Page 5

que en la mayoría de los casos donar nos va a costar dinero. Guardar en un trastero, si le vas a dar una utilidad futura Las alternativas de guardamuebles o trasteros, bien en propiedad o en alquiler, pueden ser interesantes en caso de aquellos enseres de valor sentimental o a los que se piensa dar una utilidad futura. El mundo de los trasteros de alquiler, o unidades de Self Storage como se dice ahora, ha evolucionado considerablemente en estos últimos años, ofreciendo numerosos servicios adicionales interesantes para home staging. Así contamos con seguridad, transporte, recepción y envío de mercancías, mozos de almacén, carretillas, préstamo de herramientas o material de embalaje a nuestra disposición.

Mientras que en los trasteros tenemos acceso permanente, en los guardamuebles no es posible. Pero por contra, el precio de los segundos suele ser más asequible que los primeros. Lo mejor es que tengamos en cuenta todos los factores y consultemos los diferentes sitios web y asociaciones como la AESS (Asociación Española de Self Storage), AETYM

Artículo de: Sara Peláez Conocida en la red como magenta, es especialista en interiorismo y decoración y edi- tora de Maquilla tu casa, la primera publicación online dedicada en exclusiva al Home Staging en España.

5

I Home Staging Magazine #2

asociación AETYM

(Asociación Española de Trasteros y Minialmacenes) o FEDEM (Federación Española de Empresas de Mudanzas, Guardamuebles y Trasteros) Tirar definitivamente, a menudo la mejor opción Al final, y no solo para bártulos y cachivaches inservibles, tirar definitivamente suele ser la mejor opción. La mayoría de los Ayuntamientos de las grandes ciudades cuentan con recogida gratuita de enseres a petición, en Madrid por ejemplo llamando al 010. También podemos contar con los Puntos Limpios, bien los fijos o bien los móviles que periódicamente se montan en los diferentes barrios. Y por último, como opción de pago contamos con los telesacos de 1m3 que se compran en gran- des superficies o almacenes de construcción y se colocan en las aceras. Parece fácil, pero ni es una opción gratuita ni tan sencilla como parece: no olvidemos que para su colocación necesitamos un permiso del consistorio por ocupación de la vía pública durante los días de uso.

Home staging magazine #2  
Advertisement