Page 6

Zeniff Santiago zsantiagolastra@gmail.com Víctor Domínguez Condezo, para los amigos «Profe Vedoco», es uno de los profesionales más destacados de nuestra región, ha obtenido todos los grados académicos posibles, sin embargo, con esa humildad que lo caracteriza, se resiste a que lo llamen Doctor, prefiriendo que lo llamen profesor o maestro. Es el actual Director de la Escuela de Post Grado de la UDH desde hace más de 13 años, y desde hace 2 meses (abril), Rector de la UDH. Incansable defensor de nuestra identidad cultural regional y nacional, y de la revaloración de nuestras raíces andinas. A propósito de esta nueva sección de temas destacados y entrevistas del diario Hoy Regional, se sometió a esta ameno dialogo sobre la actualidad de la identidad cultural en nuestra región. ¿Cómo ve el panorama general cultural en la región Huánuco? No hablando solamente de la cultura de nuestro pasado andino (originario o nativo) o de la cultura invasora española, sino hablando de nuestra cultura actual, diremos que es mestiza, una mezcla de ambas; además sin ánimo de una crítica fuerte, citaremos a Juan José Vega, que en una de sus múltiples cátedras dijo, que la cultura peruana se ha mezclado demasiado, que hay demasiado mestizaje, por eso dijo que hoy tenemos una cultura de mazamorra. No quiero afirmar que nuestra cultura actual es propiamente una mazamorra, no tanto así, pero quiero resaltar que, en nuestra región, actualmente vivimos una interculturalidad, pero una interculturalidad desigual, en la que la cultura invasora, la española, en más de 500 años, viene constantemente discriminando a nuestra cultura originaria, tanto en lo racial, como a nuestro idioma nativo, lo mismo pasa con la comida andina, la música, la danza, la vestimenta y la ideología originaría. Sin embargo, la cultura andina u originaría no ha muerto, ni ha sido destruida todavía. ¿Cuál son las diferencias principales entre la cultura española y la andina peruana? La cosmovisión andina fue principalmente armónica con la naturaleza, eco sistémica, de sumo respeto a la naturaleza, el hombre andino convivía en perfecta armonía con ella, veía a la tierra o a la naturaleza como madre, a los elementos y criaturas como hermanos, era una cultura de comprensión, de convivencia y hermandad, de perfecto equilibrio, en la que nada se destruía, que tenía como base primordial, vuelvo a resaltarlo, un profundo respeto a la naturaleza, nuestra cultura antigua era netamente ecologista. La cultura europea dominante, la española, por otra parte, es totalmente contraria, es totalmente al revés, es de imposición, de destrucción, ve principalmente a la naturaleza como algo a ser dominado y hasta destruido, no es de convivencia, es de muerte, es de sustracción indiscriminada, de desaparición y de exterminio, esta cultura extranjera, impuesta por la conquista, es de un dominio indiscriminado a la naturaleza, que le da libertad al hombre moderno para destruirla, que le concede licencia para herir a la madre naturaleza, para enriquecerse a causa de ella, a causa de su destrucción, en definitiva, es una filosofía e ideología que no respeta la familiaridad y hermandad hacia la naturaleza y sus elementos. ¿Por qué todavía no ha podido ser destruida nuestra cultura originaria por este dominio impuesto por la cultura europea que vino con la conquista? Nuestra cultura originaria todavía sobrevive, continua, porque lo que viene del pasado milenario no puede borrarse así no más tan fácilmente, sobre todo porque nuestra cultura nativa tiene base teórica, en este caso la teoría de la simplicidad y de la complejidad, la nuestra no solo es una cultura que tiene milenios, sino también expresiones culturales y evidencias culturales muy bien desarrolla-

16 de Junio listo.pmd

Dr. / Víctor Domíngue hoy

OLICIALES PPOLICIALES

6

6

Lunes, 16 de junio de 2014

das, muy bien formuladas y muy bien orientadas, por eso es que estos elementos (cita como ejemplo: Kotosh, Caral, Machu Picchu, Kuélap y otros) se tornan en emblemas y ejemplos de la sabiduría del pasado, por eso es que a nivel internacional somos uno de los pocos países con mejor base y con mejor raíz cultural. ¿Cuáles son los elementos de nuestra cultura nativa que todavía sobreviven y se resisten a desaparecer? Entre los elementos de nuestra cultura primaria que sobreviven al paso del tiempo y dominio cultural foráneo están nuestros recursos turísticos, que si bien están en ruinas o abandonados, pero están todavía, además está el idioma, que todavía persiste, así podemos notarlo en nuestra región, acá cerca no más en Panao, en Churubamba, o un poco más lejos, en Dos de Mayo, Yarowilca, Lauricocha, Huamalíes y otros; además están nuestros alimentos puros, saludables y trascendentes, por ejemplo nuestras papas andinas o nativas, que sobreviven a esta destrucción cultural (la comida chatarra), además está nuestra música, que se cultiva todavía entre nuestros pueblos andinos, así como nuestras danzas autóctonas, y la vestimentas originarias que todavía se preservan entre nuestros pueblos más profundos. ¿Cuáles son las consecuencias o efectos de la perdida de nuestra cultura originaria o nativa? Específicamente la destrucción de nuestro eco sistema, el desequilibrio en la naturaleza que es promovido por la cultura invasora, que acá en Huánuco es muy notorio, con la destrucción, contaminación y muerte de nuestras vertientes de agua, lagos, lagunas y ríos (ejemplo: El río Huallaga, el Higueras, etc.) que reciben directamente en sus cauces o caudales los deshechos de los habitantes a través de los desagües, actualmente nuestro eco sistema está quebrado, y esto se está acelerando en los últimos tiempos. Entre otros efectos, del abandono de nuestra cultura originaria, están por ejemplo, el desborde humano que abandona el campo para instalarse en las ciudades, en los cerros, en las laderas, esto a falta de una adecuada cultura agrícola o hacía el campo, orientación que si tenía nuestra cultura primigenia, que se ha cambiado por una cultura poblacional y urbanística inadecuada, importada, que centra todo servicio o beneficio en la ciudad, que hace que todas las familias rurales se vean obligadas a migrar del campo a la ciudad, para buscar mejores oportunidades educativas, de salud o laborales. ¿Cómo podemos usar esa herencia cultural originaria (nativa o andina), en estos tiempos de globalización, para mejorar nuestra calidad de vida en la región? Es conveniente que a partir de la herencia de nuestra cultura andina empecemos a estudiar, a replantear, a reordenar el mundo en que vivimos, esto usando nuestra cultura madre o primera. No podemos permitir que la cultura foránea, so pretexto de la globalización u otras afirmaciones en defensa de lo extranjero, dominen, primen, cambien o alteren nuestro visión del mundo que hemos heredado de nuestra cultura andina; no decimos con esto que debemos rechazar todo lo que venga de afuera, no, sino que debemos aceptar todo lo bueno, por ejemplo la tecnología y otros avances científicos, los que deben ser adaptados a nuestra realidad nacional y regional. Afirmo que es posible hacer convivir en forma armónica lo mejor de nuestra cultura nativa con lo mejor de los aportes de culturas extranjeras o foráneas, logrando una interculturalidad equilibrada, de convivencia, de coordinación, de aplicación adecuada, para buscar el bienestar humano de nuestros pueblos, como lo han hecho Japón, Corea o más recientemente China, que valoran su legado cultural pero aceptan otros aportes culturales y logran convivir con ellas. ¿Es posible que recuperemos para las nuevas generaciones, esa armonía hombre naturaleza, herencia de la cultura andina y está cultura propia nuestra? Porque no, muchos lo han logrado luego de su destrucción cultural, como ejemplos claros pongo a Japón o China, que so pretexto de la culturización moderna, la famosa «globalización», sufrieron una especie de extirpación de su cultura o destrucción cultural, esto por adoptar el modelo productivo occidental y sus costumbres, destruyeron su cultura propia y adoptaron modelos extranjeros, pero años

Defensor de la Cultura Regional. Director de la Escue y Rector de la UDH.

El Dr. Víctor Domínguez Condezo («Profesor Vedoco» par extraordinario profesional e investigador, un incesante pe educativa, con un claro compromiso social, es también un ancestral, el quechua; sus estudios y aportes a la cultura s importantes medios escritos de la región y del país. Su Maestría, Doctorado y Post Doctorado, en ciencias de l Universidad «La Cantuta» de Lima. Publicaciones: «La Heroica resistencia de la Cultura And reimpreso el 2013), «Interferencias Quechua Español», y investigación sobre cultura andina e identidad cultural. Director de la Escuela de Post Grado desde el 2001 hasta

«El huanuqueño siente de su pasado an después se dieron cuenta de su error y empezaron a añorar su cultura, lo propio, lo suyo, entonces estos pueblos tuvieron que volverse en búsqueda de sus raíces; así también muchos pueblos, con la excusa de esta bendita globalización han visto perder su cultura propia, pero luego tras la destrucción han entrado en reflexión y se han dado cuenta de que hay necesidad de recuperar y revalorar su cultura, no todo, solamente lo más valioso, sobre todo a nivel ideológico a nivel cultural, porque por allí pasa el desarrollo, por ejemplo del turismo, porque por ahí también pasa la personalidad o identidad cultural propia, la razón de ser de un país o región. La educación debe obrar el cambio, las universidades deben jugar un papel preponderante en este cambio, para que nos volvamos a nosotros mismos, a lo propio, a lo nuestro, a recuperar nuestra identidad cultural, esto a través de la investigación interdisciplinaria, para poder reivindicar nuestro mundo cultural que ha sido pisoteado, discriminado y has-

15/06/2014, 23:32

Hoy lunes 16 de junio 2014  

Hoy lunes 16 de junio 2014

Hoy lunes 16 de junio 2014  

Hoy lunes 16 de junio 2014

Advertisement