Page 54

Il ritorno in A Álex Chico Sois habitantes de noviembre y sois emigrados. Por eso anotan vuestros nombres. Este es un mes, os dicen, en el que nadie regresa. Bajáis en coche por una avenida en el mejor momento del día. Todo oscurece y aún no es de noche. Las farolas se encienden y con ellas aparecen las preguntas: cómo llegar a conocer las calles por las que siempre pasamos, hacia dónde ir si destino y origen son igual de confusos. Tal vez sólo baste con deambular por los mismos lugares, en momentos diferentes y a pesar de los años. Sois huéspedes en tránsito. Poco más os queda: escribir el nombre de alguna ciudad o el apellido de alguien que os persigue desde la sombra. Marienbad, Dora Bruder, Ferrara, Ingrid (mujer de Rigaud). Las luces se apagan y dejan en penumbra a quien, en un portal del boulevard Soult, aguarda la llegada de alguien que ya no volverá. La lluvia le acabará borrando. Perderemos su rastro y las razones de su espera. Se irá también lo que pudo hablar de nosotros, apoyados como él en un portal,

Heteronima n03  

Revista de creación y crítica editada por la Facultad de Filosofía y Letras de Cáceres (España)

Advertisement