Issuu on Google+

Más de 12.000 hinchas de River llenaron el estadio Luna Park para el estreno de la película Esos Colores Que Llevás

Imperdible carta del director Federico Peretti


REDACTORES Mariano Barragán Leandro Urquiza Romero Máximo Jurcinovic Martín Olguín Ramón Benitez

EDITOR DIGITAL Javier Prat

NOTA DE TAPA 6

FUTBOL SENIOR 9 RIVER FILIALES 10

CORRECCIÓN Natalia Fernández Fatala

DISEÑO GRÁFICO Eugenia Gazagne, para Meg Disenios

ARTE DE TAPA Florencia Barsellini

CONTACTO

revistahonor@hotmail.com

En recuerdo de Pablo González, miembro fundador de Honor Riverplatense e hincha fanático de River.

honorriverplatense

@honorriverplate

www.honorriverplatense.com.ar | honorriverplatense@gmail.com

2


LA PEOR OPOSICIÓN DE LA HISTORIA

He leído que el objetivo de la editorial de un medio es

explicar los hechos y su importancia, dar antecedentes, contextualizar, formular juicios morales, aspectos de valor y hasta llamar a las acciones. Hace algunas semanas atrás, el presidente de River aseguró: “En esta gestión se ha visto la peor oposición de la historia”. Hoy intentaré enumerar algunos puntos para dejarle bien claro al socio e hincha de River quién es realmente la oposición en el club: | Asumió el cargo en 2009 sin tener ningún proyecto institucional. | Prometió no contratar “jugadores falopa” y terminó trayendo futbolistas que no estaban a la altura de River como Ballón, Canales, Arano, Rodrigo Rojas, Román, etc. | Por su enorme soberbia e incapacidad, subestimó las incorporaciones del campeonato clave para evitar el descenso. | Nunca escuchó a nadie de su entorno. | Se peleó con Julio Grondona y con todos los miembros del Comité Ejecutivo de AFA. | Obligó poner a los pibes (Mauro Diaz, Roberto Pereyra y Rogelio Funes Mori) en el partido contra Belgrano en Córdoba, sacando a Leandro Caruso, Jonathan Maidana y Mariano Pavone. | NOS MANDÓ A LA B. | Cuando lo echó por teléfono a Astrada, no trajo a Ramón Diaz, como lo había dicho en su campaña, y contrató a Angel Cappa!!!. | Borró del plantel a Fernando Cavenaghi y al Chori Dominguez. | Matías Almeyda se enteró prácticamente por los medios que lo estaban sacando del cargo. | Pese al slogan del “campeonato económico”, está muy cerca de triplicar el pasivo que dejó la Comisión Directiva anterior. | Presentó un balance en donde hizo figurar la ficticia venta de Funes Mori en 32 millones de pesos, cuando el delantero aún está en el plantel. | River es el único club donde los socios deben hacer canje de entradas para poder ir a los partidos de local, y

> CARLOS TRILLO. Presidente

él no hace nada para solucionarlo. | Casi todas las transferencias tienen un manto turbio. Los casos Buonanotte, Lamela-Martin Odems, Abecasis, etc, aún no fueron aclarados en su totalidad. | Es el único presidente del fútbol argentino al que NO le interesa ir a la cancha y apoyar al equipo. | Quiso cerrar, de todas las maneras posibles, las puertas del club y evitar que La Bandera Más Larga del Mundo entrara al Monumental. | Durante los festejos por el Día Internacional del Hincha de River dijo que se iba a hacer cargo de la Policía y la seguridad, pero sólo contrató a 18 agentes de civil para las 80.000 personas que había en el estadio. Por todo esto, SR. DANIEL ALBERTO PASSARELLA, la oposición a River es usted. Estoy seguro de que usted es el culpable de todos los males del club, es lo peor que le pudo pasar a River. Sr. Presidente, la diferencia entre usted y las demás personas no son los intereses, sino no tener los mismos valores. En diciembre, todos los socios debemos aprender a votar y a mirar muy bien al candidato y a quienes lo acompañen. Cambiar nuestra historia depende de nosotros.

3


DOS AÑOS DE ORGULLO RIVERPLATENSE El 12 de mayo Honor Riverplatense cumplió dos años de vida. Para celebrarlo, el pasado jueves 16 se organizó una cena en un prestigioso salón ubicado en el barrio de Las Cañitas, Ciudad de Buenos Aires. Socios, adherentes y miembros de la Comisión Directiva participaron del festejo, el cual contó con un variado menú de exquisiteces de campo y diversos cortes de carnes asadas, acompañadas con vino y cerveza artesanal. El postre incluyó helado y la tradicional torta de cumpleaños. Globos y banderas rojas y blancas fueron la escenografía de gala que decoró el salón. Al promediar la celebración, el presidente Carlos Trillo brindó unas palabras de agradecimiento a todos los integrantes de Honor Riverplatense por el enorme trabajo realizado a lo largo de estos 24 meses de existencia. A su vez, instó a seguir con el mismo espíritu de cara al próximo semestre. En el cierre de la fiesta se llevó a cabo una gran cantidad de sorteos, destacándose una remera original firmada por todo el plantel profesional y un retazo de La Bandera Más Larga del Mundo enmarcado en un cuadro de madera tallada. Además, se entregó una distinción especial

44

al director de cine, Federico Peretti, por el éxito que significó el estreno de la película “Esos Colores que Llevás”. La magistral organización del evento estuvo a cargo del vocal Martín Olguín y la socia adherente María Luisa León, quienes se encargaron de contratar el catering y todos los servicios prestados por el personal a cargo. En 2011 Honor Riverplatense se convirtió en la agrupación número 30 del Club Atlético River Plate tras la aprobación de la Comisión Directiva. Muchísimos meses de trabajo, reuniones y esfuerzo hicieron posible que el sueño se convierta en realidad. El festejo sirvió para demostrar, una vez más, el crecimiento constante de la agrupación. Honor Riverplatense nació bajo los principios de HONestidad y ORgullo de ser riverplatense. A dos años después de aquel 12 de mayo, seguimos reclamando dirigentes transparentes, que puedan ir a todas las canchas sin custodia, que sus despachos estén abiertos a todos los socios. Dirigentes que honren sus cargos cumpliendo las promesas de campaña. Queremos un River mucho mejor, y para eso seguiremos trabajando.


Este River no se caracteriza por ser contundente. Tiene

pasajes de buen juego y cierta facilidad para llegar al área rival, pero no concreta las ocasiones que genera. Los delanteros viven peleados con el arco y cada situación de gol termina con la pelota colgada en la Sívori Alta. A principio de año la discusión era el enganche. Ramón Díaz reclamó con urgencia la llegada de un generador de juego y los dirigentes no le cumplieron. A esta altura esa cuestión parece resuelta. El técnico de River se las rebuscó como pudo y confió en Manuel Lanzini, quien, después de un arranque con muchas dudas, está empezando a mostrar un buen nivel. Solucionado el debate sobre el 10, hoy el gran problema es otro: River no tiene un goleador infalible, no tiene en el plantel un jugador que garantice goles. “Lo que más me preocupa es que los delanteros no hagan goles”, sentenció Ramón en declaraciones a Radio 9 (AM 950), haciendo pública su intranquilidad. El inicio del torneo de verano mostró a Funes Mori – Mora como dupla titular. El entrenador apostó por mantener el buen nivel que había mostrado el uruguayo en el Torneo Inicial y lograr que el mellizo de una vez por todas deje de ser una simple promesa. Allá por enero, Luna y Trezeguet estaban un escalón abajo, uno por su pésimo estado físico y el otro porque no encajaba con el gusto del DT. El tiempo pasó, la pretemporada terminó y David se ganó el puesto, fundamentalmente por su gol a Boca en Córdoba. Pero al franco argentino su físico le jugó una mala pasada. Nunca pudo estar al 100% y tuvo que operarse de una tendinitis rotuliana crónica en su rodilla, cuestión que lo excluyó del torneo. Sin Trezeguet, Ramón empezó a rotar. Entró Luna, después Funes Mori. Al tiempo salió Mora por bajo rendimiento y entró Iturbe, pero no hubo caso. Ninguno logró hasta ahora ponerse el traje de goleador, todos hacen agua al momento de definir.

Las estadísticas alarman. Entre los cinco delanteros marcaron 10 de los 19 goles que convirtió el equipo en 14 fechas. El número es tan bajo que ni siquiera supera la cantidad de tantos que marcó Ignacio Scocco, actual líder de la tabla de goleadores. Además, River es hoy el conjunto que menos goles convirtió entre los cinco que encabezan la tabla de posiciones. El dato refleja la escasa contundencia ofensiva. Sólo la aparición goleadora inesperada de Manuel Lanzini y Eder Álvarez Balanta mitigaron un poco la sequía. El presente de los delanteros es negro y el futuro una incertidumbre gigante. En junio vencen los préstamos de Mora e Iturbe, Funes Mori siempre es el comodín que usan los dirigentes para intentar vender y la lesión convierte a Trezeguet en una gran incógnita. La obligación es clara: River tiene que traer un goleador que asegure al menos 10 goles por campeonato. Por favor, no desaprovechen otro libro de pases. Datos estadísticos al cierre de esta edición: 24 de mayo de 2013

5


Son las dos de la tarde del viernes 3 de mayo y salgo

Por Federico Peretti, director de “Esos colores que llevás”

6

nervioso de SADAIC luego de resolver el último trámite necesario para habilitar formalmente la película. Me siento en la entrada de un edificio cercano y respiro hondo. Pasaron exactamente 250 días desde el momento en que filmé la primera toma, y recién en este momento siento que terminé con todo el proceso que lleva “hacer una película”. No me puedo relajar porque estoy llegando tarde al Luna Park y todavía tengo que ir a casa, bañarme, buscar el master y volver para el centro de la ciudad, pero me tomo cinco minutos para quedarme ahí, sentado con las manos en la cabeza y mirando la gente pasar. Pienso que estos diez meses que pasaron, en los que dejé tantas cosas de lado y a veces no tenía ni guita para pagar las expensas valieron la pena, porque estoy cumpliendo un anhelo que ni sabía que tenía, pero ahí sentado me doy cuenta de que lo esperaba: unir dos de las cosas que ocupan prácticamente todos mis días: el cine y River. Me tomo el subte línea B hasta Villa Crespo. Preparo las cosas, hago una nota para un programa de radio y salgo de casa. No tengo el adaptador de la computadora para poder salir al proyector y vuelvo a buscarlo. No lo encuentro por ningún lado. Revuelvo todo. No está. Luego de unos minutos aparece en el lugar menos pensado: adentro de la impresora. No duermo más de 4 horas seguidas desde hace varios días y la cabeza ya me está pasando factura. De nuevo al subte. Me bajo en Leandro N. Alem. Subo por la escalera mecánica y veo que está lloviznando pero no me importa, a lo lejos aparece el cartel grande que dice “Luna Park” en la esquina de Avenida Corrientes y Bouchard. Ya son más de las 4 de la tarde pero todavía


FIESTA EN EL LUNA - Más de 12.000 personas colmaron las dos funciones que se llevaron a cabo en el estadio Luna Park. - Esos Colores que Llevás retrata la pasión que demostró el hincha de River el recordado 8 de octubre de 2012 cuando más de 150.000 personas unieron con una bandera de casi 8 kilómetros de largo la vieja cancha de avenida Alvear y Tagle con el estadio Monumental. - Cada espectador recibió, con su entrada, un DVD de la película y un retazo original de La Bandera Más Larga del Mundo. - Al estreno asistieron ex ídolos riverplatenses como Beto Alonso, Hernán Díaz, Leonardo Astrada y Ramón Medina Bello. Además participaron varios famosos hinchas de River como Maximiliano Guerra, Micaela Breque y Magdalena Aicega.

no hay movimiento riverplatense. Me parece raro pensar que en pocas horas esto va a estar lleno de gente. O me da un poco de miedo, no sé. Sé que se agotaron las dos funciones, que van a ir más de 12.000 personas pero pienso que quizás todos se arrepientan y no vaya nadie. O que la peli se va a cortar en la mitad y todos chiflen. Un gil. Disfruto esos pocos metros que hay hasta la entrada de Madero 470. Me gusta caminar por ahí entre la gente con paraguas. Nadie me conoce, nadie sabe que estoy entrando a probar la copia de mi segunda película. Me hace feliz ese anonimato, es como que lo siento muy mío. De las horas siguientes no me acuerdo mucho, o quizá sí, pero lo tengo un poco mezclado. Miro el reloj a cada rato pensando en la hora en que va a arrancar la proyección. Estoy en la sala de prensa, me hacen notas, charlo con el Beto Alonso y con muchas personas que hace casi un año no conocía, y hoy son amigos que me están dando una mano para poder hacer semejante evento. Empiezo a escuchar los bombos, las canciones. Pienso en el Luna vacío como lo vi hace unas horas y no me imagino cómo estará ahora. Quiero estar ahí con ellos, no acá. Con los

chicos de Zárate que cosieron no sólo casi toda La Bandera Más Larga del Mundo de un club de fútbol, sino que hasta hicieron trapos para traer hoy. O con mis viejos, mis hermanas, mi novia, mis amigos. Igual el tiempo pasa rápido. Tanto que aparece el Mono y me dice “dejáte de boludear que salimos”, y me escolta por el pasillo llevándome hacia donde estaba la gente. Parece que voy salir a la cancha y me pongo nervioso cuando escucho el griterío, ni siquiera tengo pensado qué decir. Estoy al lado del escenario. Está todo oscuro y suena el inconfundible “atención” de Enso. Cuando se prende la luz veo la cantidad que somos. Todos cantan, todos tienen su bandera o su remera roja y blanca. Esos colores que llevamos. No puedo creerlo, parece el Monumental en chiquito. Me pongo más nervioso. Escucho que me presentan y sé que es el momento de subir. Apretujo fuerte la camiseta que tengo en la mano, esa con la publicidad de Peugeot que me compró mi abuelo cuando tenía 8 años y que tanto me acompaña. Junto coraje y empiezo a caminar el día más importante de mi vida. Fotos: Diego Haliasz, para Esoscoloresquellevas.com

7


T E L É F O N O

D E S C O M P U E S T O

Desde que asumió su cargo, Passarella prometió una

gestión transparente. Usó como bandera de campaña el slogan “Conmigo se terminó la joda”, asegurando que desterraría los negocios turbios y eliminaría a los intermediarios inescrupulosos. Con la idea de mediatizar esa política y hacer partícipe al hincha, el presidente de River acordó en abril de 2010 con la consultora KPMG la creación de una línea ética para que los socios puedan denunciar telefónicamente o vía web actos irregulares en desmedro del club. “Se trata de una herramienta vital para la detección del fraude y conductas irregulares, que ha sido implementada con éxito en numerosas empresas de primer nivel internacional”, anunciaba la gacetilla oficial del Departamento de Prensa. El convenio presuponía un sistema eficiente. A tal punto que, para garantizar la transparencia e independencia del servicio, se procuró que las denuncias sean recibidas directamente en las oficinas de KPMG, donde un supuesto equipo de expertos sería el encargado de iniciar las investigaciones pertinentes de manera inmediata. La teoría sonaba perfecta pero la práctica fue una farsa total. Nada de todo lo que se prometió sucedió. El anuncio terminó siendo una cáscara vacía, puro show publicitario. El sistema nunca estuvo en real funcionamiento. Al realizar la denuncia vía web, el portal obligaba a llenar una cierta cantidad de datos. Una vez completado el formulario, el socio debería seguir los pasos minuciosamente hasta finalizar el trámite. Sin embargo,

8

después del paso 1 todo quedaba trunco. La opción “Continuar” nunca estuvo habilitada y la única alternativa posible era hacer clic en “Salir”. Fuera cual fuera el navegador, la conexión a Internet, el tipo de Windows instalado o el modelo de computadora, el resultado era el mismo. El trámite quedaba paralizado después del paso 1, la página web no permitía completar la denuncia. Telefónicamente la situación era similar. Al comunicarse con el 0800-888-9696 el socio recibía las burocráticas frases de jóvenes telefonistas. Las empleadas a cargo de atender las llamadas tenían estudiadas de memoria las respuestas de rigor para no excederse más allá de un: “su denuncia fue consignada”, “elevaré su solicitud de manera inmediata”, “a la brevedad nuestros expertos investigarán el tema”. El socio terminaba la conversación sabiendo internamente que le estaban mintiendo, que nada de todo lo que acababa de denunciar iba a cambiar. Su reclamo quedaría guardado (con suerte) en la papelera de reciclaje de la CPU de la telefonista para ser eliminado al día siguiente. Ya pasaron más de tres años del anuncio. Hoy todo sigue igual. La Línea Etica River Plate es una de las tantas promesas incumplidas de la actual gestión. Hoy la página web continúa sin funcionar y esa semirobótica empleada del call center sólo está autorizada a responder exactamente la misma mentira: “Nuestros expertos investigarán el tema”.


Solidarios de

riverplatense

Desde hace unos años el plantel de Fútbol Senior de River Plate participa de eventos solidarios. Es increíble ver

cómo los jugadores y el cuerpo técnico se brindan para colaborar con los más necesitados. Para los hinchas es una oportunidad única de estar cerca de estas glorias que los acostumbraron a dar vueltas olímpicas año tras año. Para los ex jugadores, una nueva chance de poner a River en lo más alto, de dejar el nombre de nuestro club bien parado ante la sociedad. A mediados de 2012, la familia de Cristian Nasuti se acercó para pedir una mano. Una nena de 4 años había sido víctima de un terrible accidente automovilístico y necesitaba una operación muy costosa para salvar su vida. Los ídolos riverplatenses no dudaron ni un instante y pusieron manos a la obra. El colegio La Salle de San Martín fue el escenario. Enzo Francescoli, Ariel Ortega, J. J. Borrelli, Hernán Díaz, Pablo Lavallén, Pinino Mas, El Tiburón Rivarola, El Chapa Zapata, etc., se vistieron de “futbolistas” y aparecieron en el campo de juego. Gracias a ellos, más de 6000 personas presenciaron el partido. La venta de las entradas, más lo consumido ese día en el predio, permitieron juntar gran parte del dinero necesitado. Meses después la solidaridad del Fútbol Senior llegó al oeste del Gran Buenos Aires. Allí una fundación pidió el apoyo para un evento que se realizó en el estadio del club San Miguel. El partido fue contra un combinado local y también se cumplió el objetivo. El dinero recaudado fue suficiente para poder ayudar a los más carenciados. El más reciente se organizó en la cancha de Excursionistas. Fue a beneficio de la Fundación Garrahan. Cientos de chicos fueron testigos de la magia desplegada por los veteranos. La predisposición del plantel fue enorme. Se sacaron fotos con todos, firmaron autógrafos y hasta regalaron sus remeras. El partido se jugó contra Independiente. El Fútbol Senior volvió a demostrar su corazón solidario. Eso nunca lo vamos a olvidar.

9


Pocas veces las líneas de los mapas que usábamos en

la escuela lograron delimitar la pasión de un hincha. Y menos si es de River. Muchas han sido las ocasiones en que esa misma pasión llevó a hinchas millonarios en algún extraño punto del planeta a buscar una conexión wifi, un 3G milagroso o algún tipo de señal desde el Río de la Plata para saber el desenlace de esos 90 minutos, que a la distancia se sufren más de lo que se viven. Hay cientos de casos, miles, millones tal vez. Tantos como exiliados ha tenido este país a lo largo de su historia. Pero desde que la globalización ha brindado la posibilidad de acercar el Monumental a La Rambla de Barcelona, al Times Square en Nueva York o a cualquier hostel donde haya una banda roja en el pecho de alguien, el contacto ha multiplicado la pasión. El caso de Martín Jona es uno de los más paradigmáticos. Se autodefine como “un embajador que lleva los colores de River por todos los lugares del mundo”. Por eso fundó hace 6 años la filial de River en Israel y vivió en Tel Aviv, al mismo tiempo, la Guerra del Golfo junto a las inclemencias de la diferencia horaria para ver los partidos. Tiempo después se mudó a Auckland, Nueva Zelanda. Ahí creó la primera filial riverplatense en Oceanía y la bautizó “Fernando Cavenaghi – Alejandro Domínguez”. En el país que se desvive por el deporte de pelota ovalada, Martín sufrió el fatídico 26J, pero se desquitó escribiendo un libro que se llama “Volveré a mi tierra: el Monumental”. Otro caso es el de la Filial Barcelona. Sus integrantes tienen un lema tan sagrado como el escudo de River: “Estamos lejos, hay que gritar muy fuerte”. Nacida en la década pasada, han hecho varias acciones de marketing, como las recordadas botellitas que encerraban los gritos de todos los hinchas de River en Cataluña, los cuales fueron soltados previo a un superclásico en el Monumental. Hoy soportan con la frente en alto la crisis

10

económica que provocó el regreso de varios compatriotas y, además de participar del torneo de filiales de clubes argentinos, se juntan todos los domingos a la noche para alentar desde el televisor. A pocas horas en tren, hay un grupo de fanáticos que festejan en la Fuente de la Cibeles, pero no son del Real ni del Atlético. Son los hinchas de River que integran la Filial Madrid, presidida por Fernando Pato Sohn. Además de juntarse a ver los partidos, han colaborado con La Bandera Más Larga del Mundo y, junto con Diego Corengia de Barcelona, organizan asados de camaradería para unir ambas ciudades a través de la pasión por estos colores. Al otro lado del Atlántico, también se vive al ritmo de la banda roja. En 2007 se fundó en Puerto Rico el club River Plate de la ciudad de Ponce, al sur de la isla caribeña, el cual participó de la liga de ese país. En Manizales, Colombia, Andrés Zuluaga es uno de los coordinadores de la filial en dicha ciudad. Allí cientos de argentinos y colombianos se unen para ver los sagrados 90 minutos de fútbol. También en Perú hay un grupo de simpatizantes organizados que llevan a River en el corazón. En el país incaico se disputó hace unos meses la Copa Libertadores Sub-20, en la cual el conjunto de César Laraigneé se consagró campeón. Los pibes millonarios estuvieron acompañados todos los partidos por la Filial Lima. Al norte del Río Bravo otro grupo de hinchas se junta en Times Square para ver un partido de soccer. Allí Gabriel Rivero y una veintena de fanáticos interrumpe por un rato la atmósfera de la Gran Manzana con un grito de gol que se escucha más fuerte que un touchdown de los Yankees o un triple de los Knicks. Todos ellos, y otros tantos miles, comparten afuera de la Argentina una pasión que no entiende de ciudades, satélites, idiomas, conexiones o diferencia horaria. Porque River es, para ellos, una pasión sin fronteras.


> Filial Barcelona - Espa単a.

> Filial Jerusalem - Israel.

11 > Filial Manizales - Colombia.


Está metido en la entraña riverplatense. Ese grito de

“¡Uruguayo, uruguayo!” será siempre un agradecimiento eterno. Enzo Francescoli es uno de los mayores ídolos de la historia de River. Su magia en la cancha, su personalidad, su amor por la camiseta lo convirtieron en “Inmenzo”, como cantó alguna vez Ignacio Copani. Cuando hablamos de Enzo se nos vienen miles de imágenes a la cabeza: la chilena a Polonia, la vuelta olímpica en el 85-86, la final de la Copa Libertadores 96, el 3-0 en La Boca, el golazo a Chilavert para sellar el tricampeonato, etc. Pero hoy vamos a traer a la memoria dos momentos distintos, dos cabezazos, dos goles. Goles que quedarán para siempre en la retina de los hinchas de River. Uno por lo importante, el otro porque es un pedazo de nuestra historia. El primero nos retrotrae al tramo decisivo del Torneo Apertura 1994. Francescoli de cabeza convierte el 2 a 1 definitivo frente a Talleres de Córdoba a los ¡53 minutos del segundo tiempo! Era la última jugada de la tarde, habían pasado 8 minutos del descuento dado por Horacio Elizondo. Ariel Ortega enganchó, metió un centro con derecha, Enzo se arqueó y clavó un tremendo cabezazo al costado del palo. El Príncipe salió despedido como un loco a gritarlo, revoleando su camiseta al aire. Era el gol del campeonato. De esa forma, el elenco dirigido por Américo Gallego lograba en el estadio Monumental una victoria clave que le permitía

12

mantener la ventaja de dos puntos sobre San Lorenzo. Ese equipo días después se consagraría campeón invicto. El segundo cabezazo histórico de Francescoli ocurrió el 14 de noviembre de 1997. Fue en la 18º fecha del Apertura contra Colón de Santa Fe. A los cinco minutos de comenzado el partido, Enzo convirtió su gol 133 con la camiseta de River. Ese cabezazo pasó a la historia porque fue su último tanto con la camiseta de River. Centro chanfleado de Santiago Solari desde la banda izquierda, Enzo plantado en el punto penal se elevó, cabeceó con el parietal derecho, le cruzó el palo a Leonardo Díaz y la pelota infló la red del arco de avenida Figueroa Alcorta. Fue su último gol, último estallido y uno de los últimos “¡uruguayo, uruguayo!”. Ese partido ante el conjunto sabalero fue mucho más que el escenario del último tanto de Enzo. Fue, tal vez, el partido bisagra para lograr el famoso tricampeonato de la era Ramón Díaz. Aquel Francescoli venía arrastrando cansancio y lesiones, cuestiones que lo obligaron a anunciar, pocos meses después, su retiro del fútbol profesional. Dos historias, dos goles de un gran ídolo. Muchos se acordarán porque estuvieron en la cancha, otros porque lo vieron por televisión y muchos porque lo habrán escuchado con la radio pegada al oído. De lo que no hay dudas es que esos dos cabezazos del Enzo quedaron en la historia de River.


13


14


Revista digital de Honor Riverplatense