Page 1

El amor que necesitan infantes abandonados está en las sonrisas de unas tías por ANDES/@RobertsonVza » 17:54 - 14 feb 2012

Quito, 14 feb (Andes).- Evelyn Díaz tiene 28 años y es voluntaria hace unos 6 meses del Hogar Para Sus Niños (HPSN), una fundación no gubernamental y sin fines de lucro que ejecuta programas para el cumplimiento de los derechos de los niños y niñas en situación de riesgo por abandono y maltrato infantil. La mirada de Evelyn muestra el cariño que desea brindar a los y las bebés, aunque parece que no es suficiente para lo que ellos requieren. “Lo que hacemos lo sentimos desde el corazón, la experiencia es muy linda”, expresa la voluntaria, al tiempo que sonríe a unos de los bebés en una de las casas para los menores. Evelyn es una de las contadas voluntarias con las que se apoya el centro, para dar atención integral a los pequeños que han sufrido abandono o que son huérfanos. Además están las tías, como se les denomina a las cuidadoras de los niños. La mayor parte de tiempo, ellas hacen el papel de madres, niñeras o como se quiera entender sus funciones, que son estar con permanente atención en los niños y niñas. Cada cuidadora tiene un grupo de cinco chicos a su cargo, y los pequeños reciben atención las 24 horas del día. “Por eso hay turnos todo el tiempo”, explicó a la Agencia Andes la coordinadora de proyectos del HPSN, Gabriela Salazar. La tía Alicia Tutillo trabaja 10 años en el HPSN, que cuenta con 21 años desde su fundación por una pareja de estadounidenses y que funciona en un espacio donado en el norte de la capital ecuatoriana. “Me gusta trabajar acá y al mismo tiempo es una oportunidad que tenemos”, cuenta la tía Alicia, que comparte un lunes de mañana con su colega Fernanda Iglesias, quien llegó hace poco menos de un año de su ciudad natal, Tulcán (norte andino), y obtuvo el trabajo en el HPSN. Fernanda, al igual que Alicia, busca que los niños sientan una familia en este centro de cuidado integral, aunque la intención primordial es que una familia externa encuentre a estos risueños niños para su adopción. Sin embargo, las trabas judiciales en años pasados ha sido un gran problema para que los niños tengan una oportunidad con una familia propia. A ellas también se une Lorena Benavides, entre otras tías, pero ella vigila por la educación temprana de un grupo de niñas entre 3 y 5 años, con material didáctico. El centro, fundado en 1991, tiene dos casas en el país: en Quito (capital) y en la ciudad de Latacunga (centro andino).


Salazar contó a Andes que para tener una mejor labor, el HPSN requiere mayor agilidad de los juzgados en el tema de las adopciones, mientras que en el tema económico necesita unos USD 40 mil mensuales, para completar la capacidad de los centros (50 niños). Las agencias internacionales que están autorizadas en el tema de adopciones en Ecuador son de Suecia, Italia y Estados Unidos. Cabe señalar que el HPSN no tramita directamente las adopciones, pues para ello están los organismos legales. El Hogar Para Sus Niños participa y crea conferencias, talleres, reuniones y redes para promover y fomentar cambios en la política pública del país. Fuente: http://andes.info.ec/2009-2011.php/?p=140912

El amor que necesitan infantes abandonados está en las sonrisas de unas tías Diario Andes 15 02 2012  

El amor que necesitan infantes abandonados está en las sonrisas de unas tías

El amor que necesitan infantes abandonados está en las sonrisas de unas tías Diario Andes 15 02 2012  

El amor que necesitan infantes abandonados está en las sonrisas de unas tías

Advertisement