularmente la propia interpretación que el sujeto haga de ella. Desde este punto de vista podemos conceptualizar el estrés como un proceso dependiente de las significaciones para un sujeto. No se trata de qué pasa sino de a quién le pasa. De este modo, podríamos definir al estrés como cualquier evento en el cual las demandas externas y/o internas agotan o exceden los recursos adaptativos de un sujeto. Las investigaciones sobre estrés y los diferentes enfoques que las guiaron pueden resumirse en tres visiones: La clásica de W.Cannon, que lo define como homeostasis: Este modelo considera el estrés como una estimulación perturbadora del equilibrio interno, conceptualizándolo como sobrecarga o sobreactivación. La respuesta, de naturaleza adaptativa, es un mecanismo de emergencia ante la amenaza a la homeostasis, que en un período breve de tiempo proporciona energía al organismo, capacitándolo bien para la lucha o para la huida de dicha situación amenazante. El enfoque de H. Selye, sobre el Síndrome de Adaptación General: Consiste, según este autor, en un patrón no específico de respuesta que implica un esfuerzo del organismo por adaptarse y sobrevivir. Se refiere a tres fases. • Alarma, momento en que se detecta la presencia del elemento estresor. Se la considera una respuesta de adaptación. Si no se tiene la respuesta adecuada a la situación de amenaza, la misma permanece, haciendo peligrar la integridad física y psíquica del organismo. • Resistencia, consiste en una reacción del organismo para superar la situación de estrés. Implica el mantenimiento de la activación inicial mientras el organismo busca y encuentra la respuesta adecuada. • Agotamiento, se presenta en un organismo que ya no puede dar respuesta. Se observa una pérdida del precario equilibrio mantenido durante la fase de resistencia, dando lugar al inicio del riesgo serio de enfermedad. La teoría del estrés como carga alostática de B. Mc. Ewen: Esta teoría permite una mejor comprensión de la relación organismo-medioambiente. Según la misma, ante un agente estresor, el organismo realiza una serie gradual y compleja de ajustes

adaptativos. En este proceso de adaptación se ven involucrados el sistema cardiovascular, el inmunológico, el endócrino y las funciones cerebrales relacionadas con la activad emocional y la cognitiva. Esta teoría se basa en los conceptos de alostasis y carga alostática. Alostasis es el mecanismo que mantiene el equilibrio (homeostasis) a través de los cambios que se producen en la experiencia en el medioambiente. El concepto de carga alostática hace referencia al desgaste y las lesiones consecuentes del organismo debido a la repetición anormal de la alostasis, ya sea por activación continua o por interrupción en la respuesta. Cuando el organismo percibe una experiencia como agotadora, la respuesta tanto fisiológica como comportamental consiste en comenzar mecanismos de alostasis y adaptación. Tanto esta respuesta como la carga alostática, es influenciada por la disposición genética y por las experiencias de vida de cada persona. Transcurrido cierto plazo, se puede producir una sobrexposición de la activación nerviosa, endocrina y de los mediadores inmunológicos, acumulación de carga alostática que puede tener efectos nocivos en varios sistemas del organismo, conduciendo a la enfermedad. Este es el precio que el cuerpo paga cuando se esfuerza en adaptarse a múltiples desafíos en ambientes psicosociales adversos. Lazarus ha definido al estrés como una transacción entre el sujeto y su medio ambiente. Esta negociación pone en juego tres elementos: - Los agentes estresores (demandas del medio ambiente). - La evaluación que hace el sujeto de la situación como algo amenazante. - Reacción emocional consecuente. El resultado de esta negociación será la respuesta de estrés. Cada sujeto presentará diferentes formas de afrontar las situaciones que perciba como amenazantes. Salud y enfermedad son un proceso complejo de adaptación en el que confluyen factores biológicos, psicológicos y sociales. Donde los modelos hegemónicos que pretendían explicar una realidad compleja desde un único paradigma han caído, dando lugar a modelos pluralistas o integracionistas donde es importante discernir las especificidades de cada saber, sus dominios de incumbencia y sus complementariedades. Hoy en día, está ampliamente documentado que el trabajo en equipo interdisciplinario y los tratamientos combinados aplicados en muchas patologías incrementan la eficacia de los mismos de modo significativo. En la enfermedad coronaria, considerada una enfermedad causada por un estilo de vida poco saludable, donde los factores de riegos psicológicos son tan importantes como los biológicos, es fundamental un abordaje interdisciplinario.

19


ODONTOLOGÍA

ABORDAJE PREVENTIVO DE LA HIPERTROFIA GINGIVAL EN PACIENTES CON PATOLOGÍAS PSIQUIÁTRICAS En el Instituto Psicopedagógico Ciudad Joven San Juan de Dios, el área de odontología instrumentó, a partir del reclutamiento, la educación y el seguimiento, un exitoso programa de salud preventiva basado en la higiene bucal de los pacientes especiales, evitando la cronicidad de las enfermedades gingivales.

20

M. FABIOLA FERNÁNDEZ PONCE DE LEÓN Y BORIS NAPGOBER MARTÍNEZ FERNÁNDEZ MÉDICOS ODONTÓLOGOS INSTITUTO PSICOPEDAGÓGICO CIUDAD JOVEN SAN JUAN DE DIOS SUCRE, BOLIVIA


ODONTOLOGÍA

Las estadísticas de las Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud indican que el 10% de la población mundial es portadora de discapacidades de distintos tipos y gravedades, por lo que médicamente se los denomina pacientes discapacitados.

llegando inclusive a la pérdida prematura de los incisivos inferiores, si no se ponen en tratamiento.

El 3 al 4% de ellos, son pacientes afectados por trastornos psiquiátricos y neuropsiquiátricos (autistas, psicóticos, pacientes convulsivos o con movimientos espásticos u otro tipo de alteración, pero sobre todo con un grado de retardo mental de mediano a grave, etcétera) donde el reducido tiempo de atención, la inquietud, hiperactividad y conducta emocional errática hace que sea difícil atenderlos convencionalmente en odontología.

La atención de niños especiales es compleja y se complica en forma directamente proporcional a la profundidad de la patología de la que son portadores y en especial a su inteligencia y capacidad mental. Es importante estar alertados de las modificaciones que puede sufrir su conducta y las diferentes reacciones emocionales debido a las lesiones neurológicas que portan.

Desde hace varios años, se define a este grupo como Pacientes Especiales. Diversos autores, van todavía más allá y los reconocen como verdaderos “pacientes problema”. Así, se menciona en abundante literatura la única posibilidad de tratamiento con el uso de Anestesia General para que en una sola sesión se realice preferentemente todo el tratamiento, aun recordando los problemas que se encuentran asociados a la administración de la misma, prevaleciendo la comodidad de trabajo del profesional odontólogo por sobre la del paciente.

El odontólogo debe capacitarse para su atención en forma especial y no sólo en lo que respecta a la técnica odontológica a utilizar. Por ejemplo, deberá considerar el trabajo en tiempos operatorios especiales.

La existencia de correlación evidente entre la gravedad de la enfermedad y la higiene del paciente, en razón a su incapacidad para cepillarse o usar adecuadamente otros implementos de higiene dental, ya sea por maniobras inadecuadas y/o poco frecuentes; de igual forma los medicamentos que utiliza continua y permanentemente para controlar la actividad convulsiva hace que estos pacientes presenten predisposición y vulnerabilidad a alteraciones y patologías gingivales con una mayor tendencia a presentar hipertrofia gingival, caracterizada por bolsas profundas, que se convierten en factores predisponentes de otras enfermedades bucales, como generalmente presentan respiración bucal que además de llevar a un inadecuado desarrollo del paladar, produce sequedad de las mucosas, siendo frecuentes las infecciones por gérmenes oportunistas apareciendo estomatitis y queilitis angulares en las comisuras labiales. La saliva de los pacientes con patologías psiquiátricas presenta un aumento del pH en la saliva procedente de la glándula parótida, así como un aumento en el contenido de sodio, calcio, ácido úrico y bicarbonato con una velocidad de secreción disminuida. Esto aumenta su susceptibilidad a padecer caries y problemas periodontales. El cuadro periodontal se caracteriza por su progresión rápida y severa, con afectación de la zona antero inferior y de los molares superiores. Cursa también con importantes pérdidas del soporte óseo, recesiones, movilidad

El odontólogo debe capacitarse para su atención en forma especial y no sólo en lo que respecta a la técnica odontológica a utilizar. Por ejemplo, deberá considerar el trabajo en tiempos operatorios especiales: la velocidad con que se hagan las cosas debe ser la máxima posible sin afectar la calidad del tratamiento. También, se debe preparar el instrumental y materiales antes de iniciar el tratamiento en el paciente para que todo fluya adecuadamente, con técnicas de abordaje también especiales pero, por sobre todo, la preparación es psicológica, pues no se sabe qué tipo de reacción adversa pueda tomar un paciente ante el odontólogo. Se debe estar capacitado para el manejo de situaciones que, si bien escapan a la odontología misma, tienen sobre el resultado final de la intervención una importancia capital. De acuerdo a la situación, se podrá recurrir a la utilización de diferentes tipos de contención de abordajes que limiten –no que impidan– los movimientos del paciente y que de alguna manera lleguen a producir su relajación: desde la contención manual realizada por el personal de apoyo, o la autocontención realizada por medio de aditamentos simples de fijación al sillón dental y por último la contención química por medio de sedantes indicados por el médico psiquiatra tratante. Para su tratamiento y atención, los pacientes especiales requieren por sobre todo cariño y paciencia. En la actualidad, a la luz de los nuevos métodos y enfoques psicológicos y psicopedagógicos, la mayoría podría ser atendido en consultorios comunes, como en el que se trabaja en el Instituto Psicopedagógico Ciudad Joven San Juan de Dios, donde se atienden también otros pacientes. Allí, los niños de la institución son integrados a tratamientos de la odontología convencional, contando siempre con la colaboración de un equipo multidisciplinario, donde todas las pautas de su atención están cubiertas, en especial las psicológicas -en la medida de lo posible- por psicoterapeutas expertos que conocen a los niños del instituto desde hace varios años. No existe una regla para atenderlos, depende de su estado de ánimo. Vendrán un día dispuestos a sentarse y recibir cualquier tratamiento y otros no querrán más que la visita social, explorando el consultorio y sus ocupantes. Esto hay que admitirlo y no obligarlos, porque ello provocaría rechazo al ambiente, al

21


ODONTOLOGÍA

tracciones indicadas o restaurar todas aquellas piezas dentales que así lo requieran, eliminando cualquier posibilidad de focos sépticos en cavidad oral. También se aplicaron técnicas de prevención con sellado de fosas y fisuras en piezas sanas. Paralelamente a esto, el tratamiento consiste en una fase higiénica muy exhaustiva, ayudada en algunos casos de una pauta antibiótica con amoxicilina y metronidazol durante 10 días. El mantenimiento es meticuloso, usando como antiséptico la clorhexidina en forma de digluconato de clorhexidina al 0,12%, presente en la pasta dental utilizada en estos pacientes, el mantenimiento de ausencia de placa bacteriana es estricto. De igual forma, se realizán topicaciones con FFAA (fluorfosfato acidulado) pH 3,5 así como la indicación de dentífricos con alto contenido de flúor en su composición. Resaltamos que el abordaje preventivo del paciente es individualizado por parte del profesional odontólogo, con los elementos adecuados, para evitar la cronicidad de la hipertrofia gingival y evitando además de que exista la necesidad de tratarlas quirúrgicamente. tratamiento y al odontólogo, es así que nuestra actitud, siempre debe ser cuidadosa y amigable, evitando todo aquello que aumente la aprensión y el miedo de estos pacientes. Por todo lo anteriormente mencionado, se concluye que en estos pacientes lo más importante es lograr la prevención a la edad más temprana posible, estableciendo patrones de higiene bucal para ellos y el personal y/o familiar encargado de su cuidado, buscando tomen conciencia de que esa es la única manera de evitar sufrimientos futuros a estos niños, dándoles reglas de conductas higiénicas como la de hacer una costumbre la práctica de la higiene por lo menos tres veces al día después de cada alimentación y, en los más pequeños o con problemas de apertura bucal, realizar la frotación de la superficies de los dientes con gasa y/o algodón. Explicar que dejar restos de alimentos en la boca es provocar a largo o mediano plazo caries y enfermedades periodontales. Un programa preventivo eficaz es de gran importancia para una persona con patologías psiquiátricas, y aún más si es un niño, que debido a factores sociales, económicos, físicos y médicos, harán difícil una buena atención odontológica. Más aun, ahora donde se sabe desde el pre grado que la formación de profesionales odontólogos debe estar siempre orientada a cubrir acciones preventivas y realizar tratamientos conservadores no mutilantes en los pacientes, sobre todo en personas con necesidades especiales. 22

Es en ese sentido, se implementó en el Instituto Psicopedagógico Ciudad Joven San Juan de Dios un programa con abordaje preventivo, de Educación para la Salud hecha en forma continuada y permanente donde los planes de trabajo en la atención odontológica de los Pacientes Especiales de las diferentes unidades incluyendo la Unidad de Psiquiatría tienen como primer objetivo la eliminación del dolor y el control de posibles infecciones, evaluando posteriormente la necesidad de realizar ex-

Esquematizando la atención en el Área de Odontología de nuestro instituto podemos encontrar estas fases: Reclutamiento Parte de la intervención que alerta al personal institucional o al familiar responsable del niño acerca de las necesidades cotidianas en higiene bucal. Educación El profesional odontólogo orienta sobre los puntos sobresalientes de la salud bucal a todo el personal de apoyo del instituto en las diferentes unidades y la técnica adecuada para garantizar la remoción de placa bacteriana sin maltratar más la encía. La técnica de cepillado para pacientes discapacitados debe ser eficaz pero sencilla, y la más recomendada frecuentemente es el método horizontal. Seguimiento El profesional odontólogo de la institución supervisa diariamente, por los menos en tres oportunidades, la higienización de los niños aplicando pastillas reveladoras de placa bacteriana.

Con todo esto se demuestra que con un buen dentista y/o un higienista dental propiamente motivado, dentro de un programa preventivo de salud oral establecido concienzudamente, se puede lograr un gran nivel de éxito en la prevención de enfermedades gingivales en pacientes psiquiátricos, evitando la cronicidad de las mismas.


PASTORAL

EL ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL El camino de la fe, como nos recuerda Benedicto XVI en su Carta Apostólica Porta Fidei, dura toda la vida. La fe, recibida como don en el Bautismo, se va alimentando y profundizando mientras la profesamos, celebramos, rezamos y testimoniamos. La fe madura cuando la vivimos compartiendo en diálogo interpersonal y fraterna comunión. HNO. ELÍAS REALES, OH

Este camino es un itinerario, un proceso siempre inacabado que conlleva el dinamismo de la vida con nuevas situaciones, nuevos desafíos, nuevas crisis. Muchas veces caminamos como esos dos discípulos que iban de Jerusalén Emaús con el corazón lleno de angustia sin poder comprender qué había pasado. En este contexto de itinerario comprendemos el valor del “acompañamiento espiritual” que llamamos así, y no “dirección”, porque tenemos conciencia de que el acompañado es quien toma las decisiones. Porque reconocemos el lugar de privilegio que este tema debe tener en nuestra vida de fe compartimos con ustedes este artí-

culo del P. García que transcribimos a continuación. ACTITUDES REQUERIDAS a) Por parte del acompañante. El acompañante también es seguidor de Jesús, pero con la misión de ayudar a otros en el mismo itinerario de fe que él ha recorrido y recorre. Debe sentirse muy identificado con aquel a quien trata de servir en la comunidad eclesial. Como dice el evangelista Juan, debe dar fe de lo que «ha visto y oído», es decir, debe tener competencia experiencial. Él mismo debe estar constantemente a la escucha de Dios y disponible a la voluntad del Padre, para poder iniciar a otros en esta misma actitud.

23


PASTORAL

LA ENTREVISTA PERSONAL Constituye el cauce normal por el que se vehicula la relación de ayuda como acompañamiento espiritual. La persona que busca ayuda y orientación ha de sentirse acogida y escuchada en su situación con sus problemas y limitaciones. En este contexto de confianza una persona comunicará lo profundo de ella, y podrá ser eficazmente ayudada a encontrar la solución a sus problemas. Las actitudes requeridas en el acompañante son: coherencia entre lo que dice y hace, aceptación incondicional de la persona que va a orientar y empatía para hacerse cargo del modo como la otra persona vive desde dentro su situación. La escucha atenta por parte del acompañante ayuda al acompañado a escucharse a sí mismo y a Dios en las situaciones concretas que vive; esta experiencia da unidad a la vida personal, al tiempo que la clarifica. Durante la entrevista, las intervenciones del acompañante tenderán a que la otra persona perciba mejor en qué consiste su problema, reciba los datos oportunos para reestructurar la situación y encuentre los medios para seguir avanzando en la maduración humana y cristiana. Para facilitar la comunicación, sobre todo en las primeras entrevistas, es conveniente utilizar la técnica de entrevistas semidirigidas; esta técnica consiste en facilitar a la persona que va a venir a la entrevista algún tipo de instrumento (preguntas, texto, cuestionario, etc.) que le facilite la comunicación hasta que vaya adquiriendo más confianza y facilidad en la comunicación de la vida interior. A esta competencia espiritual debe unir el acompañante la preparación teológica y espiritual necesaria y específica; con todo, no puede olvidar que es la propia vida el elemento que más puede ayudar a otros. b) Por parte del acompañado. En la base del acompañamiento espiritual está el que el acompañado sepa básicamente de qué se trata, quiera esta relación de ayuda y tenga confianza en el acompañante. Una persona únicamente se fía de otra si ésta tiene autoridad moral por su experiencia, formación y coherencia de vida. Esta confianza se da con facilidad al comienzo de la relación, pero debe mantenerse a lo largo de ella cuando el conocimiento entre las personas sea más completo y real.

24

El acompañado no puede nunca olvidar que es él quien tiene que responder y tomar las decisiones oportunas; por ello debe evitar pasar al acompañante la responsabilidad que a él le corresponde o hacer de este un mero confidente para recabar apoyo afectivo. De la adecuada manera de situarse acompañante y acompañado dependerá el éxito de la relación de ayuda. La persona acompañada también necesita fiarse de las orientaciones y propuestas que le pueda hacer el acompañante; con creatividad y personalización tratará de llevarlas a la práctica.

Al terminar una entrevista debe fijarse con flexibilidad la fecha de la siguiente y deben proponerse las tareas concretas y prácticas como conclusión de la relación de ayuda. La siguiente entrevista comenzará por el comentario del resultado conseguido en la práctica de lo propuesto. FUNCIONES DEL ACOMPAÑANTE ESPIRITUAL El objetivo último del acompañamiento espiritual está en el descubrimiento del paso de Dios por la vida del creyente; el acompañante se siente instrumento de una acción en la que el Espíritu Santo es el protagonista, y el acompañado busca con la ayuda recibida la voluntad de Dios en su vida. Para que esto sea posible deben ponerse en juego las siguientes funciones: a) Atención a todo lo que pasa en la vida cotidiana de la persona: sentimientos, vivencias, pensamientos, dificultades, logros, avances, retrocesos, etc. Interesa situar los aspectos concretos dentro del conjunto de la historia personal, y dar a ésta unidad. b) Iluminar la existencia del acompañado desde la palabra de Dios, la persona de Jesús y su evangelio. Atención especial merecen la resonancia y sentimientos que la contemplación de los ministerios de la vida de Jesucristo van suscitando en el


PASTORAL

creyente. El análisis de estos sentimientos ayuda a entender el paso de Dios por la persona e historia de cada creyente. c) Apoyar afectivamente al acompañado en sus problemas, crisis y dificultades. Al realizar este apoyo el acompañante evitará caer en los defectos que dificultan el crecimiento interior: el paternalismo y el dirigismo. El paternalismo consiste en dar primacía a los sentimientos protectores y de simpatía que siente el acompañante, más que al crecimiento del acompañado o a la búsqueda conjunta de la voluntad de Dios; este modo de proceder revelaría en el acompañante una personalidad inmadura y adolescente. El dirigismo viene producido por la personalidad impositiva del acompañante y por la personalidad débil del acompañado; esta forma de proceder busca lo mejor, pero no respeta los ritmos de maduración de la persona orientada y, a la larga, la ayuda prestada resulta poco eficaz. d) Ayudar al crecimiento interior. Estamos ante el tema común y nuclear del acompañamiento espiritual; en la relación de ayuda, el acompañante cuidará especialmente la actitud de conversión, el progreso en el seguimiento de Jesús, el camino de oración, la superación de los defectos, la actitud de disponibilidad, la constancia en los compromisos y la veracidad del discernimiento vocacional. Esta tarea pide al acompañante un gran equilibrio, percepción objetiva de la situación y tacto pedagógico para no agobiar ni forzar los ritmos personales del acompañado. Una vez más, la sinceridad y la confianza son la base para que el proceso vaya adecuadamente. MEDIOS QUE FACILITAN EL ACOMPAÑAMIENTO La vida cristiana es el contenido fundamental del acompañamiento, pues ésta es la que tiene que ser convertida, iluminada y transformada. El creyente acompañado debe sentir de una u otra forma que su persona y su vida cotidiana son lo fundamental en el diálogo espiritual; en la existencia se da el encuentro de la gracia de Dios y la cooperación humana que propicia la maduración de la personalidad cristiana. Esta maduración comprende ineludiblemente la experiencia de Dios, el descubrimiento de la comunidad, la formación de la conciencia moral, el compromiso social y la llamada vocacional. Estos aspectos estructurantes de la persona no se adquieren de golpe, ni de una vez para siempre, pues el aprendiz necesita ser iniciado, comprender, asimilar, fundamentar, optar y encarnar el nuevo sentido de la existencia. Para poder acompañar la formación integral de la persona resultan de gran interés los siguientes medios: a) El proyecto personal. Es un escrito personal que recoge los aspectos nucleares de la vida personal: la fundamentación de la persona en Dios, los ámbitos por donde transcurre la vida (familia, amigos, centro, calle, parroquia, trabajo, ocio, etc.), los medios que se van a poner para dirigir la vida (horario, oración, vida sacramental, lecturas, defectos que se van a corregir, actitudes que se van a potenciar, etc.) y las metas hacia las que se va. Para que los adolescentes y jóvenes elaboren el proyecto personal necesitan motivación, un guión y bastante asesora-

miento. Los proyectos de grupo se pueden hacer a partir de los proyectos personales. La entrevista puede ser una buena ocasión para revisar el proyecto personal a fin de hacerlo más operativo. b) Los temas que se tratan en el grupo de fe. En este caso la entrevista personal servirá para personalizar los temas que se van desarrollando en el grupo. Cada persona tiene sus ritmos, sensibilidad, motivación y posibilidades; según estos condicionamientos, se verá el mejor modo de ir pasando temas por el corazón e ir incorporando a la vida lo que se va viendo comunitariamente. Sin esta dimensión los diálogos en el grupo pueden resultar superficiales, impersonales y poco comprometidos. c) Las cuestiones personales. Estas son propias de cada persona según su historia, situación actual, problemática y planteamientos de futuro. En ningún caso se perderá la visión de conjunto, pues tanto la persona como el seguimiento de Jesús tienen un sentido unitario. Las cuestiones principales son las que se refieren a la madurez personal, el seguimiento de Jesús, la experiencia de Dios, el sentido eclesial, los compromisos, el estilo de vida y el discernimiento vocacional. Conviene secuencializar de forma pedagógica cada uno de estos aspectos estructurantes en indicadores que permitan ver los pequeños pasos que se pueden dar para ir avanzando, saber lo que se ha recorrido y lo que falta para llegar a la meta. d) Los contenidos del acompañamiento. Por contenidos entendemos los núcleos del mensaje cristiano referentes a la maduración personal del cristiano. Los principales son: la persona a partir de una visión cristiana, la aceptación de los contenidos específicos de la fe, el sentido comunitario de la fe (compartir la vida, la acción evangelizadora y celebración), la convergencia de la existencia, las tareas y las convicciones del seguidor de Jesús, la maduración en la vida afectiva (relaciones interpersonales, sexualidad, sentido comunitario y compromiso social), la actitud de disponibilidad respecto a la voluntad de Dios y al servicio del Reino, el progreso en la vida de oración (de la oración reflexiva a la contemplativa, y de esta a la oración afectiva y unitiva) y los compromisos apostólicos intra y extra eclesiales.

25


PSICOLOGÍA

LA PERSONALIDAD:

¿CÓMO SOMOS? Frecuentemente oímos hablar sobre la personalidad, pero ¿sabemos realmente de qué se trata?

LIC. ADRIANA TASSARA, PSICÓLOGA CLÍNICA NUESTRA SEÑORA DEL PILAR, LUJÁN

En el primer año de vida, los niños se ocupan de una gran variedad de respuestas conductuales; mostrarán lo que parecen ser características constitucionales de nacimiento, la manera de reaccionar hacia sí mismos y hacia su entorno al principio tiende a ser cambiante e impredecible. Se supone que estas respuestas tienen una función exploradora, esto es, ensaya y prueba, aprende cuáles son efectivas y cuáles no.

26

Conforme el pequeño se desarrolla y madura, tiene lugar un proceso moldeador; desarrolla un repertorio de conductas que son probadas empíricamente a través de las cuales obtiene refuerzos y evita castigos. Avanzando en el tiempo es posible observar que comienza a practicar respuestas conductuales específicas bastante consistentes en situaciones diferentes. En este punto se puede decir que el niño está demostrando un hábito; y, a medida que continúa madurando, comienza a mostrar un grupo repetitivo de hábitos. Finalmente, la conducta cristaliza en un patrón preferido de

comportamiento. Estos patrones no sólo se vuelven resistentes a la extinción sino que el hecho de que hayan tenido éxito en el pasado hace a estos patrones de respuestas altamente prioritarios. Así, dada una continuidad en el desarrollo biológico básico y un rango de experiencias para seleccionar y adoptar respuestas conductuales, el pequeño puede estar capacitado para desarrollar un patrón distintivo de interacción interpersonal y con el entorno que es profundamente incorporado y no fácilmente erradicable. En resumen, el desarrollo de la personalidad es función de una interacción compleja de factores biológicos (herencia y factores maternos prenatales) y ambientales. Si bien las características que conforman la personalidad de un individuo serán únicas e irrepetibles, podrán guardar con otras personalidades similitud en los estilos, y a esto se lo denomina rasgo o perfil caracterológico. Entonces, ¿qué es la personalidad? Tomando como característica esencial del hombre su “individualidad”, diremos que la per-


PSICOLOGÍA

sonalidad es única, propia de un individuo, aunque éste tenga rasgos en común con otros; es una organización, una integración; es temporal, es siempre la de un individuo que vive históricamente y, por último, se afirma como un estilo a través de la conducta y por medio de ella; por lo tanto: “la personalidad es la configuración única que toma en el transcurso de la historia de un individuo, el conjunto de los sistemas responsables de su conducta.” Es así que podemos hablar de diferentes estilos de personalidad, cada uno con características propias. De esta manera, parece oportuno mencionarlos. Pero, previamente es importante diferenciar carácter de personalidad dado que aquel designa exclusivamente el aspecto expresivo de la personalidad. ESTILOS DE PERSONALIDAD Personalidad demostrativa o histriónica: Es común del sexo femenino. Consciente de su aspecto y éste al servicio de la reacción que necesita producir, seductora, simpática y con excesiva emotividad; tienen muy buena posibilidad de expresarse en las tres áreas de comportamiento: mente, cuerpo, mundo externo; utilizan un discurso grandilocuente y es característico el tipo de atención dispersa, puede captar diferentes estímulos simultáneamente. Impacientes, irritables, cambian rápidamente de humor y poseen escasa tolerancia a la frustración. Personalidad de tipo narcista: Ególatras, preocupación constante por definir su identidad y la estima que esa imagen de sí pueda merecer ante los otros. Detrás de su simpatía y atractivo suelen esconder dificultades en su autoestima; faltos de empatía, prepotentes, pretenden ser el centro de atención y admiración. Hipersensibles, hipocondríacos, propensos a padecer estados depresivos, fuertes sentimientos de hastío, vacío o desasosiego y escasa tolerancia a la frustración. Poseen un código valorativo polarizado, para ellos sólo existen aquellos lugares llevados al límite, niegan la existencia de grados en una escala: “Genios o Tarados”. Personalidad suspicaz – desconfiada o paranoide: Desconfiados, carecen de espontaneidad, están siempre hiperalertas; con lenguaje preciso; son individuos que mantienen cierta distancia para no comprometerse y poder tener su supuesta “objetividad”; arrogantes, se sienten orgullosos de sí y suelen tapar su inseguridad con una seudosolvencia. Personalidad atemorizada y huidiza o fóbico: Es evidente la actitud de temor, están siempre alertas, la atención está al servicio de detectar todo lo que ocurre para ponerse a salvo. Déficit en la autoestima, poseen un concepto muy pobre de sí mismos, fácilmente se sienten heridos por las críticas o desaprobación. En el lenguaje, sobre todo en momentos de dificultad, se observan separaciones atípicas de las palabras que no están en relación con el sentido de las frases; pueden hablar también muy rápidamente y por lo general en voz muy suave. Reacios a asumir riesgos personales o involucrarse en nuevas actividades.

Personalidad lógica u obsesiva: Ceremoniosos, formales, meticulosos y detallistas, tienen clara conciencia de qué es lo importante y qué lo obviable, sólo que no pueden evitar la duda de no estar en lo cierto y por eso no ahorran ningún detalle. Son personas que presentan dificultad para aceptar los cambios, absolutamente rígidos. Sentir emociones se les hace difícil, no hay una lógica de las mismas que los satisfaga. Económicos, curiosos, de código moral estricto y tenaces cumplidores de todas las disposiciones. Ordenados en lo formal. Personalidad de tipo agresivo-pasivo: quejosos, malhumorados, pesimistas, irritables, pasivos, discutidores, particularmente demandantes y ventajeros. El problema fundamental está en la falla de la autoestima. Muestran conductas desadaptativas, oposicionistas, hostil. Generalmente se resisten a las normas y a la autoridad, el error es siempre del otro. Personalidad de acción o psicopática: Arrogantes y descalificadores, en vez de pedir ayuda la exigen con soberbia y tienden a utilizar al otro como un objeto. Un rasgo importante es la inmediatez de las respuestas, no tiene capacidad de espera, no tiene inhibiciones ni sentimientos de culpa, regido por impulsos y necesidades que deben satisfacerse de inmediato, no aprenden de la experiencia. Tienen conductas que aparecen como amorales, asociales, sin reglas, sin sistemas de valores, ancladas en la inmediatez de un beneficio que puede no tener futuro. Personalidad de tipo dependiente emocionalmente: Personas sin iniciativa propia, no pueden tomar decisiones; persiguen agradar a los demás a costa de sufrir humillaciones, agresiones físicas o verbales. Trastorno límite de la personalidad: Impulsivos, agresivos, inestables emocionalmente, escaso control de los impulsos, violentos, con conductas autoagresivas y/o desadaptativas. No soportan las críticas. Esta breve descripción, que no debe ser tomada como algo sistemático y rígido, corresponde a tipos de personalidades integradas en la sociedad, pertenecen a ella. Sus comportamientos se muestran más o menos adecuados a las pautas aceptadas por la mayoría; pero es importante agregar que, cuanto más predominante sobre otros, estructurado, inamovible o exacerbado sea el rasgo de carácter, podrá dar origen a múltiples síntomas, bases de una personalidad psicopatológica. Referencias bibliográficas - Filloux, J.C.: La Personalidad, Eudeba, Buenos Aires, 1996. - Fiorini, H.: Nuevas líneas en psicoterapias psicoanalíticas: teoría, técnica y clínica, Editorial Psimática, Madrid, 1999. - Millon, T.: La personalidad y sus trastornos, Ediciones Martínez Roca, Buenos Aires, 1994. - Ricón, L.: Problemas del campo de la salud mental, Ediciones Paidós, Buenos Aires, 1991.

27


SALUD MENTAL Y TRABAJO COMUNITARIO

PROGRAMA DE PROYECCIÓN Ó COMUNITARIA EN COCHABAMBA: 12 AÑOS DE TRABAJO RESPONDIENDO AL RETO Y LA NECESIDAD Las acciones en salud mental debieran estar presentes en el lugar en que la gente vive, trabaja y descansa, en el seno de sus familias y sus comunidades, para que “las personas sean conscientes de sus propias capacidades, puedan afrontar las tensiones normales de la vida, puedan trabajar de forma productiva y fructífera y sean capaces de hacer una contribución a su comunidad”1 . Esta concepción de la salud mental presenta un desafío: ¿Cómo generar estrategias para proteger y mejorar la salud mental de todos los habitantes y no solamente atender a quienes están enfermos y tengan las posibilidades de llegar al hospital? En el año 2000, el Instituto Psiquiátrico San Juan de Dios de Cochabamba, asumió el reto y conformó un equipo multidisciplinario de profesionales para iniciar un trabajo en salud mental. Se constituyó en aquel tiempo el Programa de Promoción de la Salud Mental (PROSAME), que después se denominó Programa de Proyección Comunitaria (PROPROCO).

28

El trabajo realizado desde entonces se basa en el reconocimiento de que las personas, las familias y las comunidades son sujetos protagónicos de su propia salud mental. Por tanto, PROPROCO se esfuerza en establecer una relación compartida e igualitaria con la comunidad; lo cual supone instaurar mecanismos de decisión colectiva sobre los planes a realizarse, llegando a propuestas concertadas. Se decidió adoptar como metodología la Investigación Acción

Participativa (IAP), que implica un diálogo constante con la comunidad, de forma que los diferentes elementos que provienen de la reflexión y discusión, se incorporan en la ejecución del Programa. De este modo, se propicia que los grupos minoritarios o excluidos del ejercicio del poder en la comunidad, tengan acceso a éste. Los 12 años de experiencia han revelado que los miembros de la comunidad tienen la capacidad de ver con optimismo su futuro, y han demostrado resiliencia a la hora de hacer frente a sus problemas, llevando a cabo iniciativas creativas para enfrentarlos y favorecer su bienestar. No cabe duda de que muchos son los problemas y están estrechamente entrelazados, haciendo complejo el panorama de la salud mental. Cuando se captan las interacciones de los fenómenos por más separados y distantes que se encuentren, se torna fascinante la complejidad. ALGUNOS DATOS SOBRE LA SALUD MENTAL EN COCHABAMBA2 La familia ocupa el lugar central, por un lado, genera situaciones favorables y adversas a la salud mental y simultáneamente recibe las consecuencias de ellas.


SALUD MENTAL Y TRABAJO COMUNITARIO

La disfuncionalidad familiar, en muchos casos, está relacionada con la migración de los padres, que van en busca de mejores condiciones de trabajo debido a las inequidades sociales, la pobreza y la marginación en que se encuentra la mayoría de la población. El consumo de bebidas alcohólicas ha ido en aumento, sobrepasando lo tradicionalmente establecido (fiestas patronales, fiestas cívicas, aniversarios, etcétera) e instaurándose el consumo de fin de semana como un hábito socialmente aceptado, sobre todo, en adolescentes y adultos jóvenes. Asociado al consumo de bebidas alcohólicas está el aumento de la violencia intrafamiliar. En la mayor parte de los casos, está dirigida contra grupos de por sí vulnerables, como los niños y las mujeres. Los estados de ansiedad y depresión pueden ser de gran intensidad, propiciando los intentos suicidas y los suicidios consumados, que destruyen el valioso capital humano conformado por los adolecentes y jóvenes del Departamento. Frente a la gran magnitud de los problemas de salud mental en la población, la demanda de atención en los servicios de salud es muy escasa, haciéndose evidente la enorme brecha entre la prevalencia de los problemas y la posibilidad de recibir atención. Uno de los factores involucrados en la brecha de atención es la percepción de los miembros de la comunidad que consideran que la intervención terapéutica en los problemas de familiares no es atribución de los servicios de salud, ni educación. Reconocen competencia relativa a las defensorías de la mujer y de la niñez y adolescencia, a las autoridades locales (policía, líderes religiosos) y sobre todo a los médicos tradicionales. Por otra parte, los prestadores de servicios, sienten sobrepasada su capacidad de respuesta a los problemas de salud mental de la comunidad.

TRES ESTRATEGIAS DE ACCIÓN DE PROPROCO Construyendo alianzas. Involucramiento de instituciones de salud, educación, gubernamentales, religiosas y civiles, grupos organizados de la comunidad, médicos tradicionales, líderes juveniles y personas interesadas en los problemas de salud; y la comunidad misma, como actores sociales de las acciones de salud mental. Fortalecimiento de los recursos humanos. La capacitación, el mejoramiento del acceso a información, el acceso a herramientas simplificadas de diagnóstico y tratamiento (guías clínicas) y supervisión y apoyo. Investigación. Análisis de la situación de necesidades y recursos, para orientar las intervenciones. PROPROCO realiza actividades en los siguientes niveles de atención: • Promoción de la salud mental • Prevención primaria y secundaria • Prevención terciaria-rehabilitación

LA SALUD MENTAL INCUMBE A TODOS:

¡ES MOMENTO DE ACTUAR! Existe evidencia científica de intervenciones efectivas y que deben formar parte de las nuevas acciones a corto plazo: • Intervención en la niñez temprana. • Empoderamiento social y económico de las mujeres. • Programas dirigidos a grupos vulnerables de adultos mayores, indígenas, migrantes y adolescentes. La sostenibilidad del programa es indispensable para seguir avanzando.

1. Definición de salud mental de la OMS 2. Resultados de las investigaciones realizadas por PROPROCO 2011

29


EN PRIMERA PERSONA

PSICOPEDAGOGÍA

EN EL CENTRO DE REHABILITACIÓN SAN JUAN DE DIOS AYELÉN ARIZAGA, PSICOPEDAGOGA CENTRO DE REHABILITACIÓN SAN JUAN DE DIOS, HURLINGHAM

La psicopedagogía se ocupa de las características del aprendizaje humano, cómo se aprende, cómo ese aprendizaje varía evolutivamente y está condicionado por diferentes factores, cómo y porqué se producen las alteraciones del aprendizaje, cómo reconocerlas y tratarlas, qué hacer para prevenirlas y promover procesos de aprendizaje que tengan sentido para los participantes. Pero no solamente considera esos temas desde el ámbito subjetivo e individual, sino que intenta abarcar la problemática educativa, en la medida en que hace conocer las demandas humanas para que se produzca el aprendizaje, señalando sus obstáculos y condiciones facilitadoras.

30

En otras palabras, la psicopedagogía es la disciplina que permite estudiar a la persona y su entorno en las distintas etapas de aprendizaje que abarca su vida. Motivo por el cual, la franja etárea de quienes concurren a sesión, sus diagnósticos y objetivos de tratamiento son sumamente variados. Actualmente, en el Centro de Rehabilitación San Juan de Dios, cito en la localidad de Hurlingham, donde formo parte desde hace poco más de dos años del grupo de profesionales de la psicopedagogía, observo con claridad el amplio abanico de po-

sibilidades de intervención en relación a los aprendizajes de las personas, con o sin cuadros clínicos de base. Las consultas y los tratamientos por lo general responden a demandas de las instituciones escolares o como parte de un tratamiento de rehabilitación integral de pacientes con enfermedades que producen algún déficit o deterioro cognitivo. En ambos casos, sólo el trabajo en equipo –es decir, con la familia, institución escolar (si el paciente está transitando su escolaridad) y los profesionales intervinientes– es lo que aumenta de manera considerable la posibilidad de alcanzar mejores resultados. La intervención varía desde acompañamiento en el proceso escolar formal hasta rehabilitación neurocognitiva. La rehabilitación neurocognitiva es un proceso mediante el cual se pretende proveer a la persona de una serie de estrategias que contribuyan a mejorar o recuperar los déficits producidos en las capacidades cognitivas (Restrepo - Arbelaez). Son un conjunto de procedimientos y técnicas que tienen por objetivo alcanzar los máximos rendimientos intelectuales, la mejor adaptación familiar, laboral y social en aquellos individuos que sufrieron una lesión cerebral (Lorenzo - Otero)


EN PRIMERA PERSONA

Desde siempre visualicé en mi futuro una profesión que fuera una herramienta importante para el desarrollo del proceso de aprendizaje de las personas. Hoy, ya recibida hace nueve años de psicopedagoga y con experiencia en distintos ámbitos, logro visualizar los alcances de esta disciplina; que van mucho más allá de lo tradicionalmente demandado.

El principal objetivo de los programas de rehabilitación es ayudar a las personas a lograr su capacidad funcional óptima y la mayor independencia posible en las actividades de la vida cotidiana. Las probabilidades de rehabilitación dependerán de la edad del paciente, la magnitud del daño, su localización y el momento en que se inicia el tratamiento de rehabilitación. La misión del área de psicopedagogía es fomentar el desarrollo cognitivo del paciente considerando su contexto, la trayectoria escolar, las patologías existentes y/o por comorbilidad, para alcanzar el máximo rendimiento cognitivo funcional. OBJETIVOS DEL ÁREA DE PSICOPEDAGOGÍA • Procurar actitud de empatía y respeto hacia el paciente. • Abordar la psicoeducación. • Estimular la autoestima. • Elaborar la aproximación psicodiagnóstica / perfil cognitivo. • Tratamiento de problemas de aprendizaje. • Proveer a la persona de estrategias que contribuyan a mejorar, recuperar o compensar los déficits producidos en las capacidades cognitivas. • Fomentar la vitalidad cognitiva.

• Sugerir adaptaciones cognitivas y funcionales del entorno humano. El plan de tratamiento es diferente para cada paciente y contempla particularidades del sujeto en situación de aprendizaje. Utilizando diversas herramientas como juegos, la computadora, material pedagógico, material escolar formal, habilidades sociales o todo aquel material que aporte un desafío cognitivo. El propósito de las intervenciones psicopedagógicas son trascender lo inmediato a fin de lograr a corto, mediano y largo plazo, el autovalimiento, la autodeterminación y la vida independiente; considerando a cada paciente como sujeto protagonista de un proyecto de vida; proveyéndolo a él y a su familia, en el trabajo interdisciplinario, de apoyaturas necesarias en cada momento. Los pacientes, al lograr pequeños o grandes aprendizajes que representan grandes desafíos, mantienen activa mi vocación de servicio para la educación y la salud.

31


NUTRICIÓN

¿CUÁL ES EL ROL DEL NUTRICIONISTA? Un repaso a la labor social y profesional que cumplen los profesionales de la nutrición dentro de un centro de salud, ejecutando proyectos y planes de alimentación.

MARÍA JOSÉ CALDERÓN HERRERA, NUTRICIONISTA SANATORIO MARÍTIMO SAN JUAN DE DIOS, VIÑA DEL MAR

32

El nutricionista es un profesional del área de la salud que posee diversas herramientas tales como: nutrición clínica, enteral, pediátrica, adulto, adulto mayor, alimentación colectiva, técnicas dietéticas, entre otras. Por las razones mencionadas anteriormente, este profesional puede contribuir a la prevención de diversas enfermedades crónicas como dislipidemia, hipertensión arterial, diabetes mellitus II, enfermedades de carácter clínico como trastornos en excesos (sobrepeso y obesidad) y déficit alimentario (bulimia, anorexia y desnutrición). Una de las habilidades del nutricionista es trabajar en equipos, tanto como personal a cargo de cada área y equipo de rehabili-

tación (equipo multidisciplinario). Por lo cual, siempre debe estar pendiente de las necesidades, habilidades o deficiencias que pudiese tener el personal a cargo, pudiendo así tomar medidas pertinentes para la solución y/o capacitación de éste, siendo uno de los puntos más relevantes el velar por una correcta e inocua entrega de alimentos a los pacientes. Dependiendo del área en que se desempeñe, serán las funciones que realizará; en la parte clínica, actúa directamente sobre la alimentación de las personas con algún tipo de patología o tratamiento médico, siendo unas de las más relevantes la nutrición enteral (alimentación por sonda) tanto en área clínica pediátrica, adulto y adulto mayor. Se refiere en particular a este tipo de nutrición como un tipo de procedimiento aleatorio a lo que es alimentación por vía oral. En el Sanatorio Marítimo San Juan de Dios, siendo


NUTRICIÓN

que los pacientes pediátricos poseen multidéficit, una de las etapas mas críticas es la hora de su alimentación. Ya que el riesgo de aspiración u otro trastorno es el principal foco de atención tanto como para los profesionales como para los otros trabajadores del centro.

producción de alimentos. Todo esto a fin de cerciorarse que la manipulación de cada alimento entregado a cada paciente sea de buena calidad y con el cumplimiento de las normas requeridas para brindar un servicio de calidad.

El nutricionista también se puede desempeñar dentro del área de alimentación colectiva. En este campo, lo podemos encontrar realizando tareas de tipo administrativa, siendo el objetivo principal entregar la mejor calidad de servicio en su dietoterapia.

En el área pediátrica, así como en el área adulto, el profesional pone a disposición todo su conocimiento para contribuir a la mejora nutricional, teniendo en cuenta el diagnóstico médico de cada paciente y sus necesidades fisiológicas. A cada paciente se le debe calcular sus requerimientos para determinar cuál será la mejor opción de alimentación para cada caso en particular; no dejando de lado también el aspecto socioeconómico. Periódicamente, debemos realizar evaluaciones nutricionales a cada uno de ellos. De esta manera, captamos los progresos o retrocesos que van obteniendo con los tratamientos empleados.

Más allá del área en la que desarrolle su actividad, es necesario que el profesional de la nutrición sea una persona activa, con competencias suficientes, iniciativas, capaz de enfrentar problemas, tratar y solucionar de una manera óptima, de modo que las decisiones tomadas sean un aporte. Por ende, constantemente deberá estar trabajando en la implementación de planes de mejoramiento continuo y jerarquización, y de esta forma desarrollar todas las labores de manera práctica, útil y según las necesidades del momento. Debe priorizar en todos los lugares de trabajo el tema de la desinfección e higiene, tanto de los trabajadores como de las zonas donde desempeñan su labor. Por este motivo, debe elaborar programas de higiene, desinfección y sanitización para velar por la inocuidad y seguridad alimentaria, evitando de esta manera cualquier tipo de problema o patología que podría causar una infección de tipo alimentaria. Asimismo, deberá realizar supervisiones y control de las normas de salud, con el fin de velar que éstas se cumplan. Y, periódicamente, deberá realizar registros de puntos crítico, en el área de

La parte principal del tratamiento es la relación del profesional con el paciente, la conexión que se genera a través de muestras de cariño o algún tipo de gestos es lo primordial a la hora de seguir trabajando para ellos con el fin de entregar día a día lo mejor de uno para lograr la felicidad de ellos y sentirnos gratificados de nuestra labor como nutricionista. Todo el trabajo desempeñado por el nutricionista dentro del Sanatorio Marítimo San Juan de Dios, es llevado a cabo con sumo cuidado y responsabilidad sobre las decisiones que se puedan tomar. El trato siempre se mantendrá bajo el alero del cariño y la confianza, manteniendo siempre respeto entre profesionales y pacientes, la confidencialidad en los datos y, toda decisión o acto, será siempre en pos de una mejoría y contribución en la salud del paciente.

33


FAMILIA HOSPITALARIA

UNA BELLÍSIMA HISTORIA DE AMOR Queremos contarles la historia de Paula y Yarlín. Es la historia de una madre y su hija, pero también la de una joven kinesióloga que, luego de 13 años de cuidados, adoptó a una niña del Sanatorio Marítimo de Viña del Mar. POR ERICA BRAVO / EL MERCURIO

Cuando Paula Tiemann llegó a hacer su voluntariado en Kinesiología en el Sanatorio Marítimo San Juan de Dios, conoció a la niña que le robó el corazón y a quien adoptaría trece años después. “Fue el año 1999 cuando estaba en segundo año de Kinesiología en la Universidad y llegué al Sanatorio Marítimo para hacer un voluntariado. Ahí estaba Yarlín, una niña chiquitita, de dos años que me cautivó”.

vivía sola y quería tenerla conmigo siempre y me quería hacer cargo completo de ella. Ya era madura y un día comencé a pensar para dónde iba todo esto, qué haría de esta relación con esta niñita y tomé la decisión de que la quería conmigo, que era importante estar con ella”, recordó Paula, quien en ese momento decidió hablar con la directora del Sanatorio Marítimo para comentarle su inquietud.

“El primer día, la vi y me encantó. Ese mismo día, me la pasaron para que le diera la comida. Fue un amor a primera vista. Íbamos al agua, hacíamos piscina las dos. Era mi niña regalona”, recuerda.

“Desde que planteé mi idea se vino una vorágine de eventos, recuerda Paula. “La mamá de Yarlín la visitaba una vez al año, pero su vínculo afectivo era conmigo. A mí me reconoce como mamá”, dice la joven kinesióloga.

En esa época, la pequeña Yarlín, tenía padrinos, por lo que Paula no podía asumir ningún otro rol con ella. Dos años después, Paula comenzó a hacer una de sus prácticas profesionales, período en que la pequeña Yarlín ya no contaba con padrinos. UN ROL MÁS ACTIVO “En ese momento comencé a sacarla a pasear y asumí un rol más activo” expone. El año 2006, Paula inició otra etapa con Yarlín. “La Empecé a retirar todos los días desde el Sanatorio y la llevaba hasta su escuela especial. Yo pagaba el transporte, me hice cargo de los útiles, de todos los exámenes médicos, de los aparatos ortopédicos. Todo lo que ella requería”, cuenta esta joven de 33 años. “Fui su apoderado en su colegio, fui su madrina y mis padres, mi familia y amigas más cercanas la conocieron. La comenzamos a integrar en nuestra vida”, recuerda con orgullo. Una nueva etapa que iniciaron ambas fue cuando ya no sólo la podía sacar de día, sino también de noche. “En ese instante comencé con el régimen que establece el Sename”(Servicio Nacional del Menor), explicó. 34

ADOPCIÓN “El año 2008 me moría de pena cada día que tenía que ir a dejarla. Ella era parte de mi familia, estuvo en todos los momentos del matrimonio de mi hermana, ella estaba incluida en todas las actividades sociales que como familia planificábamos”. “Además, ese año yo ya era independiente, estaba titulada,

SUSCEPTIBILIDAD Finalmente, en diciembre de 2010, el tribunal de Familia declaró a la pequeña susceptible de ser adoptada, por lo que Paula inició los procesos de evaluación psicológica en el Sename para lograr la adopción de la pequeña. El 1º de junio de 2011, me dieron el cuidado personal de Yarlín y me la llevé inmediatamente para la casa y no la traje más al Sanatorio Marítimo. En febrero presentamos los papeles de adopción con el abogado y el 8 de marzo salió la adopción y esta semana salió el cambio de nombre. Ahora se llama Yarlín Andrea Weber Tiemann, revela orgullosa y feliz. Consultada sobre el rol de madre de la pequeña, Paula advierte que: “no tengo ningún problema en que ella visite a Yarlín. Yo no tengo problema, no es tema para mí. Al contrario, que alguien más la quiera no hay problema”. 52 NIÑOS Hoy, en el Sanatorio Marítimo hay 52 niños con problemas de salud.“Algunos, los más chicos, tienen alguna posibilidad de ser adoptados”, comenta Paula, quien revela que ya se ha contactado con ella una pareja que también están realizando los trámites de adopción de un pequeñito. Esta joven profesional, quien trabajó en el Sanatorio Marítimo, advierte que son los pequeños de hasta dos años los que más probabilidades tienen de ser adoptados por ser más pequeñitos y por su apariencia más frágil.


35


36

Historia y Vida #149  

La Revista Historia y Vida es el órgano de comunicación de la Provincia Meridional San Juan de Ávila de la Orden Hospitalaria de San Juan de...