Page 1

www .ssvpa ulm

edelli

n.org

LAVOZ

Publicación de la Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín - Edición No 280 - abril de 2018

Vicentina

“Un santo patrono es un modelo. Es menester esforzarse para actuar y realizar las obras como él mismo las realizó. Tomar como modelo a Jesucristo como él lo hizo. Es una vida que hay que perpetuar, en su corazón hay que alentar el propio, en su inteligencia es necesario buscar luces. Es un apoyo en la tierra y un protector en el cielo, a quien se le debe un doble culto de imitación y de invocación. San Vicente de Paúl tiene una inmensa ventaja por la proximidad del tiempo en que vivió, por la variedad infinita de los beneficios que esparció, y además por su universalidad…”

Federico Ozanam

“Visita a los Pobres” Imagen tomada de http://vincentians.com


-2Editorial

Compromiso Vicentino En la presencia de Dios y de María Santísima quiero renovar mi consagración bautismal, que me hace miembro de la Iglesia, como sacerdote, profeta y rey. Renunciar a lo que contradiga el anuncio del reino y a lo que me impida cumplir el proyecto de vida que Dios me señaló en el bautismo. Prometo, delante de Dios, diariamente imitar a San Vicente en las virtudes esenciales que son: sencillez, humildad, afabilidad, sacrificio y celo, que fomentan el amor y el respeto por los pobres. Siendo consciente de mi que hacer Vicentino, prometo: * Ser dócil al Espíritu Santo * Aliviar el sufrimiento en quien lo padece sin distingo de persona * Adaptarme a los cambios del tiempo * Ser paciente y misericordioso para escuchar * Prudente en mi actuar * Ofrecer una amistad libre y desinteresada, SIRVIENDO EN ESPERANZA.

Siendo conscientes de las exigencias de las nuevas pobrezas, de las que habla el Magisterio de la Iglesia, trabajaré por la formación integral de cada uno de nuestros Beneficiados y de los Consocios de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Ciento treinta y

L

a Sociedad de San Vicente de Paúl es una Institución profundamente Cristiana Católica, Laica y Voluntaria, la cual es movida por el Servicio en Esperanza de sus miembros: asociados, trabajadores y voluntarios. Servir al pobre desde la óptica vicentina, conlleva a un reconocimiento de sus capacidades y potencialidades, que le permita transformar su condición de carencia hacia opor tunidades de promoción y desarrollo humano; lo que implica de parte del beneficiado una actitud de movimiento de un estado inicial de pobreza hacia un estado ideal de mejora y desarrollo espiritual, personal, familiar, psicológico y social. La Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín, cumplió ciento treinta y cinco años de servir en esperanza en la Ciudad, 135 años concibiendo al pobre como un ser con capacidad de recibir, como un ser que es agente y gestor de su propio cambio y crecimiento integral, lo que compromete a los vicentinos con el entendimiento del sentido de la pobreza desde una perspectiva sistémica. El cambio sistémico como perspectiva debe llevar a los vicentinos a trascender la concepción de la pobreza como carencia de bienes materiales, que les permita avanzar hacia el cambio de paradigma con relación al asistencialismo, lo que les ayudará a pensar el desarrollo autogestionario como la verdadera redención de la pobreza y el avance hacia el desarrollo y el crecimiento personal de los beneficiados.


-3Editorial

5años sirviendo en esperanza Por: Fredy Alonso Giraldo Vásquez - Presidente

El año 2017 para la Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín, estuvo cargado de importantes resultados en el cumplimiento de su objeto social: ayudar a los que sufren a salir de su condición de pobreza y ofrecer a sus miembros la posibilid ad de una profundización espiritual y de reflexión social que lleve a la acción concreta, contribuyendo con un espíritu fraternal a luchar contra todas las formas de sufrimiento. Para el año 2018 la Sociedad tomó como p re m i s a o r i e n t ad o ra d e l q ue h ace r institucional “los resultados”, entendido como la consecuencia o fruto de una acción o situación o de un proceso. Así mismo, se entiende como resultado, la consecución final de una serie de acciones o eventos expresados cualitativa o cuantitativamente. Particularmente en el contexto vicentino, el resultado de las acciones de los miembros: asociados, trabajadores y voluntarios se traduce en un sentido de ayuda al más necesitado, sustentado en la disposición del beneficiado a cambiar de estado y en disponer de sus propias capacidades para la búsqueda de mejores oportunidades de autopromoción y desarrollo autogestionario. El año 2018, es el último de este periodo de administración; a lo largo de este quinquenio se han obtenido resultados importantes, tanto a nivel social como a

nivel administrativo; a nivel social hemos logrado for talecer un modelo de intervención basado en el acompañamiento de los vicentinos y la participación constante del equipo de colaboradores, apuntando a ofrecer ayuda y acompañamiento per tinentes; en términos administrativos el mayor logro estuvo representado en la reforma integral del estatuto y la organización de los procesos administrativos, desde implementar el libro de asociados y el diseño de la base de datos actualizada de todos los asociados, hasta el cumplimiento de las normas jurídicas y laborales que aplican para nuestra institución como entidad sin ánimo de lucro. Todos estos procesos nos dejan unos aprendizajes y apenas si un pequeño camino recorrido, pero un gran horizonte por el cual transitar que le permita a la Institución permanecer en el tiempo para el beneficio de sus miembros: beneficiados, asociados, trabajadores y demás grupos de interés. Seguimos convencidos que el trabajo en equipo como competencia institucional multiplica y facilita altos resultados, por ello, seguimos fortaleciéndolo para que fomente buenas prácticas de labor social, con altos índices de responsabilidad y permita así la permanencia de la Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín como una entidad líder en la Ciudad.

“Trabajar solo produce resultados buenos, hacerlo acompañado produce resultados excepcionales”


-4Vicepresidencia

Sigamos construyendo futuro Por: José Arturo Ramírez Restrepo - Vicepresidente

Muy apreciados consocios:

C

on un trabajo disciplinado, consistente y sin pausa, se ha venido “organizando la casa”; dejando al día todo lo que podría significar un peligro para la entidad, especialmente en lo referente a la legislación colombiana; poniendo a tono lo que andaba “cojeando”; reestructurando directrices, Programas y Conferencias. En otras palabras: REDIRECCIONANDO EL RUMBO DE LA SOCIEDAD DE SAN VICENTE DE PAÚL DE MEDELLÍN. Creo que es un trabajo meritorio porque traza un camino seguro hacia el futuro. Así lo confirmó la comisión que nos visitó de la Oficina Jurídica de la Gobernación de Antioquia, a finales de 2017. En nuestra organización este año es de capital importancia porque nos aprestamos a un cambio administrativo que incidirá fuertemente en el camino que continúa. La elección de un nuevo Presidente es de especial cuidado, de inteligente raciocinio, de decisiones sensatas, alejadas de opiniones y sentimientos personales o de grupo, que no tengan centrada su atención en nuestra vocación vicentina, en el beneficio de la Sociedad y en el cabal cumplimiento de su misión en el mundo. Se hace necesario que quien sea elegido para el nuevo periodo estatutario presidencial tenga claridad del camino recorrido, de las necesidades actuales y de la imperiosa tarea de continuar buscando las mejores alternativas para consolidar el trabajo iniciado. Siempre enmarcado en la normatividad que nos cobija a nivel local, nacional e internacionalmente, y en el predicado de nuestra norma magna: LA REGLA. De ahí el juicio y seriedad que debemos tener en el momento de pensar los candidatos que propondremos para las elecciones que se avecinan. Una decisión equivocada en el momento de elegir podría significar un cambio de ruta, un desbarajuste de lo hasta ahora alcanzado, un retroceso con consecuencias imprevistas. Pidamos el Espíritu Santo. Digámosle que el futuro de la Sociedad en Medellín está en nuestras manos y en la luz que Él nos infunda; que no nos deje orientar por ideas no objetivas y por pasiones malsanas; que nuestro corazón y nuestra mente vayan en pos de una vocación sentida y razonada. CADA UNO DE NOSOTROS ES RESPONSABLE DE LO QUE MAÑANA LOGREMOS. CADA UNO DE NOSOTROS ES LA SOCIEDAD. LA VERDADERA REDENCIÓN DE LA POBREZA Y LA REAL DIGNIFICACIÓN DEL POBRE ESTÁ EN NUESTRAS BUENAS DECISIONES. Dios nos bendiga siempre.


-5Jurídica

Elección de Presidente Por: Elizabeth Echavarría - Abogada

S

e acerca el plazo para que la SOCIEDAD DE SAN VICENTE DE PAUL DE MEDELLIN, efectúe el proceso democrático para elegir la persona que ocupará la Presidencia, razón por la cual los invitamos para que revisen el procedimiento para llevarlo a cabo con la debida mesura, reflexión y legalidad que el asunto amerita, y que está contemplado en el artículo 38 del nuevo Estatuto de la Sociedad. Trataremos de efectuar unos boletines periódicos o a través del correo electrónico y la página web, en los que les iremos contando los pasos que debemos ir siguiendo para mucha claridad de todos los asociados. Por ahora, sólo les anunciamos que durante el mes de mayo se registrarán los candidatos a ocupar el cargo, para ello cualquier asociado está facultado para presentar de manera libre la candidatura de la persona que quiera postular para ocupar tan honorífico cargo; su propuesta deberá inscribirla ante la Dirección Ejecutiva, la señora Deyci Janeth Cano Beard, que es quien tiene a su cargo la Secretaría de la Asamblea General de Asociados por Delegados (AGAD). Aunque no lo consagra expresamente el Estatuto, sugerimos que para ello se adjunte una carta con copia para su constancia de recibido donde se consagre el nombre de la persona a postular, obviamente suscrita por el asociado que lo presenta. Tengan en cuenta que el candidato(a) que postulen para Presidencia, sí cumpla con los requisitos que exige el estatuto para ocupar tan altruista cargo y que se encuentran en el Artículo 37 del estatuto:

1 2 3 4 5 6

Ser asociado adscrito a una Conferencia de Caridad con una trayectoria de más de 4 años, para lo cual deberán consultar previamente en la secretaría de la Sociedad desde que fecha el candidato se encuentra registrado en el libro de asociados. El candidato a la presidencia no debe superar los 70 años de edad para lo cual deberá consultar la información igualmente ante la secretaria General.

Ser colombiano. Deberá consultar la información igualmente ante la secretaria General. Ser Católico practicante para lo cual es conveniente acreditarlo de la manera que lo consideren por ejemplo: Partida de bautizo, declaración extrajudicial, o carta de un sacerdote. No haber tenido vínculo laboral ni comercial con la Sociedad 6 meses antes de ser postulado; es decir desde noviembre de 2017. Desde ya se informa que ningún asociado ha celebrado contratos comerciales o que impliquen retribución económica con la Sociedad durante el término que exige el estatuto. Manifestación que el candidato está dispuesto a prestar sus servicios para ejercer el cargo gratuitamente y que presentará su propuesta de trabajo, es decir, que en lo posible se deberá acompañar la carta de aceptación a ser postulado.


-6Internacional

La cultura de la reclamación y la postura vicentina Por: Consocio Renato Lima - 16º Presidente General del SSVP

H

ay un libro, escrito por el crítico australiano Robert Hughes, titulado "Cultura de la Reclamación" (1993), que se muestra extremadamente actual. En él, el autor hace un análisis político y cultural sobre las democracias de hoy, y evalúa la postura de los ciudadanos ante los desafíos de la modernidad. La tónica de la publicación está centrada en el comportamiento percibido en las personas, en muchas naciones (especialmente las más desarrolladas), que tienen una verdadera obsesión por reclamar, a veces sin razón, sólo por reclamar. Y ese anhelo por la reclamación es la misma, pudiendo las personas ser ricas o pobres, con nivel superior o no. Esta cultura también afecta a la Iglesia y a nosotros, vicentinos. Muchas personas se quejan sin razón o sólo para posicionarse contra el sistema vigente, o para mostrar rebeldía. Pero hay quienes se quejan siempre, como si fuera, de hecho, un comportamiento constante. Son personas que no logran ver nada positivo en los aspectos generales de la vida, en las decisiones gubernamentales, en las actitudes del prójimo, en las noticias de los telediarios... No estoy condenando el acto de quejarse. Es legítimo reclamar, en varios momentos de nuestras vidas. Por ejemplo, cuando quedamos atrapados en una fila de coches para repostar o permanecemos para que nos atiendan en el banco, más de treinta minutos en la fila, todo eso nos trastorna. No me estoy refiriendo a este tipo de insatisfacción, que es humana, comprensible y normal. Me refiero a otro tipo de queja: aquella que es costumbre y permanente, en la que nada en la vida escapa. Sería, por decirlo de alguna manera, un "estilo de vida reclamante", que forma parte de las características de una persona. Médicos y psicólogos afirman que ese comportamiento es enfermo. Tal postura necesita ser combatida. Son personas amantes de los chismes y de las críticas vacías. Lo ideal sería que la gente se quejara menos y agradeciera más. Lo recomendable es que las personas se dejen de este tipo de reclamaciones y pasen a concentrarse más en las cosas buenas, sustituyendo las quejas por agradecimientos. Lo bueno es no gastar las energías en las cosas que puedan ser causa de discordia, enfocándose en lo que nos une y nos agranda. En este sentido, no sé si sería fácil aceptar esta sugerencia para tener una vida más simple, más serena, más ligera, la de que intentar estar una semana sin quejarse. Cualquier semana es buena. ¿Sería posible? La cultura de la reclamación también se da dentro de la propia religión. En los pasillos de las iglesias, los comentarios hechos por los parroquianos al criticar las acciones del sacerdote o algún texto del Papa, con algún comentario del tipo "¿a dónde vamos a parar?". Y nosotros, consocios de la Sociedad de San Vicente de Paúl y de la Familia Vicenciana, también estamos impactados por la existencia de esa "cultura de la queja" dentro y fuera de nuestras


-7Internacional

actividades. En el seno de las Conferencias, es frecuente escuchar comentarios del tipo "aquel asistido no tiene necesidad" o "de que sirve hacer tal cosa por esa familia si la misma no corresponde?". También es frecuente quejarse de las decisiones tomadas por los Consejos, especialmente por vicentinos que aún no entendieron el papel que desempeñan dentro de nuestra institución. En el ámbito de las obras vicentinas, tampoco estamos libres de las quejas, algunas de ellas muy injustas, pues provienen de personas que difícilmente valoran el trabajo silencioso y abnegado de muchos voluntarios que dedican sus vidas por esas obras, y que raramente reciben un "muchas gracias” u otro elogio. Quien está dentro de la "cultura de la queja" dificil tendrá la humildad o la capacidad de emitir un comentario positivo, destacar las virtudes del prójimo o de hacer un reconocimiento público sobre el mérito de los demás. En la Biblia, Dios nos ha dejado una serie de recomendaciones para tener una vida más sana, equilibrada y positiva. "Haced todo sin quejas o discusiones" (Filipenses 2, 14) es el principal mandamiento para todos nosotros, vicentinos, que enfrentamos muchas adversidades en el día a día de las Conferencias, durante las visitas domiciliares o en el seno de los Consejos. Otra orientación apropiada está en San Santiago 5, 9: "Hermanos, no se quejen unos de otros, para que no sean juzgados; ¡el Juez ya está en la puerta!". Jesucristo mismo alertó a los discípulos sobre el comportamiento de la queja, que no se apoya en la Divina Providencia: "Por tanto, no os preocupéis, diciendo: ¿Qué comer? ¿Qué vamos a beber? O aún: ¿Con qué nos vestiremos? "(San Mateo 6, 31). Ante todas estas situaciones, ¿cuál debería ser la postura del vicentino? Primero, ser ejemplo a los demás, sustituyendo las quejas por agradecimientos. "En todo da gracias" (1ª Tesalonicenses 5, 18). En segundo lugar, confiando más en la Providencia Divina, entregando a Dios nuestros proyectos, nuestros propósitos y nuestro futuro: "Hombre de poca fe, porque dudaste?" (Mateo 14, 31). En tercer lugar, siendo más caritativo con las personas y menos egoísta: "Mantened entre vosotros una caridad ardiente, porque la caridad cubrirá una multitud de pecados" (1 Pedro 4, 8).

Para reflexionar en nuestra Conferencia:

¿Cuántas veces te quejaste hoy? ¿Y quién se queja más: los asistidos o nosotros los vicentinos?


-8Internacional

185 años de caridad y de amor junto a los que sufren Por: Sociedad de San Vicente de Paúl Internacional

H

ace 185 años, el 23 de abril de 1833, un grupo de laicos franceses católicos, devotos y con visión de futuro, se reunió para fundar la primera “Conferencia de Caridad”, años después conocida como “Sociedad de San Vicente de Paúl”. Lo que motivó a aquellos hombres de fe fue la práctica de la caridad, la santificación personal, la amistad entre ellos y la construcción de un mundo más justo, basado en los valores del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. En pocos años, la entidad naciente crecía rápidamente dentro de Francia, llegando a otros países de Europa y del mundo. Actualmente, la SSVP está presente en 153 países o territorios, reuniendo a 800.000 miembros y más de un millón de voluntarios, ayudando a 30 millones de personas al año. Esa primera Conferencia (Saint-Étienne-du-Mont) se ha convertido en 50.000 nuevas “comunidades de fe y de servicio”. ¡Un verdadero milagro de Dios gracias a la intercesión de nuestros fundadores! La Iglesia también, a través de diversos Breves Papales, ha conferido un amplio reconocimiento institucional al SSVP, en diversas oportunidades. Todos nosotros, vicentinos del siglo XXI, necesitamos estar conscientes de que, con la gracia de Dios, el trabajo que realizamos, aunque bastante discreto, es muy efectivo y ha generado innumerables frutos para las personas socorridas. Son incontables los beneficios proporcionados a millones de seres humanos necesitados, que cuentan con la mano amiga vicentina para seguir superando los desafíos de la vida. No siempre percibimos la importancia y la relevancia que la acción caritativa de la SSVP ejerce en el mundo. Vale la pena aquí mencionar algunas palabras de estímulo que el 1er Presidente General, Emmanuel Joseph Bailly de Surcy, ha dicho en la introducción de la Regla de 1835, las cuales yo aprecio mucho: “Los sentimientos de fraternidad entre los consocios deben convertir nuestros corazones en un solo corazón, y todas nuestras almas en una sola alma ("cor unum et anima una"), y eso hará más querida nuestra Sociedad fraterna. Aunque amemos mucho a nuestra humilde Sociedad, nacida por la misericordia de Dios, tenemos que saber que es frágil". Yo no podría terminar esa reflexión sin mencionar los consocios y consocias ya fallecidos en estos 185 años de existencia de la SSVP. Recordamos respetuosamente su memoria, ya ellos dirigimos una oración amorosa, pues nuestros predecesores que ya se encuentran en la Casa del Padre forman parte de la “Conferencia Celestial”, y siguen intercediendo por nosotros aquí en la Tierra. Es por eso que nuestra SSVP puede ser considerada una verdadera “escuela de santidad”, ya que ya tenemos alrededor de 50 miembros en procesos de canonización en diferentes etapas, entre ellos el bienaventurado Federico Ozanam. En la condición de 16º Presidente General, y en nombre de la Mesa directiva internacional, quisiera que ese mensaje llegase a todos los vicentinos del mundo, felicitándolos por los relevantes servicios prestados a la humanidad, a la Iglesia ya la sociedad civil. Manténgase firmes en la fe, en la caridad y en la esperanza, siempre en unidad con el Consejo General, que es el guardián de la Regla y de los orígenes de nuestra Sociedad. Que el buen Dios siga colmándonos de bendiciones y que la Virgen María nos proteja de todos los males. ¡Muchas gracias, Ozanam, Bailly, Lallier, Clavé, Le Taillandier, Lamache y Devaux! ¡Gracias, hermana Rosalie Rendu! ¡Enhorabuena a todos los vicentinos del mundo! ¡Viva Francia! ¡Viva la SSVP!


-9Conferencias

Cuarenta y seis años de servicio a la comunidad bellanita Por: Inés Elena Cadavid R. - Asociada de la Conferencia Santa Catalina Labouré- Bello.

E

s motivo de gran alegría cumplir 46 años de entrega incansable y generosa, en bien de una comunidad tan necesitada, asentada en las riberas de la quebrada la García y lugares periféricos del sector en el municipio de Bello. En sus inicios se contó con la iniciativa del Padre Bernardo Uribe, de la Parroquia Santa Catalina Labouré, quien apoyado por varias damas de la comunidad, quisieron ser una ayuda a tantas familias necesitadas. El Padre Bernardo con gran espíritu Vicentino organizó la Conferencia Santa Catalina Labouré al estilo de lo sugerido por nuestro fundador Federico Ozanam. Actualmente la Conferencia cuenta con 8 asociadas activas, comprometidas y con gran sentido de pertenencia que logran realizar las siguientes actividades: 

  

Manejo del Club de Vida “Feliz Atardecer”, conformado por 35 adultos mayores que son atendidos tres (3) veces a la semana, con acompañamiento vicentino, psicosocial y refrigerio. Atención con mercados, cada 15 días, a 40 familias con grandes carencias económicas, laborales y afectivas. Ellas no cuentan con el cubrimiento de sus necesidades básicas como son alimentación, salud, vivienda, recreación, espiritualidad, educación, entre otras. Charlas de formación en valores, calidad de vida y formación familiar; al igual que nivelación escolar. Apoyo económico a seminaristas y a enfermos para consecución de medicamentos y atención a problemas de salud. Atención de un ropero para el beneficio de la comunidad.

Todo el trabajo se realiza en un verdadero ambiente de familia, donde los beneficiados se sienten felices, valorados, tenidos en cuenta con una gran calidad humana y cristiana. Damos GRACIAS a Dios, a María Santísima y a nuestros Fundadores por acompañarnos y guiarnos en esta labor de Servicio. A la casa Sede y sus directivas, siempre atentos y receptivos a las necesidades de la Conferencia; a todos nuestros Benefactores que hacen posible esta labor, a los Asociados por su carisma y entrega desinteresada, y a todos nuestros Beneficiados, razón de ser de nuestra Conferencia. Que el Buen Dios, fuente de todo bien nos siga acompañando y bendiciendo.


- 10 Formación

Feliz Honomástico Año Jubilar

150 años Arquidiócesis de Medellín al servicio de la evangelización

C

aminamos juntos promoviendo el bienestar y la promoción del ser humano, una misma Iglesia (obispos, sacerdotes y laicos) anunciando el evangelio y llevando la buena nueva a las comunidades, llenando de esperanza y luz con la presencia de Jesús Resucitado.

Felicitamos a la Arquidiócesis de Medellín por sus 150 años al servicio de la evangelización. Sin duda, los Católicos de Medellín estamos de fiesta y damos gracias a Dios que nos permite congregarnos en la unidad y armonía para vivir el plan salvífico de Dios. Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de la Arquidiócesis de Medellín, en el periódico Misión del mes de febrero, comunica que la celebración también conduce “a un examen de conciencia, individual y comunitario, pues no obstante los innegables logros en una vida según el Espíritu de Dios, no podemos negar que hemos tenido faltas y cometido errores. Por tanto, nos arrepentimos y buscamos luchar contra los males de nuestra época, en los que no podemos negar alguna parte de responsabilidad: el olvido de Dios, la inversión de los valores evangélicos, el debilitamiento de la fe, el deterioro de la familia, la falta de ardor en la misión y el egoísmo que ignora el sufrimiento de los pobres” Leer esto del líder Católico de Medellín, dignifica lo que somos: Iglesia, un conjunto de personas humanas imperfectas. Y define lo que se pretende en el año Jubilar. Si lo revisamos desde la Santa Escritura, el profeta Isaías (62 1-2) proclama el Jubileo como verdadero “año de gracia”, tiempo de perdón de los pecados. Además nos envía a dar la buena noticia y proclamar la liberación a los prisioneros (Lucas 4, 18). El Jubileo, se llama comúnmente, “AÑO SANTO”, no solamente porque comienza, se desarrolla y construye con ritos sagrados, sino también, porque está destinado a promover la santidad de vida. Celebrar el jubileo, implica tres acciones necesarias:  Un examen de conciencia profundo sobre la propia vida del bautizado y de la comunidad celebrante.  Un arrepentimiento sincero y un propósito firme de cambiar de mentalidad (conversión).  Caminar hacia el amor misericordioso del Padre. Durante este año 2018, conforme al sentir de la Iglesia, podrán obtenerse indulgencias que son “la remisión ante Dios de la pena temporal correspondiente a pecados que han sido perdonados”. Para obtenerlas los católicos deben:  Estar en estado de gracia.  Poseer la disposición interior de un desapego total, incluso del pecado venial.  Realizar la confesión sacramental de los pecados.  Revivir la Sagrada Eucaristía y orar por las intenciones del Pontífice.  Asistir a la Catedral Metropolitana, la Basílica de la Candelaria, San Cayetano o las parroquias de la zona de los templos determinados por el Obispo.


- 11 Formación

¿Qué es una Arquidiócesis? El Decr. ChristusDominus del Conc. Vaticano II define a la diócesis (v.) como «una porción del Pueblo de Dios que se confía a un obispo, para que la apaciente con la cooperación del presbiterio, de forma que, unida a su pastor y reunida por él, en el Espíritu Santo por el Evangelio y la Eucaristía, constituye una Iglesia particular, en que verdaderamente está y obra la Iglesia de Cristo, que es una, Santa, Católica y Apostólica» (n. 11). Según el Derecho Canónico (372 y 374), como regla general, la porción del pueblo de Dios que constituye una diócesis u otra Iglesia particular, debe quedar circunscrita dentro de un territorio determinado, de manera que comprenda a todos los fieles que habitan en él. Toda diócesis o cualquier otra Iglesia particular deben dividirse en partes distintas o parroquias. Las arquidiócesis son entonces, una Institución Eclesiástica que jerárquicamente representa una cabeza preeminente en una determinada región. El delegado de una arquidiócesis se le denomina arzobispo y su función con respecto a las demás iglesias de la región a la que la arquidiócesis maneja o controla religiosamente es de preeminencia, pudiendo ofrecer misas y actos litúrgicos en cualquiera de estas y colaborando con los obispos de las regiones con las funciones que deben ejercer en sus parroquias asignadas. Entonces, una diócesis funcionan del mismo modo, sin embargo agrupa a su alrededor a otraS diócesis menores o más recientes que son llamadas diócesis sufragáneas (subordinadas). Esto no quiere decir que estas diócesis sufragáneas dependan de la archidiócesis para efectos de jurisdicción. La Arquidiócesis de Medellín es una jurisdicción eclesiástica de la Iglesia Católica en Colombia, s e d e m e t ro p o l i t a n a d e l a p ro v i n c i a eclesiástica de Medellín, con cuatro diócesis dependientes: Caldas, Girardota, Jericó y Sonsón-Rionegro. La jurisdicción de la arquidiócesis comprende el territorio de los municipios de Medellín, Bello, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Copacabana, dentro del Área Metropolitana de Medellín.


- 12 Comunicaciones

Responsabilidad Social Hacia un modelo de gestión estratégica en la SSVP de Medellín Por: Juan David Holguín Múnera - Comunicador

E

n los últimos años, la responsabilidad social (RS) ha empezado a tener una legitimidad en las relaciones del mundo, se ha convertido en un requisito diferenciador en las decisiones que día a día se toman dentro de las organizaciones.

ambiental o la recuperación de espacios públicos para el disfrute de los vecinos de una comunidad. Cualquiera sea el compromiso que se adquiere, debe ser honesto, transparente y beneficioso para el ambiente y las comunidades presentes y futuras.

Si hablamos de RS, sea a nivel individual o empresarial, ambas son el compromiso voluntario y la conducta ética que tienen las personas consigo mismo y con su entorno; y va mucho más allá del cumplimiento de las obligaciones legales. Está relacionada con nuestra actitud con el ambiente, con la comunidad, con nuestras familias, con nosotros mismos, y contribuir así a una sociedad más justa.

La responsabilidad social se originó por la preocupación por parte de los individuos, las autoridades públicas e instituciones de los daños causados al medio ambiente producto de la actividad económica. En las empresas surge como la integración voluntaria en su gestión, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales y medio ambientales manteniendo una relación y diálogo transparentes con sus grupos de interés.

La responsabilidad social individual (RSI) y/o empresarial (RSE), son conceptos similares en esencia; la individual le da combustible y hace que tenga sentido en una empresa. Por lo tanto, la RSI debe ser el pilar de la RSE, ya que no tendríamos organizaciones responsables si sus participantes no lo valoran. La responsabilidad social es sinónimo de transparencia, escucha activa y mejora continua. Las estrategias de responsabilidad social por par te de una empresa o una organización, pueden ser simplemente campañas e implementación de impacto

Por ello, la responsabilidad social juega un importante rol en el desarrollo sostenible del planeta; es así como se contribuye al objetivo que tiene cada persona o empresa, teniendo en cuenta que las decisiones que se toman deben estar medidas por las p o s i b l e s consecuencias económicas, sociales y ambientales que puedan tener.


- 13 Comunicaciones

Hablar de desarrollo sostenible, es reseñar el informe Bruntlandt (Nuestro Futuro Común) en Octubre de 1984 dónde se reunió, por primera vez, la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo atendiendo un urgente llamado formulado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el sentido de establecer una agenda global para el cambio. La Comisión partió de la convicción que es posible para la humanidad construir un futuro más próspero, más justo y más seguro. Con ese enfoque optimista publicó en abril de 1987 su informe denominado "Nuestro Futuro Común” E l infor me Br untlandt denomina Desarrollo Sostenible como: “el desarrollo que satisface las necesidades de la generación actual, sin comprometer la capacidad de la generaciones futuras para satisfacer sus necesidades”. Esta sostenibilidad se alcanza estableciendo un diálogo activo con los grupos de interés, que incluyen, pero no se limitan, a los empleados, accionistas, consumidores, p ro v e e d o re s , comunidad local, empresas afiliadas, invers ores , competidores y administraciones públicas.

La Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín, en su proyecto diario de mejorar sus procesos, le apuesta a ser una entidad SOSTENIBLE, responsable de satisfacer las necesidades de la generación actual, sin comprometer la capacidad de la generaciones futuras. Por ello el 2018, año de “los resultados”, la Sociedad en su plan de gestión estratégica, se certifica, gracias a la Corporación Fenalco Solidario, en Responsabilidad Social. Referente que asume por su compromiso económico, social y ambiental, con la idea de implementar y mejorar los procesos, desempeños e impactos. El certificado no debe entenderse como el fin de un proceso, sino la ratificación de un compromiso con la sociedad y el entorno. Por lo tanto, trabajaremos y debemos comprometernos con el mejoramiento continuo y con el desarrollo, año tras año, de nuevas prácticas socialmente responsables, las cuales pueden estar vinculad as con áreas como: medio ambiente, estado, comunidad, asociados, beneficiados, proveedores, colaboradores y gobierno corporativo.


- 14 Comunicaciones

Objetivos de Desarrollo Sostenible Unidos por alcanzar la meta mundial Por: Juan David Holguín Múnera - Comunicador

A

unque la Sociedad de San Vicente de Paúl lleva más de 185 años trabajando en el mundo por ayudar a los más pobres, para nadie es ajeno decir que los esfuerzos individuales tienen menos resultados que los colectivos. Qué importante entender lo que el CoFundador Federico Ozanam pretendía con “abarcar el mundo en una red de caridad” como un trabajo unido donde se busque la erradicación de la pobreza. Esta idea puede ser argumento para hoy evaluar la importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que propuso en Naciones Unidas el pasado 25 de septiembre de 2015, donde los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años, trabajando conjuntamente por unos resultados que al 2030 deben evidenciarse. Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como usted. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), están basados en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los cuales están enfocados en erradicar la pobreza, mejorar la educación, la igualdad de género, mejorar la salud, cuidado de medio ambiente y mejores alianzas. El balance de algunos de los resultados en el cumplimiento de los ODM para Colombia no fue de los mejores. 17 son los ODS planeados en la agenda para 2030 con los cuales el país y las naciones del mundo en general tienen que estar comprometidos a cumplir, con el fin de enfrentar el complejo panorama que se evidencia actualmente. De los 17 ODS hay algunos retos específicos en los que Colombia debería prestar más atención. En primer lugar, a pesar de que la pobreza y la pobreza extrema disminuyeron gradualmente desde el 2009 hasta el 2015, todavía el cambio no es significativo. La pobreza disminuyó en un 27% en ese periodo de tiempo y la pobreza extrema un 46%. Sin embargo, a junio de 2015 todavía 13 millones de habitantes se encontraron en situación de pobreza y 3,6 millones en pobreza extrema.

Fuente: Oxfam, cálculos Dinero


En comparación con el promedio de países latinoamericanos, Colombia presenta una mayor pobreza y un mayor número de personas en riesgo de caer en ella. Por otro lado, se encuentra el tema de la educación. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), garantizar una educación inclusiva , equitativa y de calid ad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida es uno de los temas primordiales. Es un tema de total atención; como dice el PNUD: “El objetivo de lograr una educación inclusiva y de calidad para todos se basa en la firme convicción de que la educación es uno de los motores más poderosos y probados para garantizar el desarrollo sostenible”. Y como no nombrar la alimentación; las iniciativas encaminadas a combatir el hambre y la malnutrición han avanzado considerablemente desde el año 2000. Sin e m b a r g o, ac a b a r co n e l h a m b re , l a inseguridad alimentaria y la malnutrición mundial requerirá dedicación y esfuerzos continuos.

ODS en la SSVPM Hablar de Responsabilidad Social, es referirse y alinearse a los principios propuestos; a esos Objetivos con los cuales la Institución está de acuerdo y ha trabajado, por años, por su desarrollo. La Sociedad, es una Institución preocupada p o r l a re n o v a c i ó n , a d a p t a b l e a l a s condiciones cambiantes del mundo. Hoy en su proyecto estratégico, alinea sus programas y obras sociales a los Objetivos de Desarrollo, generando un impacto medible y pertinente a la realidad social. La Sociedad ha estado y estará comprometida, según la necesidad, con objetivos claros como el fin de la pobreza (Objetivo 1), el hambre cero (Objetivo 2), educación de calidad (Objetivo 4) y la reducción de la desigualdad (Objetivo 10). Invitamos a todos, a ser partícipes de esto; consultar y datearse de las metas que conlleva cada objetivo y así transformar nuestro mundo.


- 16 Capacitación

LA EDUCACIÓN, SIN IMPORTAR LA EDAD, es el mejor MEDIO de promoción humana y social

E

l primer día llegaron cumplidos, se ubicaron en sus puestos, se apoyaron en la silla, hablaban entre ellos; sacaron sus cuadernos, lápices y borrador, Fijaron sus ojos en el tablero y en un joven “el profesor”, menor que la mayoría. Ahí estaban por fin, por gusto, por necesidad o por reto personal, listos para iniciar el viaje...un viaje que aunque no creamos y suene extraño, todavía hay muchas personas analfabetas o sin título de primaria o bachillerato. La Secretaría de Educación de Antioquia, explica que uno de los principales retos es que el Departamento quede libre de analfabetismo para el 2019, puesto que, uno de cada siete (7) colombianos analfabetas son antioqueños; Antioquia tiene aproximadamente 250.000 personas analfabetas. Para la Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín, la educación es la mejor forma de redimir la pobreza; por ello, ha encontrado en la Capacitación la ruta esencial de la Promoción y desarrollo humano de sus beneficiados y el de sus Asociados. El sueño de esta administración es que el 100% de sus participantes puedan leer, escribir y calcular. Desde hace varios años se viene ofreciendo el espacio de Alfabetización de Primaria y Bachillerato a los beneficiados, con Instituciones amigas como la Escuela Empresarial de Educación, el Cepar o con la Fundación Bien Humano, quienes en el proyecto “Leer y escribir la realidad para ser libres” se han alfabetizado, del 2015 al 2017, 60 adultos mayores de Clubes de Vida. La apuesta para el 2018 son los ASOCIADOS, ya que después de un diagnóstico, se identificó que un importante número de vicentinos no saben leer ni escribir. Desde diciembre se le informó a la comunidad, de una importante alianza que se realizó con la Unión Temporal conformada por la Corporación CENDI (Centro de Desarrollo Integrado), la Corporación Educativa CLEBA (Centro Laubach de Educación Popular Básica de Adultos) y la Secretaria de Educación de Medellín. El programa de alfabetización dio inicio en la sede de la Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín, los días lunes y jueves en el horario de 8:00am a 1:00pm, con una formación que corresponde a CLEI 1 (primero, segundo y tercero de primaria). La noticia es muy alentadora porque cuatro (4) de sus estudiantes, son Asociadas de la Conferencia San Germán y una (1) de Madre de Cristo Rey; el resto del grupo, son beneficiados del Programa de Alimentos.


- 17 Capacitación

Un claro ejemplo de superación es la Asociada M a r í a D e l f i n a Ta b a r e s d e P u l g a r í n , vicepresidenta de la Conferencia San Germán, quien a sus 67 años inicia su proyecto de certificación. “Que orgullosa me siento de ser Asociada de la Sociedad de San Vicente. Sin pena y sin miedo les cuento que inicié mis curso de Alfabetización de primaria. Estoy feliz, no se imaginan el sentimiento que tengo dentro de mí. Mis hijos se sienten muy orgullosos y más los viejos que acompaño en el Club de Vida a quienes les conté e invité a participar. Muchos no sabemos leer o firmar documentos que son tan necesarios para la vida diaria”


- 18 Crucigrama

En su aniversario (Milán, 23 de abril de 1813) recordamos lo que Federico Ozanam decía: “Creemos en dos tipos de asistencia: una la que humilla a los asistidos y otra, la que honra…La asistencia honra cuando une al pan que alimenta, la visita que consuela, el consejo que ilumina, el estrechamiento de manos que levanta el ánimo…Cuando se trata al pobre con respeto y no sólo como a un igual, sino como a un superior, como a un enviado de Dios para probar nuestra justicia y nuestra caridad”. http://es.ssvpglobal.org

CRUCIGRAMA VICENTINO HORIZONTALES 1. Vocales cerradas - Reconocido como el fundador de la S. S. V. de Paúl 2. Engrasa - Aromática - Número de Identificación Tributaria - Conduce la canoa 3. Nombre antiguo de Alemania - Borrachera - Dos 4. Toro salvaje - Embarcaciones - Antiguo Testamento - Patriarca Bíblico 5. Asesora Vicentina de nuestros fundadores Nombre de letra 6. Todavía - Preposición - Rogelio Osorio Isaza Diminutivo 7. Está encendido - Rasgos característicos, plural 8. Nombre de la “Negra Grande de Colombia” - Voz para asustar a los niños - Jesús Cristo 9. Primer presidente de la S.S. V. de Paúl en el mundo - Par 10. Mudanza - Vigésima letra del alfabeto griego Las mellizas del alfabeto español 11. Tipo de pila - Regreso - Río de Italia - Marca de pastas alimenticias 12. Puse la bandera - Nombre de mujer - Voz militar - Artículo neutro 13. Unidad - Color amarillo oscuro - Preposición Organización Departamental de libreros 14. Cerio, elemento químico - Centro Administrativo Regional - Tuve FE 15. El mejor - Pariente - Uno de nuestros Fundadores 16. Defecto - Teresa, cariñosamente - Diptongo Dios del Sol, egipcio 17. Regala - Animal salvaje, plantígrado - Tetas de los mamíferos 18. Remendé con hilo - Vulgarismo por compañero Lo preside un rey 19. Personaje importante - Litio, elemento químico 20. Vil - Otro de nuestros fundadores

VERTICALES 1. Uno de nuestros fundadores 2. Mes del año - Nombre de una ópera francesa - Pronombre 3. En otro tiempo - Quiero - Ya no es Municipio del norte antioqueño 4. Antes del mediodía - Pérdidas grandes, quiebras - Señalen 5. Abuela, en Italia - Estudio del SER 6. Más que Beata - Acompaña al rayo Estación anterior al invierno 7. Capital del Huila - Del verbo corroer - Ente 8. Riña - Número - Carece de habilidad 9. Zinc, elemento químico - Suerte Asegurar la cadena del ancla en las embarcaciones - Virtud teologal 10. Así dice el pollo - Apellido de nuestro patrono - Ore - Cloro, elemento químico 11. Vigilar, mirar el horizonte Encargado de una diócesis - Gozo 12. Nombre de una actriz de cine, de apellido GARBO - Enredo, confusión Partido Revolucionario Institucional (México) 13. Andar - Átomo con carga eléctrica Letra repetida - Uno de los dioses de la India 14. Rechaza - Tratar con yodo Número 15. Quiera - Pronombre - Licor Servidor de telefonía 16. Otorgaré - Anillo - Pronombre 17. Prefijo griego que significa Dios Otro de nuestros fundadores 18. Uno más de nuestros fundadores Nombre de letra española


- 19 Crucigrama

1 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11 12

13 14 15

16 17 18


Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín www.ssvpaulmedellin.org Medellín - Colombia Carrera 45 N° 53 - 86 Teléfono 2513500 Departamento de Comunicaciones comunicaciones@ssvpaulmedellin.org

Voz Vicentina :: abril de 2018  
Voz Vicentina :: abril de 2018  
Advertisement