Page 1

Septiembre 2016 - Nº 24

El Patrimonio español e Hispanoamérica


Nº 24 - SEPTIEMBRE 2016 HISPANIA NOSTRA Órgano oficial de la Asociación Hispania Nostra para la defensa y conservación del Patrimonio Cultural y Natural de España c/ Manuel, 5-1ºB, 28015 Madrid Tel: 91 542 41 35 secretaria@hispanianostra.org www.hispanianostra.es edita

Asociación Hispania Nostra presidenta de honor

S.M. la Reina vicepresidentes de honor

Carlos Fitz-James Stuart Álvaro Fernández-Villaverde Santiago de Ybarra y Churruca presidenta

Araceli Pereda Alonso directora de la revista

Isabel Ordieres Díez direccionrevista@hispanianostra.es secretaría de redacción

Bárbara Cordero Bellas secretaria@hispanianostra.org consejo de redacción

Araceli Pereda Alonso Carlos Morenés y Mariátegui Isabel Ordieres Díez producción

Bárbara Cordero Bellas Tel: 91 542 41 35 diseño y maquetación

Manuel García Alfonso manu.alf@telefonica.net imprime

Timber Press, S.L. portada :

Decoración de la típica carreta de Costa Rica. Depósito legal: M. 24196-1978 ISSN: 1578-4908 Quedan hechos los depósitos que marca la ley. Se prohíbe la reproducción total o parcial del material gráfico y literario que incluye la revista, salvo por autorización escrita. Hispania Nostra no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.

editorial Si en el anterior número nos centramos en algunos ejemplos del patrimonio español y sus huellas en Europa, en esta ocasión, la mirada se ha desplazado a Iberoamérica en la que consideramos una primera e ilusionada llamada de atención sobre la ineludible necesidad de toma de conciencia colaborativa en la conservación de la enorme riqueza patrimonial de este conjunto de países, tan cercanos culturalmente a nosotros. Este deseo de colaboración, de intercambio de impresiones y de diálogo con Iberoamérica, ha estado siempre en la mente de los que pertenecemos a esta Asociación, pero no es algo fácil por las dimensiones y pluralidad de países y sólo puede establecerse de forma parcial y limitada. El hecho, al menos, de establecer esos canales iniciales de contacto nos llena de satisfacción y nos empuja a intentar poner en marcha futuros proyectos conjuntos que ayuden a comprender cada vez mejor las influencias y relaciones que existieron entre España y el continente iberoamericano durante tantos siglos. En este número se unen textos de especialistas hispanoamericanos y también de españoles que han trabajado con asiduidad sobre temas americanistas. La disparidad en los abordajes sobre el tema patrimonial da solo alguna pista del trabajo que se está haciendo y, sobre todo, del inmenso trabajo que queda por hacer. Otros artículos de este número expresan, ya en nuestro país, la preocupación de colectivos por la salvaguardia de bienes fundamentales que, aunque parezca mentira a estas alturas, hay que defender casi numantinamente ante la incuria y los intereses contrarios a su conservación, tal es el caso del paisaje cultural de Punta Nati en Menorca o la llamada de atención, que se ha elaborado en forma de Manifiesto, para denunciar el vandalismo incontrolado que sufre en la actualidad el Albaycín granadino. El tema de las redes sociales visto desde una visión joven y emprendedora también aparece para abrirnos nuevas expectativas de futuro, así como nuestra habitual sección de Asociaciones, en este caso de la interesante iniciativa Apatrigal, Asociación para a Defensa do Patrimonio Cultural Galego. También recogemos las pequeñas crónicas de las cada vez más numerosas actividades y excursiones de la Asociación y, por supuesto, informamos de la XXXV Reunión de Asociaciones y Entidades para la Defensa del Patrimonio Cultural y Natural que esta vez se ha celebrado con gran éxito en Morella (Castellón) y Ulldecona (Tarragona) en el mes de octubre, convirtiendo esta cita anual, una vez más, en uno de los momentos más gratos y fructíferos de convivencia entre los socios. Esta toma de pulso del momento que atraviesa la conservación y gestión de nuestro patrimonio es fundamental para todo aquel, profesional o no, que esté interesado en el asunto. Finalmente, los lectores encontrarán una entrevista al que ha sido durante muchos años nuestro vicepresidente, Carlos Morenés, que ha decidido retirarse, al menos temporalmente, por motivos de salud. Su inmensa dedicación a esta Asociación es algo que nunca podremos agradecerle bastante, quede por escrito nuestro agradecimiento y aprecio a su persona y su contribución.

3


Nº 24 - SEPTIEMBRE 2016 HISPANIA NOSTRA Órgano oficial de la Asociación Hispania Nostra para la defensa y conservación del Patrimonio Cultural y Natural de España c/ Manuel, 5-1ºB, 28015 Madrid Tel: 91 542 41 35 secretaria@hispanianostra.org www.hispanianostra.es edita

Asociación Hispania Nostra presidenta de honor

S.M. la Reina vicepresidentes de honor

Carlos Fitz-James Stuart Álvaro Fernández-Villaverde Santiago de Ybarra y Churruca presidenta

Araceli Pereda Alonso directora de la revista

Isabel Ordieres Díez direccionrevista@hispanianostra.es secretaría de redacción

Bárbara Cordero Bellas secretaria@hispanianostra.org consejo de redacción

Araceli Pereda Alonso Carlos Morenés y Mariátegui Isabel Ordieres Díez producción

Bárbara Cordero Bellas Tel: 91 542 41 35 diseño y maquetación

Manuel García Alfonso manu.alf@telefonica.net imprime

Timber Press, S.L. portada :

Decoración de la típica carreta de Costa Rica. Depósito legal: M. 24196-1978 ISSN: 1578-4908 Quedan hechos los depósitos que marca la ley. Se prohíbe la reproducción total o parcial del material gráfico y literario que incluye la revista, salvo por autorización escrita. Hispania Nostra no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.

editorial Si en el anterior número nos centramos en algunos ejemplos del patrimonio español y sus huellas en Europa, en esta ocasión, la mirada se ha desplazado a Iberoamérica en la que consideramos una primera e ilusionada llamada de atención sobre la ineludible necesidad de toma de conciencia colaborativa en la conservación de la enorme riqueza patrimonial de este conjunto de países, tan cercanos culturalmente a nosotros. Este deseo de colaboración, de intercambio de impresiones y de diálogo con Iberoamérica, ha estado siempre en la mente de los que pertenecemos a esta Asociación, pero no es algo fácil por las dimensiones y pluralidad de países y sólo puede establecerse de forma parcial y limitada. El hecho, al menos, de establecer esos canales iniciales de contacto nos llena de satisfacción y nos empuja a intentar poner en marcha futuros proyectos conjuntos que ayuden a comprender cada vez mejor las influencias y relaciones que existieron entre España y el continente iberoamericano durante tantos siglos. En este número se unen textos de especialistas hispanoamericanos y también de españoles que han trabajado con asiduidad sobre temas americanistas. La disparidad en los abordajes sobre el tema patrimonial da solo alguna pista del trabajo que se está haciendo y, sobre todo, del inmenso trabajo que queda por hacer. Otros artículos de este número expresan, ya en nuestro país, la preocupación de colectivos por la salvaguardia de bienes fundamentales que, aunque parezca mentira a estas alturas, hay que defender casi numantinamente ante la incuria y los intereses contrarios a su conservación, tal es el caso del paisaje cultural de Punta Nati en Menorca o la llamada de atención, que se ha elaborado en forma de Manifiesto, para denunciar el vandalismo incontrolado que sufre en la actualidad el Albaycín granadino. El tema de las redes sociales visto desde una visión joven y emprendedora también aparece para abrirnos nuevas expectativas de futuro, así como nuestra habitual sección de Asociaciones, en este caso de la interesante iniciativa Apatrigal, Asociación para a Defensa do Patrimonio Cultural Galego. También recogemos las pequeñas crónicas de las cada vez más numerosas actividades y excursiones de la Asociación y, por supuesto, informamos de la XXXV Reunión de Asociaciones y Entidades para la Defensa del Patrimonio Cultural y Natural que esta vez se ha celebrado con gran éxito en Morella (Castellón) y Ulldecona (Tarragona) en el mes de octubre, convirtiendo esta cita anual, una vez más, en uno de los momentos más gratos y fructíferos de convivencia entre los socios. Esta toma de pulso del momento que atraviesa la conservación y gestión de nuestro patrimonio es fundamental para todo aquel, profesional o no, que esté interesado en el asunto. Finalmente, los lectores encontrarán una entrevista al que ha sido durante muchos años nuestro vicepresidente, Carlos Morenés, que ha decidido retirarse, al menos temporalmente, por motivos de salud. Su inmensa dedicación a esta Asociación es algo que nunca podremos agradecerle bastante, quede por escrito nuestro agradecimiento y aprecio a su persona y su contribución.


sumario

6

Noticias

8

La actualidad sobre el Patrimonio Cultural y Natural de España, publicada en los medios de comunicación.

12

Actualidad

XXXV Reunión de Asociaciones y Entidades para la Defensa del Patrimonio Cultural y Natural.

13

Descubriendo vestigios visigodos por León y Castilla. La continuación de un nuevo itinerario cultural

14

26

El patrimonio español e hispanoamericano

Actualidad

Actualidad  isita a la exposición “De Caravaggio V a Bernini. Obras maestras del seicento italiano en las Colecciones Reales”.

20

El patrimonio español e hispanoamericano

Las fotografías de los Hermanos Mayo.

La arquitectura neocolonial habanera.

guadalupe tolosa sánchez y maría luisa hernández ríos

maría victoria zardoya loureda

El patrimonio español e hispanoamericano Patrimonio Intangible en Iberoamérica désirée mora cruz

32

El patrimonio español e hispanoamericano De La Habana ha venido un barco cargado de..., mantones de Manila. javier aguilera rojas


38

Entrevista

44

Entrevista a Carlos Morenés y Mariátegui. Marqués de Borguetto.

Ermita de San Ambrosio. Barbate, Cádiz. Andalucía.

isabel ordieres díez

46

59

Patrimonio arquitectónico

Lista Roja del Patrimonio

52

Patrimonio natural

La vida de los barrios patrimoniales. Un decálogo desde el Albaicín-Sacromonte.

S.O.S. Punta Nati. Un paisaje cultural en peligro.

juan antonio sánchez muñoz

alberto coll arredondo

Puntos cardinales

62

La Asunción del Paraguay: Madre de Ciudades.

Hispania joven A, B, C,D... visual. paula arredondo

alfonso segovia montoya

65

Asociaciones Galicia, falta de amor. Apatrigal. Asociación para a Defensa do Patrimonio Cultural Galego

66

Agenda Reuniones, congresos, debates sobre patrimonio, convocatorias, exposiciones, etc.


noticias

Una familia de Sevilla negocia pagar sus impuestos con un busto romano La Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía negocia cobrarse el impuesto de sucesiones que tiene que abonar una familia sevillana con un busto romano de valor excepcional hallado en 1955 en Lora del Río y hoy en depósito en el Museo Arqueológico de Sevilla, según ha podido saber ABC. El expediente de dación en pago está abierto desde hace varios años pero ha encallado con la tasación que se hace de la pieza de arte y sobre la que no hay consenso con la familia propietaria. Fuentes consultadas por ABC señalan que si finamente la Junta de Andalucía y los dueños del busto no llegan a un acuerdo, la obra de arte podría salir de España si finalmente se vende a un museo o coleccionista extranjero. sevilla.abc.es, 25 de octubre de 2016

Hallada una mezquita rural única en el yacimiento granadino de Lanteira Los trabajos de excavación en el yacimiento arqueológico el Pago del Jarafí, en Lanteira (Granada), han sacado a la luz los restos de una mezquita rural única en España, según el profesor del departamento de Historia Medieval de la Universidad de Granada, José María Martín Civantos. "Se trata de la primera mezquita rural de barrio de la que se tiene conocimiento", ha señalado el docente, quien coordina el proyecto Memola. "Calculamos que es anterior al siglo XII", explica. elpais.com, 24 de octubre de 2016

Una página web y una aplicación móvil para conocer la Córdoba romana La Universidad de Córdoba y la empresa Arketipo Multimedia han presentado hoy sendos proyectos centrados en la divulgación de una de las etapas más brillantes de la historia de la ciudad. La web (www.cordobaromana.com) desarrollada por el grupo de investigación Sisifo de la UCO ofrece al usuario una visión global de los orígenes de la ciudad, desde la primera ocupación turdetana hasta la ciudad romana alto imperial del siglo I. cadenaser.com, 19 de octubre de 2016


La Real Fábrica de Tapices, diez años de Patrimonio histórico Entre pasillos cubiertos de enormes telas y almacenes que guardan más de 25.000 kilos de lana, el administrador de la Real Fábrica de Tapices, Alejandro Klecker, explica los avatares que el recinto ha vivido en los últimos años la antigua casa de manufacturas reales: fue declarada en 2006 Bien de Interés Cul-tural (BIC) y Patrimonio histórico y esquivó la quiebra durante la crisis. Este miércoles, cuando se cumple una década de esa declaración, la fábrica de más de 7.000 metros cuadrados presume de haber sellado un encargo de 1,2 millones de euros, el mayor en 200 años. Gracias a un plan de marketing internacional, hoy la Real Fábrica de Tapices trabaja en dos encargos: uno procedente de Líbano y otro del Gobierno de Sajonia (Alemania). Además, la institución alquila espacios para eventos culturales y otras actividades. elpais.com, 19 de octubre de 2016

La exposición “Hispania Nostra. 40 Aniversario. Re-Conociendo del Patrimonio Español en Europa” llega a Tarragona El Antiguo Ayuntamiento acogió la exposición Hispania Nostra. 40 aniversario. Re-Conociendo el Patrimonio Español en Europa, donde se muestran todos los proyectos del estado español de conservación del Patrimonio Cultural y Natural que han recibido alguno de los premios Europa Nostra. La exposición está organizada por Hispania Nostra y Acción Cultural Española (AC/E), con la colaboración de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). España es el Estado europeo que más premios Europa Nostra ha conseguido hasta el momento, con un total de 191 desde el año 1978, año en que se crearon los premios. La restauración del Circo romano de Tarraco obtuvo uno de los premios en 1995. La exposición, que es itinerante, se inauguró en Madrid el pasado 23 de mayo y recorrerá diferentes ciudades españolas durante el 2016 y el 2017.


ACTUALIDAD

Foto de grupo en uno de los olivos del Territorio del Sènia de los asistentes a la XXXV Reunión de Asociaciones.

XXXV Reunión de Asociaciones y Entidades para la Defensa del Patrimonio Cultural y Natural Morella (Castellón) y Ulldecona (Tarragona) 7, 8 y 9 de octubre Celebrando los 40 años de vida de Hispania Nostra, tuvo lugar la XXXV Reunión de Asociaciones de Defensa del Patrimonio del viernes 7 al domingo 9 de octubre. Teniendo en cuenta que estas reuniones comenzaron poco después de su nacimiento, indican una persis-

8

tente voluntad colectiva de actuación a favor del Patrimonio, a pesar de que aflore la queja, siempre latente, por el abandono al que éste se ve sometido. Al contar los participantes sus experiencias, se advierten logros indudables, trasmitiendo un mensaje de optimismo y

la evidencia de que su cuidado es cada vez mayor, aunque éste no crezca al ritmo deseado. Estas Reuniones son un excelente foro de análisis sobre cómo tratar un Patrimonio que cada vez es más amplio y diverso, y que exige, por tanto, nuevas adecuaciones.


Un buen ejemplo de estos logros ha sido el lugar elegido para esta reunión, Morella (Castellón) y Ulldecona (Tarragona), en cuyas tierras, la comarca del Sénia, pertenecientes a dos Comunidades Autónomas diferentes, se cultivan los olivos milenarios –fechados algunos en casi dos mil años– cuya producción y cuidado, que ha llevado hasta hacer un museo con ellos, han merecido el premio Europa Nostra de 2014. Con sede de alojamiento en Morella, un lugar donde el Patrimonio Urbano, Monumental, Natural e Inmaterial está presente en toda la pequeña y atractiva ciudad, la primera jornada, más densa en intervenciones, transcurrió completa, con comida incluida, en el Ayuntamiento morellano, una edificación medieval rehabilitada que todavía conserva su antiguo aspecto. Ese día se presentaron comunicaciones relativas al Patrimonio Musical Mueble y también Intangible. Organistas, campaneros y técnicos restauradores nos hablaron de un patrimonio sonoro que se remonta, vivo en sus sonidos originales, a hace 500 años.

Entrega honorífica a Ricardo Miravet, actual alcalde de Todolella.

por imágenes sobre el funcionamiento de este complejo instrumento musical, y seguida por la proyección, gracias a una cámara situada cerca del teclado del organista, del concierto, que permitió entender lo explicado e identificar en cada momento de dónde procedían los sonidos. Hubo en total dos conferencias centrales y una mesa redonda. En las comunicaciones, se produjeron, como es lo habitual, cambios de

última hora, cancelaciones y nuevas inclusiones, que veremos en las Actas que se colgarán en la página web de Hispania Nostra. Este año se dedicó más espacio a las comunicaciones de las Asociaciones y de los socios, tal y como se reivindicó el año pasado. Aunque el lema de la Reunión de este año era “Educación, identificación y participación: vitales para el Patrimonio”, se ha observado un mayor interés por parte

El sábado se viajó a Ulldecona donde hubo una sesión de mañana; dos visitas a los museos de los olivos milenarios, con el intermedio de una comida en un restaurante cercano que trabaja experimentando gastronómicamente con estos aceites y que obtuvo días después un premio gastronómico del diario La Vanguardia. Los alcaldes de ambas poblaciones y la Mancomunidad de la Taula del Sénia que gestiona los olivos, estuvieron activamente presentes. Además de una visita a Morella, sobresalió el bellísimo concierto de órgano en su iglesia de Santa María la Mayor, precedida de una charla introductoria acompañada

Concierto de órgano en la Iglesia de Santa María la Mayor de Morella. De izquierda a derecha, Mervyn Samuel, Araceli Pereda, Arturo Barba (organista), Rhamsés Ripollés, Isabel Ordieres y Rocío Querol.

9


ACTUALIDAD

Ya hemos mencionado la defensa de actividades de identificación, reparación y puesta en marcha de órganos antiguos, especialmente barrocos, además de la enseñanza de estas materias. La actividad campanera se trató también como un patrimonio inmaterial sufragado por y destinado a la comunicación de sus colectividades, siendo el más antiguo vestigio sonoro existente, cuyo lenguaje corre el peligro de perderse y que está hoy en manos de asociaciones civiles de campaneros.

Exposición Hispania Nostra. 40 aniversario. Re-Conociendo el Patrimonio Español en Europa en el Convento de San Francisco de Morella.

Araceli Pereda, presidenta de Hispania Nostra, explicando a Albert Girona Albuixech, Secretario Autonómico de Cultura y Deporte, la exposición.

de ciertos ponentes en presentar las actividades o la situación de su asociación. En el caso de colectivos de investigación o personas individuales, se han mostrado estudios y reflexiones sobre diversos aspectos del Patrimonio, pero también centrados en la temática anunciada. Se habló de un plan de enseñanza universitaria para la identificación de lugares, pero la identificación

10

no se enfocó como un proceso de apropiación del Patrimonio sino en tanto que correcta identificación de sitios de Patrimonio para su protección, como sugirieron las comunicaciones de la gallega asociación Apatrigal, o un proyecto de investigación de tres universidades sobre ciudades catedralicias. La participación ciudadana fue base de las actuaciones de la asociación sevillana Retiro Obrero.

Se presentaron cinco actividades y enfoques de empresas privadas que trabajan el Patrimonio como medio de vida: nuevas formas de conservar, trasmitir y disfrutar el Patrimonio. También de algunas sin áni.mo de lucro que fomentan, aunque de otras maneras, el desarrollo de estas actividades propatrimoniales. Se resumieron actuaciones reivindicativas del Patrimonio que han conseguido el éxito en sus demandas, como el Cabañal, y otras que todavía están trabajando en ello. Se explicaron proyectos de recuperación monumental y urbana como los dos habidos en Morella; o los del Museo y Ayuntamiento de Tarragona, ejemplo de colaboración en la planificación del patrimonio monumental. Se explicó un incipiente plan sobre el patrimonio hidráulico del Levante español, cuya autora había recibido una mención de Europa Nostra en la identificación de éste. Activistas y doctores, profesionales relacionados con el Patrimonio y voluntarios del mismo. Todos en un ambiente cordial generado tanto por la diversidad de gente que fueron desfilando durante esos días, como por la satisfacción del trabajo hecho y la alegría de la gastronomía local. Paz Cabello Carro


CONCLUSIONES

más allá de un horario prudente) en los cascos históricos.

1. Es importante no separar el tratamiento del patrimonio construido y natural, y realizar trabajos de equipos multidisciplinares donde los conocimientos profesionales predominan sobre los cálculos políticos. Ejemplos buenos hay tanto en España como en países como Francia e Italia.

5. En relación con la educación como tal, no se trata únicamente de planes de estudios (aunque también), sino de lograr que los jóvenes –y los adultos– conozcan y hagan uso del patrimonio, sintiéndose co-propietarios, co-responsables y herederos. Se trata de una formación en sentido amplio.

2. Las autoridades públicas pueden hacer una contribución fundamental mediante planes urbanísticos, y en la reparación de tales planes la sociedad civil (asociaciones, empresas, particulares) debe jugar un papel al menos de asesoría. Es preciso tener un marco de gestión conocido y de amplia aceptación especialmente en situaciones complejas como la de Aranjuez.

6. Esto nos lleva directamente al concepto de la belleza. No hay que tener miedo de invocarla, y ejemplos modernos no faltan desde el Papa Benedicto XVI hasta la agrupación de los Pueblos más bonitos de España entre los cuales con toda razón se incluye Morella. Puede ser un motor de desarrollo para los pueblos relativamente pequeños, y es un campo fértil para la colaboración de las autoridades públicas y los ciudadanos: en la atención a los detalles pequeños los particulares son a menudo de gran ayuda a los responsables públicos.

3. Es importante que los planes territoriales no queden en meros ejercicios académicos, porque a veces la legislación, aunque bien concebida, en la práctica resulta débil e ineficaz. 4. La despoblación, tanto en cascos históricos como en zonas rurales, es una amenaza para el patrimonio monumental y el inmaterial, con la pérdida de conocimientos y tradiciones. Se debe estudiar la posibilidad de premiar a los vecinos de zonas deshabitadas, tal vez con exenciones o concesiones fiscales, y es igualmente necesario evitar las actividades molestas (como la “vida nocturna”

7. El Patrimonio puede ser rentable en términos económicos y de identidad, dando lugar a un turismo cultural de calidad, pero aquí también hay que tener cuidado de no enfocar el turismo hacia un solo aspecto y echar en olvido otros igualmente importantes en el mosaico de la historia. Tarragona no terminó con la última legión romana, ni Granada con el suspiro del moro.

Conclusiones de la XXXV Reunión de Asociaciones en la Casa Consistorial de Morella. De izquierda a derecha, Manuel Gracia, Rhamsés Ripollés, Araceli Pereda y Mervyn Samuel.

No se debe inventar historias parciales (o incluso ficticias) para “venderlas” a los visitantes. 8. Puede haber abusos urbanísticos precisamente con el pretexto de fomentar el turismo,destruyendo una parte del patrimonio para resaltar otro elemento. Es necesario el equilibrio, y aquí de nuevo es un campo fértil para la colaboración entre las autoridades públicas, los profesionales y las empresas, y las asociaciones. 9. Es importante utilizar la imaginación para afrontar las situaciones específicas de cada lugar, y hemos visto en los olivos milenarios del Sénia un ejemplo admirable donde un patrimonio natural desconocido para el gran público hace unos lustros se ha convertido en un estímulo económico, una manera de crear empleo y fijar la población rural, y un imán que atrae un turismo controlado, estimula una gastronomía excepcional y representa una manera eficaz de conservar un paisaje cultural con la vegetación que le corresponde desde hace siglos. To-dos podemos reflexionar si en nuestros entornos hay temas puntuales que pueden ser la base de una iniciativa constructiva de este tipo. 10. Hispania Nostra siempre se ha esforzado para promocionar un diálogo entre autoridades públicas y sociedad civil, y también consideramos que es importante mirar los aspectos positivos (representados por los Premios Europa Nostra e Hispania Nostra) y no solamente los negativos, de las acciones públicas y privadas. Iremos preparando un programa para el Año del Patrimonio Europeo declarado por la Unión Europea para 2018. 11. Los inventarios de patrimonio y las declaraciones de BIC son áreas donde las asociaciones pueden actuar eficazmente para complementar las iniciativas públicas.

11


ACTUALIDAD

San Román de Hornija (Valladolid).

San Pedro de la Nave (Zamora).

Descubriendo vestigios visigodos por León y Castilla La continuación de un nuevo itinerario cultural Duarante cuatro días, del jueves 8 al domingo 11 de septiembre, viajamos al León y Castilla visigodos. Fue organizado por Urbs Regia, asociación socia de Hispania Nostra que está implantando el itinerario turístico cultural sobre el patri-

San Juan de Baños (Palencia).

12

monio visigodo, Orígenes de Europa, que incluye la época tardorromana, entrada de pueblos germánicos y su asentamiento hasta formar la actual Europa, con la idea de enlazar con los demás países con restos similares.

Visitamos tantos sitios y tan bien seleccionados, que es preferible consultar el folleto del itinerario en la web de Hispania Nostra. Unas eran construcciones claramente visigodas como San Juan de Baños asociado a Recesvinto o San Pedro de la Nave con sus capiteles labrados, su ara visigoda o una viga cuya madera señalaba una fecha tan desconcertante por su antigüedad como el siglo V. Otros eran edificios reconstruidos en el siglo X con influencias de AlÁndalus sobre iglesias visigodas, cuyos elementos originales podían verse, como San Cebrián de Mazote o San Miguel de la Escalada, ambas con sus capiteles visigodos sobre columnas romanas reaprovechadas. Lo que implicaría una continuidad entre lo visigótico y lo mozárabe que llevaría a redefinir el prerrománico y los límites entre visigodo y


mozárabe e, incluso, paleocristiano, ya que a veces parece darse una continuidad difícil de definir. No todos los lugares habían sido objeto del mismo estudio y buena conservación como algunos de los visitados. Cuando en San Román de Hornija fuimos a ver la balconada de la casa del cura, sostenida por una línea de columnas con capiteles visigodos, ésta se había derrumbado y los capiteles no estaban. Aunque dicen que fueron rescatados por el Ayuntamiento, aislados, los capiteles quedan descontextualizados y desvalorizados perdiéndose el alineamiento de las columnas que sugerían la nave del templo visigodo aledaño a la actual iglesia parroquial, heredera de la que fundara Chindasvinto. El León románico y gótico parecía anular la etapa visigoda que se escondía tras los restos romanos que hoy se excavan. Detectamos como los reyes asturianos asentados en León pretendieron enlazar con la monarquía visigoda. No nos olvidamos de sitios como el yacimiento romano de La Olmeda o la catedral de Palencia, con su cripta con capiteles visigodos. Vinos de la tierra, comidas de productos leoneses, hoteles, uno moderno en León y un convento medieval restaurado en Carrión, apoyaban la ruta cultural edificada sobre el aprovechamiento turístico, el esfuerzo por la calidad y la conexión con otras asociaciones de similares intereses como la Fundación Antonio Font Bedoya. Isaac Sastre, doctor en arqueología especializado en la alta Edad Media nos cautivó con sus comentarios. En el autocar, Mariano Seoánez, doctor ingeniero de montes, nos explicaba la transformación del paisaje desde los bosques iniciales. Pilar Tormo, de Urbs Regia, organizó y vigiló el cumplimiento del programa. Paz Cabello Carro

Visita a la exposición “De Caravaggio a Bernini. Obras maestras del seicento italiano en las Colecciones Reales” El pasado mes de octubre y gracias a la Fundación Banco Santander, socio protector de Hispania Nostra, tuvimos el placer de visitar a museo cerrado la exposición “De Caravaggio a Bernini. Obras maestras del seicento italiano en las Colecciones Reales” que ha estado expuesta en la sala de exposiciones del Palacio Real desde el pasado mes de junio. La visita que tuvo una duración aproximada de hora y media, y en la que nos acompañaron dos guías

del Palacio, nos permitió disfrutar de alrededor de setenta obras de pintura y escultura del seicento italiano, muchas de ellas recientemente restauradas y que se exhibían al público por primera vez. La exposición ha reunido un importante conjunto de pinturas y esculturas italianas del siglo XVII, todas ellas pertenecientes a Patrimonio Nacional. Artistas como Caravaggio, Guido Reni, Giovanni Francesco Barbieri, Lucas Jordán, José Ribera o Velázquez entre otros.

13


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

Fotomontaje: Integrantes de Foto Hermanos Mayo. Francisco (aparece en el ángulo superior izquierdo al fondo ya que a la realización de la foto grupal ya había fallecido). En línea de izquierda a derecha: Julio y Cándido Souza Fernandez seguidos de Pablo y Faustino del Castillo Cubillo.

Las fotografías de los Hermanos Mayo Fuente de registro de Patrimonio Documental en España y México guadalupe tolosa sánchez Cenidiap, INBAL, México

maría luisa hernández ríos UGR, España

España y México son dos países ligados por la Historia que, a pesar de su lejanía geográfica, tienen reciprocidades y antagonismos a la vez. La existencia de una de las

14

agrupaciones de fotorreporteros más peculiar, en cuanto a la importancia de su trayectoria en ambos lugares, estableció el interés de abordar al colectivo Hermanos Ma-

yo por ser un ejemplo del cual se preserva material documental gráfico en instituciones españolas y mexicanas, privadas y públicas, y por tratarse de dos de los países


más significativos con acervos fotográficos de su trayectoria durante la Segunda República, la Guerra Civil española y el posterior exilio en México. El caso de los Hermanos Mayo es una suerte de microhistoria por la que se puede conocer parte de la agitada historia española de la segunda mitad de la década de 1930. Establecidos en el país que los acogió y tanto les dio, registraron acontecimientos útiles para la comprensión de la historia y la vida cotidiana del México del siglo XX, lo que nos lleva a repensar sobre la importancia que adquiere la conservación de los registros fotográficos por su carácter de documento que testimonia acontecimientos captados por una mirada sagaz; por esos instantes que muestran en lenguaje propio detalles, aspectos y sucesos cargados de un inseparable semblante testimonial y crítico. Este tema es un punto de partida para conocer una historia que nos conduce a la búsqueda de nuevas respuestas acerca de los interrogantes que surgen para comprender un compromiso o la representación de un universo en los que se imprimen experiencias a través de esa mirada perspicaz de instantes detenidos por el ojo de quienes dedicaron parte de su existencia a denunciar, con actitud crítica y siempre con la ilusión de conseguir una vida mejor, a pesar de las dificultades de represión en las que se encontraban. El trabajo de este colectivo permanece en la actualidad y, aunado a ello, existe la posibilidad de sacar a la luz nuevas investigaciones académicas que permitan la comprensión de un complejo mundo y sus memorias; no es banal el hecho de que sean millones de registros fotográficos los que se encuentran en espacios de resguardo del patrimonio documental, entre los que destacan el Archivo General de la Nación (AGN)

en la Ciudad de México, el Archivo General de la Administración en Alcalá de Henares, el archivo de la Biblioteca Nacional de España en Madrid, el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, archivos privados mexicanos como el de Francisco de Souza y otros sitios que conservan fondos documentales patrimoniales como reflejo de lucha por ideales y una trayectoria de vida que permite percibir y revivir una época de la historia social, política, económica y de costumbres de España y México.

Desde esta perspectiva, y por su carácter testimonial de registro y denuncia, la fotografía es un documento histórico que abre la brecha hacia múltiples caminos de re-flexión e interpretación de la memoria colectiva. Las fotografías permiten interpretar la Historia, difundir propaganda política ex profeso o utilizarse como fuente de información en procesos represivos políticos. En este sentido, los Hermanos Mayo, como agencia de fotografía que se generó en la España de la Segunda República, consi-

Efectos del bombardeo sobre la iglesia de Buen Suceso. Madrid, 1937. Foto Mayo. Edificios y lugares destruidos por aviación y artillería. AGA, Alcalá de Henares.

15


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

Puerta del Sol. Madrid. 1937. Foto Mayo. Edificios y lugares destruidos por aviación y artillería. AGA, Alcalá de Henares.

guieron mantener una continuidad en su quehacer de fotorreporteros en el exilio mexicano, cuando fueron amparados al igual que miles de refugiados españoles republicanos que buscaban su libertad para iniciar lejos de su tierra una nueva vida llena de esperanza. Toda una microhistoria que pese a su vulnerabilidad queda resguardada a la espera de ser estudiada e interpretada como un proceso de génesis secuencial y de ser recuperada para un público más amplio que poco conoce sobre las aportaciones de otros protagonistas de su propia historia. Además de documentar la noticia diaria de un periódico o una revista, las fotografías tienen la fuerza del relato por ser imágenes que registran lo que el fotorreportero captó desde su particular mirada de los hechos históricos. En su imaginario crea iconos de la me-

16

moria que posicionan sus discursos visuales dentro de las narrativas textuales. Impresionan imágenes que forman parte de la iconografía asociada al quehacer de los Mayo como la titulada y ya famosa Estrella Roja, realizada en plena Segunda República para reflejar con el símbolo revolucionario la acción emprendida por presos políticos en manifestación en el patio de la cárcel Modelo de Madrid en 1934; las fotografías que forman parte del acervo antes conocido como “Archivo Rojo” que contiene un material de gran interés en cuanto al meticuloso y variado registro fotográfico de un patrimonio arquitectónico, eclesiástico y urbano destruido por los terribles bombardeos a los que fue sometida Madrid durante los cruentos años de la Guerra Civil o la brutal matanza de estudiantes en Tlatelolco en el represivo México de 1968.

La formidable producción fotográfica de los Hermanos Mayo (más de ocho millones de negativos realizados en el exilio mexicano que archivaron cuidadosamente de manera profesional y notable gracias a la reconocida labor de Cándido Mayo, quien sentó bases metodológicas para el desarrollo de la clasificación y resguardo fotográfico en México) contiene muchas claves técnicas, estéticas, iconográficas e incluso metodológicas que contribuyen a la recuperación de la memoria histórica y artística. Ciertas imágenes muestran su compromiso ideológico y social, como las que ilustran las campañas de manifestación social sobre la denuncia del régimen español establecido en la inmediata posguerra; las reuniones de republicanos españoles exiliados en los años de asentamiento en los primeros tiempos en México; la Campaña Nacional contra el Analfabetismo


Efectos del bombardeo sobre la iglesia de San Sebastián. Madrid, 1937. AGA, Alcalá de Henares.

entre 1944 y 1946 publicadas en la revista Mañana de México y una fotografía de las mejor captadas titulada Madre aprendiendo a leer, llevó al colectivo Mayo a su gran reconocimiento; la serie de los braceros, o las instantáneas que registraron uno de los acontecimientos clave de la historia contemporánea mexicana como fue la mencionada represión estudiantil en México que propició la matanza de Tlatelolco en 1968 o la reivindicación del reclamo de libertad. Éstas y tantos millones de imágenes como las referidas, son iconos seculares que permiten recuperar la verdad histórica porque exponen denuncias sociales y crímenes cometidos contra la población civil. Los Mayo demostraron así su sentido de conciencia sobre la importancia de la conservación de la memoria histórica. Se debe destacar la generosidad de los iniciadores e ideólogos,

en una trayectoria que arranca y refleja aspectos tan significativos en los dos países, que posibilitó que la fama haya trascendido a todo el colectivo de fotorreporteros, si bien Paco y Faustino, junto a Cándido que estableció la metodología clasificatoria del inmenso archivo, fueron los que pusieron las bases de lo que sería un trabajo colectivo que pesó más que el carácter o protagonismo individualista de cada uno.

Sobre los fotorreporteros Los Hermanos Mayo se dedicaron esencialmente a la fotografía de prensa y trabajaron múltiples temas para diversas publicaciones periódicas en distintos países. Eran cinco (tres gallegos y dos madrileños) y no todos eran hermanos: Paco, Cándido y Julio Souza Fernández, y Faustino y Pablo del Castillo Cubillo, conocidos en la histo-

ria del fotoperiodismo como los Hermanos Mayo. Los ideólogos y activistas políticos republicanos comenzaron su trayectoria en la convulsa España del siglo XX y la reflejan como actitud y acción política reivindicativa. El apellido Mayo fue adquirido a raíz de un acontecimiento esencial vivido en la Segunda República durante la manifestación del 1 de mayo, en un Madrid de ambiente represivo y que fue captado por Paco Souza con el disparo certero de una cámara alemana Leica de 35 mm, con filtros solares y telefotos (misma que contribuyó al avance de la fotografía periodística del momento, al producir una transformación radical en la manera de concebir el fotoperiodismo a pie de calle: allá donde estuviera la acción estarían ellos con su Leica para capturar un instante o varios que harían inmortalizar en escenarios directos, los momentos

17


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

que llenaban de asombro y estupor a los lectores de la prensa nacional e internacional de aquellos conmocionados años). El ideólogo e iniciador del grupo registró el momento de la agresión a un trabajador por parte de un policía a caballo, imagen que, como cuentan testimonios familiares, llegó a popularizar sus acciones fotoperiodistas como revolucionarias y críticas, hasta el punto de cambiar el nombre de Foto Souza a Foto Mayo. Estas anécdotas provistas de reivindicación son el antecedente de ese espíritu crítico controvertido en sus planteamientos fotográficos. Madre aprendiendo a leer. Campaña de alfabetización nacional en poblaciones indígenas mexicanas. Publicada en Mañana nº 152. 1946. Fotografía realizada por Paco Mayo.

David Alfaro Siqueiros pintando la imagen fotográfica de la madre con su hijo muerto, realizada por los Hermanos Mayo el 1 de mayo de 1952, en su mural Historia del Teatro y Cinematografía para el Teatro Jorge Negrete en la capital mexicana, 1959. Fondo Hermanos Mayo. AGN. México.

Frida Khalo y Luis Buñuel, 1940-1946. Foto Hermanos Mayo. Institut Valencia d’Art Modern, IVAM. Generalitat Valenciana.

18

Sucesos como el encierro de los mineros asturianos en huelga harían a Paco Souza (a partir de ahora conocido como Paco Mayo) vivir un retiro solidario con éstos y Dolores Ibarruri, la Pasionaria, a quien ilustró más adelante en el contexto de guerra en artículos propagandísticos como los publicados por la revista Estampa, con una imagen de mujer de trinchera, cercana a los soldados en el frente o en los mítines políticos que elevaban las proclamas al pueblo obrero y popular español. Estas acciones hablan por sí solas del compromiso social y político del fotógrafo Mayo, y de Faustino del Castillo, que con su propia trayectoria desde los turbulentos años de la República proporcionaría interesantes reportajes en campo de batalla y a personajes como Lister y otros muchos de sectores izquierdistas, que posteriormente actuaron como salvoconducto para varios de los fotorreporteros una vez finalizada la contienda. Los Mayo fueron perseguidos, represaliados y abocados a un exilio que en los primeros tiempos se caracterizó por la dureza vivida en campos de concentración franceses dispersos, separados los diferentes integrantes de madres, esposas e hijas, para más adelante ser


rescatados y embarcados en el Sinaia, ese buque francés que les encaminó al puerto de Veracruz y que les devolvió la esperanza de vida lejos de su tierra y de sus anhelos, pero sin ser conscientes de que aquel país que los recibía sería su destino para siempre. Su actividad en tierras mexicanas fue al compás de su devenir. Registraron momentos de la llegada de los primeros exiliados al México de Cárdenas, pero también lo harían de los rostros de los miles de recién llegados, realizando las fotografías de la Hoja de identidad del Registro de extranjeros del Servicio de Migración mexicano como asilados políticos republicanos españoles de 1939. A partir de aquí, los integrantes, que ya en México conformaron la agencia Hermanos Mayo, se irían incorporando en distintas fechas. Paco, Faustino y Cándido llegaron primero, después lo harían Julio y Pablo. El aumento de su producción cedió espacio a otros muchos temas destacados por su constante tono político, social, histórico, reivindicativo, o a la captura de aspectos de vida cotidiana, cultura, moda y costumbres de una sociedad mexicana que fueron amando cada día más, dejando constancia en la inmensidad de sus miradas. Paco Mayo, el primero en fallecer en servicio como fotógrafo “en un avionazo” en 1949, dejó huérfano al grupo, pero no inactivo; muchos registros especializados continuaron realizándolos el resto de los fotorreporteros. El mayor archivo que resguarda sus registros fotográficos es el AGN de México, correspondiendo en su mayoría a imágenes ya realizadas tras el exilio mexicano; las que precedieron a la producción mexicana, se encuentran en archivos españoles, enriquecidos con copias que los convenios de cooperación internacional han posibilitado desde la instauración de la

Construcción de la Torre Latinoamericana, 1951. Fondo Hermanos Mayo, AGN, México.

democracia en España (como es el caso del material donado por el AGN al CDMH de Salamanca), lo que permitió que actualmente se localicen en diferentes museos y archivos estatales españoles, que a lo largo del tiempo han ido adquiriendo en atención a su temática. Las cámaras de los Mayo registraron a la vez de numerosos acontecimientos, múltiples personajes y cada integrante exploró temas especializados que aumentaron la riqueza del colectivo. La infinidad de iconos de patrimonio cultural de ruinas arqueológicas, de artistas y celebridades se aúnan a los toros, los deportes y acontecimientos quid de la historia mexicana. Destacamos su capacidad para mostrar sucesos y rostros de diversos personajes que cautivaron a los atentos y expectantes lectores: León Trotsky, Diego Rivera, Frida Kahlo, Antonio Rodríguez Luna, Luis Buñuel, Cantinflas, Sara Montiel, Marilyn Monroe o Robert Mitchun... fueron objeto de sus miradas. La Guerra Civil dejó abierta una herida tan profunda que aún no cicatriza. Es en este punto que la meritoria labor de los fotorreporteros de guerra cobra enorme sentido, al dejar constancia de sus inquietu-

des y preocupaciones que los guiaron hacia un compromiso con las víctimas (ellos mismos lo eran), con los que vivieron los destrozos materiales y emocionales irreparables a lo largo de esta triste etapa de la historia española que obligó a miles de refugiados tomar la dolorosa vía del éxodo y el exilio, partiéndolos en dos, sin posibilidad de evitar ese ser sin ser en una vida de desarraigo. Más tarde la esperanza de saber que su acción no quedaría sólo en una anécdota, sino en su recepción en México como un grupo de fotorreporteros que trasladaron su saber y su perspicacia para ubicarse en un nuevo territorio y conseguir captar novedosas formas de ver en un mundo diferente, también repleto de desigualdades y acontecimientos dignos de miradas críticas y reflexivas. Sabemos que la Historia es un saber científico que forma parte de la vida y cultura de una sociedad y esta microhistoria de España y México, así nos lo indica. hernández ríos, m. l. y tolosa sánchez, g. (2013). Evocaciones gráficas de la Guerra Civil española y el exilio mexicano. History and History teaching. Clío, 39. En línea: http://clio.rediris.es/n39/articulos/ 08HernandezyTolosa.pdf

19


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

Casa de la Condesa de Buenavista. Arquitecto: Leonardo Morales, 1927. Fuente: Styliane Philippou.

La arquitectura neocolonial habanera Una revalorización nostálgica de la Madre Patria maría victoria zardoya loureda Arquitecta Vicedecana de la Facultad de Arquitectura, Universidad Tecnológica de La Habana

El inicio del siglo XX en Cuba coincidió con su proclamación como República independiente, después de cuatro siglos de dominación hispana, lo que condujo a trascendentales cambios en todas las esferas. Se produjo un enorme auge constructivo en las ciudades cubanas, en particular en La Habana, favore-

20

cido por la introducción de nuevos materiales y tecnologías, y sobre todo, por el aumento de la población urbana como consecuencia de la inmigración del campo a la ciudad y de la inmigración española acontecida durante esos años. Nuevos aires insuflaron el quehacer arquitectónico nacional, en un

inicio con influencias vistas como exóticas, inspiradas en la Alhambra y otros pasados remotos, a la par de motivos del Modernismo, que llegaron de la mano de muchos maestros de obra catalanes, modos sustituidos por una gran diversidad de neos, dentro de los que predominaron los de raíz clásica.


Tras más de dos décadas de vaivenes estilísticos, la arquitectura comenzó a reflejar una visión nostálgica por la Madre Patria, que se materializó a través de diferentes vías, las que en ocasiones se combinaban entre sí, decantadas del resto de los otros historicismos. Así, desfilaron múltiples reinterpretaciones de los patios andaluces, azulejos sevillanos engalanaron espacios públicos y privados de diferente carácter y sobre todo, se reprodujeron ornamentaciones de lo que entonces llamaban neoplateresco español, tanto en el mobiliario como en las edificaciones, junto con alusiones a elementos propios del barroco cubano. Acaudalados propietarios e importantes arquitectos, contribuyeron a imponer una nueva moda, que de una forma u otra aludía a España, lo que se tradujo indistintamente en la recuperación de ese plateresco y en la reinterpretación de la arquitectura del período colonial, entendida como una forma de hacer arquitectura cubana. Leonardo Morales, uno de los arquitectos más prolíficos del período, diseñó la Compañía de Teléfonos en 1927 y al respecto afirmó “un edificio ultramoderno del estilo semi caldeo que han asumido los de Nueva York colocado en la esquina de Águila y Dragones chocaría tanto como la pirámide de Teotihuacán a lado del Centro Gallego. Nuestro ambiente es, y será por mucho tiempo español en sus principales aspectos. Por eso se escogió el estilo Plateresco…Se puede decir que el edificio completo contiene un resumen de lo más glorioso del arte Plateresco español” 1. Y justo en ese mismo año, Morales proyectó una de las obras más representativas de las muchas versiones que se hicieron de los palacetes de la Plaza de Armas, la casa de

Compañía de Teléfonos. Arquitecto: Leonardo Morales, 1927. Fuente: Styliane Philippou.

21


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

Detalle de zócalos de azulejos y fuente para el patio del restorant, cuarta planta, Capitolio Nacional de Cuba. Director artístico, arquitecto Eugenio Raynieri Piedra, 1929. Fuente: Archivo del Capitolio Nacional de Cuba.

la Condesa de Buenavista, en el floreciente reparto Miramar, al oeste del río Almendares. En este caso no acudió a los motivos renacentistas de la península, sino a los palacios habaneros del siglo XVIII, lo que fue reseñado por el profesor Joaquín Weiss en un artículo publicado en la revista del Colegio de arquitectos, en el que celebró la

selección del estilo por estar a tono con el abolengo de la Condesa2. En el Capitolio Nacional inaugurado en 1929, a pesar de constituir un ejemplo paradigmático del clasicismo en Cuba, también se encuentran motivos del Renacimiento español en la decoración de algunos de sus espacios interiores. En tal sentido las más notables de esas sugerencias

Pabellón de Cuba en la Exposición de San Francisco. Arquitecto: Francisco Centurión, 1915. Fuente: Fondo del Ministerio de Obras Públicas, procesado por Juan de las Cuevas.

22

lo constituyen los azulejos sevillanos que revisten el comedor, y la Sala de Armas, en cuyas puertas están los perfiles de soldados españoles con sus cascos, los que aparecen representados también en los vitrales de las ventanas, a todo color y de cuerpo entero, vistiendo sus legendarias armaduras.

Estilo colonial y búsqueda de una arquitectura nacional El Pabellón de Cuba en la Exposición de San Francisco celebrada en 1915, proyectado por Francisco Centurión, fue uno de los ejemplos más tempranos del empleo de alusiones al repertorio del pasado colonial como recurso simbólico de cubanía. Sobre el impacto de esta obra el profesor Weiss comentó “Después que Centurión dio a los norteamericanos una versión de nuestro barroco colonial en el pabellón de Cuba..., y que aquellos, bajo la influencia de la arquitectura hispano-mexicana del sur y del oeste comenzaron a hacer obras ‘españolas’, empezamos nosotros a considerar las posibilidades que encerraba nuestro patrimonio ar-


Escuela Técnico Industrial, Reparto Lutgardita. Arquitectos: Govantes y Cabarrocas, 1929. Fuente: María Victoria Zardoya.

quitectónico colonial, mediante su adaptación a las condiciones contemporáneas” 3. Francisco Centurión fue además uno de los arquitectos que propagó la vertiente del estilo Misión californiano que se difundió con gran fuerza en los repartos capitalinos que se urbanizaron entonces. La difusión de ese estilo universalizó con la ayuda de Hollywood un tipo de casa colonial latinoamericana a lo largo de todo el continente. En las películas comerciales norteamericanas la imagen de un latinoamericano era una mezcla de sombrero mexicano, maracas caribeñas y polainas gauchas. Algo similar fue lo que ofreció como imagen de su arquitectura, una simbiosis de elementos entre los que predominaron los oriundos del sur de California, por razones obvias. De esta forma, a lo largo de los años 20 los detalles del barroco cubano comenzaron a aflorar tanto en la ornamentación de las casas como en los edificios públicos, junto con los estilos neoplateresco y misión californiano, por separados o mezclados entre sí, teniendo como aglu-

tinador la evocación de una forma u otra del pasado colonial. El espíritu ecléctico aún reinante se volvía hacia ese pasado en búsqueda de una nueva fuente de inspiración para obtener algo que identificase a la nación, como expuso Leonardo Morales al afirmar “Made in Cuba era frase desconocida... El snobismo nos había hecho siempre considerar como superior todo lo que fuera importado aunque lo nuestro fuera mejor. La actual ola de nacionalismo no podía menos que repercutir en la arquitectura y por primera vez desde que se fundó la república está de moda la arquitectura colonial” 4. Otra de las firmas más afamadas de entonces, Govantes y Cabarrocas, igualmente se posesionó de ese repertorio y atendiendo al apoyo que tuvo durante el gobierno del presidente Gerardo Machado (19251933), su obra contribuyó en forma notable al auge de dicho lenguaje. En el reparto Lutgardita inaugurado en 1929, urbanizado en terrenos que eran propiedad del presidente, quien también fue accionista de algunas

de las industrias que le dieron origen, Evelio Govantes y Félix Cabarrocas proyectaron un conjunto de edificios públicos monumentales en diferentes versiones del neocolonial, que dada su escala y su ubicación en la Avenida Rancho Boyeros, tuvieron un notable impacto urbano. Asimismo fue utilizado en las viviendas, tanto las grandes residencias para los empresarios, como las casitas más modestas del barrio obrero, ubicadas en la zona menos favorecida del reparto.

La Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 Govantes y Cabarrocas fueron los arquitectos escogidos para realizar el proyecto del Pabellón que habría de representar a Cuba en la Exposición Iberoamericana de Sevilla. De nuevo el neocolonial se consideró el ropaje que habría de garantizar la identidad del edificio que representara a la isla en el certamen. El evento tuvo una amplia difusión antes y después de celebrarse, lo que favoreció la racha de hispanismo que invadió la arquitectura habanera de entonces. La

23


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

prensa propagaba la idea de una familia iberoamericana unida, con estrechas relaciones y un amor filial recíproco entre la otrora Metrópolis y sus antiguas colonias. La revista española La Esfera dedicó un artículo al Pabellón cubano 6 en el que se exaltó la reproducción exacta de la fuente del convento de Santa Clara, la reinterpretación de las proporciones de una residencia señorial criolla, con sus ventilados espacios interiores, la policromía de sus lucetas y las preciosas maderas cubanas, y en particular, el uso de la piedra a la manera ancestral de los monumentos insignes de la vieja Habana. El proyecto de Govantes y Cabarrocas engranó variadas referencias a la arquitectura del período de dominación hispana, entre los que se destacan los trabajos en madera de las barandas, los tejadillos y sobre todo los techos inspirados en la arquitectura mudéjar, propia del siglo XVII, similares a los que ellos mismos concibieron para la mansión Xanadú en Varadero, la iglesia y la Escuela Técnica

Industrial en el reparto Lutgardita y también para la biblioteca de la Dulce Dimora, en este caso combinados con la ornamentación del renacimiento italiano que distingue a la conocida casa de Orestes Ferrara, diseñada en 1929. La intención de apelar a las formas criollas no solo quedó expuesta en sus obras. Evelio Govantes exhortó a “...estimular la creación de un estilo nacional, recomendándose a este efecto el estudio, por la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de La Habana, de todos aquellos edificios y monumentos genuinamente cubanos, utilizando sus elementos compositivos de más importancia y creando premios honoríficos para los arquitectos y exenciones de impuesto territorial durante un número de años para los propietarios”7. Los ecos del quehacer de estas grandes firmas se hicieron sentir a lo largo de la década de los años treinta en diversos temas y para todas las clases sociales. De esta forma, proliferaron viviendas modestas y numerosos edificios de apartamentos de diferente rango en los que se mezclaron los óculos cuadrifoliados, los capiteles sin fustes, las hornacinas sin santos, los pretiles y molduras cóncavas y convexas, entre otros muchos detalles que reproducían retazos de los grandes palacetes habaneros del siglo XVIII.

El neocolonial y la Academia

Pabellón Cubano en la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Arquitectos: Govantes y Cabarrocas, 1929. Fuente: Fondo del Ministerio de Obras Públicas, procesado por Juan de las Cuevas.

24

Como causa y efecto a la vez, el auge del neocolonial coincidió con el comienzo de los estudios sobre la arquitectura colonial. La carrera de Arquitectura en Cuba surgió en 1900 en la Universidad de La Habana. Las primeras graduaciones fueron exiguas, pero la presencia de profesionales se fue haciendo sentir poco a poco en diferentes campos.

Fundaron el Colegio de Arquitectos en 1916 y un año más tarde editaron la primera revista como gremio. En 1925 se renovó el Plan de Estudios, lo que permitió incorporar nuevas disciplinas y asignaturas y nuevos profesores al claustro docente. Alberto Camacho, quien asumió la cátedra de Historia de la Arquitectura como profesor titular, redactó en 1928 el capítulo “Arquitectura Colonial en América” para la obra Historia de la Arquitectura de Banister Fletcher, en su versión en español y junto con el profesor Pedro Martínez Inclán, Titular de la cátedra Historia del Ornamento y de las Bellas Artes y Arquitectura de Ciudades Parques y Jardines realizaban recorridos por la Habana Vieja con sus estudiantes y les exigían que hicieran levantamientos de esa arquitectura. Asimismo, Joaquín Weiss, inició desde finales de la década del veinte los estudios que verían la luz en 1936 en su antológico texto La arquitectura colonial cubana, del que Mario Buschiazzo comentó “El libro de Weiss… es indudablemente el mayor esfuerzo que se ha hecho hasta la fecha en toda la América hispana como aportación al estudio de la arquitectura colonial… [Weiss] puede estar satisfecho y orgulloso ya que es verdaderamente magnífica en todo sentido, desde el valor medular hasta la esmerada presentación”8. A esto se sumó la inclusión de dibujos de obras relevantes o de simples pormenores pintorescos de la arquitectura colonial, realizados por arquitectos de prestigio con diferentes técnicas de representación, para ilustrar la revista del Colegio de arquitectos. A partir de 1928 y a lo largo de la década de los años 30, las carátulas de las revistas se ilustraron con esos dibujos y además se incluyeron en su interior detalles


ción de la arquitectura neocolonial con España comentada, pero no es así. En realidad si hubo un vínculo con España, pero la España que se aclimató al suelo americano, la España que se criollizó y sobre todo, en gran medida, la España que se quiso idealizar.

Archivo Nacional de Cuba. Arquitecto: Louis Duval, 1941. Fuente: Styliane Philippou.

de rejas, balcones y portadas, entre otros aspectos característicos de esa arquitectura.

El neocolonial en La Habana Vieja En 1940, en momentos en que el estilo comenzaba a declinar para dar paso a los austeros rasgos del Movimiento Moderno, se celebró un concurso para la construcción de un nuevo Archivo Nacional en la Habana Vieja que se emplazaría en los mismos terrenos en que se encontraba su antecesor. El primer lugar del concurso lo obtuvo el arquitecto Luis Dauval9 con el proyecto de un monumental edificio de estilo colonial. En septiembre de 1941, se le otorgó la clasificación de zona excepcional a la parte antigua de intramuros, y se reguló que en ella “... los edificios que se construyan o reconstruyan adoptarán en lo posible el estilo colonial cubano, además de no poder elevar la obra a una altura superior a tres pisos” 10. De esta forma pervivió en la zona más antigua el empleo de los motivos neocoloniales cuando ya en el resto de la ciudad esa práctica empezaba a languidecer.

Al iniciarse la década de los años 40, en la revista del Colegio de Arquitectos proliferaron los textos e imágenes que documentaban espacios urbanos y obras arquitectónicas del período colonial. Sin embargo, la arquitectura moderna se iba abriendo paso a partir de rechazar esas decoraciones historicistas. Eugenio Batista, quien se inició como arquitecto con el uso del lenguaje neocolonial, fue reelaborando su quehacer para lograr lo que llamó Arquitectura Tropical, una arquitectura que reinterpretó el legado del pasado, pero sin imitaciones o copias simplistas, asimilando con una óptica moderna los logros de la arquitectura heredada.

A modo de conclusión La arquitectura neocolonial fue un fenómeno continental y debe analizarse dentro de un campo más amplio y complejo que es el eclecticismo. Lo interesante en este caso es que resultó el primer “estilo” que no tomó como inspiración el legado europeo, sino el americano, real o inventado, propio o prestado, llegado por vía directa o a través del prisma de los Estados Unidos. Aparentemente esto contradice la rela-

La relación con el pasado establecida por la arquitectura neocolonial no fue espontánea, sino impuesta. Nació de la intención premeditada del arquitecto o del dueño de establecer ese vínculo. No obstante, vale la pena destacar que detrás de estas propuestas estuvo por primera vez la intención de lograr una arquitectura nacional.

1. Morales Leonardo, “El nuevo edificio de la Cuban Telephone Co.”, El Arquitecto, oct-nov, 1927, pág. 141. 2. Weiss, Joaquín, “Personalidad de una residencia”, Colegio de Arquitectos, La Habana, octubre 1928, Volumen 12, No. 9, pág. 21- 23. 3. Weiss Joaquín, “Medio siglo de Arquitectura Cubana”, Lyceum, órgano oficial del Lyceum y Lawn Tennis Club, Vol.VI, nov. 1950, pág. 19. 4. Leonardo Morales, “Nacionalismo y Arquitectura”, Sociedad Cubana de Ingenieros, La Habana, 1929, Volumen XXI. Pág. 176- 180. 5. E l Arquitecto, octubre noviembre 1927, La Exposición Iberoamericana de Sevilla, 167-169. 6. “El palacio de Cuba en e la Exposición Iberoamericana de Sevilla”, La Esfera, Madrid, 20 de julio de 1929. Pág. 21, 23. 7. Govantes Evelio, “La tradición en el ornato y la arquitectura urbana”, Colegio de Arquitectos, Sep. 1929, volumen 13, pág. 9-14. 8. Carta de Mario Buschiazzo a Luis Bay Sevilla, Adrogué, mayo 15 de 1936. Archivo Nacional de Cuba. 9. Bay Sevilla Luis, “El edificio para el Archivo Nacional”, Arquitectura, año X, No. 110, sep.1942, pág. 334-336. 10. Fondo de Urbanismo, Archivo Nacional de Cuba.

25


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

Mural de la localidad de Riohacha que representa a Francisco, el hombre de la leyenda vallenata que venció al diablo en un duelo de acordeón. El vallenato, género musical autóctono de la Costa Caribe colombiana, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2015.

Patrimonio Intangible en Iberoamérica Apuntes del estado de la cuestión désirée mora cruz Antropóloga social Costa Rica

“La subjetividad de reconocer en un objeto algo interesante para un todo (social y colectivo) es la maravillosa esencia que porta el ser humano para permanecer en el tiempo”. Óscar Navajas Corral Universidad Antonio de Lebrija

26

Patrimonio inmaterial, Patrimonio Intangible, cultura oral, patrimonio vivo, todos sinónimos de un mismo fenómeno socio cultural que nos acompaña desde nuestra génesis como especie. Siendo que las manifestaciones culturales de tradición oral (gastronómicas, musicales, reli-

giosas, de cosmovisión, sobre oficios, médicas, históricas, técnicas, entre otras), son las primigenias en nuestro devenir como animales culturales, es paradójico que hayan sido reconocidas de manera oficial por las instituciones occidentales hasta hace poquísimo tiempo.


Quizás porque el Patrimonio Intangible es tan personal, que se ejerce desde la individualidad hacia el colectivo, de una manera tan íntima que se naturaliza como propio desde que estamos acunados en los brazos familiares de nuestras culturas o quizás por procesos coloniales que nos tomaría tiempo disipar. Por supuesto es más llamativa desde el punto de vista del mercadeo y el turismo de masas la Giralda, las Pirámides de Teotihuacán o la imponente ciudad de Machu Pichu, pero quién no ha probado bailar un buen vallenato abrazada a un caribeño en Cartagena, no sabe que es dulzura o quien no haya presenciado la devoción de las cofradías sevillanas o “granaínas” en una semana santa con saetas incluidas, no sabe lo que es pasión.

creamos, no desde la razón, sino desde el reino de los afectos, el patrimonio vivo, nos une al hilo invisible del tiempo con nuestros ancestros y nos hermana con nuestros descendientes, en una relación simbiótica, vivísima y muy querida, porque nos recuerda infancias lejanas, amores de barrio o querencias maternales; nos define al definirlo y se vuelve muy nuestro, como las constelaciones de lunares en el mapa de nuestra piel.

El reconocimiento internacional del Patrimonio Intangible Sólo hasta el año 2003, los estados miembros de la UNESCO, inician los protocolos de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que es ratificado hasta hace 10

años, contando a la fecha con 170 estados participantes alrededor del mundo. Iberoamérica al completo ha aceptado dicha convención: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, España y Portugal. La UNESCO entiende por Patrimonio Cultural Inmaterial al conjunto de “tradiciones o expresiones de vida heredadas de nuestros antepasados y que se han ido transmitiendo a nuestros descendientes, como las tradiciones orales, artes escénicas, prácticas sociales, rituales, eventos festivos, conocimientos y prácticas relativas a la naturaleza y al univer-

El Patrimonio Intangible está en nuestro ADN cultural, de manera entrañable y nos recorre entre los dedos de las abuelas cachiqueles que nos trenzan de una y no de otra forma los cabellos de pequeñas, en una mañana soleada en San Cristóbal de las Casas; está en el rico gazpacho que nos sirve una buena amiga en Andalucía para refrescar la plática del calor veraniego; en la forma de servir un buen cui con papa a la huancaína o en disfrutar de un rico pizco, un viernes de poca monta con los compadres. Tejer las ropas coloridas de nuestros seres queridos en un huipil oaxaqueño, festejar y desafiar con alegría a la muerte en una fresca noche de noviembre, escapar corriendo a carcajadas del “chilillazo” de un diablito en carnavales, todos pasajes de infancias de miles de iberoamericanos. El impresionante y embriagador encanto del Patrimonio Intangible radica en su habilidad de volverse parte de nuestra cotidianidad, nos lo apropiamos, lo creamos y lo re-

El Güegüense, primera obra teatral de la literatura nicaragüense, fusión de las culturas española e indígena que combinan el teatro, la danza y la música. Representado durante las fiestas patronales de San Sebastián en Diriamba. Declarada Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2005.

27


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

El carnaval de Barranquilla es la fiesta folclórica y cultural más importante de Colombia. Patrimonio Cultural de la Nación en 2001 y Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, por la UNESCO en 2003.

so del conocimiento y de las habilidades, para producir artesanía tradicional” (UNESCO, 2016), considerándolo fundamental para el mantenimiento de la diversidad cultural, de la relación dialógica intercultural y del fomento a la empatía hacia diversas formas de vida. “La importancia del patrimonio cultural inmaterial no es la manifestación cultural en sí, sino más bien la riqueza de conocimientos y habilidades que se transmiten a través de una generación a la siguiente. El valor social y económico de esta transmisión de conocimientos es relevante para los grupos minoritarios y para los principales grupos sociales dentro de un Estado, y es tan importante para los Estados en desarrollo como para los desarrollados” (UNESCO, 2016).

28

¿Qué ocurre en la actualidad con el patrimonio vivo en Iberoamérica? Iberoamérica es un concepto geopolítico e histórico, que nos hermana en una suerte de relación sufridísima, admiración mutua y contrasentidos, que no dejan de crear controversias y sinergias, según sea el pulso contextual. Desde el 2008 al 2015, lapso en el que se ha iniciado el proceso de inventariado “oficial” del patrimonio inmaterial mundial por la UNESCO, hay reconocidos: 391 elementos, de los cuales, sólo 74, es decir el 18,92 %, corresponde a Iberoamérica. Algunas de las manifestaciones reconocidas para nuestra región son: el “Círio de Nazaré”: procesión

de la imagen de Nuestra Señora de Nazaret en la ciudad de Belem (Estado de Pará), en Brasil; la tradición oral mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral, en Venezuela; la ceremonia de la Nan Pa’ch, en Guatemala; el cante alentejano, canto polifónico del Alentejo (sur de Portugal); conocimientos, técnicas y rituales vinculados a la renovación anual del puente Q’eswachaka, en Perú; la ceremonia ritual de los Voladores en México; la tradición del boyeo y las carretas, en Costa Rica; la lengua, la danza y la música de los garífunas, en Belice, Guatemala, Honduras y Nicaragua; las fiestas indígenas dedicadas a los muertos en México; los tribunales de regantes del Mediterráneo español: el Consejo de Hombres Buenos de la Huerta de Murcia y el


El arte textil de Taquile es una de las manifestaciones culturales de la población que habita en la isla de Taquile en Perú. Proclamado en 2005 por la UNESCO como Obra maestra del patrimonio oral e intangible de la Humanidad.

Tribunal de las Aguas de la Huerta de Valencia, el Silbo Gomero, lenguaje silbado de la isla de La Gomera (Islas Canarias), en España; el Fado, canto popular urbano de Portugal, el flamenco, el tango en Argentina o los conocimientos tradicionales de los chamanes jaguares de Yuruparí, en Colombia. Ciertamente las discusiones y encuentros sobre el Patrimonio Intangible, se dieron de manera más contundente del lado ibérico en las décadas de los noventa, sin embargo, el parteaguas del 2003, marca una diferencia sustancial y acentúa de manera notable las reflexiones sobre el patrimonio inmaterial, del lado americano, disponiendo medidas para ayudar a los países a proteger sus tradiciones, expresiones orales, artes, usos sociales, rituales,

actos festivos, conocimientos y técnicas artesanales (Guerra, 2008). La clave de dichas reflexiones, versaron sobre la protección y salvaguarda de dicho patrimonio, gran preocupación que se ha externado sobre el particular a lo largo de esta década y media, en cuanto a cómo promover la preservación del Patrimonio Intangible a la luz de la falta de legislación específica en muchos de los diferentes países, la necesidad de modelos de gestión y de instrumentos para su conservación y los procesos de globalización neoliberal que experimentan los espacios nacionales y que atentan directa o indirectamente con las prácticas patrimoniales vivas. Así mismo, las reflexiones se direccionan hacia el papel y la participación del Estado en esta materia, el rol que deben

tener las comunidades que crean y recrean este patrimonio, la titánica tarea de su registro e inventario y la definición del rol del gestor del patrimonio inmaterial, además de obviamente la puesta en valor del patrimonio vivo per se. Han proliferado múltiples instancias y eventos tanto particulares, estatales, académicos, comunitarios, regionales y supranacionales, que han potenciado las acciones a favor de la protección y valoración del Patrimonio Intangible en Iberoamérica, tales como: el Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial de América Latina (CRESPIAL), entidad adscrita a UNESCO y con sede en Cusco (Perú); el Departamento de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Histo-

29


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

troamericana (CECC), Convenio Andrés Bello (CAB), Grupo de Alto Nivel de Cultura del G-3, Organización de los Estados Americanos (OEA), Asociación de Estados del Caribe (AEC), Comunidad Andina de Naciones (CAN), Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) y Foro de Ministros de Cultura y Responsables de Políticas Culturales de América Latina y el Caribe.

Los garífunas son un grupo étnico zambo descendiente de africanos y aborígenes caribes y arahuacos originario de varias regiones de Centroamérica y el Caribe. La lengua garífuna, junto con la danza y la música de esta etnia centroamericana, fue proclamada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2001

ria de México; el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial; la oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO; encuentros para la Promoción y Difusión del Patrimonio Inmaterial de Iberoamérica; el Portal Iberoamericano en Gestión Cultural, la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos para la

Educación, la Ciencia y la Cultura), además de importantes acciones por parte de los gobiernos de España, Brasil, Argentina, Uruguay, México y Perú por diseñar políticas públicas nacionales al respecto. Otros mecanismos e instancias desarrolladas, importantes de mencionar son: el Protocolo de Integración Cultural del Mercosur, Coordinación Educativa y Cultural Cen-

El tango es un género musical y una danza, característica de la región del Río de la Plata en Argentina. la UNESCO lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2009.

30

En junio del 2005, en Córdoba, España, se dio la VIII Conferencia Iberoamericana de Cultura, enmarcado en la XIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, dibujando una hoja de ruta para posteriores acciones iberoamericanas en general sobre los temas culturales y en particular sobre el Patrimonio Intangible, la postura mayoritaria en Iberoamérica, tanto de expertos como de la sociedad civil involucrada, coincide en que, si bien el rol del Estado es fundamental en cuanto a la creación e implementación legislativa, la participación comunitaria es vertebral para la puesta en valor, preservación y protección del Patrimonio Intangible de manera sostenible en el tiempo, respetando la naturaleza orgánica del patrimonio vivo y promoviendo una cultura de desarrollo sustentable. Sobre el particular, surgió en este mismo espacio la idea de una Carta Iberoamericana de la Cultura, cuyos principios pueden resumirse en: reconocimiento y protección de los derechos culturales, participación de la sociedad civil como esencial, cooperación de los estados iberoamericanos de manera solidaria, facilitando la circulación e intercambios en materia cultural con reciprocidad y equidad, transversalidad del espacio cultural iberoamericano, singularidad de las


actividades, bienes y servicios culturales, y, por último, reconocimiento de los estados iberoamericanos de las actividades, bienes y servicios culturales como portadores de valores y contenidos de carácter simbólico que preceden y superan la dimensión estrictamente económica, ya que permiten una importante contribución al desarrollo sostenible, a la cohesión e inclusión social. Se estableció, pues, que los estados tienen el derecho y la responsabilidad de formular y aplicar políticas que protejan y promuevan la diversidad y el patrimonio culturales (OEI, 2005). No hay que olvidar que algunas herramientas pedagógicas propuestas por la UNESCO, han resultado de ayuda para las gestiones particulares de los países iberoamericanos. Se ha realizado textos orientativos de cómo preparar las nominaciones y solicitud de asistencia internacional sobre el Patrimonio Cultural Inmaterial, la confección de inventarios del patrimonio cultural inmaterial en un contexto comunitario o la aplicación de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial en el plano nacional, para lo cual se creó un “kit”, compuesto por folletos y fichas con propuestas de proyectos de salvaguardia, que fue publicado en el 2009 y actualizado en el 2011.

De razones, afectos e identidades: ideas finales... Existen al menos dos planos en este universo que significa el Patrimonio Inmaterial, uno macro que reúne a estados y entidades supranacionales, en pos de un fin común: la promoción y protección de la dimensión cultural viva, en este espacio convergen: legislaciones, presupuestos, declaratorias y toneladas de documentos que preten-

Decoración de la carreta típica de Costa Rica con figuras geométricas, flores y animales. Decretada Símbolo Nacional y declarada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2005.

den dar sustentos y apoyos a los espíritus inmateriales culturales. Pero las estadísticas nos dicen que menos del 20% de nuestro Patrimonio Intangible ha sido reconocido mundialmente por este primer plano, lo que nos señala, cuanto menos, que tenemos un camino inmenso por recorrer y que hay un serio divorcio entre el macro contexto y el segundo plano que englobaría a las sociedades y comunidades iberoamericanas, quiénes damos vida a ese Patrimonio Intangible en la cotidianidad. Parece fundamental, el dar a conocer a las distintas comunidades la importancia de inventariar, pero también de presentar candidaturas de su riqueza patrimonial a la UNESCO, para que no quede en papel mojado las intenciones de los organismos estatales y supranacionales. Más importante aún, el proceso pedagógico, retador, creativo y didáctico, ¡fundamental!, a nivel sistémico, pero también individual, para la puesta en valor del bagaje

cultural particular, para la reafirmación de la propia identidad y sentido de pertenencia, que se ve muchas veces asfixiado por la cultura globalizadora neoliberal. Porque aquella nieta de trenzas infantiles puede revivir una y otra vez las querencias de su difunta abuela. En ese té de manzanilla que dará a sus propios nietos para curar un dolor de estómago o un mal de amores, no hay sustancia gasificada que pueda con semejante riqueza identitaria y afectiva. referencias bibliográficas

Guerra Chirinos, D. (2008). Hablemos de patrimonio inmaterial. Boletín No 17 de Gestión Cultural. Portal Iberoamericano de Gestión Cultural. En: http://www.gestioncultural.org/boletin/2008/bgc17patrimonioinmaterial.htm. Consultado el 18 de octubre del 2016. OEI. (2005). Para una carta cultural iberoamericana. VIII Conferencia Iberoamericana de Cultura. Córdoba, España. UNESCO. (2016). Patrimonio Cultural Inmaterial. En: http://www.unesco.org/ new/es/office-in-montevideo/cultura/ intangible-heritage/. Consultado el 18 de octubre del 2016.

31


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

Vista de la ciudad de La Habana y de su puerto en el siglo XIX desde el otro lado de la bahía.

De La Habana ha venido un barco cargado de..., mantones de Manila javier aguilera rojas Arquitecto Comisario y autor de publicaciones sobre Hispanoamérica y Filipinas

La ciudad antigua, la vieja Habana, al fin había ganado la batalla. La muralla, poco a poco, pero con determinación, va cayendo, se desmorona, desaparece bajo el impulso de los nuevos tiempos. Intramuros quiere unirse con la ciudad nueva. En los bordes del lugar en el que estaba esta muralla crecen, alineadas, ordenadas, largas hileras

32

de arbolado, es la huella verde de la naturaleza domesticada para los ciudadanos. Cada tramo arbolado se enlaza con rotondas. Frente a los picos agudos de los bastiones, que ya no están, los círculos de las pequeñas plazas. Es el nuevo Paseo del Prado, de igual nombre que aquel otro lejano paseo madrileño que trajo un rey ilustrado, Carlos

III. Un paseo que contempla como las calles de la ciudad antigua se prolongan hacia los nuevos barrios, allá, en el exterior, sin solución de continuidad. La Habana Vieja se desborda sobre La Habana nueva. Es el año 1863. Al otro lado del mundo, más allá del nuevo continente, más allá de ese Mar del Sur que llamaron Pacífico,


La ruta transoceánica. Los territorios ultramarinos de la Corona española se unieron a través de la mayor ruta transoceánica de su época. Desde Sevilla salían las flotas que se repartían por los diferentes puertos del Caribe. Entre ellos estaba el de la ciudad de Veracruz en el golfo de México. Acapulco era el puerto que unía América con Manila. En La Habana se reunía toda la flota para regresar de nuevo a Sevilla.

ese mismo año, otra ciudad amurallada tiembla. Un terrible terremoto asola Manila, la capital de unas islas que se llamaron como su rey. La destrucción todo lo invade, caen las torres de los conventos, de la catedral, las calles se llenan de miles de tejas, se derruyen los muros de piedra de las casas. Son las casas que fusionan dos mundos, el occidente y el oriente. Una síntesis que combina la piedra con la madera. Con balcones voladizos que recorren toda la fachada. Se cierran con ventanas de capiz, una concha plana y traslúcida, ingrediente esencial del estilo filipino. Y aquella otra muralla manileña, hermana de la que se construyó bajo los mismos principios que la habanera, la que también circunda este otro intramuros, resiste, permanece. La piedra negra de sus cortinas y baluartes luce hoy, todavía, sobre el verde del campo de golf que la rodea. La Habana cambió tres veces de lugar antes de quedarse. Al principio fue solamente una más de las siete nuevas poblaciones fundadas en las primeras décadas del

quinientos por el gobernador español de la isla Diego Velázquez. Se quedó en el borde interior de una bahía de excepcionales condiciones como puerto natural. La historia lo iba a demostrar. Los piratas la arrasan varias veces. Entonces, se levanta el castillo de La Fuerza con el rigor del más puro trazado renacentista del maestro Bartolomé Sánchez. Solo gracias a

su tenacidad y a su pericia puede entenderse esta fortaleza de una tremenda rotundidad geométrica. Un cuadrado dividido en nueve partes, con cuatro bastiones apuntados en sus esquinas. Una enorme mole pétrea formada por sillares perfectamente cortados, labrados, tallados y trabados formando una arquitectura sólida y contundente. Eso fue solo el prin-

Rutas de navegación. Las flotas llegaban al Caribe por las Antillas menores y se repartían por las costas centroamericanas y septentrionales de para reunirse de vuelta en La Habana desde donde partían hacia Sevilla.

33


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

El castillo de la Real Fuerza de La Habana es la primera fortaleza que se construye en la ciudad. El ingeniero Bartolomé Sánchez fue el encargado de su construcción a partir del año 1558. Su trazado totalmente geométrico está formado por un cuadrado dividido en nueve partes con cuatro bastiones apuntados en sus esquinas. Más tarde sobre uno de estos bastiones se levantó una torre coronada por una estatua que recuerda al Giraldillo sevillano.

cipio. El castillo de La Fuerza constituye la primera fase de un largo y extenso programa de defensa de La Habana. Por aquellos años, en 1571, el vasco Miguel López de Legazpi funda la ciudad de Manila en la orilla iz-

quierda del río Pasig, al borde de una gran bahía. La dota de un Concejo municipal y la nombra capital de los nuevos territorios asiáticos bajo la Corona española. Algunos años antes, por primera vez en la historia, un galeón había cruzado el

Plano anónimo conservado en el Archivo de Indias y fechado en 1567. Se aprecia la importancia del castillo de La Fuerza en el borde interior de la bahía.

34

Pacífico desde Filipinas para llegar a América. Fue el San Pedro, comandado por Felipe Salcedo, lo hizo con el asesoramiento del marino Andrés Urdaneta. Salió de Manila. Todavía tendrían que pasar casi cien años desde este primer viaje antes de que la ciudad de la que parten, terminara de rodearse de murallas. Baluartes, fosos, tijeras o tenazas, revellines, cortinas, puertas..., para la defensa de Manila que crece en densidad en el interior del recinto. Calles rectas que se cruzan con otras perpendiculares formando un entramado regular que preside la plaza mayor. Igual que en La Habana. Bajo el mismo modelo ordenado que los españoles emplearon en América en cientos de ciudades, desde las californias hasta el extremo meridional del continente, desde el Caribe a la línea del Ecuador, desde las selvas centroamericanas hasta las mesetas andinas. Santo Domingo, San


Plano parcial, firmado por Bautista Antonelli, que representa a las dos fortalezas que estaban en la entrada de la bahía de La Habana: El Morro y La Punta. El diseño del castillo de Los Tres Reyes de El Morro fue realizado por el ingeniero italiano al servicio de la Corona española Bautista Antonelli, que supo adaptar las técnicas del sistema abaluartado a las condiciones geográficas construyendo un castillo que se adapta al terreno mediante sucesivas terraza defensivas. Su construcción es coetánea con otro castillo, el de San Salvador de La Punta. Ambos se encuentra a los dos lados de la bocana de entrada a la bahía de la ciudad. Fueron dos elementos imprescindibles en la defensa de La Habana.

Juan de Puerto Rico, Puebla, Oaxaca, Granada de Nicaragua, Antigua Guatemala, Caracas, Bogotá, Lima, La Paz, Buenos Aires, Santiago de Chile..., todas bajo un mismo patrón. Y Manila, también Manila. Entre tanto, lejos, muy lejos, en la distancia, en el tiempo, La Habana se convierte en “la perla del Caribe”, en el puerto que acoge a “La Flota”, ese conjunto de buques que cruza el Atlántico gracias a los alisios. Van cargados de mercancías, de personas, de ideas, de miradas asombradas, entusiastas, ávidas de riquezas, de proyectos de futuro, de la incertidumbre por lo nuevo. Y La Habana es el punto de encuentro de los que vienen de Portobelo, en el istmo de Panamá; de Cartagena de Indias en la costa del Virreinato de Nueva Granada; de la Veracruz mexicana en el interior del golfo. Van de vuelta. Sevilla, la que Góngora llamó la “gran Babilonia de España”, la que es la ciudad de las maravillas, puer-

to y puerta de América, tierra adentro del Guadalquivir, es su destino. Y desde ahí a Europa. Pero antes La Habana se ha fortificado. Y no lo hace ya con aquella antigua idea del castillo medieval como único punto defensivo. Para la

Castillo de Los Tres Reyes de El Morro.

defensa de los territorios ultramarinos de la Corona española, Felipe II había encargado, a los ingenieros italianos Antonelli, la fortificación de los puntos más sensibles de esa larga cadena de intercambios entre Europa y América: los puertos americanos. Y así se construyen baluartes, castillos y murallas formando parte de un sistema global que incluye a las ciudades y a sus territorios próximos. En La Habana, después de La Fuerza, se construye El Morro y La Punta, en los dos extremos de la bocana de la bahía. El Morro de La Habana se levanta adaptando los modélicos trazados renacentistas a un terreno escarpado. Se desarrolla orgánicamente en terrazas sucesivas pero conservando las partes esenciales de la estructura de los sistemas abaluartados. Igual sucede con El Morro de Santiago de Cuba, en el otro extremo de la isla o con El Morro de San Juan de Puerto Rico. Más tarde, ya

35


EL PATRIMONIO ESPAÑOL E HISPANOAMÉRICA

en el XVIII, se levantan en La Habana, San Carlos de La Cabaña, el Príncipe y Atarés. Y la muralla que circunda la ciudad, con sucesivos proyectos, ampliaciones, reformas. Como sucede en la lejana Manila. Bajo un mismo impulso, bajo una misma intención, con una misma técnica. Y también sucede en Santo Domingo, San Juan de Puerto Rico y Santiago de Cuba; en Cartagena de Indias, Maracaibo y Araya; en Portobelo, Veracruz, Campeche y

San Agustín de la Florida. Y en una larga lista que se extiende desde el Caribe a otras partes de América, por el Atlántico, por el Pacífico. Como Montevideo, Valdivia, Trujillo del Perú, Lima y el Callao, Panamá,... Y Manila, también Manila. No es extraño entonces poder considerar, como hace el arquitecto cubano Roberto Segre, que las fortificaciones llevadas a cabo por la Corona española en sus territorios ultramarinos es el mayor conjunto de-

La ciudad de Manila, fundada en 1571 por Miguel López de Legazpi, se rodeó de una muralla a orillas del río Pasig. La muralla de Manila ha resistido el paso del tiempo y hoy día, rodeada de un campo de golf, forma parte de la memoria histórica de la ciudad. En su extremo se localiza el castillo de Santiago.

36

fensivo realizado unitariamente en su época. Manila forma parte de este sistema. Los ingenieros al servicio de la Corona española despliegan una enorme capacidad técnica. Aplican sus conocimientos teóricos a los lugares en los que deciden hacer las fortificaciones para la defensa de las ciudades hispanoamericanas. Bautista Antonelli y su hijo Juan Bautista, Cristóbal de Roda, Juan de Tejada y muchos otros son los artífices del gigantesco esfuerzo económico y técnico desplegado. La Habana es uno de los principales espacios en los que actúan. ¿Y por qué en La Habana? Porque esta pequeña población del norte de la isla de Cuba se convierte en el principal puerto de la América española. En su bahía fondean los buques que llenan sus bodegas para que, reunidos en la flota de la que se llamó “la Carrera de Indias”, navegue hacia ese otro puerto de las Américas: Sevilla. Hasta allí llegan productos desconocidos en el viejo continente: el maíz mexicano, la patata y el tomate andinos que transformaron radicalmente la dieta alimentaria; el tabaco, los cacahuetes o manís, y el cacao convertido en chocolate; los aguacates y los pimientos, las berenjenas y las calabazas que modificarían la forma de cocinar de muchos países, incluidos los de la lejana Asia; frutas entonces exóticas, como la guayaba, la piña o la papaya; los textiles con técnica de entretejido, una nueva manera de fabricar la vestimenta; maderas finas de gran dureza y resistencia de árboles desconocidos... Y desde luego el oro y la plata. Convertidos en la moneda de cambio de uno y otro lado del Atlántico. Pero, ¿qué fue de esas codiciadas especies que buscaba Colón en ese lejano Cipango al que esperaba llegar? No estaban en América.


Entrada a la fortaleza de Santiago en Manila construida por Miguel López de Legazpi.

El sistema abaluartado. El sistema de fortificaciones llevado a cabo en la América española estuvo basado en el baluarte como elemento esencial.

En el interior del golfo de México, Villa Rica de la Vera Cruz, fundada por Hernán Cortés en 1519, iba a cambiar hasta cuatro veces de lugar. En la segunda parte del siglo XVI se convierte en otro de los puertos esenciales del circuito de intercambio entre América y España. Hasta allí también llegan los Antonelli para diseñar sus fortificaciones. El trazado ordenado de sus calles y su plaza, como el de gran parte de las ciudades hispanoamericanas, se rodea de murallas, son las mismas que las de La Habana, los bastiones le dan forma. Son las mismas que las de Manila. Allí llegan parte de los galeones de la flota que, entrando en el Caribe en la cercanía de la pequeña isla de Guadalupe, se han repartido por las costas septentrionales de Sudamérica y en otros puertos centroamericanos: Maracaibo, Cartagena de Indias, la península de Araya, Portobelo, San Francisco de Campeche, Omoa... Y desde allí navegan los buques que se van a reunir con otros procedentes de otras partes de la América española para volver a España. ¿Qué ha llegado a Veracruz y los almacenes de su impre-

sionante fortaleza de San Juan de Ulúa para viajar a Europa? Desde luego la plata mexicana, pero también otros productos que vienen de muy lejos. Atraviesan todo el Virreinato de Nueva España, desde la costa del Pacífico hasta la Atlántica. Y la atraviesan por un largo camino terrestre, el “Camino de Asia”, que comunicaba el puerto de Acapulco, en la costa del Pacífico, con la capital mexicana. Y desde ésta, por el “Camino de los Virreyes”, con la ciudad de Veracruz en la costa atlántica. Vienen del otro lado de ese mar inmenso que Magallanes llamó Pacífico. Han llegado hasta Acapulco desde el norte, costeando las californias, por esa ruta que los españoles descubrieron para unir las Filipinas con México. Los buques fueron las máquinas más complejas de su tiempo y el galeón el tipo de barco más famoso de su época. El galeón de Manila, en un viaje y “tornaviaje” va y vuelve de un puerto de la costa mexicana, Acapulco, haciendo el recorrido al menos una vez al año. Trae Asia hasta América. Así hasta 1815. Dos siglos y medio. Lleva las apreciadas especies asiáticas: la

canela de Ceilán, la pimienta de la India, la nuez moscada, el jengibre y el clavo de las Molucas. Especies fundamentales para la conservación de los alimentos y muy solicitadas en Europa. La gran expedición que dio por primera vez la vuelta al mundo trajo, volviendo por el extremo de África, en la nave de Sebastián Elcano, 600 toneladas de clavo, suficiente para sufragar todos los gastos y producir beneficios. A estas mercancías se añadían las cuidadas armas japonesas, el marfil de la India; la seda, damascos y muselinas de la China y sus exquisitas porcelanas y cerámicas; las perlas y las piedras preciosas. Y también otros productos vegetales como el alcanfor, el sándalo, la vainilla o el incienso utilizados como esencias. Y de esta manera se cierra la mayor ruta transoceánica de su época que une la Manila asiática con Europa. Acapulco y Veracruz son las escalas intermedias. La Habana lo reúne todo para llevarlo hasta Sevilla. Asia, América y Asia, tres continentes entrelazados. De La Habana ha venido un barco cargado de..., mantones de Manila.

37


ENTREVISTA

Entrevista a Carlos Morenés y Mariátegui Marqués de Borguetto Todos los socios saben que has sido durante 13 años vicepresidente ejecutivo de Hispania Nostra. Recientemente has decidido, por motivos de salud, dejar tu puesto, al que has dedicado generosamente incontables horas y esfuerzos con resultado espectacular. Aunque esperamos tener la oportunidad de volver a contar con tu inestimable colaboración, nos ha parecido un buen momento para que te conocieran mejor nuestros socios y amigos. Me gustaría preguntarte en primer lugar, qué sentiste cuando te plantearon el reto de colaborar con Hispania Nostra. Sabemos que ya tenías dilatada experiencia en actividades altruistas benéficas y culturales. Desde hace ya muchos años, por un sentido personal de responsabilidad, me he dedicado a actividades de

38

utilidad social. Al principio compaginándolas con mi profesión jurídica y luego con dedicación exclusiva. Cuando Alfredo Pérez de Armiñan, buen amigo, me “fichó” para Hispania Nostra, me encontraba en un tiempo muerto después de haber estado más de quince años en una asociación humanitaria que tenía una


importante faceta cultural. Allí fui también vicepresidente ejecutivo y subdirector de un Instituto de la Universidad Complutense vinculado a la asociación. El caso es que acepté encantado la propuesta de Alfredo, pensando que sería una ocupación temporal en tanto no volviera a lo que antes hacía. Pero ya ves, trece años ... que han sido de trabajo duro e intenso, sin pausas ni horarios, pero con la ilusión de conseguir para Hispania Nostra algo que entonces parecía imposible: multiplicar su implantación social y su eficacia. Hoy el tiempo lo ha hecho realidad. Me propuse unos objetivos y los he cumplido. Además me voy tranquilo porque Hispania Nostra tiene excelentes equipos tanto directivo y como operativo y estoy seguro que llevarán más lejos los actuales programas y que emprenderán otros nuevos, aún más ambiciosos.

¿Cuáles crees que son las principales carencias de las que adolece España en el ámbito de la preservación del Patrimonio Cultural? Bueno, te daré mi opinión personal. Primer fallo en vías de mejora: falta de formación y sensibilidad en los ciudadanos. Segundo fallo, las dificultades del asociacionismo en España. Somos individualistas y así no podemos hacer casi nada. Tercer fallo, la difundida y equivocada creencia de que la conservación es asunto del Estado. Cuarto fallo, el escaso, o casi inexistente, apoyo de la Administración a las asociaciones culturales y a los propietarios privados. Quinto fallo, la actitud de muchos defensores del patrimonio que “se sirven de” en lugar de “servir a”. Sexto fallo, el desinterés del mundo académico y de los intelectuales por la sociedad civil. Parece que difundir la verdadera cultura es

¿Cuáles fueron tus primeras impresiones sobre la situación de la conservación del patrimonio en nuestro país? No tuve primeras impresiones porque desde niño me inculcaron el respeto y el interés hacia el patrimonio histórico en toda su complejidad. Siempre ha sido algo muy natural en mi vida. En general, la cultura social del patrimonio empezó tarde en España y todavía estamos lejos de valorar la importancia de su conocimiento. Además de las razones históricas y artísticas que justifican su enseñanza, hay también motivos psicológicos. Valorar las raíces culturales es algo que enriquece a las personas, que las distingue, que les da solidez y que les hace evolucionar y crear. No hay que olvidar que las raíces del pasado formaran parte también de las raíces del futuro. La trascendencia del patrimonio cultural se percibe en las guerras, pues lo primero que se intenta anular es la cultura del enemigo, desarraigándolo de ella para que quede a merced del vencedor. Esta es la peor derrota. En mi ya larga vida he visto destrozos de patrimonio, pérdidas y mucho desinterés hacia él. También algunas actuaciones emocionantes, casi heroicas, en su defensa. Hoy las cosas han mejorado mucho y es la sociedad quien comienza a exigir su conservación. Hay que hacer ver que la responsabilidad sobre el patrimonio no es un asunto exclusivo del Estado, que además no tiene medios para llegar a todo. Por eso la sociedad civil debe asumir un mayor y más activo protagonismo en su defensa. Los poderes públicos por su parte debieran fomentar este compromiso social y apartarse de teorías nacidas de esnobismos intelectuales que tanto daño han hecho a nuestra cultura. La aristocracia intelectual ha de ser en este campo tan democrática y accesible como exigen los tiempos.

39


ENTREVISTA

algo que no gusta, quizá por la obsesión de algunos de no perder el monopolio del conocimiento. Hay un nuevo fallo o peligro en ciernes: la consideración del patrimonio exclusivamente como fuente de riqueza, lo que puede dar pie a verdaderas aberraciones en su conservación y rehabilitación. ¿Qué puedes comentarnos sobre el Patrimonio Natural, habida cuenta de que se te considera un especialista en este tema? En general, el medio natural español no está tan amenazado como dicen. Es cierto que hay zonas, sobre todo costeras, donde el ladrillo ha perjudicado seriamente a la naturaleza. El interior corre menos riesgos. Desde luego existen algunos y desgraciadamente en aumento, como las especies invasoras o el uso de pesticidas, que causan la destrucción de especies autóctonas. En general, los problemas del campo no se originan en él sino que vienen de otros ambientes y es en ellos donde realmente hay que actuar. Puede sorprender lo que voy a decir pero por lo que sé y detecto, el mayor de los problemas que sufre nuestro medio ambiente es el excesivo intervencionismo público. La Administración, sin disponer de los conocimientos empíricos del hombre de campo, le impone tal cantidad de normas que su

40

buena gestión histórica queda prácticamente imposibilitada pues le quita gran parte de su libertad de acción. Esta monumental profusión normativa, imposible de conocer y asimilar, ha colocado al mundo rural en una notable inseguridad y sujeto a tantas limitaciones y coacciones que le resulta difícil conservar fauna y flora como es debido. La propiedad privada rural es hoy muy poco privada porque la Administración Pública actúa, sin la menor necesidad, de una forma cada vez más parecida a un régimen totalitario. El desconocimiento de los poderes públicos en medio ambiente es fácil de comprobar: la gestión de la naturaleza por el Estado es francamente mala y a veces catastrófica, mientras que la gestión privada en su inmensa mayoría es buena o muy buena. Recordemos que los Parques Nacionales como Doñana, Monfragüe, Cabañeros o Tablas de Daimiel existen y deben su esplendor a generaciones de propietarios privados. Recordemos también que sus problemas han surgido justo cuando pasaron a manos públicas. Otros hechos son también significativos. Por ejemplo, cómo el entorno público de los pueblos suele estar convertido en un erial, mientras que las tierras de propiedad privada colindantes conservan toda su calidad en fauna y flora. No cabe decir más. Las conclusiones son bastante claras.


Sabemos de tu espíritu inquieto y de tu tenacidad a la hora de sacar adelante cualquier proyecto. ¿Cuáles han sido esos proyectos en los que te has volcado más? ¿Puedes contarnos un poco cómo se fueron desarrollando? Cuando entré a formar parte de la junta de Hispania Nostra me encontré con una institución anclada en la rutina, sin proyección social, sin ilusiones ni nuevos proyectos. Se mantenía gracias al esfuerzo constante de personas como María Chapa o Manuel Gracia. Mi primer objetivo fue difundir la asociación en la sociedad civil. Para eso se necesitaban nuevos programas útiles e ingeniosos. Así nacieron la Lista Roja del Patrimonio, la revista Hispania Nostra, el micromecenazgo cultural Todos a Una, la presencia en Redes, los Premios Hispania Nostra y un contacto mucho más activo e inmediato con otras asociaciones de defensa del patrimonio. Todo empezó con los presidentes Alfredo Pérez de Armiñán y Araceli Pereda que me dieron la mayor libertad para crear y eso fue clave. Tuvimos además suerte pues el desarrollo de esos programas necesitaba de una buena ejecución y gestión y la encontramos en Bárbara Cordero, que sería más tarde nuestra coordinadora general. Otras personas, como tú misma Isabel, fueron también factores claves del despegue.

En menos de diez años Hispania Nostra paso de ser escasamente conocida a convertirse en un importante referente en el mundo del patrimonio, con amplia difusión y reconocimiento social y político. Los indicadores son claros. Conservo una carta de hace pocos años congratulándonos porque habíamos llegado a cinco mil visitas en nuestras redes sociales. Hoy se acercan a los cinco millones. Los medios publicaban entonces ocho o diez noticias anuales citando a Hispania Nostra. Hoy superan las setecientas al año. Cuando empecé no había interés en entrevistar a Hispania Nostra. Hoy nos hacen más de setenta entrevistas anuales. Personalmente tengo que agradecerte tu constante colaboración, tanto como miembro del Consejo de Redacción, como articulista asiduo de la revista Hispania Nostra. Ya que confío en que encuentres tiempo para seguir presente en ella con tu amena pluma, contándonos siempre historias interesantes, te pregunto: ¿qué temas te gustaría tratar próximamente? La revista Hispania Nostra fue el primer proyecto que se llevó a cabo en esta nueva etapa. Como directora de la revista sabes que a la hora de escribir soy “todo terreno”, aunque mis preferencias se decantan por el patrimonio natural y por el marítimo. Además de los temas ya tra-

41


ENTREVISTA

tados, creo que sería de justicia hablar de los creadores de nuestro patrimonio, la Iglesia, la Corona y la nobleza. Sin ellos nuestro legado histórico resultaría verdaderamente pobre. Asimismo, merecerían un número los “salvadores” del patrimonio en tiempos más o menos recientes. No estaría mal dedicar otro al patrimonio que perdimos, o para hablar de una manera inteligible del concepto de patrimonio y su evolución histórica. Sería también interesante tratar el arte rupestre y de las artes decorativas. El repertorio es extenso y espero que, número a número, se vaya recorriendo. Hoy la revista es muy conocida y lo será cada vez más. Siempre que se conserve el formato actual en papel, claro.

teoría actúa en función de lo que la gente exige, está prestando mayor atención al patrimonio, pero pierde bastante eficacia por atender disquisiciones pseudo intelectuales o por actuar mediante personalismos absolutistas. No hay transparencia en las actuaciones administrativas sobre el patrimonio y seguimos ignorando los criterios públicos de prioridades en las intervenciones. Por lo que parece, no son objetivas sino basadas en rentabilidad electoral, cosa que no es nada adecuado. Tampoco ha evolucionado el escaso apoyo público a las instituciones privadas de defensa del patrimonio, que es donde está buena parte del futuro de la conservación.

A lo largo de estos años como vicepresidente de Hispania Nostra ¿ha variado, se ha matizado en algún sentido tu percepción sobre los temas patrimoniales en España?

Cuáles son a tu entender los programas más importantes de Hispania Nostra y cómo ves el futuro de la Asociación.

En algún sentido desde luego que sí. Por ejemplo, aprecio mucho más interés social por esos temas. La evolución ha sido muy rápida y en ella Hispania Nostra ha jugado un papel importante. La clase política, que en

42

En cuanto a difusión y sensibilización sobre el patrimonio, sin la menor duda lo más importante es nuestra presencia en Redes Sociales. En cuanto a conservación y rehabilitación, sin duda también, la Lista Roja. Hasta el momento unos cien monumentos de los incluidos en


la Lista se han beneficiado de una intervención, evitando su ruina. Predecir es arriesgado tanto por los imponderables como por las diferentes actitudes personales de quienes gobiernen la asociación. En principio me parece un futuro espléndido siempre que se cumplan dos condiciones. La primera es priorizar los programas con repercusión en la ciudadanía, Lista Roja, revista, redes sociales, micromecenazgo, apoyo a otras asociaciones, etc. No hay que olvidar que Hispania Nostra nació de la sociedad civil y que debe trabajar para ella. Los programas académicos son también importantes pero carecen de eco en la sociedad y en los medios. La segunda es que se mantenga a rajatabla la independencia operativa e ideológica que siempre ha caracterizado a Hispania Nostra. Eres autor de un libro excepcional que ha marcado un antes y un después en la historia de Doñana ¿Qué era o qué es para ti Doñana? Hablar del Coto de Doñana, hoy Parque Nacional, es para mí tocar una de mis fibras más sensibles y queridas. Tuve el excepcional privilegio de pasar allí grandes temporadas desde mi nacimiento, cuando estaba en su mayor esplendor y se beneficiaba de soledades africanas. Llegar entonces a Doñana era hacerlo a un paraíso incomparable y misterioso que se encontraba, completamente aislado, entre el Guadalquivir y el Atlántico. No conozco otro lugar, en la naturaleza española, que genere unos sentimientos tan íntimos. Además, a diferencia del resto, es una finca viva, mutante, que varia constantemente su orografía en función de las arenas, los vientos y el agua. Por eso Doñana necesita una gestión de mucho mimo y sensiblidad. Tengo también el privilegio único de haberme criado con un lince bajo mi cuna. Quizá por eso, estos bellísimos animales, que conozco bien, son algo muy especial para mí. En Doñana aprendí a descubrir y amar a la naturaleza de la mano de unos guardas de personalidad, sensibilidad y sabiduría excepcionales. Ellos fueron los auténticos artífices de Doñana. Grandes jinetes, trabajando sin horario, amando a su tierra chica como nadie, cuidaron de ella como si fuera suya y, en verdad, moralmente lo era. Hoy nadie ha reconocido su trabajo, mientras que salen por las esquinas presuntos “padres” y “benefactores” de Doñana. En este caso, la historia real y la historia oficial no tienen nada que ver. Doñana fue adquirido en 1900 a los duques de Medina Sidonia por una persona de mi familia, cuando sólo era un enorme erial de barros y arenas, insalubre y con escaso arbolado; tierra de nadie, refugio de contraban-

distas y víctima de furtivos y leñadores. A partir de ese momento todo cambió. La finca se ordenó, cuidó y reforestó. Uno de sus propietarios, mi tío el duque de Tarifa, era Ingeniero de Montes y fue el primer técnico cualificado que gestionó Doñana. En 1934 llegó a mis abuelos en todo su esplendor. Ellos mejoraron todavía más la finca hasta el punto que nunca en su historia estuvo tan bella y ni fue tan rica en fauna y flora. Parte de los secretos de su gestión fue el respeto a las soledades históricas de la finca y unos guardas excepcionales cuyas familias llevaban generaciones en la propiedad. De mis abuelos sólo una parte de Doñana, la más bella y rica, pasó a sus hijos –mi padre y sus hermanos–. Finalmente, después de sufrir unas tremendas presiones, hubo que venderla al Estado por una cifra ridícula. A partir de ese momento, recayeron, y siguen recayendo, todo tipo de desgracias sobre el hoy Parque Nacional que le han llevado a una situación bastante crítica. Es muy triste para mí ver este desastre.

CARLOS MORENÉS Y MARIÁTEGUI Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Abogado en ejercicio. Académico de número de la Academia Melitense Hispana. Académico correspondiente de la Academia Belgo-Española de la Historia. Patrono de Honor de la Fundación de San Juan del Hospital (Valencia). Ha ocupado los cargos de Letrado Jefe del Banco de Financiación Industrial (Induban) y del Banco de Comercio; Vicepresidente de la Asamblea Española de la Soberana Orden de Malta y Subdirector del Instituto Complutense de la Orden de Malta de la UCM y vicepresidente de Hispania Nostra. Especializado en la creación y desarrollo de temas humanitarios, en el medio ambiente (zoología, flora y conservación), y en la historia de la Orden de San Juan de Jerusalén (Malta). Autor de libros y artículos y conferenciante sobre temas históricos y medioambientales. Libros publicados: Historia Resumida de la Soberana Orden de Malta, 1995. Historia del Coto de Doña Ana. 1885-1985, 2005. Más allá de la memoria. Crónicas de Montería del siglo XIX. Andalucia y Norte de España, 2013. Más allá de la memoria. Crónicas de Montería del siglo XIX. Castilla y Extremadura, 2016

43


LISTA ROJA DEL PATRIMONIO

ermita de san ambrosio barbate, cádiz. andalucía La ermita visigoda de San Ambrosio fue construida en el siglo VII sobre los restos de una villa romana, algunos de los cuales se reutilizaron en la nueva construcción. Su consagración tuvo lugar el 14 de noviembre de 644, cuando el obispo Pimenio, titular de la diócesis asidonense, depositó unas reliquias de los mártires Vicente, Félix y Julián en la base de una columna previamente horadada con el fin de que sirviera de ara. Así lo testimonia la inscripción grabada en el fuste de dicha columna. La ermita, desde entonces, ha sido objeto de reformas en el periodo visigótico y en el periodo mudejar. La más

44

importante, quizás, la que promoviera Pedro Fernández de Solís, obispo de Cádiz entre 1473 y 1500. De esta época datan, por ejemplo, la capilla lateral, los arcos fajones apuntados y la colocación de su propio escudo. Se trata de uno de los pocos ejemplos del sur de España de basílica paleocristiana respondiendo al esquema de nave única y ábside rectangular. Ello unido a la existencia de un baptisterio y a la pervivencia de restos de tumbas de posible datación visigótica explica el valor de la ermita como ejemplo y testigo de la arquitectura de dicho período.


ÉPOCA Paleocristiana, siglo VII. Descripción Edificación de una sola nave estructurada mediante cuatro arcos fajones apuntados de ladrillo sobre los que se sustentaba una cubierta a dos aguas con vigas de madera, tablazón y teja. A los pies se define un nártex mediante la intersección en la construcción principal de un muro interior. La cabecera se remata con un ábside rectangular, subdividido en un espacio central correspondiente al presbiterio, y espacios laterales correspondientes a una posible cripta y al arranque de una torre, hoy muy deteriorada. El muro que separa el presbiterio de la nave, construido a base de sillarejos y ripios, representa un gran arco ojival central con sendos medios arcos de descarga laterales. Tras el ábside se sitúan los restos de una alberca, de un posible baptisterio, según algunos autores, correspondiente a una villa romana anterior. Esta construcción principal se completa con una capilla lateral de planta cuadrada, situada al norte, anexa a la nave y con acceso actual desde el exterior. Estado Se encuentra en una situación de total abandono y en alto grado de deterioro. Lamentable muestra de ello es la ausencia de cubiertas, el apuntalamiento de los cuatro arcos fajones, la falta de revestimientos o la degradación de los materiales constructivos en determinados puntos. Víctima de vandalismo y expolio (pintadas, extracción de rocas de los yacimientos, rotura de estructuras de seguridad). La capilla lateral es la parte de la ermita que, dentro del deterioro generalizado, presenta un mejor estado de conservación. GRADO DE PROTECCIÓN Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, por R.D. del 17 de febrero del 2004. Carácter del riesgo Riesgo de derrumbe. Hundimiento de arcos fajones; deterioro progresivo de los materiales y muros; vandalismo (pintadas, rotura de estructuras de seguridad); expolio (extracción de rocas de los yacimientos), paso de ganado por el yacimiento arqueológico que existe junto a la ermita. Propiedad Diócesis de Cádiz y Ceuta.

45


PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

El Albaicín desde la Alhambra. El conjunto monumental de la Alhambra y Generalife junto con el barrio del Albaicín está declarado patrimonio mundial, y forman un paisaje histórico urbano de máxima belleza. Foto: Pepe Marín.

La vida de los barrios patrimoniales Un decálogo desde el Albaicín-Sacromonte juan antonio sánchez muñoz Arquitecto. Asociación de vecinos Bajo Albayzín

“Las personas que observen peligro de destrucción o deterioro en un bien integrante del Patrimonio Histórico Andaluz deberán, a la mayor brevedad posible, ponerlo en conocimiento de la Administración competente, que llevará a cabo las actuaciones que procedan.” Extracto de la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía. Artículo 5. Colaboración ciudadana.

46


Hace dos años presentamos la comunicación “Degradación del paisaje patrimonial en el Albaicín. Lista [abierta] de casos” en la XXXIII Reunión de Asociaciones y Entidades para la defensa del Patrimonio Cultural y su entorno que organizó Hispania Nostra en Granada. En esta nueva tribuna queremos lanzar una llamada, otra, desde nuestro barrio, para intentar, una vez más, denunciar el mal estado de parte de nuestro patrimonio; pero sobre todo para seguir insistiendo en que estamos firmemente convencidos de que esta mala situación tiene remedio, y así poder clamar a los cuatro vientos nuestra confianza, ganas e ilusión en conseguir un barrio mejor. Las fotografías de este artículo actualizan y vuelven a denunciar la degradación de parte de nuestro patrimonio. Un conjunto de imágenes parciales que nos muestra un mal panorama. Este sigue necesitando en primer lugar reconocerse, para así poder establecer un punto de arranque para su solución. La situación de estos monumentos sirve de triste símbolo del vandalismo de unos cuantos y también de la dejadez de funciones e irresponsabilidad de las administraciones que deben velar por el mantenimiento y salvaguarda de nuestro patrimonio. También ilustran la situación de cómo los propietarios, muchas veces administraciones públicas, no están atendiendo al “deber de conservación” obligado por las leyes estatales y autonómicas; y cómo frente a esto tampoco se están activando los mecanismos de “orden de ejecución”, “multas coercitivas”, “ejecución subsidaria” y/o “expropiación forzosa” que ese mismo marco legal determina. Como explicita la cita que abre este artículo, exponer esta situación es un deber ciudadano y una muestra de la involu-

los entornos patrimoniales que habitamos, ya que sin vida cotidiana no hay vecinos y sin vecinos el patrimonio urbano se empieza a parecer a un mero escenario dispuesto para el consumo. En nuestro caso esto es así de manera natural, ya que nuestro marco de trabajo es el de una asociación vecinal que incluye entre sus preocupaciones principales la cuestión del patrimo-

nio, como no podía ser de otra manera por el lugar donde vivimos. Ahora, oportunamente, se insiste en la participación. Sin duda la participación es una herramienta clave, pero debemos ser exigentes, y valientes, y apostar por la mejor participación posible. Asociamos la participación a la construcción de un tejido social arraigado y

Arco de las Pesas (siglos XI-XIII). El abandono y vandalismo de muchos monumentos del barrio junto con la incapacidad de las administraciones para remediarlo tiene su culmen en esta puerta de la muralla Zirí la cual lleva varios años con pintadas sobre pintadas. Foto: Pepe Marín.

47


PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

Aljibe (siglo XVI) y jardines del Zenete. La falta de mantenimiento constante hace que inversiones, a priori bien intencionadas, acaben cayendo en saco roto y a los pocos años haya que volver a invertir la misma o superior cantidad para asegurar la salvaguarda del patrimonio. Foto: Pepe Marín.

cración de la sociedad en la cuestión pública del patrimonio. Adonde queremos llegar lo refleja este claro eslogan, que es nuestro modelo y nuestro sueño: Albaicín, barrio patrimonial vivo. Entendemos que este eslogan lo podemos compartir con muchos otros barrios patrimoniales y centros históricos que se encuentran, independientemente de sus problemáticas concretas, en una tesitura similar a la nuestra. Por eso queremos creer que estas palabras que compartimos hablan de nuestro barrio pero también de otros lugares de nuestra geografía y también del trabajo, deseo y sueño de otras asociaciones que están ante el mis mo reto. Hacemos una llamada a la importancia de mantener con vida nuestro patrimonio ¿no es la vida el mayor patrimonio de un lugar? ¿no

48

es nuestro patrimonio el reflejo no sólo de aquellos que lo construyeron sino de todas las gentes que lo conservaron y habitaron después, incluidos nosotros? ¿cómo podemos arrancar las personas de las piedras? Mucho se ha hablado de la musealización, la cristalización, la parquetematización o la turistización de los enclaves históricos. Todos estos fenómenos, sin duda, van en contra de esta vida que reclamamos –de la vida cotidiana vecinal– de nuestro barrios. En la comunicación antes mencionada advertimos de esto y contra ello hicimos apología de la vida cotidiana, de la vida vecinal, y así lo seguiremos haciendo porque estamos convencidos de que es fundamental, necesario y obligatorio involucrar a los vecinos para asegurar la propia conservación de

comprometido con el lugar donde se habita. Los vecinos, sean nuevos o viejos, y su organización colectiva son claves en esta construcción. Si entre todos conseguimos la masa crítica suficiente, comprometida, enérgica, fuerte, la participación no sólo será una mera etiqueta o un tic en un expediente. Reclamamos que esta participación vecinal sea una cuestión transversal que esté presente en todas las fases de las decisiones que atañen a nuestros barrios patrimoniales; desde el análisis y diagnóstico, pasando por la priorización de cuestiones, hasta la construcción colectiva del desarrollo de los temas y su posterior seguimiento. Para esto, sin duda, necesitamos la complicidad y la apuesta decidida de las administraciones responsables de velar por


la conservación de nuestro patrimonio y nuestras ciudades, que en el marco actual incluye a todos los niveles administrativos: gobierno central, regional y municipal. Nosotros ciudadanos nos movilizamos, denunciamos, empujamos, actuamos..., pero sobre todo debe mover ficha la clase política que es la que tiene la responsabilidad de actuar.

Muralla Zirí (siglos VIII-XI). La milenaria muralla Zirí, completamente abandonada y a su vez gran oportunidad del barrio, es icono de la pésima gestión de todas las administraciones reunidas: de propiedad estatal, gestión autonómica y anexa a solares públicos municipales y autonómicos. Foto: Pepe Marín.

Queremos concluir este texto compartiendo un decálogo que hemos elaborado para el conjunto Albaicín-Sacromonte dirigido a todas las administraciones competentes (su versión íntegra se encuentra accesible para su consulta en nuestra página web www.albayzin.info). En la versión reducida que os presentamos hemos sustituido el nombre de estos barrios por la expresión genérica “nuestros barrios”, esto lo hacemos con la idea de que otros colectivos y vecinos de otros barrios patrimoniales quizás se puedan sentir reconocidos y pueda así ser de utilidad, o al menos para que sea capaz de generar sinergias. Ahora es un buen momento para iniciar un necesario debate que enfoque la mirada de nuestros barrios patrimoniales en su futuro como barrios vivos y habitables y ponga en el centro de éste a sus vecinos, a aquellos que son la vida de los barrios patrimoniales.

Un decálogo para nuestros barrios Modelo de barrio

Maristán Nazarí (siglo XIV). Sobre esta área arqueológica existen altas expectativas para su mejora, el Patronato de la Alhambra ha anunciado una intervención, sumándose así a la idea de llevar a cabo proyectos puntuales consensuados por la participación. Foto: Pepe Marín.

Es imperante establecer un modelo de barrio sostenible para la recuperación y desarrollo de nuestros barrios. Este modelo debe basarse en la idea de que nuestros barrios son barrios patrimoniales vivos y habitables. La conservación, restauración y puesta en valor del patrimonio arquitectónico, urbano y paisajístico va indisolublemente

49


PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

rios patrimoniales rigurosos que abarquen todas las escalas (desde el paisaje al detalle), deberá redactarse contemplando como prioridad el mantenimiento de la población y la atracción de nuevos vecinos que habiten estos barrios de manera estable. Gestión

Ex-Iglesia de San Luis (siglos XVI-XVIII). Múltiples ejemplos del patrimonio abandonado deben ser tenidos en cuenta para, además de su rehabilitación, suplir la carencia de pequeños y medianos equipamientos socio-culturales de barrio que dinamicen la vida cotidiana. Foto: Pepe Marín.

unido al mantenimiento de una población estable de vecinos, una unión, patrimonio físico-patrimonio ciudadano, que es la única manera de preservar las características de nuestros barrios que tanto valoramos quienes aquí vivimos y valoran quienes nos visitan. Participación Los barrios los construyen sus vecinos. Por ello hay que articular nuevas formas de participación real, directa y efectiva, en la que

nuevas propuestas se articulen de manera transparente y consensuada y las soluciones a problemas se den con prontitud y eficacia. Planificación Es imperante, tal y como exige la ley, la elaboración y aprobación de un plan de protección para nuestros barrios. La redacción y contenidos de este plan debe de hacerse de modo que la participación sea eje vertebral del propio plan. Este plan, además de ajustarse a crite-

Nuestros barrios patrimoniales vivos necesitan de un órgano de gestión propio, directo y cercano. Este órgano gestor del barrio deberá compaginar y atender las cuestiones cotidianas de un barrio habitado con aquellas cuestiones patrimoniales que son exclusivas de su singularidad. Servicios básicos La mejora en la calidad y eficacia de los servicios públicos cotidianos ofrecidos en nuestros barrios debe ser una prioridad. Unos barrios de trazado singular y complejo requieren una atención especial en cuanto a su limpieza y mantenimiento. Igualmente hay que seguir corrigiendo malos hábitos. Y hay que comprometerse a que nuestros barrios sean barrios limpios de pintadas vandálicas. Movilidad La movilidad se debe entender de manera integral, es decir, el barrio en su conjunto y en su conexión con el resto de la ciudad y del territorio. La vocación peatonal de nuestros barrios, la eficacia del transporte público y la accesibilidad del vehículo privado del vecino deben prevalecer sobre cualquier otro medio comercial. Todo ello para hacer barrios más habitables para sus vecinos y más amables para todos.

Muralla Nazarí (c. siglo XIII) - cerro de San Miguel Alto. Las murallas de la ciudad es una gran asignatura pendiente que la escasa inversión del recientemente anunciado Plan Nacional de Murallas del Ministerio de Cultura seguirá sin resolver, además de su mal estado existe una alta degradación del privilegiado paisaje urbano donde están. Foto: Pepe Marín.

50

Equipamientos y espacios públicos Debe ser una prioridad potenciar los equipamientos públicos que


Baños árabes de la calle del Agua (siglo XII-XIII). Es necesario una revisión del patrimonio que está en manos de privados y en caso de que sea preciso activar los mecanismos de los que dispone la administración de acuerdo a las leyes de patrimonio para asegurar la salvaguarda de importantes monumentos como este, del que urge su compra aprovechando que el bien está en venta. Foto: Rocío Fernández Izquierdo.

escasamente existen y buscar y encontrar nuevos espacios culturales, sociales, lúdicos y deportivos para su uso por parte de los vecinos. Nuestros barrios requieren de espacios públicos de calidad para su uso y disfrute por parte de todos. La desmedida ocupación de la vía pública con fines comerciales, ya sea de manera reglada o informal, debe acabar, pues es una usurpación de espacios que pertenecen a todos. Economía productiva Nuestros barrios necesitan tener una economía dinámica, justa y adecuada a su entorno físico y a sus realidades patrimoniales. La industria turística es importante, pero no es la única. Se debe incentivar la industria artesana creativa y de calidad y su comercio estable, y potenciar las nuevas industrias creativas, culturales, de conoci-

miento y de tecnologías avanzadas; acompañado del apoyo a los oficios tradicionales de la construcción para que formen parte activa en la conservación de los bienes patrimoniales y edificatorios de los barrios. Paisaje urbano y patrimonio Nuestros barrios dotan a nuestras ciudades de un patrimonio paisajístico de enorme valor. Sin embargo, se producen constantes agresiones a este paisaje, impactos y contaminación visual, desde la escala general a la escala del detalle (cableado aéreo, toldos, cerramientos plásticos, construcciones ilegales sobre cubiertas, cartelería, luminosos, etc..). Además, existen numerosos bienes patrimoniales abandonados, mal mantenidos, con usos indebidos, con obras a medio hacer o infrautilizados. En todos los casos hay que hacer cum-

plir las leyes de patrimonio. Estos bienes pertenecen a todas las administraciones públicas o es de su responsabilidad velar por su adecuada conservación. Convivencia En nuestros barrios conviven diversas realidades, pero los principales conflictos se producen entre la vida cotidiana de los vecinos y el impacto del turismo y del ocio nocturno. Hay zonas de nuestros barrios que están ya saturadas de usos que afectan a la convivencia, por lo que exigimos una regulación urgente para des-saturar estas zonas y evitar la saturación de otras. Estos barrios son únicos, y los vecinos damos la bienvenida a quienes los visitan para que todos disfrutemos de estos enclaves. Pero este disfrute se debe de hacer desde el respeto a sus habitantes.

51


PATRIMONIO NATURAL

El mar en el horizonte, y al fondo las montañas de Mallorca. Foto: Ángel Roca.

S.O.S. Punta Nati Un paisaje cultural en peligro alberto coll arredondo Societat Històrico Arqueològica Martí i Bella

Ni las más razonadas advertencias parecen disuadir al Consell Isular de Menorca de impedir que prosiga, hasta ahora en los despachos, la tramitación del proyecto de instalación del mega parque fotovoltaico de Son Salomó, que acabaría con un paisaje cultural de extraordinario valor en Punta Nati, al norte de Ciutadella. Bajo el abyecto discurso de un supuesto “peaje paisajístico”, de no reconsiderarse esta seria amenaza, de nuevo el Patrimonio

52

Histórico pagará por la inoperancia y oportunismo de quien supuestamente vela por los intereses de todos.

Menorca Reserva de la Biosfera. Algo no se entiende La balear menor obtuvo de la UNESCO el título de Reserva de la Biosfera en 1993. Entre los valores que determinaron tal declaración se señala la extraordinaria calidad

de un paisaje rural especialmente rico, aunque sometido desde hace décadas a una acelerada degradación causada por la terciarización de la economía insular que margina, como en tantos otros lugares, el desarrollo sostenible del sector primario. En estos 23 años el gobierno insular ha sido incapaz, más allá de las típicas proclamas, de establecer un plan de desarrollo de energías lim-


pias, que hasta el momento apenas cubren el 3% del consumo insular. Un parque solar en activo de 14 hectáreas, en la propia zona de Punta Nati y cuatro aerogeneradores de tamaño medio en Es Milà, constituyen hasta ahora el desarrollo energético alternativo de la Isla. En más de dos décadas, ninguna iniciativa para incentivar el consumo responsable ni instalaciones de producción energética limpia en zonas industriales o degradadas. Apenas algunas convocatorias de ayudas a nivel autonómico y poco más, cuando, de repente, aparecen tres mega proyectos de proporciones gigantescas que se pretenden instalar a escasos kilómetros de Ciutadella, declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1964, en un área declarada de Interés Paisajístico e incluida en la selección del Ministerio de Cultura entre los 31

paisajes agrícolas y ganaderos de Cien Paisajes Culturales de España, (“Llanos ganaderos del norte de Ciutadella”). El primero de los proyectos y que parece estar más avanzado, prevé la ocupación de casi 190 hectáreas con 216.000 placas solares. Se trataría por tanto del tercer parque solar en extensión de España, en una isla de apenas 700 km2. Otros dos proyectos contemplan la instalación en la misma zona de aproximadamente 15 aerogeneradores de unos 140 metros de altura que ya de forma definitiva acabarían con la fisonomía de la ciudad, del término municipal e incluso de Menorca. Ante tamaño despropósito cuesta entender en qué parámetros pretende la administración de la isla un desarrollo sostenible de Menorca. Cabe pensar que solamente uno: la desproporción. Un territo-

rio declarado Reserva de la Biosfera gracias a la conservación de su paisaje, ejemplarmente antropizado a lo largo de los siglos, destrozado por una acuciante e improvisada emergencia de avanzar en el desarrollo de energías limpias, totalmente necesarias por otra parte, pero no a cualquier precio. Algo difícil de entender y que apunta a oportunismo político.

Punta Nati, un paisaje excepcional La zona Noreste de Menorca constituye un vasto territorio de especiales características geológicas dominado por materiales calcáreos dolomíticos del Jurásico y Terciario que conforman un lugar de extraordinaria singularidad y belleza. Paraje que el cultivo de trigo y el pasto intensivo durante décadas ha desprovisto de masa arbórea,

53


PATRIMONIO NATURAL

La piedra en seco, protagonista absoluto del paisaje de Punta Nati. Foto: Sonia Rotger.

Construcciones talayóticas y etnológicas coexisten en plena armonía en Punta Nati. Foto: Sonia Rotger.

ofreciendo un paño sobre el cual infinidad de construcciones etnológicas configuran, además de un paisaje único, un reducto de arquitectura popular magnífico, prácticamente intacto a lo largo de casi dos siglos. Edificios de uso ganadero de dimensiones, características técnicas y calidad ciertamente extraordinarias y que por su proliferación y diversificación, podemos considerar representativos de la riqueza arquitectónica de estos bienes tan abundantes en toda la isla.

54

Esta fisonomía responde principalmente a las transformaciones económicas y sociales que estallan en toda Europa a partir del siglo XVIII, si bien el origen de esta configuración actual se forja en el siglo XIV, como nos muestran diversas disposiciones del rey Pedro IV de Aragón alrededor de 1350 y otras recogidas en el “Llibre Vermell” de Ciutadella en el mismo siglo, donde se conceden diversas autorizaciones para cerrar con paredes diversas posesiones. La continua subdi-

visión de la tierra en compartimentos de pared seca, lo que llamamos “tanques”, facilitan el control total de la unidad productiva agraria, el “lloc” (predio), con la ventaja de disponer in situ de una materia prima muy abundante, la piedra, que una vez recogida facilitará la siembra y el arado, y servirá, además, de protección del viento para plantas y árboles frutales. Destaca en Punta Nati, por último, la existencia de importantes vesti-


que, con sus matices a lo largo del día y del año, conjura el abatimiento y contamina el ambiente de un cierto aire de eternidad. Puede decirse que Punta Nati, que ha asistido a tantos naufragios, se resiste a presenciar el suyo propio”. Otro experto conocedor de Punta Nati, el catedrático José Castillo Ruiz de la Universidad de Granada explica en relación al Proyecto Pago sobre el Patrimonio Cultural y Material generado por la actividad agraria: “Cuando descubrí la magia de Punta Nati, con la fuerza expresiva de sus piedras secas construyendo grandiosos refugios para el ganado, entendí realmente que nuestro proyecto tenía pleno sentido y, desde entonces, una imagen de dignidad que exponer ante el mundo”.

Perspectiva interior de una “Barraca” en Punta Nati. Sorprende la dimensión y perfección constructiva de la piedra en seco. Foto: Sonia Rotger.

Por su parte, el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Arturo Morales Muñiz comenta: “En mi condición de arqueozoólogo con una experiencia de más de cuarenta años de trabajo de campo en los cinco continentes, puedo asegurar sin temor a equivocarme que Punta Nati constituye un paraje incomparable en el ámbito de los paisajes modulados por la acción del hombre, y como tal, un bien de innegable valor científico y con unas potencialidades enormes“.

gios talayóticos que en algunos casos entran en simbiosis con elementos etnológicos y conforman sugerentes ejemplos de aprovechamiento constructivo, muestras del hilo conductor de una auténtica “cultura de la piedra” en Menorca.

“impactada por la belleza, la armonía y la dimensión humana de las barracas de Punta Nati” para concluir que “dibujan un paisaje que, sin discusión alguna, es Patrimonio Cultural de Menorca y debería serlo también de la Humanidad”.

Pasividad ante un B.I.C.

Pero quizá mucho más elocuentes e ilustrativas sean las palabras de diversas personalidades académicas refiriéndose a Punta Nati.

Gran conocedor de la zona, el profesor Víctor Fernández Salinas, de la Universidad de Sevilla escribe, quizá de forma premonitoria que: “Punta Nati tiene algo de paisaje de fin del mundo. Pero existe la luz,

Nos centramos en el caso que nos ocupa huyendo de la tentación de ilustrar el tema con una larga lista de despropósitos.

Dice la catedrática de Prehistoria María Ángeles Querol sentirse:

Pero si algo preocupa especialmente de todo este asunto, como en otros relacionados con el Patrimonio Histórico de Menorca, es la actitud de la administración insular, sea del color político que sea.

En septiembre de 2013 la Societat Històrico Arqueològica Martí i Bella

55


PATRIMONIO NATURAL

Algunas cifras apuntan a 30.000 kilómetros de pared seca en Menorca. Foto: Sonia Rotger.

insta al Consell Insular de Menorca (sin resultado alguno) la declaración deBien de Interés Cultural como Lugar de Interés Etnológico de la zona de Punta Nati con el aval y apoyo explícito de numerosos ciudadanos y entidades menorquinas, del ayuntamiento de Ciutadella, de importantes eminencias científicas españolas y de instituciones de la Universitat de les Illes Balears, de la Asociación Estatal de Defensa del Patrimonio Cultural y Natural, Hispania Nostra, y de la Société Scientifique Internationale pour l’étude pluridisciplinaire de la Pierre Sèche. La protección de estos bienes paisajísticos, de acuerdo con la solicitud, deben referirse tanto a los elementos arquitectónicos, etnológicos y de conocimiento (Patrimonio Cultural Inmaterial), como al entorno natural en que se encuentra, de forma inseparable. Así, elementos arquitectónicos y paisaje natu-

56

ral deben ser protegidos conjuntamente de intervenciones que puedan afectar la percepción del propio bien, siendo para ello un instrumento idóneo la figura prevista en la legislación balear de Lugar de Interés Etnológico. De esta forma, la petición de la entidad conservacionista apela a un principio que paradójicamente contempla el propio Plan Territorial Insular y que emana de la Convención Europea del Paisaje, emitida por el Consejo de Europa en 2000 y que define el paisaje como: “Cualquier parte del territorio tal y como lo percibe la población, cuyo carácter sea el resultado de la acción y la interacción de factores naturales y/o humanos”. Petición que, de forma inconcebible, la administración insular responsable no ha tramitado ni denegado. Transcurridos tres años desde la solicitud de declaración de B.I.C., e

incumpliendo de forma flagrante el artículo 7º de la ley del Patrimonio Histórico de las Islas Baleares relativa al plazo de iniciación del proceso (un mes) o de denegación razonada, el Consell Insular de Menorca sigue sin dar respuesta a la amenaza que se cierne sobre Punta Nati, a pesar de las recomendaciones que de forma contundente ICOMOS ha transmitido a todas las administraciones Baleares, conducentes a la preservación de este Paisaje Cultural excepcional, como ahora veremos.

El Informe ICOMOS Ante la indolencia de las administraciones, la SHA Martí i Bella informó del caso al Comité Nacional Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), solicitando que este organismo emitiera un informe so-bre las pretensiones de instalación en Punta Nati de las plantas energéti-


Uno de los mejores ejemplos de “Barraca” en Punta Nati, construida por Bartomeu Castell en 1857. Foto: Sonia Rotger.

cas mencionadas. Se da la circunstancia de que ICOMOS es el organismo encargado por el propio Consell Insular para asesorar y di-rigir la candidatura de la Menorca Talayótica como Patrimonio de la Humanidad. Circunstancia que en nada ha influido para que dicho organismo haya sido claro y contundente al emitir sus conclusiones del todo contrarias a las instalaciones previstas y absolutamente fa-vorables a una férrea protección de Punta Nati. En un extenso y detallado informe, ICOMOS no rehúye la cuestión energética diciendo que: “la expansión de los parques de energía eólica en España durante los últimos decenios se explica más en el aprovechamiento de subvenciones y primas públicas que en una vocación reflexiva y madura de cambio de modelo energético”. En sus conclusiones, el Informe ICOMOS manifiesta de forma concisa: “el paisaje del paraje de Punta Nati es un paisa-

je de interés cultural único e irrepetible, aunque esta singularidad en su carácter se apoya en elementos muy frágiles y cada vez más desligados de la sociedad (con sus actividades, aspiraciones y creencias) que los creó. Por esta razón, se colige como principal conclusión que las instalaciones de aerogeneradores y placas fotovoltaicas implicaría un impacto muy negativo, tanto en la imagen, como en la deriva hacia el futuro de las actividades que, si bien mermadas, aún perviven. En consecuencia, la principal recomendación es evitar la total instalación de tales infraestructuras energéticas que están proyectadas en el paraje de Punta Nati”. Este corolario se completa finalmente con serias recomendaciones legislativas y ejecutivas tanto al Govern Balear, Consell Insular de Menorca y ayuntamiento de Ciutadella, todas ellas orientadas a una protección sin paliativos de Punta Nati.

S.O.S. Punta Nati Todas estas razones alientan la perseverancia con que la sociedad Martí i Bella, junto a la Fundación Líthica, y la recién creada asociación Amics de Punta Nati seguirán ejerciendo sobre la administración pública para la salvaguarda de un Patrimonio Cultural en peligro que no puede convertirse en una víctima más de la incapacidad de nuestros gobiernos ante una problemática tan grave como es el futuro de las energías y el cambio climático, en Menorca, en Baleares y en España. Hasta el momento a las voces de alerta de organismos y personas de reconocida solvencia se añaden más de 3.000 firmas de ciudadanos que exigen la declaración de Punta Nati como Bien de Interés Cultural. Lista abierta de apoyo a la petición en: change.org / S.O.S. Punta Nati.

57


HISPANIA NOSTRA Defendiendo el Patrimonio Cultural desde 1976

Asociación creada en 1976, de carácter no lucrativo y declarada de utilidad pública. Nuestro objetivo es la defensa, salvaguarda y puesta en valor del Patrimonio Cultural y Natural español en el ámbito de la sociedad civil. Hispania Nostra defiende el Patrimonio Cultural en toda su integridad conceptual y geográfica, por ello promueve la unidad entre asociaciones españolas en su defensa mediante la Reunión Anual de Asociaciones y Entidades. Otorga visibilidad al Patrimonio en peligro a través de la Lista Roja y apoya a quienes quieran preservarlo ofreciendo su plataforma de crowdfunding “Todos a Una”. Concede los Premios Hispania Nostra a las Buenas Prácticas en el Patrimonio Cultural y gestiona las candidaturas españolas del Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural / Premios Europa Nostra. Todo esto se apoya a través de la difusión que se lleva a cabo mediante conferencias, ciclos temáticos, jornadas, debates y cursos. SI SOMOS MÁS PODREMOS MÁS Hazte socio desde 75€ al año y accede gratis a los museos de titularidad estatal con tu carnet de Hispania Nostra, entre otras ventajas.

HISPANIA NOSTRA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PARA LA DEFENSA DEL PATRIMONIO CULTURAL Y NATURAL

HISPANIA NOSTRA Manuel, 5 - 1º B 28015 Madrid (+34) 91 542 41 35 secretaria@hispanianostra.org www.hispanianostra.org


PUNTOS CARDINALES

La gráfica del libro de Ulrich Schmidl muesta tal como vio a los Cario-Guaraní en la bahía donde luego se fundaría Asunción (1567).

La Asunción del Paraguay: Madre de Ciudades alfonso segovia montoya Arquitecto

Cuando se reflexiona sobre el trascendental proceso creativo que supuso la fundación, por parte de la Corona de España, de nuevas ciudades en el continente americano, suele anteponerse la imagen gráfica final del damero racional, frente a las diversas etapas que constituyeron su génesis. Entre ellas, la imprescindible fase de “procreación”, que lleva implícita una decisión inicial, pero, también, inevitables improvisaciones, derivadas de circunstancias no siempre previsibles y que abren cami-

nos diferentes a los pretendidos. Esta fase se materializó durante el primer período de descubrimiento y colonización de territorios, cuando unas instrucciones básicas, como las dictadas por Carlos V en 1526, intentaban (a veces, en vano) evitar el desorden y precipitación en los asentamientos, prevenir el crecimiento inmediato y proteger los derechos de los indígenas. Estas instrucciones respondían a experiencias acumuladas en la zona del Caribe, con la fundación de Sto. Domingo (1492-96), Panamá

(1500-14) y Méjico (1519-21). Después llegarían Cuzco (1532-35), Asunción (1537) y Santiago de Chile (1541), que ponen fin a la etapa de penetración y consolidación, dando paso a nuevas formas de organización, acordes con las que se consideran primeras ordenanzas urbanísticas de la edad moderna, creadas por Felipe II en 1573. En un siglo, los españoles fundaron alrededor de ochenta núcleos de población, aunque, por diferentes motivos (clima, geografía y luchas con los indígenas), pocas subsistieron

59


PUNTOS CARDINALES

trucción se encomendaron a uno de los llamados “capitanes de conquista”, D. Juan de Salazar, quien actuaba como el par del primer adelantado del Río de la Plata, D. Pedro de Mendoza, que narró así los hechos: “El dicho capitán Juan de Salazar se bajó por el río abajo y con mi parecer y acuerdo de otras personas hizo y asentó una casa fuerte en este puerto de la Asunción, refugio y amparo de la gente cristiana…”

Notable mapa de América del Sur con la casa-fuerte de Asunción al Centro (1550).

en su emplazamiento original. La ciudad de Asunción es una de ellas y esta peculiaridad, junto con otras que citaremos, permite utilizarla como ejemplo de lo antes dicho, sobre la imagen prejuiciada del urbanismo iberoamericano. Su nombre es consecuencia de la fecha de su fundación, un 15 de

agosto de 1537, día de Nuestra Señora de la Asunción, cuando se comenzó la construcción de un fuerte, junto a un río y una barranca de confluencia de dos pequeños arroyos, en donde las carabelas se mantenían a resguardo. Cumpliendo lo preceptuado por las ordenanzas de las Indias, las tareas de cons-

Asunción en 1869, cartografia Chodaciewiez. El trazado obscuro de la parte superior de la ilustración indica el espacio urbano efectivamente ocupado.

60

La casa fuerte no era distinta a las viviendas indígenas, pues, según testimonia su propio fundador, se trataba de “una casa de madera, con su techo de paja indudablemente”, pero sus dimensiones permitieron albergar, junto a las viviendas, las armas de artillería, almacenes de víveres, herramientas y la imprescindible iglesia, donde evangelizar a los indígenas de la región (Guaraníes de los Carios), que ayudaron en su construcción. En torno a la casa fuerte y el puerto fluvial se fueron construyendo después las moradas de los nuevos colonos-conquistadores, que, aunque necesitaban hacer una solicitud de acuerdo a sus intereses, se asentaban según su conveniencia, lo que definió el posterior crecimiento de la ciudad, adyacente al río, donde era más fácil el aprovisionamiento, la pesca y las comunicaciones. Esta circunstancia, junto a las características topográficas del entorno, con pequeñas colinas, barrancos y numerosos arroyos descendiendo hacia el río, condicionó la forma de la ciudad, cuya traza se adaptó al medio físico existente, utilizando el puerto como foco central y con un desarrollo radial e irregular, contrario al damero habitual de otras ciudades fundadas por los españoles. Ello no impidió el debido cumplimiento de los procesos administrativos, como la delimitación de la ciudad (1598) el establecimiento del Cabildo y el nombra-


miento de Alcalde, que transformaron en una república de pobladores lo que había sido inicialmente una Casa-Fuerte. La falta de correspondencia con los modelos urbanizadores imperantes se compensaban con su posición estratégica, junto a un gran río navegable: el Paraguay, que, tras unirse al río Paraná, constituía el río de la Plata en su salida al océano Atlántico, por entonces conocido como el Mar de Paraguay. Nombre con el que se reconocía también a una gran parte del territorio circundante. Estas razones la convirtieron en el primer punto estable de la conquista del territorio rioplatense y lugar de partida para las nuevas expediciones colonizadoras, como fueron Santa Fé (1573), Buenos Aires (1580) y Corrientes (1588), dando origen a ese sobrenombre de Madre de Ciudades. En ella se concentró una parte importante del crecimiento demográfico y la actividad urbana, pero, sin perder aquellos rasgos predominantes de su trazado inicial, que conservó durante siglos, como se puede apreciar en el plano de Félix de Azara (1786). Una fisonomía que fue objeto de continuas controversias entre románticos y racionales. Mientras unos valoraban su emplazamiento –en forma de anfiteatro sobre la ribera– y las magníficas galerías de madera de sus casas coloniales, diseminadas por los cerros y rodeadas de cultivos; otros despreciaban ese complejo enjambre de callejones tortuosos –donde las aguas circulaban sin control durante el período de lluvias– echando en falta calles bien definidas, rectas y anchas para la circulación. Una situación que se prolongó hasta bien avanzado el siglo XIX, tras diversas reformas urbanas iniciadas por el dictador Gaspar Rodríguez de Francia, el famoso Dr. Francia de “Yo, el Supremo” (Roa Bastos) y continuadas

Plano de la ciudad de Asuncion de Félix de Azara, edición realizada en Paris en 1809.

Rectificación de la traza del siglo XVI realizada durante el gobierno de Gaspar Rodríguez de Francia. Croquis de Chase y Causarano, arquitectas, sobre plano de Azara..

después por sucesivos gobernantes. Fueron necesarios tres siglos, desde su fundación, para que la Madre de Ciudades adoptara –y adaptara– el trazado urbano a los cánones preestablecidos por la Corona española para los asentamientos en América. Para ello “trazó un nuevo plano de la ciudad, delineando sus calles longitudinalmente del noreste al suroeste, y ordenó que a su ideal paralelismo se ajustaran las fachadas de todas la casas”. Paradójicamente, este cambio radical se produjo una vez culminada la Independencia de Paraguay respecto a España y con el asesoramiento de técnicos franceses, ingleses e italianos. Básicamente, el crecimiento posterior de la ciudad de Asunción ha

seguido ese diseño mixto, de diagonales con una trama ortogonal superpuesta, que se expande a lo largo y ancho de un gran territorio metropolitano, absorbiendo los municipios limítrofes. Para los próximos años se abre una expectativa patrimonial interesante: recuperar la relación con el río Paraguay –origen de su fundación– y revitalizar el casco histórico, llamado microcentro, donde se inició el cambio hacia su traza actual. En ese gran empeño están colaborando (ahora sí) arquitectos españoles. La consecución de ese objetivo culminaría un proceso de cinco siglos, en el que Asunción del Paraguay: Madre de Ciudades, se recrearía a sí misma. Ojalá se cumpla.

61


HISPANIA JOVEN

A, B, C, D... visual paula arredondo Consultora en creatividad y estrategia de negocios Directora de sisiandco.com - Gestora de @igerscantabria

¿Quizá fue Perry Mason quien dijo eso de “una imagen vale más que mil palabras...? En su labor detectivesca, cualquier imagen podía constituir una pista, una verdad, una evidencia, una realidad sin palabras, contra la cual ni mil palabras podían discutir...

Y es que, intencionadamente o no, cientos de miles de seres humanos desde siempre expresaron o percibieron un mensaje, un sentimiento, una emoción por medio de un dibujo, una foto, una pintura... y así el mensaje se convirtió en imagen. Y la imagen en mensaje sin palabras.

Ese era el poder de la imagen. Casual o intencionada, siempre una imagen valía más que mil palabras.

A eso, que existe desde que el homo es sapiens, actualmente se le llama “comunicación visual”.

Por tanto... ¿cuánto vale hoy una imagen entre las miles de imágenes que recibimos cada día? La pregunta cobra especial relevancia en Instagram. La ya mundialmente famosa aplicación para smartphone con seis años recién cumplidos... que ha generado 500 millones de usuarios, los cuales cada día publican alrededor de 80 millones de fotos y videos. ¿Cuánto valen estas imágenes? La cantidad de las imágenes, la velocidad a la que se crean y transmiten con el omnipresente teléfono móvil, nos llevan por fin a nuestro título y a la terrible desventaja que supone no conocer el A, B, C de la comunicación visual. Sin el dominio de este A, B, C se emiten imágenes que no valen nada y se hace imposible otorgar valor a las que sí lo tienen. La alfabetización visual (como se define el proceso de aprender el lenguaje de las imágenes) consiste en un proceso de enseñanza y aprendizaje para interpretar las imágenes, es decir, para decodificarlas reflexivamente, que no solo consiste en mirar, sino que mejora la creatividad, el pensamiento crítico, la empatía hacía los demás. Al explorar y profundizar en el conocimiento de una imagen, así como al reflexionar con el fin de darle sentido a lo que vemos, utilizamos nuestra mente de un modo más abierto y cognitivo.

Anuncio de Camper donde la modelo se hace una foto con un “palo-selfie”. La foto de la chica resulta muy llamativa por el uso del “palo-selfie” como centro de toda la escena, imitando así el anunciante lo que hacen los propios usuarios de las redes sociales como modo de acercarse a ellos.

62

La creatividad ha sido uno de los puntos fuertes de Instagram desde sus orígenes, con sus divertidos fil-


El San Jerónimo de Estridón de Caravaggio, 1605, recreado por Edvard Emoji (@edvardemoji) como “Orville Redenbacher” nos hace cuestionarnos ¿Quién es este santo que escribe? ¿Sobre qué lo está haciendo? ¿Qué hacen ahí esas palomitas?

tros para compensar la pobre calidad fotográfica que el móvil ofrecía. Su influencia es innegable no solo en los estilos fotográficos más populares de los últimos años sino en las temáticas, que en un efecto inverso son imitadas ahora por anunciantes. Además, la interpretación de imágenes nos hace cuestionarnos asunciones, reflexionar sobre la naturaleza de los símbolos y de los sistemas, cuestionando las cosas... con el uso de la creatividad. El pensamiento crítico también se desarrolla con la alfabetización visual, ya que impulsa el conocimiento, la exploración en profundidad y el entendimiento de las cosas. Cuando no tienes las herramientas para poder realizar este análisis la manipulación es más sencilla, ya que tomas lo que ves por válido. Cuando alguien es capaz de hacer una interpretación visual, es capaz de entender varias interpretaciones. El camino desde la vista, hasta el conocimiento y hasta la memoria

es lo que desarrolla el pensamiento crítico. No puedes ser crítico si no sabes procesar lo que ves. La alfabetización visual también fomenta la empatía al trabajar con la habilidad de sobrepasar el primer juicio (que es justamente lo que la empatía proporciona, lograr ponernos en el lugar de otros, superando prejuicios). Si nos quedamos en el primer nivel nunca podremos entender. El análisis visual hace a la gente entender las distintas situaciones y pensar desde el punto de vista de otros. Sobre este A, B, C de la comunicación visual el estudio de la Historia del Arte y las técnicas de interpretación artística tienen mucho que decir. Porque, ante tal saturación, es la interpretación la única que ofrece las herramientas para poder extraer sentido e información entre tanto “ruido.” Esto se aprecia muy bien con la evolución de Instagram, que empezó como una aplicación donde compartir de modo instantáneo mo-

mentos de tu vida cotidiana. Donde las fotos, a través de los filtros, expresaban emociones. Era un lugar feliz que propició que los usuarios de Instagram quedaran para conocerse en persona e intercambiar técnicas, aprender, desarrollar su creatividad. Generaba empatía, impulsaba la creatividad y el pensamiento crítico. Desde esos momentos iniciales Instagram, y con su meteórico crecimiento, ha cambiado el mundo de la moda, ha convertido marcas desconocidas en fenómenos mundiales, en estrellas a totales desconocidos. Sigue siendo un lugar feliz, pero encontrar esa calidad de los primeros días es cada vez más complicado. No es que no haya buena fotografía (la hay buena y mala) lo que falta en muchos es la comunicación del mensaje. Desde aquí quiero lanzar un mensaje en favor de más programas que favorezcan el conocimiento del A, B, C de la comunicación visual. Sin ellos estamos perdidos.

63


ASOCIACIONES

Galicia, falta de amor Apatrigal. Asociación para a Defensa do Patrimonio Cultural Galego El gallego, igual que otros pueblos, ha sabido adaptarse al territorio durante siglos para sobrevivir en el aislamiento, en una complicada orografía, y un clima duro. Sin proclamarlo expresamente, generación tras generación fuimos transformando el paisaje de modo sostenible, tomando del entorno lo necesario para protegernos de la climatología y de otros seres. Hace cincuenta años, nuestro patrimonio podía ser considerado como de lo mejor de la península, tanto en

paisaje, la arquitectura, la etnografía o lo inmaterial, con una lengua propia o una arquitectura que supo aprovechar hasta el último recurso natural con gran respeto, sin deteriorarlo. Pero los flujos migratorios, la conexión con la meseta y la modernización habrían necesitado campañas de concienciación y formación en la tradición como las que llevaron a cabo pueblos similares al nuestro, como el asturiano, el bretón, o determinadas áreas del Reino Unido.

La renovación generacional fue adaptándose a nuevos lenguajes, prevaleciendo lo foráneo sobre lo propio, y así se fue deturpando la arquitectura o la lengua, despreciando lo construido durante siglos. Nuevas tendencias fueron relegando a la tradición, en la creencia de que lo nuevo era mejor que lo viejo, sin aprender ni un ápice de la sabiduría transmitida, del legado heredado. Falta amor por lo propio, en favor de lo ajeno, de lo importado, de lo que no fue pensado para nuestra tierra. Es así como hemos perdido gran parte de nuestra identidad, de nuestro hecho diferencial que constituye la riqueza de los pueblos. Las políticas aplicadas durante los últimos cincuenta años tampoco supieron conocer las verdaderas necesidades de adaptación al cambio de siglo, a los nuevos tiempos, y nunca favorecieron la cohesión del pueblo rural, la calidad de vida fuera del ámbito urbano, favoreciendo la despoblación rural, la pérdida de la custodia del territorio. Tenemos la mitad de los árboles, la mitad de los ríos, la mitad de las iglesias de todo el estado, un patrimonio desperdigado que necesita personas que lo cuiden, que lo mantengan vivo. La situación actual del patrimonio cultural gallego es de alto riesgo, y es necesario invertir las políticas en favor del asentamiento rural como modo de vida, es necesario concienciar a las nuevas generaciones de un legado que, de perderlo, es irrecuperable. Debemos hacer ver que el patrimonio es un valor para nosotros antes que, para el turismo, debemos creérnoslo, cuidarlo y transmitirlo a nuestros hijos y nietos. Hace falta amor.

65


AGENDA

haciendas) y a la producción de aceite (almazaras), ambas forman parte esencial de la cultura y el patrimonio andaluz, que adquiere una especial relevancia para la provincia de Jaén. congreso.coajaen.es

III Congreso Internacional de Arqueología y Mundo Antiguo. Tarragona, del 16 al 19 de noviembre de 2016 Organizan: Fundación Privada Mutua Catalana

CONGRESOS y seminarios IX Congreso DOCOMOMO Ibérico San Sebastián, del 16 al 18 de noviembre de 2016

El tema central del congreso es el circo romano y las sesiones científicas girarán en torno a cuatro ponencias: “El espectáculo. Iconografía de las competiciones circense”, “El mundo del circo. La documentación epigráfica”, “Arquitectura de los circos”, “El circo de Tarraco”. www.mining2016linares.com/

Organizan: Fundación DOCOMOMO Ibérico, Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro, Escuela Técnica Superior de Arquitectura UPV-EHU, Departamento de Arquitectura de la Universidad del País Vasco, Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra e Instituto de Patrimonio Cultural de España

Renoir: intimidad Un recorrido por más de 70 obras del artista francés, procedentes de museos y colecciones de todo el mundo, permitirá descubrir cómo se servía de las sugerencias táctiles de volumen, materia o texturas como vehículo para plasmar la intimidad en sus diversas formas, y cómo ese imaginario vincula obra y espectador con la sensualidad de la pincelada y la superficie pictórica. Madrid. Museo Thyssen-Bornemisza Hasta el 22 de enero de 2017 www.museothyssen.org

Robert Doisneau. La belleza de lo cotidiano Esta exposición reúne en un mismo espacio varias de sus obras emblemáticas y otras nunca o muy poco vistas que descubrirán una faceta inesperada y desconocida del artista. Una oportunidad única de aproximarse de una forma diferente a la obra del fotógrafo empeñado en mostrar la vida no como es, sino como a él le hubiera gustado que fuera. Madrid. Fundación Canal Hasta el 8 de enero de 2017 www.fundacioncanal.com

Abordará el “Movimiento moderno: patrimonio cultural y sociedad”. Se han previsto tres áreas temáticas, dedicadas a “Movimiento moderno y evolución social”, “Implicación ciudadana: formación, información y difusión” y “Gestión y economía del Patrimonio Cultural” www.docomomo2016.coavn.org

EXPOSICIONES Francis Bacon: de Picasso a Velázquez

I Congreso Internacional sobre Patrimonio Arquitectónico en la Provincia de Jaén: Arquitectura del olivar. Jaén, del 9 al 12 de noviembre de 2016 Organizan: Colegio Oficial de Arquitectos de Jaén, Universidad de Jaén Con este evento se quiere profundizar en el conocimiento de la arquitectura y su componente industrial, vinculada a la producción de la aceituna (cortijos, caserías,

66

Se muestra una selección de cerca de 80 obras que se cuentan entre las más importantes y atractivas de este artista británico nacido en Irlanda, incluyendo muchos trabajos que apenas se han exhibido en público previamente, junto a la obra de distintos maestros clásicos que influyeron en su carrera. La exposición pretende profundizar en la impronta que las culturas francesa y española dejaron en la obra de Bacon, ferviente francófilo y gran conocedor del arte de grandes maestros españoles, como Velázquez

Beato. El misterio de los siete sellos Los alumnos y profesores de la Escuela Superior de Diseño de Madrid han trabajado en un ambicioso proyecto, que intenta descifrar los mensajes contenidos en el Beato de Fernando I y doña Sancha a través de un minucioso estudio de sus imágenes y textos. Con herramientas gráficas contemporáneas han intentado “desvelar” algunos de los misterios ocultos en sus páginas.

Bilbao. Museo Guggenheim Hasta el 8 de enero de 2017

Madrid. Biblioteca Nacional de España Hasta el 22 de enero de 2017

francisbacon.guggenheim-bilbao.es

www.bne.es


AGENDA

haciendas) y a la producción de aceite (almazaras), ambas forman parte esencial de la cultura y el patrimonio andaluz, que adquiere una especial relevancia para la provincia de Jaén. congreso.coajaen.es

III Congreso Internacional de Arqueología y Mundo Antiguo. Tarragona, del 16 al 19 de noviembre de 2016 Organizan: Fundación Privada Mutua Catalana

CONGRESOS y seminarios IX Congreso DOCOMOMO Ibérico San Sebastián, del 16 al 18 de noviembre de 2016

El tema central del congreso es el circo romano y las sesiones científicas girarán en torno a cuatro ponencias: “El espectáculo. Iconografía de las competiciones circense”, “El mundo del circo. La documentación epigráfica”, “Arquitectura de los circos”, “El circo de Tarraco”. www.mining2016linares.com/

Organizan: Fundación DOCOMOMO Ibérico, Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro, Escuela Técnica Superior de Arquitectura UPV-EHU, Departamento de Arquitectura de la Universidad del País Vasco, Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra e Instituto de Patrimonio Cultural de España

Renoir: intimidad Un recorrido por más de 70 obras del artista francés, procedentes de museos y colecciones de todo el mundo, permitirá descubrir cómo se servía de las sugerencias táctiles de volumen, materia o texturas como vehículo para plasmar la intimidad en sus diversas formas, y cómo ese imaginario vincula obra y espectador con la sensualidad de la pincelada y la superficie pictórica. Madrid. Museo Thyssen-Bornemisza Hasta el 22 de enero de 2017 www.museothyssen.org

Robert Doisneau. La belleza de lo cotidiano Esta exposición reúne en un mismo espacio varias de sus obras emblemáticas y otras nunca o muy poco vistas que descubrirán una faceta inesperada y desconocida del artista. Una oportunidad única de aproximarse de una forma diferente a la obra del fotógrafo empeñado en mostrar la vida no como es, sino como a él le hubiera gustado que fuera. Madrid. Fundación Canal Hasta el 8 de enero de 2017 www.fundacioncanal.com

Abordará el “Movimiento moderno: patrimonio cultural y sociedad”. Se han previsto tres áreas temáticas, dedicadas a “Movimiento moderno y evolución social”, “Implicación ciudadana: formación, información y difusión” y “Gestión y economía del Patrimonio Cultural” www.docomomo2016.coavn.org

EXPOSICIONES Francis Bacon: de Picasso a Velázquez

I Congreso Internacional sobre Patrimonio Arquitectónico en la Provincia de Jaén: Arquitectura del olivar. Jaén, del 9 al 12 de noviembre de 2016 Organizan: Colegio Oficial de Arquitectos de Jaén, Universidad de Jaén Con este evento se quiere profundizar en el conocimiento de la arquitectura y su componente industrial, vinculada a la producción de la aceituna (cortijos, caserías,

66

Se muestra una selección de cerca de 80 obras que se cuentan entre las más importantes y atractivas de este artista británico nacido en Irlanda, incluyendo muchos trabajos que apenas se han exhibido en público previamente, junto a la obra de distintos maestros clásicos que influyeron en su carrera. La exposición pretende profundizar en la impronta que las culturas francesa y española dejaron en la obra de Bacon, ferviente francófilo y gran conocedor del arte de grandes maestros españoles, como Velázquez

Beato. El misterio de los siete sellos Los alumnos y profesores de la Escuela Superior de Diseño de Madrid han trabajado en un ambicioso proyecto, que intenta descifrar los mensajes contenidos en el Beato de Fernando I y doña Sancha a través de un minucioso estudio de sus imágenes y textos. Con herramientas gráficas contemporáneas han intentado “desvelar” algunos de los misterios ocultos en sus páginas.

Bilbao. Museo Guggenheim Hasta el 8 de enero de 2017

Madrid. Biblioteca Nacional de España Hasta el 22 de enero de 2017

francisbacon.guggenheim-bilbao.es

www.bne.es


Profile for Hispania Nostra

Revista Hispania Nostra nº 24  

El Patrimonio espalo e Hispanoamérica

Revista Hispania Nostra nº 24  

El Patrimonio espalo e Hispanoamérica

Advertisement