__MAIN_TEXT__

Page 6

6

Septiembre 2020 - Año 26 - Nro 295

HORIZONTE

www.caballitotequiero.com.ar horizontedecaballito@gmail.com

Las Tres Esquinas del Caballito

Investigación: Arnaldo J. Cunietti-Ferrando En 1968, poco se sabía sobre la ubicación de la pulpería que dio nombre al barrio. Se inició entonces una polémica en el diario Clarín, en la cual participaron entre otros investigadores, el autor de este artículo, quien más tarde, documentó sus descubrimientos en su libro “San José de Flores. El pueblo y el partido. 1580-1880”. Allí señalaba, por primera vez, que existieron tres sucesivas pulperías del Caballito, ubicadas en tres esquinas diferentes. Este descubrimiento, dado a conocer en 1977, pasó sin embargo desapercibido, pues el engañoso título del libro no hacía imaginar al lector desprevenido que uno de sus capítulos se desarrollaba la historia del famoso almacén. A partir de entonces, muchos autores y periodistas que escribieron sobre Caballito, copiaron impunemente mi relato sin mencionar la fuente. Por esta razón, lo reproducimos aquí tal como apareció hace 30 años atrás. Creemos que es de justicia, reivindicar la paternidad de nuestra investigación histórica. Entre las pulperías o esquinas del partido de San José de Flores, la más afamada fue la del Caballito, porque su nombre perduró en la toponimia porteña en el floreciente barrio homónimo. Hubo otras esquinas famosas que no tuvieron igual suerte, tal la de “Bachicha” (Acoyte y Rivadavia) que tomó su nombre de su dueño, el genovés Juan Bautista Grimaldi, establecimiento que funcionaba ya a fines del siglo XVIII y que fue trabajado por don Tomás Grigera, pasando luego a propiedad de Luis Naón. Su aviso de venta aparece en la “Gaceta Mercantil” del 6 de febrero de 1828. Sobre la famosa del Caballito, a mediados del siglo XX todavía se discutía sobre el lugar de su ubicación, pues para esa época ya no existían contemporáneos que pudieran dar una versión

cierta de dónde estaba instalada. Aclaramos que siempre se pensó en un solo local, al que Bernardino Fernández, en una serie de notas sobre el barrio, publicadas en Noticias Gráficas en 1955, denomina erròneamente como “La Posta del Caballito”. En el año 1903, el tradicionalista Manuel Bilbao expresaba sobre el barrio: “Parece que el origen de este nombre ha sido un almacén donde paraban las carretas que venían del oeste. El señor Enrique Ropes fue uno de los primeros propietarios del Caballito. Las quintas de Mulhall, Lezica, Cousandier, etc. se encuentran en este barrio, el que ha adelantado mucho en estos últimos años”. Nada aporta Bilbao sobre dónde estaba ubicado el almacén o pulpería, ni quien fue su primer propietario. La más importante versión escrita, fue publicada por un inhallable diario local denominado “El Heraldo del Oeste” que hizo en 1904, un reportaje a Teodoro Vila, hijo del primitivo fundador, don Nicolás Vila. De esta nota evocativa, Bilbao dio a conocer la versión “clásica” del origen de Caballito. Por su parte, un cronista de “La Nación” entrevistó en 1910 a don Leopoldo Domato, entonces propietario del establecimiento, quien hizo un resumen aproximado de su historia. Dice así: “Conocíamos de oídas que el barrio de Caballito había recibido su denominación de un almacén existente en la esquina de Rivadavia y Polvorín, donde se exhibía una veleta de latón representando un caballo. Llegamos al almacén y se nos indicó la casa del propietario, don Leopoldo Domato, allí vecina, el que satisfizo nuestra curiosidad contándolos la leyenda de la veleta. Según he oído contar a mis antepasados –nos decía el señor Domato-, el primer poblador del barrio fue un señor Requejo que levantó un rancho en 1804; pocos años después un grupo de genoveses emprendedores y decididos se instalaron por estas soledades: se llamaban Villa, Cánova, Mon-

tarchioli y Navone, cuyos apellidos argentinizándose después se convirtieron en Vila, Cáneva, Montarcé y Naón; también se instalaron dos españoles: Ávalos y Cabrera; este último edificó en el año veinte y tantos una casita en el terreno que hoy se conoce por “los cuatro chalets de Basualdo”, casita que existe en ruinas a los fondos del último de los chalets. Don Nicolás Vila fue el primero de los genoveses nombrados que se dedicó a construir un rancho donde habría de instalar la pulpería del Caballito. Con el objeto de lograr sus propósitos, en el paseo de la Alameda, en casa de un tal Galeano, compró Don Nicola, como lo llamaría después la clientela, una ballenera vieja, la desarmó, la condujo en carretas hasta sus solares y con la obra muerta cercó la casa que levantó enseguida. En el palenque exterior plantó el mástil de la embarcación, y en la perilla, a guisa de cataviento, ubicó el famoso caballito de latón en el año 1821. El caballito fue comprado en la herrería de Monteagudo, situada en la calle Venezuela entre Perú y Bolívar. Fue entonces que los clientes comenzaron a llamar a la casa la pulpería del Caballito y luego el caballito solamente, por abreviatura y natural pereza verbal del paisano. El mote se extendió y el vecindario recibió la denominación que se hizo corriente desde el año 30. La pulpería de don Nicolás Vila floreció bajo los buenos auspicios de los paisanos que mentaban las empanadas y la buena ginebra del caballito y durante muchos años continuó adelantando el almacén ostentando siempre el emblema mascota del caballito. Don Nicola murió trágicamente en manos de las montoneras de Lavalle. En una ocasión intentaron asaltarle la casa y se defendió a trabucazos, matando a uno de los agresores, pero estos volvieron después y lo asesinaron y saquearon. No obstante, este contratiempo capital, don Isidoro Vila, el hijo de don Nicola, restableció el negocio el que entró luego en un nuevo período de prosperidad. Por sucesivas transferencias de la propiedad de Rivadavia y Polvorín, frente NE, donde estaba el caballito, pasó después de los Vila a las familias de Ropps, Rolleri, Naón y Zubiaure, llegando por último a poder del señor Domato que es pariente directo de los Vila y político de los Montarcé que, como dijimos, fue uno de los cuatro genoveses primitivos pobladores”.

[ parte 1 de 2 ]

Profile for Revista Horizonte Caballito

Horizonte Revista de Caballito 296 octubre 2020  

Horizonte Revista de Caballito 296 octubre 2020

Horizonte Revista de Caballito 296 octubre 2020  

Horizonte Revista de Caballito 296 octubre 2020

Advertisement