Issuu on Google+

hojaparroquial N潞 2.696

Semanario de la Di贸cesis de Segorbe-Castell贸n

1 de diciembre de 2013


El Evangelio del Domingo

“Estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor” Domingo I de Adviento (1ª Semana del Salterio) Primera Lectura Is 2,1-5. Visión de Isaías, hijo de Amos, acerca de Judá y de Jerusalén: Al final de los días estará firme el monte de la casa del Señor en la cima de los montes, encumbrado sobre las montañas. Hacia él confluirán los gentiles, caminarán pueblos numerosos. Dirán: «Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob: él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, de Jerusalén, la palabra del Señor».» Será el árbitro de las naciones, el juez de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la

espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra. Casa de Jacob, ven, caminemos a la luz del Señor. Palabra de Dios. Salmo responsorial Sal 121. R/. Vamos alegres a la casa del Señor. Segunda Lectura Rm 13,11-14a. Hermanos: Daos cuenta del momento en que vivís; ya es hora de despertaros del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. La noche está avanzada, el día se echa encima: dejemos las actividades de las tinieblas y pertrechémonos con las armas

de la luz. Conduzcámonos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas ni borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo. Palabra de Dios. Evangelio Mt 24,37-44. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio, la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre: Dos

hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán. Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejarla abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.» Palabra del Señor. Próxima semana: Domingo II de Adviento Is 11,1-10 / Sal 71 / Rm 15,4-9 / Mt 3,1-12

Primer Sábado de Mes

Asociación Mariana Ejército Azul de Fátima Encuentro en respuesta a la petición de la Virgen de orar en reparación y desagravio por nuestras ofensas y las de todo el mundo 7 de diciembre, a las 18h45 Iglesia de San Agustín (Castellón)

Agenda Diocesana Lunes 2. * Palabra de Vida. Focolares. Parroquia de la Stma. Trinidad (CS). Martes 3. * Visita pastoral parroquia San Jaime de Oropesa del Mar. * Encuentro Interdiocesano de Vida Ascendente. Jueves 5. * Por la tarde visita pastoral a la Parroquia San Jaime de Oropesa del Mar * Inicio del Retiro: La Fe, Camino de comunión con Dios y realización personal. Desierto de las Palmas. Viernes 6. * 13h30 El Espejo de la Iglesia Diocesana COPE 2 // Hoja Parroquial

* Visita pastoral a la Parroquia San Jaime de Oropesa del Mar. Sábado 7. * 10h30 Jornada de presentación de los Equipos de Nuestra Señor para Jóvenes. Parr. De San Cristóbal (CS). * Visita pastoral a la Parroquia San Jaime de Oropesa del Mar. Domingo 8 II de Adviento. Inmaculada Concepción de la Virgen María. * 9h45 Iglesia Noticia en COPE * 10h Profesión religiosa solemne en las Esclavas de Castellón. * 19h Solemne Eucaristía en la solemnidad de la Inmaculada Concepción en la S.I. Catedral de Segorbe.


Tribuna

En Adviento, avivemos la Esperanza Queridos diocesanos: Este domingo comenzamos el Adviento. El Adviento es el tiempo fuerte o especial que la Iglesia nos ofrece para prepararnos a la celebración del nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios, en la Navidad, y a su venida al final de los tiempos. Toda la vida de un cristiano debería ser como un adviento continuado; un tiempo de acogida permanente del Señor que viene a nosotros, a nuestras vidas y a nuestra historia. En nuestro mundo y también en nuestra Iglesia hay signos de obscurecimiento de la verdadera esperanza. El hombre actual está de vuelta de muchas grandes ilusiones y tiene miedo al futuro. Aumentan el invidualismo y el egoismo que conducen a una crisis del ‘nosotros’ y a la pérdida de solidaridad; existe una falta de confianza en el futuro que se muestra en la crisis de la acogida de la vida humana o la difusión del esoterismo. Ahí están también las nuevas pobrezas y la crisis de la familia, fundada

en el matrimonio. licidad, que ninguEs cierto que no na cosa ni persona faltan signos de un creada pueden coldespertar religioso, mar. pero es preocupanEl Adviento, a la te el desalojo de vez que nos prepaDios de la vida de ra a la celebración muchos, o la ‘side la Navidad, la lenciosa y tranquila Mons. Casimiro primera venida del apostasía de las ma- López Llorente * Hijo de Dios, dirisas’ de la fe cristiana ge nuestra atención y de la práctica eclehacia la vida eterna sial. Avanza una cultura ‘de y hacia la espera de la setejas abajo’, cerrada a Dios, gunda venida de Cristo al y una cultura del disfrute de final de los tiempos, cuando lo inmediato y de lo efímero llevará a plenitud su obra en la búsqueda de la felici- de salvación. El y su Reino dad posible. están presentes ya entre noTambién entre cristianos sotros y vienen a nosotros hay una creciente indiferen- en su Palabra y en sus Sacia respecto de la vida eterna cramentos, en los hombres que es la que hace a la exis- y en los acontecimientos de tencia mundana realmente cada día. digna de ser vivida. La vida Jesucristo es el sí definieterna, en la que profesamos tivo de Dios al ser humano creer en el Credo, es la ple- y la esperanza más profunda na unión con Dios mismo; de los hombres. En Cristo, Dios mismo en persona y Dios ha llevado a la humasu visión perfecta, que ilu- nidad a su única y verdadera minará nuestro deseo de plenitud. Por su venida en la conocer, son el premio y el humildad de nuestra carne, término de nuestras fatigas. el Señor realizó el plan de Asimismo, la vida eterna salvación de Dios. En Él, dará una perfecta satisfac- Dios ha restablecido de un ción a nuestro deseo de fe- modo único y definitivo la

comunión con toda la humanidad y con toda la creación. En Él, la humanidad y el cosmos encuentran su sentido y realización últimos; y son purificados y liberados para siempre de la muerte física, social, ética, espiritual y cósmica. Cristo nos guía a la plenitud de la verdad y de la vida, y nos emplaza a ser fieles ‘hasta que El vuelva’. El Adviento es tiempo para reavivar la esperanza teologal. Es la esperanza que arraiga en el amor incondicional de Dios, que huye de los optimismos frívolos, que lleva al compromiso y tiende hacia la plenitud al final del tiempo personal y al final de los tiempos. El cristiano ha de vivir su existencia desde la esperanza de la venida en el presente y en el futuro del Señor Jesús, con una fe viva, hecha obras de amor, con verdadera sed de Dios y con una presencia misionera en el mundo. Con mi afecto y bendición,

(*) Obispo de Segorbe-Castellón

Desde San Juan de Letrán, así habló el Papa Francisco por Juan

Era el día del comienzo de su ministerio en su Catedral como Obispo de Roma. Recogemos algunas de las expresiones de su homilía que con su sencillez habitual emite conceptos profundos y conmovedores. En esta ocasión dijo lo siguiente: “Nosotros, pecadores, somos lo más importante para Dios. Para Él no somos números, somos importantes, es más, somos lo más importante que tiene, aun siendo pecadores, somos lo que más le importa”. Sigue diciendo el Papa: “A mi me produce siempre una gran impresión releer la parábola del Padre misericordioso, porque me infunde siempre una gran esperanza. Pensar en aquel hijo menor que estaba en la casa del Padre era amado y aún así quiere su parte de herencia y se va, lo gasta todo, llega al nivel más bajo, muy lejos del Padre, y cuando ha tocado fondo, siente la nostalgia del calor de la casa paterna, y vuelve. ¿Y el Padre? ¿Había olvidado al hijo? No, nunca. Está allí, lo ve desde lejos, lo estaba esperando cada día, cada momento. Ha estado siempre en su corazón, incluso cuando lo había abandonado. El Padre con pa-

Manuel Gil

ciencia y amor, con esperanza y misericordia, no había dejado ni un momento de pensar en él. Y en cuanto lo ve, todavía lejano, corre a su encuentro y lo abraza con ternura. La ternura de Dios, sin una palabra de reproche. Quisiera subrayar otro elemento: la paciencia de Dios debe encontrar en nosotros la valentía de volver a Él. Sea cual sea el error, sea cual sea el pecado que haya en nuestra vida, como a Tomás que le invitó a meter su mano en sus llagas, a nosotros también nos invita a tener experiencias de su cercanía. Porque también nosotros podemos entrar en las llagas de Jesús, podemos tocarlo realmente, y esto ocurre cada vez que recibimos los santos sacramentos. En las heridas de Jesús se manifiesta el amor inmenso de su corazón. Tomás lo había entendido. ¿Yo puedo también tener mi confianza en mis méritos? No, porque mi único mérito es la misericordia de Dios, que es mucha; acogiéndome a ella también yo tendré méritos abundantes, porque con la misericordia de Dios que es mucha también son muchos mis méritos”.

Sigue comentando el Papa: “Adán, después del pecado, sintió vergüenza, y sin embargo Dios no le abandona. Si con el pecado se inicia nuestro exilio de Dios, hay ya una promesa de vuelta, la posibilidad de volver a Él. Como a Adán, pregunta ¿Dónde estás? Y lo busca. San Pablo nos dice: ¿De qué me puedo enorgullecer sino de mis debilidades y de mi pobreza? Precisamente mirando mi pecado puedo ver y encontrar la misericordia de Dios, su amor, e ir hacia Él para recibir su perdón. En mi vida personal –dice el Papal he visto muchas veces el rostro misericordioso de Dios, su paciencia. Y he visto también en muchas personas la determinación de entrar en las llagas de Jesús diciéndoles: Señor, estoy aquí, acepta mi pobreza, esconde en tus llagas mi pecado y lávalo con tu Sangre. Y ha visto siempre que Dios lo ha hecho, ha acogido, consolado, lavado, amado”. Preciosas palabras del Papa que nos invitan a correr hacia Jesús y decirle también: Señor, aquí me tienes, sáname, hazme mejor discípulo tuyo. Hoja Parroquial // 3


Reportaje

Los niños ayud G. FARRÉ. CASTELLÓN.

Hoy, Domingo, comienza el Adviento y una nueva etapa en el recorrido de formación y compromiso misionero que cada año se propone a los niños de entre 8 y 12 años. Este año el tema es “Los niños ayudan a los niños”, y el sábado unos quinientos pequeños misioneros lo han puesto en práctica en el XIII Encuentro Diocesano que acoge el Seminario Mater Dei. La jornada tiene su fuente en la Eucaristía, desde donde sale el impulso para los diversos talleres (ver cuadro adjunto) que llevarán a los participantes a reconocer sus dones, descubrir cómo ayudar a los niños de

otros continentes, realizar acciones concretas, y orar por esta misión. El encuentro no es uno más. Llega después de haber puesto la mirada durante cinco años por los diversos continentes. Este viaje comenzó en 2009 a raíz del III Encuentro Nacional de la Infancia Misionera, en el que un centenar de jóvenes de la Diócesis se unieron a unos miles más. Junto con sus padres y educadores se proclamaron misioneros y se comprometieron a vivir la experiencia de la universalidad. Reforzaban así uno de los fundamentos de este movimiento que comenzó a mediados del siglo XIX a iniciativa del obispo

2. Un paseo por los continentes Ameáfrica pondrá en práctica la ayuda entre niños de diversos continentes: organizados en cinco grupos, participarán en juegos y actividades de requieren el trabajo en equipo, la ayuda mutua, y habilidades y valores.

2

¿Qué tienes de más que les falta a otros niños? ........................................

4. La importancia de la Oración La parroquia de Nules organiza este taller en el que María e pañera que necesita nuestra ayuda, pero hay una pared que nos gar a ella. Habrá que vencer la pereza en un camino lleno de obst llegar a la oración, donde están escondidas las claves para supera

¿Os atrevéis a superar esta prueba y llegar hasta María? ................................................................................................... 4 // Hoja Parroquial


dan a los niños francés Carlos Augusto Forbin-Janson: Conmovido por las noticias que llegaban de los misioneros de Extremo Oriente recibe la certeza de que los niños pueden convertirse en verdaderos misioneros de otros niños. Nace así un cauce de solidaridad que en 1921 el Papa Pío XI asumió como propio, y que Pío XII instituyó como jornada mundial en 1950. La pedagogía de la Infancia Misionera permite situarse ante un ideal de vida, reconocer en Jesús una luz nueva para el corazón, la voluntad y las motivaciones, descubrir y decidir una primera llamada a la misión, hablar de Jesús en su ambiente

y crecer en la acogida de todos. El lema de este año, “Los niños ayudan a los niños”, responde a la necesidad más urgente que nunca de esta solidaridad a nivel mundial. El corazón de un niño no tiene fronteras, y se ve bien cuando se difunden noticias de catástrofes en las que se hace visible el sufrimiento de muchos otros pequeños, como ha sido el caso reciente del tifón Haiyan en Filipinas. Un mínimo proceso formativo y la experiencia de la felicidad que da la caridad evangélica, sigue impulsando esta corriente que en la Diócesis sigue trabajando para crecer año a año.

Talleres 1 3

1. Los dones que Dios nos da La parroquia de San Vicente de Castellón explica la infancia de Jesús a partir de una figura en la que, en un segundo momento, los niños podrán fotografiarse asumiendo las manos y actitudes de Jesús. ¿En qué quieres parecerte a Jesús? ...................................................

4 5

es una comimpide lletáculos para ar la pared.

5. El Reino lo construimos entre todos A través de la una obra de teatro que representarán los participantes, la parroquia de Nules propone ejercitar cualidades como estar atentos, altruismo y disponibilidad. Al final, el niño misionero conseguirá el premio de una medalla.

..................

¿Somos capaces de descubrir a nuestro alrededor niños misioneros? ............................................................................................................

3. Cuenta conmigo Guiados por las hermanas de la Consolación, los niños tendrán que encontrar soluciones a situaciones de diferentes ámbitos en los que otros niños pueden tener dificultades familiares, de aprendizaje, de amistad… ¿Qué puedes aportar para hacer un mundo mejor? ................................................... Hoja Parroquial // 5


Vida Diocesana

Segorbe-Castellón clausura el Año de la Fe con una celebración gozosa y multitudinaria REDACCIÓN. CASTELLÓN.

La Diócesis de SegorbeCastellón ha clausurado el Año de la Fe con una jornada de Acción de Gracias que ha estado marcada por la celebración gozosa y multitudinaria de este evento que Benedicto XVI declaró en octubre del 2012, y que el Papa Francisco concluyó el domingo, fiesta de Cristo Rey. Mons. Casimiro López Llorente ha declarado que la participación en este encuentro de fieles de todas las demarcaciones de la Diócesis es un fruto del Año de la Fe. También ha animado a una perseverancia creativa y a decidirse por una pastoral

Homilía del Obispo durante la misa de Acción de Gracias

de misión. La jornada comenzó con una convocatoria por arciprestazgos en cuatros iglesias centrales de Castellón. La primera parte de la celebración de acción de gracias consistió en un tiem-

po de oración y la difusión de testimonios sobre lo que representa la fe en la vida de niños, jóvenes, matrimonios, religiosos, enfermos, sacerdotes y el propio obispo. Antes de salir en una procesión festiva hacia la

Concatedral, los cuatro grupos profesaron su fe recitando solemnemente el Credo. Ya en Santa María, fue necesario ir acomodando los asistentes por todos los recovecos del templo, ocupando hasta las escalinatas del presbiterio. Algún sacerdote declaraba que nunca había visto tan llena la Concatedral. Al final de la celebración, en la que intervino el coro de Onda y un equipo de cantores de las Comunidades Neocatecumenales en la parte musical, los fieles completaron la jornada con una comida fraterna en la Pérgola, y concluyeron con la actuación del grupo cristiano Karmel, de Vila-real.

¿Y ahora? Examinarse, perseverar y salir en misión

REDACCIÓN. CASTELLÓN.

Una vez concluido el Año de la Fe, el Obispo, mons. Casimiro López Llorente, ha invitado a acoger la Palabra de Dios que se dirige a los fieles invitando a examinarse sobre cómo se ha vivido este año. El objetivo es poder comprometerse de nuevo en perseverar en la vida de fe, y así salir en misión pasando de una

6 // Hoja Parroquial

pastoral de mantenimiento a otra que, como dice el Papa Francisco, “salga a las periferias existenciales”. En primer lugar hay que hacer balance sobre cómo se ha conseguido lo que pedía Benedicto XVI al convocar este año: “redescubrir el camino de la fe para recuperar la alegría y el entusiasmo del encuentro con el Señor”. A continuación, Mons. López

Llorente invita a perseverar, con una fidelidad que sea frescura del Evangelio, con una vivencia más radical y arraigada en Cristo. Para ello, los medios son la oración, la liturgia y los sacramentos, y una caridad activa. El objetivo final es ser misioneros, ya que “todos estamos enviados a ser testigos de Jesucristo que sana, cura y salva”. Para

ello, el Obispo advertía que “todos necesitamos una conversión pastoral, para pasar de un estado de conservación a uno de misión”. Mons. López Llorente concluía afirmando que la mejor manera de ser misionero es por el testimonio de la vida: “Que la gente pueda decir ‘mirad cómo se aman’, y también ‘mirad cómo aman a los necesitados’”.


Vida Diocesana

Vivencias de la Jornada de Acción de Gracias

Acogida

Participación

Profesión de Fe

Fe orante

Alegría

Fe en marcha

Recuerdo de los mártires

Fe celebrada

Testimonios del Año de la Fe, Parte I capturando el código QR

Parte II

Parte III

Hoja Parroquial // 7


Suplemento del B.O. del Obispado

hojaparroquial

Dep. Legal: CS 97-1960

Edita: Obispado de Segorbe-Castellón Director: Juan Manuel Gil Coordinador: Josep Miquel Francés Redacción: Guillem Farré. Oficina de Prensa: Teléfono 964 222 819 / Fax: 964 722 018 / mcssegorbecastellon@planalfa.es / hpsegorbecastellon@hotmail.com / www.obsegorbecastellon.es Impresión y reparto: Gràfiques Color Imprés, s.l.u. Pol. Ind. Fadrell, nave 75. 12005 Castellón / Teléfono 964 255 100

Mª Antonia Arnau Pilar, catequista misionera

“Dios habla a cada niño” hablarles. Ahora, mi punto como misionera es favorecer el espacio para que eso fluya.

G. FARRÉ. NULES.

Mª Antonia Arnau (1978, Nules) siempre ha tenido la inquietud misionera. Desde pequeña se ofrecía para colaborar, y entre 2007 y 2009 materializó una experiencia con las Hermanas Blancas en Mali. Desde su regreso, está comprometida con la parroquia de Nules en diversos ámbitos de catequesis, y también participa en la Delegación Diocesana de Misiones. ¿Qué conservas del tiempo vivido en Mali? El encuentro con la gente, la vida con sencillez. Aprender a compartir lo que cada uno tiene y ser feliz con eso… todo eso me he traído de Mali Siempre he tenido la inquietud de la misión, y durante mi proceso de fe en la comunidad cristiana donde he madurando he ido concretando esta inquietud de diversas maneras; una de esas concreciones me llevó a África. Fui con la ilusión de salir al encuentro del otro y compartir lo que he tenido la suerte de recibir, y ésta es también la riqueza con la que me he vuelto. ¿Qué es lo esencial de una

actitud misionera? El encuentro con los misioneros me ha ayudado a descubrir las características de esa vida: En primer lugar son personas que rezan y que actúan desde la oración. Otra actitud importante sería “estar”, y también “actuar” al sentirse interpelados por una situación muchas veces dura. Y además son hombres y mujeres que se sacrifican y que confían en Dios. ¿Cómo se transmite a los niños la llamada misio-

nera? Miro mi propia historia, y recuerdo cómo desde pequeña leía “Aguiluchos”, una revista misionera para niños, donde me llamaba la atención cómo animaban a ponerse en contacto con ellos a quienes tenían actitudes misioneras. Ya de más mayor empecé a buscar. Dios habla a cada niño, pero hay que ofrecer los medios. La Jornada de la Infancia Misionera de este sábado, o la dinamización misionera en las parroquias son medios por los que Dios puede

¿Qué características tiene la vida misionera de un niño? El otro día, dando catequesis, estábamos hablando de colaborar en la Iglesia, y decíamos que los cristianos estamos encargados de seguir la misión de Jesús. Profundizando un poco más, pregunté qué significa la misión y uno contestó: “Está claro, ya lo dice la canción: somos misioneros, tenemos una misión, queremos ver el mundo lleno, lleno de amor, lleno, lleno de Dios”. Para los niños la vocación misionera es salir de ellos e ir hacia los otros para ofrecer ese amor y cariño. ¿Cómo pueden vivir esta vocación en su ambiente? Una cualidad necesaria es estar atento, porque a su alrededor hay personas y niños que necesitan de él. Otra sería “gastar su tiempo” en el otro, en vez de perderlo jugando en la Play. Y un tercer valor sería sacrificar y prescindir por el otro, como una niña que su regalo de comunión fue traer una niña de África para operarla en España.


Hoja Parroquial del 1 de diciembre de 2013