Issuu on Google+

hojaparroquial

N潞 2.520

Semanario de la Di贸cesis de Segorbe-Castell贸n

13 de junio de 2010


Reportaje Clausura del Año Sacerdotal

Un nuevo inicio con fervor y alegría Este viernes, 11 de junio, el obispo diocesano, mons. Casimiro López Llorente, ha clausurado el Año Sacerdotal con una solemne eucaristía en la Concatedral de Santa María. Ha sido la guinda que, en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, culmina un año dedicado al sacerdocio coincidiendo con los 150 años de la muerte de San Juan María Vianney, cura de Ars y patrón de los sacerdotes desde este aniversario. El mismo día, en Roma, unos 10.000 sacerdotes han participado en un encuentro internacional que el Santo Padre, Benedicto XVI, concluía con unas intervenciones que ha preparado personalmente. En una reciente carta que el Prefecto de la Congregación para el Clero, Cardenal Cláudio Hummes, ha dirigido a los presbíteros católicos, anunciaba que “todas las informaciones que llegan a Roma sobre las numerosas y múltiples iniciativas, organizadas por las Iglesias locales en el mundo entero para la realización de este año especial, son la prueba de que éste ha sido muy bien acogido y que ha respondido a un verdadero y profundo deseo de

Fotografía: El Mundo Castellón al Día Juan Martí

REDACCIÓN.

los presbíteros y de todo el pueblo de Dios”. Lo mismo se podría decir de la celebración vivida en la Diócesis. Mons. López Llorente recordaba, en su invitación a la Eucaristía de clausura, que “a lo largo del año hemos tenido diversos encuentros y actos litúrgicos, formativos, oracionales, etc. en los que hemos tenido presente la figura del santo Cura de Ars, su vida ministerial y sus enseñanzas”. Con la clausura –completaba el obispo- “ha llegado el momento de concluir este año de gracia que el Señor nos ha ofrecido para fortalecer nuestra vocación y ministerio presbiteral en favor de la comunidad cristiana así como para que ésta sepa valorar el don del ministerio presbiteral y de cada uno de los sacerdotes”.

“La Iglesia os ama, os admira y os respeta” Como fruto y continuidad del Año Sacerdotal, mons. Celso Morga, vicesecretario de la Congregación para el Clero, ha insistido en la identidad misionera del presbítero, por lo que es necesario “el testimonio de una vida auténtica que haga creíble la palabra”, ya que “los fieles esperan ver a alguien dispuesto a darse del todo y para siempre”. Morga fue el ponente de la última sesión de formación sacerdotal, realizada juntamente con las diócesis levantinas, en el seminario de Moncada (Valencia) a finales de mayo. Por su parte, el cardenal Hummes también se refería, en la carta citada, a los casos de pederastia salidos a la luz, pero insistía en que

“los delitos de algunos no pueden usarse en modo tal que embrutezcan el entero cuerpo eclesial de los presbíteros”. Al contrario, desde la Congregación que se cuida del clero en nombre del Santo Padre, reafirmaba la belleza del sacerdocio: “Una vez más, queremos repetir que reconocemos quienes sois y cuanto hacéis en la Iglesia y en la sociedad. La Iglesia os ama, os admira y os respeta. Sois una gran alegría para nuestro pueblo católico, que os acoge y apoya, sobre todo en estos momentos de sufrimiento.” + Homilía de mons. López Llorente en la misa de clausura y carta del Cardenal Hummes en http:// www.obsegorbecastellon. es/

Agenda Diocesana Lunes 14. * Sesión de formación de catequistas en Segorbe. Martes 15. * Grupo Blanco (Del. de Enseñanza). Viernes 18. * 15h30 El Espejo de la Iglesia, en COPE-Castellón. * 22h La Palabra del Obispo, en Popular TV. 2 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

Sábado 19. * 11h55 La Palabra del Obispo, en Popular TV. * Asamblea Diocesana de la Acción Católica General. Domingo 20. * 9h45 “Iglesia Viva”, informativo diocesano en COPE-Castellón. * 14h Magazín “Encuentros” en Televisión Popular del Mediterráneo. * Asamblea fin de curso de Frater.


Tribuna

Año Sacerdotal: don y tarea Queridos diocesanos: El pasado viernes, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, hemos clausurado el Año especial Sacerdotal, convocado por el Papa Benedicto XVI con motivo del 150º Aniversario de la muerte a esta vida del santo Cura de Ars, San Juan María Vianey. Han sido abundantes las gracias, que Dios ha derramado sobre nosotros en este año jalonado con actos de oración y celebraciones litúrgicas de la Eucaristía y de la Penitencia, con encuentros sacerdotales, la peregrinación diocesana a Ars o la participación en actos en Roma. Este tiempo ha ofrecido una ayuda muy eficaz a todos los sacerdotes en nuestra necesaria renovación interior de modo que nuestro testimonio evangélico en el mundo de hoy sea más intenso e incisivo. Durante este tiempo de gracia, fieles y comunidades hemos orado con intensidad y

constancia a Dios por Penitencia, y el ejercila santificación de los cio diario de la caridad sacerdotes, de la cual pastoral: en una paladepende también la bra; que tendamos haeficacia de su ministecia la santidad de vida rio; la presencia habien la entrega generosa tual de esta intención y fiel a la vocación y en nuestras comuniministerio recibidos. dades ha ayudado a Mons. Casimiro Sólo si somos hombres valorar la importancia López Llorente * de Dios, podremos ser del papel y de la miservidores de los homsión del sacerdote en la Iglesia bres. Lo que más cuenta es ceny en la sociedad contemporá- trar nuestra vida y nuestra actinea. Por todo ello damos gra- vidad en un amor fiel a Cristo cias a Dios. y a la Iglesia, que suscite en noEl Año sacerdotal ha con- sotros una acogedora solicitud cluido, pero los objetivos que pastoral con respecto a todos. con él se pretendían siguen Para realizar fielmente esta tarea siendo de enorme actualidad. hemos centrados en el Señor Son un legado permanente de Jesús; es decir, esforzarnos por este año y una tarea cotidiana ser pastores según el corazón para todos: sacerdotes y fieles. de Cristo, manteniendo con él En estos momentos recios es un coloquio diario e íntimo. La necesario que los sacerdotes nos unión con Jesús es el secreto del dejemos renovar interiormente auténtico éxito del ministerio y día a día por la gracia de Dios, de la fidelidad siempre fresca de que profundicemos nuestra todo sacerdote. La comunión y vida espiritual mediante la ora- la amistad con Cristo aseguran ción intensa, la celebración de la serenidad y la paz también en la Eucaristía y la recepción de la los momentos más complejos y

difíciles. Sabemos que en nuestro camino no estamos solos. Contamos con la compañía y amistad fiel de Cristo, que nunca abandona. Pero también contamos con la cercanía humana y con la oración sincera de muchos fieles, que aprecian la persona y el ministerio de sus sacerdotes. “Un buen pastor, un pastor según el Corazón de Dios, es el tesoro más grande que el buen Dios puede conceder a una parroquia, y uno de los dones más preciosos de la misericordia divina”, decía el santo Cura de Ars. Orar por la santificación de nuestros sacerdotes y para que el Señor suscite entre nosotros vocaciones al sacerdocio, para que nos siga dando “pastores según su Corazón”, es lo que nos pide la hora presente de nuestra Iglesia y de nuestra sociedad. Con mi afecto y bendición, (*) Obispo de Segorbe-Castellón

Insinuación de movimientos sacerdotales: s. XVII-XVIII por Juan

Dar información de todo lo que por los sacerdotes la Iglesia, a través de distintos movimientos sacerdotales, ha realizado después del Concilio de Trento, es tarea que sobrepasa lo que se pretende en estas colaboraciones para Hoja Parroquial. Como el año sacerdotal determinado por el Papa finalizará en junio, procuraré en estos informes míos escoger, de lo mucho que se podría, lo que considere más importante para nuestros lectores. El s. XVII francés abunda en textos que exaltan la grandeza del sacerdocio. Nunca se había hablado tanto del sacerdocio. Las corrientes de santidad hablaban más de la vida religiosa en conventos y monasterios. La Escuela Francesa se niega a fundar una orden nueva para los presbíteros diocesanos y procuran renovar lo que ellos llaman la Orden de San Pedro. Con este motivo afirman muy alto la condición sobrenatural del sacerdote, verdadero religioso de Dios. El sacerdote no sólo tiene una función en la Iglesia, está consagrado, transformado en el fondo de su

Manuel Gil

ser sobrenatural, por una especial unión con Dios, con Jesucristo, Sumo Sacerdote. Imposible tratar de la Escuela Francesa, olvidando al menos tres nombres ya clásicos: Vicente de Paúl, Pierre de Bérulle, y Jean-Jacques Olier. Perdón por los nombres, que no tengo más remedio que prescindir, en esta tarea tan importante de formar un clero excelente. En 1628, San Vicente de Paúl inaugura Ejercicios para los Ordenandos. En la diócesis de París se celebran en San Lázaro, duran once días. En cada una de las ordenaciones anuales, recibe ochenta candidatos al sacerdocio y todo a sus expensas. En 1631, estos retiros los declara obligatorios el arzobispo de París. Entre estos ejercitantes se encuentran dos muy destacados: Rancé y Bossuet, que más tarde dirigirá él estas conferencias. A partir de 1642, los seminarios que se van a fundando son numerosos. La universidad de la Sorbona, ya muy famosa, ofrece una formación espiritual y pastoral muy destacada. A San Vicente de Paúl le podemos encontrar personalmente actuando. Los sacerdotes de

la Misión, seculares, vivirán entre el clero rural para evangelizar a los pobres, como lo había hecho Nuestro Señor. En 1660 sus sucesores ya habían dado 40 misiones en las parroquias de Francia. El sacerdote Olier precisa bien el papel de los sacerdotes diocesanos, de los párrocos. Él mismo ha vivido esta dimensión pastoral en París, en el suburbio de Saint Germain, con el disgusto de sus familiares. Pero él superó estos obstáculos con el deseo ardiente de servir a Dios en una parroquia. El sacerdote Bérulle, compara la situación de los sacerdotes con la de los religiosos. Las órdenes religiosas han sido erigidas por fundadores carismáticos, pero la orden del ministerio sacerdotal, Jesucristo mismo la ha instituido directamente. Estos grandes sacerdotes citados tienen un mérito excepcional porque aunque el Concilio de Trento había exigido erigir seminarios, hubo muchas resistencias y dilaciones antes de que se fundaran en las Diócesis. Casos excepcionales a parte.

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 3


Vida Diocesana

El Obispo inauguró la Semana de la Caridad REDACCIÓN. CASTELLÓN.

Mons. Casimiro López Llorente inauguró, por su participación en el gesto organizado por Caritas junto al palacio episcopal de Castellón, la Semana de la Caridad que desde el 1 de junio hasta el día de Corpus ha sensibilizado la propia Iglesia y de la sociedad hacia las personas en dificultades para que “nadie pase necesidad”. El Obispo tomó como palabra de referencia la que Cristo dice a sus apóstoles antes de la multiplicación de los panes: “Dadles vosotros mismos de comer”. Mons. López Llorente afirmó que “antes de bus-

El Obispo puso el cirio en representación de las Caritas parroquiales

car otras soluciones, hemos de implicarnos todos para que otro mundo sea posible, y que los que tienen necesidades espirituales y materiales también puedan acceder a ese mundo más

Fallece el sacerdote Mossen Portalés REDACCIÓN. ALMAZORA.

El domingo 30 de mayo, solemnidad de la Santísima Trinidad, y justo cuando se cumplían cincuenta años de la Bula del papa Juan XXIII, modificando los límites de las diócesis de Segorbe, Tortosa y Valencia, fallecía mossén José Manuel Portalés Cantavella, sacerdote nacido en Almazora en 1928, al que la nueva configuración diocesana de 1960 le sorprendió en una parroquia, que continuaría perteneciendo a la diócesis de Tortosa. Ordenado sacerdote en aquella ciudad en 1950, celebró su Primera Misa en su parroquia natal de Almazora el día de San Pedro de aquel año. Atendió con cariño y dedicación las parroquias de Morella, San Rafael del Río y Salzadella en la provincia de Castellón y en las de Tiveny y Casas de Alcanar, donde no sólo levantó la

Casa Abadía, sino que, gracias a sus gestiones, se construyó el puerto pesquero. Profesó una gran devoción a María Inmaculada, divulgando incluso con su patrimonio particular el testimonio de los mártires de la Persecución Religiosa de 1936. Una vez jubilado se retiró a su tierra de La Plana, celebrando la misa dominical en la ermita de San Blas, patrono de Burriana, y en cuantas parroquias era solicitado, a pesar de sus limitaciones. Su entierro en Almazora, el día siguiente, estuvo presidido por su obispo de Tortosa, Mons. Javier Salinas, por los Vicarios Generales de Segorbe-Castellón y Tortosa, por un numeroso grupo de sacerdotes de ambas diócesis y por sacerdotes de la Hermandad Sacerdotal de la Santa Cruz de la Prelatura del Opus Dei, a la que partencia el sacerdote. Que al Cel siga.

4 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

justo”. El gesto de Caritas fue colocar sobre el lema de la semana, “Otro mundo es posible”, unos cirios decorados por los diversos proyectos de la entidad diocesana. El obispo parti-

cipó en el gesto poniendo el cirio correspondiente a las Caritas parroquiales. En el acto, también se leyó el evangelio de las bienaventuranzas, lo que puso a la vista, según explicó el Obispo, “desde donde hacemos esta acción por un mundo distinto”. Después de subrayar lo que “la Iglesia de Segorbe-Castellón lleva a cabo a través de tantos voluntarios”, mons. López Llorente agradeció a los donantes anónimos que hacen posible que “muchas de nuestras familias tengan un bocado que llevarse a la boca, e invitó a seguir colaborando en una crisis “que se profundizará y prolongará en el tiempo”.

Salus organiza una charla sobre el lenguaje de los signos REDACCIÓN. CASTELLÓN.

La Asociación Salus Infirmorum organizará el martes próximo, 15 de junio, a las 17h en el Obispado, una charla sobre el lenguaje de los signos para sordomudos. El objetivo es dar una introducción para facilitar la comunicación con personas con dificultades auditivas, y estará impartida por el sacerdote Raúl López, que ya desarrolla una pastoral en la Diócesis con sordomudos. La semana pasada, Salus ya organizó otra conferencia, esta vez sobre la celiaquía y las alergias alimentarias. Lidón Pascual,

matrona y ella misma celíaca, explicó los trastornos en la alimentación provocados por esta enfermedad de origen desconocido. Pascual compartió las dificultades en la vida cotidiana y dio un listado de los alimentos adecuados. Salus Infirmorum atiende a personas enfermas, ancianos y niños, desde hace más de cuarenta años en la Diócesis. Dentro de sus actividades, también propone regularmente charlas de formación para sus asociadas y de divulgación de diversos temas relacionados con la pastoral de la salud y atención a personas con dificultades.

COMPLEMENTO COLECTA DE CORPUS 2009 Caudiel: 2.131,00 €

Benafer: 432,00 €


Vida Diocesana

La Iglesia Diocesana celebra el 50 aniversario de la elevación de Santa María de Castellón como Concatedral

Más de sesenta sacerdotes, representación de los dos Cabildos, religiosos, religiosas, seminaristas, autoridades provinciales, locales y autonómicas, y fieles laicos celebraron el pasado domingo 30 de mayo, presididos por el Obispo, los cincuenta años de la Bula del Papa Juan XXIII por la cual era elevada a la dignidad de Concatedral de la Diócesis la Iglesia de Santa María de Castellón de la Plana. Poco antes de las siete de la tarde, el toque de coro y las campanas del “Campanar de la Vila”, anunciaban a la ciudad el aniversario y le recordaban su condición de “Ciudad Episcopal” y el inicio de la Solemne Misa Estacional. En los primeros bancos, a parte de las autoridades, asistieron representaciones de las principales Cofradías y del Patronato de Santa María. En el altar mayor figuraba de manera excepcional la cruz histórica de la ciudad, de plata dorada y esmaltes, cincelada en 1576. El principal cáliz que iba a ser utilizado en la celebración, lo regaló a esta su parroquia natal en 1771, el que fue obispo de Barcelona, Josep Climent, enterrado en el atrio de este mismo templo. Los Coros y Orquesta Sinfónica del Mediterráneo, bajo el patrocinio de la Diputación Provincial y “Castelló Cultural”, interpretaron la Misa Solemne de Joseph Haydn, además de varios motetes del sacerdote de Vinarós mossén García Julve, la Galania a la Virgen del Lledó de la compositora castellonense Matilde Salvador, y otros de autores

Fotografía: Gabi Utiel Mediterráneo

REDACCIÓN. CASTELLÓN.

clásicos. En el órgano, el organista titular de la catedral de Valencia. Al inicio de la Eucaristía el Vicecanciller de la Diócesis dio lectura al Breve del papa Juan XXIII, que lo fieles pudieron seguir en el folleto distribuido, donde también se había incluido la Carta del papa Juan Pablo II, dirigida a la comunidad diocesana de SegorbeCastellón con motivo de la Dedicación de este templo en mayo de 1999 y fotografías de la entrada del obispo Pont i Gol en Castellón en 1960. Centro de unidad y comunión de toda la Diócesis El Obispo Casimiro López Llorente afirmó en su homilía que “la catedral y la concatedral son centro de unidad y

comunión para todo el pueblo de Dios. Son casa y hogar de la comunidad diocesana, dedicadas a acoger como centro de unidad a toda la comunidad diocesana”. Y siguió diciendo el Obispo: “debemos tenerlas como morada de toda la familia diocesana. Son asimismo el centro de la vida litúrgica de la Diócesis. En ella celebra el Obispo, el gran sacerdote de su grey, de quien deriva y depende, en cierto modo, la vida en Cristo de sus fieles”. La celebración concluyó con el canto de la Salve de Lledó y el Obispo dijo: “Demos gracias a Dios esta tarde por el don de nuestra Concatedral. Encomendémonos a la protección de Santa María Virgen y bajo su guía dejémonos regenerar por la Palabra y el Sacramento de la Eucaristía para que

Peregrinación joven a Santiago de Compostela y participación en la PEJ (Peregrinación Europea de Jóvenes)

“Como Santiago, amigos del Señor” Del 27 de julio al 9 de agosto Camino a pie desde Ponferrada Inscripciones: mn. Domingo Galindo Tlf 669 833 169 domingogalindo@gmail.com Límite inscripción: : 20 de junio

nos convirtamos en “piedras vivas” del edificio espiritual, que es nuestra Iglesia diocesana. Pidamos que nuestra Iglesia diocesana sea cada día más una comunidad entroncada en Cristo; una comunidad que acoja y viva a Cristo y su Evangelio en la comunión con la tradición viva de la Iglesia, con el Santo Padre y el Colegio de los Obispos; una comunidad que viva cada día más unida en torno a su Obispo; una comunidad que proclame y celebre la alianza amorosa de Dios; una comunidad que viva y ayude a vivir la fraternidad cristiana conforme al espíritu de las bienaventuranzas; una comunidad que ore y ayude a la oración; una comunidad en la que todos sus miembros se sientan y sean co-responsables en su vida y su misión al servicio de la evangelización en una sociedad cada vez más alejada de Dios; una comunidad que sea fermento de nueva humanidad, de transformación del mundo, de una cultura de la vida y del amor, de la justicia y de la paz”. + Puede consultarse la homilía completa en http://www. obsegorbecastellon.es/

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 5


Nuestra Historia 50 años de la Concatedral

El Arcipreste de Castellón don Joaquín Balaguer Martinavarro (I)

na vinieron a buscarlo a Castellón, pero se decía que había huido a Roma. Seguramente pudo conocer en su escondite la triste noticia que su iglesia estaba siendo derribada.

J. M. FRANCÉS.

En un lugar humilde y casi ignorado por todos, en un rincón de la Capilla de la Comunión de Santa María de Castellón, se encuentra el sepulcro con los restos mortales de don Joaquín Balaguer Martinavarro. Cuando se cumplen ahora los cincuenta años de la elevación a la dignidad de Concatedral de su querida iglesia, publicamos estas notas en homenaje a quien fue el alma de su reconstrucción, el bondadoso pastor en los tiempos difíciles de la persecución, la guerra y la reconciliación. Su deseo era ver Santa María como sede episcopal y el templo concluido. En 1960 recibió al nuevo obispo diocesano Mons Pont y Gol, pero murió mucho antes de ver cumplida su esperanza, la consagración de la Iglesia Mayor. En el Cielo se habrá unido al gozo de su pueblo por estos acontecimientos. Hijo Predilecto de Almazora Nacido en Almazora en 1885, ingresa a los once años en el Seminario de Tortosa, siendo ordenado sacerdote por el obispo don Pedro Rocamora en 1909. Su primer destino sería como profesor del Seminario. Después marchó a la Pontificia Universidad de Tarragona, donde se licenció en Sagrada Teología. En 1894 se colocaba la primera piedra de la Iglesia de la Trinidad y poco más tarde se iniciaban las obras de la Sagrada Familia, ambas con la testamentaría de otro gran arcipreste de la ciudad, mossén Juan Cardona Vives. La política era un hervidero, con la aparición de los partidos republicanos y su

líder indiscutible, Fernando Gasset. En 1924, en tiempos de Primo de Rivera, con un Ayuntamiento gobernado por la derecha, se coronaba la imagen de la patrona. En 1927 mossén Balaguer era Cura Ecónomo del Santo Ángel Custodio de Vall de Uxó, y en 1929 de Burriana. Allí le sorprende en 1931 la proclamación de la Primera República Española. En un clima social enrarecido por la crisis económica y la cuestión religiosa, es nombrado en 1935 Arcipreste de Santa María de Castellón. Tenía cincuenta años.

6 // Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón

Pocos días después del Alzamiento, cuando los milicianos quisieron entrar en la iglesia por la fuerza, su gran personalidad les frenó diciéndoles: “De la porta cap a dins, mane jo”. Tuvieron que asaltar la iglesia y quemarla por la noche, la víspera de San Jaime de 1936. Sólo se salvó el sagrario y la imagen de la Virgen del Lledó, que escondió uno de los bomberos que acudió a sofocar las llamas. Mossén Balaguer salvó la vida, escondiéndose en una alquería en Almazora, pero sus vicarios murieron mártires. Los milicianos de Burria-

“Ese caserón, que ha sido la carroña de Castellón” Un acuerdo del Ayuntamiento de 17 de noviembre de 1936 ordena la demolición de “ese caserón, que ha sido la carroña de Castellón”. Cuando llegó el decreto de la Dirección General de Bellas Artes de Madrid ordenando su paralización, ya era demasiado tarde. La iglesia “mártir” de Santa María era desde 1931 Monumento Histórico Artístico Nacional. Después de un baño de sangre y de horror, el 14 de junio de 1938, con la liberación de la Ciudad, se iniciaba una nueva etapa histórica. Mossén Balaguer regresa a Castellón y el 24 de julio, aniversario de la quema del templo, sobre el solar de lo que fue la Arciprestal, recoge de manos del Comisario General de Defensa del Patrimonio Artístico la pequeña imagen de la Virgen del Lledó, hallada por Perot de Granyana y salvada de la impiedad. De Santa María tan sólo quedaban en pie las tres portadas góticas. El clero decide convertir en Arciprestal el templo de San Agustín de la calle Mayor. Era un tiempo para iniciar una pastoral de perdón y pacificación, reconstruyendo la convivencia más aún que los edificios destruidos. Esa fue la principal vocación y misión del Arcipreste Joaquín Balaguer, al mismo tiempo que comenzaba la ingente labor de volver a levantar la tercera Iglesia Mayor de Castellón.


El Evangelio del domingo

“Sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor” XI Domingo del Tiempo Ordinario (3ª Semana del Salterio) Primera Lectura 2Sam 12,7-10.13. Salmo responsorial Sal 31 R/. Perdona Señor mi culpa y mi pecado. R/. Segunda Lectura Gál 2,16.19-21. Evangelio Lc 7,36-8,3. En aquel tiempo, un fariseo rogaba a Jesús que fuera a comer con él. Jesús, entrando en casa del fariseo, se recostó a la mesa. Y una mujer de la ciudad, una pecadora, al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseo, vino con un frasco de perfume, y, colocándose detrás, junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los

pies con sus lágrimas, se los enjugaba con sus cabellos, los cubría de besos y se los ungía con el perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado, se dijo: -Si éste fuera profeta, sabría quién es esta mujer que le está tocando y lo que es: una pecadora. Jesús tomó la palabra y le dijo: -Simón, tengo algo que decirte. El respondió: -Dímelo, maestro. Jesús le dijo: -Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, los perdonó a los dos. ¿Cuál de los dos lo amará más? Simón contestó: -Supongo que aquel a quien le perdonó más. Jesús le dijo: -Has juzgado rectamente. Y,

volviéndose a la mujer, dijo a Simón: -¿Ves a esta mujer? Cuando yo entré en tu casa, no me pusiste agua para los pies; ella en cambio me ha lavado los pies con sus lágrimas y me los ha enjugado con su pelo. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza con ungüento; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. Por eso te digo, sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor: pero al que poco se le perdona, poco ama. Y a ella le dijo: -Tus pecados están perdonados. Los demás convidados empezaron a decir entre sí: -¿Quién es éste, que hasta perdona

pecados? Pero Jesús dijo a la mujer: -Tu fe te ha salvado, vete en paz. [Más tarde iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo predicando la Buena Noticia del Reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.] Palabra del Señor. Próxima semana: Zac 12,10-11;13,1 / Sal 62 / Gál 3,26-29 / Lc 9,18-24

Santoral 13 de junio. San Antonio de Padua, presbítero y doctor de la Iglesia. Nació en Lisboa a finales del siglo XII. Primero formó parte de los canónigos regulares de san Agustín, y, poco después de su ordenación sacerdotal, ingresó en la Orden de los

frailes Menores, con la intención de dedicarse a propagar la fe cristiana en África. Sin embargo, fue en Francia y en Italia donde ejerció con gran provecho sus dotes de predicador, convirtiendo a muchos herejes. Fue el primero que enseñó teología en su Orden, Escribió varios sermones

llenos de doctrina y unción. Murió en Padua el año 1231. En uno de sus sermones dice: “El que está lleno de Espíritu Santo habla diversas lenguas. Estas diversas lenguas son los diversos testimonios que da de Cristo, como por ejemplo la humildad, la pobreza, la

paciencia y la obediencia, que son las palabras con que hablamos cuando los demás pueden verlas reflejadas en nuestra conducta. La palabra tiene fuerza cuando va acompañada de las obras. Cesen, por favor, las palabras y sean las obras quienes hablen”.

Hoja Parroquial de la Diócesis de Segorbe-Castellón // 7


Suplemento del B.O. del Obispado

hojaparroquial

Dep. Legal: CS97-1960

Edita: Obispado de Segorbe-Castellón Director: Juan Manuel Gil Coordinador: Josep Miquel Francés Redacción: Guillem Farré. Oficina de Prensa: Teléfono 964 222 819 / Fax: 964 722 018 / mcssegorbecastellon@planalfa.es / hpsegorbecastellon@hotmail.com / www.obsegorbecastellon.es Impresión y reparto: Gràfiques Color Imprés, s.l.u. Pol. Ind. Fadrell, nave 75. 12005 Castellón / Teléfono 964 255 100

Mons. Celso Morga Iruzubieta, sub-secretario de la Congregación para el Clero

“Los sacerdotes tenemos una misión y un mensaje actualísimo” G. FARRÉ. VALENCIA.

El Año Sacerdotal llega a su término, pero desde la Congregación Vaticana para el Clero no es un final, sino un nuevo inicio. ¿Qué frutos ha dado? ¿Cómo serán los sacerdotes después? ¿Qué se espera de ellos? ¿Cómo colaborarán con ellos los laicos? A ello responde desde una posición privilegiada mons. Celso Morga, que dirigió la última sesión diocesana de formación sacerdotal. - ¿Qué frutos considera que ha dado el Año Sacerdotal? - Quizás es un poco pronto para hablar de frutos, pero lo que sí esperamos es ese renovarse interiormente, es decir, que cada sacerdote en todo el mundo sea consciente de actuar en la persona de Cristo, y por tanto que no se pertenece, que su vida no es suya, sino que la ha dado a Cristo. - ¿Hay alguna dimensión del sacerdocio que quede por descubrir o profundizar? - Por supuesto que el Señor, al instituir y querer el sacerdocio, tiene en su mente muchos aspectos y

una riqueza enorme que siempre debemos descubrir más. En la Congregación para el Clero, ahora queremos insistir mucho en el aspecto de no acomplejarse, ni pensar que estamos fuera del tiempo o de la sociedad; tenemos una misión y un mensaje actualísimo que sólo nosotros podemos ofrecer. - ¿Cómo debe ser el sacerdote del siglo XXI? - El Santo Padre y la Congregación para el Clero queremos más autentici-

dad, más servicio sincero y verdadero al Pueblo de Dios y la humanidad. En definitiva, servir, servir y servir como Cristo ha servido y sirve. Dejarnos de figurar y aparecer como “personas importantes” para ocultarnos, y desde ahí servir al Evangelio. - ¿Cómo pueden ayudar los seglares a los sacerdotes? - El Santo Padre ha insistido muchísimo en que es toda la Iglesia la que celebra el Año Sacerdotal, por tanto

también los laicos y los religiosos. Me consta que ha habido cantidad de iniciativas para ayudar a los sacerdotes. Sobretodo por la oración, pero también con otros medios. Por ejemplo ha surgido alguna nueva fundación para ayudar a los sacerdotes. Pero quisiera señalar particularmente, porque es de justicia, la contribución de los monasterios de clausura. Prácticamente todos han escrito a la Congregación para expresar las iniciativas tomadas, sobretodo de adoración al Santísimo. Les estamos muy agradecidos y estamos pensando cómo agradecerles el esfuerzo hecho. - ¿Cabe esperar una encíclica del Papa sobre el sacerdocio? - Le hemos pedido que escriba la historia de su vocación sacerdotal como hizo Juan Pablo II con “Don y Misterio”. No se si lo hará porque la magnitud de su trabajo es ingente, pero sí que puedo repetir, porque él mismo nos lo ha dicho, que los textos que leerá con motivo de la clausura son de su puño y letra, y fruto de la oración ante el Santísimo.


Hoja Parroquial del 13 de junio de 2010