Page 1

Victoria L贸pez

Poes铆as


Designaré mi pertenencia...

Designaré mi pertenecia mi destino según la estructura de la temporalidad. Desplegada hacia el espacio que no contiene nada ...regresaré, y seré la misma en el instante de mi propia aniquilación


¿Por qué el viento me envuelve....

¿Por qué el viento me envuelve en sus voces lejanas? ¿Por qué el sol alarga sus sombraas ...obscureciendo el camino?

.Ningún espejo que pudiera duplicarme todo se reduce al silencio a mi propia ausencia a la finitud de mis sueños Se han robado mis camciones alguién los canta en algún lugar muy lejano. ... El fuego en la chimenea con aromas a palo santo reuerdan la tolderias del Chaco. Los vecinos duermen con las persianas cerradas los pájaros, en sus nidos selenciosos más una paloma arrulla en su blanca casita de madera construida por el jadinero. De repente, el viento se aleja sobre el lago las ramas ya no golpean los ventanales. Entonces, me digo


enterraré a mis muertos para que la niña de las antiguas canciones regrese de nuevo, con las mejillas enrojecidas por las llamas, a mecerse en el viejo sillón de mí padre.


El amanecer se desborda...

El amanecer se desborda sobre las hierbas mientras las veo temblar ...en el rocĂ­o Poseidas por el tibio aliento de una vaquilla saboreando sus dulzuras, van muriendo en el aroma medicinal que nos envuelve. Estoy afuera mirando dentro donde me sueĂąo soĂąando


Soy igual a mi jarrón...

Soy igual a mí jarrón de cristal algunas veces llena ...otras vacía A veces, perfumada como una fresca flor otras lúgubre y obscura con sus tallos muertos


Quisiera sumergirme....

Quisiera sumergirme en el fondo del lago allĂĄ dentro tranquila, silenciosa. ...Las estrellas caen del cielo mostrando la silueta de la obscuridad. Transformada en la madre de mi nacimiento mirĂŠ mi reflejo en el agua y vi que habĂ­a partido


Se han robado mis canciones...

Se han robado mis canciones alguien los canta en algún lugar muy lejano. ... El fuego en la chimenea con aromas a palo santo recuerdan la tolderías del Chaco. Los vecinos duermen con las persianas cerradas los pájaros, en sus nidos silenciosos más una paloma arrulla en su blanca casita de madera construida por el jardinero. De repente, el viento se aleja sobre el lago las ramas ya no golpean los ventanales. Entonces, me digo enterraré a mis muertos para que la niña de las antiguas canciones regrese de nuevo, con las mejillas enrojecidas por las llamas, a mecerse en el viejo sillón de mí padre.


En la última mañana inminente de los tiempos en que todo callaría ...la fuerza de mís pensamientos acechaban en el secreto guardado a sí mismo. Y los sonidos ausentes en los árboles quietos de alas, se sorprenden con mis lagrimas volando como palomas. El tiempo pasará hasta el momento en que pueda escapar de este exilio al que pretendo retener


Último poema 2009

Busco el reposo mirando al lago rizado por los vientos grises del sur, el aroma a jazmín invade la arena sin sol ...y estoy aquí en este lugar tranquilo con los pájaros rojos del crepúsculo Harry impone su presencia con una fuerza muy dulce sin obstácuos, sin velos escucho sus pisadas tras mis pasos He aprendido a no mirar atras He aparentado ignorar el origen de esta insertidumbre no franquearé límites de luz u obscuridad el espíritu está sereno la escrtura que dejaba oir mi voz se ha quebrado es inútil agitar las agua rizadas por los vientos grises del sur.

El hallazgo de lo efímero condensado en una hoja cayendo en mi pelo fugaz, marchita, se hace parte de este instante. ...


La vida canta entre la ramas un pájarillo acicala sus plumas una y otra vez ¿para quién? Todo está inmovil la nostalgia es el eco del paisaje los aromas del guayabo merodean (a esta mujer que envejece) como aquel que sabe de las grandes profundidades. La campana del portón cuenta que alguién ha llegado la soledad se va


No estaba escrito en la arena...

No estaba escrito en la arena no se lo llev贸 el viento ni fueron las olas retirandose con su espuma, simplemente tu nombre se borr贸

.


Ningún espejo que pudiera duplicarme...

Ningún espejo que pudiera duplicarme todo se reduce al silencio, a mi propia ausencia y a la finitud de mi sueños


Mis pensamientos se buscan...

Mis pensamientos se buscan, se escapan, y aĂşn sabiendo que ...muchas veces me capturan me abandono a esa inercia que se pierde en las complicaciones de mi mente. El minotauro en el laberinto, la apoteosis del heroe aplastando la bestia y las princesas que duermen mil aĂąos, son imagenes que irrumpen desde la delgadez del espejo provocadoras, infranqueables. Entonces, no alcanza el lenguaje para contar, palabra a palabra, todas aquellas historias improbables, sin treguas, que me transportan al filo de la fabulas.


El laurel en la cocina...

El laurel en la cocina el romero en el huerto en la chacra las espigas ... para el maiz pisado en el mortero En la siesta la hamaca bajo el techo de paja, en los cantaros jarros de hojalata Los soplos de los vientos secan el so贸-pir煤 y tu llegada es anunciada arreando al ganado que levantan el polvo de la tierra


La luna se alarga

La luna se alarga con una gravedad soĂąadora sobre mis pĂĄrpados dormidos. ...Extendida sobre la arena digo adios porque cuando nacen las estrallas voy muriendo por tĂ­


Los dĂ­as pasan....

Los dĂ­as pasan como el agua que se pierde en el ocĂŠano ...lejos, lejos Empapada por la espuma los veo partir sola, sola.


La noche llega

La noche llega más tarde que de costumbre frágil ...como un ruiseñor que canta El miedo cruje como sí todo se enredara y el alma saliera a mi encuentro Una hoja cae, las sombras tiemblan en los rincones mientras todos duermen en sus alcobas silenciosas Entonces, una canción brota en la radio con la voz de mi madre, yo suspiro como un pájarillo y quedo quietecita para escucharla


MorirĂŠ amando la palabra escrita....

morirĂŠ amando la palabra escrita sus voces son los suspiros del espĂ­ritu en los momentos invisibles de las transformaciones


Me hechiza el aroma...

Me hechiza el aroma a flor de coco y los montes silvestres ...atravesando el camino Los bambĂşes susurran al medio dĂ­a con el viento norte en las amarillas ramas LĂĄstima no puedas escucharla


No busques tus huellas

No busques tus huellas en mis secretos ...Ni tu invierno en mis noches Cuando el silencio fuĂŠ palabra olvidĂŠ tu nombre.


Fui aquélla...

Fuí aquella que un día amaste y yo no era ... La tierra tibia el musgo en la montaña y me dejaba fuí miel sobre tus sueños y perdí el camino


Los espejos callados

Los espejos callados me miran en silencio reflejándome ausente, en la hora en que me escondo ...como si ya no fuera de aquí lo más lejos de mí misma. El papagallo escapa del vecino y casí sin darse cuenta me abre un espacio de palabras sin intimidad, sin protección, son voces que se alojan en mi corazón y brotan como granos de arena en el viento de los tiempos futuros Es como encontrar una gota de lluvia en los días de gran sequedad (aquellos que calman la sed del alma), para así descubrir la ley de mi destino antes de que se desvanezca en el reflejo los nuevos colores de las plumas verdes rojas, amarillas. Si, designaré mi nombre a los pajarracos parlachines a las aves comedoras de insectos a los loros que devoran los frutos del mango y a esas grandes nubes del exilio que se alejan con los ruidos del trueno sobre la tierra


Ya no busco los caminos

. Ya no busco los caminos que llenan los dĂ­as busco las preguntas ...que tienen un proposito el alma de a tierra se esconde de las multitudes porque se encuentra en el silencio de los olvidado


Me abrigué en la noche de tu cuerpo

Me abrigué en la noche de tu cuerpo para desperezarme en tus brazos ¿ qué sabíamos de las cosas de la tierra y de las aves que traviesan en círculos ...las encrucijadas de la vida? ¿ de las ropas esparcidas llenas de promesas tan breves, y eternas en recuerdos? Por eso iré por allí con el aroma que dejaron tus besos y apagaré la luz que brillaba en mí alcoba para que nadie conozca mi temor.


Sentada veía caer la lluvia...

Sentada veía caer la lluvia inmisericorde de repente,un precioso rayo de sol se refleja en el cristal, ...los cielos se abrieron y la habitación se llenó de una extraña claridad. Y ese precioso rayo de sol con desinteresada inocencia rompió aquel estado de separación creada por las nubes obscuras. Fué una relación tan sagrada tan intima que nada pudo interrumpirla ni aún, la infinita magestad de la naturaleza cerrando de nuevo los cielos.

.


Todo permanece inmutable...

todo permanece inmutable los recuerdos son sueĂąos que se extienden hasta el lago ...el croar de las ranas llenan el vacĂ­o de mi alma, en el agua pondrĂŠ un fragil papel lleno de mensajes. y un farol para iluminar con serenidad.


Soy...

Soy una serie de acontecimientos que se ordenan entre sí lo más próximo a mi origen en el más puro repliege ...de mi propia historia Me has examminado tan rigurosamente sin tener en cuenta mi necesidad de representarme a mí misma


No s贸lo es franquear la puerta...

No s贸lo es franquear la puerta la identidad se tambalea se divide ...los recuerdos son tan errantes como obstinados, m谩s ya no funcionan como antes. Esta nueva vida que v谩 naciendo visible no puede apagarse, pues las huellas frescas indican que ese clamor distorsionado por la distancia ya no logra impresionarme.


Por qué será que...

Por qué será que en diciembre todo es como un sueño ...aletargado En la siesta encendida las santa ritas colorean de rojo los cantos de cigarras La brisa va llegando del lago embriagando con fragancias a limoneros y guayabos Los pájaros celebran los sabores retenidos entre los mangos Y me hechiza el aroma a flor de coco en los montes salvajes frescos como cantaros.


Encontré sangre...

Encontré sangre en el metal clavado en mi pecho, y tu mirada en la noche ...de estrellas marinas me alzaré en los días de largas lluvias donde las huellas de tus gritos se pierdan en la sal de las espumas.

encontré sangre en el metal clavado en mi pecho, y tu mirada en la noche ...de estrellas marinas me alzaré en los días de largas lluvias donde las huellas de tus gritos se pierdan en la sal de las espumas.


Abriré este corazón...

Abriré esta corazón de mujer sobre tu pecho, el vacío se llenará de ti ...prenderás sobre mi cuerpo las más bellas estrellas cubriré el cielo con mi luz la luna vagará sobre las playas a la deriva escuchandome susurrar los más dulces sonidos siguiendo las huellas de tu boca.


Viejos escritos

Viejos escritos de cuando aĂşn era muy joven. Hueles a orilla verde de rios, a embriones y niĂąos ...que aĂşn no han nacido, a arena caliente de una siesta sin sombras tu, el del aliento sobre mi pecho madera dulca engendrando aromas al sol de los vientos y montes


テ[ame como el mar

テ[ame como el mar ama las playas y puertos lejanos, como olas que irrumpen ...sobre estrellas marinas que tus besos sean como higos llenos de miel con tus manos apretando y conteniendo al universo


Reposo en la serenidad

Reposo en la serenidad de un instante frente al mar con los vientos de toda la tierra anunciando la aurora ... Las algas, la sal soledad en los charcos soledad en las conchas marinas, retornaré como aquella que fuí una noche llena de alas ¿qué había entonces que no encuentro hoy y rechaza el olvido?


He sido despojada...

He sido despojada de mi palabra de su dialética, ...habría que aligerar mis pensamientos de todo lo que pudiera recordar el mutismo profundo es un lenguaje que me ha separado de mi voz, y se pierde en lugares de silencio ¿ qué tenemos que decir cuando callamos? ¿resplandecer al otro lado del espejo multiplicada en mil vacíos?


En la noche de la niña perdida

En la noche de la niña perdida acabando de retomar la palabra ...de instalarme en ella, mi voz se multiplica encerrada en su estructura ¿Cómo podré reconocer los diálogos con el espíritu? si a partir del lenguaje tomado a sí mismo los gritos se han dejado romper hasta la orilla de lo infranqueable sólo hasta allí


La soledad llegó..

La soledad llegó hace muchos años no quiere partir, llegó con su voz sofocada en el misterio ...de las confesiones improbabes, las palabras cuestionadas renuncian a ser escuchadas. Sin embargo, la escritura es tan ligera que se hace oir sin interrupciones y me acusa de contar todo lo oculto en mi alma ¿Seré yo quien se ha encariñado de tantas ausencias donde se anuda el silencio no hablando de ello porque pesa lo que quieero decir?


Los sentimientos se mecen...

Los sentimientos se mecen en el viejo sillĂłn de mi padre, tal vez mi hogar le pertenezca de no ser asĂ­ no estarĂ­a sentada en ĂŠl


Muchas veces me voy al campo...

Muchas veces voy al campo antes de derrumbarme, resonando van los gritos en los secretos perdidos cuyos nombres no recuerdo ya. ... Y una muy grande necesidad de lenguajes saturados agotan mis sentidos, que me hace imposible escuchar la tristeza que se aleja en los vientos azules llevandose mi imagen en el lago


Eres...

Eres el despertar de innumerables muertes tu ...apĂŠnas sin nombre bello como estrella marina dulce como plegarĂ­a a la luna descalzo sobre la arena creces como lluvia de una tarde llena de besos borrando soledades sin edad sin territorio sin origen


Pienso que soy...

Pienso que soy un gran pan que Dios va preparando un dĂ­a pone sal ...otros me deja leudando amasar y amasar a su gusto nunca estoy sĂ­ me deja reposar con el mazo vuelta a empezar


Hojas rojas de Manhattan

Hojas rojas de Manhattan como pĂŠtalos se alzan en el viento del Central Park Âżno era yo la que gustaba sentarse frente al oso que gira ...en melodĂ­as olvidadas del reloj? buscando los caminos que no busco ya.


La libertad se hace mundo...

La libertad se hace mundo en este destino de soñarme soñando en la cosmogonía de mis vivencias ...Lo esencial no es mi presencía en mis palabras o diálogos que se dirigen a mi encuetro como un cumplimiento que no puedo descifrar y que me hace victima de mí misma como un fondo esencial de las ausencias


Aun cuando soy una mujer

Aun cuando soy una mujer sin sombras, sin reflejarme en los que partieron más allá de los montes al final de mi otoño caminaré sobre los treboles y sobre campos llenos de sol con mi voz que no se attreve a turbar este silencio y cuando el viento gira las hojas sobre el lago soy feliz

Poemas de Victoria López  

Poemas publicadas por Victoria López en "El club de las poetisas" de Facebook

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you