Page 1

laHoja PARROQUIAL

SEGORBE-CASTELLÓN

2 Abril 2017

GUÍA PARA UNA NUEVA SEMANA SANTA El Obispo finaliza la Visita Pastoral en Lucena del Cid Convenio para que los ortodoxos rusos celebren en Ribera de Cabanes Manuel Moros “La piedad popular es fruto del Espíritu Santo que actúa en su Iglesia” www.obsegorbecastellon.es

@segorbecastello

Diócesis Segorbe-Castellón


Palabra de Dios “El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá” V Domingo de Cuaresma. I Semana del Salterio

Agenda Abril

2ª lectura: Rom 8,8-11 Hermanos: Los que viven sujetos a la carne no pueden agradar a Dios. Pero vosotros no estáis sujetos a la carne, sino al espíritu, ya que el Espíritu de Dios habita en vosotros. El que no tiene el Espíritu de Cristo no es de Cristo. Pues bien, si Cristo está en vosotros, el cuerpo está muerto por el pecado, pero el espíritu vive por la justificación obtenida. Si el 5

6

7

8

9

LUNES 3. · 19:00 h. Aula de Teología en Atzeneta (Parroquia de San Bartolomé). JUEVES 6. · Reunión de sacerdotes jóvenes con el Obispo. VIERNES 7. · 13:30 h. El Espejo en COPE Castellón. · 22:00 h. Vigilia de Adoración al Cristo Crucificado, estilo Taizé. Parroquia de El Salvador de Castellón. SÁBADO 8. · 22:30 h. Pasión de Alfondeguilla. DOMINGO 9. Ramos. · 9:45 h. Iglesia Noticia en COPE Castellón. · · · ·

Eventos Diocesanos Parroquia Jóvenes / Familia Formación / Espiritualidad · Cultura / Tradición 2

Llorente

Prepararnos para la Semana Santa nifestación externa. La procesión sin la celebración litúrgica queda incompleta; la proclamación y representación de la fe reclama la celebración participada con fe viva y vivida.

Queridos diocesanos:

Salmo: Ps 129 R/ Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.

4

Mons. Casimiro López Obispo de Segorbe-Castellón

1ª lectura: Ez 37,12-14

3

El foco

Espíritu del que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el que resucitó de entre los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales, por el mismo Espíritu que habita en vosotros. Evangelio: Jn 11,3-7,17.20-27.34-45 En aquel tiempo, Las hermanas mandaron recado a Jesús, diciendo: “Señor, tu amigo está enfermo.” Jesús, al oírlo, dijo: “Esta enfermedad no acabará en la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.” Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando se enteró de que estaba enfermo, se quedó todavía dos días en donde estaba. Sólo entonces dice a sus discípulos: “Vamos otra vez a Judea.” Cuando Jesús llegó, Lázaro llevaba ya cuatro días enterrado. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: “Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.” Jesús le dijo: “Tu hermano resucitará.” Marta respondió: “Sé que resucitará en la resurrección del último día.” Jesús le dice: “Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el

que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?” Ella le contestó: “Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.” Jesús sollozó y, muy conmovido, preguntó: “¿Donde lo habéis enterrado?” Le contestaron: “Señor, ven a verlo.” Jesús se echó a llorar. Los judíos comentaban: “¡Cómo lo quería!” Pero algunos dijeron: “Y uno que le ha abierto los ojos a un ciego, ¿no podía haber impedido que muriera éste?” Jesús, sollozando de nuevo, llega al sepulcro. Era una cavidad cubierta con una losa. Dice Jesús: “Quitad la losa.” Marta, la hermana del muerto, le dice: “Señor, ya huele mal, porque lleva cuatro días.” Jesús le dice: “¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?” Entonces quitaron la losa. Jesús, levantando los ojos a lo alto, dijo: “Padre, te doy gracias porque me has escuchado; yo sé que tú me escuchas siempre; pero lo digo por la gente que me rodea, para que crean que tú me has enviado.” Y dicho esto, gritó con voz potente: “Lázaro, ven afuera.” El muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y la cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: “Desatadlo y dejadlo andar.” Y muchos judíos que habían venido a casa de María, al ver lo que había hecho Jesús, creyeron en él.

En ocho días comienza la Semana Santa. Entre todas las semanas del año, la Semana Santa es la más importante para la Iglesia y para los cristianos. La llamamos ‘santa’ porque está santificada por los acontecimientos que conmemoramos en la liturgia y mostramos en las procesiones. La Iglesia, al celebrar la pasión, muerte y resurrección de Cristo, se santifica, renueva a sí misma y se convierte en fuente de Vida y de Esperanza. Los cristianos debemos prepararnos debidamente para entrar en esta Semana con espíritu de fe y con recogimiento interior. Estos días son los de mayor intensidad litúrgica de todo el año, una intensidad que ha calado hondamente en la religiosidad cristiana de nuestro pueblo. Las Cofradías de Semana Santa, presentes a lo largo y ancho de nuestra Diócesis, son el mejor ejemplo del profundo arraigo de la fe cristiana entre nosotros. No dejemos que todo quede en la tradición y en la estética; o que la Semana Santa, despojada de su núcleo santo, quede reducida a expresión cultural o evento turístico. Pues, puede ocurrir que, llevados por el ambiente festivo y vacacional de estos días o arrastrados por el contexto secularizado que nos circunda, perdamos de vista

el sentido cristiano profundo de la Semana Santa o que nos quedemos en lo superficial y exterior. Para muchos, la Semana Santa ya se ha vaciado de su contenido propio al reducirla a unos días de turismo y de vacación. También para no pocos bautizados está perdiendo su sentido más profundo. Esto ocurre cuando nuestras procesiones se separan de la fe de la Iglesia y de las celebraciones litúrgicas, o cuando las procesiones no son ya expresión de una fe viva y vivida en Cristo Jesús, que padece, muere y resucita; o también cuando la Semana Santa no tiene incidencia alguna en la vida cristiana, personal y comunitaria, familiar y social. De ahí surge la llamada a vivir con fe y con recogimiento interior la Semana Santa. Si es así las celebraciones litúrgicas y las procesiones avivarán nuestra fe en el Señor y nuestra vida cristiana. Durante estos días, los cristianos acompañamos a Jesús, nuestro Maestro, en los últimos días de su vida en

este mundo. Las narraciones de la Pasión de Jesús cobran nueva vida en su lectura personal, en su proclamación en la liturgia y en sus representaciones en nuestros pueblos; es como si los hechos se repitieran efectivamente ante nuestros ojos. Todos los acontecimientos que conducen al arresto, al proceso y a la ejecución de Jesús son recordados, celebrados y representados. Paso a paso, escena por escena, seguimos el camino que Jesús recorrió durante los últimos días de su vida mortal hasta su muerte y, a través de ella, a su resurrección. Los acontecimientos que celebramos no pertenecen

También nosotros somos destinatarios de la historia de la Salvación que acontece en la pasión, muerte y resurrección de Jesús, representada y celebrada en cada Semana Santa. Jesús Nazareno padece y muere por nuestros pecados y los pecados de nuestro mundo; Jesús sigue cargando con nuestro mal y con el sufrimiento que causan nuestros pecados a tantas personas; Jesús nos ofrece el perdón de Dios en el sacramento de la Penitencia; y Jesús resucita para devolvernos la Vida de Dios, que es fuente y motor de vida y de fraternidad, de sanación y de reconciliación, de justicia y de paz entre los hombres. Participemos en esta Semana Santa con fe viva y con fervor profundo. Pasemos

“Debemos prepararnos debidamente para entrar en esta Semana con espíritu de fe y con recogimiento interior” sin más a la historia pasada. La representación de las procesiones se hace realidad actual en la celebración litúrgica; en ella tienen su origen y a ella han de conducir para que no deriven en una historia muerta, anodina, pura ma-

del silencio exterior al recogimiento interior. Que la contemplación y la participación en los misterios de la Semana Santa aviven nuestra fe y vida cristiana. Con mi afecto y bendición. 3


Punto de mira

Punto de mira a Semana Santa cambia las rutinas y los horarios. En el momento de la muerte de Jesús en la cruz, la tierra tembló (Mt 27,51). Del mismo modo, estos días santos dan como una sacudida final, después de cinco semanas de Cuaresma, para encontrarse personal y comunitariamente con la salvación que Cristo ofrece a toda la humanidad.

L

4

Los jóvenes de confirmación de la parroquia de Jesús Obrero de La Vall d’Uixó participan este fin de semana en un encuentro para “prepararse a vivir un Amor hasta el extremo”, como explica el párroco, D. Vicente Esteller. Y es que en ocho días llega la celebración central de los cristianos: la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección del Señor.

Como los jóvenes de Jesús Obrero, también el Papa Francisco se preparó a la Semana Santa con unos ejercicios espirituales junto con la curia vaticana en marzo. Mons. José María Yanguas, obispo de Cuenca, dirigió los ejercicios que hicieron los sacerdotes de la Diócesis en febrero, y asegura que esta práctica ayuda a “volvernos hacia el Señor, a retomar el ritmo exacto y curar esa pequeñas enfermedades del alma; Es un tiempo de reposo para prepararnos para la Resurrección y poder decir: aquí está el hombre nuevo”. Aún queda tiempo para retirarse, pero si las obligaciones y ritmo cotidiano no lo permiten, los mismos días del Tríduo podrán ser un kairós, tiempo de encuentro con Cristo. Ese es el espíritu con el que la Frater invita a los miembros del movimiento y los que quieran añadirse al Retiro de Pascua que organiza en Castellón, a caballo entre el Maset y la parroquia de San Pedro del Grao. “La luz del Evangelio nos ayudará a asumir nuestras propias contradicciones. Nos dará ánimo para abrir los ojos y caminar con coherencia y esperanza en

Guía para una nueva

Semana Santa el seguimiento de Cristo que no nos deja solos y camina a nuestro lado, siempre”, reza el prospecto de presentación.

Cada parroquia multiplica las ocasiones de experimentar la misericordia de Dios. Novenas a la Virgen de los Dolores, quinarios al Cristo del Santo Sepulcro o las procesiones penitenciales son momentos propicios. Entre todos, sobresalen las celebraciones penitenciales, como la de Torreblanca el Martes Santo (11 de abril) a las 21h, o el Carmen de Onda, el mismo día a las 20h30, en las que se facilita recibir el sello seguro del sacramento de la reconciliación.

Al corazón atento, le basta poco tiempo. Y Dios puede aprovechar el espacio de una pequeña hora. La parroquia de El Salvador en Castellón organiza una adoración al Cristo Crucificado el viernes que viene a las 22h, al estilo Taizé. En Jesús Obrero tendrán una Hora Santa animada por los jóvenes el Jueves Santo. Y sobretodo está el encuentro como comunidad orante, incluso con fórmulas nuevas. D. David Barrios, párroco de Barracas, El Toro y Pina, ha propuesto a las tres parroquias celebrar este año la vigilia pascual juntas. Una novedad pastoral interesante para poblaciones pequeñas. Al final de sus ejercicios espirituales cuaresmales, el Papa Francisco sacaba esta conclusión: “Existe una montaña de cosas para meditar, pero san Ignacio dice que cuando alguien encuentra algo que suscita en él consolación o desolación, debe pararse ahí y no continuar. Cada uno de nosotros seguro que ha encontrado una o dos, entre todo esto. Y el resto no se pierde, permanece y servirá para otra ocasión. Y quizás que las cosas más importantes, las más fuertes, no dirán nada a alguien, mientras que una pequeña palabra, un pequeña cosa le hablará más”. La riqueza de oficios y actos de piedad durante la Semana Santa es desbordante. ¿Quien encontrará la “pequeña palabra” que lo transforme en discípulo y testigo del Resucitado?

LOS 9 PASOS DEL CAMBIO

1. Punto de partida Experimentar una precariedad no sólo simbólica, sino profundamente vivida. Esta es la dimensión donde nace la exigencia de partir para una búsqueda interior. 2. El encuentro con el mal y el bien Es posible encontrar situaciones de pecado, pero que tienen remedio si se vuelve al camino correcto. Así se pone en juego la dignidad y responsabilidad personal para cambiar y convertirse.

3. Recuperar la mirada de niño Cuando se mira el mundo con los ojos de un niño feliz, ya no se percibe como un enemigo, sino que se ve lleno de belleza y de bondad. Entonces ya no te lamentas ni vives de forma pasiva, como ciego y sordo. 4. Trampas a evitar El propio pasado y las cosas que quisiéramos cambiar. El pasado es pasado y ya no vuelve. Los cambios necesarios no corresponden a los criterios mundanos de “éxito”.

5. La felicidad Si sigues tu vocación no te aburrirás nunca. Tendrás la feliz sensación de ser plenamente tú mismo y te sentirás unido a los demás. 6. El saber que uno va a morir La humanidad, su capacidad de dar sentido, su libertad y su capacidad espiritual, se sitúan entre el aceptar o no el hecho de que uno tiene que morir. 7. Las responsabilidades Dios llama siempre a volver a sus propias responsabilidades y sus consecuencias superando la tentación de proyectar en los demás los propios problemas. 8. El consejero Es importante el encuentro con una persona más anciana que te toma de la mano, que se hace tu amigo, que te aconseja, te guía, te ayuda a revisar tu situación. 9. Viajar seguro de uno mismo Para ser felices no hacen falta las riquezas materiales. Mira a un niño: es plenamente feliz por el simple hecho de estar vivo.

5


El pulso de la Diócesis

El pulso de la Diócesis

El Obispo finaliza la Visita Pastoral en Lucena del Cid

El pasado sábado, 18 de marzo, el Obispo de Segorbe-Castellón, don Casimiro López Llorente, acudió a Lucena del Cid, finalizando así la Visita Pastoral del Arciprestazgo, que comenzó a principios de este año. La clausura oficial ha sido este sábado, 1 de abril, a las 12h en la parroquia La Asunción de Nuestra Señora de este mismo municipio.

El párroco de la Iglesia arciprestal, don Ramón Seguer, recibió al Mons. Casimiro López, junto con otros sacerdotes del arciprestazgo, y que concelebraron la Eucaristía a las 10:30h junto al Obispo. Allí acudieron también el alcalde de Lucena y algunos de los concejales de la Corporación Municipal. El Obispo, antes de comenzar la Misa, explicó a todos

los allí presentes, dirigiéndose especialmente a los más pequeños, el significado de la presencia del Obispo mediante los signos episcopales: el báculo, la cruz pectoral, el solideo y el anillo; así como la importancia de la Visita Pastoral en la Diócesis. Una vez finalizada la celebración eucarística, en la propia Iglesia tuvo lugar la asamblea parroquial, donde el obispo intercambio opiniones con los fieles de la parroquia. Tras la asamblea, el Obispo continuó, como lo ha hecho en las anteriores ocasiones, con la Visita Pastoral rezando un responso por los difuntos en el

‘TOTUS TUUS’, LA CONSAGRACIÓN TOTAL A LA VIRGEN MARÍA

cementerio municipal. También pudo visitar durante la mañana, junto con el párroco, algunos enfermos. Por la tarde se visitaron dos de las ermitas de la parroquia: la de San Antonio Abad y la de San Vicente Ferrer, donde se cantaron los gozos en honor a cada uno de los santos. La jornada concluyó con la visita a los ancianos de la residencia municipal del pueblo, donde pudieron rezar. Don Casimiro López tuvo un detalle con ellos y les regaló una estampa de recuerdo de la visita.

El vicario de Pastoral y el delegado de Catequesis participan en el primer

simposio de renovación eclesial (En la foto, a la izquierda). Su libro “Una renovación divina” es el material de trabajo que escogieron los sacerdotes participantes en el Foro para la nueva evangelización constituido en la Diócesis en enero. D. Javier Aparici, vicario de Pastoral, y Carlos Asensi, delegado diocesano de Catequesis, han participado en el primer Simposio Internacional Reforma y Reformas en la Iglesia. Uno de los ponentes fué el sacerdote canadiense James Mallon, referente en la renovación de las parroquias 6

El vicario de Pastoral retoma la reflexión del P. Mallon: “En cuanto a la evangelización, estamos más enganchados a los métodos que a la propia misión. Creo que estamos sacrificando la misión de Jesucristo porque preferimos que los modelos y métodos no cambien. Y no se trata de cambiar lo

que creemos, sino cómo creemos. La pregunta es si estamos dispuestos a abrazar el cambio”. Carlos Asensi confirma que “al final es la necesidad de revitalizar nuestras parroquias y buscar otros métodos y caminos. Es lo que dice el Papa Francisco: salir a las periferias, salir a anunciar el Evangelio”. El simposio se celebró en Barcelona organizado por el Ateneo Universitario Sant Pacià, y la representación diocesana se completó con D. Juan Manuel Enrich, párroco de San Vicente de Castellón.

Desde principio de año, los fieles de la parroquia de Nules, San Bartolomé y San Jaime, se han comprometido con la espiritualidad de las hermanas de la Fraternidad Arca de María, conocida como ‘Totus Tuus Mariae’. Desde enero han estado impartiendo catequesis abiertas al público para la “Total Consagración a Jesús por María”, una espiritualidad que se remonta a los primeros siglos de la Iglesia y consiste en una total consagración a la Virgen, con la entrega de todo lo que la persona es y tiene, para que a través de ella, se pueda pertenecer más perfectamente a Dios. Esta consagración de ‘Totus Tuus Mariae’ llegó a su plenitud en la Fiesta de la Encarnación, el pasado 25 de marzo a las 9:30h en la Capilla de la Virgen de la Soledad, la patrona de Nules, donde se celebró una Misa sencilla. Allí, casi 40 personas, de entre 25 y 70 años, firmaron un acto de consagración y recibieron una pulsera cuyo signo externo recuerda esta consagración y la total pertenencia a la Virgen. Para fraternizar, se reunieron al finalizar la Misa todos los presentes en el Hogar de la Misericordia, Vivienda del Convento, en Nules, y pudieron disfrutar de un almuerzo y finalizar de este modo estos meses de preparación a la consagración total a la Virgen María.

Convenio para que los ortodoxos rusos celebren en Ribera de Cabanes

Los fieles ortodoxos rusos podrán celebrar la Divina Liturgia (Eucaristía) en el templo de la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de la Ribera de Cabanes gracias a un convenio de cesión puntual firmado con la Diócesis el 17 de marzo. Por parte de Segorbe-Castellón, y en representación del Vicario General, D. Yago Gallo, estuvo el párroco D. Eloy Villaescusa Mañas. D. Sergiy Prosandeev, representó al Archimandrita Makariy Rosello, representante legal de la Iglesia Ortodoxa Rusa. También estuvo presente el Delegado Diocesano de Ecumenismo, D. Nuno Vieira. La Delegación de Ecumenismo inició este proceso entre ambas Igle-

sias por la petición de un grupo de fieles ortodoxos rusos, vecinos de Oropesa del Mar. Hasta ahora, los hermanos cristianos de esta Confesión residentes en la provincia de Castellón no disponían de atención pastoral y tenían que desplazarse a la parroquia ortodoxa de Valencia. Después de las consul-

Se celebra la 52

La ‘Ultreya’ nació en Mallorca a finales de los años 40 siendo Obispo de dicha diócesis Mons. Juan Hervás, después de una peregrinación de jóvenes de acción católica a Santiago de Compostela. Es allí donde, en consecuencia, nacen los Cursillos de Cristiandad, que este fin de semana van a celebrar la edición número 52 de la Ultreya diocesana. El térimino ‘Ultreya’ es una palabra propia de las pere-

tas y trámites oportunos, el Obispo, Mons. Casimiro López Llorente dio permiso a través del acuerdoconvenio entre las Iglesias para la celebración de la oración de vísperas y la Divina Liturgia, en fines de semana alternados, cediendo para el efecto la iglesia parroquial de la Ribera de Cabanes.

Ultreya diocesana

grinaciones a Santiago, es una expresión que intercambian los peregrinos que se van y los que llegan: “¡Ultreya!”, que significa ‘más allá’. “Hace referencia también a que nunca estamos conformes con lo que tenemos, siempre queremos más”, asegura don José Antonio Gaya, consiliario de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis. Este Movimiento se reúne semanalmente y, además, todos los años tienen un encuentro diocesano, en el que se concentran “de todos los pueblos, y esto es muy importante, porque es una manera muy buena de fomentar una nueva evangelización”, comparte el consiliario. Además, don

José Antonio Gaya informa de que el próximo mes de mayo habrá una Ultreya mundial en Fátima. El encuentro este año es este domingo, 2 de abril, en la parroquia Nuestra Señora de la Esperanza, en Castellón, y durará todo el día, comenzando a las 10:30h con la oración de los laudes y continuando con dos charlas doctrinales, una por parte del consiliario, titulada “Llamados a la Santidad”, y otra por parte de Alberto Barreda, uno de los miembros de Cursillos de Cristiandad. La Ultreya finalizará a las 16h con la celebración de una Eucaristía, presidida por don José Antonio Gaya. (Foto: 51 Ultreya en la Consolación de Vila-real).

JORNADA POR LA VIDA El pasado 25 de marzo se celebraba la Jornada por la Vida del 2017 bajo el lema “La luz de la fe ilumina el atardecer de la Vida”. Para estas jornadas, los obispos españoles lanzaron un mensaje en el que se manifestaba su esfuerzo por transmitir la importancia del cuidado de las personas mayores y enfermas, encomendándolas “a la protección maternal de María”: “Que sepamos aprender de Ella el amor a toda vida humana, especialmente a la más débil y necesitada”. A raíz de ello, transmitieron también un mensaje sobre la visión cristiana del sufrimiento y la enfermedad, en la que hablaron sobre la situación de las personas enfermas en la sociedad actual en palabras textuales de Papa: “Se considera que una persona enferma o discapacitada no puede ser feliz, porque es incapaz de realizar el estilo de vida impuesto por la cultura del placer y de la diversión”. Como contrapunto a esta realidad actual, el Papa Francisco ha expuesto que no sólo existe el sufrimiento físico, ya que “una de las patologías más frecuentes son las que afectan al espíritu”, es un sufrimiento que afecta al ánimo y hace que la persona esté triste “porque está privado de amor”. Es lo que llama “la patología de la tristeza”. Para finalizar, los obispos han transmitido un mensaje consolador respecto a la muerte, explicando que “no es un paso hacia el vacío, sino que consiste en cruzar el umbral de la puerta que da entrada, con la gracia de Dios, a la vida definitiva, al encuentro con el Padre que nos ama”. 7


Edita: Obispado de Segorbe-Castellón Coordinador: D. Yago Gallo Redacción: Guillem Farré (610 493 950) y Miriam Serrano (682 279 123) hpsegorbecastellon@hotmail.com / www.obsegorbecastellon.es C/Gobernador Bermúdez de Castro, 8. 12003. Castellón de la Plana Impresión y reparto: Grupo Zona · Pol. Ind. Ronda Sur, C/ Sierra de Irta · Castellón / Teléfono 964 210 339 · www.grupozona.es

Suplemento del B.O. del Obispado Dep. Legal: CS 971960 Nº 2870

Manuel Moros Patuel, Hermano Mayor del Santo Sepulcro de Burriana

“La piedad popular es fruto del Espíritu Santo que actúa en su Iglesia”

¿Que valor tiene la procesión como anuncio del Evangelio? Las imágenes son la visibilidad de la Palabra, y la cofradía en procesión es la predicación en la calle. ¿Qué pedagogía es propia de la piedad popular para dar a conocer la fe? La fuente de la piedad popular se encuentra en la presencia viva y activa de la fe. Las formas de piedad popular son fruto del Espíritu Santo que actúa en su Iglesia y deben ser consideradas como expresiones de la piedad del pueblo de Dios. ¿Cómo ayuda participar en una cofradía a preparar y vivir la Semana Santa? La Junta Rectora invita a todos los cofrades a compartir el fervor por la pasión de Jesucristo, y la celebración 8

de cerca Papa Francisco

Europa

Este domingo 2 de abril, a las 18h, se celebra la Procesión Diocesana de Semana Santa. Por primera vez la acoge Burriana, y los encargados de organizarla es la Cofradía del Santo Sepulcro, la más antigua de la ciudad. Se fundó en 1903 y cuenta con 390 cofrades. ¿Cómo ha acogido Burriana la organización de la Procesión Diocesana por primera vez? Es un gran honor para la Cofradía del Santo Sepulcro y la ciudad de Burriana poder organizar la XXVI Procesión Diocesana. Es para nosotros una inmensa alegría compartir un hecho tan significativo, que solo ha sido posible con el apoyo de todos los que formamos la Junta Diocesana.

El Papa

Europa encuentra de nuevo esperanza cada vez que pone al hombre en el centro y en el corazón de las instituciones. Considero que esto implica la escucha atenta y confiada de las instancias que provienen tanto de los individuos como de la sociedad y de los pueblos que componen la Unión. Desgraciadamente, a menudo se tiene la sensación de que se está produciendo una «separación afectiva» entre los ciudadanos y las Instituciones europeas, con frecuencia percibidas como lejanas y no atentas a las distintas sensibilidades que constituyen la Unión. de los grandes misterios que integran nuestra fe. ¿Qué experiencia del amor de Dios o cercanía con Cristo se adquiere a través del compromiso en la cofradía? Ser cofrade es más que salir en procesión: es un compromiso. Nosotros, como cristianos y cofrades, estamos llamados a hacer nuestro camino junto con toda la Iglesia. El camino de la fe está abierto para recorrerlo ilusionados, para ir sembrando la semilla del Evangelio que a su tiempo dará su fruto, y recoger el fruto que otros sembraron.

Afirmar la centralidad del hombre significa también encontrar el espíritu de familia, con el que cada uno contribuye libremente, según las propias capacidades y dones, a la casa común. Es oportuno tener presente que Europa es una familia de pueblos y, como en toda buena familia, existen susceptibilidades diferentes, pero todos podrán crecer en la medida en que estén unidos. Discurso a los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la celebración del 60 aniversario del Tratado de Roma. 24 de marzo.

La Hoja del 2 de abril  

Guía para una nueva Semana Santa. "Prepararnos para la Semana Santa", por mons. López Llorente. Visita del Obispo a Lucena del Cid. Convenio...

La Hoja del 2 de abril  

Guía para una nueva Semana Santa. "Prepararnos para la Semana Santa", por mons. López Llorente. Visita del Obispo a Lucena del Cid. Convenio...

Advertisement