Issuu on Google+

hojaparroquial N潞 2.627

Semanario de la Di贸cesis de Segorbe-Castell贸n

1 de julio de 2012


Reportaje

La gloria de Dios en la carretera G. FARRÉ.

El domingo próximo, en vísperas a la fiesta de San Cristóbal, se celebra la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico. Desde la Comisión Episcopal de Migraciones, que está encargada también de la pastoral de la carretera, este año se ha escogido por lema una cita de San Ireneo, obispo y mártir del s. II: “La gloria de Dios es la Vida del hombre”, y se exhorta a cuidarla al volante. Mons. Ciriaco Benavente, obispo presidente de la Comisión, explica que “el carácter sagrado del hombre y de la vida humana ha sido reconocido y defendido siempre por la Iglesia. Sería bueno que lo recordáramos en toda ocasión y de manera especial cuando nos ponemos al volante, para que, atentos y vigilantes, no pongamos nunca en peligro ni la propia

vida ni la ajena”. El texto de meditación de la Jornada también incluye una felicitación por el importante descenso de los accidentes y las muer-

¿Te gusta conducir? Al ponerse al volante del coche, algunos prenden el motor para lanzarse a la carrera, con el objeto de evadirse de los ritmos apremiantes de la vida diaria vinculados al trabajo. El placer de conducir llega a ser una manera de gozar de la libertad y la autonomía de las que habitualmente no se dispone. Lleva también a practicar deportes de carretera, como el ciclismo y el motociclismo, a participar en carreras de automóviles con un sentido sano de competencia, aunque con los peligros correspondientes. §22 Dime cómo conduces y te diré quien eres El automóvil, en fin de cuentas, tiende a mostrar al ser humano tal como es en su forma «primitiva», y eso puede ser muy poco agradable. Hay que tener en cuenta estas dinámicas y reaccionar, recurriendo a las tendencias nobles del ánimo humano, al sentido de responsabilidad y al control de sí mismos, para impedir esas manifestaciones de regresión psicológica, vinculada con bastante frecuencia a la conducción de un medio de locomoción. §29 Si bebes, no conduzcas El incumplimiento de las normas éticas básicas im2 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

tes en carretera durante los últimos años, pero recuerda que aún se producen víctimas: “Hoy, es verdad, tenemos mejores carreteras y mejores vehículos,

pero seguimos, desgraciadamente, lamentando demasiados accidentes, muchos de ellos con consecuencias trágicas”. El texto concluye en convergencia con el gran objetivo actual de la catolicidad: “Nuestra Iglesia está embarcada en el compromiso de la ‘nueva evangelización’, para que el Evangelio llegue a los que todavía no conocen a Cristo y para que penetre en profundidad en el corazón de todos los bautizados. El Evangelio acogido y vivido, es capaz de hacer de nosotros hombres nuevos. En los próximos días se van a multiplicar los vehículos en nuestras carreteras con motivo de los desplazamientos veraniegos. Deseamos que, también en las carreteras, en los vehículos y, sobretodo, en el corazón de los conductores, resplandezca la fuerza renovadora del Evangelio”.

pide que los usuarios de la carretera puedan disfrutar de sus derechos personales y también pone en riesgo su propiedad. (…) Existen también casos en los que se conduce sin habilidad física o capacidad mental, por abuso de alcohol y de otros estimulantes o drogas, y por cansancio o somnolencia. §33 y 35 Luego te llamo La virtud de prudencia ha sido presentada siempre como una de las más necesarias e importantes con relación a la circulación por carretera. «Otra virtud que no se puede olvidar es la de la prudencia. Esta exige un margen adecuado de precauciones para afrontar los imprevistos que se pueden presentar en cualquier ocasión» (EPISCOPADO ESPAÑOL, Exhortación pastoral Espíritu cristiano y tráfico, n. 7: Ecclesia, n. 1481, 21 de julio, 1968). Desde luego, no se comporta según la prudencia el que se distrae, al volante, con el celular o con la televisión. §52 + Fuente: People on the Move. Orientaciones para la pastoral de la carretera-calle. 2007 Consejo Pontificio para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes.


Tribuna

La responsabilidad en el tráfico Queridos diocesanos: El domingo 8 de julio celebramos la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico. Es una invitación a fijar nuestra atención en el significado y la importancia de la conducción, así como en la urgente necesidad de esmerar nuestra prudencia. No podemos, en efecto, ignorar que nuestras imprudencias pueden causar desgracias. A este respecto, el Concilio Vaticano II, en la Constitución Apostólica Gaudium et Spes, dice: “Algunos subestiman ciertas normas de la vida social, por ejemplo, las referentes a las normas de vialidad, sin preocuparse de que su descuido pone en peligro la vida propia y la vida del prójimo”. Circular en automóvil, motocicleta o bicicleta, o transitar a pie por la carretera o la calle, es un derecho legítimo, y, en ocasiones, hasta necesario. El vehículo es un instrumento de trabajo y de esparcimiento; es decir, viajar

en automóvil o desbre todo, en la falta plazarse representa de conciencia cívica una acción honesta. y moral que muesPero esa acción, buetran algunos usuana en sí y que persirios que circulan las gue también un fin carreteras o transitan bueno, se ve afectapor las calles; es decir, da, si no se respetan el hombre mismo. las normas, por una Mons. Casimiro Ahora bien, conserie de riesgos que López Llorente * ductores y peatones implican poner en tenemos por igual juego las vidas y los bienes de sagrados deberes que cumplir distintas personas, incluidos al circular o transitar por la los propios. Y de todos ellos, vía pública. Y decimos sagraevidentemente, es responsa- dos, porque su fin es la proble el hombre. tección de la vida humana. Y El factor humano lo abar- también porque los peatones ca todo. La vialidad supone la deben evitar ponerse o poexistencia de tres importantes ner a otros en peligro de ser elementos: el hombre, el ve- heridos, incluso de muerte, hículo y la vía, sea la carre- siendo diligentes en cumplir tera o la calle. Sin embargo, las normas de circulación a el ámbito humano penetra fin de evitar y disminuir estos absolutamente todo, ya que riesgos. el estado de las carreteras, las La persona humana es el condiciones mecánicas del engranaje fundamental en vehículo y el cumplimiento el tráfico. Peatones y conde las normas de circulación ductores debemos tener en dependen de la actuación cuenta que si el vehículo es humana. En este sentido, la de uno, la carretera y la calle atención debe centrarse, so- son de todos; es necesario

entender que el comportamiento en la carretera o en la calle es una acción moral que está regulada no solo por normas legales sino también por principios morales; según los respetemos o no, nuestro comportamiento será bueno o malo; somos responsables legal y también moralmente de nuestro comportamiento. En los próximos días se van a multiplicar los vehículos en nuestras carreteras con motivo de los desplazamientos veraniegos. Recordemos siempre el valor sagrado de la vida de toda persona humana, que hemos de agradecer, valorar y cuidar en todo momento. Que no sea el temor a la multa, sino el amor a la vida propia y a la de los demás, lo que nos impulse a una conducción y a un uso de la vía pública responsable y respetuosa con las normas. Con mi afecto y bendición, (*)ObispodeSegorbe-Castellón

¿Sabe usted lo que es la Wicca? por Juan Manuel Gil

Yo tampoco lo supe hasta hace algunos meses. Y cuando llegaron hasta mi los datos componentes de esta religión neo-pagana, me apresuré a documentarme. Muchos recordarán mi afición, hace algunos años, a informar en Hoja Parroquial sobre estos temas paralelos a nuestra Santa Religión. A informar sobre algunas de las principales sectas que rondan por los aledaños de nuestra provincia o nuestra Diócesis. Valió la pena hacerlo y no pocos me agradecieron la iniciativa. Hoy me ha movido la curiosidad a informarme de la tal “Wicca” y he pensado que a más de una persona le agradará un comentario mío, rememorando aquellos tiempos. Será una preciosa oportunidad para decirles: “Nosotros no necesitamos “nuevas” religiones y menos siendo neo-paganas. Tenemos nuestra Fe Católica, regalo de nuestro Divino Salvador, que nunca le agradeceremos bastante”. Pues bien. La tal religión “Wicca” ahí

la tenemos buscando prosélitos. No nos sumemos a sus filas, pero sí que vamos a saber lo que ofrecen sus profetas. No es verdad que sean satanistas, ni a veces proselitistas. Son muy post-modernos: lo que creen se puede retocar para cada practicante. No creen en el bien o el mal absoluto, y no parece que les importe la historia de su religión. Solo las experiencias que les aporta. Geral Gardner es el fundador de la Wicca. Vivió a principios del siglo pasado. LE fascinaron la cultura tribal de Asia y la desnudez. Defendía que la brujería era la práctica religiosa idónea de las Islas Británicas, y que él la estaba redescubriendo. Inventó rituales y dijo cosas atroces sobre las mujeres. Añadía la reverencia por la naturaleza y el antiguo calendario celta. Muchos jóvenes que practican esta “religión” no conocían a ninguno de los fundadores. Y algunos tienen tal confusión de ideas que son capaces de ir a Misa, pero también de tener una comunidad on line

entera de amigos que practican la Wicca. Parece que buscan experimentar la espiritualidad de forma más directa, insatisfechos con la cultura superficial y porque encuentran que en muchas iglesias se ha perdido una relación directa con Cristo y se ha reducido, a veces, la importancia de las celebraciones. Pues ahí está este movimiento. Estamos hechos para buscar lo sagrado y la Wicca es una forma de intentar llenar ese vacío. Lástima que se olvide que los cristianos no necesitan mirar fuera de su Fe para sentirse llenos. “De su plenitud, de la de Cristo, todos hemos recibido”. Por la Gracia y la Redención el cristianismo ofrece una esperanza que no creo que la Wicca pueda igualar. Pero mira por donde, el libro “El encanto de la Wicca” está causando en alguna parte más impacto que las Sagradas Escrituras. Espero que en ese lote de admiradores no entrará ninguno de los que hayan leído este artículo mío.

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 3


Vida Diocesana

Segundo campeonato diocesano de fútbol para monaguillos

REDACCIÓN. CASTELLÓN.

El Seminario Mater Dei ha acogido durante esta semana tres días de campeonato de fútbol. Era el reclamo del encuentro para monaguillos organizado por la Delegación de Pastoral Vocacional, y que ha reunido a 50 chicos de diversas poblaciones, aumentando así el número de participantes de la edición anterior. El deporte y actividades lúdicas se han combinado con momentos de oración y catequesis sobre piedad litúrgica. Los monaguillos, dentro de la programación cultural, visitaron la ermita de Sant Francesc de la

Font próxima al Seminario Mater Dei, recibiendo por parte del prior del Lledó la explicación de su historia y el arte de sus pinturas murales del siglo XVIII. En la Diócesis hay cerca de doscientos monaguillos que ayudan al servicio del altar. Juan Carlos Vizoso, de-

legado diocesano para la pastoral vocacional, explica que estos encuentros permiten a los monaguillos darse cuenta que “hay una realidad igual en el resto de parroquias, y que unos y otros se ayuden a ser más piadosos y a querer más al Señor”. Aunque no hay una relación directa con

el despertar de vocaciones sacerdotales, sí que reconoce que “el hecho de ser monaguillo implica una cierta predisposición a cuidar del Señor, y eso al fin y al cabo es una de las tareas del sacerdote”. Para ser monaguillo basta con “tener el deseo y lanzarse a pedirlo en la parroquia”, explica Vizoso. Normalmente se admiten a partir de 8 años, e incluso durante el año de preparación inmediata a la primera comunión. Hace años que la Diócesis organiza estos encuentros, que han pasado de una sola jornada al año a diversos eventos con actividades varias.

Preguntas sobre la financiación de la Iglesia (I)

1. ¿El Estado financia a la Iglesia? Para su sostenimiento, la Iglesia no recibe nada de los Presupuestos Generales del Estado. Los contribuyentes eligen libre y voluntariamente, cada año, poner la X en la Declaración de la Renta. Esto supone, aproximadamente, un 25% del total de la financiación de la Iglesia. El artículo 16 de la Constitución Española de 1978 establece que los poderes públicos “mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”. Por otra parte, el Acuerdo sobre Asuntos Económicos entre la Santa Sede y el Estado Español, de enero de 1979, establece que “el Estado se compromete a colaborar con la Iglesia Católica en la consecución de su adecuado sostenimiento económico, con respeto absoluto del principio de libertad religiosa” (art II.1). Es un Tratado internacional a todos

los efectos, constitucional y refrendado por las Cortes Españolas en octubre de 1979, con abrumadora mayoría en el Congreso (273 votos a favor) y ningún voto en contra en el Senado. Cooperación y colaboración no es financiación directa, ni subvención.

2. ¿La Iglesia ahorra dinero al Estado? Es muy difícil conocer con exactitud la cantidad que la Iglesia le ahorra al Estado. Solo en el campo educativo, donde este cálculo es mucho más sencillo, podemos afirmar que, según datos del propio Ministerio de Educación, una plaza en un centro público tiene un coste anual de 3.518 euros. En un centro concertado, esa misma plaza cuesta al erario público únicamente 1.841 euros. Únicamente por este concepto, y tomando como base los datos de gasto público del Ministerio de Educación en 2009, la Iglesia ahorra al Estado 4.399 millones de euros.

4 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

3. ¿El Patrimonio de la Iglesia es un tesoro económicamente rentable? La Iglesia es depositaria de un importante patrimonio cultural que a lo largo de los siglos han sido creados o recibidos por distintas instituciones de la Iglesia. Este patrimonio no se plantea como una riqueza en sí misma, ni supone un tesoro económico o fuente de negocio. Se ha planteado siempre como servicio a los demás, es un tesoro cultural para todos, pero en ningún caso un tesoro económicamente rentable. Más bien todo lo contrario.

4. ¿La Iglesia solo aporta un 1% del presupuesto de Cáritas? Se confunde aquí la aportación de la Iglesia con la donación de la CEE y ni siquiera ese dato sería correcto a día de hoy, porque la aportación- mediante el donativo extraordinario- supone el 2% del presupuesto de Cáritas

Española. Se trata de un donativo que se viene realizando en los últimos cuatro años. Los obispos, en la Plenaria de noviembre de 2008, decidieron donar a las diferentes Cáritas diocesanas el 1% del total del Fondo Común Interdiocesano, lo que supuso entonces una aportación de 1,9 millones de euros. La cantidad se ha ido incrementando anualmente hasta situarse en el 2,17%. En 2011, se han donado 5 millones de euros. Y en estos cuatro años, se ha entregado un total de 13,8 millones de euros. Además, cuando se habla de la escasa aportación del 1% se toma como base el presupuesto presentado por Cáritas Española y no se hace referencia alguna a las Cáritas diocesanas, una verdadera red que llega a todos por medio de las Cáritas parroquiales. + Fuente: Isidro Catela, Director de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española


Vida Diocesana

El Obispo de Segorbe-Castellón ordena dos presbíteros del “Redemptoris Mater” diocesano

El Obispo, al final de la ceremonia, con los nuevos sacerdotes REDACCIÓN. CASTELLÓN.

El Obispo de SegorbeCastellón, mons. Casimiro López Llorente, confirió la ordenación sacerdotal, el sábado pasado en la Concatedral a dos diáconos del Seminario Redemptoris Mater: David Barrios (La Canonja, 1983) y Julio de Alonso (Orense, 1967). El prelado insistió en que eran sacerdotes para la nueva evangelización en una “época en que las tendencias culturales quieren hacer que la gente, sobretodo jóvenes y familias, olviden a Dios”. Sin embargo les aseguró que Dios los “guiará por los caminos que conducen al corazón de los hombres y mujeres de hoy”. En la homilía, mons. López Llorente aseguró que “la nueva evangelización pide que seáis sacerdotes enteramente ganados por Jesucristo vivo que es el Evangelio perenne de Dios a los hombres, tal como se conserva, se vive y se anuncia en la Iglesia católica y apostólica”. También deseó que “el motor y la razón de vuestra vida sea siempre un amor apasionado por Cristo”. El prelado explicó que “anunciar a Cristo, anunciar

y proponer con humildad y sencillez, con convicción y alegría a Cristo Salvador, la Palabra del Dios vivo que engendra la fe en quienes la acogen en su corazón” es una gran tarea y responsabilidad. Por eso advirtió a los nuevos sacerdotes que “pensaréis muchas veces que no estáis a la altura de lo que Dios espera de vosotros. Os veréis a menudo como niños que balbucean ante las maravillas divinas que tenéis que comunicar. Pero precisamente -resolvía el Obispo- este sentimiento de indignidad, manifestación de sincera humildad, será

Rezo de las letanías con los ordenandos postrados

la mejor garantía de vuestra rectitud de intención y de la eficacia de vuestro ministerio”. Mons. López Llorente reconoció que estamos “en una época en la que aparentemente el hombre desea vivir alejado de Dios y de Cristo”, pero que sin embargo “los corazones de los hombres y mujeres están sedientos de verdadera libertad, de belleza y de felicidad; es decir, están sedientos de la salvación que sólo puede venir de Dios en Cristo”. Por ello ha invitado a los nuevos sacerdotes a permanecer unidos a Cristo

Seiscientas personas peregrinarán a Lourdes con la Hospitalidad Diocesana REDACCIÓN.

El miércoles próximo saldrán de Castellón los autocares que llevarán los peregrinos de la Hospitalidad Diocesanos de Lourdes al santuario de los Pirineos. Como cada año, el obispo, mons. Casimiro López Llorente, presidirá los actos en los que participarán cerca de seiscientas personas, de las que ochenta y dos son enfermos. La sa-

lida de los doce autocares está prevista a las 19h frente a la UJI. En consonancia con el tema anual del santuario francés, el Obispo ha escrito una carta a los peregrinos en la que explica que “Bernardita nos enseña que el rezo del Santo Rosario nos lleva Cristo y al Evangelio”, e invita a recuperar su práctica tanto individualmente como en grupo, parroquias, comunidades y familias.

para ser verdaderos sacerdotes de la nueva evangelización: “sacerdotes que crean de verdad en la necesidad e importancia de su ministerio y lo vivan con verdadera alegría y entrega; sacerdotes que se centren en el anuncio del kerigma cristiano; sacerdotes que estén bien formados y sean conscientes de la necesidad de cristianizar la cultura; sacerdotes que se sepan servidores de las vocaciones, de los carismas y de la comunidad; sacerdotes que sean testigos de la esperanza de la vida futura y eterna en Dios”. Frutos del “Redemptoris Mater” El Seminario diocesano, internacional y misionero Redemptoris Mater, que está integrado en el carisma de las Comunidades Neocatecumenales, fue instituido en la Diócesis de SegorbeCastellón en 1999, y con estas ordenaciones ya ha dado trece presbíteros. El curso próximo tiene previsto dejar las instalaciones del Seminario Mater Dei, donde ha estado hasta ahora, para trasladarse a la antigua casa diocesana de espiritualidad Regina Apostolorum, en Bechí.

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 5


Nuestro Patrimonio

San Cristóbal, portador de Cristo, abogado contra la muerte súbita y la peste

El santo en el retablo de San Vicente Ferrer del Museo Catedralicio de Segorbe quia de Cortes de Arenoso, vinculada a esta temática. Uno de los personajes más San Cristóbal se representa conocidos del santoral en atravesando un río repleto nuestras tierras, su nombre de peces con un tronco de deriva del griego Cristófopalmera en su mano y un ro, «Porta Cristo». Cristóniño a sus espaldas, un mobal era aquél que llevaba a delo muy próximo al que Cristo en su corazón, adeel mismo pintor realizase más de sobre sus hombros. para el retablo mayor de la Conocido antes de su conCatedral de Segorbe. versión como Auferus (banEl papel de San Vicendolero) o Reprobus (maldite en las intercesiones anto), tras su bautismo fue tipestíferas de su santoral conocido como Cristóbal. era bien conocido, por lo Su bella historia se relata que recogía en un mismo en los Hechos gnósticos de retablo el santoral clásico san Bartolomé, datados en contra esta enfermedad. el siglo VI. En ellos se recoEn sendas escenas laterales noce a un Christianus cynode la predela se presentan cephalus et anthropophagus episodios de curación de la convertido por el apóstol dolencia por intervención del Señor. directa del santo, remitienSi bien su fama hizo que do al contexto histórico del se desarrollaran multitud Segorbe de aquellos años, de escenas hagiográficas, especialmente sensibilizado algunas novelescas, acerca con esta afección víricode sus acciones, sabemos contagiosa documentada que su culto ya se encon- en los netos de las pilastras y San Roque. Además, en en los años 1508 y 1509, traba asentado hacia el año laterales acompañando a el remate, se representaba además de la horrible de 450 de nuestra era cristia- otros santos con invoca- una escena de la Virgen de 1523. na, difundiéndose desde ciones antipestíferas, como Montserrat, actualmente La incidencia del pintor Asia Menor a Constantino- San Sebastián, San Lorenzo conservada en la parro- en estos temas concretos, pla y Sicilia como un verademás de las cartelas en dadero Hércules cristiano, las escenas en lengua popuprotector contra la temida lar valenciana para servir a La leyenda dorada muerte súbita sin confelos propósitos devocionales Su hermoso relato, desarrollado y difundido en el sisión, la terrible mala muery de reconfortamiento de glo XIII por la Leyenda Dorada, mostraba a un homte de tiempos medievales. los fieles en ese momenbre, un gigante, un campeón, que había llevado a Era patrón de numerosos to preciso de mayor viCristo sobre sus hombros, pues él sólo quería ponerse oficios que implicaban el rulencia del mal, conecta al servicio del rey más poderoso. Desde ese momento temor a la muerte súbita, directamente la obra del ayudaba a los peregrinos a cruzar el lecho de un río como los arcabuceros en retablo de Macip con esos tortuoso. Fue entonces cuando escuchó la voz de un tiempos medievales y, en duros años, encuadrando Niño que le pidió le cruzase llevándole sobre sus homla actualidad, conductores, cronológicamente la pieza bros. A medida que avanzaba su carga se volvía cada aviadores, montañeros, jaren el año 1523, momenvez más pesada, hasta el punto de que le era imposible dineros, etc. to de mayor virulencia del poder avanzar, teniendo que apoyarse en un gran árTambién protegía conmal en el que el pintor se bol que a punto estuvo de romperse. Guiado por un tra la peste, de ahí que en encontraba ya en Segorbe ermitaño, a duras penas logró llegar a la otra orilla. El algunos retablos, como el llamado por el Obispo GiNiño era Cristo, Rey del cielo y la tierra, que pidió a de San Vicente Ferrer del laberto Martí para la elaboCristóbal que plantara su cayado en tierra para reconoMuseo Catedralicio de Seración del proyecto del recer el poder del Señor, brotando de éste una palmera gorbe (ca. 1523), del pintor tablo mayor de la Catedral cargada de dátiles. Vicente Macip, apareciera de Segorbe (1525-1530). DAVID MONTOLIO TORÁN.

6 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón


El Evangelio del Domingo

“No temas; basta que tengas fe” Domingo XIII del Tiempo Ordinario (1ª Semana del Salterio) Primera Lectura Sab 1,13-15; 2,23-24. Dios no hizo la muerte ni goza destruyendo a los vivientes. Todo lo creó para que subsistiera; las criaturas del mundo son saludables: no hay en ellas veneno de muerte, ni el abismo impera en la tierra. Porque la justicia es inmortal. Dios creó al hombre para la inmortalidad y lo hizo a imagen de su propio ser; pero la muerte entró en el mundo por la envidia del diablo, y los de su partido pasarán por ella. Palabra de Dios. Salmo responsorial Sal 29. R/. Te ensalzaré, Señor, porque me has librado. R/. Te ensalzaré, Señor, porque me has librado y no has dejado que mis enemigos se rían de mí. Señor, sacaste mi vida del abismo, me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa. R/. Tañed para el Señor, fieles suyos, dad gracias a su nombre santo; su cólera dura un instante; su bondad, de por vida; al atardecer nos visita el llanto; por la mañana, el júbilo. R/. Escucha, Señor, y ten piedad de mí; Señor, socó-

rreme. Cambiaste mi luto en danzas. Señor, Dios mío, te daré gracias por siempre. R/. Segunda Lectura 2Cor 8,7.9.13-15. Hermanos: Ya que sobresalís en todo: en la fe, en la palabra, en el conocimiento, en el empeño y en el cariño que nos tenéis, distinguíos también ahora por vuestra generosidad. Porque ya sabéis lo generoso que fue nuestro Señor Jesucristo: siendo rico, se hizo pobre por vosotros para enriqueceros con su pobreza. Pues no se trata de aliviar a otros, pasando vosotros estrecheces; se trata de igualar. En el momento actual, vuestra abundancia remedia la falta que ellos tienen; y un día, la abundancia de ellos

remediará vuestra falta; así habrá igualdad. Es lo que dice la Escritura: «Al que recogía mucho no le sobraba; y al que recogía poco no le faltaba.» Palabra de Dios. Evangelio Mc 5,21-43. En aquel tiempo, Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago. Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y, al verlo, se echó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva.» Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente. Llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: «Tu hija

se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?» Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: «No temas; basta que tengas fe.» No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos. Entró y les dijo: «¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida.» Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos y, con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: «Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»). La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar; tenía doce años. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña. Palabra del Señor. Próxima semana: Ez 2,2-5 / Sal 122 / 2Cor 12,7b-10 / Mc 6,1-6

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 7


Suplemento del B.O. del Obispado

hojaparroquial

Dep. Legal: CS97-1960

Edita: Obispado de Segorbe-Castellón Director: Juan Manuel Gil Coordinador: Josep Miquel Francés Redacción: Guillem Farré. Oficina de Prensa: Teléfono 964 222 819 / Fax: 964 722 018 / mcssegorbecastellon@planalfa.es / hpsegorbecastellon@hotmail.com / www.obsegorbecastellon.es Impresión y reparto: Gràfiques Color Imprés, s.l.u. Pol. Ind. Fadrell, nave 75. 12005 Castellón / Teléfono 964 255 100

Jaume Cristófol Vicent Aguilar, Guardia Civil

“¿Dónde encontrar mejor protección y guía que en el corpulento gigantón Christophorus, el que porta a Cristo?”

G. F. CASTELLÓN.

Jaume Cristófol Vicent (Castellón de la Plana, 1977) ingresó en la Guardia Civil en el año 2001 tras servir cuatro años en las filas de la Legión. No es un trabajo más. Eso todo el mundo lo entiende. Pero para él es especial porque no lo concibe desligado de unos valores de servicio, que vive arraigados en la fe. − ¿Qué actitudes y valores son necesarios en la carretera? − Es a la vez complicado y fácil de resumir. Fácil porque los valores a aplicar en la carretera no difieren en absoluto de los que deberíamos aplicar en cada momento y situación de nuestra vida. Son las actitudes que, con una permanente atención a la conducción, nos proporcionan el respeto, la prudencia y la templanza. Al volante todos ellos indispensables para evitar no sólo las sanciones, que al final son lo de menos, sino los percances y las desgracias. Y paciencia, mucha paciencia − ¿Cómo está la Guardia Civil al servicio de estos valores? − Desde su fundación, la Guardia Civil se ha forjado en la lealtad a los valores que quiso inculcar en ella su fundador, sobretodo el del sacrificio. A lo largo de sus 168 años de

historia, miles de Guardias Civiles han entregado sus vidas en acto de servicio realizando los más diversos auxilios, socorros o rescates en la defensa del desvalido, la víctima del delito, del accidente o la catástrofe. Esa fue, es y será la mayor muestra del espíritu Benemérito que contiene cuanto de bueno tiene nuestra civilización occidental: los valores que la han configurado. Nos lo anunció y demostró Jesús, Nuestro Señor: “Nadie tiene amor más grande que aquel que da la vida por sus hermanos”. − ¿Hay alguna excusa para cometer imprudencias al volante? − Nunca la hay. Ni siquiera nosotros, prestando

servicios urgentes con los vehículos oficiales, podemos dejar de ser prudentes y poner los cinco sentidos en la conducción., aún cuando hacemos uso de las señales prioritarias, lumínicas y acústicas. − ¿Qué añade la fe a una buena práctica de conducción? − Como cristianos deberíamos tratar de comportarnos cristianamente también al volante. No hay ningún ámbito de nuestra vida que pueda sustraerse de la fe. − ¿Ha experimentado alguna vez la ayuda de San Cristóbal en la carretera? − La verdad es que he presenciado verdaderos milagros en otras personas

y estando de servicio. En lo personal, padecí un grave accidente en acto de servicio. También en mi caso, estuvo allí la Divina Providencia. Sin duda, nuestra Señora la Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil, y San Cristóbal, como protector de los conductores, tuvieron su parte intercesora, concediéndome la gracia de salvar la vida cuando, por el alcance de mis lesiones, ni los médicos tenían claro que pudiera ser así. Es bueno encomendarse a San Cristóbal, Patrón de los conductores cuando nos ponemos al volante. ¿Dónde encontrar mejor protección y guía que en el corpulento gigantón Christophorus, “el que porta a Cristo”?.


Hoja Parroquial del 1 de julio de 2012