Page 35

Fidel, ya sabe usted quién es, va a ver a su astrólogo y le pregunta: "¿Qué día moriré?" --"Comandante, usted moriría en un día de fiesta nacional". ************* El inspector de escuelas les pregunta a sus alumnos --"¿Quién es tu madre?" --"La patria, inspector" "¿ y tu padre?" --"Fidel, inspector" --"y tú, Pepito, ¿Qué quiere ser?" --"¿Yo...?" "¡Huérfano, inspector!" ************* Seguramente usted recuerda a Juan Verdaguer, finísimo humorista uruguayo nacido en Montevideo en 1915. Sus "chistes" eran vivencias propias expuestas con el lenguaje delicado de quien respetaba a quienes lo escuchaban. Veamos unas cuantas muestras: "Siempre que salimos mi mujer y yo, caminamos tomados de la mano... Si la suelto, se pone a comprar..." ************* "Ella tiene una batidora eléctrica, una tostadora eléctrica, una máquina de hacer pan, eléctrica... Un día me dijo: "¡Caramba, tenemos un montón de aparatos eléctricos y no tenemos nada para sentarnos...! "Pensé comprarle una silla eléctrica, pero me contuve... Es la madre de mis hijos". ************* "Tengo que admitir que nuestra última discusión fue culpa mía. Cuando ella me preguntó: "¿Qué estás viendo en la tele?" Yo le contesté: Bastante polvo. "Deberías limpiar..." ************* "En el principio, Dios creó el mundo y descansó... Creó al hombre y descansó... Después creó a la mujer... Desde entonces ni el mundo, ni el hombre, ni Dios tuvieron más descanso". ************* "Un día se estropeó nuestra cortadora de césped (eléctrica). Mi mujer me colmaba la paciencia dándome a entender que yo debería arreglarla. Por mi parte, siempre acababa teniendo otras cosas más importantes que hacer: lavar el coche, hacer un informe..., en fin, lo que para mí parecía más importante... Un día ella encontró un muy sutil modo de convencerme. Cuando llegué a casa, me la encontré agachada en el césped, que estaba muy alto, recortándolo con su tijerita de costura... Eso me llegó al alma, me emocioné, decidí entrar en la casa y volví después de unos minutos, llevándole su cepillo de dientes, se lo entregué, y se me ocurrió decirle: "Cuando termines con et césped, podrías también barrer el patio... ************* "Después de aquello, no me acuerdo de nada... Estoy en blanco... Los médicos me dicen que volveré a andar, pero que cojearé el resto de mi vida... ************* "El matrimonio es una relación entre dos personas, en la que una siempre tiene razón, y la otra es el marido". AQUI . . . S. B. E.

************* Un anciano judío muere y al encontrase con Dios en el Paraíso le cuenta su vida. "Lo peor que me ha pasado es que mi hijo se convirtiera al cristianismo" -"A mí también me pasó lo mismo", contestó Dios."¿Y qué hiciste?, le preguntó el judío. --"Un Nuevo Testamento". ************* ¿Por qué ustedes las mujeres siempre tratan de impresionamos con la apariencia y no con la inteligencia? --Porque hay más posibilidades de que un hombre sea estúpido que ciego. ************* Un gerente está con un paquete de hojas frente a la trituradora de papeles. Se le ve desconcertado, mira a un lado, mira a otro... En eso pasa un empleado y muy amablemente le dice: --"¿Le ayudo?" --El gerente, agradecido, contesta: "Muy amable; parece ser que me quedó grande la tecnología". --El empleado, muy diligente, toma el paquete de papeles, lo coloca en una ranura, y se oye el sonido de los papeles cuando se hacen trizas. --¿Ve usted que fácil? --y el gerente pregunta: ¿Y por dónde salen las copias? *************

HOSPITAL ESPAÑOL A QUIEN CORRESPONDA. Soy tía de Ma. Elena Sánchez Ortiz que fue intervenida el jueves 17 de noviembre en esa Institución. "No quiero dejar pasar la oportunidad de manifestarles la magnífica impresión que me ha causado todo el personal del Hospital. He pasado dos días en el mismo y les informo lo siguiente: En ningún restaurante me ha recibido y atendido como en la cafetería del primer piso. Todo el personal de la recepción de 5°. piso se desvive por atenderle y servirle al enfermo y a sus familiares. Las Voluntarias del 9°. piso (Terapia Intensiva), encantadoras. Los médicos, atentísimos y dedicando a los enfermos con paciencia su tiempo al contestar todas las dudas adicionales a sus explicaciones. Los vigilantes de la entrada, elevadoristas y personal de limpieza, también de la misma forma, excelentes. Todo esto es un plus para todos los familiares y amigos que venimos muy preocupados por nuestros enfermos y con un ánimo muy bajo. . Mil gracias. Bertha Barroso de Cedillo. PAGINA 35

Aqui Sociedad de Beneficencia Española  
Aqui Sociedad de Beneficencia Española  

Aqui Sociedad de Beneficencia Española Enero-Febrero 2012