Issuu on Google+

1


Inteligencia emocional Relación empática José Carlos Bermejo

www.josecarlosbermejo.es Pasto, octubre de 2012 2


Esquema • Introducción. • Qué es la inteligencia emocional. • Elementos de la inteligencia emocional. – Competencias intrapersonales. – Competencias interpersonales.

• La sabiduría del corazón en la Sagrada Escritura. 3


QuĂŠ es la inteligencia emocional

4


Inteligencia emocional • Goleman introdujo el concepto “inteligencia emocional” como complementario a “inteligencia intelectiva”.

5


Inteligencia emocional • No se inventaba nada: – Zubiri hablaba de “inteligencia sentiente”. – Hume se refirió a los “sentimientos morales”. – Se ocupó de hacer el tema periodístico y oportuno.

6


Inteligencia emocional • El “dato blando” de las relaciones y

organizaciones tiene “consecuencias duras” sobre las personas.

7


Inteligencia emocional De “inteligencia emocional” a “salud emocional”.

8


Inteligencia emocional Convencimiento del peso de las razones del coraz贸n.

9


Inteligencia emocional “Por eso, dichos agentes, además de la preparación profesional, necesitan también y sobre todo una « formación del corazón ».” Benedicto XVI (Deus Caritas Est, 31)

10


Elementos de la inteligencia emocional

11


Inteligencia emocional

– Competencias personales – Competencias sociales

12


Inteligencia emocional

– Competencias personales: • Autoconocimiento. • Autocontrol emocional. (Capacidad de postponer la gratificación). • Motivación

13


Inteligencia emocional

– Competencias sociales: • Empatía. • Habilidades sociales (asertividad).

14


Competencias personales

15


Inteligencia emocional

1.AUTOCONOCIMIENTO

16


Inteligencia emocional AUTOCONOCIMIENTO • “Conócete a ti mismo” – Emociones, fragilidad, recursos.

• Introspección acompañada. • Mayéutica socrática: desaprender y descubrir dentro de sí. • Integración de la propia sombra. 17 (C. Jung)


Autoconocimiento

Visita a museo

18


Inteligencia emocional

Visita a museo

Había una vez un anciano que tenía un problema de miopía, pero se consideraba un experto en evaluación de arte. Un día, mientras visitaba un museo con su esposa y algunos amigos, se dio cuenta de que se había olvidado las gafas en su casa y no podía ver los cuadros con claridad. Sin embargo, eso no le frenó en manifestar sus fuertes opiniones. Tan pronto entraron en la galería, comenzó a criticar las diferentes pinturas. Al detenerse ante lo que pensaba era un retrato de cuerpo entero, empezó a criticarlo. Con aire de superioridad dijo: – 19


Inteligencia emocional – El marco es completamente inadecuado para el cuadro. El hombre está vestido en una forma muy ordinaria y andrajosa. En realidad, el artista cometió un error imperdonable al seleccionar un sujeto tan vulgar y sucio para su retrato. Es una falta de respeto. El anciano siguió con su parloteo sin parar hasta que su esposa logró decirle en voz baja: – Querido, estás mirando un espejo.

Visita a museo

20


Autoconocimiento

21


Autoconocimiento

“Yo soy…”

22


Inteligencia emocional

2. AUTOCONTROL EMOCIONAL

23


Inteligencia emocional AUTOCONTROL EMOCIONAL • Conocer los sentimientos para controlarlos. • Controlar la reactividad a emociones negativas. • Realizar un proceso de integración: tomar conciencia, dar nombre, aceptar, encauzar, expresar asertivamente. 24


Inteligencia emocional AUTOCONTROL EMOCIONAL

โ€ข Manejo de la frustraciรณn: capacidad de postponer la gratificaciรณn.

25


Autocontrol emocional

Emociones secundarias

26


Autocontrol emocional

Emociones secundarias

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta…, en un reino mágico donde las cosas no tangibles se vuelven concretas…había una vez… un estanque maravilloso. Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonadillas del verde se reflejaban permanentemente… Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la 27 furia.


Autocontrol emocional Las dos se quitaron sus vestidos y desnudas las dos entraron al estanque. La furia, apurada (como siempre está la furia), urgida –sin saber por qué– se bañó rápidamente y más rápidamente aún, salió del agua… Pero la furia es ciega, o por lo menos no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró… Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza… Y así vestida de tristeza, la furia se fue.

Emociones secundarias

28


Autocontrol emocional

Emociones secundarias

Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho, sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque. En la orilla se encontró con que su ropa ya no estaba. Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia. Cuentan que, desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad… está escondida la 29 tristeza.


Autocontrol emocional

30


Autocontrol emocional

Rabia… Alegría… Tristeza…

Miedo/angustia…

31


Inteligencia emocional

3.MOTIVACION

32


Inteligencia emocional MOTIVACION • Necesidades y motivación. (Maslow) • Búsqueda del sentido. (Frankl)

• Esperanza: constitutivum. • Factores motivacionales. intrínsecos y extrínsecos. (Herberg)

33


Motivaci贸n

El viol铆n de Paganini

34


Inteligencia emocional

El violín de Paganini

Había una vez un gran violinista llamado Paganini. Algunos decían que era muy raro. Otros, que era sobrenatural. Las notas mágicas que salían de su violín tenían un sonido diferente. Por eso nadie quería perder la oportunidad de ver su espectáculo. Una noche, el escenario de un auditorio repleto de admiradores estaba preparado para recibirlo. La orquesta entró y fue aplaudida. El director fue ovacionado. Pero cuando la figura de Paganini surgió, triunfante, el público deliró. Paganini colocó su violín en el hombro y lo que siguió es indescriptible: blancas y negras, fusas y semifusas, corcheas y semicorcheas parecían tener alas y volar con el toque de aquellos dedos encantados. 35


Inteligencia emocional De repente, un sonido extraño interrumpió el ensueño de la platea: una de las cuerdas del violín de Paganini se rompió. El director paró. La orquesta paró. El público paró. Pero Paganini no. Mirando su partitura, él continuó extrayendo sonidos deliciosos de un violín con problemas. El director y la orquesta, admirados, volvieron a tocar. El público se calmó. De repente, otro sonido perturbador atrajo la atención de los asistentes. Otra cuerda del violín de Paganini se rompió.

El violín de Paganini

36


Inteligencia emocional El director paró de nuevo. La orquesta paró de nuevo. Paganini no. Como si nada hubiera ocurrido, olvidó las dificultades y siguió arrancando sonidos imposibles. El director y la orquesta, impresionados, volvieron a tocar. Pero el público no podía imaginar lo que iba a ocurrir a continuación. Todas las personas, asombradas, gritaron un Ohhh! que retumbó por toda la sala: una tercera cuerda del violín de Paganini se rompió. El director paró. La orquesta paró. La respiración del público paró. Pero Paganini no. Como si fuera un contorsionista musical, arrancó todos los sonidos posibles de la única cuerda que quedaba en el violín destruido. Ninguna nota fue olvidada.

El violín de Paganini

37


Inteligencia emocional El director, embelesado, se animó. La orquesta se motivó. El público pasó del silencio a la euforia, de la inercia al delirio. Paganini alcanzó la gloria. Su nombre perdura a través del tiempo. El no es un violinista genial. Es el símbolo del que continúa adelante aun en medio de las dificultades, los problemas y ante lo que parece imposible.

El violín de Paganini

38


Motivaci贸n

39


Motivación No me mueve, mi Dios, para quererte el cielo que me tienes prometido, ni me mueve el infierno tan temido para dejar por eso de ofenderte. Tú me mueves, Señor, muéveme el verte clavado en una cruz y escarnecido, muéveme ver tu cuerpo tan herido, muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera, que aunque no hubiera cielo, yo te amara, y aunque no hubiera infierno, te temiera. No me tienes que dar porque te quiera, pues aunque lo que espero no esperara, lo mismo que te quiero te quisiera. 40


Competencias sociales

41


Inteligencia emocional

4.EMPATIA

42


Inteligencia emocional EMPATIA • Actitud (cognitivo, afectivo, conductual) • Comprender + transmitir comprensión. •

“Radar emocional”.

43


EmpatĂ­a

Aprender a escuchar

44


Inteligencia emocional Un discípulo, antes de ser reconocido como tal por su maestro, fue enviado a la montaña para aprender a escuchar la naturaleza. Al cabo de un tiempo, volvió para dar cuenta al maestro de lo que había percibido. - "He oído el piar de los pájaros, el aullido del perro, el ruido del trueno...” - "No -le dijo el maestro-, vuelve otra vez a la montaña. Aún no estás preparado”.

Aprender a escuchar

45


Inteligencia emocional

Por segunda vez dio cuenta al maestro: -"He oído el ruido de las hojas al ser mecidas por el viento, el cantar del agua en el río, el lamento de una cría sola en el nido". - "No -le dijo de nuevo el maestro-. Aún no. Vuelve de nuevo a la naturaleza y escúchala".

Aprender a escuchar

46


Inteligencia emocional Por fin, un día... - "He oído el bullir de la vida que irradiaba del sol, el quejido de las hojas al ser holladas, el latido de la savia que ascendía en el tallo, el temblor de los pétalos al abrirse acariciados por la luz". - "Ahora sí. Ven, porque has escuchado lo que no se oye".

Aprender a escuchar

47


EmpatĂ­a

48


Empatía

“Sabía lo que hay en el corazón del hombre” 49


Inteligencia emocional

5. HABILIDADES SOCIALES

50


Inteligencia emocional

HABILIDADES SOCIALES • Escucha activa. • Respuesta empática. • Personalización. • Confrontación. – Persuasión. – Intención paradójica.

• Incitar a la acción (adherencia). • Autorrevelación. • Inmediatez.

51


Habilidades sociales

Asamblea en la carpinterĂ­a

52


Inteligencia emocional Cuentan que, a media noche, hubo en la carpintería una extraña asamblea. Las herramientas se habían reunido para arreglar las diferencias que no las dejaban trabajar. El Martillo pretendió ejercer la presidencia de la reunión, pero enseguida la asamblea le notificó que tenía que renunciar:

Asamblea en la carpintería

– No puedes presidir, Martillo –le dijo el portavoz de la asamblea–. Haces demasiado ruido y te pasas todo el tiempo golpeando. 53


Inteligencia emocional El Martillo aceptó su culpa pero propuso:

– Si yo no presido, pido que también sea expulsado el Tornillo, puesto que siempre hay que darle muchas vueltas para que sirva para algo. El Tornillo dijo que aceptaba su expulsión pero propuso una condición: – Si yo me voy, expulsad también a la Lija, puesto que es muy áspera en su trato y siempre tiene fricciones con los demás.

Asamblea en la carpintería

54


Inteligencia emocional

La Lija dijo que no iría a no ser que fuera expulsado el Metro. Afirmó: – El Metro se pasa todo el tiempo midiendo a los demás según su propia medida como si fuera el único perfecto.

Asamblea en la carpintería

55


Inteligencia emocional Estando la reunión en tan delicado momento, apareció inesperadamente el Carpintero que se puso su delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Trabajó la madera hasta acabar un mueble. Al terminar su trabajo se fue. Cuando la carpintería volvió a quedar a solas, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando el Serrucho, que aún no había tomado la palabra, habló:

Asamblea en la carpintería

56


Inteligencia emocional – Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades; son ellas las que nos hacen valiosos. Así que propongo que no nos centremos tanto en nuestros puntos débiles y que nos concentremos en la utilidad de nuestros puntos fuertes.

Asamblea en la carpintería

La asamblea valoró entonces que el Martillo era fuerte; el Tornillo unía y daba fuerza; la Lija era especial para afinar y limar asperezas; y observaron que el Metro era preciso y exacto. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos. 57


Habilidades sociales

58


Habilidades sociales

Paråbolas‌

59


La sabidur铆a del coraz贸n

en la Sagrada Escritura

60


• RASGOS DEL CORAZON ENFERMO

61


• RASGOS DEL CORAZON ENFERMO: – Endurecido, obstinado, engreído, orgulloso, inflado, altivo, arrogante, pervertido, que abriga pensamientos perversos, descarriado, desviado, torcido, ardiente de ira, desmayado, desfallecido, desanimado, ansioso, trémulo, tembloroso, terco, débil de c., jactancioso, soberbio, altanero, preocupado, que inventa, oprimido por la angustia, turbado, dolorido, arrogante, que maldice a Dios, arrebatado, enervado, exasperado, torpe, acalorado. 62


• RASGOS DEL CORAZON ENFERMO – Roto, convulsionado, que traquetea, desamparado, repleto de maldad, murmurante, es sólo guerra, injusto, apegado, desbordado de artimañas, conspirador, irritado, en pena, triste, amargo, voluble, infiel, seco, sometido, abatido, herido, embotado como de grasa, enmudecido, codicioso, necio, fragua planes perversos, maquina el mal. 63


• RASGOS DEL CORAZON ENFERMO – Fraudulento, como cera que se derrite, envidioso, abominador, desalentado, de luto, es escoria, partido, ruin, pasmado, errado, engañado, perdido, traidor, retorcido, tembloroso, marchito, lánguido, empedernido, adúltero, afligido, semejante al de las bestias, como un horno en sus intrigas, doble, trastornado, maquinador, vacilante, dubitativo, tardo, compungido, insensato, cerrado, incrédulo. 64


• RASGOS DEL CORAZON SANO

65


• RASGOS DEL CORAZON SANO: – Integro, perfecto, alegre, gozoso, feliz, que lleva nombres, que mueve a hacer el bien, con el don de enseñar, humillado, quebrantado, contrito, buscador de Dios, meditativo, que recapacita, temeroso y custodio de los mandatos que hacen felices, servicial, estremecido, inteligente,

pensante, sabio, sincero, tocado por Dios, que dicta el obrar, habitado por Dios, valiente, de león, dilatado, convertido, perfecto y recto, fiel, conmovido, acompasado. 66


• RASGOS DEL CORAZON SANO – Entero, que decide, generoso, unánime, escrutador, esperanzado, grande y de ánimo generoso, bueno, orante, endurecido, firme, no vacilante, confortado, que susurra, puro, manso, dichoso, aplicado, contemplativo, apresurado, vete por donde el corazón te lleve, que vela, confiado, que hace proyectos, que bulle de palabras graciosas, profundo, prudente, del que brotan las fuentes de la vida, astuto, sensato. 67


• RASGOS DEL CORAZON SANO – Confiado, que hace proyectos, que bulle de palabras graciosas, profundo, prudente, del que brotan las fuentes de la vida, astuto, sensato, dispuesto, apasionado, radiante, enderezado, se recrea, se derrite, ensanchado, le duelen las telas y salta en el pecho, tiene fuego ardiente, tiene designios, oyente, guarda las palabras, de carne/de piedra, nuevo, que proyecta, donde se guardan cosas, limpio.

68


Analizando un caso

69


Analizando un caso Manuela es una esquizofrénica de 32 años, ingresada en un Centro Psiquiátrico. Viste un chándal turquesa y tenis blancos. Procede de una familia socialmente deshecha. Tiene una pierna ortopédica como consecuencia de uno de sus intentos de suicidio. Hemos hablado varias veces, nunca conversaciones largas. Vive un proceso de rebeldía contra todo y contra todos. Al verla sentada en el banco del jardín, me paro a acompañarla un poco. No sé lo que pasa por la cabeza de un enfermo de este tipo. No creo que tenga muchas cosas claras, como casi nadie. Mantiene su mirada fija; siempre está muy tensa y seria. Sus ojos son preciosos. 70


Analizando un caso A.1

¡Hola, Manuela!

B.1

¡Hola! (Sin emoción ni mover la mirada).

A.2

¿Me puedo sentar?

B.2

Claro que puedes (Aparece un tono resentido en la voz. En silencio, me siento en su banco, a su lado, despacio.)

71


Analizando un caso A.3

¿Cómo te sientes?

B.3

Mal. (Silencio) Mira. (Se levanta la camisa del chándal y me enseña su abdomen surcado por una tremenda cicatriz de unos 25 cms. No puedo evitar un gesto de dolor y lástima. Esto no me lo esperaba. Su mirada me desgarra. Guardo silencio. No sé qué decir. Se baja el chándal y me dice de pronto:) Dame un cigarro.

72


Analizando un caso A.4

Sabes que no fumo, Manuela. (Pausa)

B.4

Estoy desesperada. Nadie me da nada. Tengo ganas de que todo esto acabe. Todo es una mierda.

A.5

(Espero que siga hablando pero se calla. Pasado no menos de un minuto de silencio, le digo en tono lo mรกs suavemente posible:) Tal vez, poco a poco...

B.5

ยกNo quiero poco a poco! ยกQuiero ya! 73


Analizando un caso A.6

(Su expresión es una explosión de ira, rebeldía y resentimiento. Me vuelve la espalda. Siento necesidad de irme, pero estoy tan violento y dolorido que ni me atrevo a moverme. Pasa otro minuto de silencio interminable. Una vez me recupero de la impresión, me pongo en pie a la vez que le digo suavemente:) Adiós. (Y me alejo)

74


Gracias JosĂŠ Carlos Bermejo www.humanizar.es www.josecarlosbermejo.es

75


Inteligencia Emocional