Issuu on Google+

Manual La Paz

para www.hsbnoticias.com

Por Ricaurte Losada Valderrama*

La reparación integral a las víctimas es prácticamente imposible, pero como ella lleva a la reconciliación, y esta a la paz, es indispensable hacer en este sentido los mayores esfuerzos, no sólo de parte del Estado y de la sociedad, sino de la comunidad internacional. En consecuencia, esta es en sí misma una política de paz. Y cómo indemnizar a los afectados por la guerra. La reparación de las víctimas es fundamental, pero es imposible que ellas vuelvan a su tierra sin la presencia del Estado, o en pocos años las condiciones serán peores porque el conflicto habrá resurgido con tintes mucho más violentos por el fin de las ideologías de los grupos insurgentes y la búsqueda del poder y la riqueza en organizaciones criminales. Más de 60 años de financiación de la guerra pueden requerir cerca de 20 de financiación del aseguramiento de la

paz. Por ello, se debe mantener el mismo pie de fuerza, e inclusive más que el que se tiene actualmente. Hasta aquí el Manual ha hecho referencia a cuatro condiciones para la paz: tomar la decisión de pactarla, tener una política de Estado en torno de ella, buscar la paz acordada con la sociedad y conseguir justicia. Y en este Fascículo se hace la síntesis de las siguientes condiciones: cancelar deuda social, reparar a las víctimas, generar confianza entre los negociadores del Estado y la guerrilla, encontrar la verdad de lo ocurrido, conseguir perdón sin olvido, llegar a la reconciliación, construir y guardar la verdad y la memoria, ampliar la solidaridad internacional y mantener la unidad y la dignidad.

5. CANCELAR DEUDA SOCIAL La guerra se acabará si hay justicia, tanto material como formal, temas estos ya tratados en el Manual. En todo caso, una manera de solución a estos problemas, es cancelando, por lo menos parte de la inmensa deuda social que se tiene con muchos colombianos, y sobre la cual nadie objetivamente podría cuantificarla, pero una forma efectiva de cancelarla es con inclusión social, aspecto éste que se trata en el punto catorce de este Capítulo. 6. REPARACIÓN A LAS VÍCTIMAS

Más de 60 años de financiación de la guerra pueden requerir cerca de 20 de financiación del aseguramiento de la paz. Por ello, se debe mantener el mismo pie de fuerza, e inclusive más que el que se tiene actualmente, migrando de unas fuerzas armadas que combaten a unas de aseguramiento y consolidación del territorio, de cara a la sociedad civil.

Por ello, se estima que el costo militar actual de más de 26 billones anuales, debe mantenerse por lo menos 20 años más. De lo contrario se perderá lo logrado en el proceso por el surgimiento de grupos delincuenciales que afecten la seguridad, causando que la participación en el PIB y en el presu-

*Ex Senador de la República, Analista, Investigador.

Fascículo

24

Manual La Paz

para


www.hsbnoticias.com

puesto descienda en términos relativos. Además, la inclusión social, indispensable para la consecución de la paz, supone necesariamente reparación. Por esto, se repite que esta es indispensable y que se logra no sólo a través de medios económicos, sino también con actitudes y comportamientos de humanidad y de solidaridad, los cuales, de pronto impactan más en la conciencia individual y colectiva. Lo anterior debe estar complementado con la consecución de justicia. Ella es indispensable. Resulta intolerable, por ejemplo, que el 95 por ciento de los delitos queden impunes. Así el Estado de Derecho no existe. Ganar la guerra significa también restituir el imperio de la ley. Que los violentos y los delincuentes de todas las trincheras vuelvan a temerle a la autoridad. Hay que dejarlos sin armas creando las condiciones para una sociedad más justa y más igualitaria. Esa es la mejor y más efectiva manera de obligar a la guerrilla a negociar. 7. GENERAR CONFIANZA

manera una cadena interminable de guerra que ha hecho de la historia de Colombia la historia de la guerra. Es más fácil perdonar cuando se llega a la verdad y cuando los culpables se arrepienten. 10. RECONCILIACIÓN La gran mayoría de colombianos queremos y necesitamos Individual y colectivamente la reconcila paz liación es un tema vital para cada ser humano. Lo primero es estar bien con uno 8. LLEGAR A LA VERDAD mismo; lo segundo, con los demás; es decir, de la reconciliación depende la paz La verdad nos hace libres. Basta este individual y colectiva, y por lo tanto, el mensaje sencillo y claro, suficientemente hecho de estar mal con los demás y con conocido, para que todos entendamos el uno mismo, debe desterrarse. Entonces, poder tan importante de la verdad, que no puede haber paz sin reconciliación. en este caso adquiere una connotación mayor, en razón a que es la base de la Las víctimas deciden si se logra la reconfianza que hay que conseguir para conciliación y el perdón, y al Estado y la llegar a la reconciliación y con funda- sociedad corresponde crear las condiciomento en ella, al perdón, y sólo con este, nes para que la gente dé estos indispena la paz. sables pasos para la paz. La ex-Senadora Piedad Córdoba consideJustamente porque después de cada ra que la reconciliación es un desafío para conflicto armado no se ha buscado, y por un nuevo país y la expresión más profunlo tanto, no se ha llegado a la verdad, es que hemos vivido una verdadera cadena de conflictos.

La confianza es requisito de reconciliación; por ende, de paz. Ella se genera 9. PERDÓN, SIN OLVIDO de muchas maneras, entre las cuales se encuentran, la seriedad de las propuesEl perdón es requisito indispensable tas de las partes que dialogan; el cumplimiento cabal de los compromisos que para encontrar la reconciliación. Pero se van adquiriendo y la utilización de un perdón sin olvido para no volver a comelenguaje que acerque, no que distancie, ter los mismos errores. entre otros aspectos y requisitos. Los períodos de paz en Colombia, como Debe tenerse en cuenta también que los ya se vio en este Manual, han sido muy movimientos guerrilleros tienen miedo de escasos y limitados, justamente porque dar el paso a la vida política y necesitan no hemos aprendido a perdonar, y cada garantías de que si lo hacen no quedarán conflicto armado ha sentado las bases para el siguiente, formándose de esta expuestos.

Reconciliación es paz y ésta es bienestar.

M

p


www.hsbnoticias.com

da de humanidad, de reconstrucción de la armonía en la diversidad, que no significa la negación de los conflictos, pero sí de su tránsito por caminos humanistas que posibiliten la justicia, la protección y la reproducción de las fuentes de vida. Considera que la reconciliación no es un acto en sí mismo; una expresión verbal o un gesto; es un proceso que involucra lo personal, lo social y político, en otras dimensiones de transformaciones profundas. Para ser cierta la reconciliación se requiere de sujetos tolerantes, pluralistas y democráticos, dispuestos a cambios por el bien común y por el buen vivir. Agrega que en lo sociopolítico significa una sociedad capaz de albergar en La paz resuelve múltiples problemas y genera condiciones de bienestar y desarrollo. su seno las diferencias políticas, religiosas y étnicas, entre otras, en un proyecto de país incluyente, democrático y con justicia social. De ahí el valor central de las víctimas de la violencia sociopolítica, pues cualquier proceso de reconciliación se encuentra en íntima relación con el deber de la memoria y el derecho a la gral. Si queremos una sociedad reconciRecuerda también que la verdad, la verdad, a la justicia y la reparación inte- liada, estos derechos son fundamentales justicia y la reparación no son incompaal lado de una democracia socioeconómitibles con la reconciliación que permita ca y ambiental. el logro de la paz y la justicia. Son, por el contrario, el fundamento ético para el ejercicio de una nueva política, de la Confirma que en aras de la reconciliaeconomía y de la relación con la riqueción no se les puede pedir a las víctimas za biológica del país. que olviden lo sucedido; es necesario que la sociedad Dice que la reconciliación es la reconsideración desde la ética del arte de vienfrente la verdad de lo acontecido en vir bien, del ejercicio de poder para el tantas décadas de guerra. Los crímenes bien común, el bien de la humanidad y han sucedido y mientras no se sepa la de la multiplicidad de vidas que coexisverdad, estamos afectando la conciencia ten en el planeta. o la inconsciencia colectiva, y mientras desconozcamos quiénes se han beneficiado de tanta violencia, es factible que Termina considerando que se nos no se encuentren los caminos de la reestá abriendo la posibilidad de inconciliación. tentar abolir la guerra para hacer

Manual La Paz

para

Las víctimas deciden si se logra la reconciliación y el perdón, y al Estado y la sociedad corresponde crear las condiciones para que la gente dé estos indispensables pasos para la paz.


www.hsbnoticias.com

posible una democracia incluyente y que esta es nuestra responsabilidad ética e histórica; la que debemos asumir para brindar una vida buena a las generaciones presentes y futuras y que ese debe ser el aporte de hoy en un proceso hacia la reconciliación: terminar la guerra para construir un nuevo proyecto de país, de todas y todos . 1

11. CONSTRUIR Y GUARDAR VERDAD Y LA MEMORIA

LA

Desde Cicerón se afirma con razón, que la historia es la maestra de la vida. Por ende, construir y guardar la memoria es garantía de no repetición de los

graves e irreparables errores que hemos países es más fácil resolver el confliccometido a lo largo de nuestra corta pero to. Este tema se desarrolla en el Capítulo IX del Manual, sobre globalización accidentada historia republicana. e incidencia internacional. Si desde ahora somos capaces de co13. MANTENIMIENTO DE UNIDAD Y rregir este, entre los tantos errores cometidos, estaremos sentando sólidas DIGNIDAD bases para la paz, que mostrarán a las Si el país quiere la paz debe ser consgeneraciones futuras los horrores de la guerra, para que ojalá nunca ellos lle- ciente que tiene que ceder en muchos guen caer en el lamentable torbellino aspectos, pero teniendo bien presente de la guerra que por generaciones ha que se puede, en aras del entendimiento, hacer concesiones, eso sí, hasta vivido Colombia. donde no se afecte la unidad y la dignidad de la Nación; tampoco la demo12. SOLIDARIDAD INTERNACIONAL cracia; al contrario, ésta saldría fortaEs necesario concitar solidaridad in- lecida. La búsqueda de la convivencia ternacional. Al obtener apoyo de otros es en sí mismo un acto de soberanía y dignidad, por lo cual es necesario obtenerla sin sumisión, tampoco entregando el país o cercenándolo, menos postrados ante poderes foráneos, lo cual implica, a su vez, tolerancia, máxime tratándose de una Nación heterogénea en sus distintos órdenes.

Desde Cicerón, la historia es la maestra de la vida, lección esta que en el caso colombiano, ojalá se aplique. 1

Si el país quiere la paz debe ser consciente que tiene que ceder en muchos aspectos, pero teniendo bien presente que se puede, en aras del entendimiento, hacer concesiones, eso sí, hasta donde no se afecte la unidad y la dignidad de la Nación.

CÓRDOBA Piedad, La Reconciliación, Un Desafío Para un Nuevo País, El Tiempo, septiembre 22, 2012,.

Manual La Paz

para


Fascículo XXIV