Page 1

Oraciones verde_Maquetación 1 13/09/2016 12:42 Página 1

ORAR EN EL MUNDO OBRERO

25º Domingo del tiempo ordinario (18 septiembre 2016) Comisión Permanente HOAC

Hay delitos colectivos, y quizá el más representativo de todos es el que se suele llamar “la injusticia social”… Nadie siente la menor responsabilidad por los que hoy caen asesinados por la injusticia social. Nadie siente la menor complicidad ante los innumerables robos que hoy la injusticia social perpetra contra tantos derechos de los más legítimos y casi sagrados. (Rovirosa, OC, T. V, 533)

Cada cristiano y cada comunidad están llamados a ser instrumentos de Dios para la liberación y promoción de los pobres, de manera que puedan integrarse plenamente en la sociedad; esto supone que seamos dóciles y atentos para escuchar el clamor del pobre y socorrerlo… Hacer oídos sordos a ese clamor, cuando nosotros somos los instrumentos de Dios para escuchar al pobre, nos sitúa fuera de la voluntad del Padre y de su proyecto, porque ese pobre clamaría al Señor contra ti y tú te cargarías con un pecado (EG 187). ORA DESDE TU VIDA

La primera lectura de la Misa de este domingo se nos hace oración y clamor. El profeta Amós pone en nuestros labios las palabras. Tú tienes que poner los rostros, las situaciones, el grito, las realidades que siguen clamando contra Dios, porque compran por dinero al pobre. Siendo consciente de que también tienes parte de responsabilidad, parte de complicidad. Trae esas situaciones a la oración y lee orándolo, el texto del profeta Amós. Am 8,4-7: Contra los que «compran por dinero al pobre».

Escuchad esto los que exprimís al pobre, despojáis a los miserables, diciendo: ¿cuándo pasará la luna nueva para vender el trigo, y el sábado para ofrecer el grano? Disminuís la medida, aumentáis el precio, usáis balanzas con trampa, compráis por dinero al pobre, al mísero por un par de sandalias, vendiendo hasta el salvado del trigo. jura el Señor por la Gloria de Jacob que no olvidará jamás vuestras acciones.

1


Oraciones verde_Maquetación 1 13/09/2016 12:42 Página 2

25º Domingo del Tiempo Ordinario

ORAR EN EL MUNDO OBRERO

C.P.

La Buena Noticia es que no podemos servir a Dios y al dinero Lc 16,1-13: No podéis servir a Dios y al dinero.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Un hombre rico tenía un administrador y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: –¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido. El administrador se puso a echar sus cálculos: –¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar, me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa. Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo, y dijo al primero: –¿Cuánto debes a mi amo? Este respondió: –Cien barriles de aceite. Él le dijo: –Aquí está tu recibo: aprisa, siéntate y escribe «cincuenta». Luego dijo a otro: –Y tú, ¿cuánto debes? Él contestó: –Cien fanegas de trigo. Le dijo: –Aquí está tu recibo: Escribe «ochenta». Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz. Y yo os digo: Ganaos amigos con el dinero injusto, para que cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es de fiar en lo menudo, también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo, tampoco en lo importante es honrado. Si no fuisteis de fiar en el vil dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos amos: porque o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.

Palabra del Señor

Interioriza lo que Dios te dice hoy El pasaje del Evangelio es parte de las instrucciones que Jesús da a sus discípulos para la Misión así que, antes que para los otros, hemos de entender que nos dirige estas palabras a nosotros. La advertencia de Jesús es que resulta fácil endiosar, creer y buscar el apoyo en la riqueza. 2


Oraciones verde_Maquetación 1 13/09/2016 12:42 Página 3

C.P.

ORAR EN EL MUNDO OBRERO

25º Domingo del Tiempo Ordinario

También nosotros estamos en situación parecida a la de este administrador sagaz que se encuentra en un aparente callejón sin salida y necesita apoyarse en algo. El administrador se asegura un futuro apoyándose en las relaciones, en la riqueza, y en la injusticia. Hoy lo llamamos de otras muchas maneras: corrupción, enchufismo, puertas giratorias… El que quiera ser discípulo del Reino, debe imitar su habilidad, pero no su deshonestidad. Mucho se debe jugar en la cuestión de las riquezas para que la Palabra de Dios sea tan insistente en este tema. Sobre todo porque no hay un dinero justo e injusto, sino que todo dinero es injusto porque es siempre provocador de injusticia, y por eso la única forma de servirse del injusto dinero es compartiéndolo para ganar (haciéndolo posible) el Reino de Dios. El dinero es la piedra de toque de nuestra fidelidad y nuestra disponibilidad para el Reino; la piedra de toque del servicio a los empobrecidos compartiendo lo que, de hecho, no es nuestro, sino que nos lo hemos apropiado en detrimento de marginados, y desposeídos. No hay boda posible entre Dios y el dinero. Todo arreglo o componenda que hagamos desemboca siempre, tarde o temprano, en idolatría. Es el gran peligro de quienes nos instalamos buscando seguridades. Es el gran peligro de los discípulos, de los cristianos, de cada uno y cada una de nosotros. Nosotros creemos que nos servimos del dinero, pero Jesús nos desvela que la realidad es que, muchas veces, servimos al dinero. El dinero termina siendo nuestro dueño y señor. Creemos poseer las cosas y las cosas acaban por poseernos. Hemos de tener claro que la propuesta de Jesús conlleva replantearnos totalmente la vida. Nos invita a comprender de una manera radicalmente nueva el sentido de todo y la orientación de nuestra conducta en relación con los bienes. Solo podemos construir nuestra vida sobre el proyecto de aprender a compartir lo que somos y tenemos para crear comunión, desde los últimos. No hay alternativas ni componendas posibles. Aunque, a veces, las encontramos fácilmente, y cuando nos damos cuenta es tarde; ya estamos atrapados en justificaciones y razones para sostener lo insostenible de nuestra vida. No podemos engañarnos pensando que los ricos son siempre los otros. No es fácil ser discípulo, militante; no es fácil servir a Dios y vivir la comunión cuando uno organiza su vida en función de su bienestar personal, de su “felicidad” o satisfacción personal y familiar exclusivamente; cuando las necesidades propias no hacen sino crecer sin fin; cuando compartimos rácanamente lo que nos sobra. Al final terminamos aborreciendo a Dios, porque se convierte en el estorbo de nuestro bienestar. Nuestro mundo se ha construido sobre esta mentira de las riquezas, y sobre la injusticia que conlleva. Se ha construido sobre la muerte injusta de tantos inocentes, y sobre el desprecio de la sagrada dignidad de las personas. En alguna medida, también yo soy responsable, también soy cómplice, cuando reclamo que “mi” espacio, “mis” bienes, “mi” dinero, “mis” necesidades, han de terminar estando por encima de las de los otros, de las de los empobrecidos, y me cierro a descubrir que solo el Amor que se hace comunión, puede salvarme. Solo Dios. La denuncia profética de la deshumanización que descarta seres humanos es algo a lo que no podemos renunciar. Como tampoco a descartar de nuestra vida todo lo que, por inhumano, nos pone contra Dios porque nos hace cómplices del despojo de los pobres. Estoy llamado a crecer en comunión de bienes con los empobrecidos del mundo obrero. ¿Qué pasos tengo que dar para ello? 3


Oraciones verde_Maquetación 1 13/09/2016 12:42 Página 4

25º Domingo del Tiempo Ordinario

ORAR EN EL MUNDO OBRERO

C.P.

Oro las llamadas que recibo de Dios SOLO los pobres que no almacenan riquezas ¡llegarán a tener cuanto necesitan en la vida! Solo los mansos que no albergan violencia en su corazón, ¡disfrutarán de lo mejor de la existencia humana!

Solo los que tienen lágrimas sinceras ante el mal ajeno ¡tendrán también sensibilidad para gozar con todo lo bueno de los demás!

Solo los perseguidos por la causa de la justicia ¡habrán contribuido al triunfo definitivo del Abrazo Universal!

¡Dichoso vosotros, que reconocisteis la sagrada dignidad de la Persona Humana, porque, en el prójimo –en cada hermano-, encontrasteis el mejor camino hacia el abrazo con Dios! (Antonio López Baeza)

Solo los que tienen hambre y sed de justicia ¡mantendrán para muchos la esperanza de un mundo mejor!

Solo los que ponen su corazón en la miseria del hermano ¡ayudarán a muchos a descubrir y defender su inviolable dignidad!

Solo los limpios de corazón ¡reflejarán en sus rostros la Luz misteriosa de la Eternidad! Solo los que trabajan por la Paz ¡revelarán a muchos que Dios es amigo y defensor de todo lo humano!

Termino orando al Divino Obrero de Nazaret, con nuestra oración.

Señor, Jesús, te ofrecemos, todo el día… María, Madre de los pobres, Ruega por nosotros 4

25º domingo to c  
25º domingo to c  

Oraciones para el 25º domingo del tiempo ordinario de liturgia

Advertisement