Page 16

Comienza noviembre con dos días muy especiales: "Todos los Santos" y los "fieles difuntos". Estos últimos son los verdaderos protagonista de estas fiestas, particularmente en México y en cada uno de sus pueblos de los 32 Estados, con diferencias entre unos y otros, pero siempre con "muertos" de por medio. En una ceremonia celebrada por la UNESCO en París el 7 de noviembre del 2003, se dijo de esta celebración en México que era: "Como obra maestra del Patrimonio Oral e intangible de la Humanidad. La distinción por considerar la UNESCO que esta festividad "es una de las representaciones más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo y como una de las expresiones y de mayor fuerza entre los grupos indígenas del país". Conocemos los "altares de muertos" y otros símbolos como las calaveras de azúcar y otras representaciones de la muerte que alcanzan todos tintes de humor negro. Basta ver los grabados de José Guadalupe Posada para entenderlo. Luego tenemos las tradicionales "calaveritas", versos satíricos, epitafios humorísticos de personas vivas que cuentan aspecto personales de gente, sobre todo de los que tuvieron o tienen cargos oficiales, pues son los

Ofrenda en memoria de quienes fundaron la Beneficencia Española y de quienes siguieron sus pasos como de los trabajadores que en ella colaboraron a mantenerla viva.

políticos los más elegidos por los "poetas calaveristas", y también los artistas de cine, televisión y teatro. ¡Vaya!, que nadie, tonto o sabio, está libre de tener su "calaverita" hecha por el amigo o por el enemigo. México es un país esencialmente tradicionalista, pues viene celebrando, desde antes de la Conquista, a sus muertos, y a la llegada de otra religión, también tradicionalista en lo que a la muerte se refiere, se enriqueció el festejo de este "día de muertos"; y por primera vez, en el

DE TODO UN POCO Cuando Wilhelm von Roentgen descubrió los Rayos X en 1895, muchas personas quedaron convencidas de que los primeros en utilizar dichos rayos serían los aficionados al voyeurismo (perversión sexual en la que el sujeto busca una satisfacción erótica en la contemplación de los retozos de una pareja), quienes de esa manera podrían desvestir literalmente a sus víctimas con la mirada. Periodistas ignorantes llevaron a cabo una campaña publicitaria estruendos a contra el ataque a la virtud que acarrearía ineludiblemente el descubrimiento de los Rayos X. Debido a esa campaña, el Estado de Nueva Jersey introdujo una ley que prohibía el empleo de "anteojos de Rayos X, y unos comerciantes londinenses propusieron a su clientela asustada, ropa interior impermeable a los Rayos X. ***** Claro que usted conoce el caso de los "hermanos siameses", esas criaturas que nacieron pegadas una a la otra. Se les dice "siameses" debido a que Chang y Eng, nacieron PAGINA 16

recinto de nuestra Beneficencia Española; se instaló una pequeña ofrenda elaborada por el personal del Sindicato. en la fuente del pabellón que al construirse el nuevo Hospital Español fue la Sala 10 de infectología, hoy convertido en oficinas del Jurídico, Personal, Calidad y Bioquímica. En el cartel se dice: "Esta ofrenda es en recuerdo de nuestros ancestros, directivos y trabajadores, fundadores que dieron vida a esta Institución de la cual hoy nos nutrimos".

en Siam (hoy Tailandia) en 1811, Descubiertos por un aventurero británico, hicieron giras en circos y acabaron por establecer en Estados Unidos adoptando el apellido de Bunker. Los dos hermanos, unidos por un ligamento en la base del pecho, tenían temperamentos muy disímiles. Así como Eng era dulce y amable, Chang tenía carácter violento y se irritaba con facilidad. Una vez atacó a un transeúnte y sólo se salvó de ir a la cárcel porque el juez había considerado injusto encarcelar a Eng, que era inocente. En 1843 los dos gemelos se casaron con dos hermanas. Dalile y Adelaida Yates: vivieron todos en una misma casa y tuvieron 11 hijos; pasado el tiempo, las dos hermanas se enemistaron y vivieron en casas separadas. Los gemelos pasaron entonces 3 días con una esposa y 3 días con la otra. En 1870 Chang tuvo un ataque que lo dejó totalmente paralítico. Eng, que gozaba de perfecta salud, se vio obligado a pasar el resto de su vida en la cama, a su lado. Y cuando en 1874 Chang murió, Eng falleció tres horas después, porque estaba loco de espanto al verse atado a un cadáver. AQUI . . . S. B. E.

Aqui Sociedad de Beneficencia Española  

Aqui Sociedad de Beneficencia Española Enero-Febrero 2012

Aqui Sociedad de Beneficencia Española  

Aqui Sociedad de Beneficencia Española Enero-Febrero 2012