Page 43

estaban en boca de todos, no había hecho nada y se aguantaba?, ¿o es que ella, como muchas mujeres de la región, practicaba los tan mentados hechizos que dejaban a los hombres sin voluntad? Angelita me tomó del brazo para llamar mi atención. -¿Que pasa querida?, te fuiste lejos. -Disculpa, solo pensaba. Nos quedamos charlando en el parque hasta las cinco de la tarde, luego nos fuimos a casa de mi tía, para que entre las dos eligiésemos el vestido que me pondría para ir a la boda de Regina; nos decidimos por uno de color rosa, en velo romano, que nos gustaba a las dos. -Gracias querida por ayudarme, lo voy a llevar con los zapatos blancos de pulsera y medio tacón; me muero por comprarme unos de tacón alto, pero mamá dice que no tengo edad y no sabría caminar con ellos. De regreso a su casa, la acompañé hasta el parque y quedamos de vernos en las novenas del niño Jesús. Regina se casó el sábado diez y seis de diciembre en la misa de las cinco de la mañana; la gente había hablado tanto de su amor por Alberto que, según su hermana Isabel, ella prácticamente se había casado al escondido; a la ceremonia religiosa solo fueron las más íntimos y Eduardo, hermano del novio. Ella llevó un traje sastre azul claro que le quedaba muy bien con su corto y ensortijado cabello gris y sus ojos azules; Alberto estaba elegante, con un traje negro nevado de buen corte.

43

Tren al pasado. Relato de unas vacaciones  

Una inesperada llamada obliga a evocar sorprendentes, emotivas y a veces dolorosas vivencias de la juventud. Junto al esplendor y ocaso de s...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you