Page 39

[Casas, laceraciones…] Eduardo Moga Casas, laceraciones. Casas enclavadas en el suelo, en el sueño, sobrevoladas por amatistas y eclipses, sacudidas por espasmos de penumbra. La puerta roja, la tiniebla roja de un comedor, la escamosa proliferación de la arcilla, que es, pese a su cuerpo multitudinario, un solo cuerpo, una agrupación arbórea de ímpetu y derramamiento. Ventanas, pupilas inversas, pasadizos a una intimidad lábil —una tetera, una camisa sin planchar, alguien que lee un libro—, heladas por la lluvia y la indiferencia. Puertas, ventanas, sucesos entre muros o entre nubes, paredes que se persiguen entre castaños, o que escapan como criaturas lentas, alarmadas por el sol, deseosas de sol, pero invadidas de silencio, casas huérfanas a cuyas

Heteronima n03  

Revista de creación y crítica editada por la Facultad de Filosofía y Letras de Cáceres (España)

Advertisement