Page 1

laHoja PARROQUIAL

SEGORBE-CASTELLÓN

16 Abril 2017

CRISTO VIVE EN TU PARROQUIA Charlas sobre la música en la liturgia Obispado y Diputación firman un convenio para la conservación del Patrimonio Lucía Garijo “Tú no eres tus heridas, no estás condenado a vivir bajo ese peso” www.obsegorbecastellon.es

@segorbecastello

Diócesis Segorbe-Castellón


Palabra de Dios “Había de resucitar de entre los muertos” Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor

Agenda Abril

1ª lectura: Hch 10, 34a. 37-43 En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: «Vosotros conocéis lo que sucedió en toda Judea, comenzando por Galilea, después del bautismo que predicó Juan. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en la tierra de los judíos y en Jerusalén. A este lo mataron, colgándolo de un madero. Pero Dios lo resucitó al tercer día y le concedió la gracia de manifestarse, no a todo el pueblo, sino a los testigos designados por Dios: a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de su resurrección de entre los muertos. Nos encargó predicar al pueblo, dando solemne testimonio de que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. De él dan testimonio todos los profetas: que todos los que creen en él reciben, por su nombre, el perdón de los pecados». 17 18 19 20 21 22 23

VIERNES 21. · 13:30 h.: El Espejo en COPE Castellón. DOMINGO 23. II DE PASCUA. DIVINA MISERICORDIA · 9:45 h. Iglesia Noticia en COPE Castellón. · 17:00 h. Lectura continuada del Evangelio según San Mateo. Concatedral de Santa María (Castellón). Vicaría de Pastoral. · · · ·

Eventos Diocesanos Parroquia Jóvenes / Familia Formación / Espiritualidad · Cultura / Tradición 2

R. Este es el día que hizo el Señor: sea nuestra alegría y nuestro gozo. 2ª lectura: Col 3, 1-4 Hermanos: Si habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes de allá arriba, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios; aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra. Porque habéis muerto; y vuestra vida está con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo, vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis gloriosos, juntamente con él. Secuencia Ofrezcan los cristianos ofrendas de alabanza a gloria de la Víctima propicia de la Pascua. Cordero sin pecado que a las ovejas salva, a Dios y a los culpables unió con nueva alianza. Lucharon vida y muerte en singular batalla, y, muerto el que es la Vida, triunfante se levanta. «¿Qué has visto de camino, María, en la mañana?». «A mi Señor glorioso, la tumba abando-

Mons. Casimiro López

Llorente

nada, los ángeles testigos, sudarios y mortaja. ¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!. Venid a Galilea, allí el Señor aguarda; allí veréis los suyos la gloria de la Pascua.». Primicia de los muertos, sabemos por tu gracia que estás resucitado; la muerte en ti no manda. Rey vencedor, apiádate de la miseria humana y da a tus fieles parte en tu victoria santa. Salmo: Sal 117, 1-2. l6ab-17. 22-23

El foco

Evangelio: Jn 20, 1-9 El primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto. » Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; e, inclinándose, vio los lienzos tendidos; pero no entró. Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.

Obispo de Segorbe-Castellón

Cristo ha resucitado verdaderamente, por nosotros rimentado. Este encuentro es tan fuerte que hace de ellos la comunidad de discípulos misioneros del Señor, que nada ni nadie podrá ya parar.

Queridos diocesanos: En el Triduo Pascual hemos celebrado la pasión, muerte y resurrección del Señor. Las tres son inseparables: el mismo Jesús que padeció y murió, ha resucitado y vive para siempre. Jesús ya no está en el lugar de los muertos. Su cuerpo enterrado el Viernes Santo ya no está en el sepulcro frío y oscuro, donde las mujeres lo buscan al despuntar el primer día de la semana. “El no está aquí: Ha resucitado”, les dice el ángel. El Ungido ya perfuma el universo y lo ilumina con nueva luz. Cristo Jesús vive glorioso. Esta es la gran verdad que llena de contenido nuestra fe pascual. El que murió en la cruz, ha resucitado. Ha triunfado sobre el pecado y la muerte. Jesús no es una figura que pasó, que existió en un tiempo y que se fue, dejándonos un recuerdo y un ejemplo maravillosos. Cristo Jesús vive glorioso junto a Dios. Su resurrección no es la vuelta a esta vida para volver a morir, sino el paso a una vida gloriosa e inmortal. Pascua significa precisamente el paso del Señor Jesús a través de la muerte a la vida gloriosa, para liberarnos de la esclavitud del pecado y de la muerte, de la tristeza y del egoísmo, de la indiferencia hacia Dios y hacia el prójimo. Sin resurrección, la pasión y la muerte quedarían incompletas; serían la expresión de un fracaso. Pero

Cristo ha resucitado. Es un hecho real, que, sucedido en la historia, traspasa el tiempo y el espacio. No es una invención, fruto de la fantasía de unas mujeres crédulas o de la profunda frustración de sus discípulos. La Resurrección de Jesús es un acontecimiento histórico y real, que sucede una vez y para siempre. El que murió bajo Poncio Pilato, éste y no otro, es el Señor resucitado. La resurrección de Cristo es la clave para interpretar toda su vida y el fundamento de nuestra fe. Sin esa victoria sobre la muerte, dice San Pablo, nuestra fe estaría vacía de contenido. La resurrección de Cristo es tan importante que los Apóstoles son, ante todo, testigos de la resurrección. Anuncian que Cristo vive, y este es el núcleo de toda su predicación. Todo ha sucedido por nosotros, por nuestros pecados, para nuestra redención y para nuestra salvación; para que todo el que cree en él tenga vida eterna, la vida misma de Dios, que es fuente de alegría, aliento y esperanza.

Este Jesús, una vez resucitado, salió al encuentro de sus discípulos: se les apareció y se dejó ver por ellos, caminó y comió con ellos. A Tomás, que dudaba de lo que le decían sus compañeros, le invitó Jesús Resucitado a tocar las llagas de sus manos y meter su mano en la hendidura de su costado. Y Tomás creyó que el Resucitado era el mismo que el Crucificado. Los discípulos se encontraron personalmente y en grupo con el Señor resucitado. Fue un encuentro real, con una persona viva, y no una fantasía. Esta experiencia fue tan penetrante que tocó a sus personas en su mismo centro vital: pasaron del miedo a la

Como entonces, el Señor resucitado sale hoy a nuestro encuentro. El nos invita a todos a dejarnos encontrar o reencontrar personalmente por Él para fortalecer o recuperar la alegría de la Pascua: la alegría de sabernos amados personal e infinitamente por Dios en su Hijo, Jesús, crucificado y resucitado, para que en Él tengamos vida. Este encuentro es posible: el Resucitado nos espera especialmente en los pobres, en su Iglesia, en su Palabra, en la Eucaristía y en el sacramento de la Penitencia, en la oración, en la comunidad de su Iglesia. Nuestra alegría pascual será completa, si nos dejamos encontrar y transformar por el Señor resucitado; sólo así resucitaremos también con Él a una Vida nueva, ya ahora. Es la vida de comunión con Dios y con los demás que lleva a promover

“El Resucitado nos espera especialmente en los pobres, en su Iglesia, en su Palabra, en la Eucaristía y en el sacramento de la Penitencia, en la oración, en la comunidad de su Iglesia” alegría, de la decepción a la esperanza. Este encuentro transformó su existencia para siempre y los cambió en su comportamiento individual y comunitario: los movilizó e impulsó a contar con temple y aguante lo que han vivido y expe-

la vida y la dignidad de todo ser humano y a vivir con esperanza. Dejemos que el Resucitado entre en nuestra vida y haga de nosotros sus discípulos misioneros. ¡Feliz Pascua de Resurrección para todos! Con mi afecto y bendición. 3


Punto de mira

Punto de mira

Cristo vive en tu parroquia

CLAVES PARA SER COMUNIDADES RESUCITADAS Encuentro con Cristo D. Jordi Mas afirma que es necesaria “una relación personal y viva con Dios a través de la oración y de los sacramentos”. Y D. Antonio Caja insiste: “Sin oración es imposible. Hay que poner a rezar a la gente”.

Relación personal “Cuando la gente se encuentra con Cristo no siente su ser cristiano como una cosa social, un trámite o un cumplimiento, sino como algo real por el que pertenece a una comunidad que camina con ella”, asegura D. Javier Aparici.

El centro del anuncio Que sea Jesucristo, sin miedo ni reparo en decir que el mundo lo necesita y que es la solución que la gente está esperando, aunque no lo sepan.

Formación viva Es necesario un interés constante por una formación que permita descubrir a este Jesús vivo que se manifiesta en la vida personal y que se comparte en comunidad.

son un signo de comunidad viva: “La gente viene por la formación, pero pide el encuentro con Jesucristo en la oración”. El párroco de San Jaime y Vicario de pastoral reconoce que las parroquias siguen cumpliendo una función social con determinados ritos y sacramentos, y esto no siempre se corresponde con una “comunidad reunida”. Sin embargo, “cuando se reúne la comunidad se nota en-

seguida por los ministerios que se ponen al servicio y la participación de la gente”.

vida nueva, un nuevo planteamiento para reorientar la propia existencia gracias a la experiencia de la presencia viva de Dios que acompaña y refuerza”.

hecho a imagen y semejanza de Dios. Mira qué mundo se inaugura en este día, este día que el Señor ha hecho”.

Por la tarde de tal día como hoy, primero de la semana, un grupo de creyentes estaban reunidos compartiendo vivencias personales. Había agitación, porque acababan de pasar por una experiencia traumática. No serían más de 20 o 30 personas. Y de repente, Jesús se presentó en medio de ellos y les dice: “Paz a vosotros”. Es el evangelio del jueves de la Octava de Pascua (Lc 24,35-48). Pero también es la realidad profunda de las comunidades parroquiales. Sí: Cristo sale al encuentro y está vivo en las parroquias.

A veces la experiencia cotidiana parece haberse quedado en el Viernes o el Sábado Santos sin Domingo de Pascua. Por eso el Papa promueve una conversión personal y pastoral: “Quiero dirigirme a los fieles cristianos, para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años” (cf. Evangelii Gaudium 1.). La Dióce4

sis se ha comprometido en este desafío y avanza con paso firme. D. Antonio Caja, párroco de San Francisco de Castellón, lleva esta inquietud desde hace una década. Tras ocho años en San Vicente de Almazora, comenzó a plantearse cómo la comunidad parroquial podía manifestar mejor la vida del Resucitado: “Veía que la pastoral de mantenimiento no fun-

cionaba, y entonces busqué maneras nuevas para ser una parroquia evangelizada y evangelizadora”. Desde el curso pasado impulsa un plan a diez años vista que comienza, precisamente, por el encuentro con Cristo. “Lucho para que haya luz y que las puertas estén abiertas a todos, y no me refiero solo a una apertura física”, sentencia durante una entrevista en la que el despacho no está cerrado y

las llamadas son continuas. Hace quince días unas 70 personas se encontraron para orar y cenar en Vilareal. Desde hace dos años se reúnen en la Arciprestal de San Jaime para trabajar diversos documentos del Papa. Comenzaron por la Evangelii Gaudium, y este curso profundizan la Amoris Laetitia. Quizás representen un 15% de los bautizados de la parroquia, pero para D. Javier Aparici

La comunidad de D. Jordi Mas es particular. Hace nueve años que no tiene a cargo una parroquia convencional. Sus feligreses son los reclusos del centro penitenciario Castellón II, en Albocácer. “Descubro experiencias concretas de reinserción, es decir, una capacidad de afrontar una

En el siglo IV, San Gregorio de Niza escribía en una homilía pascual: “Hoy es el primer día de otra creación. En este día, Dios crea un cielo nuevo y una tierra nueva. En este día es creado el hombre verdadero,

Todos coinciden en que la renovación de las parroquias es obra de Dios, del Resucitado que está realmente presente en las comunidades. En tu parroquia también: “Hoy es el primer día de otra creación” porque Cristo vive en ella. 5


El pulso de la Diócesis Charlas sobre la música

El pulso de la Diócesis

en la liturgia

Como todos los años, la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de L’Alcora ofrece dos charlas cuaresmales previas a la Semana Santa. Este año, los encuentros tuvieron lugar los días 27 y 28 de marzo, en las que D. Antoni Melià, cura de Albocácer, habló sobre la música en la liturgia. A las charlas acudieron alrededor de

ochenta personas que valoraron positivamente los encuentros, ya que aseguran “ayudarles a vivir y comprender mejor su participación e implicación en la liturgia”. El párroco de Ntra. Señora de la Asunción, don Jose Aparici, reconoce que “tanto la música como la letra deben llevarnos a entrar plenamente en la celebración”.

Convivencia de jóvenes Los días 31 de marzo y 1 de abril, el grupo de confirmación de la parroquia de Jesús Obrero de La Vall d’Uixó se retiró al albergue Argentina de Benicasim para realizar una ‘pre Semana Santa’, una preparación para la semana que acabamos de vivir. Durante la convivencia, en la que participaron 17 jóvenes de entre 13 y 14 años, revivieron el momento de la Eucaristía, donde se les explicó el origen de

BREVES

EL MOVIMIENTO DE LA CONSOLACIÓN EN VIVER El primer fin de semana de abril, los niños del Movimiento La Consolación del colegio l’Alcora tuvieron una convivencia en Viver que centró su tema principal en los talentos. El Delegado de Infancia y Juventud, don José Miguel Sala, explicó que “los 6

Obispado y Diputación firman un convenio para la

la misma, haciendo referencia a la Última Cena, la Pascua y el sentido y el don del Espíritu Santo a modo de catequesis previa a recibir el Sacramento de la Confirmación el próximo 28 de mayo. Durante los dos días, los jóvenes pudieron vivir en oración, en silencio, en contemplación, y recibieron catequesis donde se les explicó el sentido de las diferentes etapas de la pasión, muerte y resurrección talentos nos los da el Señor para que los pongamos al servicio de los demás”. Durante las jornadas, que organizaron varios profesores del colegio, como María Chiva y Raúl Rodríguez junto a otros monitores, los jóvenes pudieron disfrutar de sesiones de oración y talleres en relación a este tema, y concluyeron el fin de semana con una Eucaristía presidida por don José Miguel Sala. VIGILIA DE ADORACIÓN A CRISTO CRUCIFICADO La noche del pasado viernes, 7 de abril, tuvo lugar una Vigilia de adoración, de silencio, de contemplación y de escucha de la Palabra, a la que se responde con cantos

de Confirmación

de Jesús. Además, también realizaron una meditación especial, sacada de la Madre Teresa de Calcuta, que habla sobre “la sed de Jesús de amor hacia nosotros, que está a la puerta de nuestro corazón, llamándonos para que nos dejemos amar”, confiesa el párroco de Jesús Obrero, don Vicente Esteller, que vivió de Taizé, en la parroquia de El Salvador, en Castellón. “Para penetrar en el Misterio del Crucificado, necesitamos orar, y ese es el sentido de esta Vigilia”, asegura el párroco, don Joan Llidó, que explica que durante esta adoración, toda la Iglesia se queda en penumbra y los presentes se sientan alrededor de la imagen del Cristo de la Misericordia, iluminada y situada en medio de la asamblea.

conservación del patrimonio

Los obispados de Segorbe-Castellón y Tortosa han firmado un convenio con la Diputación de Castellón para la restauración y conservación de los bienes muebles. Durante el acto, también se han presentado 25 piezas de orfebrería que el ente

provincial ha recuperado. Tanto mons. Casimiro López Llorente como mons. Enrique Benavent, obispo de la Diócesis vecina, han coincidido en destacar el significado religioso de las obras junto con su valor como bien cultural.El presidente de la Diputación,

Aniversario del estos días con los futuros confirmandos. “Fue un tiempo fundamental para conocerse más, convivir y revivir la experiencia de Cristo Resucitado antes de la Pascua”, reconoce. SEPTENARIO EN MONTÁN La primera semana de abril, del 1 al 7, los fieles del pueblo de Montán pudieron disfrutar del Septenario en el que, cada día, se cantaron los dolores de la Virgen, la Salve y los Gozos que se remontan a los Padres Servitas. Estos siete días concluyeron con una procesión con la Imagen de la Patrona, la Virgen de los Dolores, y una Misa Solemne que celebró el párroco, don José Miguel Sala, el cual agradece a “todos los fieles de la parroquia que con ilusión han preparado un año más este tradicional Septenario”. Además, el párroco invita a toda la Diócesis a acercarse el próximo año a vivir con toda la Comunidad parroquial este acto.

El viernes próximo, 21 de abril, se celebrará en la cripta de la Concatedral de Santa María una misa aniversario por la muerte de mons. José María Cases Deordal, obispo de Segorbe Castellón de 1972 a 1996. La eucaristía será a las 11h y estará presidida por mn. Joan Güell, que fue su secretario y sucesor al frente de los Grupos de Oración y Amistad, el movimiento fundado por el

Javier Moliner, ha reconocido que “el mayor patrimonio histórico que tiene los 135 pueblos de la Provincia es arte sacro”, y que por esto la aportación de la Iglesia es fundamental no solo en valor patrimonial, sino también de identidad: “Nuestra cultura tiene unos fundamentos cristianos tremendamente fuertes, que aúna la gente aunque las creencias sean diversas”, declaraba. Inma Traver, técnica de restauración, ha explicado la intervención en las 25 obras presentadas, entre

las que habían piezas de las parroquias de la Natividad de Almazora, Sot del Ferrer, y San Cristóbal y San Vicente de Castelló. En algunos casos se han pasado los objetos sagrados por rayos X para conseguir información de la estructura, antes de desmontarlos para su limpieza y restauración. Una de las más complejas ha sido la custodia de Sot del Ferrer, que tiene más de 100 piezas, declaraba Traver quien aseguraba que si estas obras han llegado a nuestros días ha sido por la función devocional.

Obispo Cases

prelado. Nacido en Santa Eulàlia de Riuprimer (Barcelona) en 1919, se licenció en Teología e Historia de la Iglesia por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, y fue ordenado sacerdote en Girona, en 1943. Durante su ministerio episcopal reestructuró la Diócesis en vicarías territoriales y reordenó los arciprestazgos. Creó nuevas parro-

quias en las localidades industriales con gran crecimiento demográfico y equipos de atención en los núcleos del interior con fuerte

despoblación. Impulsó la finalización de las obras de Santa María y potenció la pastoral de los enfermos y de las personas mayores.

7


Edita: Obispado de Segorbe-Castellón Coordinador: D. Yago Gallo Redacción: Guillem Farré (610 493 950) y Miriam Serrano (682 279 123) hpsegorbecastellon@hotmail.com / www.obsegorbecastellon.es C/Gobernador Bermúdez de Castro, 8. 12003. Castellón de la Plana Impresión y reparto: Grupo Zona · Pol. Ind. Ronda Sur, C/ Sierra de Irta · Castellón / Teléfono 964 210 339 · www.grupozona.es

Suplemento del B.O. del Obispado Dep. Legal: CS 971960 Nº 2872

Lucía Garijo, estudiante de Bellas Artes en Valencia.

“Tú no eres tus heridas, no estás condenado a vivir bajo ese peso” Lucía es una joven estudiante de Bellas Artes en Valencia que, durante sus años en la Facultad y como respuesta a los interrogantes sobre cuestiones existenciales que se formulaba ella misma y los compañeros de su clase, decidió grabar algunos vídeos sobre el sentido del hombre y la mujer, el placer, o las heridas. ¿La fuente? La “Teología del Cuerpo”, un Oratorio de Universitarios promovido por los Cooperadores de la Verdad en Valencia. El último vídeo está, actualmente, dando la vuelta a España por petición popular a los jóvenes del Oratorio. ¿Cuál es el origen de esta historia? Yo estudio Bellas Artes. Siempre he sido una persona con muchísimas inquietudes, con una búsqueda interior muy grande. En la Facultad me di cuenta de que la gente también tenía esas inquietudes, pero lo expresaban de una manera muy fea, depresiva y angustiosa. Todo fruto de una búsqueda, pero al no tener respuestas, todo era muerte, y así expresaban su arte. A mí se me conmovía el corazón porque decía ‘te entiendo perfectamente’. El gran ingrediente de esta historia es lo que yo he vivido, paralelamente a esta situación que cuento en la Facultad, en el Oratorio de Universitarios de los Cooperadores de la Verdad, que se llama Oratorio Universitario San Juan Pablo II. Es un lugar donde los jóvenes vamos, nos reunimos, hacemos peregrinaciones, y lo que estamos recibiendo desde hace dos años es lo que se llama la “Teología del Cuerpo”. Es una bomba, y si tú la vives, lo cambia todo: empezamos a curar nuestras heridas, fueron cambiado todas nuestras relaciones, con tu propio cuerpo, con tus amigos, con los chicos, con los estudios, con el futuro, con el pasado, con la manera de 8

vivir el presente, con el sentido de ser hombre y de ser mujer, con el sentido del sufrimiento... Muchísimas cosas que hemos ido descubriendo que nos han enamorado y nos han sanado. Yo vivía estas dos cosas a la vez: el ambiente de la Facultad y la Teología del Cuerpo. Claro, yo veía que mis compañeros de universidad lo que necesitaban era precisamente eso, lo que yo estaba recibiendo. En ese momento tenía el problema y la solución a la vez, las preguntas y las respuestas dándose al mismo tiempo. Así que lo que hice fue, en categoría de trabajo de clase, vídeos que respondían a situaciones concretas que yo vivía en el aula: el sentido del hombre, la mujer, el placer, el instinto, el impulso sexual... Y ahora vas por ciudades exponiendo el último vídeo y dando charlas a cientos de personas... Sí. A raíz de recibir la Teología del Cuerpo, decidí realizar mi TFG sobre ella y expresarlo en forma de documental ya que estoy especializada en audiovisuales. El trabajo se llama AL PRINCIPIO NO ERA ASÍ, y habla fundamentalmente de las heridas.

Yo jamás pensé que la gente luego vendría a pedirme que fuera a otros sitios a exponerlo y a contar mi experiencia del Oratorio. De hecho, me asusté muchísimo, acudí al Oratorio de Universitarios que es de donde había surgido todo, consultamos a otros jóvenes y se formó un grupo de 20 para llevar a cabo esta evangelización y testimonio de la Teología del Cuerpo. Actualmente hemos hecho más de 30 exposiciones por varias ciudades de España. ¿El hombre y la mujer, nacen o se hacen? Nacen. Todo tu cuerpo, desde el primer momento, te está diciendo quién eres. Te revela la identidad. El cuerpo no se construye, y es la expresión de lo que eres por dentro. ¿Qué opinas del sufrimiento? En nuestras heridas es donde nos hemos encontrado con el amor. En lo más cutre de nosotros mismos, en lo que yo no podía abrazar, ahí he encontrado el amor. Y eso es muy fuerte, eso cura. Las heridas, que era aquello que nosotros no podíamos amar, resulta que es algo muy valioso, porque gracias a que nosotros tenemos heridas, podemos hablar y dar testimonio de Dios desde nuestra pequeñez. Una cosa muy importante que hemos descubierto con todo esto es que tú no eres tus heridas, no te definen, no estás condenado a vivir bajo el peso de todo eso. Lo que eres, es que eres amado. Un don de Dios.

El Papa

de cerca Papa Francisco

Sembradores de la resurrección El apóstol Pedro nos invita a dar razones de la esperanza que habita en nuestros corazones. Esta esperanza no es un concepto ni un sentimiento, sino una persona, Jesús resucitado, que, desde nuestro bautismo, vive en nosotros, renueva nuestra vida y nos colma con su amor y con la plenitud del Espíritu Santo. Este tesoro no podemos ocultarlo, tenemos que compartirlo y darlo a conocer con el testimonio de nuestra vida. Es necesario que la esperanza tome la forma de dulzura y de bondad para con el prójimo, y también de perdón para los que nos han hecho daño, convencidos que el mal solamente se vence con la humildad y la misericordia. San Pedro nos dice además que es mejor sufrir haciendo el bien que haciendo el mal, porque cuando sufrimos por el bien, estamos en comunión con Jesús, que aceptó el sufrimiento por nuestra salvación. Cuando vivimos esta realidad, nos convertimos en sembradores de la resurrección, y en portadores de un perdón y de una bendición que son el anuncio del amor sin medida de Dios, fundamento de nuestra esperanza.

Audiencia General del 5 de abril.

La Hoja del 16 de abril, Domingo de Resurrección  

Cristo vive en tu parroquia. "Cristo ha resucitado verdaderamente, por nosotros", por mons. López Llorente. La música en la liturgia. Conven...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you