Issuu on Google+

PROYECTO DE MITOS Y M I C RO C U E N T O S PA R A F O R T A L E C E R L A S COMPETENCIAS LECTORAS, DE PENSAMIENTO CRÍTICO Y DE PENSAMIENTO SISTÉMICO

1


EJERCICIOS Y RESULTADOS


Preliminares

E

l desarrollo del pensamiento sistémico y del pensamiento crítico, a través de la lectura, permite que los estudiantes adquieran diversas competencias lingüísticas necesarias no solo para el desarrollo en el ámbito académico o profesional, sino en el desarrollo de su vida misma. Por ello, el trabajo con los estudiantes de Tercero de Bachillerato del colegio Hontanar pretende: Motivar la competencia lectora en los estudiantes, a través de la lectura textos cortos de grandes autores de la Literatura mundial. Al mismo tiempo, fortalecer las competencias lectoras, de pensamiento crítico y de pensamiento sistémico en los estudiantes. El trabajo que se detalla a continuación, parte de preguntas guías desarrolladas a partir de las lecturas escogidas, cuyas respuestas nos llevan a un análisis de la situación lectora en este universo escogido. La guía: 1. Leer este cuento con atención y realizar las actividades que se propone posteriormente.

a) Tema del texto (Dos líneas máximo) b) Parafraseo de pocas líneas c) Opinión del cuento d) ¿Te ha gustado leer este texto? ¿Encuentras relación de este texto con otros? e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Investigado por: Mtr. Myriam Merchán Lcda. Paulina Zary Edición: Hernán Bustos


El mono que quiso ser escritor satĂ­rico

4


n la selva vivía una vez un Mono que quiso ser escritor satírico.

E

Estudió mucho, pero pronto se dio cuenta de que para ser escritor satírico le faltaba conocer a la gente y se aplicó a visitar a todos y a ir a los cocteles y a observarlos por el rabo del ojo mientras estaban distraídos con la copa en la mano. Como era de veras gracioso y sus ágiles piruetas entretenían a los otros animales, en cualquier parte era bien recibido y él perfeccionó el arte de ser mejor recibido aún. No había quien no se encantara con su conversación y cuando llegaba era agasajado con júbilo tanto por las Monas como por los esposos de las Monas y por los demás habitantes de la Selva, ante los cuales, por contrarios que fueran a él en políti-

ca internacional, nacional o doméstica, se mostraba invariablemente comprensivo; siempre, claro, con el ánimo de investigar a fondo la naturaleza humana y poder retratarla en sus sátiras. Así llegó el momento en que entre los animales era el más experto conocedor de la naturaleza humana, sin que se le escapara nada. Entonces, un día dijo voy a escribir en contra de los ladrones, y se fijó en la Urraca, y principió a hacerlo con entusiasmo y gozaba y se reía y se encaramaba de placer a los árboles por las cosas que se le ocurrían acerca de la Urraca; pero de repente reflexionó que entre los animales de sociedad que lo agasajaban había muchas Urracas y especialmente una, y que se iban a ver retratadas en su sátira, por suave que la es-

5


Después se le ocurrió escribir contra la promiscuidad sexual y enfiló su sátira contra las Gallinas adúlteras que andaban todo el día inquietas en busca de Gallitos; pero tantas de éstas lo habían recibido que temió lastimarlas, y desistió de hacerlo.

cribiera, y desistió de hacerlo. Después quiso escribir sobre los oportunistas, y puso el ojo en la Serpiente, quien por diferentes medios -auxiliares en realidad de su arte adulatorio- lograba siempre conservar, o sustituir, mejorándolos, sus cargos; pero varias Serpientes amigas suyas, y especialmente una, se sentirían aludidas, y desistió de hacerlo.

Finalmente elaboró una lista completa de las debilidades y los defectos humanos y no encontró contra quién dirigir sus baterías, pues todos estaban en los amigos que compartían su mesa y en él mismo.

Después deseó satirizar a los laboriosos compulsivos y se detuvo en la Abeja, que trabajaba estúpidamente sin saber para qué ni para quién; pero por miedo de que sus amigos de este género, y especialmente uno, se ofendieran, terminó comparándola favorablemente con la Cigarra, que egoísta no hacía más que cantar y cantar dándoselas de poeta, y desistió de hacerlo.

En ese momento renunció a ser escritor satírico y le empezó a dar por la Mística y el Amor y esas cosas; pero a raíz de eso, ya se sabe cómo es la gente, todos dijeron que se había vuelto loco y ya no lo recibieron tan bien ni con tanto gusto.

6


Augusto Monterroso (Guatemalteco: 1921-2003) a) Tema del texto (Dos líneas máximo) Un Mono busca criticar acerca algunos temas de la sociedad, pero al momento de tratar de llevarlos al papel, se da cuenta de que los defectos que desea satirizar están presentes en cada uno de sus amigos, y en sí mismo. Así, abandona la idea de ser un escritor satírico. b) Parafraseo de pocas líneas Un Mono quería ser escritor satírico, entonces fue a conocer personas y el mundo. Él era un parlanchín y así logró conocer la naturaleza humana. Al momento de escribir, le surgían temas que tal vez hirieran a sus amigos, por eso dejó la idea de ser un

escritor satírico y empezó a hablar sobre el Amor y temas afines, lo que creó incomprensión y alejamiento de sus amigos. c)

Opinión del cuento

Este texto muestra la realidad o una cara de la sociedad. Un grupo social ya no se conforma por la verdadera amistad, sino por la burla y la crítica que se tiene hacia otras personas. La lectura muestra como el Mono encuentra defectos en todos los seres y en sí mismo. Por eso, deja de criticar y trata de mostrar la parte positiva de las personas. Todos tienen sus talentos como defectos, pero es más importante mirar los talentos, porque uno no puede vivir criticando los defectos de los demás, así nadie prospera. También, uno no siempre puede agradar a todos al mismo tiempo, por eso es mejor

7


dejar las máscaras y ser una persona que nunca se arrepentirá de sus propios actos. d) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, porque este texto nos lleva a una reflexión, muestra los actos que cometemos en la vida cotidiana, sean correctos o incorrectos. Además, muestra como la sociedad vive de lo fantástico sin querer aceptar la realidad. Vivir en un mundo superficial, lleno de críticas, aísla a las personas que tratan de mostrar la realidad.

reflexión, ya que son actos cotidianos que se han vuelto una costumbre, y nadie lo percibe como algo incorrecto.

Yi ling Hsieh vcarolina_32@hotmail. com

e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (mitos)? ¿Por qué? Sí, porque a través de ejemplos, uno puedo compararlos con nuestra realidad. Son enseñanzas que nos llevan a la

8


El sue単o del rey

9


-Ahora está soñando. ¿Con quién sueña? ¿Lo sabes? -Nadie lo sabe. -Sueña contigo. Y si dejara de soñar, ¿qué sería de ti? -No lo sé. -Desaparecerías. Eres una figura de su sueño. Si se despertara ese Rey te apagarías como una vela.

Lewis Carroll (Charles Lutwidge Dogson; Daresbury, Reino Unido, 1832-Guildford, id., 1898) a) Tema del texto b) Parafraseo de pocas líneas c) Opinión del cuento d) ¿Te ha gustado leer este texto? e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de

textos? ¿Por qué? a) La vida es un sueño, ¿quién nos asegura que nuestra existencia no es el sueño de alguien más?. b) -¿Sabes con quien estas soñando ahora? -No, nadie lo sabe -Él sueña contigo. Y… ¿qué sería de ti si él dejara de soñar? -No lo séeeeeeee… c) En mi opinión, el cuento es un claro retrato de lo efímero de la vida. La vida no es nada más que un instante fugitivo que puede terminar como el apagarse de una vela, en un abrir o cerrar de ojos, en el despertar de un sueño o simplemente en la búsqueda del mismo. d) Sí debido a que es un cuento corto que te deja una gran lección. e) Sí porque los jóvenes

10


muchas veces pierden el inter茅s en la lectura debido a la extensi贸n de los textos, pero en este cuento podemos encontrar en pocas palabras, un mensaje claro y muy interesante.

11


La tela de Penélope

o quién engaña a quién

12


ace muchos años vivía en Grecia un hombre llamado Ulises (quien a pesar de ser bastante sabio era muy astuto), casado con Penélope, mujer bella y singularmente dotada cuyo único defecto era su desmedida afición a tejer, costumbre gracias a la cual pudo pasar sola largas temporadas.

tejía mientras Ulises viajaba y no que Ulises viajaba mientras ella tejía, como pudo haber imaginado Homero, que, como se sabe, a veces dormía y no se daba cuenta de nada.

Dice la leyenda que en cada ocasión en que Ulises con su astucia observaba que a pesar de sus prohibiciones ella se disponía una vez más a iniciar uno de sus interminables tejidos, se le podía ver por las noches preparando a hurtadillas sus botas y una buena barca, hasta que sin decirle nada se iba a recorrer el mundo y a buscarse a sí mismo.

a) Tema del texto (Dos líneas máximo)

h

De esta manera ella conseguía mantenerlo alejado mientras coqueteaba con sus pretendientes, haciéndoles creer que

Augusto Monterroso (Guatemalteco: 1921-2003)

La infidelidad de las parejas. b) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, pues nos hace reflexionar acerca de la actualidad que vivimos en la que la infidelidad y las mentiras se han vuelto parte de las historias de parejas, sobre todo en los matrimonios. También nos muestra que es una parodia, al reflejar un narra-

13


dor omnisciente que hace críticas al engaño. c) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (mitos)? ¿Por qué? Sí, pues al ser cortos son fáciles de entender, al llevar reflexiones nos dejan intrigados y con deseos de investigar más sobre el texto y también al mostrar fantasía e imitaciones lo hacen más graciosos y poco comunes los cuales son elementos atractivos en una lectura. d) Opinión del mito En este mito podemos observar que Penélope, representa a una mujer astuta e infiel que se aprovecha de su cualidad del tejido para así alejar a Ulises y atender a sus pretendientes. Convirtiendo así a esta pareja en un arquetipo de engaños e infi-

delidades figura femenina que se opone totalmente a la verdadera historia de Homero en la que Penélope espera paciente y de manera sumisa a Ulises durante 20 años. e) Parafraseo corto Ulises, hombre sabio y astuto tenía una esposa llamada Penélope, a ella le gustaba tejer interminables obras las cuales le ayudaban a alejar a Ulises. Como se conoce tradicionalmente, mientras ella tejía, Ulises viajaba a hurtadillas por el mundo y por largas temporadas, así Penélope lograba conquistar aún más a sus pretendientes haciendo creer a todos que ella tejía mientras su esposo viajaba y no que mientras él la dejaba ella tejía en su espera. Logrando así que ni Homero note que era lo que pasaba realmente.

14


masolpazmi@hotmail. com

15


El otro y yo

16


e trataba de un muchacho corriente: en los pantalones se le formaban rodilleras, leía historietas, hacía ruido cuando comía, se metía los dedos a la nariz, roncaba en la siesta, se llamaba Armando Corriente en todo menos en una cosa: tenía Otro Yo.

S

el muchacho se durmió. Cuando despertó el Otro Yo lloraba con desconsuelo. En el primer momento, el muchacho no supo qué hacer, pero después se rehizo e insultó concienzudamente al Otro Yo. Este no dijo nada, pero a la mañana siguiente se había suicidado.

El Otro Yo usaba cierta poesía en la mirada, se enamoraba de las actrices, mentía cautelosamente, se emocionaba en los atardeceres. Al muchacho le preocupaba mucho su Otro Yo y le hacía sentirse incómodo frente a sus amigos. Por otra parte el Otro Yo era melancólico, y debido a ello, Armando no podía ser tan vulgar como era su deseo. Una tarde Armando llegó cansado del trabajo, se quitó los zapatos, movió lentamente los dedos de los pies y encendió la radio. En la radio estaba Mozart, pero

Al principio la muerte del Otro Yo fue un rudo golpe para el pobre Armando, pero enseguida pensó que ahora sí podría ser enteramente vulgar. Ese pensamiento lo reconfortó. Sólo llevaba cinco días de luto, cuando salió a la calle con el propósito de lucir su nueva y completa vulgaridad. Desde lejos vio que se acercaban sus amigos. Eso le lleno de felicidad e inmediatamente estalló en risotadas. Sin embargo, cuando pasaron junto a él, ellos no notaron su presencia. Para

17


peor de males, el muchacho alcanzó a escuchar que comentaban: “Pobre Armando. Y pensar que parecía tan fuerte y saludable”. El muchacho no tuvo más remedio que dejar de reír y, al mismo tiempo, sintió a la altura del esternón un ahogo que se parecía bastante a la nostalgia. Pero no pudo sentir auténtica melancolía, porque toda la melancolía se la había llevado el Otro Yo.

Mario Benedetti (Paso de los Toros, 1920 - Montevideo, 2009. La muerte y otras sorpresas, 1968) a) Tema del texto (Dos líneas máximo) La complementación sustancial de personalidades que cada quien posee en su carácter, la pérdida o negación de uno de estos hace imposible la existen-

cia del carácter en su globalidad. b) Parafraseo de pocas líneas Armando Corriente era alguien un tanto vulgar, pero no en su máxima expresión dado que su otro yo no lo permitía así. Un día enojado por este hecho lo insulta y este se suicida y el otro yo seguía vivo, Armando en su vulgaridad total, vivía muy feliz. Un día llega a ver a sus amigos, se les acerca y ellos no se dan cuenta de su presencia, lo ignoraban… Armando quiso sentir nostalgia, pero no podía porque su otro yo se la había llevado. c) Opinión del cuento Un relato muy acertado para las personas que no se aceptan como son, y se avergüenzan o se molestan por algo que no acep-

18


tan de ellos mismos. d) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, ya que se puede ver el talento del autor al trasmitir el mensaje deseado. e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Sí, porque además de entretener llama la atención al lector, en este caso a mí, al poner un ejemplo irreal y simple que tiene un mensaje en el fondo que muchas personas de la sociedad sufren.

Santiago Hinojosa (santih10@hotmail.com)

19


Mito de Pigmali 贸 n

20


“Quiero una esposa como la estatua de marfil que he esculpido”. En Chipre había un hombre llamado Pigmalión que era escultor. Este vivía solo porque no le gustaban los “vicios femeninos”. Un día, esculpió una muchacha tan bella que se enamoró de su propia obra. Durante las fiestas de Venus, lleva la estatua al altar y pide una esposa parecida a la muchacha de marfil. Venus hace que la estatua cobre vida y estos se casan. Nueve meses después, nace Pafos.

PIGMALIÓN En la antigua Grecia existió hace mucho tiempo un poeta llamado Pigmalión que se dedicaba a construir estatuas tan perfectas que sólo les faltaba hablar. Una vez terminadas, él les enseñaba muchas

de las cosas que sabía: literatura en general, poesía en particular, un poco de política, otro poco de música y, en fin, algo de hacer bromas y chistes y salir adelante en cualquier conversación. Cuando el poeta juzgaba que ya estaban preparadas, las contemplaba satisfecho durante unos minutos y como quien no quiere la cosa, sin ordenárselo ni nada, las hacía hablar. Desde ese instante las estatuas se vestían y se iban a la calle y en la calle o en la casa hablaban sin parar de cuanto hay. El poeta se complacía en su obra y las dejaba hacer, y cuando venían visitas se callaba discretamente (lo cual le servía de alivio) mientras su estatua entretenía a todos, a veces a costa del poeta

21


mismo, con las anécdotas más graciosas. Lo bueno era que llegaba un momento en que las estatuas, como suele suceder, se creían mejores que su creador, y comenzaban a maldecir de él. Discurrían que si ya sabían hablar, ahora sólo les faltaba volar, y empezaban a hacer ensayos con toda clase de alas, inclusive las de cera, desprestigiadas hacía poco en una aventura infortunada. En ocasiones realizaban un verdadero esfuerzo, se ponían rojas, y lograban elevarse dos o tres centímetros, altura que, por supuesto, las mareaba, pues no estaban hechas para ella. Algunas, arrepentidas, desistían de esto y volvían a conformarse con poder hablar y marear a

los demás. Otras, tercas, persistían en su afán, y los griegos que pasaban por allí las imaginaban locas al verlas dar continuamente aquellos saltitos que ellas consideraban vuelo. Otras más concluían que el poeta era el causante de todos sus males, saltaran o simplemente hablaran, y trataban de sacarle los ojos. A veces el poeta se cansaba, les daba una patada en el culo, y ellas caían en forma de pequeños trozos de mármol.

Augusto Monterroso (Guatemalteco: 1921-2003) Nombre: Rafaela Bastidas R. 1. Tema del texto de Monterroso

22


La ingratitud de las estatuas y su arrogancia, no apreciaban la vida que habían obtenido gracias al escultor y buscaban aquello que no habían recibido porque no era adecuado para ellas. 2. Opinión del texto de Monterroso fundamentado en el Mito de Pigmalión Este mito es una representación directa del ser humano, en cuanto a su ingratitud frente a lo que se les ha brindado. Se puede hablar del escultor como una representación de Dios nuestro creador, y de las estatuas como aquellas personas que a pesar de todas las cualidades y aptitudes que habían sido obtenidas gracias a él, no demuestran agradecimiento, muy al contrario son infelices pues desean mucho más de lo que ya poseen.

3. ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (cuento y mito)? ¿Por qué? Sí, los mitos son relatos protagonizados por seres fantásticos que se refieren a un acontecimiento. Es decir que relatan una historia mediante el uso de elementos irreales, lo cual permite al lector vivir una experiencia fantástica, que sin embargo tiene un contenido histórico, incentivando así la lectura de diferentes tipos de textos. 4. Parafraseo corto Pigmalión construía estatuas y les enseñaba variedad de cosas para permitirles mantener una conversación y poder ser parte de la sociedad. Pronto cobraban vida, sin embargo se dedicaban a buscar aquello que no poseían (por ejemplo, alas, pues deseaban vo-

23


lar) y así mismo, maldecir a su creador, pues se creían superiores. Tal era la situación que en cierto punto el propio escultor se cansaba de las constantes quejas que de una patada, acababa con la vida que él mismo les había brindado.

24


L a casa de Asteri贸n

y la reina que dio a luz un hijo que se llam贸 Asteri贸n Apolodoro, Biblioteca III, I

25


é que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito*) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aquí ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la Tierra. (Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida.) Hasta mis detractores admiten que no hay un solo mueble en la casa. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que no hay una cerradura? Por lo demás, algún atar-

S

decer he pisado la calle; si antes de la noche volví, lo hice por el temor que me infundieron las caras de la plebe, caras descoloridas y aplanadas, como la mano abierta. Ya se había puesto el Sol, pero el desvalido llanto de un niño y las toscas plegarias de la grey dijeron que me habían reconocido. La gente oraba, huía, se prosternaba; unos se encaramaban al estilóbato del templo de las Hachas, otros juntaban piedras. Alguno, creo, se ocultó bajo el mar. No en vano fue una reina mi madre; no puedo confundirme con el vulgo, aunque mi modestia lo quiera. El hecho es que soy único. No me interesa lo que un hombre pueda trasmitir a otros hombres; como el filósofo, pienso que nada es comunicable por el arte de la escritura. Las enojosas y trivia-

26


les minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande; jamás he retenido la diferencia entre una letra y otra. Cierta impaciencia generosa no ha consentido que yo aprendiera a leer. A veces lo deploro porque las noches y los días son largos. Claro que no me faltan distracciones. Semejante al carnero que va a embestir, corro por las galerías de piedra hasta rodar al suelo, mareado. Me agazapo a la sombra de un aljibe o a la vuelta de un corredor y juego a que me buscan. Hay azoteas desde las que me dejo caer, hasta ensangrentarme. A cualquier hora puedo jugar a estar dormido, con los ojos cerrados y la respiración poderosa. (A veces me duermo realmente, a veces ha cambiado el color del día cuando he abierto los ojos). Pero de

tantos juegos el que prefiero es el de otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo: Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta o Ahora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya verás cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos. No sólo he imaginado esos juegos; también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce (son infinitos) los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes. La casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Sin embar-

27


go, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Eso no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce (son infinitos) los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez: arriba, el intrincado Sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el Sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.

Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir una galería de las otras. Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que, alguna vez llegaría mi redentor. Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto.

Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensangriente las manos.

¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo? El Sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba ni un vestigio de sangre. -¿Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El minotauro

28


apenas se defendió.

Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899 - Ginebra, Suiza, 1986) a) Tema del texto (Dos líneas máximo) Cuento basado en el mito griego del minotauro. Visión interna contada por el protagonista que utiliza aspectos de la psicología humana. b) Parafraseo de pocas líneas No soy más que lo que los dioses decidieron para mí, seré bestia, pero también persona. Seré libre y me sentiré prisionero, seré temido, pero también temeroso. Soy lo que soy… y si bien la soledad consume mis días en esta cárcel sin rejas, he de aguardar a quien me libere. He de esperar a quien tenga el valor de ser mi redentor, a quien el destino haya se-

ñalado para salvar a Asterión. Y sí, soy el único. Uno solo en esta soledad que aún siendo tan vacía llena mis días, mis noches, 9 veces… 14 veces… infinitas veces. c) Opinión del cuento Es interesante la manera en que muestra el punto de vista de un ser marginado, lo coloca del otro lado del mostrador y permite ver una realidad hasta entonces ignorada. d) ¿Te ha gustado leer este texto? ¿Encuentras relación de este texto con otros? Sí, a pesar de ser un cuento corto mantiene la esencia del mito y todas las características de éste están implícitas sin sobrecargar el cuento. Encuentro una relación con el realismo psicológico, ya que se enfoca más en la parte interna del ser. Usualmente

29


los mitos relatan la historia en concreto y desde el punto de vista de quienes se consideran poderosos, pero en este caso la historia va más allá y desentraña la mente de su protagonista. e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Sí, porque es una historia mucho más dinámica. La información es concreta y no abarca descripciones largas que para muchos pueden resultar confusas. Pienso que posee un estilo y un concepto distinto que logra capturar la atención sin dejar de transmitir una historia compleja que conduce a cuestionamientos profundos.

Priscilla Purschert priscillapurtschert@ gmail.com

30


MĂşsico

31


obre todo en las frías madrugadas en las que, renqueante, volvía cargado su instrumento de alguna trasnochada serenata, le asaltaban los recuerdos. Eran vagas memorias de algún tiempo brumoso pero magnífico. Evocaba túnicas bordadas, coros espléndidos que entonaban himnos al Altísimo, nubes doradas, nubes de incienso, nubes... Y él, frente a curiosos trastos de nombres casi olvidados: harpsicordio, cítara, címbalo, laúd, guzla, ante los que ahora no sabría qué hacer. ¿De dónde venía todo eso? Lo ignoraba.

S

Todo, hasta que un día, mirando un libro de imágenes se sorprendió frente a un cuadro que representaba al Cordero Místico. Allí, en un grupo colorido y magnífico, encontró un rostro conocido: el suyo. Leyó el pie

de foto: Grupo de ángeles músicos. Y un leve estremecimiento le recorrió el cuerpo envejecido, al que de pronto sintió como algo ajeno. “Nada más terrible para un ángel que perder la memoria”, pensó, ovillándose en su decrépito cascarón prestado.

(Acerca de los Ángeles, Jorge Dávila V., escritor ecuatoriano) a) Tema del texto: Un ángel músico que ha envejecido y ha perdido la memoria, en sus evocaciones se encuentra con su grandioso pasado, que ahora le es ajeno, pues está mucho más cerca de lo humano que de lo divino. b) Parafraseo: Durante la madrugada regresaba con su instrumento mientras le venían los extraños recuerdos.

32


Recuerdos no muy claros, acerca de instrumentos y cantos a Dios, que no estaba seguro de dónde provenían. Así que cuando vio una imagen en un libro donde se presentaba un grupo de ángeles músicos, entre los que encontró su rostro, sintió un escalofrió en todo su cuerpo al cual ya no lo vio como suyo. Y se dijo-“Lo peor que le puede pasar a un ángel es que pierda la memoria“mientras encogía su viejo cuerpo sobre su viejo colchón. c) Opinión del cuento: Es un cuento que, aunque bastante corto, nos brinda una ambición por leer más sobre él, como si este pudiera ser más largo o como si faltasen muchas cosas por decir que aclaren el sentido completo del cuento. Ya que te deja con la duda de la fanta-

sía al no saber si lo que el músico observa es real o si esto es solo un efecto de la vejez en donde el músico confunde sus recuerdos con pensamientos irreales. Mediante una estética bastante elaborada te muestra así brevemente una larga historia en comparación a la longitud del texto haciendo el cuento más interesante haciendo que lo leas otra vez, por lo que es fácil hacerlo. d) ¿Te ha gustado leer este texto? El cuento es curioso y cuando lo lees no tienes la intensión de saltarte las palabras sino que te mantiene en el hasta que lo termines completamente así mismo porque sabes que no falta mucho para que lo hagas. Me gusto el sentimiento que me dejo acerca de la vejez y de cómo tenemos que lograr

33


que nuestro espíritu y nuestro legado sea lo que nos defina y no el simple cascaron que nos recubre que es nuestro cuerpo. e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Sí, porque los temas de estos textos pueden fácilmente atraer a casi todas las personas, con ese toque de fantasía que a pocos les parecerá absurdo. Y así mediante la reseña del cuento y su análisis se puede inducir a la gente a que encuentre el placer de la lectura y su fin como arte al dejar que nos expresemos libremente y opinemos de diferente forma acerca de la misma.

nico bastidas (n1cola5b@ hotmail.com)

34


Mito de PĂ­ramo y Tisbe (las moras rojas)

35


ra Píramo el joven más apuesto y Tisbe la más bella de las chicas de Oriente. Vivían en la antigua Babilonia, en casas contiguas. Su proximidad les hizo conocerse y empezar a quererse. Con el tiempo creció el amor.

E

Hubieran acabado casándose, pero se opusieron los padres. Aunque no les dejaban verse, lograban comunicarse de alguna forma; no pudieron los padres impedir que cada vez estuvieran más enamorados: el fuego tapado hace mejor rescoldo. La pared medianera de las dos casas tenía una pequeña grieta casi imperceptible, pero ellos la descubrieron y la hicieron conducto de su voz. A través de ella pasaban sus palabras de ternura, a veces también su desesperación: no podían verse ni tocarse. A la noche se

despedían besando cada uno su lado de la pared. Pero un día toman una decisión. Acuerdan escaparse por la noche, burlando la vigilancia, y reunirse fuera de la ciudad. Se encontrarían junto al monumento de Nino, al amparo de un moral que allí había, al lado de una fuente. Ese día se les hizo eterno. Al fin llega la noche. Tisbe, embozada, logra salir de casa sin que se den cuenta y llega la primera al lugar de la cita: el amor la hacía audaz. En esto se acerca a beber a la fuente una leona, con sus fauces aún ensangrentadas de una presa reciente. Al percibirla de lejos a la luz de la luna, Tisbe escapa asustada y se refugia en el fondo de una cueva. En su huida se le cayó el velo con que cubría su cabeza. Cuando

36


la leona hubo aplacado su sed en la fuente, encontró el velo y lo destrozó con sus garras y sus dientes. Algo más tarde llegó por fin Píramo. Distinguió en el suelo las huellas de la leona y su corazón se encogió; pero cuando vio el velo de Tisbe ensangrentado y destrozado, ya no pudo reprimirse: “Una misma noche - dijo - acabará con los dos enamorados. Ella era, con mucho, más digna de vivir; yo he sido el culpable. Yo te he matado, infeliz; yo, que te hice venir a un lugar peligroso y no llegué el primero. ¡Destrozadme a mí, leones, que habitáis estos parajes! Pero es de cobardes limitarse a decir que se desea la muerte”. Levanta del suelo los restos del velo de Tisbe y acude con él a la sombra del árbol de la cita. Riega el velo con sus lágrimas, lo cubre de besos y dice:

“Recibe también la bebida de mi sangre”. El puñal que llevaba al cinto se lo hundió en las entrañas y se lo arrancó de la herida mientras caía tendido boca arriba. Su sangre salpicó hacia lo alto y manchó de oscuro la blancura de las moras. Las raíces de la morera, absorbiendo la sangre derramada por Píramo, acabaron de teñir el color de sus frutos. Aún no repuesta del susto, vuelve la joven al lugar de la cita, deseando encontrarse con su amado y contarle los detalles de su aventura. Reconoce el lugar, pero la hace dudar el color de los frutos del árbol. Al distinguir un cuerpo palpitante en el suelo ensangrentado, un estremecimiento de horror recorrió todo su cuerpo. Cuando reconoció que era Píramo, se da golpes, se tira de los pelos y se abraza al cuerpo de su amado,

37


mezclando sus lágrimas con la sangre. Al besar su rostro, ya frío, gritaba: “Píramo, ¿qué desgracia te aparta de mí? Responde, Píramo, escúchame y reacciona, te llama tu querida Tisbe”. Al nombre de Tisbe, entreabrió Píramo sus ojos moribundos, que se volvieron a cerrar. Cuando ella reconoció su velo destrozado y vio vacía la vaina del puñal, exclamó: “Infeliz, te han matado tu propia mano y tu amor. Al menos para esto tengo yo también manos y amor suficientes: te seguiré en tu final. Cuando se hable de nosotros, se dirá que de tu muerte he sido yo la causa y la compañera. De ti sólo la muerte podía separarme, pero ni la muerte podrá separarme de ti. En nombre de los dos una sola cosa os pido , padre mío y padre de este infortunado, que a los que compar-

tieron su amor y su última hora no les pongáis reparos a que descansen en una misma tumba. Y tú, árbol que acoges el cadáver de uno y pronto el de los dos, conserva para siempre el color oscuro de tus frutos en recuerdo y luto de la sangre de ambos”. Dijo y, colocando bajo su pecho la punta del arma, que aún estaba templada por la sangre de su amado, se arrojó sobre ella. Sus plegarias conmovieron a los dioses y conmovieron a sus padres, pues las moras desde entonces son de color oscuro cuando maduran y los restos de ambos descansan en una misma urna. a) Tema del texto (Dos líneas máximo) La explicación del origen de las moras como las conocemos por una trágica historia de amor.

38


b) Parafraseo de pocas líneas Píramo y Tisbe, dos hermosos jóvenes vecinos, se enamoraron con el pasar del tiempo. Sus padres tratan de evitarlo y prohibirlo, pero esto solo logra que ellos aviven más este amor sin importar que su comunicación se vea reducida a un agujero en una pared. Un día, cuando logran tomar el coraje suficiente, deciden escapar y encontrarse en el moral que queda junto a la fuente. Tisbe que llegó primero, movida por su pasión, se encuentra con un león en la fuente y escapa a esconderse en una cueva. La fiera que seguía su rastro destroza el velo que Tisbe había perdido, dejándolo ensangrentado con sangre de su presa anterior. Píramo llega para observar la prenda destrozada y asume que

su amada ha muerto a manos de la bestia, sintiéndose culpable y con el corazón roto, decide quitarse la vida con su propio puñal y junto al moral, el cual tiñe sus frutos por la sangre derramada. Tisbe que regresaba al sitio de encuentro observa este cambio en el moral y reconoce el cuerpo sin vida de su querido. Una vez más motivada por su gran amor, decide seguir a Píramo más allá de la muerte, pero no sin antes rogar a los dioses que le dejen descansar junto a él y que el moral mantenga el mismo color oscuro como muestra de luto ante estos dos amantes. c) Opinión del MITO Es uno de los mitos más conocidos y románticos de la literatura griega y luego romana. Explica de manera breve y directa el porqué las moras se vuel-

39


ven rojas al ser un homenaje al amor y la pasión de estos dos jóvenes, que culminó de forma trágica. d) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, porque me asombra la capacidad de cambiar algo tan normal y cotidiano, como una fruta, para darle un significado completamente distinto. Además de que es una lectura rápida y entretenida con un contenido fantástico que llega al lector de manera inmediata y que lo va a dejar marcado.

lector se identifique. Además porque al ser un mito griego se vuelve parte de una cultura mágica, captando la atención del lector e incentivándolo a conocer más de sus dioses y sus aventuras. Y al ser este mito parte del primer desarrollo del arte, se logra identificar rasgos que inspirarían a la literatura posterior, por ejemplo la famosa historia de “Romeo y Julieta” de Shakespeare que ha cambiado al mundo.

villa.lml.ma.emilia@ gmail.com

e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Sí, porque es una lectura sencilla, para todo tipo de edades. No solo entretenida por el hecho de relatar una historia romántica y a su vez triste, sino al explicar el origen de lo que nos rodea haciendo que el

40


El mito de Orfeo

41


rfeo es hijo de Apolo y la musa Calíope, reconocido por su gran don en la música y la poesía, todos los habitantes del bosque quedaban maravillados con la música producida por la lira de Orfeo, las bestias se tranquilizaban, los pájaros cantaban y los hombres se acercaban para calmar su alma. Un día, Orfeo conoce en el bosque a la bella Eurídice y se enamoran. Pero un día, paseando en el bosque, una serpiente muerde a Eurídice y ella muere. Orfeo devastado, toca canciones tan tristes que hacen llorar a los dioses, y las ninfas le aconsejan que baje al inframundo por su amada. En las puertas del inframundo se encuentra con Cerbero pero logra domarlo con una dulce melodía, entonces Orfeo se adentra en el inframundo y llega con Hades; Orfeo le pide que le regrese a Eurídice,

O

pero este se niega, Orfeo entonces toca una de sus melodías lo cual conmueve a Perséfone y convence a Hades que le regrese a Eurídice, pero con una condición: Orfeo tendrá que regresar al mundo y Eurídice lo seguirá, pero Orfeo no podrá verla hasta que lleguen al mundo, entonces Orfeo se va de regreso, y al llegar a la puerta hacia el mundo, le entra la duda, “¿y si Hades me mintió y Eurídice no me está siguiendo?, no podré regresar por ella jamás” pensó Orfeo, en su desesperación se voltea y logra ver como su amada Eurídice desaparece. Existen diferentes versiones de la historia, ya que es una leyenda y tienden a variar. Algunas dicen que Orfeo no quiso volver a tocar nunca más y un día en el bosque, unas ninfas le piden que toque, este se

42


niega y las ninfas lo matan. Otras dicen que Orfeo llegó a un pueblo y los habitantes le pidieron que tocara, este estrelló su lira contra una piedra provocando un sonido horrible así que el pueblo lo mató para que se detuviera. a) Tema del texto (Dos líneas máximo) La historia de Orfeo y su don para la música que lo lleva en esta travesía más allá de la vida, por amor. b) Parafraseo de pocas líneas Orfeo al ser alguien con un gran don para la música, logra conmover a todo el mundo. Cuando su amada esposa Euridice muere, él baja al inframundo para poder recuperarla, toca una tonada triste como su corazón y logra que Hades acep-

te devolver a Eurídice al mundo de los vivos, pero con la condición de que en el camino de retorno, él no podrá verla, por el temor y las dudas, él regresa la mirada y observa horrorizado como su esposa desaparece. Al final en todas las versiones, Orfeo muere con un pesar en el corazón y no vuelve a tocar su lira. c) Opinión del cuento Esta historia mitológica me muestra cómo a pesar de tener un don único y el más grande poder, basta algo tan simple como la duda o la inquietud para perderlo todo, así debemos saber que la paciencia es algo que siempre debemos cultivar. d) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, porque este texto pertenece a la mitología y todas las historias de la mi-

43


tología me parecen muy buenas. e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (leyendas)? ¿Por qué? Sí, estos textos cortos despiertan la curiosidad en los niños y jóvenes lo cual hará que ellos voluntariamente busquen nuevos textos y/o leyendas.

44


Pegaso

45


egaso era un caballo con alas que nació de la sangre de la Gorgona Medusa, cuando Perseo le cortó la cabeza.

P

Vivía en el monte Helicón; al poco tiempo de nacer dio una coz en una roca del monte y en ese lugar surgió una fuente que sirvió de inspiración a los dioses y por eso, desde entonces, las musas lo cuidaban y alimentaban en invierno cuando no tenía hierba para comer. Como era un caballo mágico muchos hombres quisieron poseerlo pero ninguno podía atraparlo. Hasta que llegó Belerofonte, príncipe de Corinto, que le pidió ayuda a la diosa Atenea para capturar a Pegaso y ésta le regaló unas bridas de oro con las que le sería fácil domar a Pegaso. Belerofonte fue con las bridas al prado preferido de Pegaso donde lo encontró

paciendo tranquilamente y cuando se le acercó se dejó montar sin resistirse. Pegaso ayudó a triunfar a Belerofonte en sus aventuras contra las Amazonas y la Quimera. Desgraciadamente Belerofonte se volvió muy orgulloso y se paseaba montado en Pegaso diciendo que podía volar como los dioses. Un día se atrevió a subir al monte Olimpo y cuando lo vio Zeus, el padre de todos los dioses, se enfadó mucho y lo castigó haciendo que una mosca picara a Pegaso que tiró a Belerofonte al suelo desde lo alto del Olimpo. Desde entonces Belerofonte anda solo por el mundo, rechazado por los dioses, sin poder hablar con nadie. Pegaso se quedó a vivir en el monte Olimpo ayudando a Zeus a llevar

46


sus rayos. Zeus en agradecimiento lo convirtió en la constelación de Pegaso y, desde entonces, todas las noches nos mira desde el cielo. a) Tema del texto (Dos líneas máximo) La ambición que dejó a Belerofonte sin pan ni pedazo. Todo exceso es malo, siempre se tiene que valorar lo que se tiene sin exagerar. b) Parafraseo de pocas líneas Pegaso era un súper caballo, era muy difícil atraparlo, pero Belerofonte fue el afortunado al tenerlo y lo perdió al ser muy ambicioso. Es así como Zeus lo castiga y se queda solo en el camino de la vida y Zeus se quedó junto a Pegaso al cual convirtió tiempo después en una constelación.

c) Opinión del mito Muy interesante, ya que no lo había leído antes y me mantuvo pendiente hasta su final, es una manera muy didáctica de aprender moralejas, y más que todo es entretenido. d) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, ya que no lo había leído antes y estuvo muy interesante. Es de la mitología griega por lo que de una u otra manera llama la atención por lo fantástico de sus personajes. e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Sí, a personas de todas las edades, ya que son entretenidas y a la vez aprendemos un poco más. Es una manera didáctica de ensenar a los niños las moralejas.

47


mabelu-5@hotmail.com

48


El dedo Feng Meng-lung

49


n hombre pobre se encontró en su camino a un antiguo amigo. Éste tenía un poder sobrenatural que le permitía hacer milagros. Como el hombre pobre se quejara de las dificultades de su vida, su amigo tocó con el dedo un ladrillo que de inmediato se convirtió en oro. Se lo ofreció al pobre, pero éste se lamentó de que eso era muy poco. El amigo tocó un león de piedra que se convirtió en un león de oro macizo y lo agregó al ladrillo de oro. El amigo insistió en que ambos regalos eran poca cosa.

U

-¿Qué más deseas, pues? -le preguntó sorprendido el hacedor de prodigios. -¡Quisiera tu dedo! -contestó el otro. FIN a) La ambición, a veces no nos conformamos con

lo que nos da la vida y deseamos cosas inalcanzables. b) Sí, ha sido un texto corto pero con una gran metáfora que se aplica a situaciones de la vida real. c) Definitivamente, este tipo de textos que atrapan por su sentido irónico hacen que poco a poco le gente pueda entender textos más complejos y más largos. d) Un marinero pasó toda su vida triste, hasta que se encontró con un viejo amigo quien le había robado sus lentes en la infancia. El marinero se dio cuenta de que los lentes daban a la persona que los usaba el poder de conseguir lo que quisiera, ya que su amigo obtenía todo. Entonces el marinero mató a su amigo y así obtuvo los lentes. Pero al usarlos se dio cuenta

50


de que no le daban tal poder y cada día veía más borroso con ellos. Al quitárselos se dio cuenta que la determinación para conseguir algo estaba en su alma mas no en algún instrumento. mnovik86@hotmail.com

51


La rana que quería ser una rana auténtica

52


abía una vez una rana que quería ser una Rana auténtica, y todos los días se esforzaba en ello.

H

manera que se dedicó a hacer sentadillas y a saltar para tener unas ancas cada vez mejores, y sentía que todos la aplaudían.

Al principio se compró un espejo en el que se miraba largamente buscando su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y guardó el espejo en un baúl.

Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa para lograr que la consideraran una Rana auténtica, se dejaba arrancar las ancas, y los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando decían que qué buena rana, que parecía pollo.

Por fin pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en la opinión de la gente, y comenzó a peinarse y a vestirse y a desvestirse (cuando no le quedaba otro recurso) para saber si los demás la aprobaban y reconocían que era una Rana auténtica. Un día observó que lo que más admiraban de ella era su cuerpo, especialmente sus piernas, de

Augusto Monterro so (Guatemalteco: 19212003) a) ¿Te ha gustado leer este texto? No, debido a que plantea la historia de una rana con baja personalidad y autoestima que solo para lograr que la acepte el grupo permite que el resto le arranque las ancas para

53


que se las coman. b) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? En mi opinión no, porque no es una lectura que desmotiva. c) Opinión del mito Es un relato que muestra la opinión de muchas personas en una sociedad que busca la forma de ser aceptado, en este caso la rana en busca de su autenticidad confunde las cosas y deja que los demás la pisoteen y le falten en el respeto como nos relata al final “se dejaba arrancar las ancas, y los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando decían que qué buena rana, que parecía pollo”. d) Parafraseo corto Una rana en su deseo de

buscar su autenticidad hacia varias actividades para encontrarla, entre estas hubo tres en especial: en la primera, ella se observaba en un espejo día y noche en busca de su autenticidad y a veces sí pensaba que la encontraba, pero otras no… esto debido al sentido de humor la hora del día y entre otros factores, pero la rana molesta y cansada de esto dejo el espejo a un lado. Convencida la rana de que la única forma posible para encontrar su autenticidad estaba en la opinión de los demás, tomó la decisión de peinarse, vestirse pero en la desesperación por ver si los demás lo aprobaban tomo la decisión de desvestirse… a veces. Un día observó que los demás la admiraban por su cuerpo en especial por sus piernas, entonces

54


tomó la decisión de hacer saltos para cada vez tener mejores ancas y que los demás la admiren más y ella sentía que la aplaudían, pero aún así no sentía satisfecha y por esto, estaba dispuesta a pagar cualquier precio para que la consideraran una rana auténtica, por eso autorizó a que le arrancaran las ancas para que los demás las comieran y con esto la consideraran auténtica pero todos pronto olvidaron a la rana, pues el sabor de sus ancas les recordaba el del pollo… ni con la muerte ella supo encontrarse a sí misma. juan_pato100@hotmail. com

55


Yamata y el drag贸n

de Koshi

56


os dragones de Japón son similares, en apariencia, a los de China, pero poseen una forma de serpiente más pronunciada, lucen sólo tres garras en cada pie y, en general, son aéreos.

L

El tipo más común es el tatsu, que desciende de una variedad primitiva de dragón chino de tres dedos. Al contrario que su antepasado, tradicionalmente se le ha relacionado más estrechamente con el mar que con la lluvia – pues Japón es menos vulnerable que China a la devastación relacionada con las inundaciones. Mucho más grotesco era el dragón de ocho cabezas al que hizo frente Susa-no-wo, hermano de la hermosa diosa del sol de Japón, Ama-terasu. De viaje cerca del rio Hino-ka-mi en la provincia de Izumo, Susa-no se encontró con una preciosa

joven doncella en compañía de una pareja mayor, y los tres estaban consternados. Les preguntó por qué lloraban, y se enteró de que el hombre y la mujer eran los padres de la doncella, que era la última de sus ocho hijas, y que cada año durante los siete años anteriores, una de sus hijas había sido secuestrada y devorada por un dragón de Koshi. Pronto volvería por última vez, en busca de su amada hija, Kush-inada-hime. El dragón era una bestia terrible, tan enorme que su poderoso cuerpo se extendía por ocho montañas y ocho valles, y los árboles y el musgo sobresalían de su escabroso escondrijo. Poseía ocho colas retorcidas, ocho terribles cabezas, cada una de ellas con ojos tan rojos como la cereza de invierno de Japón, y tenía un vientre repulsivamente infla-

57


mado. Ningún mortal podía vencer a tal monstruo, pero Susa-no-wo era algo más que mortal. A cambio de obtener en matrimonio la mano de Kush-inada. hime, prometió destruir a ese reptil enemigo.

NOMBRE: ILEANA BRUQUE M. FECHA: 16-0613. a) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, porque es una historia muy interesante y permite entender las criaturas fantásticas de Japón. b) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (mitos)? ¿Por qué? Sí, porque mediante ese mundo de fantasía el lector puede involucrarse en historias parecidas y así la lectura formaría parte de su vida. Al leer mitos

se llega a conocer no solo la cultura de una región si no su historia. c) Opinión del mito En mi opinión este mito no solo involucra personajes fantásticos si no que envuelva en cierta parte la historia con realidad, por lo cual es una mezcla que la hace interesante y creativa. Personalmente me gusto pues muestra heroísmo y valentía por parte de Susa-no-wo hacia su pueblo y su amada. d) Parafraseo corto Susa-no-wo joven guerrero, valiente, que entregaba su vida por la muerte de un imponente dragón. Llego un día en el que la dueña de su corazón arribó, su nombre era Kushinada.hime. Esta joven era la octava hija de una pareja de esposos que habían sufrida la pérdida de sus otras siete hijas por

58


culpa del drag贸n. Susano-wo fue el 煤nico que pudo prometer salvarla del poderoso drag贸n. ilebruque_21@hotmail. com

59


Artificios

60


-Mujer, ¿cuánto te ha costado esta espumadera? -1,90. -¿Cómo, tanto? ¡Pero es una barbaridad! -Sí; es que los agujeros están carísimos. Con esto de la guerra se aprovechan de todo. -¡Pues la hubieras comprado sin ellos! -Pero entonces sería un cucharón y ya no serviría para espumar. -No importa; no hay que pagar de más. Son artificios del mercado de agujeros.

Macedonio Fernández Cuadernos de todo y nada, 1972 a) Tema del texto La espumadera recoge los restos mientras que el cucharón todo. Es así como se ve que la guerra afec-

ta hasta las cosas menos importantes. b) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí y no, pues de cierta manera no tiene sentido, pero si se reflexiona bien se puede decir que la guerra es como una espumadera pues solo lleva restos mientras que la paz es como un cucharón que recoge todo. c) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (mitos)? ¿Por qué? No mucho, pues para incentivar a la lectura se necesita más historia y con un mejor fondo. d) Opinión del cuento Es una reflexión corta pero profunda, no muy interesante a simple viste pero después de razonar es muy elaborado.

61


e) Parafraseo corto -Mujer, ¿cuánto te han costado esos crocs? -120 - ¿Cómo, tanto? ¡Eso es inaceptable! - Si, ¿crees que la comodidad no cuesta con esto de la dolarización? - ¡Deberías haber comprado otros no tan caros! - ¡Entonces sería como no tener zapatos! - ¡Eso no importa, no se debe gastar lo que no se tiene! david zambrano (david_.2195@hotmail.com)

62


Atalanta e Hip贸menes

63


Atalanta era una mujer muy hermosa y más rápida que cualquier hombre. Los dioses le dijeron que no necesitaba esposo, pero los pretendientes la asediaban, así que ella los retaba a una carrera. Si ganaban, la desposarían, pero si no, perderían su vida. Hipómenes, al verla, la reta a la carrera, y ella, le ruega que no lo intente, por preservar su vida, pero él insiste. Antes de empezar la carrera, este pide ayuda a Venus. La diosa llevaba tres manzanas en la mano que dio a Hipómenes. Cuando comenzaron a correr, ella le superó, pero el tiró una manzana, y ella se frenó para recogerla. Vuelve a adelantarse, pero él lanza una segunda lanza, y ella se frena otra vez. Se acercaba la meta, e Hipomenes, lanzó una última manzana, y ganó la carrera. Un día, cansados, entraron a un templo. Venus

los indujo a la pasión y al profanarlo, se convierten en leones. a) Tema del texto (Dos líneas máximo) La desobediencia es el rompimiento de reglas que a uno se le imponen y el desacato a una autoridad, pero se sufre las consecuencias que esta trae. b) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, porque te da una enseñanza de vida que se aplica a lo cotidiano y me parece una forma interesante de dar un mensaje a los lectores. c) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (mitos)? ¿Por qué? Sí incentiva a la lectura este tipo de texto, ya que te dejan un mensaje y ya que no es una forma co-

64


mún de relatar historias e)

Opinión del mito

Este texto a pesar de ser corto tiene mucho significado ya que te lleva a reflexionar y te permite hacer una analogía con hechos de la vida que uno tiene. f)

Parafraseo corto

Si incumples lo que establece la autoridad te expones a consecuencias graves, ya que detrás de una desobediencia siempre hay una consecuencia. Cami Montaño (camilamb21@hotmail.com)

65


El cancerbero

(El libro de los seres imaginarios, Jorge Luis Borges y Margarita Guerrero)

66


i el Infierno es una casa, la casa de Hades, es natural que un perro la guarde; también es natural que a ese perro lo imaginen atroz. La Teogonía de Hesíodo le atribuye cincuenta cabezas; para mayor comodidad de las artes plásticas, este número ha sido rebajado y las tres cabezas del cancerbero son del dominio público. Virgilio menciona sus tres gargantas; Ovidio, su triple ladrido; Butler compara las tres coronas de la tiara del Papa, que es portero del Cielo, con las tres cabezas del perro que es portero de los Infiernos (Hudibras, iv, 2). Dante le presta caracteres humanos que agravan su índole infernal: barba mugrienta y negra, manos uñosas que desgarran, entre la lluvia, las almas de los réprobos. Muerde, ladra y muestra los dientes.

S

Sacar el cancerbero a

la luz del día fue el último de los trabajos de Hércules. Un escritor inglés del siglo xviii, Zachary Grey, interpreta así la aventura: Este perro con tres cabezas denota el pasado, el presente y el porvenir, que reciben y, como quien dice, devoran todas las cosas. Que fuera vencido por Hércules prueba que las Acciones heroicas son victoriosas sobre el Tiempo y subsisten en la Memoria de la Posteridad. Según los textos más antiguos, el cancerbero saluda con el rabo (que es una serpiente) a los que entran en el Infierno, y devora a los que procuran salir. Una tradición posterior lo hace morder a los que llegan; para apaciguarlo, era costumbre poner en el ataúd un pastel de miel. En la mitología escandinava, un perro ensan-

67


grentado, Garmr, guarda la casa de los muertos y batallará con los dioses, cuando los lobos infernales devoren la luna y el sol. Algunos le atribuyen cuatro ojos; cuatro ojos tienen también los perros de Yama, dios brahmánico de la muerte. El brahmanismo y el budismo ofrecen infiernos de perros, que, a semejanza del cerbero dantesco, son verdugos de las almas. 1. Las características dadas a un mismo personaje por diferentes escritores según su época, religión o imaginación. 2. El portero del infierno, que es un perro de tres cabezas, según algunos autores tiene barba mugrienta, manos uñosas, de rabo una serpiente, etc. Tiene diferentes nombres dependiendo de la mitología, para los escandina-

vos se llama Garmr. Este perro guardián representa el pasado, el presente y el futuro. Es por esto que Hércules, al derrotarlo prueba que las acciones heroicas sobrepasan el tiempo y persisten en la memoria. 3. Este cuento me atrapó porque a mí me encanta todo lo relacionado con la mitología y gracias a este cuento aprendí acerca del perro guardián del infierno y de los puntos de vista de los autores sobre las características del portero del infierno. 4. Sí, me pareció realmente interesante leer este cuento. 5. Sí, porque a casi todas las personas les gusta saber acerca de temas mitológicos, de los dioses griegos y los monstruos. Y al leer este cuento, las personas se interesan en leer más y aprender sobre la

68


mitologĂ­a. carlosbimos@hotmail. com

69


Tranvía

70


or fin. La desconocida subía siempre en aquella parada. “Amplia sonrisa, caderas anchas... una madre excelente para mis hijos”, pensó. La saludó; ella respondió y retomó su lectura: culta, moderna.

P

Él se puso de mal humor: era muy conservador. ¿Por qué respondía a su saludo? Ni siquiera lo conocía. Dudó. Ella bajó. Se sintió divorciado: “¿Y los niños, con quién van a quedarse?”

Andrea Bocconi a) Tema del texto (Dos líneas máximo) El machismo de un hombre y como este le lleva a juzgar a las mujeres antes de conocerlas. b) Parafraseo de pocas líneas

Esperaba ansioso aquella parada, ahí siempre podía verla, la madre perfecta para sus hijos. Como siempre se subió, llevaba con ella un libro, “inteligente” pensó. Dijo hola, ella le devolvió el saludo y…él se desanimó, ese acto iba en contra de sus creencias, de sus costumbres, ella saludaba a los extraños... Ella se marchó, y él ahí se quedó, con el corazón partido, y un suspiro en los labios. c) Opinión del cuento El arte de escribir es algo que muy pocos logran, sin embargo escribir cuentos cortos es algo todavía más complicado. El autor consigue llamar la atención del lector de manera inmediata. Al no ser muy descriptivo logra que la imaginación sea la que nos guíe por este texto. Utilizando pensamientos

71


del personaje para pintar la escena, logra volverlo mucho más atractivo. El cuento logro cautivarme, permite que me relacione enseguida con el personaje hasta el punto de imaginarme en esa situación. Además, me encantó la idea de que es muy perspicaz. d) ¿Te ha gustado leer este texto? ¿Incentiva al pensamiento crítico?

al dar estos como “aperitivos”, la gente queda con ganas de más. Además es todo un arte escribir cosas así, y llaman la atención de manera inmediata. Es mucho más fácil empezar con algo de este estilo, y después quedar “picado” y con ganas de más. villa.ana.banana@gmail. com

Sí, me ha gustado mucho, por lo antes ya dicho. Incentiva el pensamiento crítico totalmente, pues deja que el lector sea el imagine la obra, y critica de manera sutil a la sociedad e) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Sí, porque la mayoría de los estudiantes no les gusta leer novelas, pues les parecen muy largas. Pero

72


El eclipse

73


uando fray Bartolomé Arrazola se sintió perdido aceptó que ya nada podría salvarlo. La selva poderosa de Guatemala lo había apresado, implacable y definitiva. Ante su ignorancia topográfica se sentó con tranquilidad a esperar la muerte. Quiso morir allí, sin ninguna esperanza, aislado, con el pensamiento fijo en la España distante, particularmente en el convento de los Abrojos, donde Carlos Quinto condescendiera una vez a bajar de su eminencia para decirle que confiaba en el celo religioso de su labor redentora.

C

Al despertar se encontró rodeado por un grupo de indígenas de rostro impasible que se disponían a sacrificarlo ante un altar, un altar que a Bartolomé le pareció como el lecho en que descansaría, al fin, de sus temores, de su destino, de sí mismo.

Tres años en el país le habían conferido un mediano dominio de las lenguas nativas. Intentó algo. Dijo algunas palabras que fueron comprendidas. Entonces floreció en él una idea que tuvo por digna de su talento y de su cultura universal y de su arduo conocimiento de Aristóteles. Recordó que para ese día se esperaba un eclipse total de sol. Y dispuso, en lo más íntimo, valerse de aquel conocimiento para engañar a sus opresores y salvar la vida. -Si me matáis -les dijo- puedo hacer que el sol se oscurezca en su altura. Los indígenas lo miraron fijamente y Bartolomé sorprendió la incredulidad en sus ojos. Vio que se produjo un pequeño consejo, y esperó confiado, no sin cierto desdén.

74


Dos horas después el corazón de fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre vehemente sobre la piedra de los sacrificios (brillante bajo la opaca luz de un sol eclipsado), mientras uno de los indígenas recitaba sin ninguna inflexión de voz, sin prisa, una por una, las infinitas fechas en que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles. andreacrisalazar@hotmail.com a) Tema del texto (Dos líneas máximo) El texto se refiere a cómo un español intenta engañar a los indios para salvar su vida, ignorando que estos ya conocían sobre el eclipse.

b) ¿Te ha gustado leer este texto? Sí, ya que es muy corto, interesante y fácil de leer. c) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (mitos)? ¿Por qué? Sí porque estas lecturas son cortas y tratan de temas interesantes relacionados con hecho reales como la llegada de los españoles a América. d) Opinión del mito El mito contrasta el hecho de que los españoles se creyeron superiores a los indios americanos, a pesar de que ellos si tenían mejores conocimientos no tomaban en cuenta que los nativos también habían desarrollado sistemas y conocían la astronomía. e) Parafraseo corto

75


El fray Bartolomé Arrazola, al estar perdido en Guatemala, decide rendirse y esperar a la muerte; de todas formas después de unos momentos uno indios lo encuentran. Cuando estos lo iban a sacrificar, Bartolomé al recordar que habrá un eclipse, cree que puede engañarlos y les dice que él puede oscurecer el sol. Los indios lo sacrifican porque lo que Bartolomé ignoraba era que ellos ya anticipaban el eclipse.

76


Mito de

Apolo y Dafne

77


a serpiente Pitón, en la mitología griega, era un monstruo de cien cabezas y cien bocas que vomitaban fuego; era el terror de la campiña de Tesalia porque arrasaba a hombres y animales. Cuenta Ovidio que Apolo, orgulloso por haberle dado muerte, osó desafiar a Cupido, hijo de Venus y de Marte. Este, para castigar tal osadía, cogió dos flechas de su aljaba. Una tenía la punta de oro e infundía amor; la otra era de plomo e inspiraba desdén. Cupido dirigió la primera hacia Apolo, y disparó la segunda a Dafne, hija del río Peneo y de la Tierra. Una violenta pasión por la hermosa ninfa se apoderó entonces de Apolo. Sin embargo ella, herida por la flecha del desprecio, huyó rápidamente tratando de esconderse. Apolo corrió en busca de Dafne, pero ésta, al verse perdida, solicitó la ayuda

L

de su padre. Tan pronto como cesaron sus gritos de socorro, una corteza suave le encerró el pecho, sus cabellos se transformaron en hojas verdes, los brazos en ramas, los pies se fijaron en el suelo y la ninfa quedó transformada en laurel. Apolo, no dispuesto aún a darse por vencido, abrazó el árbol y lo cubrió de ardientes besos, pero incluso las ramas retrocedían asustadas de sus labios. “Si no puedes ser mi amante”, juró el dios, “me serás consagrada eternamente. Tus hojas serán siempre verdes y con ellas me coronaré”. Desde entonces, el laurel es el símbolo de Apolo y con él se galardona a los vencedores, artistas y poetas. Andrea Játiva 17 de junio del 2013 a) Tema del texto (Dos lí-

78


neas máximo)

Parafraseo de pocas líneas

Un hombre que idealiza a una mujer que siempre ve en el tranvía, como la mujer perfecta para formar un hogar. Mas es solo una persona que va en el tranvía junto a él.

La pitón era uno de los seres más temidos en la mitología griega, Apolo orgulloso por haber dado muerte a una, se atrevió a desafiar a Cupido y recibió un castigo por esto. Apolo fue flechado con la flecha del amor por Dafne, mientras que Dafne por la flecha del desdén. Por lo que ese amor nunca iba a ser correspondido y tan pronto cesaron los gritos de auxilio de Dafne, ella se vio convertida en un laurel. Sin embargo Apolo tomó sus hojas y las llevó siempre en su cabeza, convirtiéndose en un símbolo propio, con el cual se conmemora a los ganadores.

b) Parafraseo de pocas líneas El siempre observa a la mujer que sube en aquella parada del tranvía. Cree que es perfecta para ser la madre sus hijos. La saluda ella responde y luego se va, dejándolo con una sensación separación. c) Tema del texto (Dos líneas máximo) El castigo más feo que puede sentir el hombre es el rechazo de un ser amado, y esto fue lo que recibió Apolo por desafiar a Cupido.

d) Opinión del cuento Es un mito muy interesante, ya que a través de la mitología griega, explica el origen de la corona de laureles de Apolo y su

79


símbolo. e) ¿Te ha gustado leer este texto? ¿Incentiva al pensamiento crítico? Sí, debido a que la mitología siempre juega mucho con la imaginación y eso nos permite desarrollar de mayor manera nuestro pensamiento crítico. f) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos? ¿Por qué? Sí, ya que los mitos y leyendas atrapan mucho al lector y son formas muy distintas de explicar el origen de las cosas. andre_jativa95@hotmail. com

80


Mito de Andr贸meda

81


ndrómeda es hija de Cefeo (rey de Etiopía) y de Casiopea, quien pretendía ser más hermosa que todas las Nereidas. Éstas ofendidas, le pidieron a Poseidón que castigara el atrevimiento de Casiopea. Poseidón entonces envía un monstruo a las tierras de Cefeo.

A

Cuando el rey desesperado consulta al oráculo de Amón, éste le predice que la única manera de salvar sus tierras era exponer a Andrómeda, la hija de Casiopea como víctima expiatoria. Debido a los grandes sufrimientos del pueblo, Cefeo se vio obligado a hacerlo. La doncella fue atada a una roca para que el monstruo la atacara y entonces dejara al pueblo libre. Perseo que volvía de matar a la Gorgona, ve a la linda joven y se enamoró de ella, por lo que prometió a Cefeo libe-

rarla con la condición de que se la dieran por esposa. Cefeo aceptó y Perseo mató al monstruo. Luego se casó con Andrómeda. Fineo, hermano de Cefeo, entró en cólera pues Andrómeda le había sido prometida en matrimonio anteriormente. Debido a esto urdió una conspiración contra el valiente Perseo. Sin embrago, éste lo descubre a tiempo y utiliza la cabeza de la Gorgona contra sus enemigos. Cualquiera que viera directamente la maldita cabeza sería convertido en piedra. Así Perseo se liberó de sus enemigos y pudo casarse felizmente con Andrómeda. Se la llevó para Argos y después se fueron a vivir a Tirinto, donde Andrómeda le dio varios hijos y una hija. Conón hace una interpretación racionalista de esta leyenda, donde Cefeo reinaba en Yope,

82


país que sería Fenicia después. Este reino se extendía desde el Mediterráneo hasta el país de los árabes y el mar Rojo. Andrómeda (hija de Cefeo) era muy hermosa y la cortejaban Fénix y su tío Fineo. Después de mucha discusión, Cefeo resolvió casar a su hija con Fénix, pero para evitar una pelea con su hermano, simuló un rapto. Fénix iba a robar a Andrómeda de un islote donde se hacían sacrificios a Afrodita (diosa del amor y de la belleza). Éste lo hace a bordo de una nave llamada La Ballena. Andrómeda no había sido informada del plan por lo que se puso a gritar y a pedir auxilio. Perseo (hijo de Dánae y Zeus) que iba pasando, la escuchó y cuando la vio, se enamoró de ella. Por eso, decidió salvarla.

Con la cabeza de Me-

dusa (la Gorgona), a quien acaba de matar, Perseo petrificó a quienes creía malvados raptores, y rescató a Andrómeda quien se enamoró de él, por lo que se casan y se van tranquilamente a reinar a Argos. a) ¿Te ha gustado leer este texto? b) ¿Crees que incentiva a la lectura este tipo de textos (mitos)? ¿Por qué? c) Opinión del cuento Le dejo aquí las respuestas de las actividades: a) Sí me ha gustado, todas las historias de mitos griegos antiguos me agradan y parecen muy interesantes. b) Sí, en mi opinión los mitos son más atractivos a la lectura que varios relatos de otro tipo, pues son más sencillos, algu-

83


nos fáciles de leer, interesantes, y aunque algunas veces cortos, siempre tienen un fuerte mensaje o moraleja. c) Para mí, lo que en este mito se trata de exponer es cómo la belleza de las mujeres, que aunque a veces las vuelve arrogantes, pone locos a los hombres y los pone en disputa entre ellos haciéndolos cometer actos de gran valentía. Me parece algo exagerado como lo refleja pero es una forma de explicar el efecto de la belleza femenina en los hombres. Antonio del Pozo López (joseant95_pozo@hotmail. com)

84


Taller cuentos