Page 60

Nunca llegó a ser pase de pecho, se quedó en un rasguño dolorido. Y atónito de ser un transeúnte, que sigue caminando entre los vivos, me atraganté de miedo y de posibles.

La historia de Alejandro, sin música ni letra, anónima tenaz, como un suspiro, como todas las muertes cenicientas, me impuso en aquel trance revelado su ley más miserable: su accidente.

Heteronima n03  
Heteronima n03  

Revista de creación y crítica editada por la Facultad de Filosofía y Letras de Cáceres (España)

Advertisement