Issuu on Google+

El brasileño Dani Alves renueva con el Barcelona hasta 2015 AFP | BARCELONA, España ● Fotos

Ampliar imagen El brasileño Dani Alves amplió su contrato con el Barcelona de España hasta el 2015.

El lateral brasileño del Barcelona Daniel Alves renovó su contrato con el Barcelona por tres temporadas más, hasta 2015, anunció el club este martes en su página web, poniendo final a las dudas sobre la continuidad del jugador. El Barça "ha llegado a un acuerdo con Dani Alves para prolongar su relación contractual con el club durante tres temporadas más, hasta el 30 de junio del 2015" y el acuerdo se firmará el miércoles, indicó, sin dar mayores detalles sobre la renovación. El contrato del brasileño, de 27 años, que está en el Barcelona desde el inicio de la temporada 2008-2009, terminaba el próximo año. El club azulgrana había dado a entender que dudaba en renovar a Alves porque éste quería situarse en la misma escala salarial que figuras como Xavi Hernández o Andrés Iniesta, mientras que el Barcelona, le ofrece un sueldo algo por debajo de esa escala, en la línea de Carles Puyol y Gerard Piqué. Pero el jugador, que llegó al Barça después de seis temporadas en el Sevilla, aseguró en las últimas semanas que quería permanecer en el club, donde ha obtenido sus mayores éxitos.

Insúa se queda y hará cambios


RIOBAMBA. Alfonso Harb, presidente de Barcelona, abandonó bajo medidas de seguridad el estadio Olímpico de la capital chimboracense. El dirigente ratificó al cuerpo técnico amarillo. RIOBAMBA. Rubén Insúa se mantendrá como técnico. Rubén Darío Insúa permanecerá como entrenador en Barcelona porque “hizo la promesa de cambios (no se especificaron si en las alineaciones o serán variantes tácticas)”, informó ayer Alfonso Harb, presidente torero, luego de una reunión de varias horas con el estratega amarillo en la concentración del estadio Monumental. “La cúpula de Barcelona ha decidido mantener al profesor Insúa en el cargo. Hemos conversado con él y se ha comprometido hacer los cambios necesarios para que el equipo mejore”, indicó el Pocho. Luego de la debacle torera en Riobamba, donde Olmedo goleó 4-0 el domingo pasado, la continuidad del Poeta estuvo en duda, especialmente porque según Carlos Torres Garcés, Harb lo sondeó sobre la posibilidad de asumir como DT. “Hay que hacer los correctivos necesarios y de eso está consciente el profesor. Él sabe qué jugadores no andan por buen nivel y cuáles deben tener su oportunidad”, expresó.


Pese a la ratificación de Insúa, Harb dejó entrever que la vinculación podría terminar si los resultados siguen sin acompañar al Poeta. “No podemos tomar decisiones apresuradas; hay que dialogar para buscar soluciones. No hemos hablado de plazos, pero Insúa sabe que los técnicos son hijos de los resultados. Si ya no se dan esos cambios, serán otras las decisiones a futuro”, anticipó. Además, el Pocho aclaró que no habrá separación de jugadores extranjeros y que estos tendrán otra oportunidad. “De qué sirve sacar un jugador si no se encuentra quién vaya a reemplazarlo. En Barcelona no se pueden tomar decisiones alocadamente. Hay que hacer análisis, evaluaciones y tenemos las promesas de cambios”, indicó el dirigente. Harb, quien luego de la derrota ante Olmedo dijo, en alusión a la línea de tres zagueros centrales, que el esquema que usa el Poeta debía cambiar, indicó ayer que “había que hacer las modificaciones correspondientes para que el equipo funcione, pero no es necesario que se use línea de cuatro (4-4-2)”. Respecto de los nombres de posibles sustitutos de Insúa, si este se marchaba, Harb declaró: “No he hablado con ningún técnico. Ustedes (periodistas) son los que los han llamado. Escuché que habían hablado con Álex Aguinaga a México”. Y pese a que Torres Garcés dijo que recibió una llamada de Harb, el directivo señaló: “Yo no he llamado a Torres Garcés y si dice que un dirigente lo contactó, es cuestión de él. Que diga si lo llamé luego del partido (con Olmedo)”.

¿Gobernar o administrar?

Ana María Raad Briz ARGENTINA Qué difícil resulta para una persona con experiencia técnica en un área el poder balancear las aristas políticas que cada decisión conlleva, y lo mismo de manera inversa, para un político tratar de balancear las decisiones considerando las opiniones más técnicas. Dificultad que se torna aún mayor cuando se gobierna desde el elitismo del poder (unos pocos tomando las decisiones trascendentales), como pasa en nuestro país, dejando sin piso técnico muchas decisiones que al final hacen la diferencia al momento de evaluar las buenas políticas públicas de aquellas que simplemente pasarán a la historia como grandes gastos mal invertidos.


Recientemente me tocó escuchar en Buenos Aires las visiones de seis países de la región en torno a un tema específico (el dar una computadora a cada niño como política educativa), lo cual permite, entre otras cosas, tener una visión general (más allá del tema mismo tratado) de cómo cada país va tomando sus decisiones en torno a las políticas públicas, pero además me parece a mí que deja en evidencia algunas mañas no tan evidentes que se repiten en forma de patrón, a pesar de tratarse de distintos países, gobiernos y tendencias ideológicas. Es recurrente la necesidad de los gobiernos de turno de marcar una diferencia con el pasado, para eso la mejor estrategia parece ser el desacreditar a sus antecesores, la forma cómo tomaban las decisiones, el tipo de proyectos que emprendieron. Ahí está Chile hablando de una nueva forma de gobernar, Argentina hablando de la conquista histórica de los derechos de los ciudadanos y no se diga Ecuador, con su imagen de la revolución que no permite reconocer nada bueno que se haya hecho anteriormente. Una y otra vez nos encontramos con tecnócratas relativizando proyectos anteriores, buscando nuevas asesorías, nuevos estudios, nuevas inversiones para proyectos. Es recurrente en ellos el inventar el agua tibia, porque muchas veces la soberbia que empaña a los equipos técnicos y políticos suele resultar en duplicidad de esfuerzos (volver a trabajar sobre lo mismo), baja sinergia (cada uno por su lado) e ineficiencia en el gasto público (obviamente, no responden a la pregunta de dónde es más efectivo invertir un dólar). Otra característica en la forma de plantear soluciones es que basta con que un presidente se entusiasme en un viaje para que inmediatamente solicite a algún ente técnico el replicar alguna iniciativa que le parece atractiva. Entonces se abre la oportunidad de poner en la tarima un proyecto impulsado por la Presidencia, con resonancia mediática, capacidad de marcar un sello y dejar impregnada la huella de quienes llegan al poder con ganas de hacer algo, cualquier cosa, al costo que sea. Así por ejemplo, durante estos días pude evidenciar cómo aquellos países en donde los presidentes se habían entusiasmado personalmente con la idea de darle una laptop a cada niño, cuentan hoy con una inversión millonaria, a pesar de que aún no se ha podido medir su real impacto educativo. El punto es que estos grupos de nuevos administradores están en un vaivén político difícil de sortear y terminamos una vez más replicando viejas mañas de miradas cortoplacistas, muy caras para países como el nuestro que no pueden darse el lujo de replicar tales proyectos por más populares que sean.


NOTICIAS VARIAS DE PRUEBA ISSUU