Page 9

Anna Kavan: el heterónimo utópico Emily Roberts The human language is far too hard to learn after childhood, and with other forms of communication I’ve had no success. Anna Kavan1

Anna Kavan nació como Helen Emily Woods en 1901 en Cannes, de padres británicos. Pasó su infancia en un internado en el sur de Inglaterra, y después fue obligada a casarse con un amante de su madre que trabajaba como oficial en la antigua colonia inglesa de Birmania (actual Myanmar), renunciando así a una beca para estudiar en Oxford. Kavan pasó a llamarse Helen Ferguson, y fue en Birmania donde empezó a escribir. Tras un turbulento divorcio y dejar a su primer hijo con su exmarido, Kavan regresó a Inglaterra y se casó con el pintor Stuart Edmonds. O eso dice el mito de Anna Kavan. Lo importante es que fue entonces cuando comenzó a publicar, sin mucho éxito, hasta seis novelas pertenecientes al género de los “home counties”, novelas de corte doméstico que se centraban en los problemas derivados del matrimonio y otros pormenores de la pequeña burguesía inglesa. Sin embargo, allí ya encontramos, aunque presentados con un estilo algo tradicional, los temas que marcarían su narrativa: el abandono, las relaciones tormentosas, los horrores del matrimonio heteronormativo y la familia nuclear, la soledad, y la paranoia de vivir en una sociedad cada vez más parecida a una heterotopía Foucaultiana. En efecto, esta falta de empatía y de cuidados a menudo llevan a los personajes protagonistas a abandonarse a la locura o a la drogadicción –alternativas cuerdas ante una sociedad cada vez más esquizofrénica. Como dijo David Cooper, antipsiquiatra y activista, “todo delirio es un acto político”2. Y así creo que debería definirse el delirio de Anna Kavan. Junto a su segundo marido comenzó a consumir heroína, sustancia que la acompañaría el resto de su vida. Tras el nuevo fracaso de este matrimonio y sufrir De un poema inédito y sin título de Anna Kavan. Archivo de Anna Kavan en la Biblioteca McFarlin, University of Tulsa, citado en Garrity (1994:254). “El lenguaje humano es demasiado difícil/ de aprender tras la infancia, y con otras/formas de comunicación/ no he tenido éxito” (la traducción es mía). 2 En Cooper (1978:23). La traducción es mía. 1

Heteronima n03  
Heteronima n03  

Revista de creación y crítica editada por la Facultad de Filosofía y Letras de Cáceres (España)

Advertisement