Page 16

bastón de un lord inglés; don Samuel Medina, gerente de Ecopetrol y muy amigo de tía Ema, decía con un poco de sorna y otro poco de envidia que Rafael se tenía que entrar a los zaguanes a descansar de la belleza; también era popular, pero no tanto como para hacerle sombra a Carlos, no era tan atractivo, además su compostura desentonaba un poco en esa tierra de emociones y pasión. Yo, muy alta y acuerpada para mis 15 años y lejos de las severas miradas de las señoras de la familia, me complacía en exhibir mi trigueño y bien formado cuerpo, complementado con una mata de pelo negro que desde los once años me negué a dejarme cortar. El almuerzo lo servían de las doce en adelante, así que a las doce y media estaba con mis hermanos en el coche restaurante y con la disculpa de un buen puesto me pavoneaba de lado a lado, todas las miradas vueltas hacia mí; Carlos levantaba la vista del periódico y me saludaba con su natural galantería, yo contestaba el saludo con aparente indiferencia, pero se me aflojaban las rodillas. En el ambiente más fiestero del departamento, donde imperaba la coquetería y la frivolidad, ninguna mujer era inmune al encanto de este hombre que ya era famoso por sus conquistas de todo tipo. Yo, que pasaba largas temporadas al lado de mi padre y mis hermanos en un ambiente masculino de negociantes, ganaderos, vaqueros y peones, me movía con segura tranquilidad entre ellos, pero con Carlos era diferente, él tenía esa forma de acariciar con la mirada, sin atrevimiento, con él no encontraba nada que decir, pensaba en la desenvoltura y sensualidad de las mujeres que lo rodeaban y me sentía insignificante; no me di cuenta cuando, pero habíamos terminado de almorzar y regresamos a nuestros puestos. El conductor del tren pasó revisando los tiquetes y con un guiño de ojos me dijo que estaba muy crecida y muy linda, le sonreí con 16

Tren al pasado. Relato de unas vacaciones  

Una inesperada llamada obliga a evocar sorprendentes, emotivas y a veces dolorosas vivencias de la juventud. Junto al esplendor y ocaso de s...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you