Issuu on Google+

Protozoarios, Helmintos y Artrópodos en reptiles

Grupo ViperiDAE: Educar para conservar

R eg iu

s

Br

ee de r

s

La Muda o el Cambio de Piel en Serpientes

Cuota de recuperación de este ejemplar $25.00

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

R es er v

ad os

H el

en

&

G ef

ú

Año 0 Número 4 • Diciembre - Enero 2008 Publicación Bimestral

Camaleón Pantera Furcifer pardalis

Cómo mantenerlos en cautiverio


H :D

os

fil

t贸

er pe

s

ho

ec

er

ad os

R es er v en

H el &

G ef

R eg iu

s

Br

ee de r

s


s ee de r

4 REPORTAJE :: Grupo ViperiDAE 8

Educar para conservar. REPTILES URBANOS :: Camaleón Pantera

( Furcifer pardalis )

En esta ocasión, Herpetófilos se viste de gala con la presencia entre sus páginas, de un querido amigo, Dan Alberdi, quien sin duda alguna es hoy por hoy, la persona que en lengua hispana, más sabe y conoce sobre los camaleones pantera (Furcifer pardalis), diamantes vivientes del mundo de los reptiles que cada vez son más cotizados por los aficionados que desean aventurarse en su mundo.

Br

Con Dan iniciamos hace algunos años varios proyectos y siempre he obtenido de él conocimiento y mucho apoyo. Por ello quiero agradecer su colaboración y el siguiente mensaje que se convirtió en nuestro credo a la hora de criar y compartir nuestra vida con los reptiles, incluso es la filosofía de Herpetófilos y su razón de existir:

R eg iu

s

14 FAUNA ENDÉMICA DE MÉXICO :: Barisia

rudicollis y B. herrerae

17 ARTÍCULO: La muda o el cambio de piel

en serpientes

Desde estas líneas “intentamos compaginar nuestra fascinación e incluso extraña obsesión por mantener estos animales, con un respeto absoluto hacia ellos, intentando en todo momento tener a nuestros ejemplares en óptimas condiciones y no como una moda o un mero capricho. Cuando proporcionamos a un camaleón unas condiciones óptimas, aumentamos considerablemente su esperanza de vida, por tanto si bien es imposible reproducir con fidelidad las condiciones naturales que encuentran los camaleones en la naturaleza, si es posible en cambio proporcionarles los cuidados que hacen que su calidad de vida sea superior que en la naturaleza. Que sea esta nuestra compensación a su “privación de libertad” y ellos a cambio nos brindarán su grata e increíble compañía. Creo que este pensamiento es el único que puede justificar mantener animales cautivos, y es un pensamiento positivo se mire por donde se mire”. Gracias Dan.

G ef

Helmintos y Artrópodos en Reptiles.

en

&

ú

18 Desde la Veterinaria: Protozoarios,

Directorio

H el

Editores Generales: M. en C. María Elena González Gefú Giovanni Ambrosi

R es er v s

ho

Fotografía: Nani Diez B. Julio C. Sierra Gefú Ambrosi Ma. Elena González Luis Caballero Grupo ViperiDAE

ad os

Colaboradores en este número: Dan Alberdi MVZ Ana Paola Mendoza Murillo M. en C. Alejandro Zaldivar Riverón Grupo ViperiDAE

ec

Diseño: Diana Ramirez

er

Impreso por: Grupo Más Soluciones / ACIP.

:D

Tlaxcala 67-405 Col. Roma, México DF. Tel. 10 85 83 20

Venta de publicidad:

fil

os

contacto@regius.com.mx

Suscripciones:

H

er pe

www.regius.com.mx ISSN: En trámite

Asimismo, aprovechamos este espacio para desearles a todos nuestros lectores una muy Feliz Navidad en compañía de sus seres queridos (por supuesto nos referimos a sus reptiles, anfibios y artrópodos) y un próspero año 2009 donde ojalá puedan cumplir sus sueños. ¡Muchas felicidades!


reportaje

ee de r

s

Grupo ViperiDAE:

Educar para conservar

en

&

G ef

ú

R eg iu

s

Br

Por: Biól. Germán González López. Divulgador de la Ciencia en Museos

H el

Bothriechis schlegeli

R es er v

ad os

Conscientes de la riqueza, la vulnerabilidad y el desconocimiento de la herpetofauna mexicana, actualmente son muchas las instituciones, empresas, zoológicos, parques temáticos y organizaciones, en diversas partes de México y del mundo, que han tomado cartas en el asunto a favor de su cuidado y conservación. Una de estas instituciones es GRUPO VIPERIDAE, quien tomando como slogan la frase “Educar para conservar” busca en cada una de sus exhibiciones y actividades promover el conocimiento, respeto, cuidado y conservación de la diversidad biológica y cultural de nuestro país.

¿Quiénes somos?

GRUPO VIPERIDAE es una empresa mexicana dedicada al manejo, cuidado, y conservación de anfibios, reptiles y artrópodos en condiciones de cautiverio. Entre nuestras tareas fundamentales está el desarrollo de exposiciones (permanentes, temporales e itinerantes) con fauna silvestre viva, con el fin de promover su rescate, cuidado y conservación.

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

Python reticulatus

m

a suspectu

Heloderm

Trabajamos bajo el formato de: Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), con clave de registro DGVSEA-P-0069-GS/06, gestionando y cumpliendo con todos los requerimientos que solicitan las autoridades ambientales (federales, estatales y municipales). Como grupo surgimos en el año de 2003 como un centro de fomento a la conservación y generación de conocimiento científico de la herpetofauna mexicana. Al paso del tiempo nos hemos vinculado vía proyectos y acciones de conservación conjuntas con otras instituciones a nivel nacional e internacional, tales como: museos, universidades, herpetarios, sociedades civiles, zoológicos, entre otras. Con más de 15 años de experiencia nos hemos constituido como un grupo multidisciplinario que divulga y promueve una comunidad orgullosa de su patrimonio natural - cultural y a su vez comprometida con su entorno.


s ee de r Br s R eg iu ú G ef & en

er

ec

ho

s

(albina)

En cada una de nuestras exhibiciones, buscamos proponer constantemente diferentes alternativas de educación ambiental que permitan no sólo informar, sino sensibilizar, concientizar, y llevar a la práctica una cultura de respeto hacia el medio ambiente y sus habitantes.

H

er pe

fil

os

:D

Como promotores de la conservación de la fauna mexicana consideramos importante, el desmitificar la imagen que se tiene con respecto a los anfibios, reptiles y artrópodos como animales malignos, asesinos y dañinos para el hombre, producto de innumerables historias, mitos, leyendas y supersticiones, que hoy en día son una de las principales causas que han promovido su cacería indiscriminada y con ello colocar a muchos de estos animales al borde de la extinción. Como grupo creemos que es importante tender puentes que promuevan un mejor entendimiento de nuestro medio ambiente, así como contribuir al rescate y a la conservación de nuestra fauna, buscando en todo momento la participación social.

Naja kaouthia

¿Qué queremos lograr?

R es er v

ad os

H el

Bitis gabonica

Un espacio de recreación, educación y conservación

Actualmente trabajamos con la operación de tres exhibiciones, con temáticas totalmente diferentes, donde en cada una de ellas se exhiben especies de anfibios, reptiles y artrópodos de diversas partes del mundo, acondicionados en acuarios, acuaterrarios y terrarios que semejan su hábitat natural. 1.- Bichos con V (“Entre patas, colmillos y aguijones”) con más de 200 m2 de exhibición, esta exposición nos lleva a descubrir a más de 25 especies de animales venenosos entre serpientes, lagartijas y artró-


s ee de r

tans

s R eg iu ú G ef & en

Bitis nasico

H el

rnis

R es er v

ad os

podos de diferentes partes del mundo. Teniendo como uno de sus atractivos encontramos “La Cascabel Esmeralda (Crotalus lepidus)”, a la Serpiente de Gabón (Bitis gabonica rinocerus)” y “El Monstruo de Gila (Heloderma suspectum)”. Se encuentra ubicada en el Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental de la Ciudad de México, en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec. 2.- Serpientes y tarántulas (“Del miedo a la fascinación”), con aproximadamente 400 m2 de exhibición, esta muestra nos invita a conocer a más de 37 especies de serpientes y artrópodos de diversas partes del mundo, resaltando algunas de las especies mexicanas que se encuentran en peligro de extinción. Entre sus ejemplares emblemáticos podrás encontrar a “La Cascabel del Pacífico (Crotalus basiliscus)”, La mamba negra (Dendroaspis polylepis) y un Pitón Burmes (Pithon molorus bivitattus). Se ubica en el Parque Edu-recreativo México Mágico, en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec. 3.- Naturaleza extrema (“Grandes depredadores al acecho”), con 200 m2 de exhibición esta magna muestra nos acerca con algunos de los más letales, rápidos y mortíferos depredadores del reino animal. Descubrirás a la rana mas voraz: “Rana pacman (Ceratophrys ornata)”, a la serpiente mas larga “Pitón reticulado (Pithon reticulatus)”, y una de las serpientes mas letales “La mamba verde (Dendroaspis angusticeps)”Se presentan 25 ejemplares que corresponden a 22 especies de reptiles, peces, anfibios y artrópodos. Instalada en Perimágico (Centro Comercial Perinorte), Hacienda del Parque en Cuautitlán Izcalli, Estado de México

Br

Bitis arie

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

Como complemento, en cada una de estas exposiciones, se presentan gráficos, esquemas y cédulas informativas, así como múltiples estímulos visuales, auditivos y táctiles, que en su conjunto conforman un espacio de recreación, educación y conservación a favor del cuidado de la fauna. Con el fin de promover una interacción creativa entre el público visitante desarrollamos diversas actividades de divulgación de la ciencia, tales como: visitas guiadas, demostraciones especiales, ciclos de conferencias, video debates, talleres de ciencia y juegos didácticos de ciencia. Cada una de estas actividades conlleva un enfoque educativo y son dirigidas al público en general. Cabe resaltar que gracias al interés de investigadores, docentes, estudiantes y autoridades nuestras exhibiciones representan una valiosa herramienta didáctica para el desarrollo de asesorías escolares, seminarios de capacitación, servicio social, prácticas profesionales, tesis, etcétera. Quienes han visitado algunas de nuestras exposiciones han descubierto una nueva manera de convivir, descubrir y conocer la herpetofauna de México, ya que en nuestros espacios de exhibición se conjugan tres elementos importantes: un agradable entorno físico, una interacción amena, grata y creativa con los trabajadores de GRUPO VIPERIDAE y un contacto íntimo, de cuidado y de respeto con los animales.

¿Cómo nos puedes contactar?

Para contactarnos, te invitamos a que nos visites en cualquiera de nuestras sedes, o bien ponte en contacto con nosotros vía telefónica (5395-1302 y 04455-13874481) o por correo electrónico (angel_ coatl@yahoo.com.mx y/o grupoviperidae@yahoo.com.mx).

Ceratophrys ornata

Naja kaouth

ia


R eg iu

s

Br

ee de r

s

en dice g a im a n u e u Porq bras... la a p il m e u q mas

&

G ef

ú

ía de g u r i C y a n i Medic stre e v l i S a n u a F

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

R es er v

ad os

H el

en

z) Benito Juare o 1431 (esq. im on er 0 J 0 n 2 a 10 Av. S C.P. onimo Lidice. Col. San Jer . .F Mexico, D 8•8393 078 y 566 8 Tels: 56 1•2

7


ee de r

s

Camaleón Pantera

s ho ec er :D os fil tó er pe H 8

ú

R eg iu

s

La coloración va cambiando a medida que crecen. Los machos de algunas variedades empiezan a mostrar coloraciones llamativas a los 4 meses, otras a los 6... Dependiendo de la variedad, se hacen más evidentes las tonalidades azules, verdes, rojas, naranjas, amarillas, rosas. Cuando son adultos, en torno al año, su coloración de adulto puede ser de tonos azulados, rojizos, naranjas, verdes, amarillos, etc, con infinidad de combinaciones. Podrás ver Furcifer pardalis parecidos pero nunca exactamente iguales por lo que una de las cosas más fascinantes en el mantenimiento de camaleones pantera es ver cómo crecen y cómo va cambiando su coloración hasta que alcanzan la edad adulta.

G ef

&

H el

en

Las crías de camaleón pantera si tienen depredadores y  posiblemente su mayor amenaza la representen los adultos de su propia especie que no dudan en cazar y comerse a sus propias crías. Para pasar inadvertidas, las crías de camaleón pantera tienen coloraciones que los mimetizan con las cortezas de los árboles con tonos grises, ocres, con franjas o manchas negras o de color crema.

R es er v

Quien haya estudiado y observado algunas especies de camaleón durante cierto tiempo se dará cuenta de que el abanico de variedades cromáticas y morfológicas de los Furcifer pardalis es único dentro de la familia Chamaeleonidae. La explicación a este fenómeno tenemos que buscarla en el desequilibrio

entre depredadores y presas. Los camaleones pantera adultos al igual que otros grandes camaleones malgaches no tienen prácticamente depredadores y si tienen en cambio competidores, así que su facultad inicial para camuflarse se ha convertido gracias al azar y a la selección natural en un derroche de colorido con fines reproductivos y jerárquicos. Los camaleones pantera machos adultos no se camuflan porque no tienen de quién esconderse, en cambio se exhiben porque viven en densas colonias y lo hacen, bien para cortejar a las hembras o bien para disuadir a otros machos competidores.

ad os

Todos los camaleones tienen su encanto. Muchas especies son espectaculares con aspectos morfológicos peculiares y comportamientos únicos que los hacen casi mágicos. Algunas especies además, rompen los esquemas del observador por incumplir la que se suponía una verdad absoluta que afirmaba que gran parte del éxito evolutivo y la perdurabilidad a través de los últimos 60 millones de años como familia de los Chamaeleonidae estaba directamente ligado a su capacidad de mimetizarse con el entorno y pasar inadvertidos para sus depredadores. El mejor ejemplo de excepción a esa verdad absoluta son los camaleones pantera. 

Br

Camaleón Pantera • Furcifer pardalis (CUVIER,1829) • Por Dan Alberdi

Son muchas las formas conocidas de camaleones pantera hoy en día pero seguro que son muchas más las que están por descubrir o tal vez por inventar. Para no entrar en un sinfín de variedades algunos aficionados y autores prefieren englobar las diferentes formas en grandes grupos hablando así de “variedades azules”, “rojas”, “amarillas”. Otros en cambio prefieren hablar de formas más específicamente y recurren a denominar a las variedades con los los nombres de las localidades próximas a los lugares donde han sido encontrados. Las variedades más conocidas son: Diego Suárez, Nosy Be, Ambanja, Sambava, Ambilobe, Nosy Mitsio, Ankaramy, Maroantsetra, etc. Debido a que el sistema de clasificación es demasiado impreciso y en muchas de las localidades citadas se encuentran grupos con diferentes patrones cromáticos vemos aparecer subvariedades; Ambanja Blue, Ambanja Red, Blue Diamond, Ambilobe Blue Barred, Ambilobe Red Bar....y nuevas formas aparecen continuamente y seguirán apareciendo año tras año. Por contra, las hembras de las diferentes variedades son muy parecidas y distinguirlas se antoja cuando menos complicado. Todas tienen tonalidades muy similares, salmón, anaranjado y negro que solamente varía dependiendo del estado de receptividad o no receptividad y morfológicamente son muy parecidas. Adquieren la madurez sexual cuando alcanzan una longitud en torno a los 22 cm, cola incluida. Dependiendo del ritmo de crecimiento los camaleones pantera pueden alcanzar la madurez sexual a los 5 o 6 meses. 


Mantenimiento en Cautividad

ee de r

• El terrario perfecto.

Br s R eg iu ú G ef &

Para terrarios de más de 150 cm de altura se emplean las lámparas de vapor de mercurio que emiten radiación UVB a mayor distancia y tienen la ventaja de que emiten calor simultáneamente. Para terrarios pequeños o medianos el calor emitido así como la radiación UVB pueden ser excesivos con este sistema.

H el

en

Si empleamos tubos fluorescentes o lámparas compactas debemos acompañarlas de spots de la potencia adecuada que calientan un área determinada en la parte alta del terrario creando un punto caliente que permite a los camaleones calentarse rápidamente. Los spots deben estar debidamente protegidos para que los camaleones no puedan entrar en contacto directo con ellos y quemarse. Debido a que los ojos de los camaleones son bastante delicados y sensibles a luces muy intensas se recomienda el uso de spots esmerilados (mate) de neodimio.

R es er v

Los terrarios serán tan amplios como podamos y unas medidas inferiores a 120 x 70 x 50 cm serían un mal recibimiento para nuestro invitado. Tengamos en cuenta que los machos de camaleón pantera pueden superar los 50 cm de longitud.

de radiación UVB que llega a la epidermis del camaleón. Cuanto más fina sea la malla, más radiación UVB y luz visible filtrará.

ad os

El terrario ideal para camaleones pantera debe estar estructurado de forma que todos los elementos que lo componen consigan crear el hábitat optimo para esta especie. Los terrarios deben tener una excelente ventilación porque así conseguimos crear un gradiente térmico en el interior del terrario que permite elegir a los camaleones la temperatura corporal óptima en cada momento según sus necesidades. Además, los camaleones en general son muy sensibles a los aires viciados que son el caldo de cultivo perfecto, soporte y transporte de bacterias y parásitos que les producen enfermedades respiratorias y merman su sistema inmunológico y que normalmente son tardíamente diagnosticadas y raramente curadas, llevando en muchos casos a la muerte del animal. Son muy utilizados los terrarios de malla metálica o mejor cubierta de plástico, de cuadro lo suficientemente grande para que quepa el píe del camaleón y no se produzcan perdidas de uñas o abrasiones de dedos. 

s

Los camaleones siempre han tenido fama de delicados y muchas de las especies que en ocasiones se pueden encontrar a la venta lo son realmente. En cambio, los camaleones pantera pueden mantenerse y reproducirse en cautividad fácilmente teniendo en i Diez Bosch el territorio. FOTO Nan cuenta las siguientes consideraciones: Dos machos disputando

ec

ho

s

Es muy recomendable para mantener el terrario lo más higiénico posible disponer de un eficiente sistema de drenaje en el suelo del terrario o mejor aún,  un buen desagüe. Podemos preparar una bandeja o cubo bajo el terrario con la suficiente capacidad para recoger el agua de los sistemas de lluvia, las pulverizaciones o el sistema de goteo.

H

er pe

fil

os

:D

er

Como iluminación para terrarios de menos de 150 cm de altura se emplean con excelentes resultados tubos fluorescentes T8. La combinación más usada la forman un tubo 5.0 que es el encargado de emitir radiación UVB, esencial para que el camaleón genere vitamina D3 de forma endógena y un tubo 2.0 que es el encargado de proporcionar una intensidad luminosa acorde y evitar que el terrario quede pobremente iluminado. Ambos tubos emiten además radiación UVA que al parecer puede ser visible para los camaleones y puede influir en sus ciclos biológicos. Los tubos no deben estar nunca a más de 40 cm del camaleón porque son totalmente ineficaces a esa distancia. Además debemos tener en cuenta que si situamos los tubos fluorescentes por encima de la malla, ésta filtra significativamente la cantidad

Para mantener una humedad relativa en los márgenes indicados, hidratar al camaleón y proporcionarle agua para beber lo más acertado son los sistemas de lluvia artificial. Consisten en una bomba conectada a un deposito de agua que aspira el agua y la empuja hacia las boquillas aspersoras o nebulizadoras creando lluvia en forma de gotas de diferente calibre. Conectado a un temporizador por segundos podemos programar su encendido y apagado por tiempo y frecuencia deseada facilitando así la labor del cuidador. Otra forma de proporcionar agua para beber a los camaleones consiste en crear un sistema de goteo que incida sobre una hoja o cubeta y permita a los animales saciar su sed. Los pulverizadores manuales a presión también se usan con muy buenos resultados. El interior del terrario debe estar estructurado y decorado

de forma que proporcionemos al camaleón el refugio y soporte que le brindan en la naturaleza los árboles y arbustos. Esto lo conseguimos colocando una gran cantidad de ramas de diferentes grosores a distintas alturas dispuestas horizontalmente. Para proporcionarles refugio, mantener la humedad y retener las gotas de agua donde el camaleón saciará su sed es más que recomendable poblar el terrario de numerosas plantas. Las más utilizadas son los Ficus, Jazmin de Madagascar, Pothos y un larguísimo

1


Enfermedades

ee de r

s

Las enfermedades más habituales en cautividad son aquellas derivadas de un mantenimiento inadecuado. Siguen destacando las enfermedades relacionadas con desequilibrios en el metabolismo del calcio por suplementar con vitaminas y minerales de forma incorrecta o por no proporcionarles sistemas emisores de radiación UVB o por disponerlos a distancias inadecuadas.

R eg iu

s

Br

También son habituales las enfermedades respiratorias producidas por mantener a los camaleones en terrarios con una mala ventilación que producen aires viciados saturados de agentes ambientales que pueden producir infecciones respiratorias y sistémicas favorecidas por bajadas del sistema inmunológico.

Los edemas gulares son relativamente frecuentes en camaleones pantera. Son acumulaciones de líquidos en los tejidos producidas por fallos renales a consecuencia de la mineralización de los riñones por excesos de vitamina D3 y calcio. Si bien pueden ser otras las causas, esta es la más frecuente. Los ojos de los camaleones son muy sensibles a excesos de radiación UVB así como a lámparas demasiado brillantes y humedades relativas demasiado bajas. En el caso de las hembras, la  mayor causa de mortalidad tanto en libertad como en cautividad, es sin duda la derivada de su frenética actividad reproductora. El desgaste metabólico que produce la formación de los huevos va mermando su estado físico hasta llevarlas muchas veces a una muerte prematura, sin contar las habituales retenciones de huevos que muchas veces producen la muerte del animal.

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

R es er v

ad os

H el

en

&

G ef

Los camaleones pantera son ávidos cazadores que depredan todo tipo de presas que quepan en su boca. Ese es el único criterio que siguen los camaleones pantera a la hora de cazar. Si puede ser tragado, será cazado sin distinguir incluso si se trata de su propia descendencia. Las presas más habitualmente utilizadas en cautividad son los grillos, saltamontes, cucarachas, gusanos de seda, zophobas, tenebrios, etc. Algunos ejemplares aceptan tamh bién frutas como complemento a iez Bosc D i n a N TO bra. FO em la dieta. Los insectos deben ser H y Macho adecuadamente suplementados con vitaminas y minerales para corregir las deficiencias vitamínicas y minerales que presentan los insectos de granja. Tanto la frecuencia como la cantidad de suplementos varían en función de la edad, siendo las crías en crecimiento y las hembras gestantes las que mayores cantidades de suplementos necesitan.

ú

• Alimentación

10

Furcifer pardalis SAMBAVA Furcifer pardalis hembra


Furcifer pardalis fase Nosy be Foto de Luis Caballero

ee de r Br s R eg iu ú

G ef

&

Macho y cría

z Bosch

TO Nani Die

NOSY BE. FO

Acer cam

iento

a la

piel

R es er v

Las hembras no receptivas adquieren colores muy vivos, salmón y negro muy contrastado, abren la boca y escapan y llegado el caso muerden a los machos. Si la hembra no muestra receptividad debemos sacarla inmediatamente del terrario y esperar días o semanas para volver a intentarlo.

en

Se suele recomendar introducir a la hembra en el terrario del macho. En este momento es aconsejable prestar mucha atención a la coloración y actitud que toma la hembra, ya que si no está receptiva no dudará en morder y atacar al macho. Los machos en ocasiones también se vuelven muy agresivos con las hembras no receptivas pudiendo llegar a atacarlas y producirles heridas y amputaciones de miembros por lo que debemos estar atentos al comportamiento de ambos.

Cuando eclosionan las crías debemos mantenerlas en pequeños terrarios o tuppers convenientemente adaptados a su tamaño y que cuenten con una excelente ventilación. Las alimentamos con Drosophila y micro grillos durante las primeras semanas de vida y a media que los camaleones van creciendo, vamos aumentando el tamaño de las presas. Debemos suplementar adecuadamente al alimento vivo ya que de ello dependerá el futuro tamaño y salud de nuestro camaleón.

H el

Las diferentes variedades pueden tener ciclos reproductivos diferentes en función de las variaciones climáticas que varían de unas regiones a otras. En cautividad, proporcionándoles unos rangos de temperatura y humedad elevados que simulan la estación cálida y lluviosa se reproducen durante todo el año. Para que no pierdan su instinto reproductivo es aconsejable mantener separados a machos y hembras y juntarlos solamente cuando tengamos la finalidad de cruzarlos.

debemos contemplar la necesidad de proporcionar una caída de temperatura nocturna de 3-5 ºC. Se emplean diferentes rangos de temperaturas de incubación, 28-24 ºC, 27-23, 24-22ºC. El periodo de incubación puede variar desde los 5 meses hasta los más de 14, siendo en la mayoría de los casos en torno a los 8-9 meses. Como sustrato de incubación empleamos vermiculita o perlita convenientemente esterilizada y humedecida.

ad os

Dependiendo del ritmo de crecimiento los Furcifer pardalis pueden alcanzar la madurez sexual a edades tan tempranas como los 5 o 6 meses, mientras que la longitud máxima la alcanzan en torno a año o año y medio. Para evitar frenar el crecimiento de las hembras y minimizar los riesgos derivados de las retenciones de huevos se suele esperar hasta que las hembras cumplan el año de edad para reproducirlos.

s

Reproducción

ho

s

En el caso de que la hembra se muestre receptiva permitirá al macho copular durante 3 o 4 días hasta que todos los óvulos son fecundados. Una vez fecundada la hembra adquiere la coloración de no receptividad y en ese momento debemos sacarla del terrario del macho y alojarla nuevamente en su terrario.

El m

ilagr o de

:D

er

ec

l nac

nto F

OTO

Nan

i Die

z Bo

Furcifer pardalis al momento de la muda

H

er pe

fil

os

El periodo de gestación oscila entre las 3 semanas y el mes y medio. Transcurrido ese tiempo la hembra excava un agujero de unos 20-30 cm donde realiza la puesta que puede estar compuesta de unos 15-35 huevos que entierra y tapa cuidadosamente. Las hembras pueden realizar entre 1 y 7 puestas a lo largo de un año.

imie

Para incubar los huevos utilizamos incubadoras profesionales o caseras en las que FOTO Ma. Elena González

11 1

sch


Conclusiones

ú

R eg iu

s

Br

ee de r

s

Los camaleones pantera son sin lugar a dudas uno de los reptiles más fascinantes para mantener en cautividad. Son unos animales espectaculares y dóciles en la mayoría de los casos, que muestran una gran actividad individual y social, lo que hace que su observación resulte especialmente increíble y entretenida. La gran cantidad de variedades con coloraciones asombrosas hace que muchos aficionados se enganchen a esta especie por lo que ha llegado a convertirse en uno de los reptiles más habituales en los terrarios de aficionados de todo el mundo. Además toleran muy bien la presencia humana y se muestran confiados y en ocasiones descarados con su cuidador por lo que pueden llegar a ser con siderados plenamente como una mascota, algo poco habitual cuando hablamos de reptiles. Después de llevar más de 25 años manteniendo reptiles, si tuviera que recomendar una sola especie para mantener en cautividad y disfrutar de ella ésta sería sin duda el camaleón pantera.

que catapulta

G ef

&

su lengua FO

TO Julio C.

Sierra

ec

ho

s

R es er v

ad os

Momento en

lengu

en

Mom

lta su

catapu

H el

n que ento e

Para mayor información sobre estos maravillosos reptiles visita www. camaleones.es

ierra

o C. S

O Juli a FOT

H

er pe

fil

os

:D

er

El momento

12

de la caza

FOTO Gef

ú Ambrosi

Furcifer pardalis


H :D

os

fil

t贸

er pe

s

ho

ec

er

ad os

R es er v en

H el &

G ef

R eg iu

s

Br

ee de r

s


ee de r

s

¡NO SOMOS

R eg iu

ú

C.

Al ej

an d

ro

Za ld í

va rR ive

ró n

Barisia rudicollis y B. herrerae

s

Br

VENENOSAS! DOS LAGARTIJAS ENDÉMICAS DE MÉXICO

localidad de recolecta imprecisa, y unos cuantos años más tarde, en 1834, por la descripción de sus embriones, los cuales tenían un avanzado periodo de desarrollo. Sin embargo, no fue sino hasta más de siglo después que la localización de esta especie en México fue conocida con precisión, en este caso a partir de la recolecta de otra hembra adulta, mientras que su distribución pudo delimitarse hasta finales del siglo XX con el descubrimiento de varias de sus poblaciones. La delimitación de la distribución geográfica de B. rudicollis a partir de las recolectas de individuos en diversas regiones del Eje Neovolcánico Transversal permitió identificar a algunas poblaciones con características morfológicas distintas y que estaban aparentemente aisladas del resto de las poblaciones por barreras geográficas. Así, estudios taxonómicos tanto morfológicos como moleculares permitieron confirmar que, mientras que la ‘típica’ B. rudicollis se encontraba distribuida en algunas áreas montañosas aledañas al sur y este del Nevado de Toluca en el Estado de México, las poblaciones ubicadas al norte y este de Cuernavaca y hasta el este del volcán Popocatépetl en Morelos representaban una nueva especie. Esta especie fue ‘bautizada’ con el nombre científico de B. herrerae en honor a Alfonso L. Herrera, quien fue uno de los naturalistas mexicanos más importantes del siglo XIX.

ho

s

R es er v

ad os

De entre la enorme biodiversidad existente en el territorio mexicano, los anfibios y reptiles representan sin lugar a duda los grupos de vertebrados más diversos y con mayor número de endemismos conocidos. Lamentablemente, varios factores han ocasionado que durante los últimos años buena parte de esta riqueza herpetofaunística se encuentre en peligro de desaparecer. En este artículo hablaré sobre dos especies de lagartijas endémicas del centro de México, Barisia rudicollis y B. herrerae, las cuales se encuentran seriamente amenazadas debido a la acelerada destrucción de su hábitat y a la falsa creencia de que son venenosas. Esta mala reputación ha originado que estas dos especies, al igual que los demás miembros de la subfamilia Gerrhonotinae, sean comúnmente conocidas en las regiones donde habitan con el nombre de ‘escorpión’.

H el

en

&

M

G ef

.e

n

Evolución y características morfológicas

Un estudio filogenético reciente realizado para las especies y subespecies del género Barisia, el cual empleó información molecular (secuencias de ADN mitocondrial) y morfológica, confirmó que B. rudicollis y B. herrerae son especies hermanas, esto es, que ambas descienden de un mismo ancestro. Los resultados de este trabajo sugirieron además que ambos linajes pudieron haber interrumpido su flujo génico durante el Pleistoceno debido a la aparición de una barrera geográfica, la cual probablemente pudo haber sido un cambio en el tipo de vegetación. Este cambio, junto con la imposibilidad de estos organismos para sobrevivir en un nicho diferente, pudo ser la causa de la formación de las dos especies hermanas a partir de la especie ancestral. La característica morfológica más distintiva entre B. rudicollis y B. herrerae es su coloración. Barisia rudicollis tiene una marcado dicromatismo sexual. Las hembras de esta especie tienen un color dorsal café claro con una serie de líneas transversales más oscuras que van del cuello a la punta de la cola, y una coloración ventral crema con varias manchas pequeñas más oscuras distribuidas de manera irregular. Por otro lado, los machos parecen cambiar de coloración conforme a su edad. Los machos juveniles y los adultos pequeños tienen una coloración similar al del las hembras; sin embargo, conforme van creciendo tienden a presentar una coloración mucho más oscura, la cual va regularmente acompañada por la aparición de varias manchas pequeñas blancas a lo largo de la parte dorsal del cuerpo. Por otra parte, el dicromatismo sexual en B. herrerae es mucho menos marcado, y solo se limita a la presencia de pequeñas manchas blancas a lo largo de la parte dorsal del cuerpo en los machos. En esta especie, tanto hembras como machos tienen un color dorsal verde olivo, una serie de bandas transversales oscuras a lo largo del cuerpo, las cuales son menos evidentes que en B. rudicollis, y una coloración ventral crema y sin manchas oscuras. Al igual que muchas otras especies de lagartijas, los machos adultos de ambas especies tienen una cabeza considerablemente más ancha que las hembras, lo cual facilita la sujeción de la hembra con sus mandíbulas durante la cópula. La coloración de B. rudicollis y B. herrerae les ayuda a confundirse fácilmente con el medio donde habitan, lo cual representa una gran ventaja debido a que sus hábitos son preferentemente terrestres, soliéndoseles encontrar debajo de troncos o entre la hojarasca. Sin embargo, ambas especies poseen una cola

ec

Historia taxonómica y distribución

H

er pe

fil

os

:D

er

La distribución tanto B. rudicollis como de B. herrerae está restringida exclusivamente a algunas zonas de bosque mesófilo en México situadas en el centro de la cadena montañosa conocida como el Eje Neovolcánico Transveral. Ambas especies habitan relativamente cerca de grandes centros urbanos tales como el Distrito Federal, Toluca, y Cuernavaca, lo cual supondría que son bien conocidas por la ciencia. No obstante, a la fecha varios aspectos de su biología se desconocen casi por completo, en gran parte debido a que tan solo unos cuantos ejemplares se encuentran depositados en colecciones científicas. Irónicamente, B. rudicollis fue una de los primeros gerrhonotinos formalmente conocidos. Esta especie fue descrita en 1828 con base en una hembra preñada con

14


R eg iu

s

Br

ee de r

s

muy fuerte y prensil, la cual les ayuda a poder trepar troncos cuando es necesario, y por la que algunos investigadores pensaban anteriormente que B. rudicollis podía tener hábitos más bien arborícolas. Las restantes características morfológicas que ayudan a distinguir a B. rudicollis y B. herrerae se encuentran básicamente en las escamas de la cabeza. Tanto las escamas de la cabeza y el cuerpo en los reptiles tienen una nomenclatura propia, lo cual facilita a los taxónomos al examen de los individuos, y es el tipo de caracteres más empleado para distinguir entre las especies de este grupo de organismos. A pesar de ser en ocasiones muy pequeñas, las distintas escamas que integran el cuerpo de los reptiles representan verdaderas ‘huellas’ de la evolución, ya que su variación permite muchas veces determinar si en verdad diferentes poblaciones representan o no especies distintas.

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

R es er v

ad os

H el

en

&

G ef

ú

Conservación de las especies

Herpetólogos de la Facultad de Ciencias de la UNAM han encontrado que las poblaciones B. rudicollis y B. herrerae parecen tener un número de individuos no muy grande. Esto, sumado con su exterminio debido a la creencia de que son organismos venenosos y a la destrucción de su hábitat, hace urgente la necesidad de tomar medidas que lleven tanto a la protección de estas especies como al mejor conocimiento de su biología con fines de conservación. En verdad sería triste, egoísta e ignorante, que dejáramos extinguir con nuestra indiferencia tanto a estas hermosas lagartijas como a muchas otras especies de reptiles endémicos de México. Por lo tanto, como conclusión y alerta, el autor del presente artículo hace un llamado de atención a todos los herpetólogos y a la comunidad mexicana en general a contribuir de forma activa para parar la extinción de nuestra fauna mexicana. ¿De qué manera podemos evitar esto? Por ejemplo, no contribuyas al tráfico ilegal de mascotas comprando fauna endémica mexicana e informa a la gente sobre los falsos mitos relacionados con la fauna local. Podemos ayudar de muchas más formas a preservar la biodiversidad. Infórmate.


H :D

os

fil

t贸

er pe

s

ho

ec

er

ad os

R es er v en

H el &

G ef

R eg iu

s

Br

ee de r

s


¿Qué síntomas presenta?

Aproximadamente las tres fases descritas anteriormente tardan de 7 a 10 días en total.

H el

ad os

La serpiente casi siempre buscará un escondite húmedo.  En estado de muda, a las serpientes no les gusta que las manipulen. Aumentan su temperamento porque se sienten vulnerables; situación por la cual  no debemos  tocarla o evitar en lo posible hacerlo. Después de realizar la muda, la serpiente volverá a su comportamiento habitual. ¿Con qué frecuencia cambian la piel? Los ejemplares jóvenes bien alimentados y con las condiciones óptimas dentro del terrario, lo harán de cada 4 a 8 semanas. Todo dependerá del metabolismo de cada una.

R es er v

1.- En la primera fase, las serpientes dejarán de alimentarse y buscarán un refugio donde pasarán un periodo de varios de días, esto se le conoce como preecdisis.  Es normal que muchas serpientes no acepten alimento en este periodo, no hay que preocuparse por ello, cuando pase la muda comerán de nuevo. No obstante hay otras que sí aceptan el alimento sin problemas. De cualquier modo, lo mejor es no ofrecerles alimento durante la muda.

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

2.- La segunda fase es la ecdisis, cuando veremos los ojos de la serpiente completamente blanco azulados, esto debido a que entre la piel vieja y nueva se produce una sustancia lechosa que la ayudará a desprenderse

ee de r Br

R eg iu

Si cambian la piel en pedazos es signo de que algo anda mal. Vale la pena checar todos los parámetros.

¿Cuánto dura este proceso de cambio?

¿Cuál es su comportamiento?

Cuando se aproxima este estado las serpientes pasan por tres fases o periodos:

cualquier  tipo de anomalía, enfermedad, estrés, o la humedad no es la correcta, no suelen realizar la muda perfecta o no la lleva a cabo.

G ef

3.- La tercera fase se da cuando la serpiente vuelve a su color natural pero aún no se ha desprendido de la piel vieja. Pronto sentirá la necesidad de comenzar ha rozar su hocico por cualquier tronco, bebedero, roca o por las paredes del terrario para desprenderse de la piel vieja.

&

La muda es algo vital para la serpiente y es un factor  rítmico en su vida. Los recién nacidos no se alimentan hasta que no hallan realizado su primera muda. También las hembras en edad reproductora realizan su muda para soltar los olores hormonales que atraerán a los machos.

de la piel vieja.  Es conveniente no tocar a la serpiente para no dañar la nueva piel.

en

A diferencia de los saurios que la cambia a jirones, las serpientes suelen hacerlo de un solo golpe, dejándola atrás como si diéramos la vuelta a un calcetín.

ientes

ú

rp

e

¿Qué es la muda o el cambio de piel? La muda es un periodo de cambio para la serpiente, es señal de crecimiento debido a un buen metabolismo y salud. Ni las serpientes, ni ningún reptil, cambian su piel como se suele decir, lo que mudan es una capa rica en queratina que la cubre y que con el crecimiento se desprende.

Ambrosi

s

efú FOTO G

s

de las l e i P S

e

La M ud

el cambio o a d

Las adultas son más tardías pues la muda suele deberse a un proceso de crecimiento lento y desgaste de la piel anterior. ¿Qué importancia tiene la humedad en la muda y otros factores como la hidratación?

La humedad es vital en el periodo de muda. Para que cambien de piel correctamente deberemos de mantener un grado alto de humedad para ello es necesario pulverizar agua en el terrario constantemente. También pueden darles baños cortos de agua tibia  o rociarla directamente. Todo esto dependerá también de la especie de serpiente y los niveles de humedad recomendados para ellas. Recuerden que mucha humedad también puede causar problemas respiratorios o septicemia. Recomendación: Olviden los higrómetros análogos que venden para reptiles, ninguno es exacto y con el tiempo dejan de funcionar. Compren higrómetros digitales que les darán datos fidedignos. En los periodos de muda, con aumentar 10% la humedad de lo que regularmente está, es suficiente. ¿Es normal que mude la piel en pedazos? No es nada normal, al contrario. Las serpientes cuando padecen problemas de nutrición o

¿Qué hacer si no cambia completa la piel? Una vez realizada la muda debemos revisar perfectamente a la serpiente, pues es posible que hayan quedado restos de piel pegados, sobre todo en zonas donde ha padecido alguna herida, al final de la cola y sobre todo en los ojos. En caso de no producirse una muda correcta, colocaremos a  la serpiente en un recipiente con agua tibia donde la mantendremos sumergida durante 15 ó 20 minutos, siempre dejando la cabeza fuera para que ella pueda respirar y comenzaremos una extracción manual de la piel vieja con ayuda de un hisopo o tirando directamente de ella siempre en dirección contraria de la cabeza. Ahora bien: a) Si la serpiente es pequeña, pueden ponerla en un tupper o envase con agujeros diminutos para que entre aire. Dentro de éste pondremos servilletas o gasas empapadas y aproximadamente medio centímetro de agua en el fondo. Dejaremos a la serpiente ahí por unas 24 ó 48 horas. La temperatura se debe controlar dentro de los rangos establecidos. b) Si la serpiente es grande, habrá que ponerla en un tupper acorde a su tamaño, y cubrir el fondo con agua. Meteremos a la serpiente y la cubriremos con una toalla empapada. La dejaremos ahí de 24 a 48 horas. Igualmente hay que mantener la temperatura ideal. Siempre será mejor prevenir las malas mudas que corregirlas. Pongan atención cuando sus serpientes estén opacas y suban el porcentaje de humedad. También venden productos que ayudan a que la serpiente cambien la piel correctamente. En la mayoría de los casos no son necesarios. ¿Si no hizo bien la muda de la cabeza o de los ojos? ESTO ES MUY IMPORTANTE. Si no han hecho bien la muda de los ojos, puede ser muy peligroso para la serpiente, al extremo de quedar ciega. Lo recomendable es no tratar de desprender esas escamas  especiales que cubren los ojos, ya que pueden lastimarla y los daños ser irreversibles. Lo mejor es que un especialista retire esas escamas de la muda retenida. Consulten a un veterinario especializado en reptiles.


s

Nematodo de tortuga

en

Huevo de O yurido de Piton Buxrm és

&

Huevo de nematodo gecko leopardo

G ef

ú

R eg iu

s

Br

ee de r

Protozoarios, Helmintos y Artrópodos en reptiles

de que la larva migra o por los adultos fijados en el tracto digestivo. Los más frecuentes en reptiles son ascáridos, estrongílidos, oxiúridos, espirúridos y rabdítidos. La contaminación se da por ingesta de huevos o larvas, o bien, las larvas de ciertos helmintos penetran por la piel intacta. Pueden absorber hasta el 40% de nutrientes del huésped. Podemos observar diarrea o estreñimiento, vómito, regurgitación, pérdida del apetito, malestar general, apatía y muerte. Las heces pueden presentar sangre y/o moco. Ciertas especies pueden involucrarse en neumonías. Algunos reptiles infestados son asintomáticos.

ad os

H el

MVZ Ana Paola Mendoza Murillo. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, UNAM.mvzreptilesyanfibios@yahoo.com.mx

R es er v

Generalmente, los protozoarios, helmintos y artrópodos en reptiles mantenidos en cautiverio, no son reconocidos como causa de enfermedad. Pueden albergar cargas elevadas sin presentar manifestaciones clínicas hasta que el daño es irreversible. Diversos factores influyen en los brotes de enfermedades parasitarias, pudiendo incluir: capacidad inmunológica, edad, cambios en su medio ambiente, y salud del huésped, entre otros. Los brotes también ocurren cuando la presa está infectada. El control de parásitos debe ser uno de los principales intereses por parte de los propietarios. Aunque se conozca la dosificación y vías de administración, es preferible basar el tratamiento conociendo el problema.

ho

s

Protozoarios

fil

os

:D

er

ec

Entre los más comunes se encuentran flagelados, ciliados, amibas y coccidias. Afectan diversos órganos. Se adquieren por vía oral, mediante la cópula, o por algún vector (por ejemplo, insectos). Causan pérdida del apetito, retraso en el crecimiento, reducción en la regeneración de la cola, problemas de fertilidad, anemia, inflamación y formación de quistes (en diversos órganos), diarrea con moco y/o sangre y/o bilis, estreñimiento, regurgitación, vómito, pérdida de peso, deshidratación, apatía, debilidad, y en casos avanzados pueden presentarse convulsiones, desequilibrio y comportamientos anormales. Cuando el daño es severo, causan la muerte. Algunos animales también pueden actuar como portadores. Dentro de los protozoarios, quizá los más dañinos sean Entamoeba invadens (causante de amibiasis en reptiles) y Cryptosporidium sp.

H

er pe

Helmintos

PLATELMINTOS (gusanos planos): Los trematodos se localizan en sistema digestivo y respiratorio, tejido superficial, y entre el tercer párpado y ojo de tortugas acuáticas. Se presentan en reptiles que se alimentan de huéspedes intermediarios. Causan daño mecánico y efectos tóxicos. Las tortugas acuáticas afectadas presentan apatía, nadan de lado y se aprecian úlceras en el caparazón. Los cestodos se localizan principalmente en tracto gastrointestinal. Causan malnutrición, inflamación del intestino, obstrucción, y formación de nódulos bajo la piel. NEMATODOS (gusanos redondos): Se localizan principalmente en el aparato digestivo, pudiendo afectar diversos órganos. Las lesiones se producen después

19

Artrópodos

Ácaros, garrapatas y moscas. Afectan con mayor frecuencia a saurios y serpientes. Causan anemia, irritación, erosiones, daño en las escamas, apatía, pérdida de apetito, dificultad en la muda y muerte. Pueden transmitir enfermedades. Algunas larvas de mosca penetran por la piel intacta o heridas, alimentándose de tejido y predisponiendo al reptil a infecciones bacterianas.

Pentastómidos

No son comunes. Afectan a serpientes principalmente, aunque también hay algunas especies reportadas en quelonios de agua dulce, saurios y cocodrilos. Los adultos pueden encontrarse en pulmones y tejido subcutáneo.

Control

Algunos organismos pueden ser zoonóticos (transmisibles al ser humano), por ello es importante prevenir para evitar problemas de salud. Se recomienda tomar en cuenta los siguientes puntos:

Limpieza y desinfección periódica de encierros y accesorios.

Las condiciones de cautiverio deben ser adecuadas para cada especie. Algunas presas actúan como huéspedes intermediarios. Se sugiere su congelación por 30 días. Deben revisarse las colonias de roedores para que estén libres de parásitos. No se aconseja reciclar el alimento. En el caso de reptiles herbívoros, es conveniente lavar y desinfectar frutas y verduras. Cumplir una cuarentena de 90 días (algunos padecimientos toman tiempo en manifestarse). Lavarse las manos después de manipular a los organismos o sus accesorios. No mezclar quelonios y cocodrilos con saurios y serpientes, ni especies originarias de distintas regiones geográficas (por ejemplo, boas y pitones). Realizar exámenes parasitológicos por lo menos cada seis meses, y en caso de ser necesario, administrar un tratamiento adecuado.


s ee de r Br s R eg iu ú G ef

de e Cestoedo Huevo dan rd ve a u ig

&

Oxyuridos tortuga

en

Conclusiones

H

er pe

fil

os

:D

er

ec

ho

s

R es er v

ad os

H el

Debido a que las enfermedades en reptiles suelen manifestarse cuando ya están avanzadas, se deben realizar medidas preventivas. Es conveniente revisar a los ejemplares cada seis meses, incluyendo un examen clínico detallado y un examen coproparasitoscópico realizado por un Médico Veterinario con conocimientos de reptiles.

Esófago al microscopio (parásitos)


H :D

os

fil

t贸

er pe

s

ho

ec

er

ad os

R es er v en

H el &

G ef

R eg iu

s

Br

ee de r

s

ZMED_Mexico_Ad_Cham.ai

11/26/2008

11:44:08 AM


Herpetófilos 4 año 0