Page 87

87

carácter permanente, en tanto no disminuya el problema de la violencia feminicida; F) El Estado deberá cumplir con sus obligaciones y no cederlas a organizaciones civiles, como en el caso de la Casa Xochiquetzal cuyo antecedente fue el Centro de Atención Integral de Servicios (CAIS) de la CDHDF, cedido a INMUJERES y a la Fundación Semillas quienes la sostuvieron por un periodo. Sin embargo, en el año 2011 se observó la debilidad económica actual para ofrecer la atención adecuada a adultas mayores. De igual forma debe evitarse otro caso como el descrito en la recomendación 04 del año 2009 de la CDHDF referente a “Casitas del Sur”.

Considerando lo expresado hasta aquí, se propone la creación de un equipo de trabajo coordinado entre varias instituciones federales y estatales del país, apoyados por organismos de la sociedad civil y monitoreados constantemente.

El Modelo de Atención Integral Único (MAIU) tendría que incluir los rubros de Prevención, Detección, Recuperación de la Víctima, Atención y Reinserción contando con la reparación del daño y las condiciones favorables para el ejercicio pleno de sus derechos humanos.

En base en el cuadro que integra las fases de Violencia Feminicida en las víctimas, resulta indispensable anotar que para erradicar el problema de TPFES lo deseable es diseñar políticas públicas para evitar el problema de la esclavitud sexual. Puesto que, una vez que la persona ya está siendo sometida a la trata sexual, se requiere un mayor presupuesto y muchas más acciones de: 1) Detección, a través de la propia víctima o por algún otro medio que facilite la denuncia del delito; 2) Recuperación, lo que implica darle seguridad tanto a ella como a sus hijas e hijos o algún otro familiar o conocido que se encuentre en riesgo, debido a la denuncia y en tanto se persiga y sancione con prisión al delincuente; 3) Dar atención adecuada e integral requiere cubrir las necesidades básicas de las víctimas en el área de salud física y mental, así como brindarle la oportunidad de estudio, capacitación y de trabajo y 4) Asegurar en su sentido más amplio, pero limitativo al mismo tiempo, por decisión de la propia persona, que logre acceder a otras alternativas de vida que eviten la violación de sus derechos.

Por último, se presenta un avance, grosso modo, de algunas tareas específicas enlistadas previamente en el cuadro Detección-Necesidad, que fundamenta el Modelo de Atención Integral Único:

Segundo informe del Observatorio  

El Segundo informe del Observatorio contra la Trata de personas DF

Advertisement