Issuu on Google+


Sección

Más de dos Título

CÓMO SER MEJORES C PADRES Por:Paola Barrera

ambian los padres, cambian los hijos y cambia la sociedad. Entonces ¿qué debemos hacer los padres de hoy para estar a la altura de los nuevos tiempos y criar hijos exitosos, seguros de sí mismos y provechosos para la sociedad?

Hoy en día todos sabemos que es muy difícil ser un buen padre, o tan solo un padre. Con el aumento de los divorcios, separaciones, madres y padres solteros, y las familias en las que la pareja trabaja fuera de casa, el tiempo que queda para los hijos es muy escaso. Aun así, tengo el convencimiento de que, independientemente del ritmo de trabajo o de la situación vital de cada miembro de la familia, es posible ser mejor padre de lo que se es. Siempre tenemos tiempo para cambiar y mejorar. Ser mejor padre, aunque no sea sencillo, puede conseguirse siguiendo unos pocos principios que hay que poner en práctica a diario: PRINCIPIO 1: no te involucres en luchas de poder de las que, probablemente, nadie salga victorioso. PRINCIPIO 2: di cosas agradables a tus hijos de vez en cuando, sobre todo si no se lo esperan. PRINCIPIO 3: no hagas cosas por tus hijos que ellos sean capaces de hacer por sí mismos, a menos que estés seguro de que te devolverán el favor.


LUCHAS DE PODER Las luchas de poder se producen cuando alguien cree que ha perdido autoridad y quiere recuperar la sensación de control. Los padres pretenden controlar a sus hijos y luego se sienten culpables por haber perdido la paciencia. Los niños se enfadan, se deprimen y fantasean sobre la manera de retomar el control sobre sus padres.

La sensación de pérdida de poder comienza a menudo a una edad temprana, y los padres que han experimentado esa sensación suelen transmitírsela al menos a uno de sus hijos. Comprenderse a sí mismo a través de la propia conciencia mejora nuestra labor como padres. Para resolver las luchas de poder toma nota de los siguientes consejos: 1. Haz preguntas en lugar de dar órdenes. 2. Ten un lugar donde puedas apartarte cuando se desencadene una lucha de poder. 3. Proporciónale a tu hijo más de una opción para elegir. 4. Recuerda la persona a quien tienes que controlar es a ti mismo, no a tu hijo. 5. Soltar una carcajada en mitad de una lucha de poder consigue pararla. Enfrentarse a una lucha de poder de manera inteligente es el primer paso para convertirse en mejor padre./


CÓMO ALABAR Y CRITICAR A LOS NIÑOS Por: Rosnay Parra

Elogiar al niño cuando él se lo espera solo demuestra que el padre está haciendo lo que “debe” hacer un buen padre. Cuando el niño muestra un trabajo que ha hecho en el colegio y que él cree que es maravilloso, busca los elogios para reforzar sus propios sentimientos.

Está bien concedérselos, pero es su propia opinión la que debe guiarle, no el juicio de los padres. Cuando el niño sabe que ha hecho algo mal y no puede evitar que los padres lo descubran, la crítica y el castigo posterior ya se han formado en su mente, aunque todavía los padres no hayan intervenido. El niño sabrá cuando ha hecho algo mal si ha aprendido a juzgar sus propias actuaciones. Los buenos padres dan oportunidades a sus hijos para que aprendan a pedir ayuda y controlar su capacidad para soportar la frustración, a la vez que aguantan su propio desasosiego cuando ven a sus hijos intentando solucionar un problema que les supera./


Por: Hernán Viloria

Los padres siempre tienen razón, incluso cuando están equivocados. Es difícil superar este tipo de educación, se necesitan muchos golpes psicológicos, crisis espirituales y honestidad personal para ello. Por eso, muchos de nosotros evitamos mejorar como padres hasta que es demasiado tarde, y nuestros hijos son demasiado mayores para agradecérnoslo. Los padres que necesitan mantener el control a toda costa son ciegos con respecto a su propio sentido de la irresponsabilidad. Antes o después, sus hijos aprenderán que sus padres carecen de credibilidad a pesar de las temibles muestras de enfado.

Los niños deben educarse en una sociedad mucho más compleja y peligrosa que aquella en la que fueron educados sus padres. Para aguantar y superar estos desafíos, los niños tienen que estar seguros de sí mismos.

Que hay que admitir un error antes de poder corregirlo, y que corregir errores es importante. Descubren que pedir disculpas es difícil, y que hay que ser fuerte para hacerlo. Ven una muestra de sinceridad, que tal vez no vean en otra parte. Que una buena familia repara los malos sentimientos que se producen entre sus miembros.

Aprenden a pedir disculpas a sus padres cuando les han ofendido, y a resolver sus remordimientos y su complejo de culpa. Este es el mejor método para mostrarles que son dignos de respeto. Los buenos padres tratan a sus hijos con más respeto que los padres normales, y es probable que sus hijos obtengan más éxito en este mundo tan complejo.


EL AUTOESTIMA ES MUY IMPORTANTE Por:Keylin Saavedra

La mayoría de los buenos padres se preocupa por la autoestima de sus hijos y estarán dispuestos a hacer cualquier cosa para fomentarla, así que el primer paso es aumentar primero la tuya.

Para sentirse satisfecho como padre, hay algunos sentimientos básicos que hay que procurar experimentar, como divertirse, confiar en que tu progenie está sana y feliz, creer que los demás te respetan como padre, sentirse satisfecho del trabajo realizado y luchar contra el exceso de ansiedad.

Encontrar formas para experimentar más satisfacción en la vida familiar y en la labor de padres no es ningún misterio. Los

buenos padres tienden a hacer cosas que la mayoría de los padres no hacen. Ser madre hoy en día implica un proceso de apertura que necesita más comprensión sin perder autoridad. Ser firme pero comprensiva, es el equilibrio ideal Hay que entender que el proceso de crecimiento es irregular, episódico e incoherente. Ninguno de tus hijos tendrá un proceso de desarrollo perfecto. No te preocupes, lo importante es saber orientarlos en el camino/


Sección

Notas aromáticas Título

AROMATERAPIA ARMONÍA ESPIRITUAL Por: Jessica Castillo

Los aromas tienen un encanto muy particular. Una de sus capacidades más celebradas es la de llevarnos a recuerdos perdidos en el tiempo y el espacio… Pero además, los olores sirven para curar. Aquí te presentamos una técnica legendaria que renace en este siglo para proporcionar bienestar a través de aceites esenciales que provocan estímulos positivos para el ser humano

Los egipcios hacían preparaciones con aceites esenciales que utilizaban para armonizar los templos. La preparación consistía en extraer las esencias de las plantas, calentarlas en un envase de arcilla y conservar sus propiedades curativas para obtener aceites esenciales.


Actualmente, los aromas se pueden utilizar para terapias vibracionales, meditación, concentración y cualquier técnica destinada a lograr consonancia interior en el ser humano. La base de toda la terapia de olores son los aceites esenciales, y pueden prepararse en casa, salas de meditación o consultorios, pues la elaboración es bastante fácil: con el calor de una vela se calienta el ingrediente que desee extraer en un recipiente de cerámica en el cual se coloca agua, y de cinco a diez gotas de aceites esenciales. Cuando el aceite se acerca a la piel de la persona, sus propiedades penetran en los vasos capilares hasta el sistema interno y allí se diluyen. Esto es ideal para masajes y también como perfumes. Lo importante es no mezclar esencias con efectos contrarios, utilizar de tres a cuatro aceites y solo aquellas mezclas que sean agradables para quien se aplique la aromaterapia.


PRINCIPALES ACEITES ESENCIALES Por: Karen Bustamante

Albahaca: se utiliza para el dolor de cabeza y migrañas, también para la fatiga mental. Angélica: ayuda a contactarse con lo divino. Bergamota: eleva el espíritu, refresca y relaja. Es muy útil para casos de depresión, ansiedad y tensión. Canela: es afrodisíaco y estimulante mental. Cedro: efecto sedante indicado para el estrés. Cedrón: sedante; se puede combinar con lavanda. Ciprés: se usa en duelos y en otras etapas de cambio. Clavo de olor: agotamiento mental; también sirve para dejar de fumar. Enebro: actúa sobre los planos mentales, emocionales y físicos; alivia situaciones de confusión y cansancio. Eucalipto: actúa en el aparato respiratorio y es descongestivo. Geranio: antidepresivo, relajante. Se recomienda para restaurar y estabilizar emociones. Jengibre: dolores reumáticos y musculares; agotamiento sexual y físico. Lavanda: es un sedante muy efectivo que se utiliza en problemas de insomnio. Ayuda a balancear estados emocionales como histerias y depresiones. Lemongrass: se usa para contrarrestar la fatiga mental; es un estimulante cerebral. Limón: estimulante mental, antiséptico, astringente, cicatrizante. Mandarina: calmante y sedante; brinda alegría. Mejorana: actúa mejorando estados de soledad y ansiedad.


Sección

Sentir y pensar Título

DALE UN “PARAO” AL ESTRÉS Por: Jessica Castillo

Constantemente se nos advierte de los peligros potenciales del estrés. Somos conscientes de que existe y de que se trata de algo serio, pero no lo conocemos bastante. Descubre en estas líneas cuál es la diferencia entre hombres y mujeres respecto a este mal de la modernidad Las mujeres viven en el mismo mundo que los hombres. También ellas han de soportar los atascos, las tensiones laborales y los desengaños amorosos. También a ellas les preocupan los hijos, el porvenir y les desconcierta el presente. Debido al estrés, las mujeres están deprimidas, insomnes, retraídas, irritables, atemorizadas, ansiosas, abatidas y trastornadas. Debido al estrés, las mujeres pierden a veces el interés por la comida, por las relaciones sexuales o por los amigos, exactamente igual que los hombres. Pero además, las mujeres experimentan algunas formas de estrés que les son totalmente propias.


Derivado de su fisiología: desarrollo de los senos, menstruación, embarazo y menopausia. Derivado de los cambios de vida: el matrimonio, la maternidad, el divorcio, el pasar los cuarenta años en una cultura que venera la juventud y la belleza, la viudez y la reorganización de la vida cuando los hijos son mayores. Estrés psíquico: que a menudo siente la mujer soltera, de vida supuestamente divertida, que fue educada a la antigua, que ya tiene 30 y no se ha casado; el ama de casa a la que se presiona para que salga de casa y se realice; la mujer que trabaja y a la que se presiona para que vuelva a casa a fin de no perder a su familia, y la eterna experta en inseguridad. Ocultos: que perturban, angustian y agotan como el machismo, el sexismo sutil, el ser anfitriona, el hablar con niños de dos años. Las crisis vitales: que caen principalmente sobre los hombros de la mujer, como la atención a los padres enfermos, el cuidado de un hijo disminuido, etc.


FISIOLOGÍA FEMENINA VS. MASCULINA Por:Paola Barrera

Es posible que los hombres y las mujeres fueran creados iguales, pero desde luego no somos idénticos, sobre todo en lo referente al estrés. Las mujeres sobreviven mejor que los hombres al estrés del nacimiento. No solo es más baja la mortalidad infantil femenina que la masculina, sino que además las mujeres suelen vivir más años y envejecen con más gracia. Suelen conservar durante más tiempo el uso de las piernas y de las manos, tienen menos canas, menos pérdida de visión y audición, menos pérdida de memoria y mantienen una mayor afluencia de sangre al cerebro. El profesor Karl Pribram, de la Universidad de California en Santa Cruz, destaca: Un mayor predominio del hemisferio izquierdo del cerebro en las mujeres. Las mujeres que padecen estrés durante largo tiempo están expuestas a un doble peligro: por una parte, corren el riesgo de mostrar todos los síntomas habituales del estrés y por otra parte, corren el riesgo de sufrir otros trastornos, atribuibles al estrés, tales como la infertilidad, la tensión premenstrual y la neurosis de ansiedad.

Dado que las mujeres tienen una mayor proporción de grasa con respecto al músculo que los hombres, tienen una mejor protección contra el frío, flotan mejor en el agua y liberan más lentamente la energía.

Las investigaciones muestran también una diferencia varón/mujer en el control de la agresividad. A partir de los 18 meses de edad, las niñas parecen adquirir mayor control sobre las rabietas que los niños. Esta es otra razón por la que cabe esperar que las mujeres desarrollen mejores estrategias verbales para afrontar el estrés que los hombres, menos capaces de controlarse.


CONSEJOS PARA EVITAR ES ESTRÉS 1) Acepta la realidad. No te estreses, ni te desgastes queriendo que las cosas sean diferentes de lo que ya son. Ningún pensamiento puede cambiar lo que ya ha sucedido. 2) Enfócate en tus asuntos. 3) Reinterpreta lo que vives. Trata de buscarle el mejor lado a todas las experiencias. 4) Suelta las expectativas. Haz lo mejor que puedes y despreocúpate de los resultados ya que no están bajo tu control. 5) Vive el presente. “Soy yo, no los acontecimientos, los que tienen el poder de hacerme feliz o infeliz hoy. Puedo elegir cuál será. El ayer está muerto, el mañana no ha llegado aún. Tengo solo un día: hoy, y seré feliz en él”.


Sección

Especial Vida Sana Título

LA VIDA EN GOTAS Por: Keylin Saavedra

Es el origen de la vida en la Tierra, el componente principal del planeta y de nuestro cuerpo, razones suficientes para cuidarla. Tomar agua es una rutina esencial que, a veces, pasamos desapercibida. Aprende por qué es importante mantener una buena hidratación.

A finales de los años 80 y principio de los 90, Kevin Costner luchaba en la pantalla grande por un poco de agua dulce en un mundo completamente cubierto por el mar: Water World. Pese a las críticas cinematográficas el film nos acercaba a una realidad que se ha vuelto más latente: la carencia del vital líquido. Quienes lo tenemos al alcance de la mano casi nunca pensamos en una vida sin él, pero según las conclusiones del V Foro Mundial del Agua realizado a finales de 2010, dos tercios la población mundial luchará por un sorbo diario en pocos años. ¿Por qué es tan importante este fluido?


El agua está compuesta químicamente por dos moléculas de hidrógeno y una molécula de oxigeno. Y desde el principio ha sido catalogada como la base de la vida en la Tierra, además de ser el único planeta en el que se presenta en sus tres estados: líquido, sólido y gaseoso. Los océanos almacenan el mayor porcentaje de ella 96,5% mientras que 3,5% restante se encuentra en los glaciares, ríos y lagos. Se dice que el agua debe ser incolora, inodora e insípida, aunque actualmente y por desgracia, el agua que solemos consumir tiene sabor y olor e, incluso, a veces color. El agua de procedencia natural, mares, ríos, lagos, manantiales suelen tener diluidas cantidades variables de sales minerales, gases y elementos orgánicos, bacterias y microorganismos, en su mayoría innocuos para la salud.

Según el nivel de cal y/o magnesio se dividen en blandas y duras. Las blandas, sin exceso de cal, son mejores para cocinar o asearse, aunque las duras son menos corrosivas en las tuberías, por lo que ingerimos menos metales no deseados. El agua destilada, o procedente de la nieve, o hervida, carece de oxígeno, por lo cual si la usásemos en nuestro acuario, nuestros peces se morirían por asfixia.


RECUERDA QUE... - Dos vasos de agua después de despertar ayuda a activar los órganos internos. - Un vaso de agua 30 minutos antes de comer ayuda a la digestión - Un vaso de agua antes de bañarse ayuda a bajar la presión sanguínea. - Un vaso de agua antes de irse a dormir evita apoplejías o ataques al corazón.


Sección

SABOR A GUSTO Título

SALUD A LA MANERA MEDITERRÁNEA Por: Karen Bustamante

Aceitunas, quesos, papas, almendras, miel y vinos son alimentos imprescindibles en cualquier mesa del sur de Europa, una región que se destaca por la salud cardiovascular de sus pobladores. ¿Qué tendrá que ver la tortilla española o el gazpacho en la salud? Comer como los españoles, los griegos, o los italianos y franceses de la costa es todo un arte, tanto que desde noviembre de 2010, ese modo de alimentarse fue considerado por la UNESCO Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por sus componentes culturales y nutricionales que caracterizan a “la Dieta Mediterránea”. Las características principales de esta alimentación son un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos) pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base), el aceite de oliva como grasa principal y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.


UN POCO DE HISTORIA La Dieta Mediterránea se ha ido forjando a lo largo del tiempo, y es fruto de la influencia que dejaron todos los pueblos que han pasado por estos países: iberos, celtas, griegos, romanos, bárbaros y árabes. Griegos y romanos sentaron las bases de lo que actualmente conocemos con la "trilogía mediterránea": pan, aceite y vino, presentes desde siempre en esa cultura. Para Homero, ser comedor de pan era sinónimo de hombre. Estos elementos continúan con el cristianismo, para el que pan y vino eran fundamentales. Más tarde la relación con los pueblos germanos incorpora la carne a la alimentación; y por último los árabes introdujeron alimentos nuevos como las berenjenas o las alcachofas, y otros tan importantes para la Dieta Mediterránea como el arroz o la pasta. A todo este bagaje cultural hay que añadir el descubrimiento de América, gracias al cual se incorporaron la patata, el pimiento y el tomate. Las primeras referencias científicas de la Dieta Mediterránea son en el año 1948, cuando el científico Leland G. Allbaugh, de la Universidad de Princeton estudió el modo de vida de los habitantes de la isla de Creta y, entre otros aspectos, comparó su alimentación con la de Grecia y Estados Unidos.


BENEFICIOS EN LA MESA Las bondades de la Dieta Mediterránea son múltiples, entre las más destacadas tenemos: Menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, gracias a la ingesta de ácidos grasos monoinsaturados presentes en el aceite de oliva y el aceite de pescado, en especial el pescado azul, rico en ácidos grasos y, finalmente, al consumo moderado de vino tinto por sus antoncianos (sustancias que pigmentan con tonos rojos o violáceos las flores y los hollejos de las uvas tintas. Son sensibles a la oxidación y por este motivo los vinos van cambiando de color durante su crianza). Menor riesgo de deterioro cognitivo leve durante el envejecimiento y en la etapa de transición entre la demencia, o deterioro cognitivo leve a la enfermedad de Alzheimer, según un artículo publicado en la revista Archives of Neurology. Capacidad de prevenir el asma. Esto se debe a la gran cantidad de antioxidantes que, junto a los ácidos grasos como el Omega 3, combate esta afección y otras enfermedades, como la rinitis o las alergias. Puede ser beneficiosa contra algunos tipos de cáncer, como el de mama.


CÓMO LLEVAR UNA DIETA MEDITERRÁNEA Para alimentarnos como en el Mediterráneo debemos tomar en cuenta lo siguiente: 1. Ingerir en abundancia alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, pan, pasta, arroz, cereales, legumbres y papas. 2. Consumir alimentos de temporada en su estado natural, escogiendo siempre los más frescos. 3. Utilizar el aceite de oliva como grasa principal, tanto para freír como para aderezar. 4. Consumir diariamente una cantidad moderada de queso y yogurt. 5. Incluir semanalmente una cantidad moderada de pescado, preferentemente azul, aves y huevos. 6. Comer frutos secos, miel y aceitunas con moderación. 7. Bajar la ingesta de carne roja y dejarla como ocasional algunas veces al mes. 8. Tomar vino con moderación, normalmente durante las comidas y, preferiblemente, tinto. 9. Utilizar las hierbas aromáticas como una alternativa saludable a la sal. 10. Realizar alguna actividad física regular para hacer trabajar al corazón y mantener en forma nuestras articulaciones y nuestro tono físico Recuerda siempre que una buena alimentación depende del equilibrio entre los grupos alimenticios, sin olvidar incluir alguna actividad deportiva en tu rutina semanal. La Dieta Mediterránea continúa siendo un patrimonio vivo, que sigue transmitiéndose, sin discontinuidad, de generación en generación y que es recreado, con sus respectivas tonalidades locales, por las diversas comunidades de la cuenca mediterránea a las cuales infunde un sentimiento de identidad


A tu medida Año 2011