Issuu on Google+

hojaparroquial

N潞 2.521

Semanario de la Di贸cesis de Segorbe-Castell贸n

20 de junio de 2010

Pr贸xima parada, Lourdes


Reportaje

Hacia Lourdes, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo que la cruz es fundamental en toda nuestra vida.”

G. FARRÉ. CASTELLÓN / LOURDES.

Dentro de tres días, el miércoles 23 de junio, comienza la peregrinación diocesana de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes. Como en cada edición, es un desfilar de 15 autocares con cerca de 600 peregrinos, de los que un centenar son enfermos. El tema de este año, propuesto por el Santuario, es “Aprender con Bernardita a hacer la señal de la Cruz”. Según José Antonio Gaya, responsable diocesano de peregrinaciones, se trata de aprender de María a santiguarse, como hizo la vidente de Massabielle. “Cuando Bernardita tuvo la visión, no pudo hacer la señal de la cruz hasta que la Señora se la enseñó: pasó de realizar un gesto mágico de protección, a una forma que la envolvía toda”, explica Gaya. El responsable de peregrinaciones explica cómo hacer la señal de la cruz: “Es hacerla de modo que envuelva toda nuestra vida del amor cristiano y del seguimiento a Cristo. Tenemos que darnos cuenta que es algo vivo y

El consejo Horacio Britto, rector del Santuario de Lourdes, aconseja a los peregrinos comenzar este año con una primera etapa que consiste en “hacer bien la señal de la cruz”. Una señal de la cruz como la que Bernardita aprendió a hacer con la Santísima Virgen. Para ello, plantea las siguientes preguntas a cada uno: • ¿Quién hizo sobre mí la primera señal de la cruz? • ¿Quién me enseñó a hacer la señal de la cruz? • ¿Cuándo hago la señal de la cruz: sobre mí, sobre otra persona, sobre un objeto por ejemplo, el pan? • ¿He tenido ocasión de enseñar a hacer la señal de la cruz a un niño o a un adulto? • Hacer la señal de la cruz está siempre vinculado, para mí, a la invocación trinitaria “en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, o a una bendición, a la oración, a un sacramento, o a un momento especial, a un lugar, o a un acontecimiento?

Un programa apretado Una vez en Lourdes, la jornada comienza a las 6h30 de la mañana para los brancadiers y enfermeras que, tras las oraciones de la mañana, ayudan a los enfermos a vestirse y limpiarse. Después llega el equipo de desayunos y el de transporte para que a las 8h30 todo esté listo para las actividades: Vía Crucis, piscinas, confesiones, procesión del Santísimo y de Antorchas … José Antonio Gaya argumenta que “hay personas para las que es fundamental el acto penitencial, mientras que para otros son muy importantes las piscinas, pero para un cristiano, la celebración de la eucaristía en la Gruta es lo que llena plenamente.” Y al regreso, cuando el 28 de junio los autocares descarguen los peregrinos exhaustos, quedará “la alegría de haber respondido a la llamada de la Madre de Dios de que ‘se venga aquí -la Gruta de Massabielleen procesión’”.

La señal de la cruz de Bernardita La señal de la cruz de Bernardita se caracterizaba por su lentitud, por su amplitud y por el gran recogimiento con que la hacía. Bernardita, empleando todo el tiempo necesario, levantaba su mano derecha hasta tocar con los dedos la parte superior de su frente. Luego bajaba su mano y los dedos rozaban su cintura. Después, levantaba su mano y tocaba con los dedos, 2 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

primero, el hombro izquierdo y luego el derecho. La niña daba la impresión de envolverse en la señal de la cruz como quien se envuelve en un chal, o como quien se pone un vestido. Haciendo ese gesto y diciendo al mismo tiempo “en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”, Bernardita se presentaba ante Dios tal como era.


Tribuna

Bajo la ‘señal de la Cruz’ Queridos diocesanos: A finales de este mes de junio, tendrá lugar la peregrinación anual de nuestra Hospitalidad Diocesana de Lourdes al Santuario de la Virgen en esta ciudad francesa. Este año va a estar dedicada a la “señal de la Cruz”. Poder descubrir de manos de María como Bernadita el significado de la señal de la Cruz de manos de María para hacerla bien y hacerla con fe y devoción es algo providencial, máxime ante los conocidos los intentos de quitar el signo de la cruz de todo espacio público. La cruz es un signo que pertenece a nuestra cultura occidental, con raíces claramente cristianas. Pero es ante todo es un signo religioso, lo que no quiere decir que deba quedar relegado al ámbito privado. La cruz es el signo de identidad de los cristianos y, a la vez, signo del amor universal de Dios hacia todos. La cruz, en si misma, es un poste y un travesaño a los que los romanos ataban a los condenados, con

los brazos abiertos, con Cristo cambie nuestra el fin de hacerles sufrir manera de pensar, de hasta la muerte. La sentir y de amar. La cruz representa pues lo cruz es cruz gloriosa y más negativo de la exda la certeza en vida, periencia humana: la que aguardamos la auviolencia, el sufrimienrora de una vida interto y la muerte. Pero minable. La cruz signiDios la escogió preci- Mons. Casimiro fica cercanía y certeza samente para manifes- López Llorente * moral de salvación con tar su Amor al género El y del Amor de Dios humano. Así, Jesucristo, Dios hacia todos. y hombre, por amor entregado Al recibir la señal de la cruz hasta el final no solo asumió lo en la frente, el bautizado recibe peor del sufrimiento humano la clave de toda su vida. En adey lo más indigno de la muerte, lante, unido al Señor, su exissino que Él lo convirtió en el lu- tencia puede ser una pascua, es gar de encuentro de Dios con el decir, un paso de su realidad, hombre, del triunfo de la Vida marcada por la miseria, el pecasobre el pecado y la muerte al do, y la muerte, a la realidad de ser resucitado por Dios a la vida Cristo. Desde el bautismo hasgloriosa. ta el último suspiro, la vida de La cruz de Cristo es cruz todos los bautizados está puesta gloriosa. Si en vida nos unimos bajo la señal de la cruz. Al haa ella, las cruces de la vida serán cerla “en el nombre del Padre, vencidas por Cristo crucifica- y del Hijo y del Espíritu Sando, ahora resucitado. Para ello to”, manifestamos que somos hay que dar antes un giro y re- objeto del amor de Dios y que, orientar la vida en la dirección por su Amor, debemos superar de Cristo, que nos mira e invita todas nuestras miserias. Por ello a ir con El. Es necesario que hemos de aprender a hacer la

señal de la cruz, a hacerla bien, lentamente y con atención, en privado o en público, sin miedo ni vergüenza a manifestar lo que somos. Al decir las palabras -“En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”- nos comprometemos a obrar en el nombre del Padre que nos ha creado, en el nombre del Hijo que nos ha redimido, en el nombre del Espíritu Santo que nos santifica. Este signo es la señal de la consagración de toda la persona: al tocar mi frente, ofrezco a Dios todos mis pensamientos; al tocar mi pecho, consagro a Dios todos los sentimientos de mi corazón; al tocar mi hombro izquierdo, le ofrezco todas mis penas y preocupaciones; y, al tocar mi hombro derecho, le consagro mis acciones. La señal de la Cruz es en sí misma fuente de grandes gracias. Es una bendición: somos bendecidos por el mismo Dios. Con mi afecto y bendición,

(*) Obispo de Segorbe-Castellón

Los sacerdotes a partir del s. XVIII por Juan

A finales del citado siglo hay en España más de sesenta mil sacerdotes seculares para diez millones de habitantes y ciento sesenta diócesis. Sin embargo el Papa busca sacerdotes para enviarlos a misiones y no los encuentra. Sólo hay algunas decenas en las tierras conquistadas. Ya en el siglo XIX, superada la crisis de misioneros, son muy numerosos los que entonces parten hacia el nuevo mundo. Tropezarán con los mismos problemas que sus predecesores, conocerán los mismos heroísmos y dificultades y, a veces, las mismas debilidades. Son los misioneros del siglo XIX los que han formado paulatinamente las cristiandades locales , pero ha sido necesario llegar al siglo XX, en el pontificado de Pío XII, para que el clero nativo ocupase plenamente en los terrenos misionados el puesto que les correspondía. Muy pronto se fue estructurando un episcopado nativo, algunos de cuyos miembros fueron

Manuel Gil

promovidos cardenales, como lo hemos podido observar en las revistas misionales. Los sacerdotes africanos, chinos, japoneses o vietnamitas se convirtieron ya en figuras normales en la Iglesia Católica. Yo mismo recuerdo, con gran cariño, al sacerdote huido de la persecución en China dirigir los Santos Ejercicios en Santo Espíritu del Monte Gilet cuando me preparaba con los compañeros para el diaconado. Los sacerdotes de esos tiempos ejercen una influencia en la opinión pública y el sermón de la Misa Dominical adquiere un relieve y una extensión en tiempo que hoy nos parecería excesiva. Con todo, el sacerdote no es por eso un ciudadano excesivamente privilegiado. Tiene que vivir en un mundo que se va paganizando, en contacto con incrédulos y ello le obliga a tener que buscar y descubrir un nuevo estilo de presencia y de hacer apostolado. Los Tiempos de Cristiandad van dejando de ser únicos y el relativismo y la indiferen-

cia religiosa empiezan a establecerse en las sociedades otrora cristianas más o menos. No en balde llegó la Revolución Francesa y más tarde la entrega de los Estados Pontificios, que en los tiempo de aquellas dificultades par ala Iglesia fueron muchas veces los sacerdotes los que tuvieron que pasar serios agobios y persecuciones, no pocas veces hasta perder sus lugares de apostolado e incluso la vida. Cuando tratemos de exponer la gran figura sacerdotal del Santo Cura de Ars, entraremos en detalles. Porque antes, teniendo que dejar otros movimientos sacerdotales y otras figuras eminentes del sacerdocio católico, deseo dar a conocer a nuestros fieles la gran figura de nuestro Santo Maestro Juan de Ávila, Patrono del clero español. Hablar de los sacerdotes en la historia de la Iglesia daría para muchas colaboraciones en nuestra Hoja Parroquial, y el año dedicado por el Papa termina en junio. Espero hacerlo en otro año.

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 3


Vida Diocesana

La Exposición de los 50 años recorre los pueblos del Arciprestazgo de Albocàsser REDACCIÓN.

En junio, la Exposición de los 50 Años de la actual configuración de la Diócesis ha llegado al arciprestazgo de San Juan Bautista. La muestra se pudo visitar en Albocàsser y Vilafranca los dos primeros fines de semana de junio. Este viernes llega a Benassal, y el próximo concluirá su recorrido en Atzeneta. De este modo se ha intentado acercar la muestra de la historia reciente de la Diócesis a los fieles, ya que es un arciprestazgo muy extenso con

El Penyagolosa preside este aricprestazgo

distancias de hasta 50 km de un núcleo de población a otro. A pesar de la distancia, el arcipreste, Antonio Me-

12. San Juan Bautista (Albocàsser) Número de parroquias: 13 Sacerdotes en activo: 9 Religiosos: 0 Media de edad: 48 Población: 8.725 Habitantes por sacerdote: 969 Arcipreste: D. Antoni Meliá Fortuna • Parroquia San Bartolomé de Atzeneta del Maestrat Párroco: José Plà Espinosa • Parroquia La Asunción de Ntra. Sra. de Albocàsser Párroco: Antoni Meliá Fortuna / Jordi Mas Pastor • Parroquia La Asunción de Ntra. Sra. de Ares del Maestre

lià, resalta la homogeneidad de la demarcación por el tamaño y estilo de vida de los pueblo. Al mismo tiempo indica que el primer

Administrador: Enrique-León Vicedo González • Parroquia San Juan Bautista de Benafigos Párroco: José Plà Espinosa • Parroquia La Asunción de Ntra. Sra. de Benasal Administrador: Enrique-León Vicedo González • Parroquia San Pedro Apostol de Xodos Párroco: David Solsona Montón • Parroquia El Salvador de Culla Administrador: Julio-César Silva Cisternas • Parroquia La Asunción de Ntra. Sra. de La Peletjana (Vall D’Alba) Párroco: Sergio Lozano Arco

• Parroquia Ntra. Sra. de Los Desamparados de Els Ibarssos (Sierra Engarcerán) Párroco: Juan-Manuel Enrich Marín • Parroquia San Bartolomé de La Torre d’en Besora Administrador: Julio-César Silva Cisternas • Parroquia Santa María Magdalena de Vilafranca del Cid Párroco: José Aparici Centelles • Parroquia San Lorenzo Mártir de Vilar de Canes Administrador: Julio-César Silva Cisternas • Parroquia La Asunción de Ntra. Sra. de Vistabella del Maestrazgo Párroco: David Solsona Montón

La HOAC analiza en clave cristiana y humana la inmigración

REDACCIÓN. VILA-REAL.

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) celebró su día el domingo pasado con el lema “Inmigrantes: romper fronteras, construir humanidad”. Con este motivo, ha editado

un cuaderno en el que da claves de comprensión de este fenómeno apoyándose tanto en la tradición de la Iglesia y su doctrina, como en el análisis sociológico. El objetivo final, según se concluye en el documento, es conseguir la humanización

4 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

reto que se plantea es agilizar la comunicación entre los sacerdotes y fieles de las diversas parroquias. Además de las actividades cotidianas de las comunidades, la vida del arciprestazgo de San Juan Bautista tiene dos elemento genuinos: un multitudinario encuentro de catequesis desde hace 16 años, y la atención pastoral a la cárcel de Albocàsser, que, según Melià, está “influenciando mucho en la dinamización de cuatro o cinco pueblo, suscitando voluntariado y movimiento de solidaridad”.

de la cultura y, como Iglesia, “dar ejemplo en su trato y consideración con los inmigrantes”, según reza el documento de la Conferencia Episcopal “La Iglesia en España y los Inmigrantes”, que se recoge en el cuaderno de la HOAC.

Gala Lírica a favor de la construcción de la Parroquia de El Salvador Viernes 24 de Junio a las 20h Teatro Principal de Castellón

Primera parte: piezas de ópera Segunda parte: zarzuela


Vida Diocesana

El IDCCRR abrirá sección en Segorbe REDACCIÓN. SEGORBE.

El curso próximo, el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas (IDCCRR) abrirá una nueva sede de las asignaturas troncales en Segorbe, que se sumará así a las ya existentes de Castellón y Nules. Éste es el resultado de una serie de conferencias sobre teología que se han impartido este curso, y confirma la tendencia del Instituto Diocesano a llegar a todos los fieles más allá de los que buscan una titulación para impartir clase de religión. Respecto a las especialidades, se está a la espera de REDACCIÓN. SEGORBE.

El IDCCRR ha sido una de las ofertas de formación, apoyando así el objetivo específico del Plan Diocesano de Pastoral para este curso que acaba

propuestas concretas, como la que se hizo en Onda de

Catequesis por petición del párroco de la localidad, y a

la que asistieron medio centenar de alumnos. Como especialidades, el IDCCRR tiene un amplio abanico de temas, como liturgia, espiritualidad, doctrina social de la Iglesia, teología del cuerpo, o pastoral familiar y bioética. Este curso, que se clausuró a finales de mayo con una eucaristía, ha contado con un centenar de alumnos en la sección bíblico-teológica, y 180 en las especialidades pastorales de catequesis, enseñanza escolar religiosa y pastoral familiar. Además de Castellón y Nules, el IDCCRR ha impartido sus cursos en Onda y Vall de Uxó.

Manos Unidas celebra su asamblea en Segorbe

Por primera vez, Manos Unidas ha celebrado su Asamblea Diocesana anual en la sede de Segorbe. El encuentro fue el sábado pasado y para María José Santolaya, delegada comarcal, “ha sido una gran alegría, sabiendo el REDACCIÓN. GRAO DE CASTELLÓN.

esfuerzo de desplazarse hasta aquí, y un reconocimiento del trabajo que se hace”. Esta delegación comarcal comenzó hace 4 años y es una de las más dinámicas de la Diócesis. Además de la financiación de los proyectos asumidos -“participamos en la ampliación de un centro

sanitario en India por valor de 37.344 €, y ya tenemos recogida la parte que nos toca”, explica Santolayahace un mes abrió un ropero para ayudar a las personas con necesidad en Segorbe a causa de la crisis. Por su parte, la presidenta diocesana, Nieves Prieto,

destacó de la campaña de este año la buena acogida por parte de los diversos medios de comunicación, y declaraba con alivio que, a pesar de las estrecheces, la recaudación se mantiene como en el año pasado, permitiendo sostener los proyectos de desarrollo.

La Frater recupera la convivencia de zona

La Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad (Frater) organizó del 14 al 16 de mayo la Convivencia de Zona, después de varios años en que no se había realizado. La razón de esta recuperación es que era

un evento interdiocesano pedido y esperado por los integrantes de las asociaciones de Alicante-Orihuela, Valencia y Segorbe-Castellón. La Frater diocesana ha sido la encargada de poner a punto este nuevo comienzo, tarea que ha realizado “poniendo el máximo empeño e ilusión

para que todo saliera bien, y para que todos disfrutaran de unos días de convivencia, trabajo y ocio”. El tema del encuentro era “Hacemos Zona”, y sobre este objetivo se trabajó en la mañana del sábado. Por la tarde, las diversas delegaciones mostraron las actividades que

están realizando de manera alegre y festiva simulando una peculiar feria de turismo: “Fratertour”. La convivencia concluyó el domingo participando en la eucaristía dominical de la parroquia de Sant Pere del Grao. También hubo momento lúdicos y de paseo por el puerto.

Primer Taller de Oración y Vida en la residencia “Virgen del Lledó”

REDACCIÓN. GRAO DE CASTELLÓN.

Los Talleres de Oración y Vida (TOV) han realizado por primera vez una serie de sesiones en la residencia “Virgen del Lledó” de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Castellón, en las que han participado

una docena de residentes. El resultado se ha valorado muy positivamente, tanto desde los TOV como desde las religiosas, que acogieron esta propuesta con “atención y cariño” facilitando los medios para realizarlo. Durante quince semanas se ha estudiado y meditado

la Palabra de Dios para reconocerla como “luz en el camino y punto de referencia en la vida”. También se ha practicado distintas modalidades de oración con el objetivo de disponerse progresivamente al “encuentro personal con el Señor, y convertirse en amigos y discípu-

los que llevan al lugar donde se encuentran un mensaje de amor y de paz”. Estas semanas, los TOV han concluido tres talleres más en la parroquia de la Natividad de Almazora, en Santo Tomás de Villanueva de Castellón, y en Basílica de San Pascual, respectivamente.

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 5


Nuestra Historia 50 años de la Concatedral

El Arcipreste de Castellón don Joaquín Balaguer Martinavarro (II) J. M. FRANCÉS.

Estamos en 1938. La guerra aún no ha concluido. Santa María se encuentra totalmente derribada y centenares de sacerdotes asesinados por odio a la fe. La tierra sagrada donde tantas generaciones oraron, estaba convertida en solar. Pero la iglesia local de Castellón tenía en ese momento al frente a un hombre virtuoso, con una fe inquebrantable y una esperanza cierta. El amor suplió donde los fieles, empobrecidos por la guerra, no alcanzaban. Bajo su impulso se creó la “Junta Procuradora para la reconstrucción de Templos de la ciudad de Castellón”. Mossén Balaguer no se arredró ante la magnitud. Emprendió la tarea y se rodeó de colaboradores eficaces, colocando en su sitio a quien pensó que más valioso podía ser. Se valió de ardides para vencer codicias y aumentar generosidades. El arquitecto Vicente Traver le presentó nuevos planos y el Arcipreste comienza su peregrinación, de despacho en despacho, buscando apoyos para volver a levantar Santa María. El 14 de junio de 1939, aniversario de la Liberación de la Ciudad, el mismo mossén Balaguer colocaba la primera piedra de la tercera iglesia de Santa María. En 1941, incansable, anima a las autoridades municipales y provinciales a solicitar al Ministro de Asuntos Exteriores, de visita en Castellón, que se inicien las gestiones para que Santa María pudiese ser elevada a la dignidad de catedral de una nueva diócesis, que podría crearse con sede en Castellón de la Plana.

Pintura de Ramón Catalán, 1960. Sacristía de Santa María. Castellón

A esta le siguieron otras peticiones de las autoridades en 1953, 1954 y 1957. En 1960 mossén Balaguer tuvo el gozo de recibir en Castellón, y en la que sería Concatedral de la nueva diócesis, al obispo Pont y Gol. Promotor de la AC y de Cooperativas del campo Muchos recuerdan a Mossén Balaguer como sacerdote dotado de un gran celo pastoral. Impulsor convencido de la Acción Católica en la ciudad, pero también promotor de las Uniones Territoriales de

6 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

Cooperativas del Campo y de las Cajas Rurales para ayudar a las familias labradoras más pobres, fue reconocido por las autoridades y por sus feligreses. En 1950 el Arcipreste conseguía su primer sueño. Abrir al culto la mitad de la iglesia de Santa María, con el derribo del muro que cerraba la puerta principal de la Plaza Mayor Hasta entonces la iglesia tan solo la Capilla de los Santos Patronos. El Ayuntamiento no sabe como agradecérselo. Le nombra “Hijo Adoptivo de Castellón” y le entrega la “Medalla de Oro de la Ciu-

dad”. Una medalla que sus herederos entregaron recientemente a la Iglesia de Santa María. En 1959 celebra las Bodas de Oro sacerdotales. Castellón se moviliza. El Papa le distingue como “Prelado de Honor” y el Gobierno con la “Encomienda de la Orden del Mérito Civil” (1960). El ayuntamiento de su querida población natal de Almazora le nombrará en 1967 “Hijo Predilecto de la Villa”. El arcipreste y su hermana Vicenta regalan a Santa Maria una joya, el sagrario de alabastro, bronce, plata, esmaltes y marfiles, diseño del arquitecto Traver. Eran sus Vicarios don Fernando Andrés y don Eugenio Meseguer. Se compran las casas hasta la calle Mayor y bajo su empuje comienzan de nuevo los trabajos para concluir el ambicioso proyecto inicial. Tras el Concilio Vaticano II parece que se tienen otras prioridades y una sensibilidad distinta. Se ralentizan las obras. Aun así en 1963 comenzaba la nueva Capilla de la Comunión. En 1966 llega de nuevo la imagen de la Virgen del Lledó a la Ciudad, en las fiestas del VI Centenario de “La Troballa”. Mossén Balaguer tiene ya 81 años. No puede más y en 1968 cesa como Arcipreste y Párroco de Santa María, para dar paso a un hombre joven, Vicente Bengoechea Meyer. Muere el 5 de diciembre de 1971 y es enterrado poco después en un discreto rincón de la Capilla de la Comunión. Sobre la lápida de su sepulcro se colocó esta inscripción: “Forjó esta casa de Dios, y Dios le dio cobijo en su morada”.


El Evangelio del domingo

“¿Quién dice la gente que soy yo?” XII Domingo del Tiempo Ordinario (4ª Semana del Salterio)

Primera Lectura Zac 12,10-11. Salmo responsorial Sal 62. R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío. Segunda Lectura Gal 3,26-29. Evangelio Lc 9,18-24 .

Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó: -“¿Quién dice la gente que soy yo?” Ellos contestaron: -“Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.” Él les preguntó: -“Y vosotros, ¿Quién decís que soy yo?” Pedro tomó la pa-

labra y dijo: -“El Mesías de Dios.” Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y añadió: -“El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.” Y, dirigiéndose a todos, dijo: -“El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo,

cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará.” Palabra del Señor. Próxima semana: Óbolo de San Pedro 1Re 19,16b.19-21 / Sal 15 / Gal 5,1.13-18 / Lc 9,51-62

Santoral 22 de junio. San Paulino de Nola, obispo. Nació en Burdeos (Francia), el año 355. Siguió una carrera política llena de honores,

se casó y tuvo un hijo. Deseando llevar una vida austera, recibió el bautismo y, renunciando a todos sus bienes, comenzó el año 393 a practicar la

Agenda Diocesana Viernes 18. * 15h30 El Espejo de la Iglesia, en COPE-Castellón. * 22h La Palabra del Obispo, en Popular TV. Sábado 19. * 11h55 La Palabra del Obispo, en Popular TV. * Encuentro Diocesano de Caritas. Domingo 20. Colecta Óbolo de San Pedro. * 9h45 “Iglesia Viva”, informativo diocesano en COPE-Castellón. * 14h Magazín “Encuentros” en Televisión Popular del Mediterráneo. * Asamblea fin de curso de Frater.

vida monástica, estableciéndose en Nola, ciudad de Campania. Ordenado obispo de aquella ciudad, promovió el culto de san Félix, ayudó

a los peregrinos y alivió solícitamente las miserias de su tiempo. Compuso una serie de poemas, notables por la elegancia de su estilo. Murió el año 431.

XII Jornadas de Reflexión y Animación misionera REDACCIÓN.

La Delegación Diocesana de Misiones empieza a orientar su trabajo hacia la preparación de las XII Jornadas de Reflexión y Animación Misionera que tendrán lugar el primer fin de semana de octubre en Cullera (Valencia). El tema del encuentro, que es itinerante y hace dos años recaló en Castellón, es

“Queremos ver a Jesús”. La organización explica que está dirigido a todos los fieles, sacerdotes, religiosos y seglares, así como a grupos misioneros y movimientos que “sientan la urgencia de profundizar en la dimensión misionera de la fe”. Ya desde ahora, la Delegación Diocesana está disponible para completar esta información llamando al 964 22 10 13 de 9 a 14h.

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 7


Suplemento del B.O. del Obispado

hojaparroquial

Dep. Legal: CS97-1960

Edita: Obispado de Segorbe-Castellón Director: Juan Manuel Gil Coordinador: Josep Miquel Francés Redacción: Guillem Farré. Oficina de Prensa: Teléfono 964 222 819 / Fax: 964 722 018 / mcssegorbecastellon@planalfa.es / hpsegorbecastellon@hotmail.com / www.obsegorbecastellon.es Impresión y reparto: Gràfiques Color Imprés, s.l.u. Pol. Ind. Fadrell, nave 75. 12005 Castellón / Teléfono 964 255 100

Cristóbal Mesado, Presidente de la Hospitalidad Ntra. Sra. de Lourdes

“Los peregrinos de Lourdes somos una familia” G. FARRÉ. CASTELLÓN.

Cristóbal Mesado se presenta con tres datos: nació en 1950 en la Vall de Uxó -“y pertenezco a la parroquia de la Asunción”, precisa-, es médico traumatólogo, y peregrino a Lourdes desde los 14 años. Después de tanto tiempo, la gente de la Hospitalidad ya es como de la familia. Su familia, la formada por su esposa y dos hijas, también participa cada año en la peregrinación de la Hospitalidad. - ¿Qué es la experiencia de peregrinar a Lourdes con la Hospitalidad? - Personalmente, comencé a ir a Lourdes porque mis padres iban, y yo, también. No he fallado ningún año excepto los de la carrera por los exámenes. Considero que es romper con la vida cotidiana y cargarte las pilas para todo el año. Para todos, en general, creo que los peregrinos de Lourdes, de todos los pueblos de la diócesis, somos una familia. Incluso fuera de la peregrinación decimos “soy de Lourdes”; lo

decimos porque pertenecemos a esa familia. - ¿Qué enseña la Virgen y Santa Bernardita sobre la manera de hacer el signo de cruz? - Si no existiera Jesucristo y su muerte en la cruz, no existiría Bernardita ni Lourdes. Nuestra fe no tiene razón de ser sin la muerte y resurrección de Jesucristo. - Como médico católico ¿qué sentido da a

la enfermedad y el sufrimiento? - La medicina es racional y todo lo tenemos que anotar desde la razón, tanto la enfermedad como su tratamiento. Pero para un católico, si a la razón añades la fe, diría que la curación es más fácil; Hay un porcentaje de fe que hace que uno soporte mejor la enfermedad. Es algo clarísimo: la misma patología en dos personas, es totalmente

diferente si una vive con fe su actitud respecto a la enfermedad. - Y a esa percepción, ¿qué aporta Lourdes? - Aporta dos cosas. Una esperanza en la posible curación y una aceptación de la enfermedad. Le pido cosas a la Virgen y, si me lo concede, mejor, pero si no, acepto la voluntad de la Madre de Dios. Esa actitud de fe es fundamental en la peregrinación, aunque hay diversos motivos para ir a Lourdes, y cada uno puede tener el suyo. - Es decir, que si hay fe pueden haber curaciones milagrosas. - Personalmente no he visto ninguna en los más de 35 años que voy, pero hay un despacho médico en el Santuario donde se reúnen los casos extraordinarios. Ahí hay un equipo de médicos que estudia el caso junto con autoridades eclesiásticas, y ante una enfermedad confirmada y una desaparición completa confirmada de esa enfermedad, es cuando se considera milagro. En Lourdes todos los milagros están registrados y se pueden consultar.


Hoja Parroquial del 20 de junio de 2010